Page 1


LA BASCA

Rapiña(COL) /flickr.com/photos/adhmadd/ behance.net/Rapina

Pavel Muñoz Ayona(PERÚ) /Revolucionzine.wordpress.com Eme A Noreña(COL) /comicbooknigger.blogspot.com/

norenha.tumblr.com/

Juan Camilo Ocaña Ochoa(COL) miaburridavidaenvinetas.blogspot.com/ ectoplasmafanzine.wordpress.com/

Carolina Hernández(COL) AlejandroValenciaVargas(COL)

flickr.com/photos/alejandrovalenciavargas/

Luciérnaga T(COL) /luciernagate.blogspot.com/ Andrés Buitrago(COL) Sara Serna (COL) /flickr.com/photos/sserna Sebastián Correa (COL) /pop-unculture.tumblr.com

Rapiña


Sebastiรกn Correa

Carolina Hernandez


AlejandroValenciaVargas

LIBERACIÓN

Por Uno Muñoz

Las fuerzas me traicionaban, sin embargo, no dejaba de correr pues me sentía emocionalmente avalado por mis compañeros de ruta, quienes, al igual que yo, buscaban poner a buen recaudo el maravilloso tesoro sustraído. La irresistible oscuridad de la noche hacía que nuestros atuendos negros fueran imperceptibles hasta para el ojo mejor calibrado, vestimenta la cual nos asemejaba a una guerrilla ya que todos portábamos también un obligatorio pasamontañas. Por mi parte, ya seguro de saberme alejado del lugar de los hechos desarropé aquel bello ser jadeante para poder apreciarlo mejor. Constaté en primer lugar casi instantáneamente que sus enormes ojos caramelo conspirarían a que el incipiente cariño desemboque irremediablemente en un imperecedero amor; inmediatamente ese ser de orejas caídas empezó a lamer repetidas veces la máscara que traía como agradecimiento por el hecho de haberlo rescatado de esa mediocre universidad en donde era objeto de sistemáticos y terribles maltratos en nombre de la ciencia. La muestra de cariño produjo en mí, como raras veces ocurría, una súbita confianza personal por lo que opté, forzado también por el calor que tenía, por quitarme lo que ocultaba mi rostro.


El perro giró levemente su pequeña cabeza, ladró en número de veces impar y efusivamente empezó a lamer mi cara, sin importarle las horribles quemaduras que tenía producto de un accidente que sufrí siendo aún muy niño, accidente que transformó radicalmente mi vida y sobre todo la forma en que “los otros” me observaban. 1:30 p.m. del día siguiente, ya instalado en el comedor de la cárcel diaria que representa la multinacional donde trabajo, humanos inmisericordes devoran al por mayor, cadáveres de seres inocentes; uno de aquellos, perteneciente al género más estúpido de esa destructiva especie seudo racional comenta a los presentes: -¿Se enteraron que ayer, otra vez esos delincuentes atentaron contra mi alma mater para rescatar a unos perros sarnosos? Enseguida mirándome de reojo, como casi todo el mundo lo hacía, me dice: -Frito, tú que eres vagano, perdón vegano, ¿no habrás sido uno de esos terrucos, no? En medio de un océano de risas por decisión o compromiso, prontamente levante la cabeza para mirar a ese extraño ser directamente a los ojos y decirle: -Si maldito insensible, yo estuve entre ellos. Dejando atrás la cara de estupefacción de los que se prestaron para la mofa, me levanté de la mesa para, después de muchísimo tiempo, darme cuenta quienes eran los que deberían ocultar sus rostros, luego de casi toda una vida de vergüenza injustificable, me convencí que quienes deberían vivir con una máscara y jamás quitársela, eran ellos.

Sara Serna


Juan Camilo Ocaña Ochoa

*Basado en ‘el principio del placer’ de René Magritte

Luciernaga T


Eme A Noreña

Andrés Buitrago

*Philip Glass con máscara extraña comprada en el hueco.


Le Charcuterie

Basca:

f. 1.Pandilla de amigos./2.Ansia, desaz贸n en el est贸mago cuando se tienen ganas de vomitar./3. Agitaci贸n nerviosa que siente el animal rabioso.

Muchas gracias a todos los participantes de este primer n煤mero.


Basca zine  

Basca zine