Page 1

DOCUMENTO DEL SISTEMA DE GERENCIA DE LA CALIDAD

ISO9001: 7.1, 7.3, 7.5, 8.3 Versión 1.01/28042011 Código: MOD–GACER-033

NOMBRE CARGO

ELABORÓ Lic. Mario Alejandro Angarita.

REVISÓ Lic. Dora Isabel Rivera de Morales. Jefe de Área SALMO Docente del Área JOVEN DE INTERIORIZACIÓN (Bachillerato) (Salmo 139) 25/04/2011 25/04/2011

APROBÓ Lic. Humberto Ramos Coordinador Académico (Bachillerato) 25/04/2011

Señor, tú me llegas hasta el fondo y roe conoces por dentro. "Lo sé: me conoces cuando no paro o cuando no sé qué hacer, mis Ilusiones y mis deseos los entiendes como si fueran tuyos; en mi camino has puesto tu huella, en mi descanso te has sentado a mi lado; todos mis proyectos los has tocado palmo a palmo. Tú oyes el corazón del hombre sumido en el silencio, cuando aún no tiene palabras para abrirse a ti Es Increíble: me tienes agarrado totalmente, me cubres con tu palma y me siento tuyo. Como grano de arena en el desierto, como gota de agua perdida en el mar, así me encuentro ante ti. Dios mío, quiero abrir mis brazos y abarcarte, quiero llegar hasta tu orilla y nunca toco tu tierra. Me digo y no sé responderme: ¿A dónde iré que no sienta el calor de tu aliento? Me digo: ¿A dónde escaparé que no me encuentre con tu mirada? Cuando escalo mi vida y me supero, allí estás tú; cuando me canso en el camino y me siento barro, allí, perdido en mi dolor, te encuentro allí. Cuando mis alas se hacen libertad sin fronteras y toco el despertar de algo nuevo; cuando surco los mares de mis sueños y pierdo la arena pegadiza de mis playas, allí está, tu mano, y tus ojos y tu boca... allí, como Amigo fiel, de nuevo estas tú. Si digo cansado: Que la tiniebla me cubra de negro como un paraguas viejo y roto; si digo desanimado: que el día se haga noche sobre mí y me envuelva en su manta robándome el camino, ni la tiniebla, Señor, es oscura para ti, y la noche, Señor, es clara como el día. Tú eres como manantial de donde brota el rio, como raíz de donde arranca el árbol. Tu vida se ha hecho vida en mis entrañas, me has dado el origen y quieres que camine hacia la meta que no es otra sino Tú. Soy tuyo: sólo tu amor da respuesta a mi pregunta. Me amabas ya cuando me tejiste en el seno de mi madre. Te doy gracias porque me has llamado a ser feliz. Señor, me conoces hasta el fondo de mi alma, nada se te esconde de cuanto soy en lo más profundo. Yo me pregunto si el sentido de mi vida puede darse si le faltas Tú. Señor, aunque mi árbol se quede sin hojas, aunque la poda lo deje desnudo y solo, aunque el frió lo apriete hasta hacerle llorar, Señor, en mi árbol mi hoja serás siempre Tú Dios mío, sondéame para conocer mi corazón, ponme a prueba para conocer mis sentimientos, mira si mi camino se desvía o se hace camino muerto. Guíame por el Camino nuevo que has abierto entre los hombres. Quiero hacer de él un proyecto para mi vida, y paso a paso, desde lo hondo de mi ser, vivir para ti. Amen.


SITUACIÓN PROBLÉMICA La construcción del Proyecto de Vida es una acción tan importante en el ser humano que amerita plantearnos la necesidad de tener en cuenta la mayor cantidad de información posible. Este tipo de información no es precisamente la que nos brindan los libros, aunque éstos son una herramienta para alcanzarla; tampoco es la información que día a día recibimos de los avances de la tecnología o de los medios de comunicación con su música o con el despliegue publicitario que inunda mentes y condiciona conciencias. No, no se trata de ello. Es una cuestión más compleja. El ser humano se ha vuelto más complejo cada día, pues ha desplazado gracias a lo anterior el valor fundamental de conocerse como persona. Educadores, padres de familia y los mismos jóvenes se cuestionan cada día esta situación. Los índices de deserción universitaria, la inestabilidad en las parejas, la falta de constancia en las tareas laborales, la búsqueda insaciable de satisfacción y placer son algunas de las múltiples situaciones que manifiestan la inmadurez en los jóvenes. La sociedad actual vive de dientes para afuera, el cultivo del espíritu y la calidad de vida consiste para muchos en acumular bienes materiales. El crecimiento espiritual entendido como la capacidad sabia y madura de darle a la vida un sentido desde principios, valores, cualidades y


capacidades hoy más que nunca sufre su más grande revés. Por lo cual debe preguntarse: ¿Sus sueños y anhelos son consecuentes con las capacidades y dones que ha descubierto en su identidad como persona?

PREGUNTA PROBLEMATIZADORA

¿Valoro lo que me ofrece Jesús en su Propuesta de vida? ¿Identifico y reconozco con claridad quien soy como persona? ¿Qué otros cuestionamientos tiene? 1. ____________________________________________________________ 2. ____________________________________________________________ 3. ____________________________________________________________

ÍNDICE DE MÓDULOS

INDICE MÓDULO N° 1. Introducción al Proyecto Personal de Vida – Circunspección. MÓDULO N° 2. Retrospección MÓDULO N° 3. Introspección – 1 y 2 Parte MÓDULO N° 4. Prospección


PROPÓSITOS Competencia 1. Competencia perceptiva-discursiva Consiste en ir adquiriendo la capacidad de percibir y sentir la realidad experiencial, tomando conciencia de ella, describiéndola, sintiendo cómo concierne y afecta personal y socialmente, compartiéndola, comparándola y confrontándola con otras experiencias, viendo su carácter más amplio del inmediato personal y grupal, o sea como experiencia compartida socialmente. Se trata también de la capacidad de re-presentar dicha realidad experiencial mediante códigos simbólicosplásticos. 2. Competencia analítica-crítica e interpretativa-hermenéutica La experiencia percibida, sentida, compartida confrontada, codificada, debe ser analizada críticamente e interpretada con el fin de valorarla y desentrañar su sentido profundo. La experiencia debe ser “descodificada”, explicándola en sus contextos históricos, estructurales y culturales, comprendiéndola en sus causas, sus contradicciones, sus consecuencias y tendencias. 3. Competencia interpretativa-hermenéutica bíblica Esta competencia lleva a explicitar la dimensión religiosa-evangélica (teológica, cristológica, antropológica, eclesiológica) de la experiencia. Para lograrlo se debe adquirir, en primer lugar el conocimiento bíblico fundamental: cómo está compuesta la Sagrada Escritura, de qué manera emplearla como criterio hermenéutico para comprender la realidad experiencial a la luz de la Palabra de Dios, cuya plenitud reveladora se encuentra en Cristo. A su vez debe ampliarse la visión bíblica con el acumulado de la reflexión teológica, la Tradición, La enseñanza de la Iglesia Católica, etc. Se trata de ir adquiriendo la capacidad de comprender proféticamente la vida y la historia como lugar revelador del Dios de la vida y lugar del encuentro con Él. 4. Competencia ética, prospectiva y transformadora Las competencias que se han ido adquiriendo en el proceso deben convertirse en dinamismo transformador que lleve a producir cambios muy profundos tanto en la persona como en el medio donde se vive, y en la sociedad en su conjunto. El proceso adelantado hasta este punto debe llevar a adquirir la capacidad ética de valorar y transformar la realidad y la acción según los criterios y valores humanistas-liberadores y evangélicos que se han ido afirmando en el itinerario educativo religioso. A su vez, a esta altura del camino, la persona y el grupo deben adquirir la competencia de diseñar alternativas posibles a la situación actual y a proyectar estrategias y acciones de cambio. Aparece entonces la urgencia de la dimensión asociativa de la acción, mediante múltiples formas de agrupación y de compromiso personal y social.


DESEMPEÑO O LOGRO: Reconocer su naturaleza integral como persona, asumiendo conductas y metas de mejoramiento, que favorezcan opciones de vida maduras y equilibradas, en consonancia con Jesús y su propuesta de vida.

Indicadores de desempeño

Conceptual: Identifica y descubre los rasgos más importantes que lo caracterizan como persona integral, con capacidad de proyección y desarrollo. Procedimental: Realiza una aproximación más clara a sus rasgos de identidad. Actitudinal: Valora la propuesta de vida fundamentada en los rasgos de identidad en Jesús de Nazaret. Socializador: Culmina y socializa ante sus padres y compañeros el tercer capítulo de su proyecto personal de vida.

CRITERIOS DE EVALUACIÓN • • • • • •

Capacidad de pensarse así mismo, confrontarse, evaluar y proyectar nuevas iniciativas a favor de su desarrollo y madurez. Aplicación interpretativa del mensaje evangélico en el contexto de la propia vida y del ambiente. Desarrollo completo de las actividades en cada uno de sus puntos. Seguimiento de instrucciones, a partir de procedimientos explicados en clase. Capacidad creativa bajo nuevas propuestas elaboradas por el estudiante con gran capacidad de confrontación y síntesis. Puntualidad y responsabilidad en la entrega de trabajos.

Niveles del Desempeño a Evaluar:

• •

Desarrolla estructuras cognitivas y operaciones intelectuales que le permiten reconocer, identificar, interpretar y diferenciar objetos, signos, códigos, etc., referidos al ámbito religioso. Adquiere el dominio de la expresión hablada y escrita y es capaz de decodificar, leer, analizar, comprender, expresar, representar diferentes textos utilizados distintos tipos de lenguajes de la experiencia religiosa.

Otros Criterios de Evaluación:

• • • • •

Actitud positiva y participativa frente a la clase. Conceptualización y aplicación de los contenidos. Desarrollo de actividades y entrega de talleres. Actitud respetuosa, alegre y participativa en las celebraciones religiosas. La manifestación de buena disciplina y sana convivencia.


• •

Puntualidad, responsabilidad y pulcritud en la entrega de trabajos. Buena comunicación verbal con compañeros y maestros.

CONTENIDO MODULAR 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7.

Ver el futuro con una base fuerte en el presente. Transcender en la vida: La Espiritualidad en el ser humano. La espiritualidad centro y motor de la persona. Revisión del ser integral humano, metas y líneas de superación. Jesús de Nazareth, un hombre que realizó su proyecto hasta las últimas consecuencias. El Proyecto de Jesús: Camino, Verdad y Vida. Trascendencia humana – Religiosa: Llegar a la plenitud en Cristo Jesús.

DIAGNÓSTICO I. DIAGNÓSTICO

PLANEANDO NO. 9 – PARTE I Indicador: Identifica a partir de una primera aproximación sus rasgos de personalidad como preámbulo a un estudio más profundo de la misma.

MI ANTI PROYECTO DE VIDA A continuación encontraras una serie de preguntas o afirmaciones, el profesor leerá cada pregunta, despacio pero a un mismo ritmo; tú iras contestando con una X la respuesta que se aproxime a tu realidad, ya sea “si” o “no”. Si tus comportamientos, actitudes y sentires responden en ocasiones a estos hechos pon “si”. 1. ¿Me gusta ser el eje de todo? SI ___ NO___ 2. ¿La gente me dice que mi modo de ser es un tanto agrio? SI ___ NO___ 3. ¿me dominan los instintos? SI ___ NO ___ 4. ¿Ordinariamente soy inconstante? SI ___ NO ___ 5. ¿Me disgusta que me molesten? SI ___ NO ___ 6. ¿Mi ley es la del menor esfuerzo? SI ___ NO ___ 7. ¿Procuro ocupar lugares estratégicos de influencia? SI ___ NO ___ 8. ¿Creo que esta vida no vale la pena? SI ___ NO ___ 9. ¿Para mí lo más importante es el dinero? SI ___ NO ___ 10. ¿Me disgusta que me pongan a pensar? SI ___ NO ___ 11. ¿Me gusta que me alaben? SI ___ NO ___ 12. ¿Cuándo menos pienso, hiero a los demás? SI ___ NO ___ 13. ¿Me encanta la comodidad? SI ___ NO ___ 14. ¿Creo que lo mejor es no meterse con nadie? SI ___ NO ___ 15. ¿Me importa poco la vida de los demás? SI ___ NO ___ 16. ¿Me las arreglo para obtener cosas sin que me cueste? SI ___ NO ___ 17. ¿Si puedo, manipulo a los demás? SI ___ NO ___ 18. ¿Percibo muy fácilmente lo negativo de todo? SI ___ NO ___


19. 20. 21. 22. 23. 24. 25. 26. 27. 28. 29. 30. 31. 32. 33. 34. 35. 36. 37. 38. 39. 40. 41. 42. 43. 44. 45. 46. 47. 48. 49. 50. 51. 52. 53. 54. 55. 56. 57. 58. 59. 60. 61. 62. 63. 64. 65. 66.

¿Solo me comprometo con lo que me deja dinero? SI ___ NO ___ ¿Pido opinión para todo? SI ___ NO ___ ¿Me las ingenio para que los otros se me sirvan? SI ___ NO ___ ¿Si es necesario vengarme lo hago? SI ___ NO ___ ¿Rechazo cualquier sacrificio? SI ___ NO ___ ¿Cambio fácilmente de trabajo o actividad? SI ___ NO ___ ¿Me disgusta meterme con los demás, porque luego se meten conmigo? SI ___ NO ___ ¿Suelo pedir ayuda para hacer o copiar las tareas o trabajos? SI ___ NO ___ ¿Hago cualquier cosa para quedar bien con mis padres, maestros y superiores? SI ___ NO ___ ¿Mi vida es muy desgraciada? SI ___ NO ___ ¿Procuro sacar dinero de todo? SI ___ NO ___ ¿Hago todo lo que me dicen mis padres, maestros y superiores? SI ___ NO ___ ¿Opino que cada quien se las arregle como pueda? SI ___ NO ___ ¿Hablo mal al otro y del otro para herirlo? SI ___ NO ___ ¿Procuro todo lo que me da placer? SI ___ NO ___ ¿Siento disgusto por lo que hago y pienso en hacer otra cosa? SI ___ NO ___ ¿Mi paz personal está por encima de cualquier cosa? SI ___ NO ___ ¿No me preocupa depender económicamente de mis padres? SI ___ NO ___ ¿Mantengo amistades por conveniencia? SI ___ NO ___ ¿Creo que no hay verdaderos amigos? SI ___ NO ___ ¿Creo que con dinero todo se puede? SI ___ NO ___ ¿Siempre opino como los demás? SI ___ NO ___ ¿Solo me junto con quienes pueden sobresalir? SI ___ NO ___ ¿Grito fácilmente cuando me enojo? SI ___ NO ___ ¿Mi sexualidad tiende a estar fuera de control? SI ___ NO ___ ¿Fácilmente cambio de novia? SI ___ NO ___ ¿Opino que cada cual resuelva sus propios problemas? SI ___ NO ___ ¿Anhelo vivir de las rentas? SI ___ NO ___ ¿Si puedo doy propina para evitarme problemas y dificultades? SI ___ NO ___ ¿Los demás siempre andan viendo cómo perjudicarme y hacerme daño? SI ___ NO ___ ¿Despilfarro el dinero en todo lo que me gusta? SI ___ NO ___ ¿Creo que soy dependiente de los demás? SI ___ NO ___ ¿Estar a la moda es clave para mí? SI ___ NO ___ ¿Me resulta más fácil arreglármelas por mis fuerzas? SI ___ NO ___ ¿Acostumbro ver o leer pornografía? SI ___ NO ___ ¿Con frecuencia no termino lo que empiezo? SI ___ NO ___ ¿Procuro estar ocupado para que no me molesten? SI ___ NO ___ ¿No me preocupa defender mi opinión? SI ___ NO ___ ¿Me considero oportunista? SI ___ NO ___ ¿Soy desconfiado? SI ___ NO ___ ¿Desconfío de los pobres? SI ___ NO ___ ¿Evado los compromisos? SI ___ NO ___ ¿Me preocupo demasiado por mi arreglo personal? SI ___ NO ___ ¿Soy más bien intransigente? SI ___ NO ___ ¿Me encantan los chistes verdes y morbosos? SI ___ NO ___ ¿Sólo me gusta lo bonito de cada situación? SI ___ NO ___ ¿Me gusta más la soledad? SI ___ NO ___ ¿Suelo ser perezoso? SI ___ NO ___


67. ¿Me relaciono con la persona que más me conviene y no con quien más me convence? SI ___ NO ___ 68. ¿Recuerdo muy bien los agravios que me han hecho? SI ___ NO ___ 69. ¿Pienso que: la riqueza es el trofeo de la audacia y el trabajo? SI ___ NO ___ 70. ¿Me dejo llevar fácilmente por la propaganda? SI ___ NO ___ 71. ¿Me preocupa llamar la atención de los demás? SI ___ NO ___ 72. ¿Me cuesta mucho dialogar? SI ___ NO ___ 73. ¿A casi todo le hayo el doble sentido? SI ___ NO ___ 74. ¿Me disgusta “echar raíces” y comprometerme por tiempos largos? SI ___ NO ___ 75. ¿Me cuesta mucho compartir mis problemas? SI ___ NO ___ 76. ¿Pierdo mucho tiempo? SI ___ NO ___ 77. ¿Soy hipócrita si es necesario? SI ___ NO ___ 78. ¿Soy agresivo? SI ___ NO ___ 79. ¿Creo que la pobreza se debe a la ignorancia y a los vicios? SI ___ NO ___ 80. ¿Creo que no soy gran cosa? SI ___ NO ___ 81. ¿Puedo seducir al otro sexo pero me cuesta trabajo llegar a amarlo? SI ___ NO ___ 82. ¿Soy celoso y posesivo de las personas que quiero? SI ___ NO ___ 83. ¿Busco más a las personas que me brindan sensaciones placenteras? SI ___ NO ___ 84. ¿Me cuesta trabajo apoyar cualquier tipo de protesta justa? SI ___ NO ___ 85. ¿Me cuesta pedir ayuda? SI ___ NO ___ 86. ¿Soy bueno para pedir que todo me lo hagan de favor? SI ___ NO ___ 87. ¿A veces traiciono a mis compañeros para quedar bien con los maestros? SI ___ NO ___ 88. ¿Exploto fácilmente cuando me enojo? SI ___ NO ___ 89. ¿Pienso que los que no tienen dinero es porque no lo administran bien? SI ___ NO ___ 90. ¿Me cuesta trabajo decidir? SI ___ NO ___ 91. ¿Puedo decir que no he experimentado el verdadero amor? SI ___ NO ___ 92. ¿Reconozco que los otros me dan envidia? SI ___ NO ___ 93. ¿En la vida me cuesta mucho la disciplina? SI ___ NO ___ 94. ¿Pienso que: a la hora de la verdad lo mejor es quedarse callado? SI ___ NO ___ 95. ¿Ante un problema me escapo cómo puedo? SI ___ NO ___ 96. ¿Soy totalmente desprogramado? SI ___ NO ___ 97. ¿interpreto las leyes a mi conveniencia? SI ___ NO ___ 98. ¿Pienso cuidadosamente la forma de desquitarme? SI ___ NO ___ 99. ¿Sólo me casaría con alguien con dinero? 100. ¿Mi voto siempre apoya a la mayoría? SI ___ NO ___

ACTIVIDAD N° 1 Una vez contestadas todas las preguntas te pedimos que realices la tabulación de las mismas de la siguiente manera: vas a tomar las respuestas de las preguntas 1, 11, 21, 31, 41, 51, 61, 71, 81, 91 y vas a contar las respuestas a afirmativas “si” y pondrás el resultado en la siguiente tabla. De igual forma lo harás con los siguientes grupos 2, 22, 32, 42, 52, 62, 72, 82, 92. Y así sucesivamente, el último grupo a revisar es las preguntas 10, 20, 30, 40, 50, 60, 70, 80, 90, 100. Recuerda debes tener en cuenta solo las respuestas afirmativas de cada grupo y ubicar los resultados en la tabla.

100% 90%


80% 70% 60% 50% 40% 30% 20% 10% 1

2

3

4

5

6

7

8

9

0

ACTIVIDAD N° 2 A continuación te presentamos una serie de proyectos de vida que ofrece la sociedad de hoy, después de leer cada uno de ellos te invitamos a retomar el cuadro que realizaste en la actividad N° 1 y ubiques los nombres de cada uno de estos proyectos de la siguiente manera: 1 Hombre Pavo, 2 Hombre Tigre, 3 Hombre Escarabajo, 4 Hombre Mariposa, 5 Hombre Caracol, 6 Hombre Zángano, 7 Hombre Pulpo, 8 Hombre Erizo, 9 Rico Mc. Pato, 0 Hombre Borrego. Reconoce a partir de los resultados con cuál de estos proyectos te identificas más y porqué. Si tu vida continúa así

como va ¿Con que tipo de animal te identificarás dentro de diez años, Por qué?

EL HOMBRE PAVO En su proyecto de vida todo lo quiere hacer girar sobre sí mismo. Busca convertirse en el eje de todos, todos tienen que alabarlo, estimarlo y servirle, pues se considera el ser más importante del universo. Egoísta y despreocupado de los demás. Las cosas y las personas tienen valor en la medida en que le son útiles para sobresalir. Como el pavo real, de cabeza pequeña y plumaje exuberante, es el prototipo de la vanidad. Su anhelo es lucir, vive pendiente de su figura esclavo de la moda y de las apariencias, narcisista. Guarda la secreta preocupación de llamar la atención de los demás. Es incapaz de entregar el corazón y de experimentar el auténtico amor. Sus raíces son la soledad y la tristeza de no poder amar. EL HOMBRE TIGRE Su proyecto de vida se funda en dominar. Es el hombre agrio, hiriente, violento, que va sembrando el dolor y la desolación a su alrededor. La crítica, el chisme, la venganza, si es necesaria, son las armas que emplea para destruir a su enemigo.


No soporta una contradicción o una frustración, responde con ira. Coloca la personalidad en la fuerza física o en la contundencia de los argumentos. En el impera la ley de la selva. Intransigente, dominante, autoritario, celoso, acaparador y posesivo en el campo del amor. Hunde a los otros para sobresalir él. Competidor, envidioso, se entristece con el bien ajeno, no presta favores. EL HOMBRE ESCARABAJO Su proyecto de vida está impulsado por el gozar. Su ideal es el placer por el placer. Tremendamente primitivo y guiado por los instintos. Vive en función de las sensaciones y de la comodidad. Al sacrificio o a lo que lo mortifica responder con el pataleo del niño malcriado. Su vida instintiva no tiene control ni disciplina de ninguna clase. Amigo de la vida muelle y del confort. Puede convertir el licor, el juego o cualquier otro vicio en los recursos ordinarios de su afán de buen vivir. Para el amor se identifica con la sensación placentera o con la excitación corporal del momento. Busca saciarse enfermizamente en lecturas, conversaciones, chistes, revistas. Es el hombre del " morbo" y del doble sentido. EL HOMBRE BORREGO Su proyecto de vida consiste en no pensar ni decidir por si mismo, es el hombre masificado y despersonalizado, hecho según moldes sociales. Dependiente de las personas y del ambiente, cede sin resistencia a los estímulos de la propaganda y se amolda fielmente al pensar, desear y vivir del medio: "donde va Vicente, donde va la gente". Elige sin criterio personal. Al escoger trabajo, profesión, sigue el gusto de sus padres, de sus amigos o de la moda. No soporta estar solo un momento. Su ley es seguir a la mayoría y en rebaño va donde lo llevan. EL HOMBRE MARIPOSA Su proyecto de vida se define como un rotundo no al compromiso. Como la mariposa, va tras de lo que luce un momento. Vuela de flor en flor en busca de miel para cada situación pero la abandona rápidamente. Inconstante, superficial, no echa raíces, novelero, cambia de ideas, de trabajo, de carrera, de amigos, de valores, de novias como la veleta, con el viento. Entusiasta en los comienzos, enseguida cede al esfuerzo, a la rutina o al compromiso. Es el hombre que no opina, que no sale en defensa de los derechos de nadie, que no separa a los que pelean, que nunca se siente aludido cuando piden colaboración. Para él todo eso es complicación. Es el "ciudadano Pilatos" que se lava las manos a la hora de los problemas. Es el testigo que en momento de declarar la verdad calla cobardemente o el juez que pretende hacer justicia con componendas inútiles. EL HOMBRE CARACOL


Su proyecto de vida es vivir encerrado sobre sí mismo. Desea que no lo molesten y con su concha se protege de todo lo externo a él. Marcadamente asocial, la vida de los demás le importa poco. Se puede estar hundiendo el mundo y él como si nada. Su paz, su comodidad y sus intereses personales están por encima de todo. Es el que dice frecuentemente: "allá cada cual con su problema; a mí que me dejen en paz", o el que coloca en la puerta de su habitación el rotulo de ocupado. Su aislamiento lo disimula con la lectura o con alguna otra actividad solitaria. Cobarde para enfrentar los problemas, se envuelve en su caparazón en espera de que éstos se alejen. Dado a todo tipo de evasiones. EL HOMBRE ZÁNGANO Su proyecto de vida consiste en vivir sin trabajar. Lo domina la ley del menor esfuerzo. Ve la forma de aprovecharse de los demás para vivir de gorra. A la puerta del colegio o de la universidad y con una disculpa en los labios al compañero incauto espera para copiar sus tareas. El hombre parásito que no produce nada y que vive a costa del esfuerzo y del trabajo de los demás. En el estudio repite mecánicamente, como una grabadora, lo que dicen los libros o el profesor. El que anhela vivir de las rentas. El hijo de "papi". El que se sorprende frecuentemente con este pensamiento: " mis padres trabajaron tanto, que yo nací cansado". El perezoso, desprogramado y perdedor del tiempo. EL HOMBRE PULPO Su proyecto de vida se mueve por la búsqueda del poder. Como el pulpo, con sus tentáculos va atrapando lugares estratégicos y personas claves. Para ganar poder utilizar o manipular a las personas. Traiciona a los de abajo o a sus compañeros con tal de ganarse el aprecio de sus superiores. Interesado, se arrima a la mejor sombra, pero no repara en abandonarla cuando encuentra otra superior. Su amistad no es más que un disfraz para alcanzar los secretos e intereses personales. Recurre a la hipocresía, al soborno y al chantaje. No se sitúa en el grupo que más le convence, sino en el que más le conviene. Cambia de camisa o de color como el camaleón. Es oportunista, "cepillero", calculador, "lagarto" sagaz y amigo de las influencias y de las "corbatas". Celoso de mantener privilegio y defensor acérrimo de las leyes, a las que interpreta y acomoda a su antojo, aun cuando éstas atenten contra los derechos fundamentales de la mayoría. EL HOMBRE ERIZO Su proyecto de vida se apoya sobre un principio mil veces repetido: la vida no tiene sentido. La existencia la arrastra con pesadez, pues de antemano sabe que no vale la pena vivirla. Negativo y pesimista ve siempre el lado malo de la realidad, quejumbroso, vive comparándose con los demás para concluir que su vida es la más desgraciada.


Como el erizo, para todo saca sus espinas como el mejor mecanismo de defender su encastillamiento. Ve enemigos por todas partes. En cada palabra o gesto descubre un doble sentido que inmediatamente se apropia. Resentido, desconfiado, se aleja sistemáticamente de sus semejantes, con morbosa satisfacción colecciona sagradamente los agravios recibidos y con rencor trama la venganza o el desquite. Su conciencia se ve envuelta en prejuicios, discriminaciones y barreras que lo separan de los demás. Es dado a la agresividad y a las explosiones violentas. EL HOMBRE RICO Mc PATO Su proyecto de vida gira en torno al dinero, como hoy existe verdadera obsesión por el dinero, el hombre Rico MacPato presenta una gran variedad de caras. Una de ellas es la de hombre que solo piensa en enriquecerse y en atesorar. El dinero es su ideal supremo. No concibe la actividad o relación humana que no haya de ser lucrativa. Paga salarios de hambre y al trabajador lo trata peor que a un animal o a una máquina. Su corazón está metalizado y solamente vive y piensa en función del dinero. Amigo de los lujos y de los derroches innecesarios, despilfarra en viajes, en un estilo de vida suntuoso, que refuerza su imagen de poderoso y de rico. Tiene una visión individualista del sistema social. Para él la propiedad privada es un derecho divino, absoluto o inalienable. Mira con desconfianza y desprecio a los empobrecidos, que en cualquier momento, podrían constituirse en los más peligrosos enemigos de su fortuna. Con visión ingenua califica la riqueza como el trofeo de una inteligencia audaz o de una personalidad trabajadora, y a la pobreza como hija del vicio, la pereza o a la mala administración.

PLANEANDO NO. 9 – PARTE II MI PERFIL Iniciemos este recorrido partiendo de tu propia realidad como persona. Tienes delante un perfil de la personalidad para que analices tu nivel de madurez. Es sencillo de contestar. En cada fila solo tiene que hacer un círculo en el cuadro que más refleje tu situación. Después vas uniendo los círculos con una línea, y saldrá tu perfil. SALUD

Tengo una salud fatal. Siempre enfermo.

Mi salud es frágil. Suelo coger bastantes virus.

FÍSICO

No me siento a gusto con mi aspecto físico.

Mi físico es inferior al de mis compañeros.

Mi salud es normal, con algunos desajustes. Me siento normal, y así me ven los demás.

Hago las mayores locuras. No me

Bastantes veces me dan arrebatos y hago locuras.

Aunque a veces me descontrolo, en general,

SENTIDO COMÚN

Nunca estoy enfermo. Destaco en algún aspecto por encima de la medida. Suelo pensar bastante las cosas. Rara vez


paro a pensar.

pienso antes de actuar. Hay temas que sigo con interés. Me gusta conocer.

me paso.

Me encanta crear. Se me ocurren ideas innovadoras. Me va muy bien en los estudios.

No me interesa nada la cultura.

Hay cosas que me interesan pero muy pocas.

CREATIVIDAD

No suelo tener ideas originales.

Mi imaginación es más bien limitada.

A veces se me ocurren buenas ideas.

ESTUDIOS

Llevo muy mal los estudios.

Voy a trancazos. Me cuesta un poco.

Cada vez que tengo que decidirme, me pongo mal.

Intento que otros decidan por mí o me digan qué hacer.

Saco mis estudios adelante, con esfuerzo. Decido por mí mismo pero con miedo a la inseguridad.

Empiezo las cosas y siempre las dejo sin acabar.

Soy bastante inconsciente. Me cuesta seguir.

En general pienso y siento cosas que no puedo controlar No suelo pensar en los otros. Lo importante es estar bien yo.

En seguida pierdo el control y me cuesta serenarme.

Me aprecio muy poco, no estoy muy satisfecho cómo soy.

Me gusta cambiar algunas cosas en mí.

Desconfío de mis capacidades. Soy bastante inútil. Suelo estar bastante triste, pensativo.

Me suelo sentir inseguro bastantes veces.

CULTURA

DECISIÓN

CONSTANCIA

AUTOCONTROL

ALTRUISMO (amor desinteresado al prójimo)

ACEPTACIÓN

CONFIANZA ALEGRÍA

Sé que tendría que sacrificarme por los otros, pero me cuesta mucho.

Tengo bastantes cambios de humor.

En general me esfuerzo por conseguir lo que me he propuesto. Consigo dominarme, aunque a veces me altero. Pienso bastante en los demás, aunque alguna vez me haga el despistado. Aunque algunas cosas no me gustan, en general no estoy mal. Creo que puedo hacer casi todo lo que me propongo. Suelo ser estable en mis sentimientos.

Quiero ser una persona culta y saber disfrutar del arte.

Analizo bien las cosas y luego decido. Lo que empiezo lo acabo. Soy radical. Rara vez me salgo de mis casillas. Pienso sobre todo en los demás y me esfuerzo por ellos. Estoy muy a gusto de ser como soy. En general, estoy seguro de mí mismo. Casi siempre estoy estable y de buen humor.


SOCIABILIDAD

COMUNICACIÓN

RELIGIOSIDAD

Lo que más me gusta es estar solo.

Estoy solo bastante tiempo.

Rara vez y con dificultad me comunico en profundidad. Busco divertirme y pasarlo bien, sin preocupaciones

Espero siempre que empiecen los demás. A mí me cuesta. Solo me acuerdo de Dios cuando necesito algo.

Soy bastante perezoso y no RESPONSABILIDAD hago lo que debo.

Me gusta estar acompañado. Estoy más a gusto. Me gusta hablar con los demás, e intento hacerlo.

Me interesa y trato de vivirla, aunque a veces me puede la vida. Descuido a veces Trato de ser el trabajo y las responsable y responsabilidades. trabajador.

En seguida me hago amigos. Soy muy sociable. Me encanta y suelo ser el primero en hacerlo. Tengo una relación personal con Dios y trato de vivirla a fondo. Mi capacidad de trabajo y responsabilidad son conocidas.

Analiza y reflexiona: 1. ¿Qué bandazos y oscilaciones hay en tu perfil – saltos bruscos a la extrema derecha o extrema izquierda -, y por tanto contrastes en el camino de tu madurez? 2. ¿Es tu perfil una línea más o menos vertical? En este caso, ¿en qué parte se encuentra: hacia la izquierda (inmediatez) o hacia la derecha (madurez)? 3. ¿Cuáles son tus rasgos principales de inmadurez (cruces a la izquierda) y de madurez (cruces a la derecha)? Saca 3 conclusiones (o más según tu consideración) para tu vida.

ACTIVIDADES DE EXPLORACIÓN PLANEANDO NO. 10 Indicador: Indaga en el tipo de imaginarios conceptuales, ideas o prejuicio que existen alrededor del tema planteado: introspección o del conocimiento de sí mismo. Resuelve a partir de tu propia experiencia: 1. ¿Para ti y para los jóvenes del siglo XXI, qué es ser persona? Explica. 2. ¿Qué sentido tiene buscar respuestas en uno mismo, al formalizar un proyecto personal de vida como lo estás haciendo ahora? 3. ¿Qué facetas o dimensiones de tu vida personal deberías conocer más (profundizar más en ellas) a favor del tipo de opciones y decisiones que estás discerniendo en este momento? 4. ¿Conoces cuáles han sido las aproximaciones que nos ofrecen los grandes pensadores de la historia acerca de la pregunta por el hombre? Explícalas. 5. ¿En dónde crees que radica la madurez de una persona?


6. ¿Cuál es el concepto de persona y la propuesta de vida presentada por la experiencia cristiana para los jóvenes? 7. ¿Qué rasgos característicos identificamos en la propuesta de madurez propios del perfil de Jesús de Nazaret? Resolver estos interrogantes inicialmente en el cuaderno para posteriormente desarrollarlos en limpio como Planeando No. 10.

PROFUNDIZACIÓN


N째

ACTIVIDAD

FECHA


1 2 3 4 5 6 7 8

Presentación Aguinaldo Rector Mayor (Motivación – Anexo P.P.V) Planeando N° 4 (Diagnostico) Planeando N° 5 (Exploración) Actividades de Profundización Planeando N° 6 Historicidad de la Existencia

Semana 1 Semana 2 Semana 3 Semana 4 Semana 6

Planeando N° 7 Biografía Personal Ponerse en los zapatos del otro Presentación de la carpeta y evaluación

Semana 7 Semana 8 Semana 8

¿Valoro lo que me ofrece Jesús en su propuesta de vida? ¿Reconozco quién soy como persona? - ¿El conocimiento que tengo de sí mismo es la gran fortaleza para enfrentar el futuro? INTROSPECCIÓN La pregunta por el ser humano y su definición es equivalente a la respuesta en su tiempo: ¿qué concepto de ser humano ha existido en la historia de la humanidad? La historia de la humanidad y del pensamiento, nos ha dado a conocer distintos y variados modelos de vida, itinerarios existenciales, sendas filosóficas y cosmovisiones que han interpretado la realidad desde ópticas muy diversas, pero todas teniendo como objetivo común el descubrimiento del sentido, de la razón de la existencia y la comprensión del mundo. El hombre nunca ha dejado de plantearse estas inquietudes y es ahí donde radica la esencia del ser humano: deseosos de felicidad, de libertad, de vida para siempre… ¿quién los ha puesto ahí dentro? ¿Por qué están? ¿Quedarán un día satisfechos? 1. POSIBLES RESPUESTAS EN LA HISTORIA DEL PENSAMIENTO HUMANO A LA PREGUNTA POR EL HOMBRE: ¿QUIÉN ES EL SER HUMANO? ⇒ La pregunta por el hombre data de los primeros tiempos, pues es la pregunta por el sentido de la existencia. Todos los hombres de alguna manera han tratado de responder esta pregunta. Para los griegos fue la pregunta por su ser, su constitución, su origen, es decir por el arjé. La búsqueda continua del cosmos por parte de los pensadores griegos, los condujo a descubrirse como parte integrante de ese cosmos y, en consecuencia, a preguntarse por sí mismos. Esta pregunta por el hombre nos ha permitido, desde aquellos tiempos hasta hoy, comprender el mundo y darle sentido. ¿Quién es el ser humano desde el pensamiento griego? Para Platón el alma humana, que ha existido siempre en el mundo de las ideas, al encarnarse en un cuerpo dentro del mundo sensible olvida por completo sus conocimientos y requiere del contacto con los objetos del mundo, que son copia o imagen de las ideas, para poder recordar la


verdad del mundo suprasensible o perfecto. Esta posición de Platón nos refleja con bastante exactitud lo que piensa acerca del hombre: El hombre es un alma eterna, e inmortal, encarcelada en un cuerpo, cuyo fin es el descubrimiento de la verdad en el mundo de las ideas al cual debe regresar (IDEALISMO). A diferencia de Platón, para Aristóteles lo real sólo se puede explicar en la unión indisoluble de la idea y la materia. La auténtica realidad, para Aristóteles es algo individual y concreto llamado sustancia, en la que se distinguen dos elementos: una forma que determina la esencia de las cosas, es decir lo que son, y una materia, que es moldeada por esa idea o forma. La realidad es entonces la unidad inseparable entre la materia y la forma. El hombre para Aristóteles es un compuesto inseparable de la materia que llamamos cuerpo y una forma que llamamos alma. A diferencia de su maestro Platón, para Aristóteles esta unión es necesaria, pues el alma requiere del cuerpo para cumplir las exigencias de la vida (REALISMO) ⇒ Los pensadores medievales comprendieron al hombre como una creación de Dios. Conocer sus ideas y planteamientos nos permitirá comprender mejor al hombre. Esta forma de pensar con respecto al hombre es presentada generalmente como oscura y sin trascendencia, pero de sus autores y doctrinas se encuentra impregnada nuestra cultura, en especial lo que se refiere a su antropología. En el caso de San Agustín, su pensamiento tiene una clara influencia platónica. El ser humano para San Agustín es un alma racional que tiene un cuerpo mortal y terreno para su uso. El ser humano para San Agustín es el alma, y el cuerpo no es un elemento constitutivo esencial. Para San Agustín la inmortalidad del alma es una exigencia de la naturaleza espiritual del hombre, es una necesidad que nos explica el ser del hombre en la búsqueda de la felicidad plena, a la cual sólo se llega en la eternidad. En el caso de Santo Tomás: El ser humano es un todo constituido por la unión inseparable Entre el cuerpo y el alma. El alma es individual e inmortal y creada por Dios, que recibió la posibilidad de dominar el mundo gracias a su entendimiento. Los pensadores medievales consideran al ser humano como una criatura de Dios, ordenada hacia la búsqueda de la felicidad en la vida eterna.


(CREACIONISMO). ⇒ Los pensadores modernos son de gran importancia para la comprensión del hombre moderno, pues en dos siglos realizaron adelantos tan acelerados y rápidos que superaron lo realizado en los siglos anteriores. El hombre moderno, dominador de la naturaleza, conocedor de las leyes que explican el universo, lógico, eminentemente racional, productivo, científico, es fruto del desarrollo del pensamiento moderno. Los pensadores modernos perciben al hombre como un ser racional que es capaz de conocer el mundo y descubrir las leyes que lo guían. (RACIONALISMO). Tenemos entonces distintos puntos de vista con respecto a la comprensión del ser humano desde la modernidad, en diferentes contextos: Para René Descartes el ser humano está dotado de dos compuestos, el ser racional y el ser corporal, los cuales no se comunican ni dependen mutuamente. En tal sentido, el ser racional conoce gracias a un conjunto de ideas innatas las cuales fueron implantadas en su ser y desde las cuales participa del conocimiento de las cosas. Para Descartes es tan trascendental esta conclusión que desprende de allí su antropología concibiendo al ser humano como un sujeto racional capaz de abrazar el mundo entero a partir de sus propias capacidades intelectuales. Al hombre cartesiano moderno, el pasado le será antipático pues no fue hecho de manera lógica, racional y geométrica. Juan Jacobo Rousseau considera que el hombre se encuentra en una paradoja del ser natural y libre que es el estado en el cual nace, y el ser artificial y social, que es la estructura que se le impone. El hombre en su estado natural, primitivo, es enteramente libre, luego la desigualdad aparece con la sociedad: “El hombre es bueno pero la sociedad lo corrompe”. El estado ideal de la humanidad será entonces, retornar al estado primitivo. Para Emmanuel Kant el hombre se determina gracias a una ley universal bajo la cual la conducta humana debe cumplirla y asumirla por el respeto a la ley misma. En tal sentido la ley exige LA AUTONOMÍA del ser humano, Kant define al ser humano como un sujeto autónomo. La visión materialista del mundo y por ende del ser humano, propone que sólo se debe reconocer la existencia (realidad) a la materia y rechaza la del espíritu y la de Dios. Las leyes del universo material explican todos los fenómenos. Desde este punto de vista, la idea del origen humano predica una concepción positivista y evolutiva de su ser, donde el cruce y la síntesis físico – química acertada, gracias a la evolución, genera en el ser humano sus pensamientos y sentimientos más profundos. Como producto de lo anterior se generan distintas formas de ver al ser humano en su desarrollo y por supuesto en su definición. Carlos Marx hace una lectura total de la naturaleza humana a partir de su carácter social y del papel que juega el trabajo en dichas relaciones. Para Marx comprender al hombre implica


comprender su organización social, comprenderlo como producto de su trabajo, de sus creaciones, de las relaciones con los demás, pues esta es su esencia. En la segunda mitad del siglo XIX y opuesta al materialismo y al idealismo (que abstrajeron en su máxima complejidad la existencia humana, dejando al olvido sus relaciones cotidianas y la simplicidad – complejidad de su práctica) surge una corriente que explica al ser humano a la luz de la existencia, de la vida. Los primeros pensadores con esta orientación fueron llamados vitalistas, que se caracterizaron por considerar la vida, en toda su compleja realidad. Para Nietzsche el verdadero ser humano es aquel que ha desarrollado la voluntad de poder, de dominio; aquel que librándose de los valores tradicionales, pone en marcha su verdadera existencia. La voluntad de vivir es la voluntad de poder: “El hombre debe superarse, terminar en algo que está por encima de él, como el hombre está por encima del mono, esto es, el súper hombre”. (VITALISMO). La inversión de los valores propuesto por Nietzsche, para quien lo importante es el dominio y el poder, por encima del servicio, la humildad, la caridad ha degenerado una ética particularmente deforme en la sociedad contemporánea. Esta ética propia de una sociedad capitalista, exalta el valor del individualismo, de la vida fácil, de lo rápido, por encima del bien común. Lo importante no es cómo se consigan las cosas, sino conseguirlas. Obtener un puesto dentro de cualquier organización puede exigir pasar por encima de muchas personas, pero lo importante es la voluntad de poder. ¿El culmen o el deceso de la modernidad? ¿Victoria o derrota para el hombre? Las relaciones internacionales desde 1870 hasta nuestros días han sido especialmente dramáticas y conflictivas. Entre 1914 y 1945, la humanidad conoció dos guerras mundiales que desencadenaron grandes consecuencias económicas, sociales y, sobre todo, produjeron importantes pérdidas humanas. En 1945 arruinada Europa y derrotado Japón, la hegemonía mundial se repartió entre dos grandes potencias: Estados Unidos y la ex Unión Soviética. En conjunto, los conflictos mundiales hundieron los ideales de la humanidad: tales como el progreso y la ciencia, tan importantes para el pensamiento moderno, y que dejaron al ser humano inseguro y con el gran interrogante sobre el sentido de la vida. En este contexto se destacan pensadores como Jean Paul Sartre quien elabora su proyecto humano a partir de la recuperación de su existencia. Para Sartre la esencia misma del ser humano es su existencia, es decir lo que hace y siente el hombre; por ello el hombre no solo es libre, sino que está condenado a la libertad una libertad absurda que le ha sido asignada sin su consentimiento y que no lo conduce a ningún sitio. En conclusión el ser humano es una pasión inútil por lo cual lo identifica con la nada.


Por su parte Martin Heidegger el máximo pensador existencialista, en ese análisis de la vida cotidiana, encuentra que el hombre es un ser arrojado al mundo y que para vivir auténticamente necesita proyectarse en el futuro y conocer sus posibilidades. El ser humano en la búsqueda de su futuro percibe que es un ser para la muerte y la muerte, pasa entonces a ser parte de la esencia del hombre: “el existente humano, es un ente arrojado al mundo para morir en él y, por tanto, sin ninguna razón para existir. (EXISTENCIALISMO) ⇒ Finalmente llegamos a nuestros días. El pensamiento contemporáneo presenta una síntesis de los planteamientos que intentan definir al ser humano y trata de superar definitivamente los conceptos que lo explican desde un solo punto de vista. El ser humano contemporáneo es considerado como un ser pluridimensional que se comprende como una totalidad. A partir de este fundamento podemos destacar el papel de Herbert Marcuse en su obra “El Hombre Unidimensional”, expone su tesis de que las sociedades tecnológicamente avanzadas, bajo un disfraz pseudo – democrático, explotan al hombre por el hombre, negando su ser personal y quitando sus posibilidades de desarrollo. Alimentado por esta visión positiva y proyectiva del ser humano, Emmanuel Mounier a pesar de no ser amigo de las definiciones, (para él, definir es acotar, limitar, y por lo mismo, empobrecer) nos ofrece una aproximación definitoria del ser persona que podemos encontrar en su obra “Manifiesto al Servicio del Personalismo”: “La persona es un ser espiritual constituido como tal por una forma de subsistencia e independencia de su ser. Conserva esa subsistencia mediante una jerarquía de valores libremente adoptados, asimilados y vividos con un compromiso responsable y una constante conversión. De este modo unifica toda su actividad en la libertad, desarrollando además con sus actos creadores lo singular de su vocación y el sentido de su existencia.” (PERSONALISMO) Para Mounier la categoría “individuo” es el ser humano para el que las demás personas no existen, al contrario de la categoría “persona” que es el ser humano proyectado hacia los demás.

PLANEANDO 11 Indicador: El estudiante desarrolla un paralelo de cada una de las concepciones histórica que existe con respecto al concepto por el hombre. Reflexiona entorno a su particular posición frente a este concepto. Elaborar un cuadro comparativo de la antropología en su proceso histórico, desarrollando finalmente su posición frente a la pregunta por el hombre.


AUTOR Platón

CONCEPTO ANTROPOLÓGICO El hombre es una contraposición de cuerpo y alma.

POSICIÓN PERSONAL

Aristóteles San Agustín Santo Tomás Rene Descartes Juan Jacobo Rousseau Emmanuel Kant Carlos Marx Federico Nietzsche Martín Heidegger Herbert Marcuse Emmanuel Mounier

2. ¿QUÉ SOMOS EN SÍNTESIS? VISIÓN SISTÉMICA INTEGRAL DEL SER PERSONA Se ha realizado todo un recorrido por la historia del pensamiento humano con respecto a la pregunta en torno al hombre (en sentido genérico: hombre – mujer). Son muchos los interrogantes que quedan pero también muchos los planteamientos que hacen claridad al respecto. ⇒ El ser humano no nace hecho, sino que, por el contrario, se hace y se construye cada día; ⇒ El ser humano recibe la vida como un que - hacer, y no como algo hecho; ⇒ El ser humano es llamado a ser, a hacerse, a construirse como hombre dentro de su libertad; ⇒ En la medida que el ser humano se hace, se encuentra así mismo y encuentra el sentido de su existir: “en la intensidad de mi respuesta encuentro el llamado”; ⇒ El ser humano no es un ser dividido o una dualidad irreconocible: debe ser un todo. ⇒ El ser humano es un ser pluridimensional que conforma una unidad, como una unidad inseparable. El ser humano se nos presenta ante todo como un ser complejo, con muchas posibilidades. Nuestra reflexión debe preguntarse entonces por las dimensiones fundamentales del hombre, por aquellos elementos esenciales que lo definen: intersubjetividad, personeidad, historicidad, corporeidad, eticidad, espiritualidad, sexualidad, libertad, entre otros.


3. ¿QUÉ SOMOS, EN SÍNTESIS? Visión Antropológica del Proyecto Educativo Institucional Leontreciano 1 El Proyecto Evangelizador a través de la Educación, que constituye la Misión salesiana, tiene un camino muy concreto, la Promoción integral de la persona, y un sentido último muy definido de todo el proceso educativo: orientado a Cristo, Hombre perfecto. Entendemos la Promoción o Formación integral como el proceso continuo, permanente y participativo que busca desarrollar armónica y coherentemente todas y cada una de las Dimensiones o aspectos que integran al ser humano: las dimensiones ética, trascendenteespiritual, intelectual, socio-afectiva, comunicativa, estética, corporal-lúdica, socio-políticaciudadana, ecológica, tecnológica-laboral, con el fi n de lograr su realización plena en la sociedad y en la Iglesia. Consideramos al ser humano como uno y a la vez pluridimensional, como un organismo compuesto por múltiples componentes, pero articulados en una unidad dinámica. Para desarrollar plena y totalmente a la persona en su proceso de humanización a lo largo y ancho de toda su vida señalamos las diez dimensiones que consideramos indispensables, buscando que a través del conjunto de intervenciones educativas estén orientadas a lograr su desarrollo. Si hablamos de “formación” y de “promoción”, es porque buscamos orientar y desarrollar esas diferentes dimensiones o potencialidades que poseemos. Si agregamos a ese sustantivo el adjetivo “integral” es para indicar que comprende la totalidad del ser humano. No hay Educación, Promoción y Formación sin orientación, sin una intencionalidad implícita o explícita. Siempre se educa en un determinado contexto y teniendo en miras una antropología y una visión y comprensión del desarrollo humano y de la sociedad. De ninguna manera aceptamos que la educación sea un instrumento y mecanismo de reproducción del “status quo”, de la sociedad actual, y que nuestros estudiantes sean unos más del montón, o como se ha dicho con mucha claridad: “no queremos formar bachilleres o profesionales exitosos en sociedades fracasadas” como las que tenemos. Queremos formar en nuestro Colegio Salesiano de León XIII personas auténticas, que actúen con responsabilidad y coherencia, autónomos y críticos, que piensen y actúen por sí mismos, con convicciones profundas y que tengan un liderazgo en la sociedad como actores y promotores de cambio social con miras a la construcción de una sociedad equitativa sin discriminaciones y con igualdad de oportunidades para todos, democrática y participativa, sin autoritarismos ni sectarismos, soberana en sus propósitos y decisiones con miras a garantizar el bien común. “Educamos para SER MÁS y para servir mejor.” DIMENSIONES DE LA FORMACIÓN INTEGRAL Hemos dicho que la Formación Integral busca desarrollar armónicamente todas y cada una de las dimensiones esenciales de la persona humana. Cuando hablamos de Dimensiones del ser humano nos referimos al “conjunto de potencialidades fundamentales y esenciales del ser humano con las cuales se articula su desarrollo integral”. Detrás de estas dimensiones hay una antropología, o 1

PEPS Colegio Salesiano de León XIII, 2008.


concepci贸n del ser humano y de aquellos componentes esenciales que es fundamental desarrollar si se quiere que alcance la plenitud de lo implica ser persona. En el Colegio Salesiano de Le贸n XIII, coherentes con la misi贸n educativa pastoral salesiana, la Formaci贸n Integral que propugnamos comprende las siguientes dimensiones:


En s铆ntesis, las dimensiones del ser humano, han permitido desde su propuesta actual, reconocer al hombre y a la mujer como seres dotados de PERSONEIDAD es decir de SER PERSONA. Como anteriormente se ha dicho el SER PERSONA, no es equiparable a otro tipo de definici贸n:


individuo, sujeto, alma, animal racional, ninguna de estas definiciones pueden agotar la riqueza profunda y el llamado urgente a alcanzar la meta de todo ser humano: SER PERSONA.

PLANEANDO 12 Indicador: El estudiante identifica el estado y nivel de desarrollo de cada una de las dimensiones que lo identifican como persona integral. Plantea líneas de acción claras con el fin de superar sus dificultades. Elabora un cuadro con el cual presenta su situación actual con respecto al nivel de desarrollo de cada una de las dimensiones que lo caracterizan como persona. Plantea estrategias de mejoramiento a nivel personal.

DIMENSIÓN

CUADRO COMPARATIVO SITUACIÓN ACTUAL DESCRIPCIÓN (Cómo me (En breve definir) encuentro)

ESTRATEGIAS DE MEJORAMIENTO (Dos por dimensión)

Ética Espiritual Trascendente Cognitiva Científica Afectiva Comunicativa Estética Ecológica Corporal Socio – Política y Ciudadana Técnica Laboral 4. LA VOCACIÓN A SER PERSONA Ser persona es querer vivir humanamente, es ya una forma de responder a Dios, es tomar la vida como vocación. Estamos llamados a ser lo mejor de nosotros mismos. Desde una visión personalista y trascendente de la vida (como ya ha sido desarrollada) creemos que toda persona está llamada a desarrollar en plenitud ese germen vocacional, con el que nace al servicio de los otros. Esta vocación común tiene diferentes aspectos estrechamente relacionados entre sí, en los cuales y a partir de cada uno se sintetizan las dimensiones del ser persona: ⇒ La relación con uno mismo: desarrollar lo mejor del propio ser. Implica las dimensiones: ética, cognitiva – científica, afectiva, estética, corporal. ⇒ La relación con el mundo, el cosmos: ejercer y vivir una profesión. Implica la dimensión: ecológica, mejorar el medio donde vivimos, la dimensión laboral


profesional. ⇒ La relación con los otros: abrirse al amor en grupo, en familia, en comunidad. Implica las dimensiones: comunicativa, social – política y ciudadana. ⇒ La relación con la trascendencia, con Dios: hacer crecer la necesidad y el deseo de Dios que hay en cada persona. Implica la dimensión: espiritual – trascendente.

CÍRCULO VITAL DE LA EXISTENCIA HUMANA

DIMENSIONES Ética

Comunicativa

Cognitiva Afectiva Estética Corporal

DIMENSIONES Social –

política LA VOCACIÓN A SER Ciudadana PERSONA DIMENSIONES “ser feliz” Espiritual – trascendente: la

DIMENSIONES Ecológica Mundo Artificial

madurez ante sí mismo, los demás y las cosas son expresión de la madurez para:

5. EL PROBLEMA DE LA MADUREZ ¿Es posible determinar la madurez en la persona? Definimos como persona madura a aquella que tiene actitudes maduras, luego entonces


centraremos nuestro esfuerzo en descubrir no ya nuestro grado de madurez, sino la madurez de nuestras actitudes, que es algo más concreto. Llamamos actitud a la disposición de ánimo de la persona, que la lleva a reaccionar positiva o negativamente ante lo que la rodea: personas, acontecimientos, objetos. En esta reacción entran la inteligencia, los sentimientos y los comportamientos. Con un ejemplo se entiende mejor: ⇒ Pienso que el estudio me cuesta (elemento cognoscitivo), ⇒ Porque cuando me toca asistir a clase me siento fatal (sentimiento). ⇒ Y suelo sabotear durmiendo o hablando con mi compañero de al lado (comportamiento). Hay una ley psicológica, demostrada experimentalmente, que dice que la persona tiende a la coherencia entre estos tres elementos. Los tres elementos se influyen y modifican mutuamente para buscar el equilibrio. Así, si no actúo como pienso, acabaré modificando lo que pienso o lo que hago. Pero el más significativo es el comportamiento: si no vivo como pienso, acabaré pensando como vivo. De ahí que el signo fundamental de una actitud madura es la coherencia, en positivo, de estos tres elementos. Se pueden poner ejemplos: el amor, el compromiso, el racismo, la actitud del creyente. El proceso de la madurez humana exige el desarrollo de las dimensiones al lado de un conjunto de rasgos o desempeños sociales que identifican el lugar donde nos encontramos en dicho proceso. Dicho proceso se debate en la cotidianidad del joven al enfrentar distintos caminos o propuestas de realización, los cuales no son bien definidos por la falta de información que existe alrededor de ellos, por el desinterés y la superficialidad en la cual nos movemos o porque al estilo de vida que impone la sociedad actual no conviene que se revele. Propuestas: 5.1 UNA VIDA JUVENIL QUE TIENDE A “MADURAR” SEGÚN LA SOCIEDAD El Contexto en el que nos movemos: ¿cómo lo enfrentamos? ¿Sujetos u objetos de nuestro tiempo, de su historia y su pensamiento? ¿Nuestra existencia transita por el tiempo y el espacio de un modo inconsciente y superficial? ¿De dónde parte la respuesta a nuestras inquietudes más profundas, dentro o fuera de nosotros? Casi nadie se plantea ya hoy la búsqueda de un sentido a su vida; es una cuestión que no parece conducir a ningún sitio, y que implica demasiadas molestias y enigmas filosóficos. Además, requiere mucho tiempo y esfuerzo mental; y eso es algo que no abunda hoy en día: no tenemos tiempo para casi nada y mucho menos para el esfuerzo. Son más cómodas la ideas de otros, las cosas ya hechas, prefabricadas…, y las de usar y tirar. Resulta fácil dejarse tentar por la falsa imagen de un mundo a la deriva, ya construido por los demás, más o menos perfecto, pero lleno de oportunidades y cosas que ofrecer a los primeros que caigan en sus redes. Por tanto, no hay nada que pensar, tan solo embarcarse en él y navegar sin rumbo fijo dejándose aventar por la corriente.


Así, todo el mundo nos enrolamos en el mismo barco y no se nos ocurre preguntarnos por el rumbo que lleva, ni hacia dónde sopla el viento que lo impulsa, con nosotros abordo. De repente, nos encontramos inmersos en un mar revuelto y agitado, sin más horizontes que sus impresionantes y traicioneras olas, bajo las que sucumbimos una y otra vez, atraídos solo por el deseo de probar y experimentar algo nuevo, algo distinto. Pero todo nos resulta efímero y caduco; nada colma nuestro anhelo de satisfacción y felicidad. En el fondo, esta sed de nuevas experiencias no es más que el reflejo de una insatisfacción interior, de un vacío que no logramos llenar y que responde en definitiva, a esa búsqueda frustrada de sentido y de plenitud, que nunca queremos afrontar de forma radical. Nos dejamos llevar y acompañar por el empuje y la inercia de las olas, por el criterio de la mayoría, por las corrientes de pensamiento, una forma de pensar que se retrata en la sociedad que va de un lado a otro, llamando a cada puerta y buscando nuevos adeptos con los que engrosar su masa. Para tener mayor claridad es importante darnos cuenta que la sociedad actual nos pone como en un mostrador su propia axiología, es decir sus propios valores, veamos: En el ámbito de sí mismo: placer. Entendemos por placer la diversidad de ofertas de felicidad personal que nos ofrece la sociedad de consumo, cuando nos habla de bienestar, comodidad, confort; de hacer lo que a uno le apetece; el sexo como artículo de consumo, del cultivo de la belleza corporal y de la moda. Es una carrera vertiginosa en la cual estamos todos que los medios de propaganda y la mentalidad común de la gente nos invita a perseguir. En el fondo se trata de alimentar aspectos superficiales de la persona: el cuerpo, los sentidos externos, el bienestar físico, para aparentar y seducir. En el ámbito comunitario (los otros): poder. El poder es el mecanismo de defensa predominante en nuestra relación con los demás, y se expresa en actitudes y comportamientos concretos: predominio, competitividad, agresividad para con el más débil, pisar para que no te pisen, llegar antes que el otro y no dejarse comer el terreno, en esta sociedad, “el que se duerme, se lo lleva la corriente”. Este dominio se manifiestan en actitudes muy claras en los jóvenes: el dominio o preponderancia intelectual a través de las calificaciones académicas, el predominio social y económico mediante el dinero o el tipo de profesión, la influencia en el grupo de amigos con un carácter soberbio impositivo, entre otros. En el ámbito de las cosas (mundo): poseer. Los jóvenes participan plenamente de la cultura del consumo; son un colectivo importante para la gran maquinaria publicitaria y el marketing, y fácilmente se dejan seducir por una filosofía de vida que pone el tener por encima del ser. Depende de nosotros y nuestro criterio, cómo llegamos realmente a enfrentar dichas propuestas. 5.2 PROPUESTA: UNA VIDA JUVENIL MADURA Y DIGNA, QUE SE FUNDAMENTA EN LA PERSONA


COMO SUJETO AUTÓNOMO Desafortunadamente en la sociedad una gran parte de jóvenes no son conscientes de estas situaciones que los dominan y esclavizan. La propuesta educativa leontreciana se caracteriza por encontrar en su esencia un mensaje liberador, un mensaje que rompe con los esquemas mentales y espirituales que no permiten a la juventud tomar las riendas de su vida sino, dejar que otros asuman este papel. Así lo enuncia el P. Mario Peresson: “la educación para que sea lo que debe ser y cumpla sus fines de manera integral, la educación como camino de humanización, debe asumir entre otras la dimensión LIBERADORA, de todas aquellas formas de alienación antiguas y nuevas (…) de las múltiples formas de opresión, exclusión y esclavitud materiales y espirituales que impiden la realización personal y comunitaria.” 2 Por lo anterior, proponemos:

JESÚS UN HOMBRE MADURO Introducimos por primera vez el nivel de profundidad que tiene la experiencia de Jesús en la tarea de seguir construyendo nuestra interioridad y madurez humana. Analizaremos con los jóvenes la madurez personal de Jesús y su planteamiento de vida con relación a la sociedad y el entorno en que vivió. A partir de este análisis el joven traslada este planteamiento a la sociedad en que vive, descubriendo, ya en positivo, las exigencias del seguimiento de Cristo. Veamos: 5.2.1 En el ámbito de sí mismo, el PASO DEL PLACER al DARSE Como se ha explicado, el placer genera en las personas egocentrismo e individualismo, actitudes humanas que no permiten el despliegue total de las capacidades, generando a la sociedad seres aislados, inseguros y sin trascendencia expuestos a una muerte en vida. Por el contrario en el ámbito de sí mismo el DARSE proporciona a la persona sentido de compromiso, utilidad a la sociedad, integración y fortalecimiento de todas las dimensiones humanas puestas en marcha gracia a una vida espiritual guiada por grandes ideales, que buscan sobre todo el desarrollo de los destinatarios de su misión y en ellos su felicidad. Son estos los que inciden en la propia historia y en la historia de otros, creativos en la realización de nuevos caminos de vida y sobre todo trascendentes, legado que se materializa en un sentido de vida que se descubre paso a paso en la entrega total y sin límites de la propia vida, es ahí en donde el ser humano descubre la verdadera felicidad y su vocación: “EN LA INTENSIDAD DE MI RESPUESTA, ENCUENTRO EL LLAMADO”. JESÚS: EL RETO DEL PLACER vs. DARSE Busca las siguientes citas bíblicas y presenta tu análisis a través de los siguientes puntos: Búsqueda de citas: Mateo 10, 39 - Mateo 26, 36 – 42 - Filipenses 2, 4 – 11. Analiza:

2

PERESSON, Mario. Evangelizar Educando. p. 42.


1) 2) 3) 4)

¿Qué dicen los textos? (breve síntesis) ¿Qué plantea Jesús a la sociedad de su tiempo? ¿Qué plantea Jesús para la sociedad actual? ¿Qué exigencias nos pide asumir Jesús para con nuestra propia madurez?

5.2.2 El ámbito comunitario (los otros), el PASO DEL PODER al SERVIR Una consecuencia lógica del DARSE es el SERVIR. Nadie puede darse sin contemplar la necesidad de servir a los demás. Son dos opciones que van de la mano. La mayor parte de nuestros pensamientos, sentimientos y conductas tienen que ver o se refieren en forma directa o indirecta a nuestra relación con los demás. Así, las ideas que tengo sobre los demás, a veces preconcebidas, me permiten relacionarme y dialogar con ellos de una forma u otra, y generan en mí unos sentimientos – simpatía, antipatía, indiferencia- que condicionan mi comportamiento con ellos. Exactamente y en la misma dirección el SERVIR proporciona como en el DARSE, el alcance de nuevas expectativas, nuevos retos, tener nuevas relaciones, nuevas responsabilidades, nuevas sensaciones, conocer el mundo que nos rodea. Además, en este ejercicio llegamos a ser alguien, somos valorados por lo que somos, reconocidos en medio de la comunidad. El servir, genera testimonio y suscita en los otros las ganas de seguir ese mismo camino, pues en el ejercicio del mismo se llenan expectativas de vida que no ocurre, por el contrario, cuando nos sometemos a la antipatía de los demás, al egocentrismo y a la idolatría de nuestro propio ser como jóvenes, como personas. JESÚS: EL RETO DEL PODER vs. SERVIR Busca las siguientes citas bíblicas y presenta tu análisis a través de los siguientes puntos: Búsqueda de citas: Lucas 22, 24 – 27 - Juan 13, 2 - 17 Analiza: 1) 2) 3) 4)

¿Qué dicen los textos? (breve síntesis) ¿Qué plantea Jesús a la sociedad de su tiempo? ¿Qué plantea Jesús para la sociedad actual? ¿Qué exigencias nos pide asumir Jesús para con nuestra propia madurez?

5.2.3 El ámbito de las cosas (mundo), el PASO DEL POSEER al COMPARTIR Una actitud madura ante las cosas es asumir una actitud ecológica. La raíz etimológica de Ecología, viene de casa. El mundo es la casa de todos y hay que cuidarla. La casa más cercana y habitual a la vida juvenil es la propia casa, su habitación, las calles y plazas, parques, los ambientes humanos que frecuentan, colegio, lugar de trabajo, bares y sitios de diversión… el salón de clase. La cultura del consumo ha generado en los jóvenes actitudes de derroche, falta de cuidado, destrucción y exageración sobre las propias cosas y las ajenas. Se compra, se adquiere para sentirse bien y en sintonía con ese “barco veloz y acelerado” llamado consumo, pero al tener las cosas no se reflexiona sobre su orden, cuidado, servicio y proporción. Se tienen para poseer, propiedad privada, más no para compartir.


Los bienes no son posesión exclusiva y absoluta de la persona, sino que también deben estar a disposición del bien común, y especialmente de los más necesitados, gracias a que, si en nuestra cultura no avanzamos hacia la solidaridad, el reparto de la tierra, seguiremos auspiciando las grandes desigualdades sociales y por ende la injusticia. JESÚS: EL RETO DEL POSEER vs. COMPARTIR Busca la siguiente cita bíblica y presenta tu análisis a través de los siguientes puntos: Búsqueda de citas: Marcos 10, 17 - 31 Analiza: 1) Jesús pasa a tu lado, pasa por tu vida. ¿Vas a dejarlo pasar de largo? Acércate a él. ¿Qué le pides, qué le preguntas? 2) Jesús ha pasado por tu vida desde tu niñez. Repasa rápidamente todo lo que te ha dado, regalos materiales y espirituales: casa, familia, alimentación, vestido, estudio… Jesús te mira con cariño ahora a ti también y te pide algo especial, porque te ha dado mucho, y te puede exigir mucho. A aquel joven le pidió desprenderse de todos sus bienes para dárselos a los pobres y seguirle. Y a ti, ¿qué te pide Cristo hoy, aquí y ahora? 3) ¿Cuál es tu reacción? ¿Qué te impide convertirte en un seguidor de Jesús?

¿Qué buscamos con la profundización antes realizada? - Síntesis En primera instancia ubicar al estudiante en una visión integral del ser humano que supere las fragmentaciones a las cuales la sociedad lo ha sometido entendiendo la felicidad humana en términos exclusivamente utilitarios, individualistas, hedonistas, dualistas, existenciales o ideológicos. El ser humano es la riqueza más profunda, diversificada tantas veces como lo expresan sus dimensiones pero a su vez uno, unificado y total. Este ser humano llamado a realizarse primero y por encima que todo como persona, realiza su vida integralmente bajo principios que fundamentan y le dan un sentido profundo que trasciende la propia existencia terrena. Su labor es salvaguardar, fortalecer y potenciar principios como LA DONACIÓN DE SÍ MISMO COMO PERSONA EN PRO y A FAVOR DE UNA CAUSA JUSTA, COMO LO ES EL SERVICIO A LOS DEMÁS, y en consecuencia, SU CAPACIDAD ECOLÓGICA COMO ACTITUD PROPORCIONADA y JUSTA -SOLIDARIA SOBRE LAS COSAS y el MUNDO QUE SE LE HA DADO A SU CARGO y PARA SU MEJORA (profesión). La madurez humana debe tender a fortalecerse en esta dirección, solo y a partir de ella se descubre el verdadero sentido de la vida y se resuelve poco a poco y en el camino las preguntas trascendentales que nos sobre pasan e impulsan hacia delante, una de ellas por ejemplo: ¿DÓNDE RADICA ELSENTIDO y FIN ÚLTIMO DE LA AUTÉNTICA FELICIDAD? IV. EJERCICIOS DE UBICACIÓN y FORTALECIMIENTO,


EN DINÁMICA DE MADUREZ y PERSONALIDAD Aplicación La serie de ejercicios que a continuación se proponen, persiguen por objetivo ponerse en situación con el documento correspondiente, de verse desde fuera y descubrir las emociones, cuidados, valores y principios, carácter, comportamientos, etc., que hacen parte del proceso dinámico de la madurez humana, para llegar finalmente a realizar una síntesis total que permita responder a las preguntas que se motivaron al inicio del presente módulo: ¿quién soy yo?, ¿me conozco?, ¿cuál es mi estado de madurez actual?; como persona, como joven ¿dónde me encuentro frente al reto de construir mi vida a través de un proyecto?, ¿qué quisiera potenciar o corregir de mí mismo en aras de mi realización cada día? Como todo instrumento tiene sus límites, sin embargo su finalidad no es “cuadricular” o limitar a la persona, por el contrario es una herramienta que le colabora como punto de apoyo y de reconocimiento de las variables de identidad, antes de tomar cualquier decisión frente a la propia vida o fortalecer aquella, si en tal caso ya se ha tomado. Partiremos del hecho ya conocido y profundizado sobre la dimensionalidad o integralidad humana; inclinaremos nuestros esfuerzos trabajando sobre tres de los cuatro aspectos básicos en la construcción de la personalidad. El aspecto relacional con Dios se fundamenta sobre el hecho de aceptar en la propia vida la construcción y madurez de todas y cada una de las dimensiones antes mencionadas, es decir el reto por vivir con dignidad y autenticidad.

LA RELACIÓN CONSIGO MISMO Dimensiones ética, cognitiva – científica, afectiva, estética, corporal

TEMPERAMENTO Y CARÁCTER PLANEANDO NO. 13 Mucho se ha discutido en cuanto a establecer la diferencia que hay entre temperamento y carácter. Algunos los han llegado a considerar como sinónimos; otros, como algo distinto, aplicable aquél a lo físico y fisiológico, y éste a lo psíquico y moral. El educador Juan Rago dice lo siguiente: “El temperamento es la materia prima del carácter. Es el organismo considerado en su actividad física; el carácter afecta sobre todo el orden moral. El temperamento es innato, el carácter se adquiere mediante la educación y el contacto con el medio social. En estas líneas abordaremos el estudio del carácter en los aspectos moral, psíquico y espiritual de la persona. Para no alargar demasiado el tema, hablaremos muy brevemente del temperamento, por cuanto el carácter tiene como una de sus bases al temperamento. •

Temperamento

Por temperamento entendemos sobre todo los aspectos físicos y fisiológicos de la persona. Es “el organismo considerado en su actividad física”. Tienen máxima influencia en él la constitución


física, la herencia y el sexo. El temperamento es algo innato en el hombre. Por lo tanto, al hablar de un determinado temperamento, se consideran más los aspectos corporales de la persona, que los morales o espirituales; por ejemplo: el rostro, la fisonomía general, etc. Se suelen nombrar cuatro temperamentos principales, llamados temperamentos simples, y cada cual con sus características propias: sanguíneo, nervioso, bilioso y linfático. Es muy raro encontrar en una persona un temperamento simple, casi siempre se haya mezclado uno, que es predominante, con otros, que son secundarios. Estos cuatro temperamentos mezclados entre sí, y que es la forma ordinaria como se presentan en la persona, dan lugar en consecuencia a muchos más. Y basta con esto sobre el temperamento: vayamos ahora al carácter, que es más importante. •

El Carácter

Con lo dicho ya sobre el temperamento e insinuado sobre el carácter, podemos decir que carácter es "El conjunto de cualidades psíquicas y afectivas, heredadas y/o adquiridas, que condicionan la conducta de cada persona, distinguiéndola de los demás”. •

Bases del Carácter

El carácter de una persona se fundamenta en tres cosas principales: a) UN FONDO INNATO. Esto es, en dependencia de lo físico y hereditario, que se desprende del temperamento de cada persona. Esta base innata del carácter es permanente; pero puede atrofiarse o desarrollarse. b) LA INFLUENCIA DE LA EDUCACIÓN Y DEL MEDIO SOCIAL. Es natural que tenga mucha importancia en el carácter del individuo la educación que reciba y el medio social en que se desarrolla. Así, por ejemplo, es muy distinto un muchacho que no haya recibido ninguna educación, que vive en hogar mal constituido o de continuas desavenencias que vive con problemas económicos, que frecuenta malas amistades etc. de aquel que en todas estas cosas está bien. c) TRABAJO PERSONAL. Otra base del carácter es el esfuerzo serio que ha hecho la persona para conocerse lo mejor posible a sí misma, para orientar sus pasiones, vencer sus defectos y adquirir cualidades; para fomentar las cualidades que tenga; lograr ideales, etc. •

Elementos del Carácter

Llegamos a una parte muy importante para poder entender la caracteriología de Le Senne. En efecto, dice este autor que el carácter consta de un doble tipo de elementos: uno fundamental o constitutivo, y el otro suplementario o accesorio.

ELEMENTOS FUNDAMENTALES DEL CARÁCTER. Ellos son:


a) LA EMOTIVIDAD (E). Es la capacidad para sentir emociones, vibrar ante los hechos de la vida, conmoverse ante los acontecimientos. La emotividad tiene sus fortalezas, pues de suyo es una riqueza pero tiene también tiene debilidades. Como fortalezas podemos anotar: mucho interés por lo que ejecuta, inteligencia rápida y penetrante, facilidad para las habilidades artísticas, etc. Como debilidades: reacciones grandes, desproporcionadas ante estímulos pequeños; se fija demasiado en una cosa, haciendo que pierda de vista el aspecto de conjunto; vive mucho de la impresión presente; le falta objetividad y capacidad para ceñirse a algo concreto y determinado. Decimos que una persona es emotiva cuando tiene una emoción, cuando tiene una emotividad acentuada y por sobre lo común. Lo mismo podemos decir de los otros dos elementos que vienen. La no-emotividad es justamente lo contrario a la emotividad. Es, por lo tanto, tener una emotividad por debajo de la emotividad común de las personas. Esta no-emotividad es de suyo una pobreza en el carácter; pero la persona la puede corregir con su trabajo y esfuerzo. Tiene, sin embargo, sus ventajas: tranquilidad y objetividad ante las cosas. b)

ACTIVIDAD (A): Es una tendencia natural para actuar y para buscar ocasiones de actuar.

Naturalmente que el tener la tendencia a la actividad es una cualidad; pues lleva a ser emprendedor, decidido luchador, perseverante ante los obstáculos, apto para los estudios serios y profundos. Toda esta actividad, para ser positiva, debe realizarse con orden y con método. Los elementos a mejorar de la actividad son: el que la acción pueda ser disparatada, desorganizada, sin orden ni medida, egoísta e independiente. No actividad. Es lo contrario de la actividad; luego es pasividad. Esta no actividad es sin lugar a duda un aspecto a mejorar en la persona. c) FUNCIÓN PRIMARIA (P). Es tener reacciones inmediatas, rápidas, intensas y breves ante un estímulo. Esta prioridad tiene los siguientes aspectos positivos: darse cuenta rápidamente de las cosas, reaccionar con prontitud; adaptación ante los acontecimientos y personas. Tiene estos aspectos a mejorar: puede inducir a ser precipitado, poco profundo y objetivo; impulsivo e inconstante, poco apto para los estudios de investigación. d) FUNCIÓN SECUNDARIA (S). Las reacciones ante un estímulo no son inmediatas; pero, una vez que se tienen, son profundas y duraderas. Puede, incluso, a primera vista reaccionar en contra ante algo que se le presenta; pero, si se convence después de la utilidad de ello, se pondrá con gran empeño a realizarlo.


Sus fortalezas son: orden métodos previsión, reflexión madurez. La persona es apta para los estudios serios y profundos. Aspectos a mejorar: poco comunicativo, melancólico, frío. • Unión de estos elementos La unión de estos elementos da como resultado lo que se llama caracteres tipos. Pero aquí es muy útil advertir que no se da en la práctica los caracteres puros; sino que están mezclados entre sí, con predominio de unos elementos sobre otros. La labor de las personas es descubrir el orden y la medida en que se hallan en ellas los elementos que darán como resultado su carácter. Así se pondrán a trabajar en él, cultivando lo bueno, y quitando lo malo para convertirlo en bueno. • Caracteres Tipos Partiendo de la base, como ya dijimos, de que no se dan los caracteres puros en la práctica, sino que están mezclados, ponemos aquí sin embargo los 8 caracteres tipos que según Le Senne, resultan de la combinación de los elementos fundamentales del carácter y de sus contrarios, ya explicados. Todo esto puede ayudar a dar con el propio carácter. Estos caracteres tipos los estudiaremos brevemente por separado. Creemos que al adolescente le será un poco difícil descubrir su carácter dada la época tan cambiante por la cual atraviesa, pero pensamos que es útil ofrecer estas sencillas nociones para que, poco a poco, valla dando con él, a medida que logra mayor madurez. Ellos son: a. Emotivo – Activo – Secundario (EAS):

Apasionado

b. Emotivo – Activo – Primario (EAP):

Colérico

c. Emotivo – no – Activo – Secundario (EnAS):

Sentimental

d. Emotivo – no – Activo – Primario (EnAP):

Nervioso

e. No – Emotivo – Activo – Secundario (nEAS):

Flemático

f.

Sanguíneo

No – Emotivo – Activo – Primario (nEAP):

g. No – Emotivo – no – Activo – Secundario (nEnAS):

Apático

h. No – Emotivo – no – Activo – Primario (nEnAP):

Amorfo.

Estos tipos son el resultante de los elementos ya explicados y que, a pesar de la elasticidad que hay que guardar en todo esto reúnen la suficiente precisión para estudiarlos por separado. •

Explicación de los caracteres tipos.


Cuando nosotros ponemos las características de cada carácter, las fortalezas y sus debilidades, naturalmente que no queremos decir que necesariamente deben estar en cada persona todas las cosas dichas de él; sino sólo indicar los aspectos que más distinguen a ese determinado carácter, pudiendo encontrarse unos elementos u otros. 1. Apasionado (EAS) Fortalezas: Tiene los elementos positivos puestos más arriba al explicar la emotividad, la actividad y la secundariedad. Por esto decimos que es el más rico de todos los caracteres. A mejorar: puede ser orgulloso, exagerado, violento, inquieto, independiente, aislado. 2. Colérico (EAP) Fortalezas: Lo positivo de la emotividad, de la actividad y de la primariedad: espíritu de servicio, empresa y sacrificio; adaptable a las circunstancias. A mejorar: puede ser impetuoso, desordenado en sus acciones, poca perseverancia en sus propósitos, a veces es amigo de exagerar las cosas y con inclinación a los desórdenes de tipo sentimental. 3. Sentimental (EnAS) Fortalezas: Además de lo positivo de la emotividad y de la secundariedad, podemos agregar lo siguiente: bondadoso, corrección en sus costumbres y prontitud para decir la verdad. A mejorar: Tiene, además de las debilidades presentadas por la no actividad, lo negativo de la actividad y de la secundariedad. Estimado y susceptible ante la opinión de los demás, poca decisión en el actuar; falta de espíritu de empresa y de adaptación, ensimismamiento y aislamiento. Debido a su introversión, tiene tendencia a buscar los placeres sensuales. 4. Nervioso (EnAP) Fortalezas: Lo positivo del emotivo y del primario. Además: generosidad, optimismo y afabilidad. A mejorar: Tiene lo negativo de lo no activo, del emotivo y del primario. Es superficial, con tendencia a la disipación y al desorden en todo sentido, aún en lo sensual. A veces se deprime fácilmente. 5. Flemático (nEAS) Fortalezas: Tiene lo positivo del activo y del secundario. Es, por tanto, calculador, reposado, sereno, tenaz, alegre, optimista, perseverante y objetivo. Con facilidad para los estudios serios y profundos. Moderado en la búsqueda de placeres sensuales. A mejorar: Tiene lo negativo del no activo, del negativo de la actividad y de la secundariedad. Es frío, de sentimentalismos débil; llevado a la exageración, a la inflexibilidad, a la porfía, a lo automático; por todo esto debe caer en la rutina y en las manías. Sanguíneo (nEAP) Fortalezas: Lo positivo del activo y del primario. Es práctico en su acción, amigo de la curiosidad y de la conversación fácil, adaptable a la vida social: prestancia ante circunstancias imprevistas. A mejorar: Tienen lo defectos del no emotivo, y lo negativo del activo y del primario. Es de tendencia a los placeres sensuales y al libertinaje. Apático (nEnAS) Fortalezas: Tiene las cualidades del secundario. Pero, al ser no emotivo y no activo, es este un carácter en cosas positivas.


A mejorar: Lo negativo del no emotivo, del no activo y del secundario. Es pasivo, cómodo, duro, frío aislado, egoísta con poca tendencia al esfuerzo intelectual que significa el estudio. Amorfo (nEnAP) Fortalezas: Lo positivo del primario; pero, al ser no emotivo, no activo y primario, resulta que es el carácter más pobre de todos. Sin embargo, es amigo de los deportes y no propenso a las enfermedades mentales. A mejorar: Los indicativos ya para la emotividad, la no actividad y la primariedad. Es amigo del resultado inmediato, indolente, pasivo; presa segura de lo fácil, agradable y placentero en todo orden de cosas, aun en lo sensual. Por nada se emociona y nada lo entusiasma.

TEST CARACTERIOLÓGICO Conociéndome No. 2 - Explicación Después de haber visto lo que es el carácter y los tipos de caracteres que hay, nos parece útil agregar aquí un test, para averiguar, a través de ciertas preguntas qué elementos fundamentales se hallan en la persona; de modo que se pueda establecer cual de los caracteres tipos ya explicados se le puede aplicar más o menos a ella. El test está hecho con base en treinta preguntas, divididas en 3 secciones de 10 preguntas cada una. En la primera sección se trata de averiguar la Emotividad o no emotividad de la persona; en la segunda sección, la actividad o no actividad; y en la tercera sección la Primariedad o Secundariedad. Como ya lo hemos dicho, la combinación de estos elementos y sus contrarios nos dan los 8 caracteres tipo que ya fueron explicados recientemente. Modo de Hacerlo: Los números colocados en la parte inferior de las preguntas son escala de valores, actitudes, modos ordinarios de ser.

El cuarto equivale a muchísimo, el tercero a mucho, el segundo a regular, el primero a poco y el cero a nada. Para contestar las preguntas encierre en un círculo el número que mide mejor su manera de ser o actitud. Procure ser lo más exacto posible, intentando cercar el 2 lo más que pueda, sin dejar de ser exacto. Se recomienda realizarlo una vez y revisarlo algún tiempo después sin observar el anterior, para ver si coinciden los criterios y juicios.


Si la suma de los números cercados en la primera sección es mayor a 20 usted es emotivo (E); si es menos, usted es no emotivo (nE). Si la suma de la siguiente sección es mayor de 20, usted, es activo (A); si es menor, no activo (nA); si la suma de la tercera sección es mayor de 20, usted es secundario (S); si no, es primario (P). Una vez hecho el test, junte los tres elementos que le salieron y vuelva a leer en este mismo tema a partir del enunciado que titula Elementos del Carácter encuentre la explicación a cada uno de ellos, cómo se llama el carácter que le resultó y su correspondiente explicación. He aquí el cuestionario: Sección Primera: Emotividad o No Emotividad 1. ¿Toma usted fácilmente a pecho cosas pequeñas que sin embargo, sabe son de menor importancia? 4–3–2–1–0 2.

¿Se entusiasma usted o indigna fácilmente?

4–3–2–1–0 3.

¿Es usted impresionable, le afecta fácilmente la crítica y las observaciones poco amables o burlonas? 4–3–2–1–0 4. ¿Encuentra difícil conservar su paz llegando a turbarse por sucesos inesperados, saltando por ejemplo, cuando la gente de improviso dice su nombre; palideciendo o sonrojándose fácilmente? 4–3–2–1–0 5. ¿Se sobresalta fácilmente cuando habla? ¿Lamenta tener que alzar la voz y usar palabras muy expresivas? 4–3–2–1–0 6.

¿Se pone más preocupado cuando se avecina una nueva tarea o variación, que le implica un reto? 4–3–2–1–0 7.

¿Cambia fácilmente de humor, pasando de la felicidad al desaliento, de la energía a la tristeza, o viceversa, por razones pequeñas o que no se ven? 4–3–2–1–0 8. ¿Está a veces confuso por dudas o escrúpulos por algo de poca importancia? 4–3–2–1–0 9. ¿Ocurre a veces que está tan hondamente impresionado que no puede realizar algo que quería usted hacer?


4–3–2–1–0 10. ¿Se siente a veces miserable, molesto con cosas, inclinado a dirigir la atención demasiado sobre sus propias sensaciones o sentimientos? 4–3–2–1–0 Sección Segunda: Actividad o no Actividad 1. ¿Suele ocuparse con alguna clase de actividad incluso durante el tiempo libre (estudios extraordinarios, acción social, retiro)? 4–3–2–1–0 2. ¿Suele hacer lo que ha decidido de inmediato y con facilidad? 4–3–2–1–0 3. ¿Se suele estimular con los obstáculos y se sobresalta por el hecho de que tiene que hacer usted un esfuerzo extraordinario? 4–3–2–1–0 4. ¿Tiene la tendencia a obrar, o, al menos, a hacer planes concretos para preparar el futuro? 4–3–2–1–0 5. ¿Tiende a hacer lo que tiene que hacer inmediatamente y sin que le signifique mayor esfuerzo (escribir una carta, plantear un negocio tentador)? 4–3–2–1–0 6. ¿Reanima su inteligencia de inmediato, aún en casos difíciles, sin vacilar, o se queda indeciso demasiado rato? 4–3–2–1–0 7. ¿Repite un mismo movimiento (temblor, gesticulación, hacer ruido con la silla) aun cuando no está afectado por una gran emoción? 4–3–2–1–0 8. ¿Suele recibir bien algo nuevo, a pesar de que exige un esfuerzo especial? 4–3–2–1–0 9.

¿Cuándo ha hecho algo, trata de repasarlo a menudo para ver si lo ha hecho bien y en el debido tiempo? 4–3–2–1–0 10. ¿Preferiría hacer usted algo personalmente, antes de vigilar que otros lo hagan? 4–3–2–1–0


Sección Tercera: Primariedad o Secundariedad

1. ¿En sus acciones se interesa más por sus resultados futuros y distantes antes que por los inmediatos? 4–3–2–1–0 2. ¿Le gusta prever cualquier eventualidad y prepararse cuidadosamente para ella de antemano? 4–3–2–1–0 3. ¿Tiene una serie de principios fijos y determinados a los que siempre procura atenerse? 4–3–2–1–0 4. ¿Es perseverante en sus resoluciones, acabando prácticamente lo que empezó? 4–3–2–1–0 5. ¿Es constante en sus simpatías hacia los demás (manteniéndose en estrecho trato con viejos amigos, visitando a las mismas personas)? 4–3–2–1–0 6. ¿Encuentra dificultoso reconciliarse con alguien que lo ha ofendido o contra quien tiene usted alguna queja? 4–3–2–1–0 7. ¿Tiene una definida serie de costumbres a las cuales se atiene, por estar ligado a una rutina regular de hechos? 4–3–2–1–0 8. ¿Sigue orden, simetría, regularidad? 4–3–2–1–0 9. ¿Concibe de antemano cómo emplear el tiempo y las fuerzas, gustándole los guiones, programas y planes de acción definidos? 4–3–2–1–0 10. Cuando ha adaptado su mente a algo, ¿le es más bien difícil variar de opinión y convencerlo de que admita una nueva idea sobre aquel punto? 4–3–2–1–0 Reflexiona sobre los resultados: 1) ¿Qué carácter tipo fue el descubierto a partir del ejercicio? 2) ¿Me siento identificado con los resultados obtenidos? SI – NO ¿por qué?


3) ¿Qué elementos de mi carácter hacen falta incluir que no se hayan dicho? 4) ¿Por qué creo importante iniciar un trabajo de reconocimiento de si mismo a partir del carácter, desde mi proyecto de vida? ¿QUÉ VALORES TE MUEVEN? PLANEANDO No. 14 Los valores y su organización, dependen sustancialmente del perfil de vida que la persona haya venido cultivando desde temprana edad. Vimos anteriormente que en la historia del pensamiento, existieron múltiples forma de concebir al ser humano, en donde, para cada una de ella, se podría decir existe su particular escala de valores, unos más prioritarios que otros. La presente actividad tiene por objeto hacer claridad sobre tu particular lista de valores, tratando de confrontarla con otras listas según perfiles de vida que te vamos a dar. Ordena la siguiente lista de valores, según estos criterios. (NB. Para la lista de Jesús, ten presente las siguientes citas bíblicas: Mateo 4, 1 – 11; 4, 18 – 22; 5, 1 – 12; 6, 1 – 4; Lucas 6, 1 – 5; Juan 13, 1 – 17. VALORES 1. Amistad 2. Cultura 3. Salud 4. Felicidad 5. Servicio 6. Tranquilidad 7. Confort 8. Deporte 9. Diversión 10. Riqueza 11. Trabajo 12. Fe 13. Éxito 14. Solidaridad 15. Justicia 16. Libertad 17. Seguridad 18. Familia 19. Compromiso 20. Iglesia 21. Fama 22. Paz 23. Oración 24.

Mi lista real

Mi lista ideal

Otras listas

La de Jesús

ACTIVIDADES DE APLICACIÓN DEL CONOCIMIENTO A LA VIDA Y AL MEDIO LA RELACIÓN CON LOS DEMÁS Dimensiones comunicativa, afectiva, social – política y ciudadana.

¡EN GUARDIA!: ¿CÓMO FUNCIONAN LOS MECANISMOS DE DEFENSA EN


NUESTRA MANERA DE RELACIONARNOS? PLANEANDO NO. 14 Todas las personas tenemos una serie de necesidades que debemos cubrir para vivir. Unas son físicas—comer, dormir...—; pero otras, igual de importantes, son las psíquicas. Los entendidos han llegado a la conclusión de que las necesidades psicológicas fundamentales de la persona son cuatro: — Necesidad de nuevas experiencias. Buscamos siempre vivir nuevos retos: tener nuevas relaciones, nuevas responsabilidades, nuevas sensaciones, conocer el mundo que nos rodea. — Necesidad de seguridad. Para estar seguros necesitamos cosas materiales — alimento, vivienda...— y otras más espirituales —sentirse parte de un grupo, sentirnos protegidos, saber qué es lo que está bien y lo que está mal. — Necesidad de reconocimiento. Todos necesitamos sentirnos alguien; ser valorados por los que nos rodean, tener responsabilidades y prestigio. — Necesidad de afecto. Buscamos que los demás estén a gusto en nuestra compañía y quieran mantenerla; ser aceptados por un grupo tal como somos; dar y recibir cariño de los demás. Todos tenemos que satisfacer estas cuatro necesidades. Pero, claro, cada uno las satisface en distinta proporción. Algunos necesitan más seguridad, otros más reconocimiento, etc., según el propio carácter y la propia historia personal. La satisfacción personal de las cuatro necesidades, si es equilibrada, enriquece las relaciones; pero si es exagerada crea conflictos y puede llegar a destruir dichas relaciones. Muchas veces no es fácil satisfacer nuestras necesidades en la relación con los demás por diferentes razones: — Imposibilidad práctica de que el ambiente ayude a satisfacer la necesidad de cada uno. — Inmadurez de algunas personas que exigen una respuesta exagerada a las personas que les rodean; lo que provoca rechazos y frustraciones. — Estructuras rígidas que no permiten a las personas expresar los propios sentimientos o de sarrollar sus potencialidades. — Otras veces, la mayoría, simplemente tenemos miedo a que no se cumplan nuestras expectativas en un nuevo ambiente o situación. Estos vacíos o miedos nos hacen ponernos en guardia. Pero una persona no aguanta mucho tiempo en esta situación; y como escape empieza a reaccionar de forma extraña. A estas reacciones se les llama mecanismos de defensa. Estos mecanismos son respuestas inconscientes, una especie de juegos que las personas usamos ante situaciones que nos provocan angustia; con los que intentamos compensar las dificultades que sentimos. Según los psicólogos, todas las personas solemos usar los mismos mecanismos. Presentamos, a


continuación, los principales. 1. MECANISMOS DE IDEALIZACIÓN: Con ellos tratamos de encubrir nuestra frustración modificando lo que pensamos sobre las cosas y las personas. a) Racionalización. Razonamos justificando la realidad en lugar de enfrentarnos a ella o cambiarla. Es el caso de la zorra y las uvas; como no las podía coger, se convenció de que estaban verdes. b) Identificación. Como no nos gusta lo que nos está pasando, intentamos ser otro, y nos identificamos con otra persona, incluso con quien nos está haciendo daño. Es el caso del hijo que se queja de cómo es su padre, pero se comporta igual que él; o los jóvenes que se visten, y actúan como los ídolos de turno. c) Proyección. Vemos en los demás los propios errores y fallos para no tener que enfrentar nos a las consecuencias de nuestros actos. Por ejemplo, una madre, hablando con su hija, decide comprar una alfombra nueva. Cuando el marido le echa la bronca, dice que ha sido idea de la hija. d) Fantasía. Buscamos huir de la realidad, que resulta monótona o dolorosa, para vivir en un mundo ficticio donde se pretende ser más feliz. 2. MECANISMOS DE REGRESIÓN: Como parece que en la infancia se tienen menos problemas volvemos a comportarnos y reaccionar como cuando éramos niños. a) Regresión. Tenemos comportamientos infantiles, típicos de niños pequeños — gritos, pánico, búsqueda de protección, poner morros, pequeñas venganzas—. b) Conversión. Convertimos las preocupaciones psicológicas o morales en dolores físicos. Es el caso de las personas que son capaces de enfermar para llamar la atención. Sean enfermedades de poca monta o más graves. c) Negativismo. Reaccionamos de forma negativa a cualquier cosa que dicen los demás; todo nos parece mal, como los niños cuando se encierran. 3. MECANISMOS DE ACCIÓN. Tratamos de hacer alguna cosa para contrarrestar la mala situación que vivimos. a) Agresividad. Nos volvemos un poco burros y estallamos. Por ejemplo, un hijo acaba de discutir con su madre porque no le deja ir a una excursión. Entonces, da un portazo y se marcha a la calle, da una patada a una papelera, se encuentra con un amigo y acaba discutiendo con él. b) Compensación. Dejamos de lado esa faceta que nos agobia y nos dedicamos por entero a otras cosas. Este es el caso de una joven que va mal en los estudios y se esfuerza por destacar en el deporte. c) Transferencia. Pasamos a otras personas o cosas los sentimientos que no podemos expresar allí donde queremos. Por ejemplo, aquel que se siente menospreciado por los demás y entonces se junta con gente más débil que él y se siente el “malo” o el cabeza de grupo. ¿CÓMO FUNCIONAMOS?


Con frecuencia creemos que nuestros sentimientos se producen espontáneamente, y por eso, son muy difíciles de controlar. Esto es falso. Piensa un poco. Si esto fuera así, todas las personas reaccionarían de la misma manera ante las personas, los acontecimientos y las cosas. Y esto no ocurre. Fíjate. El recorrido es: CABEZA

CORAZÓN

MANOS

Más en concreto. Cuando nos pasa algo: Pensamos: Interpretamos lo que nos pasa y nos formamos una serie de ideas sobre ello. Sentimos: Lo que pensamos nos hace sentirnos de una manera u otra. Según son nuestras ideas, nos sentimos bien o mal. Actuamos: Reaccionamos, respondiendo a nuestros sentimientos. A lo largo de nuestra vida nos acostumbramos a jugar de determinada manera a partir de unas ideas que nos vamos creyendo poco a poco. Estas ideas desencadenan, en las situaciones difíciles, una especie de angustia que nos hace utilizar los Mecanismos de Defensa, MECANISMOS DE DEFENSA EJERCICIO El siguiente ejercicio tiene por objeto, identificar el tipo de reacciones que suelen darse en relación con los demás. A continuación como lo disponga el educador (hacer grupos) se trabaja el cuadro donde se especifican algunas reacciones concretas. Leen la primera parte con los principales mecanismo de defensa, para situarse nuevamente. Cada grupo analiza uno de los ejemplos, concretando el aspecto cognitivo, afectivo y comportamental que explican esa conducta, y el mecanismo de defensa que esa persona utiliza. EJEMPLOS Juliana es hipersensible. Ante cualquier problema se pone a llorar. Jorge se preocupó tanto por el examen de Física que el día anterior estuvo con fiebre. Germán quiere ser el primero de la clase, pero Carlos saca mejores notas. Germán no quiere hablar con él y no lo pasa.

MECANISMO

¿QUÉ PASARÁ?

¿QUÉ SENTIRÁ?

¿CÓMO ACTUARÁ?


Miguel suele estar solo. Últimamente cuenta cosas raras: que va a ser piloto de aviación y pilotar un F-18... El profesor de Mecánica ha discutido con su mujer. Hizo evaluación y sólo aprobaron diez. Blanca asegura que no tiene la culpa de no hablarse con todas sus amigas. Son ellas las que le tienen envidia. Camilo discutió con sus padres. Se marchó gritando y dando un portazo. Luís ha cambiado. Desde que va con el “duro” de la clase, sólo habla y se viste como él Gustavo no suele hablar en el grupo. Cuando le preguntan el por qué, dice que no se encuentra bien. A Luís siempre le comparan con su hermano. Curiosamente cada vez se comporta de manera más contraria a él.

.

Reflexión y análisis: 1) ¿Cuáles son los mecanismos de defensa que más utilizo en mi vida y qué situaciones los originan? 2) ¿Cuáles son los mecanismos de defensa más frecuentes en mi grupo? ¿Cuáles uso yo?

EVALUACIÓN El proceso de evaluación es en la medida de lo posible un juzgar y hacer balance de los resultados obtenidos a partir de los criterios de evaluación, el logro esperado definitivamente de la apreciación personal del estudiante frente a su nivel de desempeño. Conteste con honestidad las siguientes preguntas: ¿Cuál fue el aporte conceptual y teórico del trabajo propuesto para el bimestre?


________________________________________________________________________________ ________________________________________________________________________________ ________________________________________________________________________________ ¿Considera usted que estos conceptos son aplicables y útiles para su crecimiento como persona? ________________________________________________________________________________ ________________________________________________________________________________ ________________________________________________________________________________ De un juicio personal frente a su actitud en la clase (escucha, cumplimento de trabajos, respeto y convivencia grupal) ________________________________________________________________________________ ________________________________________________________________________________ ________________________________________________________________________________ Podría citar usted, en concreto, ¿qué herramientas vivenciales o prácticas aplicables a su vida le ha ofrecido el presente módulo? 1._______________________________________________________________________________ _______________________________________________________________________________ 2._______________________________________________________________________________ ________________________________________________________________________________ 3._______________________________________________________________________________ ________________________________________________________________________________

AUTOEVALUACIÓN Recuerda que la evaluación es un proceso constante en este espacio académico y pastoral, estarás siendo valorado constantemente desde los aspectos actitudinales y asociativos, y que tu responsabilidad para con tus compromisos académicos y comunitarios son parte fundamental de la evaluación. Ten en cuenta los criterios de evaluación mencionados en la página 4 de éste módulo.

PRESENTACIÓN DE LA CARPETA Y EVALUACIÓN Para la presentación de la carpeta se debe haber cumplido con las especificaciones prescritas en el punto No. 1. IMPORTANTE ASUMIR COMO RESPONSABILIDAD EL HECHO Y CRITERIO DE EVALUACIÓN POR EL CUAL, EL ESTUDIANTE QUE NO PRESENTE LA CARPETA DEBIDAMENTE DILIGENCIADA PARA LA FECHA ACORDADA DEBERÁ ASUMIR LA RESPONSABILIDAD DE INICIAR UN PLAN DE MEJORAMIENTO ACADEMICO ESPECIAL DISPUESTO POR EL EDUCADOR. RECUERDE QUE SE PROMEDIA EL TRABAJO FINAL COMO PARTE DEL PROCESO.


Mis Logros:

No he logrado aún:

Familiar: _____________________________________ ___________________________________

Familiar: _____________________________________ ___________________________________

Personal: _____________________________________ ___________________________________

Personal: _____________________________________ ___________________________________

En mi P.P.V.: _____________________________________ _____________________________________

En mi P.P.V.: _____________________________________ _____________________________________

Lo que aprendí de este módulo fue: ________________________________________________________________________________________ ________________________________________________________________________________________ ________________________________________________________________________________________ ___ ¿Qué mensaje para la vida me deja lo visto en este periodo?: ________________________________________________________________________________________ ________________________________________________________________________________________ ________________________________________________________________________________________ ___ ¿De qué manera la temática vista en este bimestre aporta en la Construcción de tu P.P.V? ________________________________________________________________________________________ ________________________________________________________________________________________ ________________________________________________________________________________________ ___

GLOSARIO

Busca el significado de las siguientes palabras: Introspección Retrospección Circunspección Prospección Codificar Personeidad Libertinaje Secundariedad Apasionado Colérico Sentimental Nervioso Materialismo

Diagnóstico Temperamento Carácter Innato Psíquico Afectividad Virtud Flemático Amorfo Sanguíneo Apático Mundaneidad Individualismo

Fisonomía Afectivo Emotividad Actividad Primariedad Eticidad Caracteriología Corporeidad Sexualidad Intersubjetividad Raciocinio Espiritualidad Hedonismo


BIBLIOGRAFÍA -

PERESSON, Mario. Documentos del Servicio Catequístico, Proyecto de Vida 11° - Enfoque Experiencial. 1996, 1998, 2002. Internet GEVAERT, Joseph. El Problema del Hombre. Introducción a la Antropología Filosófica. 1994. JUAN PABLO II. Cruzando el Umbral de la Esperanza. 1996. CANO, Betuel. La Ética: Arte de Vivir. Ediciones Paulinas. 2003. VALERO, Carlos y GALINDO, Luis. Filosofía 10°. Santillana. ARRIVAS, Santiago, CORREAS, Carlos y otros. Camino para Madurar 16 – 17 años. Central Catequística Salesiana. 2001.


MODULO  

CHEVRE,FELIZ

Advertisement