Issuu on Google+

Nacimiento de la idea del Nacimiento de una Idea DIĂ LOGOS CON MI DAIMON


PARTE 1 - Jueves 8 de Agosto, 2013


-¡Ya lo tengo! Cuatro paredes completamente en blanco. Individuo pela chícharos sentado en el mismo lugar durante todo el video. Un loop aeroespacial acompaña su labor. Conforme pasa el tiempo y a medida en que más y más vainas de chícharo son peladas, las paredes se empiezan a llenar de listas de palabras, nombres y conceptos hasta quedar el cuarto tapizado con éstas, y una suculenta crema de chícharos lista para comerse. -Me está gustando mucho. -El recurso es el mantra: la repetición exhaustiva de un sonido o actividad que permita “abrir la ventana”. -¿Cómo? - Sí. Las respuestas yacen en nosotros, solo debemos buscar el silencio de la mente para encontrarlas. Para ello utilizamos el mantra: la repetición exhaustiva de un sonido o actividad que no implique clase alguna de desgaste intelectual o físico para alcanzar, así, un estado alterado de conciencia o de gracia. -¿Y qué se busca lograr con esto? - Mostrar de manera simbólica el proceso heurístico; es decir, expresar plásticamente el vaciado de la mente, su silenciamiento, y el encuentro eventual del individuo con el estado propicio para la creación. Pero todo desde una misma cosa: la propia mente. Un chícharo puede aparentar ser muchas cosas, más nunca deja de ser un chícharo.

-2-


Claro que primero se deben mostrar la recolección de información y los estímulos necesarios para que, a través del mantra, la mente pueda procesar virtuosamente todas las entradas y generar salidas. - Bueno, pero sin forzar un racional… nunca en creatividad. La regla es lo que un día dijo Frank Cahill de Warner Lambert: “Even an idiot would understand this!” Lo cual no pretendió ir por la bobería, sino por algo que no requiera de explicaciones sino que se perciba, se presienta, haga sentido sin mayor explicación. Y respecto a la originalidad en la forma, se debe considerar la realización con tanto cuidado como la idea (el fondo) en sí. - Cuidar a detalle que idea y forma sean impecablemente simbólicas y entendibles. Sí, y ¿cuál sería el beneficio social? - El beneficio social es la exaltación de la genialidad del individuo. Es un motivante. Es una invitación a regresar a uno mismo para encontrar las respuestas que le aquejan y dejar de embrutecerse con electrónica o con vicios. - Mmmhhhh… no sé si se logre entender así. Estoy de acuerdo pero no lo veo fácil de captar. Más bien parece como un voto a favor de la sencillez, pero no algo que otra persona se pueda poner y usar. Dicho de otra forma: ¿cómo se distribuye esta idea de modo que otros al verla sean tocados y cambiados? - Ahí es donde entran los recursos cinematográficos, algo así como el chícharo que cae, la palabra que aparece... no sé. -Sí, nuevamente en la forma. -¿Y la innovación? -Bueno, digamos que aún no soy de aquellos que encontrarán la cura contra el cáncer o inventarán la máquina del tiempo. Siento la palabra “innovación” tan gastada y mal utilizada, que al solo pronunciarla ya perdió sentido. Es como en la actualidad en nuestra ciudad con palabras como “chic” o “gourmet”: ya cualquier revista de moda o sociales es “chic” y cualquier puesto de tacos de la calle es “gourmet”. El respeto por los conceptos que hacen la palabra se pierden y cada vez se vulgarizan más... -3-


PARTE 2 - MiĂŠrcoles 14 de Agosto, 2013.


- ... Ayer hubo junta. Reuní a Taylor como productor y a Ro Giorgi como directora de arte. A ambos parece gustarles mucho el proyecto pero lo ven inconcluso. Dicen que quiero llegar a algo muy bueno, pero que no llego. Hay método pero no hay propuesta final. Se queda en el camino. Sé que no necesita ser algo material. ¿Se puede llegar a algo y continuar con lo conceptual, evidenciar mi propuesta pero de manera diferente? Quizá la propuesta obvia sea el mantra como vehículo para el silencio de la mente y, por consiguiente, de la generación de ideas. Es como preparar el suelo para sembrar semillas pero, ¿cómo lo concretizo? - Creo que lo que pasa es que se tienen dos líneas cuando debe ser una: la primera –y creo que es la válida- es la de “la mente silenciosa es el mejor motor creativo”; pero para ello hay que buscar cómo silenciarla y la propuesta es limpia chícharos (o cualquier otra cosa que haga las veces de mantra; podría ser tejer una cobija, partir leña, ver las olas romper en una playa desierta, etc.) Entonces, creo que se ha estado dando demasiada importancia al mantra y poca al resultado (la mente silenciosa como motor creativo) y quizás es donde los amigos dicen que no concluye. Puede intuirse pero es difícil hacerlo; está demasiado abstracta la idea. Claro que ahí está el arte, pues en el arte uno debe dejar una parte abierta a la interpretación del público. Pero en este caso muy en particular, aparte de lo creativo (artístico) se espera una aportación. Las aportaciones, por principio, deben establecer una diferencia con otros paradigmas; por lo tanto, hacer comparaciones, transitar por el tiempo y demostrar resultados del nuevo paradigma. Esto último para que la conclusión (la fácil percepción de la idea estilo Frank Cahill) efectivamente suceda sin tener que ser vulgarmente explícito, que el público se alinee fácilmente, intuitivamente a la idea; que se familiarice y se adhiera sin darse cuenta más que por la sensación de alegría y bienestar que la idea le dé.

-5-


El paradigma propuesto es que la mente silente es más poderosa que combinada con cualquier cosa. El tiempo debe ser demostrado mediante el paso de un estado quizás ansioso, distraído, algo exasperado (sin obviedades brutales, sin vulgaridad), hacia el primer y muy largo final del video en que vemos al personaje limpiando ensimismado, con gracia y habilidad, tranquilo. Lo demás ha desaparecido del escenario. Y el segundo final, breve y amoroso, mostrará al personaje comiendo la crema de chícharos con respeto y deleite en esa comunión de simples, naturales y pacíficos agradecimientos que se mencionó antes. Que es la aportación social. Para esto se debieron mostrar durante el período de inquietud, esas formas que irrumpen, escandalizan, pervierten, deforman, distraen, obstaculizan, nublan la mente (estupefacientes, tecnología).

¿Ayudé? - Sí, el mantra, o sea limpiar chícharos, ese acto mecánico, repetitivo y largo que no necesita de atención, que abstrae, que ensimisma es el que silencia la mente para que sea creativa. Hacer después una sopa con los chícharos debe ser como una catarsis entre los chícharos y el individuo: éste le agradece a los chícharos haberle dado esa abstracción y los chícharos le agradecen haberlos hecho útiles. A pesar de nunca haberlo experimentado, presiento que es una clase de Kensho o Satori publicitario, donde las aguas de la mente serenan, las olas calman, la turbidez se aclara y percibimos directamente el reflejo de la luna de la verdad. -Sí, ¿cuál es la nueva propuesta entonces? ¿contra qué comparar? -Tú mismo lo dijiste: la propuesta para ser creativo, altamente creativo, es ese estado que brinda el silencio de la mente vs los viejos paradigmas de lo conflictivo de los estupefacientes (alcohol, drogas, cigarro, café, sexo) y vs el oropel y el artificio de lo tecnológico.

-6-

-Claro, y ese pedazo de realidad que te llevas a la mente silenciada es el chícharo, porque un chícharo siempre será un chícharo, o como dijo la celebre escritora y mecenas de Picasso & Co, Gertrude Stein: "una rosa es una rosa es una rosa". Y entonces tu mantra es alrededor de la simpleza de la realidad (el chícharo), realidad a la que luego agradeces comiéndotela en calidad de sopa, fundiéndola contigo. La realidad entonces (el chícharo) es forma (mantra) y fondo (la idea que surgirá de ahí). Bueno, y ¿cuándo empiezas producción? -Nunca. -¿Por qué? - Porque hacerlo traicionaría todo lo que he estado hablando.


2013. Guadalajara, México. . Idea & texto / Sebastián Quiróz Ilustraciones & diseño editorial / Rocío Giorgi


Nacimiento de la idea