Issuu on Google+

SOSPECHA DE SINDROME DE MUNCHAUSEN POR PODER Y SIMULACION Dr. Ricardo Gastelbondo (1), Dra. Erika Castro (2), Dr. Iván Felipe Gutiérrez (2), Dr. Mauricio Larrarte (3) Ángela Giraldo (4) 1. Nefrólogo Pediatra Fundación Cardioinfantil 2. Residente Pediatría Universidad El Bosque 3. Residente Pediatría Universidad La Sabana 4.Psicologa Departamento de Salud Mental FCI.

OBJETIVO: Describir 2 casos clínicos de pacientes pediátricos con Patología renal y posterior Sospecha de Síndrome De Munchausen y Simulación. JUSTIFICACIÓN: El Síndrome de Munchausen (MuS) por poder; es la falsificación de una condición pediátrica con la motivación de satisfacer necesidades psicológicas por parte del cuidador. La hematuria ficticia, por otro lado como manifestación de Simulaciòn se presenta principalmente en adolescentes y adultos; ha sido reportada con muy poca frecuencia en Pediatría, de ahí la importancia de la presentación de los casos clínicos descritos. METODOLOGÍA: Reporte de caso de paciente de 5 y 13 años en estudio por Nefrología con diagnostico de Infección urinaria recurrente y hematuria macroscópica. REPORTE DE CASO 1: Paciente de 5 años de edad con antecedente de múltiples consultas por infecciones de vías urinarias recurrentes, epistaxis, convulsiones, apneas, dolor torácico; con múltiples estudios diagnósticos; todos normales. En el último año consulto por síntomas urinarios y hematuria en 5 oportunidades, en una de las cuales abandono el servicio de Urgencias previo a toma de PO. Paciente que ha recibido en varias ocasiones manejo antibiótico por diagnostico de IVU, sin alteraciones Imagenológicas; estudios complementarios por hematuria sin alteración. Durante última hospitalización cuadro idéntico a los ya descritos - La madre refiere Persistencia de sintomatología igual a la previa - con franca hematuria en esta ocasión se documenta Pielonefritis. Valorada por psiquiatría consideran madre magnifíca síntomas, ausencia de padre. De forma incidental en mesa de noche se encuentran 3 tubos de ensayo con sangre posteriormente reportados por el laboratorio como perdidos (pertenecían a otra paciente) adicionalmente se realiza hemoclasificación de hematuria encontrando tipo sanguíneo AB +; diferente al de la paciente (O+), por lo cual se confirma manipulación de las muestras, y se sospecha MuS. REPORTE DE CASO 2. Paciente masculino de 13 años, con hematuria macroscópica, epistaxis y cefalea con 3 consultas extrainstitucionales previas, sin otra alteración adicional en pruebas de función renal o imagenológica; dado de alta con diagnostico de Cistitis hemorrágica.


Reconsulta a FCI, por persistencia de sintomatología. Parcial de orina con hematuria, función renal y tiempo d coagulación sin alteración. Se descarto por Hematología síndrome hemorragiparo. Se documento hematuria no glomerular. UroTAC normal, se descarto litiasis. La madre sospecha epistaxis como causa de hematuria y paciente refiere que en cada ingreso al baño presenta epistaxis. Se sospecha hematuria ficticia se toma nuevo uroanalisis vigilado no documentándose eritrocitos. Valorado por Psicología; encuentran múltiples estresores externos consideran ganancia secundaria por condición actual y sospecha de simulación.

DISCUSION: El MuS por poder es una forma de maltrato infantil infringida por el cuidador en el que se busca la atención y se obtiene satisfacción por la condición de enfermedad del hijo, por otro lado en la simulación se desea obtener un beneficio de la enfermedad (no asistir al colegio, no presentar un examen) Previo al diagnostico el MuS y la Simulación suelen llevar a múltiples procedimientos diagnósticos y terapéuticos invasivos. Como en este caso el MuS se caracteriza por múltiples quejas somáticas y peregrinación por diferentes instituciones, estos casos ilustran las diferencias en grupos atareos; MuS suele iniciar entre los 3 a 4 años y la simulación por lo general en adolescentes y adultos CONCLUSION: Aunque estas entidades clínicas no son frecuentes en Pediatría deben sospecharse ante persistencia de sintomatología con múltiples afecciones (estudios normales, alteraciones no presenciadas) con periodos asintomáticos y gran número de consultas. De ahí la importancia de un abordaje integral y multidisciplinario al paciente; con estudio psicológico del mismo, de la familia y de su entorno.


SOSPECHA DE SINDROME DE MUNCHAUSEN POR PODER YSIMULACION