Page 205

Manual Profético 2013 - Capítulo v vida, no vaya a ser que habiendo sido heraldo de otro, yo mismo venga a ser un reprobado. Él tenía ese temor, por eso disciplinaba su propia vida. Es de suma importancia cómo uno disciplina su propia vida. De nada sirve todo lo que has recibido, las palabras proféticas, si tú no haces tu parte. Y no quiere decir que la palabra profética no sea certera, sino que hay que gestionarla. Dicen que el secreto de la vida, es la vida en secreto. La pregunta es: ¿qué estamos guardando en nuestra mente, en nuestro corazón? ¿Qué miramos en la televisión, qué páginas indagamos en internet?. Cuando nadie nos ve, cuando pienso, cuando no estoy haciendo nada. Lo que uno hace cuando nadie lo ve y lo que uno piensa cuando no está haciendo nada, es lo que revela su esencia. Como dijera Alejandro Sanz en una de sus canciones “Cuando nadie me ve, puedo ser o no ser, cuando nadie me ve pongo el mundo al revés, cuando nadie me ve puedo ser o no ser”. La pregunta es: ¿cuando nadie te ve, pones el mundo al revés, intercambias las prioridades, renuncias a los principios de Dios? ¿Qué haces cuando nadie te ve? Dispuestos y Disponibles Hemos escuchado muchas veces que en la iglesia hay mucha gente dispuesta pero no disponible. Así sucedía en los tiempos de Jesús, venía gente a decir: “Señor yo te seguiré, pero primero quiero enterrar a mis padres”. Es decir, estoy dispuesto, no estoy disponible. Por eso no vemos los resultados que quisiéramos, Nos hemos quedado relegados. Pero creo firmemente que se levanta en este año una generación Timoteo, que tiene el ejemplo, las oraciones, el amor, la confianza, la enseñanza apostólica, y los dones espirituales; Que no sólo va a estar dispuesta, sino que también estará disponible para llevar a cabo la tarea asignada, para ser agentes de propagación y contagio para que el evangelio se expanda como una epidemia incontenible. Para eso debemos administrar nuestra vida disciplinándola. Vamos a comenzar a administrar el tiempo, dejar de dar excusas: “Que no tenemos tiempo para orar, para hacer casas de paz”. No hagas cincuenta casas de paz, haz una. Y cuando empieces a ver que tu vida es usada por Dios para sacar a la gente de la oscuridad, de las tinieblas y de lo que el enemigo ha entenebrecido en el entendimiento para que no le resplandezca la luz del evangelio, te darás cuenta que no hay nada más gratificante que poder arrebatar un alma del reino de las tinieblas. En el siglo IV de nuestra era, la iglesia estaba atravesando un serio conflicto porque había un grave error doctrinal que era la teología arriana. El emperador romano trataba de mantener la unidad del imperio y no quería que la iglesia se divida, porque él pensaba que si se dividía la iglesia o el cristianismo nominal 205

Manual Profético 2013 - El Consuelo de Sion  

Manual Profético 2013 - El Consuelo de Sion - 5773 Ayin Gimel

Manual Profético 2013 - El Consuelo de Sion  

Manual Profético 2013 - El Consuelo de Sion - 5773 Ayin Gimel

Advertisement