Issuu on Google+

2010

La casa misterio. Una historia basada en hechos reales, los nombres de los personajes que en ella aparecen, han sido cambiados para protegerlos.

Sebastián Vélez Castaño Inem Felipe Pérez


La casa misterio. Introducción: Esta novela cuenta la historia de una familia que

después

de

comprar una casa que estaba

muy

comienzan

barata, a

pasar

algunas cosas extrañas, después con el tiempo los

dos

pareja,

hijos

de

la

comienzan

a

entender un

poco lo

que sucede con la casa y el porqué ocurren esas extrañas cosas. Poco a poco empiezan a descifrar el misterio que esconde la casa y su relación con los propietarios anteriores y el porqué una casa tan grande y con tanta tierra estaba tan barata.

Tema: Suspenso

Estilo: Sencillo.

Narrador: Protagonista.

Espacio: Una casa en medio del campo.

2


La casa misterio.

Biografía: Me llamo Sebastián Vélez Castaño, naci en el año de 1993 el 25 de junio en Pereira-Risaralda-Colombia, mi madre se llama Isaura Castaño Ramírez, mi padre se llama Julio Cesar Vélez Pulgarin. Mis primeros estudios los ice en el Juan Pablo segundo, en el cual estuve hasta segundo de primaria, después fui a estudiar en el San Fernando y allí estuve hasta quinto de primaria, ahora estoy en el Inem Felipe Pérez en el cual llevo siete años estudiando y hoy en día estoy cursando el grado decimo.

Dedicatoria: Esta novela se la quiero dedicar a Erika Alejandra Miranda . Por ser una gran persona que quiero y estimo mucho.

Capítulos: esta novela cuenta con un solo capitulo en el que se desarrolla toda la historia.

Sobre que estoy escribiendo: En esta ocasión, escrib o sobre una familia común y corriente, la cual se muda a una nueva casa, que alberga misterios, se cuanta

3


La casa misterio. sobre dos hermanos que intenta averiguar por sus propios medios que es lo que pasa en su nueva casa .

Los personajes que tendrĂĄ esta historia son:

*Cristian el protagonista. *Bryan que es su hermano. *Los padres. *Un sacerdote. *Una seĂąora. *George y Giovanni-los primos. *Otras personas a las cuales no se les menciona el nombre.

4


La casa misterio.

odo empezó en un frio día, era tenaz, íbamos en la

T

camioneta de mi papa, estábamos mi mama, mi papa, Bryan y yo Cristian.

Estábamos felices porque nos dirigíamos a una nueva casa que adquirió mi papa.

El camino era muy largo y con rasgos que daban miedo, tenía oscuros senderos y grandes y viejos arboles, era tanto e so camino que ni siquiera avían señales de tránsito ni de publicidad de ningún tipo. Unos minutos después por fin pudimos ver un aviso e madera con letras rojas que decía “bienvenidos”.

Cristian grito de felicidad.

-Bryan le pregunto ¿Por qué gritas?

-grito de felicidad ya que por fin hemos llegado a nuestra nueva casa, y en esos momentos pasamos por enfrente del letrero, y vi que todos sonrieron.

5


La casa misterio. Bryan comenzó a mecer el carro, le dije que se quedara quieto pero no quiso hacer caso, estaba tan content o que no le paraba ni cinco de bolas a lo que los demás le decían, a lo lejos pude ver una silueta de una casa, en ese momento le pregunte a mi padre

-¿esa es nuestra nueva casa?

Y él respondió

-sí, esa es nuestra nueva casa.

Bueno después mi papa estacion ó el carro, entonces no bajamos, pero cuando mire la casa, sentí que me corrió un escalofrió por todo el cuerpo seria tal vez porque esta casa estaba muy apartada y además era tétrica, era muy grande y oscura por todas partes que se le miraba, me acerque a mi hermano y pude ver que el también tenía la piel de gallina, cuando nos acercamos a la puerta me entregaron las llaves para que fuera el primero en abrir la nueva casa.

Cuando la abrí, salió un viento helado, esa puerta estaba como que mucho tiempo quieta y chirriaba, todo estaba muy oscuro pero pude ver un largo pasillo y que al fondo avía una puerta grande que estaba sellada con canda dos, le pregunte a mi padre que avía detrás de esa puerta y él me dijo que no sabía pero que con alguna de todas la llav es que le dieron podrían abrirla, pero eso sería después cuando estemos acomodados totalmente.

6


La casa misterio. Pero yo quería saber que era lo que avía adentro, entonces le insistí a mi madre hasta que por fin me dio todas las llaves, empecé a intentar con todas las que a vía pero ninguna abrió el candado.

Escuche que Bryan me llamaba desde afuera para que viéramos una alcoba inmensamente grande, fui hasta donde estaba y la pude ver, era realmente grande, yo ya tenía mucho cansancio y mis parpados se iban serrando lentament e, entonces me llamo mi madre y me dijo que no me durmiera, que ayudara a mi padre a bajar las cosas de carro, entonces me dirigí hacia el carro y comencé a bajar cajas de cosas que de las cuales algunas eran muy pesadas y me tocaba pedirle ayuda a mi padre, mientras yo bajaba las cosas del carro, los demás se dedicaban a acomodarlas y en eso tardamos como una hora.

Cuando entre a la casa después d e haber terminado de bajar todo mis padres nos colocaron a escoger el cuarto en el que estaríamos, Bryan escogi ó un cuarto de el segundo piso y entonces yo también subí, aunque en el primer piso también avían buenos cuartos pero pensé que la segunda planta era mejor, vi un gran cuarto con una gran ventana y hay mismo lo elegí.

Comenzamos a acomodar nuestras camas para irnos a dormir, yo coloque mi cama cerca de la ventana para que me entrara buen aire, porque me daba mucho calor, me gusto mucho mi cuarto porque podía ver mucho desde la ventana, podía ver una parte de la entrada y un sendero que avía al otro lado de

7


La casa misterio. la casa, era un viejo sendero que ya casi no se veía , estaba tapado por la maleza y el musgo, cuando oscureció y ya estaba acostado, comenzó a ventear, era tonto el viento que me empecé a asustar porque le tenía miedo a el viento, comencé a ver en la pared una mano de esqueleto que se movía y estaba a punto de gritar, pero me dio por asomarme a la ventana y era un árbol seco el que asía el reflejo entonces mejor corrí la cortina y la pieza quedo totalmente oscura, no sé si será de todas las casa nuevas per o siempre tienen un toque de misterio porque uno no la conoce, y mas esta que era muy grande, tenía dos pisos habitables y una azotea la cual tampoco hemos ido a ver, también tiene el sótano que debe ser esa puerta serrada con el candado.

Al otro día cuando nos levantamos, desayunamos comida enlatada, porque no se avía comprado nada todavía, después mis padres dijeron que tenían que buscar un supermercado o algún centro comercial en el cual poder hacer un mercado, entonces dijeron que no sabían a qué distan cia estaba el supermercado más cercano y que no

Sabían a qué hora podrían llegar así que no nos fuéramos muy lejos y que si nos daba hambre que avían mas enlatados en la nevera.

Para pasar el tiempo, nos colocamos a jugar escondite y así se nos aria el tiempo más rápido.

8


La casa misterio. Le tocaba a Bryan contar y a mi esconderme, Salí corriendo para mi cuarto y me metí debajo de la cama y entonces algo sonó, era como una pequeña compuerta para guardar cosas y de inmediato la abrí y me escondí adentro, Bryan termino de contar y me comenzó a buscar por to da la casa, cuando subió al segundo piso, entro a mi cuarto yo me quede en silencio, cuando de pronto escucho un ruido, como si alguien se me acercara por la espalda y me tocara un hombro, me dio tanto susto que abrí la comp uerta rápido y salí corriendo, ice tanta bulla en mi huida que asuste a Bryan y el también salió corriendo del susto, el y yo gritando por toda la casa hasta la salida, cuando paramos Bryan me pregunta que me avía pasado y yo le conté lo que me avía sucedi do, a él le dio tanto miedo que se coloco blanco y comenzó a temblar.

Teníamos que quitarnos ese miedo así que dije:

-porque no subimos y vemos que es lo que era.

Y Bryan dijo

-y que tal que haya algo y nos atrape y nos mate, yo no quiero morir tan joven.

Y yo le dije

-vamos que yo voy de primero.

9


La casa misterio. Comenzamos a subir las escaleras lentamente, estábamos sudando frio, nos temblaban las piernas, yo creo que teníamos la

adrenalina

al

100%

pero

aun

así

seguimos

subiendo

lentamente hasta que llegamos a la puerta, nos agachamos para mirar debajo de la cama, vimos la pequeña compuerta, pero estaba tan estrecho que mejor corrimos la cama y comenzamos

a

abrir

lentamente

miramos adentro no avía

nada,

la

compuerta,

solo telarañas

cuando y polvo,

entonces las serramos y b ajamos a la sala a esperar a nuestros padres, cuando llegaron nos pidieron el favor de que les ayudáramos con las bolsas del mercado que eran muchas y que cuando termináramos, nos daría algo rico para comer, y así fue, nos dieron hamburguesa a los dos porq ue ellos sabían que teníamos mucha hambre.

Al día siguiente cuando estábamos ya vestidos, quisimos salir a conocer los alrededores así que cogimos las bicicletas y salimos a la carretera, estaba muy mala, tenía agujeros y en algunos pedazos solo era panta no a causa de las constantes lluvias que avían ávido, encontramos baria casas muy bonitas y otras no tanto, pero estaban como a un kilometro de la nuestra. Quisimos apostar una carrera, así que fuimos a un terreno plano y trazamos una línea de llegada con ramas, cuando arrancamos Bryan me comenzó a ganar porque el tenia una bicicleta mas nueva que la mía y cuando menos pensó, piso una piedra y perdió el equilibrio, cayendo y repelándose la rodilla, le comenzó a salir sangre en gran cantidad y me

10


La casa misterio. toco llevarlo a la casa más cercana que avía , tocamos la puerta y nos abrió una señora que se asusto cuando vio la pierna de Bryan sangrando tanto.

Nos dejo pasar y le izo una curación que le detuvo el sangrado, la señora era muy formal, nos dio un refresco y nos pre gunto qué asíamos por ahí tan lejos, que esta era una zona en la cual casi no pasaba la gente, nos pregunto que donde vivíamos, nosotros le respondimos que en una casa como a un kilometro de aquí, ella dijo que si oscurecía esta son se volvía peligrosa, porque rondan algunos animales peligrosos, así que mejor nos fuéramos rápido, nosotros le asimos caso y nos dirigimos para la casa, el camino era largo y como estaba oscureciendo, se asía aun más largo que antes.

Cuando por fin llegamos a nuestra casa, nuest ros padres estaban preocupados porque ya eran como las seis y treinta de la noche, nos preguntaron que donde aviamos estado

que

porque Bryan esta sangrado, nosotros le contamos que aviamos ido muy lejos y que Bryan se tropezó con una piedra, y estaba sangrado mucho así que me toco llevarlo a las casa más cercana que avía, en donde le hicieron una pequeña curación para que le parara el sangrado.

Cuando le terminamos de contar lo que avía pasado, ella nos dijo que mejor nos fuéramos a descansar que mañana er a otro día para seguir jugando, nosotros todavía no teníamos sueño así que nos fuimos para la alcoba de ellos y todos nos colocamos a ver televisión .

11


La casa misterio. Cuando ya era demasiado tarde ahí si nos dijeron que nos fuéramos a acostar, yo iba caminando lentamente cuando mire la puerta, la cual tiene vidrios por los lados, me asuste mucho al ver la silueta de una persona que estaba mirando para el interior de la casa, cuando parpadee ahí mismo se desapareció, yo pegue un grito que se escucho en toda la casa y que iz o que mis padres se levantaran. Me preguntaron qué avía pasado con un tono de susto, yo les dije que avía visto a una persona parada en la puerta que ahí mismo se desapareció, y ellos me dijeron que eso era causa del cansancio yo estaba tan asustado que le dije a mi madre que si podía dormir con ellos y ellos me dijeron que si, mi padre no estaba tan a gusto porque la cama no era tan grande.

Bueno así pasamos normal algunos días, mi padre consiguió un nuevo trabajo como comerciante de autos, el siempre aví a sido bueno asiendo negocios y esto selo avía recomendado un amigo del que también lo asía, mi padre tenía una camioneta que solo tenía unos poquitos añitos y que él la podía cambiar por otra de menor valor y le encimaban el dinero, yo no es que este muy a gusto con eso porque si cada vez va cambiando por una de menor valor eso sería como vender el carro a cuotas hasta quedar con un carro malo y aviándose gastado todo el dinero.

Mi madre estaba buscando también un trabajo

porque no

quería quedarse todo el día solo cuando Bryan y yo volvamos al colegio, pero no era seguro el trabajo así que por ahora estaría en la casa.

12


La casa misterio. En cuanto a el estudio avía un problema y era que la casa quedaba muy lejos de la carretera y no llegaba el transporte así que a mi padre le tocaba llevarnos hasta el colegio todos los días.

Nos toco cambiar de colegio porque el que teníamos quedaba el doble de lejos que este otro, además se dice que este es mucho mejor, cuando entramos como siempre uno se siente des ubicado, pero comencé a v er personas con las que me puedo relacionar más fácilmente, solo he podido ver a Bryan en los descansos porque él está dos grados más atrasado que yo, pero lo bueno de estar en bachiller es que ya nos dan dos descansos no como en primaria que solo era uno. Cuando volvemos a clases yo me siento un poco atrás para que los profesores no me vayan a preguntar cosas y que si digo algo mal entonces seme burlan y eso no me gusta. Cuando terminamos la agotadora jornada nos tenemos que colocar a esperar a nuestro padre para que venga por nosotros, es algo bueno de su nuevo trabajo, que no tiene que cumplir horarios ni darle cuentas a nadie .

Cuando llegamos a la casa, saludamos a nuestra medre y subimos a nuestra habitaciones

para cambiarnos, luego

bajamos y almorzamos, el almuerzo estaba muy rico porque ya eran como las dos y media, porque el viaje hasta la casa se demoraba como cuarenta y cinco minutos, y no estamos acostumbrados a esas ornadas tan largas sin comer.

13


La casa misterio. Pasados algunos días después de que hubiesen arregl ado el teléfono porque lo avía dañado una tormenta de las que caen en la noche, recibimos una llamada de la familia que decían que Iván a hacernos una visita, para conocer la casa y todo lo demás.

Cuando llegaron pudimos ver que también venían unos primos y que con ellos podríamos jugar mucho, salimos el grupo de primos que eran George, Giovanni, Bryan y yo. Salimos y les contamos de un sendero lleno de maleza y entonces cogimos palos para poder tumbara las matas, cuando comenzamos a abrirnos paso por el, pude ver un pedazo de tela desgarrado por un arbusto, era como si alguien hubiera pasado corriendo y se hubiera enredado y sele rasgara el vestido por el diseño que tenia la tela. Eso quiere decir que este sendero antes era utilizado para alguna cosa o par a llevar

a algún

lugar,

seguimos más adelante y el sendero comenzaba a desaparecer, era como si el tiempo estuviera asiendo de las sillas con el camino. Más adelante solo avía un espeso y oscuro bosque, el sendero por lo que parecía seguía por ahí, pero no quisimos seguir

porque

de

pronto

hubiese

un

pantano

o

arenas

movedizas, uno nunca sabe lo que se puede encontrar en un viejo camino, preferimos devolvernos para la casa, pero no podíamos encontrar el sendero por el que aviamos vuelto, y entonces estábam os perdido, comenzamos a caminar todos muy cerca porque estábamos asustados, escuchábamos como si alguien

nos

persiguiera,

escuchábamos

ramas

que

se

quebraban cuando algo o alguien las pisaba , también podíamos ver rasguña duras en los ar boles, estábamos tan asustados que

14


La casa misterio. todos corrimos tanto que llegamos a la carretera y seguimos corriendo hasta que llegamos a la reja de nuestra casa y nos trepamos

por

encima

para

poder

entrar

más

rápido

y

colocarnos a salvo, cuando nuestros padres nos vieron así nos preguntaron:

-

¿Que las ha pasado?

-

Nos ha perseguido algo o algu ien en ese sendero, hay que taparlo antes de que alguien se meta por ahí y nos haga algo.

Inmediatamente cogimos un gran rollo de alambre que estaba en la azotea y tapamos ese camino para que nadie se pudiera meter de ninguna manera. Ya estaba demasiado tarde u estaba cayendo una fuerte tormenta que izo que la visita se quedara, porque si se iban con esta tormenta el carro seguro se atrancaría en la carretera y quedaría varados en la mitad de la nada y eso sería lo más malo que les podría pasar.

Entonces les toco dormir en otras habitaciones que no avían sido habitadas

cuando comenzó a oscurecer

todo se coloco

muy oscuro y comenzó a llover con unos vientos muy fuertes , fue tanta la tormenta que hasta se fue la luz, todos estábamos todavía despiertos y nos tomo por sorpresa, bajamos a la sala y encendimos

varias velas

todos

estábamos

esperando que

llegara la luz, en toses para matar el tiempo nos colocamos a contar cuentos de miedo, supusimos que era lo más apropiado para una noche como esta en la que la penumbra cubre todo.

15


La casa misterio. Compensaron a contar estos cuentos:

Todo empezó hace muchos años, en mi pueblo, que por aquel entonces solo era un pueblito mas de los muchos perdidos entre las montañas de Asturias. Mi pueblo como ya he dicho era pequeñito, apenas tenía una pequeña plaza con iglesia, un parque, una pequeña cárcel y una escuela, con todas las casa apiñadas alrededor. Pero aún así estaba muy orgulloso de su escuela: era una de las mejores de toda la cuenca, pues era bastante grande y estaba al alcance de todas las familias, aunque los profesores escaseaban. Pero un buen día, un día de clase, un grupo de alumnos estaban haciendo manualidades con su profesora. Tendrían apenas 8 ó 9 años, y se lo pasaban en grande con el barro y las pinturas. La profesora, una joven muy guapa y que había empezado hacía apenas un mes, puso la radio para oír el parte del tiempo, pues la clase se iba el día siguiente al monte de excursión. Pero a la mitad del parte, un hombre con voz muy grave cortó la comunicación y dio una noticia de última hora:

"les comunicamos que se ha escapado un peligroso asesino de la cárcel del pueblo... por favor, les rogamos que cierren herméticamente puertas y ventanas hasta que sea detenido. “Gracias"

16


La casa misterio. Los niños se asustaron mucho y con razón; la cárcel quedaba muy cerca de la escuela. la profesora los tranquilizó y se puso a contarles historias para que se calmaran y se olvidaran un poco de aquello, pero a una niña le entraron muchas ganas de ir al servicio... la \"profe\", con la poca experiencia que tenía y después de lo que habían dicho en la radio, no sabía si dejar a la niña ir, pero ésta insistía tanto que al final la dejó; antes de marchar, acordaron una contraseña para saber que era la niña y no el temido preso: cuando llegara, tenía que dar tres golpes en la puerta y arañarla dos veces. La niña se fue al baño, pero nunca volvió. El preso, que estaba escondido en un lavabo, la obligó a que le dijera la contraseña y luego le cortó la cabeza. La profesora estaba ya preocupada, habían pasado veinte minutos y la niña aún no había vuelto. Pero de pronto, en la puerta se escucharon tres golpes y dos arañazos: es ella, pensó la joven. Pero al abrir la puerta, se encontró con el cuerpo sin cabeza de la pobre niña....de un salto, el preso entró en la clase, y entre gritos de terror y dolor, acabó con todos los niños..... Sólo la profesora quedó con vida, pues logró saltar por una ventana....

Hoy en día está en un psiquiátrico, no puede parar de repetir una y otra vez: tres golpes y dos arañazos, tres golpes y dos arañazos.... la escuela estuvo a punto de ser derrumbada, pues solo traía malos recuerdos, pero al final la dejaron. Dicen que si entras, en el baño podrás ver la cabeza de la niña, que te

17


La casa misterio. mira fijamente con ojos llenos de terror, y que en la clase, chorrean sin parar regueros de sangre por las paredes......

Luego otro conto otra historia:

En la Casa Vieja

Hola me llamo Flavio y tengo 32 años de edad, soy de Guadalajara JAL. México. Pues, soy un fanático de tu pagina ya que das oportunidad de expresar algunas historias, que por algún motivo nos han sucedido, pero que existe esa necesidad de platicarlas, soy fanático de historias de terror y esto no es casualidad pues he tenido experiencias paranormales, desde muy pequeño.

Todo comenzó cuando yo tenía 4 años y nos habíamos cambiado a una casa muy vieja en Zapopan JAL. Ya de por sí una colonia vieja.

Bueno esa casa tenía su historia, según cuentan los vecinos del lugar, que en esa casa vivía Una viejecilla sola y enferma, eso sí Con muchos perros, el cual los llamaba como si fueran sus hijos, esta viejecilla era cuidada por una vecina de la casa del frente, el cual le daba sus medicinas todos los días por las tardes y algo de comer pues esta vecina llamada Lupe o

18


La casa misterio. Guadalupe, no recuerdo... Ahora vecina de nosotros amiga de mi mama, platicó que una noche se percato de que en la casa de la viejecilla, sus perros ladraban y maullaban, Lupe fue enseguida para ver que estaba sucediendo al llegar se dio cuenta de que la viejecilla había muerto.

Fue encontrada tirada en el piso de su habitación, con todas sus medicinas tiradas le había dado un infarto. Después l a casa fue vendida y rentada a nosotros, por quienes la verdad desconozco, ni, mi mama se acuerda. Bueno, aquí es donde entro yo.

Tuve varios sucesos relacionados con la viejecilla, este es uno de ellos de hecho el primero. Pero antes quisiera darles una descripción de la casa ya que son casas muy grandes, sobre todo porque tienen mucha profundidad.

Entras, puerta principal empieza el patio, a un costado están las recamaras y la sala de TV, ese patio te conduce a otro patio más grande en donde se encuentra un baño y la cocina, una cocina muy grande, la cual te llevaba a un pequeño patio cruzas y sales a un corral y al fondo otro baño, que es el que funcionaba.

Con enjarres de tierra y piso de mosaicos. Bueno ahora sí. Una tarde yo paseaba por el patio grande cerca de la casa, era una tarde nublada, como si quisiera llover, solo estábamos en casa, dos hermanas mayores que yo y el más pequeño y yo. Mi madre estaba trabajando, mi padre no vivía con nosotros, el

19


La casa misterio. más pequeño dormía en el cuarto mi hermana la mayor estaba con los quehaceres de la casa, mi otra hermana no recuerdo y pues yo estaba jugando por toda la casa.

Del patio me fui a la cocina y después al patio pequeño, que conduce al corral, lo último de la casa.

Regularmente esa puerta que conduce

al patio pequeño

siempre está cerrada, pero estaba abierta y me metí, como cualquier niño travieso y curioso. la verdad eran rincones de la casa que jamás había entrado, todo era extraño y feo para mí, con un hedor horrible por todo el lugar, no quise entrar más adentro porque sentí mucho miedo había un árbol que se empezó amover con el viento y tuve un impulso de volver adentro, pero una ráfaga de viento cerró la puerta azotándola con un tundente y aterrador ruido chillante, y no podía entrar porque la puerta se abre por dentro, no sé qué paso un sonido atrajo mi atención, un sonido que provenía de los muros y el árbol, yo le gritaba a mis hermanas pero estas no me escuchaban, cuando de pronto escuche que alguien me estaba llamando con sonidos y del árbol se empezó haberse una especie de mancha negra flotando en el aire, esta sé hacia más grande y más grande, empezó hadar forma de una persona, para ser preciso de una mujer ya grande muy pálida de su rostro, ya no quise mirar más, solo golpeaba la puerta desesperación, mi llanto era inconsolable, como sentía mi piel que se estiraba al sentir que esa cosa se me acercaba, cuando de pronto, la puerta se abrió.

20


La casa misterio. Era mi hermana y la abrase como loco ella desconcertada me abrasó y pregunto qué pasaba, no le conteste por mi l lanto des consolable y nunca les conté hasta después de grande, a pesar de lo que paso, no fue algo traumatizante para mí, pues seguí jugando por toda la casa claro menos allí, pues me cerraron la puerta. No dejo de pensar en lo que paso aquella tarde, ni que sería la única vez, pues sentía que sería el comienzo de algo espantoso. Y así fue.

Cuando terminaron de contar sus historia, ya estábamos temblando de el miedo, y nada que volvía la luz, en ese instante comenzamos a

escuchar extraños ruidos como que

estaba otra persona en la segunda planta, como si alguien estuviera arrastrando un costal o algo parecido, se sentía que las tablas de el piso de arriba chirreaban, después se escucho un ruido en la cocina, los platos comenzaron a moverse como si estuviera temblando, estábamos tan asustados que mejor salimos y nos metimos en los carros respectivamente, los carros estaban parqueados justo al frente de la casa y podíamos ver casi todas las ventanas, en la casase podía ver que las cortinas se movían, se podía ver siluetas de personas con ropa blanca y desgarrada, era muy extraño porque las cortinas parecía que el viento las movían, lo raro es que en la casa no avían ventanas abiertas y mientras estábamos ahí no se sentía ni siquiera una pequeña corriente de aire.

Las siluetas de personas seguían apareciendo por toda la casa, cuando estábamos en los carros comenzamos a sentir que se

21


La casa misterio. movían, se tambalean de un lado para otro como si los empujaran con gran fuerza.

Comenzamos a hablar sobre que íbamos a hacer con respecto a los fantasmas ya que no podíamos vivir en una casa en la que cada que cae una tormenta se alborotan y alguien podría salir lastimado o hasta muerto, porque desde afuera se podía ver que lanzaban cosas de un lado para otro, decidimos que iríamos a contactar a la persona que le vendió la

casa a mi

padre y que le diríamos que nos devuelva el dinero para así poder comprar otra mucho mejor . No nos podíamos quedar toda

la

noche

en

un

carro

así

que

decidimos

iros

inmediatamente, no podíamos esperar que la tormenta parara, solo encendimos los autos u comenzamos a salir de ahí, la carretera estaba demasiado lisa y empantanada, pero menos mal nosotros teníamos un carro 4x4 y era fácil pasar por todo ese pantano, pero el ot ro auto no era así entonces nos toco parar antes de una gran subida que avía, porque estaba empantanada y tenis dos grandes agujeros en el paso, mi padre y el conductos de el otro auto se bajaron y sacaron una gruesa cuerda que mi padre tenía, les toco aguantasen la lluvia que caía abundantemente, cuando por fin los lograron amarrar, pudimos ver que un gran viento se acercaba por el lado de la carretera por

el que veníamos, mi padre se subió lo más

rápido que pudo al carro y arranco jalando el otro con tod a la fuerza que tenia, las llantas estaban patinando tanto las de nuestro carro como las de el otro que les estaba comenzando a salir humo, lentamente pudimos cruzar ese mal pedazo de

22


La casa misterio. carretera y seguimos hasta la casa de mis primos a quedarnos allá.

Cuando llegamos a la casa, estábamos muy exhaustos, eran como la una de la mañana y solo colocamos una tendidos en el suelo para dormir. Estaba tan exhausto que me dormí de inmediato y también estaba tan asustado que tuve pesadillas, soñé que los fantasmas no n os habían dejado salir de la casa, que intentábamos abrir la puerta pero no éramos capases de ninguna manera, que empezaron a caer libros sobre nosotros de la biblioteca de mi padre, que dentro de la casa asían vientos muy poderosos que hasta nos empujaban de un lado para otro, que hasta la lluvia nos caía dentro del la casa, los espíritus o fantasmas como se les pueda llamar, no se dejaban ver, solo se manifestaban tirando objetos y con gritos que lo paralizaban del susto a cualquiera, en ese momento est aba tan asustado que me desperté gritando y pataleando,

desperté a

todos, me preguntaron qué avía pasado, yo les dije que avía tenido una espantosa pesadilla y que no se preocuparan porque

ya

seme

avía

pasado

el

miedo,

así

que

seguí

durmiendo.

Al día siguiente nos fuimos a acompañar a mi padre a hacer el reclamo, fuimos hasta la oficina de su trabajo, cuando llegamos, mi padre le dijo que porque no nos avía advertido al menos que la casa tenia espíritus que molestaban, que hasta por eso sería que una casa tan grande y con tan buen terreno estaba tan barata, el señor dijo que no era problema

23


La casa misterio. que cuando firmaron escrituras ya era problema del, y se fue y dejo a mi padre con la palabra en la boca.

Mi padre estaba tan disgustado que pensó hasta colocarle una denuncia, pero menos mal que mi madre intercedió y le dijo que mejor nos consiguiéramos un sacerdote para que haga un exorcismo y así la casa quedaría libre de espíritus.

Por mi parte no quería volver a esa casa, tan solo pensar que otras personas que la est uvieron viviendo en esa casa, ya estaban muerta y que su alma avía quedado en esa casa, yo quería saber más sobre los espíritus y de cómo hacer para sacarlos de una casa, así que me coloque a investigar y pude entender que cuando se siente la precedencia d e un ente sobrenatural, es porque la esencia de esta persona ha quedado marcada en un plano existencial es porque la persona en ese momento está sufriendo mucho, es porque la persona sufre un evento tan traumático y poderoso.

Pues con lo que entendí esas almas en pena, estaban ahí porque algo malo avía pasado y debe de estar relacionado con la puerta que lleva al sótano y que esta serrada con un gran candado y mi deber era averiguarlo.

Mi padre consiguió un sacerdote que estaba dispuesto a sacar los espíritus de la casa, entonces nos pusimos en marcha para la casa, cuando llegamos pudimos ver que todo estaba muy desordenado y que algunas cosas no estaban como un Cristo de metal que estaba pegado de una pared, era como si lo

24


La casa misterio. hubieran arrancado con algo caliente porque la sombra del Cristo estaba como echa de ceniza, el sacerdote al ver eso dijo, esto es obra de un ser muy maligno y poderoso que debe estar controlando a las demás almas.

Por lo que parecía esta iba a estar difícil, dijo el sacerdote, a mi me mandaron a regar agua vendita por toda la casa, para purificar un poco la zona.

A mi padre lo colocaron a leer en voz alta un pasaje de la biblia mientras el sacerdote iba por toda la casa rezando unas extrañas frases que no podía entender.

Todo

estuvo

muy

tranquilo

por

un

rato,

hasta

que

comenzamos a sentir un frio extremo, era como estar dentro de una nevera, se comenzaron a escuchar las puertas y las ventanas abrirse y cerrarse con gran fuerza, paso un rato en el que no paso nada fuera del común y después el frio comenzó a desaparecer.

El sacerdote dijo que el exorcismo avía sido todo un éxito, que los espíritus se habían ido a descansar en paz, cuando dijo eso, sentimos un gran alivio y a que así no tendríamos que vender la casa.

Después llevamos al sacerdote a donde el dijo que lo dejáramos, después volvimos a la casa en la que aviamos pasado la noche, cuando llegamos todos se abalanzaron a preguntar qué avía pasado en el exorcismo, mi padre los hiso

25


La casa misterio. calmar a todos y también los s entó, les comenzó a contar con pelos y señales que era lo que aviamos hecho, cuando termino todos se alegraron por las almas que avían ido a descansar en el más allá.

Decidimos volver a la casa, pero como mis padres son un poco religiosos, compraron Cristo de los que se pegan en las paredes y los hicieron bendecir, que con eso ya no volvería a pasar nada, cuando llegamos, nos toco comenzar a arreglar otra vez la casa, volver a colocar todo en su respectivo lugar, los

libros

en

sus

respectivas

estanterías,

c olocar

las

fotografías en su lugar y lo que avía sido destruido iba directamente a la basura, lo que mas estaba des organizado era el primer piso, los cuartos de Bryan y el mío estaban casi que como las habíamos dejado

Después de varias horas de organizar y acomodar todo, me dirigía hacia la puerta para toma aire fresco, pero pase por un lado del pasillo que en el fondo tiene la puerta con el candado, seme despertó de nuevo la intriga por saber que había adentro, pero al mismo tiempo me dieron escalofríos d e pensar que ese pudo haber sido el escenario en que pasaron las atrocidades que debieron vivir las personas que habían habitado antes esta casa, los escalofríos me recorrían todo el cuerpo tan solo con pensar que un sótano podía esconder tenebroso.

Yo ya no me aguantaba las ganas de poder saber ese misterio,

26


La casa misterio. Pero en ese momento llego Bryan y me dijo que si salíamos a caminar un rato, yo pues acepte porque no quería que él fuera solo, salimos a la carretera y comenzamos a hablar sobre una promesa que nos había hecho nuestro padre, de que si nos portábamos bien en la casa y nos iba bien en el colegio, no regalarían

un

Xbox

para

poder

pasar

el

tiempo,

pues

quedamos en que nos esforzaríamos lo mas que pudiéramos para poder ganárnoslo. El tiempo senos paso muy r ápido y avía comenzado a oscurecer, ya nos habíamos alejado mucho de la casa y caminando no podríamos llegar antes de que oscureciera, apuramos el paso pero el sol se había escondido por completo, solo podíamos ver un poco parte de la carretera, era una noche sin luna lo cual la hacía muy oscura, los sonidos de los grillos y búhos nos comenzaron a asustar, nos acercarnos el uno al otro para poder mitigar el miedo, a los lados de la carretera comenzamos a ver cosas que se movían, no sabíamos si era nuestra i maginación o qué, pero lo extraño es que los dos las veíamos al mismo tiempo, nos comenzaron a temblar la piernas, nos sudaban las manos y sentíamos que la adrenalina nos recorría todo el cuerpo. Seguimos caminando para llegar rápido a la casa, en la carretera de pronto vimos una sombra que parecía la de un hombre, con un sombrero y un cigarrillo, nos asusto mucho porque solo podíamos ver la silueta oscura y tampoco veíamos que el cigarrillo estuviera encendido, de pronto callo un rayo que nos izo parpadear, cuando abrimos los hojas, la persona ya no estaba, se había desaparecido en un abrir y cerrar de ojos.

27


La casa misterio. Eso nos paralizo del miedo y no pudimos hacer más que abrazarnos y cerrar los ojos, estábamos muy de buenas porque no pasaron más de dos minutos más cu ando nos ilumino la luz de un carro, eran nuestros padres que nos buscaban.

Cuando llegamos a la casa, nos pidieron la explicación, el porqué a esas hora no habíamos salido de la casa, que nos abría podido pasar algo malo si ellos no hubieran ido a buscarnos,

ye

les

explique

que

estábamos

cansados

de

arreglar la casa, y queríamos tomar aire, entonces salimos a dar una vuelta y estábamos muy entretenidos ablando y senos paso el tiempo, que nos perdonaran pero que como no teníamos reloj, no había forma de saber la hora.

Mis padres fueron comprensivos y solo nos dijeron que tuviéramos cuidado y que no se viviera a ocurrir.

Yo estaba cansado así que subí a mi cuarto y me tire en mi cama, me arrope con la cobija y cerré los ojos para poder dormirme.

Corriendo desesperado en un bosque en donde no sabía que me esperaba detrás del siguiente árbol, un bosque tenebroso, un sendero acabado, solo se podía ver el siguiente árbol, le estaba huyendo a algo que me perseguía, sentía su presencia, el me sentía a mí, sedien to de sangre me perseguía, su

28


La casa misterio. próxima víctima seria, desesperado so sabia asía donde me dirigía, .llegando a un cementerio que al parecer ya no iba nadie,

corrí

hasta

esconderme

detrás

de

un

mausoleo,

aterrado por el lugar, un viejo cementerio plagado de t umbas descuidadas, deterioradas por el pasar del tiempo, una densa neblina que fue cubriendo el lugar, eche un vistazo a mi alrededor, cuando lo vi.

Una persona de gran estatura con su cara cubierta por un pedazo de tela viejo y sucio, un traje de carnice ro manchado de sangre, y en su mano un gran y viejo cuchillo, mellado por donde selo miraba, pero mortal a la hora de usarse.

Me escondí detrás de una gran lapida que me ocultaba de su asesina mirada, su lento y firme caminar, observaba cada fracción de terreno que tenia al frente, lanzando un grito de agonía y rencor.

Mire la lapida con la cual me ocultaba, decía Bryan guzmán castaño 1994 y el resto no era legible, quede petrificado al ver que la tumba sobre la cual esta, le pertenecía a mi hermano y que observando mi alrededor, podía ver otras dos tumbas, me

29


La casa misterio. acerque para ver de quien eran, decían Luz Mari Castaño Ramírez, y en la consigna decía “que descanse en paz tu alma”

Sorprendido por lo que acababa de ver, ¿Cómo paso? Y ¿yo porque sigo aquí?

En ese momento, es visto por quien lo buscaba, Salí corriendo hasta que me tope con un callejón sin salida, este ser, seme acerco y empuñando fuertemente su cuchillo, su brazo tomo impulso y sentí que le tiempo transcurrió más lento, seme detuvo la respiración mientras la punta del cuchillo se acercaba Asia mi, cuando estaba la punta frente a mi ojo izquierdo, sentí que inhalaba hasta el fondo y el alma seme devolvía al cuerpo, y pude con una bocanada de aire saber que estaba dormido.

Ese sueño fue muy extraño y tenebroso, era por mucho la peor pesadilla que jamás hubiese tenido, me levante de la cama empapado en sudor, aun me temblaban las piernas y no coordinaba bien mis movimientos. Baje a la cocina y me tome un vaso de agua, porque no aguantaba la sed, mi madre se acababa de despertar y fui a recostarme con ella mientras seme pasaba el susto, ella me noto un poco extraño así que le conté que había tenido una horrorosa pesadilla, pero que ya

30


La casa misterio. seme estaba pasando y que no se preocupara que todo estaba bien.

Cuando despertó Bryan, subí y le conté la pesadilla, el me dijo que de pronto, ese sueño tenía que ver algo con la casa, porque no era normal para los don tener pesadillas, así que lo pensamos

detenidamente

y

concluimos

que

era

mejor

tomarnos las cosas en serio y saber que tenía que ver la casa con los fantasmas que la estaban a vitando y que les había sucedido, que lo primero que haríamos era saber qué había detrás de esa puerta a como dé lugar.

Lo teníamos que mantener en secreto p or lo menos hasta saber algo concretamente, decidimos esperar a un día en que quedáramos solos y poder forzar la puerta, pero a la vez era un riesgo que nosotros solos en la casa, la abriéramos y no saber que hay adentro, de pronto algo sale y nos ataca.

Así que mejor decidimos preparar todo la necesario para cuando nos decidiéramos, subimos a mi habitación y corrimos mi cama, abrimos la compuerta secreta en el suelo y comenzamos a guardar las herramientas necesarias, yo busque por toda la casa, una maseta por si nos tocaba golpear el grueso candado, una segueta por si no funcionaba la maseta, comenzar a cortar el candado a la mitad, un cincel por si

31


La casa misterio. tampoco funcionaba la segueta, comenzar a golpearlo hasta que

se

abriera.

Todo

lo guardamos

en este

escondite ,

corrimos mi cama y dejamos todo como estaba para que no se dieran cuenta de que habíamos tomado barias herramientas .

Pasaron unos días comunes y corrientes, comenzábamos nuestro día temprano, madrugando para ir a estudiar, en el colegio intentábamos ganarnos

el

ir lo mejor que

premio,

cuando

pudiéramos

terminaba

la

para

jornada,

esperábamos a que llegara nuestro padre pa ra llevarnos a casa, un día mi padre tenía una diligencia para hacer y no nos podía llevar hasta la casa, no le quedaba tiempo. Así que nos llevo a la única empresa de transporte que llegaba casi hasta nuestra casa, el medio de transporte eran unos viejos jeeps, como era el uno medio por el cual llegar hasta esta zona tan apartada, viajábamos muchas personas, y a mí me toco parado en la parrilla, era muy estrecho y casi no había espacio para colocar las manos porque éramos como cuatro en esa parrilla. Cuando el jeep se detuvo en su última parada, el conductor nos dijo, hasta aquí los puedo traer, de aquí en adelante les toca caminar, nos bajamos y le page el pasaje al conductor, nos había dejado realmente lejos, era como media hora a pies hasta la casa, comenzamos a caminar y el camino se as ía cada vez

más

largo,

caminábamos

y

parecía

que

caminábamos

nunca pero

avanzáramos más que unos pocos metros.

32

fuéramos parecía

a

llegar,

que

no


La casa misterio. Decidimos

parar

para

descansar

un

poco,

estábamos

sedientos, el camino de apr oximadamente ya lo habíamos recorrido, ya habían pasado como casi una hora y apenas a lo lejos se podía ver la casa más cercana a la nuestra , nos separaba

una

finca

ganadera

que

si

la

cruzábamos

directamente, nos conducía casi hasta nuestra casa, yo le dij e a Bryan que porque no la cruzábamos, que no se veían animales sueltos en el terreno, y así podríamos llegar mucho más rápido.

Para entrar en esa propiedad, teníamos que saltan una reja como de dos metros y medio, era muy alta y tenía alambre de púas encima, nos ingeniamos la forma de pasar subiéndonos a un árbol que estaba a bordo de la carretera y una de sus gruesas ramas cruzaba la cerca, saltamos y en menos de un minuto ya estábamos al otro lado, comenzamos otra vez a caminar, ya nuestros estómagos no s rugían del hambre, nos habíamos pasado más de dos horas el almuerzo y nuestra madre debía estar también muy preocupada, en nuestro caminos nos topamos con un árbol de mangos, unos grandes y jugosos mangos maduritos, apenas para calmar el abre que teníamos, yo me subí a él y comencé a tirarle mangos a Bryan para que los fuera guardando en su maletín, cuando de pronto suena un disparo de escopeta, eran los dueños de la finca que estaban asiendo disparos de advertencia, queríamos que nos fuéramos inmediatamente de allí. Ese disparo me asusto mucho e inmediatamente me baje de el árbol y le dije a Bryan que corriéramos antes de que soltaran a los perros, y efectivamente cuando ya nos faltaba poco para llegar a la

33


La casa misterio. carretera, comenzamos a escuchar los ladridos qu e cada vez se acercaban mas a nosotros , llegamos a la reja y no encontramos ningún árbol para subirnos y poder cruzar al otro lado, los perros ya casi nos alcanzaban así que yo le dije a Bryan que cogiera el maletín vacio y comenzara a subir, que yo con el maletín lleno de mangos era capaz, la reja tenía unos agujeros muy angostos y era difícil subir, mas aun cuando se llega arriba que están los alambres de púas y avía que tener mucho cuidado de no enterrarse una de esas, los perros ya avían llegado y de gr andes saltos me intentaban morder, pero les faltaba un poco para lograrlo, cruzamos la cerca solo con unos pocos rasguños nada más.

Estábamos ya muy cerca de nuestra casa, volteamos en una curva y ahí estaba nuestro hogar dulce hogar, cuando tocamos a la puerta, nadie nos abría, debería estar nuestra madre pero parecía estar sola la casa, cuando de repente se abre la puerta y era mi madre, le preguntamos que porque se demoro tanto en abrirnos y nos dijo que era que estaba al teléfono ablando con mi padre, preguntándole el por qué nosotros todavía no habíamos llegado. Nosotros le explicamos que el jeep nos había dejado muy lejos y el camino era muy largo.

Después

almorzamos

y

subimos

a

nuestros

cuartos

a

cambiarnos el uniforme, me acor de de los mangos, los saque del maletín y le dije a Bryan que porque no íbamos a fuera a comérnoslos, bajamos y mi madre nos vio y entonces le

34


La casa misterio. pregunte que si quería uno y ella lo recibió y se fue a comérselo,, fuimos a fuera y comenzamos a pelarlos y nos comimos unos, pocos p orque no teníamos hambre, luego los guarde para después por si queríamos mas, luego íbamos a entrar a la casa, pero algo llamo mi atención, le di la vuelta a la casa, había un pequeño espacio que separaba la casa de la aguadilla, un pequeño espacio como de cuarenta centímetros, realmente pequeño pero pase al ras de la pared, mirando la pared hasta que vi una pequeña ventanita que serbia para que entrara luz al sótano, me agache a mirar, pero la luz era muy poca, solo alcanzaba a distinguir una caja de cartón, que ya estaba amarilla de todo el sol que avía estado recibiendo todo este tiempo, de pronto sentí algo como si me observaran, sentí unos pasos en el pasto, en la esquina de la casa cuando mire, pude ver la silueta de una pers ona que ahí mismo se corrió, me levante pensando que podría ser un ladrón pero cuando voltee, no había nada, todo estaba muy solo y callado, eso me izo dar escalofríos así que me entre para la casa, subí a mu cuarto y saque las herramientas de el escondite en el que las teníamos, baje con ellas y mi madre cuando me vio me pregunto qué era lo que iba a hacer con eso, yo le respondí que iba a abrir la puerta del sótano, ella me dijo que si no era capaz que podía mejor esperar a mi padre para que el me ayudara, yo le dije que iba a intentar y si no podía, le pediría ayuda a mi padre. Le comencé a pegar al candado con la maseta, el candado era tan grande y duro que no sufrió más que unos rasguños, cogí el cincel y la, maseta y le pegaba de forma que se abriera, le hice palanca con el cincel, pero tampoco funciono, así que use lo único que me faltaba, que

35


La casa misterio. era la segueta, le hice todo lo que más pude pero no le pude hacer ni siquiera una pequeña muesca. Me dije a mi mismo, “me toco esperar a mi padre” así que deje las herramientas al lado de la puerta para que no seme olvidara cuando la viera.

Cuando llegó mi Padre, la salud en llamas en la herramienta que ya tenía lista, que si me ayudaba a poder abrir la puerta, es que tenía muchas ganas de saber qué había detrás de la ella, él me dijo que esperará a que el descansar un poco, yo le dije que bueno, que lo iba a estar esperando, mejor subían y habitación en la que estaba Brian esperándome.

Yo le pregunté que qué hacían mi cuarto, él me dijo que tenía algo que contarm e, que cuando él estaba haciendo tareas, sintió que alguien había detrás de y cuando volteó vio a un Señor parado en la mitad de su habitación, que lo estaba mirando fijamente a los ojos y cuando Bryan iba a gritar simplemente desapareció.

Eso lo asustó m ucho, que había estado paralizado unos minutos hasta que prefirió irse a una habitación pensando que yo estaba allí, que cuando no me encontró prefirió esperarme que bajar a buscarme, yo le dije que si de pronto había subido sido su imaginación, o que pron to había sido un sueño, de pronto asiento las tareas se había quedado dormido por un segundo, él me dijo que no que era todo realidad estaba despierto, eso me asusto eso quiere decir que los

36


La casa misterio. fantasmas aún están en la casa, pero Brian me dijo que parece inofensivo, que porque no esperábamos sabe que seguía pasando, sería mejor estar seguros que los fantasmas aún estaban, yo le dije, porque no bajamos que mi Padre nos va ayudar a abrir por fin la puerta, inmediatamente a Brian se le olvidó lo que había pasado y bajó corriendo a saludar a mi Padre y a decirle que nos ayudará, que ya había descansado como quince minutos, así que digo que bueno.

Cuando vio el candado, se impresionó con lo fino que era, que en toda la vida sólo había visto otro candado igual al q ue tenía enfrente, dijo que iba a ser complicado poder abrir escándalo, que nos ahorraríamos el mucho trabajo sea mejor tomamos la puerta, yo le dije que bueno porque no lo intentábamos, así que entonces buscamos una gran tronco que había afuera de la casa, con ese la podríamos golpear tan fuerte que se abriría, el tronco era bastante pesado pero iba a funcionar, mi Padre lo intentó sólo, tomó impulso y golpeó la puerta con toda su fuerzas, la puerta no se movió en un pedazo, así que nos pidió ayuda a los d os, corrimos aún más impulso y con todas nuestras fuerzas golpeamos esa puerta, las bisagras comenzaron a ceder y poco a poco la puerta se fue abriendo, pero no se abrió del todo, quedo un pequeño espacio que era el de las bisagras, cogimos otra vez el troco y la golpeamos, la perta se abrió y el candado fue lo único que la sostuvo para no caer adentro, cuando nos acercamos, pudimos por fin conocer el sótano, no estaba vacío, tenía una

37


La casa misterio. gran cantidad de cosas, cajas y cosas muy empolvadas, casi todo lo que no eran cajas estaban tapadas con sabanas blancas, yo Salí del sótano y llame a mi madre para que viniera a ver, cuando se paro en la puerta, se coloco pálida como si hubiera visto un fantasma, casi se desmalla, mi padre cuando la vio, inmediatamente fue en tes de que se desmallara y rodara por las escaleras, la cogió y la llevo para el cuarto, cuando se recupero le preguntamos que qué avía pasado, ella nos dejo, “ yo ese sótano ya lo avía visto”, mi padre le dijo que era imposible porque apenas lo aviamos ab ierto, ella dijo que no así si no en una pesadilla, que en la pesadilla, ella estaba sola y que la casa estaba como toda vieja, que no estábamos ninguno de nosotros, que ella camino toda la casa y que estaba totalmente bacía, y la puerta del sótano estaba abierta, lentamente se fue acercando hasta que quedo junto al marco de la puerta, en ese momento algo la jalo y la tiro al sótano, cuando callo, la puerta se cerró con gran fuerza y lo único que se había era la luz de la pequeña ventanilla, de pronto una voz le comenzó a hablar cosas, le decía que era una intrusa y que se fuera de la c asa antes de que saliera herida y en ese momento se despertó.

Eso la dejo muy asustada, pero decidió no decir nada, porque solo era un sueño.

Mi padre la abrazo y le dijo que si que solo era un sueño, nosotros volvimos a bajar al sótano, para ver que era todo lo

38


La casa misterio. que avía, a simple vista se veía un espejo grande metro

y

medio,

como

cuatro

grandes

cajas

como de y

muchas

pequeñas, avían sillas, una mesa redonda pero no estaba armada, estaba recostada en una pared, habían unas pinturas, la mayoría era de gente, y una que otra de paisajes.

Entre todas esas cosas, lo que más me llamo la atención fue una estantería llena de libros, todos eran negros, así que me acerque

pero

no

podía

ver

los

nombres,

estaban

tan

empolvados que no se podía leer, mejor me aleje para que Bryan no se fuera a mirarlos y de pronto sacara uno . Fuimos abriendo

cajas,

pero

lo

que

encontramos

fueron

cosas

comunes y corrientes, cosas que la gente se cansa de ten er pero no las quiere botar, me imagino que la puerta estaba cerrada para que los no les esculcaran eso, lo raro es que cuando uno se cambia de casa pues se vota lo que no se necesita, y porque los dueños de esto lo dejaron todo y cerrado, seria que pensaban volver o que.

Comenzamos a sacar cosas para afuera de la casa, para decir que hacer con ellas, si las botábamos o si avía algo útil pues quedarnos con ello.

No sacamos los libros ni los espejos que avían, todo lo que estaba en cajas se fue sacando tal y como estaban, cuando

39


La casa misterio. terminamos ya estaba anocheciendo, a ese paso no podríamos decidir qué hacer con eso, mi padre vio que eran tantas cosas in útiles que sería mejor quemar eso, llevamos eso a una parte alejada del terreno en donde no se fuera a conver tir en un incendio, mi padre le saco un litro de gasolina al carro y se lo vacio a las cosas, así se quemarían bien rápido, mi padre encendió un fosforo y se lo tiro, inmediatamente salió una gran llamarada y comenzó a incinerar todo.

Nos fuimos para la casa porque estaba demasiado oscuro, yo subí a mi cuarto y me asome por la ventana, podía ver las llamas que todavía estaban quemando lo que faltaba de esos trebejos, y comencé a ver siluetas de personas que se acercaban a la candela, eran muy transparentes que así que pensé que era el cansancio que e staba jugando con mi conciencia.

Pasado un rato, después de tomar un descanso, me asome por la ventana y la candela ya se había apagado, mire bien y no vi nada

raro

y

eso

me

tranquilizo,

entonces

si

era

mi

imaginación la que me izo ver esas cosas, decidí que era mejor que me acostara a dormir para mañana levantarme temprano ya que me tocaba estudiar al otro día.

40


La casa misterio. Tuve un sueño, en el que todo se veía como a blanco y negro, como si fueran recuerdos de otra persona, y el estaba como espectador, nadie lo veía ni lo podían tocar, ni escuchar. En ese sueño el estaba en una casa en la que vivía una familia, solo pudo ver al papa, a una pequeña niña a un señor con una presencia diferente a la de todos, era como si fuera un ser maligno, su cuerpo estaba rodeado por un aura negra.

Esa persona se la pasaba sentado en un sillón frente a la televisión y al lado de una ventana, por la cual se asomaba cada rato hasta que llego una camioneta, en ese momento cuando él se levanto de el sillón, se detuvo y se quedo mirándome, sentía que me podía ver como nadie más de esa casa, me miraba como si no me distinguiera por completo, como cuando yo veía las siluetas esas, el carro le pito y el salió del a casa, y afuera se encuentra con otro señor que ni siquiera lo saludo, e inmediatamente sacaron unos sacos de la parte trasera de la camioneta , unos costales grandes con algo adentro que era un material rígido, se lo cargaron al hombro y caminaron Asia una trocha, en ese momento algo me pareció familiar, era un árbol al lado de la trocha, una araucaria grandísima como l a que estaba afuera de mi casa y me di cuenta de que no estaba muy lejos de ella, estaba en mi casa solo que unos años atrás. Los dos hombres caminaron por el sendero que afuera de mi casa estaba pero tapado de maleza, siguieron por unos minutos sin pronunciar palabra alguna hasta llegar a un pantano, el hombre que vivía en la

41


La casa misterio. casa cogió un palo largo y lo enterró en el pantano, eran arenas movedizas, el otro hombre abrió el saco dejándolo caer en las arenas movedizas y comenzó a tragárselo, cuando iba ya en la mitad, alcanzo a ver un brazo, ellos avían tirado una persona ósea la avían matado y luego la metieron en las arenas movedizas para que no la encontraran nunca jamás, eso me izo corre r un escalofrió al pensar que la vez que con mis primos nos adentramos en este sendero, hubiésemos podido caer aquí y haber muerto, y lo que más me asusto es que lo que escuchamos ese día pudo ser el fantasma de esta persona que acabaron de tirar aquí.

Cuando

desperté,

estaba

sudando

y

temblando,

baje

a

desayunar y cuando mi madre me vio me dijo que fuera al comedor, que el desayuno ya está servido cuando fui me di cuenta de que Bryan ya estaba sentado también, yo me senté y le dije que íbamos a hacer hoy, el me respondió que so sabia, que tenía miedo porque había tenido una pesadilla, entonces yo le dije que yo también había tenido una .

Yo le pregunte que cual avía sido su pesadilla y me dujo que era algo así como que esta casa se quemaba pero que nosotros no estábamos viviendo en ella, que era como en otra época y que cuando se incendio, fue con personas adentro y ellas murieron incineradas, yo también le pregunte que cuantas personas eran haber si se relacionaba con mi sueño, me conto que eran como tres pe rsonas y que todas murieron, yo le dije que mi pesadilla avía sido como ver cuando ocultaban un cadáver por ese sendero que esta frente a la casa.

42


La casa misterio. Terminamos de desayunar y subimos al cuarto de Bryan para discutir sobre las pesadillas, esa relación en los sueños podría ser que uno de esos espíritus se quiere comunicar con nosotros, y además algo tenía que ver con el sótano porque solo después de que lo abrimos comenzaron las pesadillas con esta casa.

A día siguiente por ser un domingo, a mi padre no le toca ba trabajar así que salimos a visitar a los familiares, y allí tenían un computador entonces me dieron ganas de investigar más sobre los espíritus y su relación con los sueños. Encontré varia paginas que hablaban sobre el tema y me coloque a leer, decía que cuando los fantasmas o espíritus se quieren comunicar, un medio muy común son los sueños que es en donde le dan a conocer algu na información o recuerdo sobe su vida, casi siempre que los espíritus usan este medio, es porque necesitan decir algo importante para ellos que hasta podría ayudarlos a trascender a su nuevo plano terrenal.

Los espíritus cuando se comunican es porque necesitan la ayuda de alguien vivo, que pueda hacer algo por ellos, como por ejemplo hablar con alguien e informarle algo, o también podría estar relacionado con algún bien materia.

Con esa información

pensé que esos sueños podían ser eso,

que un espíritu nos quería decir algo por medio de los sueños, de pronto puede estar la respuesta en esa biblioteca del sótano, cuando llegara a la casa, bajaría a ver qué clase de libros ay,

43


La casa misterio. Cuando

llegue a la casa, lo primero que hice fue bajar a

investigar los libros, comencé a des empolvar algunos libros que estaban a mi alcance, la mayoría eran de filosofía, de matemáticas y otras materias2 de interés, pero un libro me llamo la atención, decía “libro negro ocultismo I”, ocultismo, me llamo la atención así que lo abrí para leer alguna parte del final, pero las paginas estaban en blanco,

no había ni una

sola palabra lo único que había e ra en la primera página, una línea en donde debía escribir m nombre, preferí hacer eso en mi cuarto, seria mas privado así que subí y cogí un lapicero con el cuan escribí mi nombre, de pronto en la página siguiente comenzaron a aparecer letras hasta que la página se lleno.

Comencé a leer esa página y decía que era un libro para saber los secretos, las cosas que los demás querían ocultar, después decía

que

necesitaría

un

objeto

para

poder

hacer

la

“adivinación”, un pequeño dibujo había en el libro, era algo parecido a una brújula pero adent ro no señalaba ni el norte o el sur, tenía unos signos de adivinación, que si se colocaban en su correcta posición, podría encontrar la respuesta a la pregunta que le hiciese, cuando pase la página, no aparecía ninguna palabra, me debía faltar algo como una pista, tal y como paso con la página anterior, que cuando escribí mi nombre inmediatamente apareció la siguiente.

Me dedique a buscar el objeto, de pronto podría estar en el sótano, ojala no se halla quemado junto con los demás trebejos que quemamos, eso me dejo des animado, porque sin

44


La casa misterio. eso no podría seguir con la lectura del libro y con el cual podría saber como hacer para que las almas trasciendan.

Ya estaba tarde así que mejor me acosté a dormir, esa noche la pase muy bien porque no tuve ningún sueño ni p esadilla, está en paz esa noche.

Al otro día me tocaba estudia, así que fui común y corriente, estudie

normalmente

como

siempre,

cuando

termino

la

jornada fui a encontrarme con mi padre, se tardo demasiado pero cuando llego sentí un alivio porque quería ir para la casa y seguir buscando el objeto.

Llegue a mi casa y me cambie rápidamente, cogí el libro que avía guardado muy bien, para ese momento era mi bien más preciado.

Toda

no

avían

aparecido

mas

pagina,

debía

encontrar el objeto, baje al sótano y comencé a observar todo muy detalladamente, cuando pase por el frente del espejo pude ver que decía en la pa rte superior, “si te miras en el, podrás ver lo que realmente deseas”.

Lo que realmente deseas, yo había visto una película en que un espejo así, si tu deseabas algo con todo el corazón, me mire al espejo y el reflejo se movió, e yo del espejo tenía un bulto en el bolsillo, pero yo tenía los bolsillos vacios.

45


la casa