Page 1

1


INDICE

Página 2: Índice Página 3:

Construyendo una ciudadanía activa con el aplicativo “Precios SCPM”

Página 4:

Medidas preventivas a Mi Comisariato e Hipermarket Hemos recorrido más de un millón setecientos mil kilómetros capacitando a la ciudadanía en temas de competencia

Página 5:

Se analizó en un taller los instrumentos de financiamiento para la EPS y MIPYMES COMPETENCIA A NIVEL INTERNACIONAL

Página 10:

Capacitación en conjunto con PRO ECUADOR

Página 11: Clasificados

2


Construyendo una ciudadanía activa con el aplicativo “Precios SCPM”

blecimientos comerciales, entre los Supermercados (Supermaxi, Megamaxi, AKI, Santamaría, Coral Hipermercados, Mi Comisariato e Hipermarket); en Farmacias (Fybeca, Sana Sana, Pharmacys, Cruz Azul, Farmaenlace) y en Ferreterías (Kywi, Ferrisariato, Disensa) con el fin de alimentar con información al aplicativo móvil “Precios SCPM”.

Hemos cambiado la estructura de las relaciones de poder en los mercados, la cultura de la ciudadanía en general fomentando un sistema económico, popular, inclusivo y solidario. Hasta el momento hay más de 3000 registros de los

precios en el aplicativo, entre alimentos (arroz, azúcar, aceite…), medicamentos (acetaminofén, paracetamol, ibuprofeno…), materiales de construcción (cemento, ladrillo, entre otros).

La Superintendencia de Control del Poder de Mercado (SCPM) está desarrollando varias herramientas e instrumentos de vinculación que promueven la participación activa de los ciudadanos y ciudadanas en la dinámica de los sectores económicos, buscando el empoderamiento de sus derechos como consumidores y productores de bienes y servicios.

Para Fredy Trujillo, Intendente de Abogacía de la Competencia de la SCPM, la labor de los comités de usuarios en las distintas ciudades del país es fundamental ya que la ciudadanía se empodera de sus derechos y muestra su capacidad, a través de este sistema de veeduría de los precios de los productos más demandados en supermercados, farmacias y ferreterías; de controlar, transparentar y hacer más eficientes los mercados.

Hasta septiembre de 2017 se ha promovido la conformación de 10.737 comités de usuarios de mercado (CUMs), quienes reciben capacitaciones sobre de la Ley Orgánica de Regulación y Control del Poder de Mercado (LORCPM) y de su Reglamento; con ese conocimiento pueden identificar las irregularidades que se encuentran en los diferentes mercados. Los CUM son formas organizativas de la ciudadanía que fortalecen el control social y popular de manera permanente observando que las instituciones públicas y privadas ofrezcan servicios y bienes de calidad; son independientes de las instituciones públicas y privadas, partidos políticos, ONG ́s y otras; sus miembros puedan tener vínculos o intereses compartidos y pueden ser integrados por cualquier ciudadano o ciudadana; están debidamente aprobados para realizar vigilancia, control y exigencia de cumplimiento de derechos.

Pablo Martínez usuario de la aplicación recomienda a la ciudadanía que antes de realizar una compra en los establecimientos, descargue la app “Precios SCPM”, observe y compare los precios y así elija su mejor opción. En el siguiente link podrá descargar la aplicación “Precios SCPM”: http://181.198.51.178:8094/Inicio.aspx

Con un mínimo de 5 personas, sean éstos de organizaciones sociales, productivas, activistas comunitarios u otras formas de organización se constituyen para incentivar la libre organización de la ciudadanía; y, ser fuente de información sobre problemas o necesidades que afecten los derechos de la ciudadanía. En el año 2015 a través de los comités de usuarios se logró, por ejemplo, detener la espiral especulativa y el acaparamiento posterior al anuncio de las salvaguardias de marzo del mismo año. Gracias a la gestión de los comités de usuarios de la mano de la SCPM se evitó la especulación posterior al terremoto de abril del año 2016. Las subidas de precio de entre el 30% y 40% fueron revertidas y el año 2015 finalizó con una inflación anual del 3,76%. En agosto de 2017, la SCPM los convocó para que apoyen en registro de los precios de los productos de mayor demanda en supermercados (alimentos y útiles de limpieza), farmacias (medicamentos) y ferreterías (materiales de construcción). Este trabajo de registro se realizó en varios esta-

3


Medidas preventivas a Mi Comisariato e Hipermarket

De la información preliminar recabada por la Intendencia de Investigación Prácticas Desleales de la Superintendencia de Control del Poder de Mercado (SCPM) sobre la denuncia en redes sociales del 20 de septiembre de 2017 y la clausura temporal por parte de Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (ARCSA) del local Hipermarket de la cadena de supermercados Mi Comisariato ubicado en Los Ceibos - Guayaquil se puede evidenciar que existió una posible negligencia en el trato y manejo de los alimentos que se expenden en este local; deficiencias en el aseo e insalubridad de las instalaciones.

Hemos recorrido más de un millón setecientos mil kilómetros capacitando a la ciudadanía en temas de competencia En un periodo de cinco años, la Superintendencia de Control del Poder de Mercado (SCPM) ha realizado 3320 eventos entre congresos, seminarios, talleres, capacitaciones, de los cuales 115 han sido internacionales y 3209 nacionales.

Sobre esta base y acogiéndose a la recomendación de Intendencia de Investigación Prácticas Desleales de la SCPM, la Comisión de Resolución de Primera Instancia (CRPI) resuelve adoptar medidas preventivas como “el retirar de la percha todos los productos caducados en el plazo de 10 días, realizar un control de inventarios a nivel nacional de los alimentos caducados comercializados en los locales de HIPERMARKET y Mi Comisariato en un término de 10 días y proceder a la destrucción de los mismos con la presencia de la autoridad competente, instalar en un término de 30 días un sistema informático de control  de inventarios que alerte sobre los productos próximos a vencerse o vencidos para su posterior retiro de percha y crear en un término de 30 días una unidad de supervisión que cumpla las funciones de: auditar el sistema informático de alertas de productos caducados y el retiro inmediato de los productos caducados de percha”. 

En todos estos eventos han participado 2079 profesionales con amplia experiencia en temas de regulación, competencia, control de mercado, y otros temas de sectores específicos como telecomunicaciones, salud, finanzas, compras públicas, supermercados, alimentos y bebidas, medicamentos, portuario, automotriz, textiles, lácteos, servicios públicos, propiedad intelectual. Es importante resaltar que todos los eventos han tenido una gran acogida por parte de la academia, sector público y privado y ciudadanía en general. Para cada uno de los eventos, la SCPM utilizó todo su potencial humano, tecnológico y parque automotriz para llegar a todos los rincones del país. De acuerdo al reporte de la Coordinación Nacional de Gestión hasta el 31 de julio de 2017 los autos institucionales han recorrido más de un millón setecientos mil kilómetros (1.719.868), capacitando a la ciudadanía.

La Intendencia de Investigación de Prácticas Desleales realizará el seguimiento del cumplimiento de las medidas preventivas dispuestas por la CRPI. De encontrar incumplimiento a la presente resolución por parte de los operadores económicos, se abrirán expedientes de investigación por la infracción de incumplimiento a esta resolución emitida por la Superintendencia de Control del Poder de Mercado, de conformidad con lo establecido por los artículos 78 y 79 de la LORCPM.

En el siguiente link se puede descargar la Resolución: Descarga aquí el documento EXPEDIENTE No. SCPM-CRPI-058-2017

4


Se analizó en un taller los instrumentos de COMPETENCIA A NIVEL INTERNACIONAL financiamiento para la EPS y MIPYMES

PRESENCIA DE MARCAS COMERCIALES (PRODUCT PLACEMENT) EN LAS TELESERIES Y PELÍCULAS CINEMATOGRÁFICAS: LÍMITES ÉTICO- JURÍDICOS PARA LA DEFENSA DEL CONUSMIDOR

La Superintendencia de Control del Poder de Mercado (SCPM) realizó un evento de índole académico con la intención de dar a conocer e identificar las iniciativas e instrumentos de financiamiento específicos para el tejido productivo de la economía popular y solidaria (EPS) y de las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes)

Alfonso Méndiz Noguero Universidad de Málaga 1. Orígenes de la técnica El emplazamiento de producto (traducción literal de la expresión anglófona “product placement”) es una nueva técnica de comunicación comercial que consiste en la inclusión de productos o servicios comerciales en obras cinematográficas o televisivas a cambio de un cierto pago o de una colaboración en la promoción de esas mismas obras audiovisuales.

El taller ‘Alternativas de Financiamiento para la Economía Popular y Solidaria y Micro, Pequeñas, Medianas Empresas’, fue el evento internacional número 116 que se realizó con la intención de socializar la Ley Orgánica de Regulación y Control del Poder de Mercado (LORCPM) y su reglamento.

En España y Latinoamérica, el fenómeno es de reciente aparición: nace durante la década de los noventa, de forma muy vinculada a las teleseries en horario de prime time. En España, en concreto, se popularizó muy rápidamente entre 1995 y 1999; gracias, sobre todo, a teleseries como Farmacia de guardia, Médico de familia o Periodistas.

El auditorio Germánico Salgado del Banco Central del Ecuador (BCE) fue el escenario para que ponentes nacionales e internacionales expongan sus presentaciones en torno a los ‘Instrumentos de Banca Central para promover el tejido productivo vinculado a las pequeñas y medianas empresas y EPS’, ‘Regulaciones y marco legal para el crédito productivo otorgado por el sector financiero de la EPS’, entre otros temas.

Sin embargo, la técnica tiene un origen mucho más antiguo. Nace en Estados Unidos a principios de los años treinta y totalmente ligado al mundo cinematográfico: en concreto, comienza a ser notoria la presencia de marcas comerciales en algunas comedias hollywoodienses anteriores a la II Guerra Mundial; sobre todo, las de Cecil B. De Mille, cuya puesta en escena presta una gran atención todo lo referente al decorado. Una de las películas más emblemáticas de esta época es la cinta It Pays to Advertise (1931), interpretada por Carole Lombard, que transcurre en las dependencias de una agencia de publicidad. Como parte del desarrollo narrativo, en algunas secuencias salen con gran naturalidad posibles campañas publicitarias para marcas reales, muy conocidas en ese momento: Gillette, Colgate, Victor, BVD, etc.

Mediante videoconferencia desde Uruguay Pedro Buonomo, Presidente del Directorio Ejecutivo del Banco del Sur presentó como funciona el Banco del Sur y el financiamiento para el desarrollo en América del Sur. Fredy Trujillo, Intendente de Abogacía de la Competencia de la SCPM participó como moderador del foro ‘Financiamiento para el sector productivo de la EPS Y Mipymes’ le acompañaron Elsa Miño Andrade, Gerente del Departamento del Sector Público del Banco del Pacífico, Cristina Cevallos, Directora de Inteligencia de Mercados – CONAFIPS, Luis Castro de ECONOLAB y Jaime Astudillo, Oficial de Negocios de la Corporación Financiera Nacional quienes despejaron las dudas del público asistente con sus preguntas.

Después de la II Guerra Mundial, el product placement se retira a los cuarteles de invierno y apenas hay constancia documental de emplazamientos en películas cinematográficas. Es la época en que domina una cierta suspicacia hacia la publicidad (en 1953 se publica The hidden persuaders1, con graves y fuertes acusaciones al papel manipulador de los anuncios) y en el mundo cinematográfico norteamericano se extiende lo que ha sido conocido como “ACME

5


reality”: una realidad de marcas ficticias, como la archiconocida marca ACME, para eludir en la pantalla la mención explícita de cualquier marca real. Por fin, a principios de los setenta la técnica del emplazamiento renace, debido a la aparición de los primeros intermediarios: las primeras agencias especializadas en buscar, gestionar y negociar emplazamientos de marcas en películas y series de televisión.

insertarse en medio de la película o la teleserie, integrándose perfectamente en ella. En segundo lugar, se refuerza el valor de la marca por la adhesión del público a la historia, a los personajes o a los actores: es lo que, en el mundo del marketing, se conoce como “transferencia de imagen”. Si Brad Pitt o el agente 007 utilizan un determinado vehículo, el público que sigue a ese actor o a ese personaje se sentirá afectivamente predispuesto hacia esa marca. En tercer lugar, resulta mucho más barata que un spot o una fórmula de patrocinio. Y, finalmente, la comunicación carece también de “ruido” procedente de la competencia; pues en la película no habrá referencia a otras marcas del mismo sector. Entre las pausas publicitarias de una película, varias marcas de coches pueden competir por atrapar nuestra debilitada atención; pero el modelo de vehículo que use el protagonista será siempre el mismo: la propia coherencia de la trama lo exige.

Con este impulso, el product placement conoce una época de fuerte crecimiento y consolidación, que desemboca en la creación, en 1990, de una entidad no gubernamental para la autorregulación de los emplazamientos: la ERMA (Entertainment Resources of Marketing Association). Con ella se alcanza en Estados Unidos la definitiva normalización de esta práctica publicitaria. 2. Etrategias comerciales Las posibilidades de esta técnica han resultado muy apetecibles para todas las partes involucradas en ella. Para las productoras, ofrece indudables ventajas financieras: reduce los costes de producción (en Estados Unidos, se consigue ahorrar por esta vía hasta un 10% del coste total del filme o de la teleserie); y, sobre todo, se consigue un dinero líquido en la fase previa a la producción, cuando todavía no han llegado los ingresos por taquilla o por alquiler en vídeo, y son en cambio apremiantes los primeros pagos de la inminente producción. Además, los emplazamientos proporcionan realismo a las películas; porque es evidente que una película gana en verosimilitud cuando un actor bebe una lata de refresco con la marca clara y visible, en vez de tenerla oculta, disimulada, o de carecer de ella por completo. Finalmente, el recurso a una marca con personalidad propia puede contribuir a la definición de un personaje. No es lo mismo que un personaje luzca un Rolex en la muñeca a que lleve un Casio de plástico; que pida una Schweppes (toque “british”) o una Coca-cola (asociada al “american way of life”); que tome un Jack Daniel’s, un Ballantines o un Soberano.

3. Acusaciones de ilegalida Sin embargo, esta creciente práctica comercial se ha visto rodeada de sospechas y críticas en buena parte del mundo occidental; especialmente, en España y Estados Unidos. Entre otras, se la ha acusado de ser publicidad subliminal, publicidad ilícita, publicidad engañosa y publicidad encubierta; esto, además de infringir el principio de separación de los programas y la publicidad, tal y como reconocen la Televisión Sin Fronteras Europea o la Ley General de Publicidad (LGP) española. Comencemos por señalar algo que puede parecer sorprendente, pero que es la base de este pequeño galimatías: no existe una legislación específica acerca del emplazamiento de productos: ni en España, ni en la Comunidad Europea, ni en Estados Unidos, ni en ninguno de los países que conforman la Organización de Estados Americanos. Tampoco existe una definición legal acerca de esta práctica; por lo que hay, sobre ella, percepciones muy diversas acerca de sus implicaciones legales en el ámbito comercial. Lo único que existe es un gran vacío legal que genera, aún hoy, ríos de tinta acerca de la validez o no de esta técnica.

Por otra parte, también ofrece ventajas incuestionables para las marcas emplazadas. En primer lugar, les ofrece la posibilidad de encontrar a un público positivamente predispuesto: a diferencia de la publicidad, que corta o interrumpe la programación favorita, el emplazamiento permite a los anunciantes

A falta de otros documentos más específicos, los textos legales que pueden aplicarse al emplazamiento de producto son las leyes genéricas acerca de la publicidad y las distintas leyes de televisión o

6


radiodifusión que —en España, en Europa y en todo el mundo— reglamentan el ámbito de las retransmisiones televisivas. Con ellos en la mano, repasemos las distintas acusaciones que el emplazamiento ha recibido en los últimos años.

sino reconducir al único caso que verdaderamente resulta problemático: considerar el emplazamiento de producto como publicidad encubierta; y es lo que a continuación vamos a ver. 4. El emplazamiento como publicidad encubierta

3.1. Publicidad ilícita

Cabe entender como publicidad encubierta aquella que se hace ocultamente, sin apercibimiento del público: es decir, aquella en la que el destinatario no es consciente de estar asistiendo a un mensaje publicitario. Si lo planteamos así, no hay duda de que el emplazamiento puede ser considerado publicidad encubierta: el espectador de la última película del agente 007 no es consciente de que se está promocionando un coche de la casa BMW en el desarrollo argumental del filme. Pero cabe plantearlo de otra forma.

Tanto la legislación europea como la española señalan cinco supuestos de publicidad prohibida: tres usos desviados (la publicidad engañosa, la subliminal y la desleal), y dos casos de infracción normativa: la referida a determinados productos (tabaco, alcohol, medicamentos) y la que atenta contra la dignidad de las personas o vulnere los derechos reconocidos en la Constitución. Estos dos últimos casos nada tienen que ver con la forma publicitaria que analizamos (emplazamiento de producto) sino con el contenido de lo anunciado o emplazado1; por tanto, centraremos nuestro análisis en los tres usos desviados de publicidad y en el principio de separación entre los programas y la publicidad.

El caso prototípico de publicidad encubierta es una noticia, en el periódico o en la televisión, acerca de un fármaco nuevo que soluciona tal malestar o alivia tales dolores. Aparenta ser una noticia pero, a la postre, se descubre que tal comunicación ha sido en realidad pagada por el fabricante de dicho medicamento para que el producto obtenga esa notoriedad —o aparición llamativa— en los medios de comunicación3.

3.2. Publicidad subliminal Sólo por precipitación cabe una acusación tan poco fundamentada. En modo alguno puede calificarse de subliminal la presencia de una marca en una escena cuando lo que el anunciante busca es, a toda costa, que su marca sea percibida por el espectador. En modo alguno se pretende jugar con “estímulos de intensidades fronterizas con los umbrales de los sentidos”, ni tampoco “actuar sobre el público destinatario sin ser conscientemente percibida”1. No se trata de publicidad que apenas se percibe, sino de publicidad tan integrada en la acción que no se percibe como algo distinto de la propia producción.

Salta a la vista que el emplazamiento de producto presenta notables diferencias con la publicidad encubierta tradicional. El propio Bodewig, que no duda en calificar de encubierta a la técnica del product placement, reconoce que se da una discrepancia fundamental entre ambos supuestos. En el caso de la noticia, el público es inducido a error sobre la objetividad acerca de esa comunicación (que cuestiona la credibilidad del informador); mientras que en el emplazamiento no existe engaño sobre la objetividad o neutralidad del mensaje: el engaño, como antes decíamos, es sobre los motivos de esa aparición; pero esa inducción al error se da en un plano muy distinto al primero.

3.3. Publicidad engañosa Como vimos, la ley la define como aquella que, “incluida la presentación, induce o puede inducir a error a sus destinatarios”. Es evidente que, per se, el emplazamiento no induce ni puede inducir a error sobre la composición, origen, calidad, etc. de un determinado producto. En todo caso, puede inducir a error por su presentación: porque —como señala Bodewig— el emplazamiento puede llevar a engaño sobre los motivos que han llevado a insertar el producto en la película o serie. La audiencia puede pensar que esa aparición del producto en la pantalla obedece a aspectos artísticos o creativos, y no a una contraprestación económica: lo cual supone un engaño por ocultación, por quebrantar el principio de identificación de la publicidad2. Ahora bien; esta acusación —que algunos han discutido abiertamente: porque el público es mucho menos ingenuo de lo que este planteamiento pretende sostener— no hace

Esta misma diferenciación fue establecida por el Tribunal federal alemán a propósito de una demanda de product placement4. Tras reconocer que en todos los medios rige el principio de identificabilidad (también en el cine —como en la prensa o en la televisión— debe ser reconocible la publicidad), señalaba no obstante una doble diferencia entre la publicidad encubierta en los medios informativos y la que se da en los espacios de entretenimiento5: a) Los espacios de información ejercen una mayor

7


“influencia” sobre el público (influencia en términos de configuración de opiniones, decisiones políticas, opciones personales, etc.). b) La actitud del público es distinta: en los espacios informativos espera una información veraz y objetiva, mientras que en una película puede tolerar la aparición interesada, pero discreta, de ciertos productos: no se siente defraudado si esa marca concreta no fue decisión del director o guionista, porque entiende que la empresa pudo suministrarlos gratuitamente y así ahorrar un cierto gasto a la productora a cambio de su notoriedad en el filme. Ahora bien, lo que sí espera el público —al menos, eso entiende el tribunal alemán— es una advertencia clara sobre el carácter publicitario de esa aparición. Obviarla, conduce a la indebida mezcla de información y publicidad; lo cual nos lleva a la última acusación que se ha lanzado contra el emplazamiento de producto. 1 Vid. la traducción en castellano: Vance Packard, Las formas ocultas de la propaganda, Ed. Sudamericana, Buenos Aires, 19ª ed., 1992. -----------------------------------------------------------------------------------------------2 Serán ilícitos, por ejemplo, los emplazamiento de tabaco o de alcohol de más de 20 grados, pero porque está prohibida la publicidad de esos productos. De igual modo serían ilícitos secuencias en las que se denigre a la mujer. Pero en ningún caso por recurrir al emplazamiento, sino por promocionar productos prohibidos o por hacerlo de modo denigrante; es decir: la forma publicitaria de la que venimos hablando no está prohibida per se, sino que puede incurrir en ilegalidad en la misma medida en que pueden hacerlo el patrocinio, los spots o cualquier otra forma publicitaria. -----------------------------------------------------------------------------------------------3 Cfr. Ley General de Publicidad, artículo 7, que define la publicidad subliminal. -----------------------------------------------------------------------------------------------4 Según el artículo 11de la Ley General de Publicidad, “los anunciantes deberán desvelar inequívocamente el carácter publicitario de sus anuncios”. En términos semejantes se expresa la Ley de Televisión sin Fronteras, artículo 12. -----------------------------------------------------------------------------------------------5 Quizás por eso, la ley señala que la publicidad encubierta presupone una intencionalidad por parte no sólo del anunciante, sino también del medio. Y que la aparición de un producto o servicio “se considerará intencionada, en particular, si se hiciese a cambio de una remuneración o de un pago similar” (Ley de Televisión sin Fronteras, artículo 1.d; el subrayado es nuestro). Si hay pago, es publicidad; y, por tanto, involucra también al medio en el que se emite. -----------------------------------------------------------------------------------------------6 Se trataba de diversos emplazamientos en la cinta Feuer, Eis und Dynamit (Fuego, nieve y dinamita), coproducción anglo-alemana de 1991. Es la historia de un millonario que finge su muerte para que se abra su testamento y se conozca su última voluntad: todos sus bienes serán para el que gane una serie de competiciones alpinas; lo cual es ocasión para el emplazamiento de distintas marcas deportivas. -----------------------------------------------------------------------------------------------7 Un comentario a esta sentencia de product placement en C. Lema Devesa y A. Tato Plaza, “La regulación del emplazamiento de producto”, Seminario sobre técnicas de comunicación comercial, organizado por la Asociación Autocontrol de la Publicidad, Madrid, 30.VI.1997.

Fuente: http://www.alfonsomendiz.com

8


9


y comités de usuario de mercado. Durante esta reunión, diferentes sectores manifestaron la problemática existente lo que permitirá definir las líneas de investigación y accionar.

Capacitación en conjunto con PRO ECUADOR La Dirección de Control Zonal 1 de la Superintendencia de Control del Poder de Mercado (SCPM), realizó una capacitación en conjunto con funcionarios de PRO ECUADOR con la finalidad de dar a conocer a la Economía Popular y Solidaria, artesanos, productores y ciudadanía en general, temas como: Derecho y Promoción de la competencia y pasos para realizar una exportación.

Vicente Analuisa, delegado de la Intendencia Zonal 7, manifestó que la SCPM viene promoviendo la conformación y organización de Observatorios Ciudadanos y Comités de Usuarios y Usuarias de Mercado para la vigilancia, control y exigencia de derechos en búsqueda de satisfacer necesidades y mejorar los servicios públicos y privados, así como un trabajo conjunto bajo las diferentes líneas de investigación que se establezcan como necesidades de los sectores en general.

Por su parte, Rodolfo Guevara, Coordinador de la Coalición de Organizaciones Sociales, señalo La capacitación se llevó a cabo en la sala de ca- que la conformación de observatorios y comités pacitaciones del Centro de Atención Ciudadano de usuario de mercado es el fruto de los diferende Esmeraldas, con un aproximado de 30 par- tes procesos de capacitación que se han venido ticipantes. Adicionalmente a la capacitación se desarrollando con el apoyo de la SCPM, y que realizó visitas técnicas con PRO ECUADOR a continuará con el trabajo en territorio, junto a diemprendedores de la Red de Esmeraldas con ferentes organizaciones sociales. Amor que trabajan con la Dirección. Feria productiva en el Cantón Chordeleg Iván Salazar, artesano de Bambú de Esmeraldas, recalcó la importancia de que la Institución Pública este cercanamente trabajando con las EPS ya que de esta manera como artesano puedo conocer de manera directa cuales son los procesos de formalización o legalización para poder ser partícipe de un mercado justo y transparente para todos. Se conformaron observatorios anticorrupción y comités de usuario de mercado en Loja. La Intendencia Zonal 6, en coordinación con la Municipalidad del Cantón Chordeleg, provincia En el Auditorio del del Azuay realizó una Feria Productiva Artesanal Gobierno Provincial que contó con la presencia de distintos artesadel Oro, la Superinnos de la localidad donde expusieron las bondatendencia de Control des de sus productos, como sombreros de paja del Poder del Mertoquilla, calzado, joyas, pinturas, tejidos, entre cado (SCPM) y la otros. Coalición de Organizaciones Sociales Así mismo, dentro del marco de este evento, la del Oro desarrolló el SCPM dio a conocer los beneficios de la plaacto de capacitación taforma virtual de compra y venta Supertienda y presentación de Ecuador y se incentivó al público presente para observatorios ciudaque realicen ventas y compras a través de este danos anticorrupción portal web. 10


Diego Marín, artesano que participó en la feria, manifestó la importancia de este tipo de actividades, ya que a través de ellas se promociona la producción local, generando dinamización económico, promoviendo la eficiencia de los mercados, el comercio justo y contribuyendo al bienestar general de los consumidores y usuarios

11


12


13


14

Poder de Mercado Septiembre - 2017  

Edición mes de septiembre 2017