Page 48

Voladas Año 1, Nº 2 Llegar a la intimidad Llegar a la intimidad es como entrar en una habitación a oscuras, donde, sin darte cuenta, vas conquistando su interior y te ofrece la certeza de que cuando te halles fuera de ella, la memoria mantendrá un recuerdo unido a los objetos que están dentro, con la seguridad que nos da el conocimiento. Mientras nos hallemos sumergidos en su oscuridad, y nuestros ojos se vayan adaptando a ese mundo incógnito y vedado aún a nuestros sentidos, una luz de pronto que apareciera nos deslumbraría cegándonos por unos instantes y rompiendo después el encanto de un descubrimiento progresivo. Haciéndolo no saturado, dosificado, sería más asequible para la conciencia, más interesante para nuestra curiosidad y más bello por el maravilloso acto de revelación, que engrandece nuestro espíritu y estimula nuestra percepción, dando a nuestro cuerpo la sensación de plenitud. De modo que fuera de ella o volviendo a su interior guardaríamos el recuerdo de sus contornos, sabríamos cada uno de sus espacios delimitados por las aristas o redondeces de sus elementos. Sabríamos esquivar sus tropiezos y hallaríamos el lugar donde encontrar nuestro espacio de descanso. Los enamoramientos sufren de falsa intimidad, encontrándose los enamorados en un apacible océano que estando la noche en sus corazones, sufren la falsa ilusión de un imaginado faro que alterna oscuridad y luz, idealizando con preconcebidas cartas de navegación, el perímetro desconocido. En la pasión se ciegan. Es la calma, el paso del tiempo el que perfila las orillas al verdadero amor, con su sabiduría gradual del conocimiento de su costa. No las falsas sombras al fondo de la caverna, que desdibujan nuestra imagen real. Tampoco salir de ella arrastrados por un impulso, por la propia excitación del momento. Sino dar pequeños pasos hacia la salida, de la mano, a la par, adaptando progresivamente nuestras retinas y salir de esa ignorancia mutua hasta alcanzar la claridad del día. Vernos entonces tal como somos, bellos y únicos en nuestra asimetría. [42]

Revista voladas 2  

Revista Literaria. Número 2. Con firmas invitadas: Rosario Troncoso Ilustraciones de Román Lokati y Jesús Gallego

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you