Issuu on Google+

La Pampilla

de Coquimbo

Taller IV

Alumnos: Stephano Paz Julio/Sebastiรกn Astudillo Peralta


Etimología

La voz «Pampilla» figura como forma derivada de la lengua quechua, dominante en el norte de Chile desde 1431 hasta la llegada de los conquistadores blancos. «PANPA» se usa para designar el piso de una casa, una gran extensión de suelo desnudo o cubierto de hierba. Lo más llano se menciona como «panpa-llanta».

El jiro se castellanizó a «pampilla», como denominativo común de sitios llanos. Tal acepción es propia desde la IV Región al norte, aunque también puede encontrarse en denominativos más al Sur, hasta Santiago. En la región del Norte Chico aparecen como referencias geográficas las voces «Pampa» y «Pampilla». Esta última tiene aplicaciones en la ciudad de Coquimbo, Gualliguaica, San Isidro y Tierra Amarilla. Atendido el suceso que se originó en Coquimbo, hoy se entiende y acepta por «pampilla» el lugar de paseo o sitio de convocatoria popular de una comunidad para celebrar Fiestas Patrias. También se usa para señalar el sitio de las afueras de una ciudad, pueblo o villorrio del Norte de Chile donde se celebran la Independencia y las Glorias del Ejército.


Historia

El origen de la fiesta de La Pampilla, según los historiadores, obedece a dos sucesos: Una versión indica que los habitantes de las costas de Coquimbo, -asoladas permanentemente por corsarios, piratas y filibusteros-, temían la presencia de navíos cuando eran avistados en el horizonte. Sin embargo, y tras un tiempo de hostigamientos, los vecinos de Coquimbo y La Serena, ya debidamente organizados, enfrentaron con éxito a uno de los corsarios, conocido como Bartolomé Sharp, quien tuvo que abandonar rápidamente la costa, cuando decidió azolarla. La huída se habría producido el día 20 de septiembre del año 1680, lo que motivó que en ese lugar se organizara una gran fiesta popular, donde se brindó hasta altas horas de la noche. Para otros, el origen de esta fiesta se relacionaría en la instalación de la Primera Junta de Gobierno, el 18 de septiembre del año 1810. Este acontecimiento, que señala el primer indicador de la independencia de Chile, fue conocido en Coquimbo solo dos días después, debido a que en esa época no existían grandes adelantos de comunicación. Para celebrar esta noticia, los habitantes de Coquimbo se congregaron en el sector de La Pampilla, y festejaron con cuecas, tonadas y chicha. Con el paso de los años se hizo una costumbre concurrir masivamente el día 20 de Septiembre hasta dicho lugar, para conmemorar ese brillante episodio de la Historia de Chile.


Mitos


Pese a la consistencia documental que acredita los brotes pampilleros en la segunda mitad del siglo XIX, hay quienes sostienen que la fiesta tiene sus orĂ­genes en dos sucesos anteriores. Para un caso, que la celebraciĂłn del vecindario fue por haberse librado del ataque que BartolomĂŠ Sharp hizo a La Serena en 1680.


Para el otro, que ser铆a una expresi贸n de j煤bilo testimonial el 20 de septiembre tras haberse conocido la noticia de la instalaci贸n de la Primera Junta y el Cabildo independentista celebrado en Santiago, el 18 de septiembre de 1810.


Ninguno de ellos tiene asideros que conduzcan a tomarlos como referencia seria. Sharp deja el puerto de Coquimbo el 13 de diciembre de 1680 tras de su feroz incursión en La Serena. Gran parte de los habitantes de la vecina ciudad ya estaban advertidos varios días antes de su arribo gracias a un sistema de señales de humo que se había implementado por disposición del Conde Castelar para denunciar presencia de naves extrañas cerca de la bahía. Por consecuencia muchos serenenses ya estaban en fuga hacia el interior de Elqui, Andacollo y Limarí. Los que se quedaron, vieron, con horror, cómo ponían fuego a su villa. En tales circunstancias difícilmente se iba a efectuar una celebración. Es sabido que el pánico por la presencia de Sharp obligó a una conminación oficial de la Corona para lograr que los vecinos volvieran desde los valles interiores, e incluso, desechar su petición de refundar la ciudad en Tuquí, para librarse de «los herejes» que asolaban el puerto.


En cuanto a la noticia de la constitución de la Primera Junta, hay constancia de que el Cabildo de La Serena tomó conocimiento de la noticia el día 2 de octubre de 1810. Por tal razón, debida nota, los cabildantes acordaron designar un representante con investidura de diputado que llevase a Santiago el respaldo del Cabildo. Resultó electo el Presbítero Marcos Gallo, que viajó y registró su designación, quedando en los anales políticos del país como el diputado que se adelantó en el tiempo puesto que la primera convocatoria consultiva se hizo un año más tarde.


Las observaciones del viajero W. Ruschenberg, publicada en 1831 como «Noticias de Chile», amplían un dato de lógica para la distancia y operación de correo. Dice: «El viaje a esta última ciudad (La Serena), demoraba (desde Santiago o Valparaíso) por correo de 7 a 8 días». Esto es, en años sin mucha lluvia. Además en La Serena no hubo festejos independentistas hasta el año 1811.


Recién a partir de 1822 se puso en práctica un paseo a un sitio designado como «Campo de Marte» para ver la exhibición del destacamento militar con plaza en el lugar. Este se cumplía el día 19, en el Llano de Compañía Alta. Más tarde, fue a la «Chacra de Osorio». La modalidad del «Campo de Marte» se hizo propia en todos los poblados de la provincia. Al no haber cuerpo armado la tarea se confiaba a los escolares, quienes los representaban. Luego había competencias y cantos. Tal práctica se pierde después de 1930.


Imagenes


La Pampilla hoy


Del registro



trabajo pampilla