Page 11

Acercando la región al país El 21 de mayo de 2010, cuando Chile entero aún estaba conmovido por la tragedia del 27 de febrero, el Presidente Sebastián Piñera convocó a todos los chilenos a abrazar una causa grande, noble y audaz, pero plenamente factible: alcanzar para nuestra generación, la generación del bicentenario, a hacer de Chile, antes que termine esta década, un país desarrollado y sin pobreza, un país capaz de darles a todos sus hijos las oportunidades de desarrollo material y espiritual que sus padres y abuelos siempre soñaron, pero nunca alcanzaron. Para avanzar hacia esta sociedad de oportunidades, seguridades y valores, el Presidente Sebastián Piñera puso en marcha un ambicioso programa de gobierno, con metas y plazos muy concretos y con la mirada puesta en los compatriotas de cada una de las 15 regiones del país. La Región del Libertador General Bernardo O’Higgins es parte fundamental de la historia y del patrimonio de Chile. Con una tradición huasa y costumbres de campo, la zona es atravesada por fértiles valles, permitiendo la manifestación palpable de la tradición rural más típica de la zona central de nuestro país, así como el desarrollo de una importante industria agroalimentaria. Pese a ese legado, al comienzo del Gobierno del Presidente Sebastián Piñera, diversos indicadores económicos y sociales mostraban que la región tenía importantes tareas pendientes. La paralización de la tercera etapa del proyecto del embalse Convento Viejo, las promesas no ejecutadas de la remodelación del Estadio El Teniente y la carencia de un centro regional para desarrollar la cultura eran algunas de las tareas inconclusas

en la región. Pero, sin duda, el hecho que marcó el actuar del nuevo gobierno, en marzo de 2010, fue la tarea de levantar la región luego de los daños ocasionados por el terremoto y tsunami del 27 de febrero de ese año. Todos estos antecedentes llevaron al gobierno a formular el Plan O’Higgins. Presentado por el Presidente Sebastián Piñera el 13 de enero de 2011, su principal objetivo era reconstruir y garantizar las oportunidades para acercar a O’Higgins hacia la configuración de una sociedad más desarrollada, sin pobreza, libre, próspera y justa. Sobre la inversión del plan de desarrollo regional que contemplaba dos mil 170 millones de dólares, el Presidente Piñera aseguró que es “probablemente la cifra de inversión más alta en la historia de esta región. Y, por tanto, quiero llamar a sus habitantes a que tomemos nuestro destino en nuestras propias manos y que seamos capaces de cambiar la historia. Tenemos que reconocer que todavía no hemos sabido aprovechar plenamente el potencial de la Región de O’Higgins. Es una región que tiene cuatro motores muy poderosos, y ustedes los conocen. La agricultura, la minería, el turismo y la pesca tienen que ser los cuatro grandes motores que permitan a esta región reencontrarse consigo misma y aprovechar en plenitud su potencial”. El Plan O’Higgins contempló un conjunto importante de medidas que se enfocaron fundamentalmente en materias como la reconstrucción, educación, salud, la región como potencia agroalimentaria, mejoramiento de la calidad de vida de todos sus habitantes y la reducción de la pobreza.

Introducción

O'Higgins final.indd 11

11

18-02-14 16:50

VI - Región de O´Higgins  

Desarrollo del "Plan O´Higgins" durante el gobierno del Presidente Sebastián Piñera.