Issuu on Google+

EL PELIGRO DE UN SISTEMA SEPTICO EN MAL FUNCIONAMIENTO Carmen González Toro Especialista en Ambiente Servicio de Extensión Agrícola

Introducción Una tercera parte de la población de los Estados Unidos con sistema séptico residenciales, descargan bajo tierra sobre un trillón de galones de desechos por año. En Puerto Rico casi una tercera parte de la población radica en la zona rural1. En la mayoría de las residencias de la zona rural se utilizan pozos sépticos para la disposición de las aguas usadas. Este alto número de pozos sépticos es significativo dado la limitación territorial de la Isla, su cercanía a cuerpos de agua superficial y la consecuente percolación (filtración del agua) a través del suelo a las aguas subterráneas. A estos datos se añaden los 3,000 pozos sépticos que existen para uso industrial y multifamiliar (urbanizaciones, condominios), registrados en la Junta de Calidad Ambiental, Sección de Inyección Subterránea. Los sistemas sépticos que no proveen el tratamiento adecuado de las aguas negras son la causa mas frecuente de contaminación en las aguas subterráneas o acuíferos. Los acuíferos contienen suficiente agua para los pozos profundos y manantiales para uso doméstico, comercial e industrial. El agua subterránea es un recurso importante en Puerto Rico, éste constituye cerca del 22 por ciento del agua total usada en la Isla. Los principales acuíferos en Puerto Rico son los valles de la costa norte, los valles de la costa sur y los de los valles de la Esperanza y Resolución en Vieques.

Efectos en la salud humana La razón primordial para evitar el mal funcionamiento de los pozos sépticos es el prevenir brotes de infecciones y de enfermedades. Si un sistema séptico trabaja adecuadamente, puede remover las bacterias causantes de enfermedades. Sin embargo, si el sistema no está funcionando bien hay un alto riesgo de contaminación, tanto en las aguas superficiales como subterráneas. Muchas enfermedades e infecciones pueden ser transmitidas a las personas y animales. Entre las enfermedades más severas podemos señalar la disentería, hepatitis, fiebre tifoidea, y otras enfermedades gastrointestinales agudas como el cólera. Los nutrimentos provenientes de sistemas sépticos defectuosos pueden causar problemas a la salud. Por ejemplo, el nitrato es una amenaza a la salud de los infantes. Cuando es ingerido, el nitrato puede interferir con la habilidad de la sangre de llevar oxigeno, causando el síndrome de bebé azul (“blue baby”).

1

Datos del Censo Poblacional de 1990 señalan que la población rural era 1,013,357 y la urbana era de 2,508,680.


Cuando un sistema séptico no funciona adecuadamente puede causar efectos adversos en el medioambiente y a la salud.

Impacto en los cuerpos de agua Los sistemas sépticos defectuosos pueden percolar nutrimentos y bacterias en exceso a los cuerpos de agua (ríos, lagos) que eventualmente, desembocan al mar.

Cuando los nutrimentos, como el nitrógeno y fósforo, entran a los cuerpos de agua, pueden causar un crecimiento desmedido en las plantas acuáticas. Ciertas algas se vuelven tan abundantes que cubren la superficie del agua e interfieren con el paso de la luz solar en ésta. La sombra que estas plantas producen mata las plantas beneficiosas, pues no pueden fabricar su propio alimento. Según estas plantas desaparecen, así también lo hacen los animales que dependen de éstas para su alimentación. Demasiadas algas pueden agotar el oxígeno en el agua, lo que puede causar la muerte de peces y otros animales acuáticos. El crecimiento excesivo de plantas acuáticas puede también limitar la pesca recreativa, la natación y otras actividades para el disfrute familiar. El tratamiento inadecuado de las aguas negras puede causar contaminación de las aguas superficiales y aumentar la posibilidad de que los bañistas contraigan enfermedades infecciosas. Las bacterias provenientes de las aguas negras pueden ser causa suficiente para cerrar playas, el acceso a lagos, ríos y de áreas comerciales para la producción y venta de mariscos. Las ostras obtienen su alimento filtrando partículas suspendidas en el agua. Una sola ostra filtra, al menos 25 galones de agua al día, por lo que puede filtrar 27,375 galones de agua durante sus tres a cuatro años de vida. Si el agua está contaminada, las ostras pueden también filtrar bacterias y virus. Esto, usualmente, no les causa daño a las ostras, pero si afecta adversamente a los humanos que las consumen.


Ahorre dinero al mantener su sistema séptico Una buena razón para mantener su sistema séptico, además de que conserva el ambiente y evita riesgos a la salud, es el ahorro de dinero. La reparación o reemplazo de un sistema séptico es costoso. Un mantenimiento pobre o inadecuado, es a menudo el culpable de estos gastos. El mantenimiento preventivo es mucho más barato y efectivo. En general, cuesta de 3 mil a 8 mil dólares reemplazar un sistema séptico defectuoso por uno nuevo. En Puerto Rico varias agencias de gobierno tienen la tarea de inspeccionar los sistemas sépticos defectuosos, sin costo alguno. La mayoría de los gobiernos municipales ofrecen los servicios de vaciado de pozos sépticos a un costo inicial de $50.00 por los primeros 2,500 galones. Existen compañías privadas que se dedican al vaciado de los tanques. Su costo puede ascender a los $300.00 por ese servicio. El mantenimiento de un sistema séptico es similar al mantenimiento de un automóvil. El cuidado periódico puede ahorrarle mucho dinero y prolongarle significativamente la vida útil de un sistema séptico.

¿Cómo cuidar adecuadamente su sistema séptico? Los sistemas sépticos pueden funcionar adecuadamente con un mínimo de cuidado. De hecho, la mayoría de los pozos sépticos requerirán inspección y vaciado realizado por un profesional cada tres (3) años, si son usados apropiadamente. La mayoría de los sistemas sépticos modernos tienen un largo de vida de 25 años. A continuación les ofrecemos unas recomendaciones sobre que puede hacer para que su sistema séptico funcione sin problemas.

¿Qué puede hacer?  Inspeccionar y vaciar su tanque aproximadamente cada tres (3) años. Utilice siempre los servicios de una persona capacitada o una compañía especializada.  El no vaciar los tanques es la causa más común de fallas en el sistema séptico. Si el tanque se llena con el exceso de sólidos acumulados, las aguas usadas no tienen suficiente tiempo para asentarse en el tanque. El exceso de sólidos pasaría al campo de drenaje donde tapará la línea de drenaje y el suelo.  Conozca la localización de su sistema séptico y mantenga un archivo de todas las inspecciones, vaciados, reparaciones, contratos o trabajos para futura referencias.  Asegúrese que el sistema séptico esté instalado de forma que el agua de escorrentía y superficial fluya fuera del sistema. El exceso de agua puede venir en contacto con el sistema séptico durante períodos de tormenta o de mucha lluvia, ocasionando fallas en el funcionamiento del sistema, ya que lo sobrecarga.


 Siembre hierba o plantas pequeñas (nunca árboles ni arbustos) sobre el sistema séptico para mantener el campo de drenaje. Una magnifica forma de controlar el exceso de agua de escorrentía es mediante el establecimiento de un jardín.  Instale aditamentos para la conservación de agua de manera que se reduzca el volumen de agua que llega al sistema séptico.

¿Cómo trabaja su sistema séptico? Las aguas usadas de la casa fluyen a través de tuberías hacia el sistema séptico. En el tanque, los sólidos pesados se depositan en el fondo formando una capa de cieno o lodo, mientras la grasa y los sólidos livianos flotan a la superficie formando una capa de nata.

El agua sale del tanque por efecto de la fuerza de gravedad puede bombearse ala caja de distribución y de allí a las trincheras de absorción.


Los microorganismos presentes en el agua y en los cienos consumen las partículas de materia orgánica, además de gérmenes y virus dañinos. Por lo tanto, el agua que percola a través del suelo debe estar libre de contaminantes. Las capas de lodo y nata restantes se acumulan en el tanque debido a que las bacterias no pueden descomponer completamente los sólidos, la capa de cieno continua acumulándose hasta que eventualmente es necesario bombear los sólidos fuera del tanque.

¿Cómo reconocer si el sistema séptico no está funcionando adecuadamente? Algunas claves fáciles para detectar fallas en el sistema séptico son: • • •

Observa charcos de agua, vegetación verde y vigorosa o suelos fangosos alrededor del tanque o campo de drenaje. Detecta olores a alcantarilla o “huevo podrido” alrededor del pozo séptico. Deténgase y verifique si su lavamanos o inodoro no se desbordan después de utilizarlos.

Coteje con un plomero certificado o con el Departamento de Salud si usted sospecha tener algún problema con su sistema séptico. Los sistemas sépticos también fallan cuando el agua que contienen se percola a través del terreno y llega al agua subterránea. Este tipo de falla no es fácil de detectar, pero puede causar la contaminación de los cuerpos de agua cercanos (ríos, lagos y hasta el mar) y del agua subterránea contenida en los acuíferos.

¿Cómo inspeccionar el tanque del sistema séptico? Cuando la mitad del tanque está ocupado por los sólidos, es tiempo de bombearlos fuera. Puede contratar a una persona o compañía especializada que lleve a cabo inspecciones periódicas al tanque o usted puede hacer la inspección. ASEGURESE DE TOMAR LAS PRECAUCIONES NECESARIAS O LLAME A UN PROFESIONAL DE CONFRONTAR ALGUNA DIFICULTAD. •

Si no está seguro de donde esta la localización del tanque, consulte con la Oficina Local del Departamento de Salud o la Oficina de Administración de Reglamentos y Permisos (ARPE). Es posible que ellos tengan en sus archivos informes o planos de su sistema. Si éstos no tienen información observe e investigue donde conduce la tubería del baño.


Prepare un mapa o croquis del sistema séptico en su hogar. 1. Haga un dibujo a escala de la localización del tanque, caja de distribución y trincheras (si aplican) con puntos de referencias. Empiece con su casa, otras estructuras, árboles, rocas o verjas. 2. Mida y anote la distancia de su casa hasta la cubierta del tanque, y si aplica, hasta las trincheras. 3. Mantenga esta información en sus archivos para el mantenimiento del sistema y para pasarlo a otro dueño en caso de venta de la propiedad.

¿Cuán a menudo debo vaciar el tanque? El mantenimiento es la consideración más importante para asegurarse que el sistema séptico funcionará adecuadamente durante muchos años. Un alarmante número de personas piensan que si no han tenido ningún problema con su sistema séptico, no necesitan vaciar el tanque. ESTO ES DESAFORTUNADAMENTE UN CONCEPTO ERRONEO. A medida que se va usando el sistema séptico, la materia sólida se va depositando en el fondo del tanque, formando una capa de cieno o lodo. La grasa y otros materiales livianos flotan a la superficie del tanque, formando una capa de nata. Los tanques bien diseñados tienen suficiente espacio para acumular cieno durante tres (3) años. Cuando el nivel de cieno aumenta, los sólidos tienen menos tiempo para asentarse en el fondo antes de salir del tanque. Según el nivel del cieno aumenta, mas desperdicio sólido escapa al campo de drenaje. Si el campo de drenaje está demasiado congestionado con estos desperdicios, no podrá absorber líquidos a la misma velocidad en que entran al sistema séptico. Esto puede causar que el agua en la plomería se desborde o que las aguas negras suban a la superficie. Es importante notar que el campo de drenaje no fallará inmediatamente cuando el tanque está lleno y no es vaciado. Sin embargo, si no se toma una acción correctiva, el resultado será una avería costosa al sistema.

RECUERDE: un vaciado regular puede prevenir el que los sólidos no se escapen al campo de drenaje y congestionen los poros del suelo. Doscientos dólares ($200) invertidos a tiempo pueden ahorrarle miles luego.


La siguiente tabla puede ayudarle a calcular, en años, cuando necesita ser vaciado su sistema séptico. Está basado en el tamaño del tanque y el número de personas en la casa. Tamaño tanque (galones) 500 750 1000 1250 1500 1750 2000 2250 2500

1

2

3

5.8 9.1 12.4 15.6 18.9 22.1 25.4 28.6 31.0

2.6 4.2 5.9 7.5 9.0 10.7 12.4 14.0 15.6

1.5 2.6 3.7 4.8 5.9 6.9 8.0 9.1 10.2

Numero de personas en la casa 4 5 6 7 Años 1.0 0.7 0.4 0.3 1.8 1.3 1.0 0.7 2.6 2.0 1.5 1.2 3.4 2.6 2.0 1.7 4.2 3.3 2.6 2.1 5.0 3.9 3.1 2.6 5.9 4.5 3.7 3.1 6.7 5.2 4.2 3.5 7.5 5.9 4.8 4.0

8

9

10

0.2 0.6 1.0 1.4 1.8 2.2 2.6 3.0 4.0

0.1 0.4 0.8 1.2 1.5 1.9 2.2 2.6 3.0

-0.3 0.7 1.0 1.3 1.6 2.0 2.3 2.6

¿Qué no debe hacer? NO disponga de la grasa u otro material no biodegradable en el lavamanos o inodoro. La grasa puede tapar las tuberías y el tanque. Almacene el aceite para cocinar y grasas en envases de cristal o plásticos tapados y luego llévelos a un lugar de reciclaje. NO disponga de solventes de pintura, poliuretano, “anti-freeze”, plaguicidas, tintes, desinfectantes, suavizadores de agua ni de otros químicos fuertes en el sistema séptico. Estos pueden causar un daño mayor en el sistema al eliminar o matar la parte biológica (microorganismos) presentes en el sistema séptico, y contaminar el agua subterránea. NO descargue material como pañales desechables; filtros de cigarrillos, toallas sanitarias, plástico, goma, nilón ni aun pelo dentro del tanque a través del lavamanos, inodoros o maquina de lavar ropa. Estos productos no se descomponen en el sistema séptico, de manera que se acumulan y reducen la vida útil de éste; lo que causaría el tener que hacer reparaciones frecuentes y costosas al sistema, además de posibles daños al ambiente. NO use el triturador de basura si éste desemboca en el sistema séptico. Si tiene uno en su casa, limite su uso. Añadirle desperdicios de comidas y otros sólidos reducen la capacidad del sistema y aumenta la necesidad de vaciar el tanque más a menudo. NO siembre árboles a menos de 30 pies de distancia de su sistema séptico ni estacione su automóvil sobre éste. Las raíces podrían dañar las tuberías y los vehículos pesados o cualquier tipo de estructura pueden causar que el tanque o el campo de drenaje colapse. NO lave toda su ropa en un día. Una tanda de ropa lavada a máquina usa alrededor de 60 galones de agua y puede llenar el tanque con el exceso de agua. Consulte con un profesional para determinar la capacidad en galones y el número de tandas que puede lavar por día.


NO use solventes químicos para limpiarla tubería o sistema séptico. Los compuestos químicos pueden matar los microorganismos que consumen la materia orgánica presente. Estos productos pueden también contaminar las aguas subterráneas. Agencias gubernamentales relacionadas con permisos y reglamentaciones en sistemas sépticos Junta de Calidad Ambiental Es la agencia fiscalizadora que vela porque se cumplan los requisitos de construcción, mantenimiento y operación de los sistemas sépticos. Verifica que los sistemas sépticos no tengan desvíos y que estén ubicados según se ilustró en los planos. Inspecciona las facilidades a nivel comercial, industrial, multifamiliar o gubernamental. Departamento de Salud, Programa de Salud Ambiental Es la agencia responsable de certificar que los sistemas sépticos estén de acuerdo con las especificaciones estipuladas en los planos. Atiende las querellas de problemas en sistemas sépticos y procede con la inspección de los mismos. Tiene inherencia en las facilidades a nivel residencial. Referencias 1. What to do if your septic system fails, Mich. State University Extension Bulletin WQ-14, July 1993. 2. Maintaining your septic system, Mich. State University Extension Bulletin WQ-39, July 1993. 3. Household wastewater, University of Maine Coop. Ext. Bulletin #7119-D, October 1994. 4. Homeowner’s Septic Tank System Guide, National Onsite Wastewater Recycling Association, P.O. Box 225, Hartland, WI. 5. So… Now you own a septic tank, National Small Flows Clearinghouse, West Virginia University, P.O. Box 6064m Morgantown, WV. 6. Septic Tank –Soil Absorption Systems, Mancl, K. and Sweeten, J.M., Texas Agricultural Extension Service, 1990. 7. The Hazards of Failing Septic Systems, State of Washington Department of Ecology, Padilla Bay Estuarine Research Reserve Breazeale- Padilla Bay Interpretive Center, Mount Vernon, W.A.


Peligro sistema septico