Page 1


INDICE 1. Presentación

3

2. Perfil psicológico de los castores

5

3. Organización de la rama. Estructura y funciones

10

4. Fines y objetivos de la Colonia

12

5. Metodología

15

6. Simbología, uniformes y ceremonias

23

7. Perfil y papel del responsable

28

Anexos

31

Federación de Scouts Católicos de Andalucía Área de Publicaciones C/ LIMONES 18, 3ª PLANTA. 11403 JEREZ DE LA FRONTERA (CÁDIZ) http://www.scoutsur.org http://www.herculesxxi.com

Edita: Federación de Scouts Católicos de Andalucía Coordina: Félix Rodríguez Martín Diseño y maquetación: Antonio Escolano Hernández


Cuando Baden Powell presento en sociedad el Escultismo, lo hizo pensando en los muchachos británicos: proponerles, proporcionarles una forma de educarse en su tiempo libre que fuera útil para ellos y para la sociedad en la que vivían. No pasó mucho tiempo y vio que su idea no era solo para británicos…habría scouts en todo el mundo. Pero no fue este el único ni el último giro de la idea inicial. Apareció también el Escultismo femenino, con sus adaptaciones pero con la misma fuerza, superando todo tipo de reticencias sociales. Y BP vio como los scouts crecían, dejaban de ser muchachos pero querían seguir siendo scouts… Hubo que diversificar las ramas, adaptar el método a las distintas edades… Durante muchos años se han visto dos horizontes: uno por arriba, cuando chicas y chicos van abandonando la adolescencia para empezar a tocar con su vida las primeras realidades de la madurez. Que evidentemente no le llega a todas las personas con la misma edad, pero eso es tema para otro momento. El segundo horizonte era por abajo: ¿qué edad aceptamos como la más temprana para comenzar a educar en el Escultismo? Muchos años ha sido la rama de Lobatos la que ha marcado ese horizonte. Es muy claro que por la parte de arriba el horizonte se rompió hace muchos años y no tiene límite de edad. Algunos tuvimos el privilegio de compartir vida scout con Oyaha Ke, guía de la Patrulla del Kanguro, que con más de 90 años murió siendo auténticamente scout, querido y respetado por todos los que le tratamos. Pero sin irse tan alto en la edad, millones de personas en el mundo viven el escultismo en la madurez plena de sus vidas. Con el paso de los años nos hemos dado cuenta de que es necesario atender a los más pequeños, romper por abajo ese límite y, poco a poco, se ha ido colando en la vida de muchos grupos la rama de Castores…Paso a paso, con mucha prudencia, de forma experimental, temporal a veces, estudiando posibilidades y conveniencias y llegando a la conclusión de que es posible, positivo, conveniente. Naturalmente la edad más temprana para el Escultismo es muy delicada. No podemos entretener ni jugar por jugar. La vida scout debe ser divertida pero sin olvidar la educación. La rama de Castores tiene sentido si es formativa, si se trabajan todos los aspectos educables de personas con 6 y 7 años que abren sus limpios ojos a este mundo que compartimos. Y en esto estamos. Son muchas las personas que como responsables scouts han pasado años luchando por consolidar esta rama dentro de nuestra Federación. Finalmente han visto consolidados esos esfuerzos. Nuestro agradecimiento y nuestro ánimo para ellos y ellas. Y el deseo de que el Manual que os presentamos a todos sea de gran utilidad.

Javier Alcázar Albandea. Presidente de Scouts Catolicos de Andalucía 2003-09


El “Manual de la Colonia de Castores” que tienes en tus manos es fruto del trabajo de muchas personas, que en Scouts Católicos de Andalucía, a través de la experiencia, el estudio, la reflexión y el debate han llegado a concretar las propuestas que te aportamos. Unas veces con trabajo anónimo y silencioso. Otras participando en los encuentros pedagógicos: “SCAner 2008” celebrado en Antequera y la Mesa Pedagógica en Jerez 2009.

HAN COLABORADO, AYUDADO, APORTADO: Víctor Mengual, Pilar Martín y el kraal de la Colonia Hyrax, Antonio Escolano, Félix Rodriguez, Begoña Morillas, María Castro, Samuel Vico, Pilar Salvador, José Antonio Gallardo, Nuria Gilarbet, Elena López, Sandra Garrido, David Brook, Sabrina Rodríguez, Mauricio Olmedo, Carolina Mendoza, Manuel Domínguez, Julián Calderón, Tomás Ladrón de Guevara. A todas estas personas:

¡¡muchas gracias!!

La simbología del progreso en la rama Castores se ha ido aprobando por partes sucesivas, en distintas Asambleas de SCA, hasta quedar definitivamente ratificada y recogida en el Proyecto Hércules XXI. En Sevilla, en Enero de 2005, fue aprobada la imagen del castor saludando. En Jerez, en Septiembre de 2005, fue aprobada la forma general redonda, figurando un estanque en el que se van insertando las colas. En el encuentro SCAlada 2005 se acordó simplificar la imagen de las colas y acompañar la simbología con los castores de plata y de bronce.

El autor de los dibujos de esta simbología es Antonio José Vivancos Sanchez


Entre los seis y los ocho años, edades en las que se ubican los castores, niños y niñas se encuentran en los que muchos autores definen como infancia. Este es un concepto complejo que aglutina características de tipo físico, afectivo, intelectual y social. Quizá lo más relevante de esta etapa es la capacidad de asimilación del entorno y su adaptabilidad al mismo. Aunque la persona es en todo momento una globalidad vamos a desglosar los aspectos más relevantes agrupándolos en función a su incidencia en los temas educativos.

a) Aspectos biológicos En este apartado se reseñan las características tanto externas como internas relacionadas con el desarrollo corporal, el movimiento y las capacidades intelectivas: • • • • • • • • • • • • • • • • • • •

Aumento lineal de peso y talla durante esta etapa. Desarrollo de los grandes grupos musculares, lo que produce cierta descoordinación. Mejora de la fuerza explosiva principalmente de las piernas. Aumento del volumen cardíaco y la capacidad respiratoria que redunda en una mejora de la resistencia. Alimenta la velocidad gestual y la de reacción experimenta un avance notable. No hay grandes diferencias de tipo físico entre niños y niñas. Paso del movimiento global al diferenciado. Es capaz de realizar tareas que requieran precisión en el movimiento, perfeccionamiento de la motricidad fina. Progresivamente se pasa de la acción a la representación de la misma. Niños y niñas son capaces progresivamente de “planificar” la acción antes de realizarla y expresarla mediante diferentes lenguajes. Se afirma la lateralidad de forma definitiva. El esquema corporal está ya definido si bien aun no se ha interiorizado totalmente. Demuestran gran sentido del ritmo y del espacio, se ha perfeccionado el equilibrio estático y dinámico. Controlan bien los movimientos salvo si están muy cansados. Mejora la velocidad de ejecución de los movimientos aunque a veces no son muy precisos. Son capaces de interpretar el entorno que perciben de forma global. Asimilan los conceptos con gran facilidad, es la etapa de los grandes aprendizajes escolares (lectoescritura, lenguaje matemático...). Muestran una gran curiosidad y afán por demostrar los conocimientos que poseen. Sus intereses son muy variados. Su atención es inestable. Se centra mientras dura su interés.

b) Aspectos psicológicos • Progresivamente se pasa de la acción a la representación de la misma. • Niños y niñas son capaces progresivamente de “planificar” la acción antes de realizarla y expresarla mediante diferentes lenguajes.


• Se afirma la lateralidad de forma definitiva. • Son capaces de interpretar el entorno que perciben de forma global. • Asimilan los conceptos con gran facilidad, es la etapa de los grandes aprendizajes escolares (lecto-escritura, lenguaje matemático...). • Muestran una gran curiosidad y afán por demostrar los conocimientos que poseen. Sus intereses son muy variados. • Su atención es inestable. Se centra mientras dura su interés. • Comienza a desarrollarse un criterio propio, en base a lo que ve en su entorno. • Se expresan a si mismos con sus características físicas y de acción e identifican sus deseos, pensamientos, y sentimientos diferentes a los de los demás, Estas últimas características las reconoce como “invisibles” pues son procesos que ocurren “por dentro”. La aceptación o no de esos aspectos la concordancia con los vivenciados en los diferentes ámbitos de socialización irán definiendo lo que conocemos por autoestima. • Aunque persiste el egocentrismo empieza a ser capaz de ponerse en el lugar de otro. Es capaz de diferenciar el punto de vista propio y el de otra persona pero en situaciones de conflicto le cuesta aun tomar en cuenta ambas perspectivas. • Se completa la identificación sexual comprendiendo que el sexo es un rasgo permanente de la personalidad que no puede ser cambiado a voluntad. • En general la identidad sexual la establecen por estereotipos externos (lleva falda, juega a las bolas...). Aunque no tienen inconveniente en participar en actividades mixtas son muy críticos con aquellos que se desvían de los estereotipos convencionales. c) Aspectos afectivos • Buscan la aceptación del grupo y la aprobación de los adultos. Necesita sentirse querido y protegido. • Son muy sensibles a las críticas necesitan que les hagan saber que se les aprecia y que están seguros. • La figura del adulto sigue siendo una referente importante pero cada vez se acude más a él como juez que como legislador. d) Aspectos sociales El término SOCIO PERSONAL es un concepto amplio que engloba todas las características efectivas, sociales, conductuales y las que surgen de la interacción de todas ellas, por ejemplo el desarrollo moral y la construcción de la personalidad. A continuación se enumeran los aspectos más relevantes. • Comienza a desarrollarse un criterio propio, en base a lo que ve en su entorno. • Se expresan a si mismos con sus características físicas y de acción e identifican sus deseos, pensamientos, y sentimientos diferentes a los de los demás, Estas últimas características las reconoce como “invisibles” pues son procesos que ocurren “por dentro”. La aceptación o no de esos aspectos la concordancia con los vivenciados en los diferentes ámbitos de socialización irán definiendo lo que conocemos por autoestima. • Aunque persiste el egocentrismo empieza a ser capaz de ponerse en el lugar de otro. Es capaz de diferenciar el punto de vista propio y el de otra persona pero en situaciones de conflicto le cuesta aun tomar en cuenta ambas perspectivas.


• Se completa la identificación sexual comprendiendo que el sexo es un rasgo permanente de la personalidad que no puede ser cambiado a voluntad. • En general la identidad sexual la establecen por estereotipos externos (lleva falda, juega a las bolas...)Aunque no tienen inconveniente en participar en actividades mixtas son muy críticos con aquellos que se desvían de los estereotipos convencionales. • Buscan la aceptación del grupo y la aprobación de los adultos. Necesita sentirse querido y protegido. • Son muy sensibles a las críticas necesitan que les hagan saber que se les aprecia y que están seguros. • Vivencia los juegos con gran intensidad, de hecho el juego es la actividad principal. En ellos se mezclan realidad y fantasía. En la actividad espontánea se muestran desinhibidos y comunicativos. • Se multiplican los entornos de socialización. Además de la familia los niños y niñas. • Tienen mas ocasiones de interactuar con sus iguales estableciéndose los primeros grupos y apareciendo el concepto “ nosotros”. • De las relaciones más primitivas de apoyo (me presta cosas) y afinidad (nos gusta jugar a lo mismo) se evoluciona en esta edad hacia las relaciones de satisfacción mutua donde aparece la cooperación y la confianza. • La figura del adulto sigue siendo una referente importante pero cada vez se acude más a él como juez que como legislador. • La conquista de la autonomía moral empieza a manifestarse desde los siete años. En este momento se manifiestan alguna de las características de la moral autónoma: reciprocidad las reglas sólo valen si todos las aceptan y cumplen; relativismo ante una acción concreta hay que valorar también la causa v la intención. • La justicia se entiende como “Igual para todos”. Son muy estrictos en cuanto a la distribución de recompensas y sanciones. Globalmente la vida de los castores, al igual que las demás ramas se desarrollará en tres etapas que se van sucediendo de manera natural, dentro de las cuales va a crecer en su vida en la unidad.

Etapas: Integración. Cuando un niño o niña entra en la Colonia pasará una primera etapa en la que irá conociendo la vida y tradiciones de los Castores. Se irá integrando tanto en su “familia de castores” como en el mundo scout. Ha de familiarizarse con las “reglas del juego”, e ir siguiendo paso a paso las explicaciones de los responsables, que irán desarrollando los objetivos propuestos en el programa. La integración es una etapa en la que queremos conseguir que el castorcito se encuentre FELIZ de estar en la Colonia.

Nos servirán como indicadores del avance de cada scout en esta etapa: • • • • • • •

La asistencia regular a las actividades. La adaptación de la vida que desarrolla la Colonia y los compañeros. La iniciación en el descubrimiento del libro AMIGOS DEL BOSQUE. La adquisición personal de aptitudes elementales de obediencia, limpieza, orden e higiene. La participación en actividades en contacto con la Naturaleza. La posesión de las habilidades básicas de autonomía personal. La comprensión de los textos del castor (promesa, ley, lema...) y el interés por su vivencia.


Participación. El niño, poco a poco empezará a participar más activamente en la vida del Estanque dentro de la Colonia. En esta etapa el castor toma un COMPROMISO más importante, empieza a sentirse seguro. Esta etapa hace referencia a la Ley de la Colonia. Nos servirán como indicadores del avance de cada scout en esta etapa: • • • • • • • •

La asistencia continuada y participativa en las actividades. La realización de pequeñas responsabilidades. El respeto por las normas sociales de comportamiento y convivencia. El gusto por los juegos de la Colonia y el ambiente fantástico. La comprensión de la Promesa, Lema y Buena Acción con los demás. La sensibilidad por los valores éticos y religiosos. El conocimiento del propio cuerpo haciendo uso de prácticas saludables. La autonomía en el uso de las habilidades personales básicas.

Animación. En esta etapa el castor dará sus últimos pasos en la vida

de la Colonia. Ya no necesita la ayuda que necesitaba antes de empezar su construcción cuando entró en la Colonia. Nos servirán como indicadores del avance de cada scout en esta etapa: • • • • • • • • •

La animación de las propias ideas, intereses y sentimientos. La adaptación de normas de convivencia y comportamiento. El respeto por la Naturaleza y las cosas de su entorno más próximo. La colaboración con los responsables de la Colonia. El interés por participar y descubrir. La práctica de ejercicios de desarrollo físico, sensitivo, técnico, ... La expresión de ideas y sentimientos personales. El interés por el pequeño grupo al que se pertenezca. La responsabilidad en la animación elemental de los compañeros.

e) Aspectos éticos - religiosos • Se encuentran en un proceso de aparición de la conciencia moral. • No perder de vista que es una edad de fabulación y tienen una mentalidad mágica. • Empieza a interesarse por las reglas pero más que nada para controlar a sus adversarios.

Aunque lo expresemos en singular, todos sabemos perfectamente que nuestros scouts viven rodeados por múltiples entornos, con múltiples influencias, por lo cual nuestra pretensión es simplemente enumerar unos puntos a tener en cuenta por cada kraal de responsables a la hora de analizar el entorno concreto en el que viven los scouts de su grupo. • Valorar las diferentes familias y como afectan estas al niño/a: familia tradicional, de separados, de divorciados, familias unisexuales, con dificultades sociales, etc. • Valorar la influencia de los medios audiovisuales que rodean al niño/a: TV, videojuegos,... • Valorar los aspectos psico-físico-evolutivos que pueden afectar al niño/a: stress, falta de afecto, sedentarismo, alimentación, etc. • Analizar o valorar los rasgos característicos del contexto del niño (barrio, ...). • Estos aspectos o realidades se podrían analizar a través de diferentes herramientas como: las entrevistas, la observación,...


De lo expuesto anteriormente se desprende que los castores necesitan y aman las actividades de mucho movimiento, cortas y variadas, que les proporcionen ocasión de demostrar ante los demás lo “mayores” qué son. Su desarrollo de la motricidad fina y de la capacidad de representación pone a su alcance formas de comunicación muy diversas (escrita, gráfica, verbal,...). El dominio de la lectura y la escritura le permite dejar constancia por escrito de sus experiencias y de compartir las de los demás. El desarrollo progresivo de sus capacidades físicas lo hace apto para moverse con soltura en la naturaleza y adaptarse a circunstancias cambiantes. Se interesa vivamente por los animales, las plantas y los fenómenos naturales. Debemos proporcionarles actividades a su nivel relacionadas con el conocimiento de estos temas. La importancia que esta área de desarrollo tiene para los castores hace que determine que forma se ha de plantear la metodología educativa adecuada a la rama de los castores. En primer lugar está la formación del autoconcepto y en consecuencia de la propia imagen y la aceptación de la misma. Se debe favorecer la realización de actividades individuales que conlleven cada vez un mayor grado de autonomía y responsabilidad. Deben estar adaptadas a las posibilidades de los niños y niñas para que el éxito en las mismas esté casi asegurado. A la vez se favorecerá que esas actividades individuales reviertan en el grupo aportando al mismo algún tipo de beneficio. En cuanto a la identificación sexual no debemos favorecer el refuerzo de los estereotipos pero tampoco forzar en demasía la ruptura de los mismos ya que podríamos acarrear graves conflictos en el seno del grupo. En general el lenguaje y las actividades no serán sexuados favoreciendo la coeducación. Los juegos serán la actividad principal de los castores y entre ellos potenciaremos aquellos en los que la imaginación tenga un papel importante y también los juegos reglados. Se tenderá a favorecer gran variedad de situaciones grupales (parejas, pequeños grupos niñosadulto, pequeño grupo de niños, gran grupo de niños y de niñas y adultos) donde se ofrezca la posibilidad de ser aceptado y aceptar (interactuar) en situaciones diversas posibilitando la integración plena. El clima de la Colonia debe favorecer las conductas asertivas, es decir, que niños, niñas y responsables expresen sus opiniones, deseos, deberes y derechos de manera firme y sincera, sin violencia y respetando a los demás en todo momento. En los aspectos relacionados con la educación de la fe nos ayudará mucho su gusto y capacidad para escuchar historias. Las recompensas y sanciones deben estar siempre en concordancia con la magnitud de la acción realizada y primar las primeras sobre las segundas. El premiar y el sancionar a un castor debe estar siempre justificado de forma clara y explícita. En cuanto a las sanciones nunca deben imponerlas los niños y siempre habrá que matizar ante el grupo el por qué de las mismas.


Es una etapa del Escultismo, que tiene como meta mostrar y hacer más fácil a niñas y niños el paso de un mundo seguro, como su casa, a un mundo nuevo, el de los amigos, la sociedad, la naturaleza, etc... que atrae y excita su curiosidad, en forma de un gran juego. La etapa está diseñada para llenar las necesidades concretas de la infancia cuyas edades están comprendidas entre los 6 y los 8 años. La formación de Castores es diferente y debe cuidar su distancia con Lobatos. En el libro “Los Amigos del Bosque” novela de la escritora británica A.H. McCartney, encuentran los scouts de esta rama todos los elementos necesarios para crear el ambiente fantástico de vida en la Colonia desde los primeros pasos del “castorcíto”, su aprender a “compartir” para realizar un trabajo común, la identificación con KEEO, la apertura hacia los demás hasta el nado hacia arriba, búsqueda de nuevos horizontes hacia la futura manada, en Lobatos.

La Colonia tiene una estructura de “Gran Grupo” que induce a crear actitudes de amistad y participación. Dentro de ésta se crearán pequeños grupos, madrigueras, para desarrollar algunas actividades. El programa de la Colonia se basa en actividades sencillas y concretas como son: el juego, las narraciones, las manualidades, la expresión corporal y musical y otras actividades. La Colonia no debe ser muy numerosa para facilitar una educación lo más individualizada posible y un control preciso, el número aconsejable es de 15 a 20 Castores, repartidos en tres madrigueras de 5 a 6 Castores cada una. Un número mayor repercute negativamente tanto a nivel organizativo como educativo, aún cuando se aumentaran los educadores. Aun así, el tamaño y distribución de la Colonia se adaptará a la situación y necesidades del grupo. El número ideal de educadores es de 4 ó 5 por cada Colonia. Éstos tienen que trabajar en equipo, cada uno con responsabilidades concretas. Es fundamental mantener el contacto con los padres de forma continua, tanto para explicar cómo trabajamos con sus hijos, como los lugares de las salidas y sobre todo de la importancia de las colas, así como para conocer más profundamente al niño. Los Castores no deben ser mimados por el grupo, los educadores tienen que hacer ver a los demás scouts que también los castores deben valerse por sí mismos.

La Colonia se divide en pequeños grupos funcionales para desarrollar ciertas actividades, estos grupos se denominan madrigueras, formados por 5 ó 6 castores cada una. En ningún momento serán grupos competitivos. Además del trabajo en pequeños grupos, se realizan otras actividades dirigidas al gran grupo y otras individuales. Las madrigueras serán llamadas con el nombre de árboles ya que estos son importantes para sus vidas, al proporcionarles alimento y materiales para la construcción de su hogar. Cada educador se encargará de una madriguera y a su vez de seguir la evolución de cada Castor perteneciente a la Madriguera en que esté, también llevarán un contacto continuo con los padres de cada Castor. Para que esta labor sea llevada a cabo con éxito es esencial que exista una comunicación continua entre los responsables, de manera que la falta de alguno de ellos no repercuta negativamente en la vida de la colonia.


Dentro de cada Madriguera los castores adquirirán algunas pequeñas responsabilidades:

1. Maderas. Se encarga de que la madriguera funcione bien, es el portador del banderín, debe ser 2. 3. 4. 5. 6.

un castor/a que lleve tiempo en la Colonia. Sub-maderas. Ayudará en todo momento al maderas, sustituyendo su labor cuando éste falte en algún momento. Mantendrá el orden en las formaciones. Apuntador. Es el encargado de controlar la asistencia del resto de castores de su madriguera. Lapicero.- Está a cargo del material de papelería de la madriguera (caja de lápices, tijeras, cuadernos, cartulinas...). Arlequín. Es el animador de la madriguera y mantiene alegre a los Castores. Tiritas. Encargado de la caja de curas de la madriguera (tiritas, algodón y alcohol). Ordenado. Mantiene y promueve el orden de la Colonia.

Las funciones de cada cargo antes mencionadas son orientativas, y podrán ser adaptadas a las necesidades de cada colonia. Los únicos cargos obligatorios son Maderas y Sub-maderas, los demás se cubrirán según las necesidades de cada colonia.

Instituciones. Debemos tener presente el juego democrático en todas las ramas de forma que se hace necesaria la presencia de las tres instituciones que dan forma al gobierno de las mismas. Si bien en castores, por razones de la edad, no tenemos ninguna institución ejecutiva. Legislativa Jurídica Ejecutiva

Castores Consejo de Colonia Estanque de Nenúfares

Lobatos Consejo de Manada Consejo de Roca Consejo de Seiseneros

Rangers Asamblea de Tropa Corte de Honor Consejo de Guías

Pioneros Asamblea de Unidad Consejo de Ley

Rutas Clan

Consejo de Unidad

Clan

Clan

Consejo de colonia: Participan en él todos los castores pertenecientes a la Colonia. Tiene como fin que todos los Castores puedan hacer propuestas sobre las actividades que se realizarán, así como comentar cómo ha transcurrido la vida en la Colonia. También se tratará todo tipo de problema que surja entre los niños/as. Además en el consejo de colonia, se evaluará el progreso personal de cada castor.

Estanque de nenúfares: Está formado por todos los responsables y los castores con promesa (Algún responsable se quedará con los castores que no tienen promesa). Antes de que un Castor vaya a realizar la Promesa, la Colonia tiene que darse por enterada y dar su aprobación. Para la realización del Estanque es imprescindible que la ambientación esté trabajada, con los emblemas de la colonia presentes, niños uniformados de manera que se cree un entorno solemne transmitiendo a los castores la importancia de esta institución.


Cuadro de Objetivos de Scouts Católicos de Andalucía

Responsabilidad

Fines del Escultismo

Aspectos Educativos

Salud y desarrollo personal

• • • •

Desarrollo físico. Conocimiento del propio cuerpo. Higiene y salud. Sexualidad y afectividad.

Formación del carácter

• • • •

Desarrollo intelectual. Desarrollo social. Desarrollo ético. Desarrollo emocional.

Aprendizaje de técnicas

• •

Desarrollo de la habilidad manual. Conocimiento de las técnicas.

Servicio a los demás (Educación para la vida en sociedad).

País

Educación en el conocimiento del medio cercano. • Conocimento de su barrio, en su infraestructura como en su problemática. • Observar grandes campos de actuación: Pobreza, marginación, drogadicción, otros. • Implicación en los problemas observados. • Conocimento de la ciudad donde viven, tanto cultural como social. • Ver diferentes realidades existentes y las posibles causas de estas. Educación en la conservación del medio ambiente. • Educación preventiva y protectora del medio natural. • Ofrecer conocimentos de qué es el medio ambiente y que significa. • Trabajar actividades concretas tendentes a la concienciación colectiva. • Actuar directamente en problemas localizados en la Naturaleza. • Crear una conciencia ambiental tanto local, como nacional o internacional. • Hacer del modelo de “desarrollo sostenible” algo comprensible y necesario. Educación en los Derechos Humanos y la solidaridad. • Que obtengan conocimiento de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. • Sensibilizarse y comprometerse en los mismos. • Ver la relación existente entre la D.U.D.H. y el mensaje de Jesús. • Los Derechos Humanos afectan a terrenos: cívicos, religiosos, laborales e internacionales. • No olvidar que los conflictos deben de solucionarse sin recurrir a la violencia. Educación en el respecto de la diversidad cultural. • Fomentar la comprensión y aceptación de la diversidad como un hecho constructivo. • Valorar la relación entre las personas de diferentes culturas como algo positivo. • Conocer la propia cultura (local, andaluza,...). • Reconocer los aspectos positivos de otras culturas. • Fomentar interés por culturas minoritarias, comprender problemas de rechazo. • Educar en relación de respeto entre las diferentes culturas en zonas multiculturales. Educación en la participación social. • Conocer los medios que tienen a su alcance para actuar ofreciéndose a los demás. • Conocer la posibilidad que le ofrece la legislación en cuanto al asociacionismo. • Implicación en los problemas del entorno (local, nacional, mundial, ...). • Usar la denuncia de abusos e irregularidades como forma de participación. • Utilizar los medios de comunicación para conseguir resultados en esta participación. • Vencer la apatía y la comodidad con el compromiso y la acción. Educación en la cooperación para el desarrollo. • Conocer la distribución mundial de la riqueza y las diferencias que produce. • Evaluar las acciones de los países desarrollados y las organizaciones internacionales. • Educar una actitud vital comprometida en este campo. • Favorecer contactos con las ONG’s que trabajan la cooperación.

Sentido de Dios

Fe

Educación en la paz y la no violencia • Aplicar en nuestras actividades la educación para la paz. • Tomar conciencia del grtado de violencia a la que están expuestos los niños y las niñas. • Concienciar sobre la inutilidad de la violencia, potenciando el diálogo en la resolución de conflictos. Personal • Crecer personalmente en una búsqueda en la formación religiosa • Que como movimiento de frontera sepamos tomar, como laicos, el protagonismo en la Iglesia. Comunitario • Participación activa en las activiadades parroquiales y diocesanas. • Favorecer momentos de reflexión comunitaria viva. • Contagiar la vivencia de la Fe en el ámbito familiar. • Expresar una vocación scout.


• Desarrollar la vida en comunidad vivida en la Colonia de Castores de forma que, en la Manada manifiesten progresivamente los propios intereses, expresen sus ideas y sentimientos, y se acepten las normas de convivencia. • Adquirir, conforme a las posibilidades personales, un nivel de autoestima y seguridad suficiente para valerse en el desarrollo de la vida cotidiana y de la sección, empleando las propias aptitudes, agotando limitaciones, y apoyándose en los responsables para resolver las necesidades inmediatas. • Mostrar una actitud positiva de cuidado e higiene hacia el propio cuerpo, desarrollando un conocimiento, coordinación y expresión del mismo en función de sus posibilidades. • Contemplar con curiosidad el entorno físico y natural más próximo, captando las características y propiedades más importantes de sus elementos. • Relacionarse en forma constructiva con los demás, respondiendo con actitudes positivas de cooperación, aceptando la orientación de los adultos. • Iniciarse en el Mensaje cristiano, en una comunicación sencilla y acoplada al castor. • Desarrollar actitudes tanto humanas como religiosas partiendo de la experiencia de los valores humanos, en los que el niño puede ir descubriendo su dimensión trascendente en contacto con el testimonio y actitudes creyentes de sus educadores.

1ª Etapa: Integración 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8.

Asistir con regularidad a las actividades. Adaptarse a la vida de la Colonia. Conocer a los compañeros de la Colonia. Adquirir actitudes elementales de obediencia, limpieza, orden e higiene. Participar en actividades en contacto con la Naturaleza. Desarrollar la autonomía personal del castor a través de habilidades básicas. Comprender los textos espirituales del castor (promesa, ley, lema…) y vivirlos en la colonia. Descubrir que el cuerpo en todas sus posibilidades de expresión y de relación es regalo de Dios, que quiere que el niño crezca y se desarrolle, experimentando el gozo de vivir.

2ª Etapa: Participación 1. Asistir continuada y participativamente a las actividades. 2. Asumir pequeñas responsabilidades en la Colonia. 3. Respetar las normas sociales de comportamiento y convivencia. 4. Aprender a jugar en la colonia. 5. Asumir la Promesa, Lema y Buena Acción con los demás. 6. Sensibilizarse por los valores éticos y religiosos. 7. Conocer el propio cuerpo haciendo uso de prácticas saludables. 8. Utilizar las habilidades personales básicas potenciando la autonomía del castor. 9. Representar en los diversos lenguajes- verbal, musical, corporal… algunas expresiones fundamentales de la fe cristiana descubriendo los sentimientos y actitudes religiosas que contiene.


3ª Etapa: Animación 1. Expresar las propias ideas, intereses y sentimientos. 2. Aceptar las normas de convivencia y comportamiento. 3. Respetar la Naturaleza y su entorno más próximo. 4. Colaborar con los responsables de la Colonia. 5. Desarrollar el interés por participar y descubrir. 6. Realizar ejercicios de desarrollo físico, sensitivo, técnico, etc. 7. Sentirse miembro del pequeño grupo al que pertenece. 8. Desarrollar la responsabilidad y la animación hacia sus compañeros. 9. Participar en actividades con la rama lobatos. 10. Ejercitar los primeros hábitos y habilidades motrices, sensitivas y corporales para acceder a la propia interioridad, la oración, los cantos de alabanza y las fiestas religiosas. OPCIONES

OBJETIVOS ESPECIFICOS

Responsabilidad

1ª ETAPA

2ª ETAPA

3ª ETAPA

1. Adquirir actitudes elementa- 1. Conocer el propio cuerpo ha- 1. Adquirir autonomía personal les de limpieza, orden e hiciendo uso de prácticas saluen limpieza, orden e higiene. giene dables 2. Descubrir el cuerpo en sus posibilidades de expresión y de relación 1. Asistir con regularidad a las 1. Asistir continuada y participati- 1. Expresar las propias ideas, inteactividades vamente a las actividades. reses y sentimientos. 1. Desarrollar habilidades bási- 1. Utilizar las habilidades perso- 1. Realizar ejercicios de desarrollo cas. nales básicas potenciando la físico, sensitivo, técnico, etc. autonomía del castor. 2. Ejercitar los primeros hábitos y 2. Representar verbal, musical, habilidades motrices, sensitivas corporalmente expresiones y corporales fundamentales de la fe cristiana.

País

1. Adaptarse a la vida de la Co- 1. en la Colonia. 1. Colaborar con los responsables lonia. 2. Aprender a jugar en la colonia. de la Colonia. 2. Conocer a los compañeros de 2. Desarrollar el interés por partila Colonia. cipar y descubrir. 1. Participar en actividades en 1. Respetar las normas sociales 1. Aceptar las normas de convicontacto con la Naturaleza. de comportamiento y convivencia y comportamiento. 2. Adquirir actitudes elementavencia.Adquirir hábitos de res- 2. Desarrollar la responsabilidad y les de obediencia. peto a la naturaleza la animación hacia sus compañeros. 3. Sentirse miembro del pequeño grupo al que pertenece. 4. Participar en actividades con la rama lobatos. 5. Respetar la Naturaleza y CONOCER su entorno más próximo.

Fe

1. Descubrir el cuerpo como re- 1. Sensibilizarse por los valores 1. Ejercitar la propia interioridad, galo de Dios, experimentanéticos y religiosos. la oración, los cantos de alabando el gozo de vivir. za y las fiestas religiosas. 1. Comprender los textos espi- 1. Asumir la Promesa, Lema y 1. Descubrir los sentimientos y acrituales del castor (promesa, Buena Acción con los demás. titudes religiosas que contiene ley, lema…) y vivirlos en la 2. Representar verbal, musical, las expresiones fundamentales colonia. corporalmente expresiones de la fe cristiana. fundamentales de la fe cristiana.


Cuadro comparativo en todas las ramas.

Vida en con- Educación Programas pro- Vida en petacto con la por la ac- gresivos y atra- queños grunaturaleza ción yentes pos

Ley y promesa

Castores

Lobatos

Rangers

Pioneros

Rutas

Ley de la Colonia Principios Lema Oración del Castor

Ley de la Manada Máximas Lema Oración del Lobato

Ley Scout

Ley Scout

Carta de Constitución

Principios Rangers Oración Scout

Carta Pionera Oración de Pioneros

Oración de Rutas

Promesa Castores

Promesa Lobatos

Carta Ranger

Promesa Scout

Proyecto de persona

Madriguera

Seisena

Patrulla

Equipos

Clan

Construcción del dique

La Caza

La Aventura

La Empresa

Actividades

Colas del Castor

Pistas y huellas

Retos

Contratos

Acciones de servicio

Común a todos

La ley de la Colonia es “EL CASTOR ES ALEGRE Y JUEGA CON TODOS”.

Más que saberla de memoria, a los Castores les será recordada por sus responsables. Es una forma sencilla de resumirle la idea del trabajo, la generosidad y la ayuda al prójimo. Lo importante, en todo momento, es que comprenda que ese compartir y participar se ha de ver reflejado en la vida cotidiana y le hará descubrir que hay otros con quien ha de jugar y trabajar. • • • • • • •

Principios del castor: Dice siempre la verdad. Siempre ayuda a los demás. Es amigo de todos y hermano de los demás castores. El castor es bueno con los animales y con las plantas. Es obediente y educado. El castor cuida las cosas y es ahorrativo. Es limpio y ordenado. El lema de la Colonia es “COMPARTIR”.

Teniendo en cuenta que la característica evolutiva más acentuada es el egocentrismo, tratamos de que el castor se supere así mismo y reconozca a los demás como parte de él, que ante las necesidades


de los compañeros sepa responder sin importarle que da algo de sí mismo. El niño quiere ser el primero en todo y le cuesta trabajo colaborar con los demás. Tiene necesidad de sentirse útil e independiente, quiere hacerlo solo, pero necesita sentirse protegido. Se abre a los demás, le gusta ayudar. Renuncia a ese egoísmo y muestra una alegría en el juego y en el trabajo compartido. Es importante que los padres conozcan este elemento de la vida de la Colonia a fin de colaborar, de educar en un lenguaje común con sus responsables scouts. Se pretende que en la Colonia vivamos como una gran familia donde todo es de todos, tanto lo material como lo espiritual. Oración de la colonia: Querido Dios: Enséñame a ser un buen castor, Siempre trabajador y obediente, Cuida a mis seres queridos Y ayúdame a parecerme a Jesús. Amen La promesa: Una vez que el castor decide pedir su promesa, y los responsables consideren que es el momento, redactará una carta de petición donde incluirá sus compromisos y un dibujo que los refleje, con la ayuda oportuna. Posteriormente se convocará el Estanque de Nenúfares, donde se evaluará la conveniencia de su realización. Finalmente se realizará la ceremonia de la promesa dándole la importancia y solemnidad que se merece. (Podemos ver más detalles en el capítulo dedicado a las ceremonias).

Como en todas las ramas, la vida en pequeños grupos es un elemento fundamental de la metodología scout. Las madrigueras ya han sido explicadas en el punto 3.2 de este manual.

Deseando favorecer un desarrollo adecuado para cada scout en nuestra Federación creemos que es necesario marcar unas orientaciones sobre progresos personales armónicos y “crecientes”. Compensados en los distintos aspectos de las tres opciones (responsabilidad, país y Fe). Evolutivos desde castores a rutas.

Así, básicamente, en la opción responsabilidad contemplamos tres facetas: • Salud y desarrollo corporal. • Formación del carácter. • Aprendizaje de técnicas.


En la opción país, contemplada como educación para la vida en sociedad, propondremos el trabajo desde siete aspectos: 1. Educación en el conocimiento del medio cercano. 2. Educación en la conservación del medio ambiente. 3. Educación en los derechos humanos y en la solidaridad Educación en el respeto a la diversidad cultural. 4. Educación en la participación social. Educación en el ocio y el tiempo libre. 5. Educación en la cooperación para el desarrollo. 6. Educación en normalización de personas discapacitadas (integración). 7. Educación en la paz y la no violencia. La opción Fe, entendida como la educación del sentido de Dios, vemos necesario orientarla desde dos puntos de vista: • De forma personal. • De forma comunitaria. Nominalmente no todos los aspectos se contemplaran en todas las ramas. Habrá algunos que sean más tratados que otros, pero no olvidemos nunca que nuestra educación es y debe ser globalizadora, de tal manera que cuando los scouts realizan una tarea relacionada con la opción Fe desde el punto de vista personal, la están haciendo con responsabilidad (como parte de formación de su carácter) y abierta al servicio a los demás.

Progreso comunitario Progresar es la capacidad que tiene el ser humano de superarse a si mismo. Cuando hablamos de progreso comunitario nos referimos al proceso de superación de la persona viviendo en comunidad, en nuestro caso las ramas castores, lobatos, rangers, pioneros y rutas. Este progreso comunitario se desarrolla en las ramas en todo lo que hacemos, pero estructuradamente lo trabajamos a través de los diques, cazas, aventuras, empresas y acciones. Nuestra metodología nos permite ir enriqueciéndonos como personas que viven en sociedad, esto quiere decir que nosotros somos agentes de socialización de la persona. Las personas aprenden en la interacción con otros comportamientos que no podrían aprender de los adultos. No solo comportamientos y actitudes sociales, sino conductas que contribuyen a garantizar una personalidad integral y diferenciada de los demás. Para orientar un poco el proceso de intervención educativa favoreciendo el progreso comunitario podríamos destacar: • Tener actitud abierta al intercambio de ideas y a la participación, al trabajo en grupo a la crítica y la autocrítica. • Mantener actitudes y conductas coherentes y estables de tal forma que los chavales puedan interpretar y predecir las intenciones y comportamientos. • Actitudes tolerantes, no autoritarias animando a los chavales a asumir responsabilidades de forma paulatina, recogiendo propuestas y criticas, etc. • Actitudes favoreciendo el acercamiento, contacto corporal y el dialogo afectivo. • Actitudes de respeto y confianza posibilitando que expresen sus opiniones, pensamientos e intereses sin miedo a cometer “errores”, fomentando el sentimiento de seguridad en si mismo y la autoestima.


Por último no debemos olvidarnos, como estrategia fundamental, que el trabajo del responsable en equipo enriquece e incrementa las posibilidades del escultismo, puesto que contribuye, con múltiples iniciativas y propuestas, redistribuyendo el trabajo, además de un enriquecimiento personal por cuanto genera traspaso de experiencias, opiniones, criticas, etc. El equipo permite una visión más objetiva y critica de la educación superando el individualismo al poder contemplar su propia actividad a través de cómo la perciben los demás. Todo esto nosotros lo trabajamos en nuestro Método Scout y concretamente a través de la metodología de las ramas. co:

Construcción del dique, como parte del marco simbóli-

Toda la metodología se enmarca en EL LIBRO DE LOS AMIGOS DEL BOSQUE, en el cual se relatan las relaciones entre La familia Jones (cuatro humanos que se instalan en el bosque) y una colonia de castores que vive en un estanque del río. De aquí saldrán todos los nombres de los personajes que aparecerán en la metodología y que se detallan en las distintas partes de este capítulo sobre los castores en SCA. Las actividades que realicen los castores irán enmarcadas dentro de la construcción del dique, que será el conjunto de actividades que ayudarán a progresar, personal y colectivamente, a todos los castores mediante el juego, el trabajo, la cooperación, el conocimiento y la puesta en práctica de sus propias ideas y deseos, con la ayuda de los responsables de la unidad. Para la programación de estas actividades os invitamos a leer el apartado 4, del capítulo 10 del Proyecto Hércules XXI, de SCA (Programación de nuestras actividades). Con la realización de los diques se trabaja principalmente progreso comunitario y puede ser una herramienta más para la realización del progreso personal.

Programación de nuestros diques Según la distribución natural de la realización de proyectos, en el escultismo la dinámica de trabajo en proyectos la podemos considerar separada en las siguientes fases: 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7.

Motivar Idear-Proponer Elegir Planificar Realizar Evaluar Celebrar

A continuación desarrollamos las distintas fases, de forma genérica para las cinco ramas. Es evidente que estas fases habrá que adaptarlas a la edad de cada una de ellas. Se ha dado una disparidad de criterios con respecto a los dos últimos apartados ya que unos ven como último momento la celebración, pero otros ven la revisión como fin de toda la actividad.


Motivar Como punto de partida de todo proyecto debemos motivar a los chicos y chicas a participar del mismo. Ello conlleva que nosotros también nos comprometamos poniendo el mismo entusiasmo que ellos a la hora de su puesta en marcha.

Idear-Proponer Los castores divididos por madrigueras harán una lluvia de ideas para elegir la temática que presentarán a sus compañeros. La idea elegida por la madriguera se mostrará al resto de la colonia, en Consejo de Colonia, de la forma más creativa e imaginativa posible. ( representaciones, murales, mímica…)

Elegir Una vez que cada madriguera ha presentado su idea, los castores votarán la que más les guste. Es labor del responsable fomentar que la elección sea los más objetiva posible sin que voten siempre a la que ellos han realizado.

Planificar

Esta fase es misión principalmente de los responsables, que teniendo en cuenta las aportaciones de los castores durante las fases anteriores, estructurarán y temporalizarán los talleres necesarios para la realización del gran juego en que se convertirá el dique.

Realizar Nada más decir que el hecho de pasar a la acción. Debemos hacer todo aquello que hemos estado programando y planificando anteriormente, desde los talleres hasta la gran actividad final.

Evaluar Los castores reunidos en Consejo de Colonia, evaluarán como se lo han pasado, lo que ha salido bien y lo que no ha salido tan bien, buscando los por qué, analizando que se ha aprendido y para que nos ha servido. Los responsables realizarán una evaluación previa para poder conducir los puntos a tratar en la evaluación de los niños hacia los cauces deseados.

Celebrar Una vez evaluado el dique haya salido bien o menos bien, es imprescindible celebrar el trabajo y el esfuerzo realizado puesto que siempre aprendemos algo positivo.

Debe ser una fiesta en la que los castores se impliquen en la preparación de la misma.


Colas de castor (progreso personal). El progreso personal en esta rama se significará mediante la consecución de las colas de castor de los distintos colores que más adelante indicamos. Una vez que el castor está integrado y conoce la colonia comenzará a mejorar en aquello que le cueste trabajo por medio de las colas del castor. Una vez conseguidas cada una de las colas, se le impondrá al castor en su insignia de progreso el distintivo del color de la cola que ha conseguido. Para conseguir cada una de las colas, el responsable le establecerá unos objetivos de superación según la cola que se vaya a adquirir, cuando el responsable vea que el castor alcanza las metas fijadas, será el momento de hacerle entrega de la cola que haya superado. El castor elegirá junto con su responsable los objetivos que quiera alcanzar. La entrega de dichas colas se realizará en una ceremonia, preferiblemente en el campo y en su defecto en el local, al final de la construcción del Dique. Los tipos de colas serán:

AZUL: Mis amigos. AMARILLA: Mi persona. ROJA: Salud e higiene personal. CELESTE: La imaginación.

Conseguidas estas cuatro colas, pasará a ser un “castor de bronce”. Se le entregará un distintivo de color bronce en representación de las colas azul, amarilla, roja y celeste y podrá pasar a conseguir sus dos últimas colas. BLANCA: Aprendo de Jesús. VERDE: Conocimiento de la ciudad y la naturaleza. Una vez que un Castor consiga estas dos colas, pasará a ser un “castor plateado”. Es el momento de hacerle entrega del distintivo de color plata, en representación de las colas blanca y verde.


Cuadros orientativos del progreso personal Los contenidos de las colas son orientativos, cada caso debe ser adaptado a la realidad de cada castor. Cola Roja. Contenidos Orientativos • Sabe vestirse, asearse, peinarse y atarse los zapatos. • Conoce el propio cuerpo haciendo uso de prácticas saludables. • A través de juegos realiza ejercicios de desarrollo físico, sensitivo, técnico, etc. • Come sin protestar los alimentos sanos y adecuados en una dieta equilibrada. • Sabe lo que es bueno comer y lo que debe evitarse. • Tiene una actitud positiva hacia los temas relacionados con la salud. Cola Amarilla. Contenidos Orientativos • Asiste continuada y participativamente a las actividades. • Aprende a jugar en la colonia. • Acepta las normas de convivencia y comportamiento. • Asume pequeñas responsabilidades en la Colonia. • Desarrolla el interés por participar y descubrir. • Respeta las normas sociales de comportamiento y convivencia. • Adquiere un nivel de autoestima y seguridad para resolver las necesidades inmediatas. Adquiere actitudes de obediencia • Expresa las propias ideas, intereses y sentimientos. Cola Celeste. Contenidos Orientativos • Obedece las instrucciones de los responsables en las salidas al campo. • Mantiene limpio y ordenado su material en el campo. • Respeta la Naturaleza y su entorno más próximo. • Se encuentra alegre jugando y disfrutando en la naturaleza. • Aprovecha su entorno físico para realizar actividades originales. • Realiza manualidades con materiales diversos de manera imaginativa. • Inventa juegos para su colonia. • Adapta canciones conocidas a la colonia. • Cualquier actividad que desarrolle su imaginación. Cola Verde. Contenidos Orientativos • Contempla con curiosidad el entorno más próximo. • Participa en actividades en contacto con la Naturaleza. • Respeta la Naturaleza y su entorno más próximo. Cola Azul. Contenidos Orientativos • Se relaciona en forma constructiva con los demás, respondiendo con actitudes positivas de cooperación. • Conocer a los compañeros de la Colonia. • Desarrolla su vida en comunidad • Se siente miembro del pequeño grupo al que pertenece. • Respeta las normas sociales de comportamiento y convivencia. Cola Blanca. Contenidos Orientativos PERSONAL • Comprender los textos espirituales del castor (promesa, ley, lema…) y los vive en la colonia. • Se inicia en el mensaje cristiano. • Se sensibiliza con los valores ético religiosos. COMUNITARIA • Desarrolla la vida en comunidad • Representa algunas expresiones fundamentales de la fe • Ejercita la oración, los cantos de alabanza y las fiestas religiosas.


“Un paso hacia la felicidad es hacerse uno sano y fuerte, cuando niño, para poder ser útil, y así, poder gozar de la vida cuando se es hombre…El estudio de la naturaleza os enseñará cómo ha llenado Dios de cosas bellas y maravillosas este mundo, para que lo podáis gozar…”

Baden Powell

Trataremos, siempre que sea posible, de hacer las reuniones semanales lo más en contacto con la naturaleza que podamos. Cuando esto no sea posible y podamos escoger entre una plaza al aire libre y el local para realizar juegos, busquemos el aire libre, siguiendo las tradiciones, ya centenarias, del escultismo. Intentaremos realizar salidas y acampadas de manera asidua cuya duración vendrá marcada por la realidad de la colonia. Así mismo los castores participarán en todos los campamentos y actividades que realice el grupo. Es muy importante que prestemos especial atención para que cualquier tipo de actividad sea debidamente informada a los padres con anterioridad, manteniendo con ellos una relación cercana y amistosa.


La colonia tendrá varios signos que la identifican:

Tótem: Es el símbolo con el que los Castores se sentirán identificados estando SIEMPRE presente en todas las ceremonias que sea posible llevarlo.

Libro de oro: En él se recogerán los acontecimientos más importantes que ocurran dentro de la

El golpe de cola: Es la llamada del castor, a la cual acudirán todos corriendo.

Grito: Es un grito de presentación y de despedida, en el cual sería con-

Colonia.

Existen diferentes maneras de realizar la llamada, con silbato, palmadas, gritando… veniente que aparezca el lema de los castores, COMPARTIR.

Bandera y Banderín: Una bandera para la colonia y un banderín para cada madriguera. El saludo: El castor tiene un saludo que simulan sus paletas formado con el dedo índice y medio de la mano derecha. La formación: Cuando un responsable llame a la Colonia tras el golpe de cola, éstos se dispondrán en dos formaciones: ribera de ríos (en filas por madrigueras) y presa (formando un círculo o semicírculo), esta formación representa un estanque.

Canción de la colonia: Para conseguir un ambiente de alegría la colonia tendrá sus propias can-

Himno de la Colonia

ciones, que según los grupos podrán variar. Proponemos aquí una que puede servir para todos.

PEQUEÑO CASTOR Tiene los ojos del color de la madera mueve la cola y a la vez se balancea corta los troncos con ayuda de los dientes. Cuando llegue el verano, Pequeño Castor, buscaremos un lago nos iremos los dos y seremos amigos, Pequeño Castor. Juega en el bosque y en las orillas del río cuando bucea pasa desapercibido si no le asustas se pondrá a jugar contigo. Cuando llegue el verano, Pequeño Castor, buscaremos un lago nos iremos los dos y seremos amigos, Pequeño Castor.


La simbología del progreso en castores será reflejada por las distintas colas que van consiguiendo, insertándolas en forma de estanque en torno a la figura del castor sobre fondo naranja. Habrá insignias como la central con fondo color bronce y plata que se colocaran en fila debajo de la de las colas al conseguir ser castores de los respectivos colores.

Pensamos la uniformidad como un signo externo que puede ayudar al scout a potenciar su sentido de pertenencia. El escultismo le proporciona un marco educativo y los medios necesarios para orientar su vida. El único sentido de todos los símbolos externos es animar al scout a crecer como persona con la ayuda y el estímulo de los demás miembros de su grupo. Sin caer en un reglamentarismo que nos atrape, desde nuestra Federación, creemos conveniente presentar unas pautas mínimas que unifiquen criterios, y que potencien la utilización de nuestra uniformidad, resaltando la conveniencia de una mayor utilización, incluso en las reuniones semanales. Deberíamos conseguir que la uniformidad y la simbología en los scouts de nuestra Federación generaran estímulos positivos y ánimos de progreso personal en todos.


Camisas: La uniformidad básica de SCA la componen la camisa y la pañoleta.

La camisa llevará dos bolsillos frontales con solapa y botón. Normalmente la manga será larga y se recogerá a voluntad, según la temporada. Las camisas tienen color diferente según la responsabilidad y las ramas. Los responsables la llevarán celeste. La rama Castores la lleva de color naranja. En la camisa se colocan los siguientes distintivos con la siguiente distribución

SCOUTS MSC (insignia curva) en la parte superior manga derecha FLOR DE LYS MUNDIAL justo debajo del distintivo de SCOUTS MSC. EMBLEMA MSC en el bolsillo izquierdo EMBLEMA SCA en el bolsillo derecho DISTINTIVOS DE PROGRESO en la manga izquierda.

El resto de distintivos típicos de cada grupo o asociación quedarán a su criterio. En el momento de la publicación del presente proyecto no hemos acordado reglamentariamente nada con respecto a pantalones, faldas y cinturones, por lo cual solamente citaremos que el color que se aconseja para estas prensas es el azul oscuro y recogemos un tipo de hebilla para cinturón que se usa actualmente. La pañoleta será del color que cada grupo designe. Llevará o no ribete según dicho grupo. Estará cortada en forma de triángulo rectángulo, ajustando en la medida de lo posible, el tamaño en sus lados menores o catetos, a la talla de los castores. Se enrollará sobre su lado mayor dejando el vértice libre. Se colocará entorno al cuello con el vértice a la espalda. Las prendas de cabeza serán gorras lisas, azul marino, con la flor de lis mundial al frente, enmarcada por la cuerda en círculo anudada por un lazo (tanto la flor como la cuerda en color blanco).Los responsables podrán optar por el sombreo de cuatro bollos.


Las principales ceremonias que realizarán los castores estarán ligadas a su progreso personal, se realizarán según las tradiciones de cada grupo.

Las ceremonias principales serán las de la promesa y la del nado hacia arriba:

De la promesa del castor. Una vez que se crea que el castor está preparado para realizar su Promesa, se le hará esta ceremonia. La Promesa manifiesta un querer ser. El niño o la niña quieren comprometerse con la colonia, lo que implica atender, asumir e intentar desarrollar la vida en comunidad, con un estilo peculiar por el Lema y la Ley de la Colonia. Es importante que la celebración de la Promesa se haga individualmente. Para una perfecta ceremonia, lo ideal es que sea simple, breve, sincera y clara. Es bueno crear un ambiente de fantasía en un lugar rodeado de árboles, parecido al bosque del Estanque de los Castores. Es conveniente que el resto del grupo participe de la ceremonia. Y si es posible y conveniente, los padres de cada castor que vaya a realizar la Promesa. Todos los Castores irán correctamente uniformados. Ceremonia Comienza cuando Keeo llama a la Colonia tras el Golpe de Cola. Seguirá los siguientes pasos: • Los “maderas” de las madrigueras de la qué los castores realizarán la promesa, son quienes se los presentarán a Keeo, diciéndole:

“Keeo, te presento a ............. que quiere hacer su Promesa”.

• Ahora Keeo da paso al castor para que realice su promesa dirigiéndole unas palabras. El niño o la niña dirá: “Yo os prometo: Compartir mi labor como castor y participar con alegría en la colonia”. A continuación añaden su compromiso personal y una vez realizada la promesa se les impone la pañoleta y se les dirige unas palabras de felicitación. Ahora saludan a los demás responsables. Para finalizar la ceremonia, se cantará la canción de la Colonia

Nado hacia arriba. Cuando los castores han terminado su vida en el Estanque y están preparado

para seguirla en la Selva, se les hará el paso a la Manada. Toda la Colonia y toda la Manada estarán correctamente uniformadas. Con materiales se simboliza un río en el que a un lado estará la colonia y al otro la manada. Keeo despide con palabras amables a los castores recordando su etapa en el estanque y los invita a continuar rio arriba su aventura. Antes de comenzar el nado, la colonia se despide de ellos.


Los castores simularán nadar por el rio camino de la manada y al llegar Akela los recibe con unas palabras de bienvenida y todos los lobatos los acogen. Las ceremonias antes expuestas son una guía para su realización, cada grupo adaptará las mismas a su realidad manteniendo las bases de las mismas.

De bienvenida. Esta ceremonia se utiliza

Los Castores deberán estar todos uniformados y saber todos la oración de la Colonia.

antes de cualquier otra, es una manera de que los castores se presenten recordando quienes son y que es lo que pretenden conseguir en sus vidas como Castores. A esta ceremonia siempre le seguirá la del HOLA o el ADIÓS.

Ceremonia: El acto comienza cuando un responsable llama a formar a la Colonia y ésta se dispone en forma de Ribera de Ríos. Se presenta la Colonia con su grito característico. A continuación se pondrán los Castores en formación en Presa para proclamar la oración del castor, finalizada esta volverán a formar en Ribera de Ríos. Un responsable preguntará: “¿quiénes sois?”. Todos se sentarán en los talones al contestar gritando “castores”. Seguidamente el responsable preguntará: “¿qué queréis?”. Y todos los Castores contestarán: “compartir” para finalizar dando un salto a la vez que una palmada con los brazos extendidos hacia arriba. Del “hola y adiós”. Esta pequeña ceremonia se hará cuando toda la Colonia quiera dirigir un saludo a un Castor en alguna ocasión especial, ya sea por su Promesa, ingreso en la Colonia o por cualquier entrega de las insignias de progreso. En todas éstas se desarrollará con la palabra “HOLA”, únicamente cuando haga el paso de castor a lobato se le hará con la palabra “ADIÓS”.

Los Castores deberán estar todos uniformados.

Es conveniente que se haga en presencia de todo el grupo. Puede realizarse al aire libre o en el local. Ceremonia Comienza cuando un responsable, tras el golpe de cola, llama a la Colonia. Los Castores se dispondrán directamente en forma de Presa. Los responsables quedarán fuera del círculo. Keeo nombra al castor que va a ser saludado por la Colonia. Éste se pondrá en el centro del círculo mientras que los demás se cogen de las manos y van dando un paso hacia el centro a la misma vez que van deletreando la palabra ¡H-O-L-A! o la palabra ¡A-D-I-Ó-S! (según sea). Una vez que todos estén concentrados en el centro del círculo y al terminar de deletrear la palabra, dirán todos a una: ¡HOLA! (o ¡ADIÓS! según corresponda).


Esta etapa del Escultismo tiene como meta mostrar y hacer más fácil al niño el paso de un mundo seguro, como su casa, a un mundo nuevo, con los amigos, la sociedad, la naturaleza, etc...., pero que atrae y excita su curiosidad, en forma de un gran juego. La etapa está diseñada para llenar las necesidades concretas de la infancia cuyas edades están comprendidas entre los 6 y los 8 años. La formación de los Castores es diferente y no debe interferir en la MANADA, pero sirve de integración a ésta. Es importante para la futura la participación en algunas actividades, tener un contacto fluido el kraal de responsables con los padres y madres, sobre las actividades que se realizan, así como programar actividades especiales en las cuales jueguen juntos con la colonia. Los Castores NO DEBEN SER MIMADOS POR EL GRUPO, los educadores tienen que hacer ver a los demás que ellos son scouts y tienen que valerse por sí mismos.

Pautas a tener en cuenta por el educador:

• Tiene que trabajar en equipo. • No improvisar, pero ser espontáneo. • Aprender a jugar y divertirse con ellos. Identificación de los responsables. Los responsables se identificarán en la Colonia con los personajes del Libro “Amigos del Bosque”, ya que es el ambiente de fantasía en el que se desenvuelve la vida de los castores en la colonia. Keeo: Será el punto de unión entre los responsables, los castores y sus familias, y a la vez ejemplo para la Colonia. (Es el Coordinador de unidad).Es el castor plateado parlante que comunica a los castores con la familia Jones. Ojo de halcón: Es un buen observador de las relaciones entre los castores, y les enseña el camino hacia Jesús. Es el padre de la Familia Jones. Los castores le dan este nombre porque fue el primero que les vio. Arco iris: Se encargará de enseñar a los Castores las normas de higiene y salud y a cuidar de su propio cuerpo. Es la madre de la Familia Jones. Los castores le dan este nombre por el colorido tan brillante de la ropa. Rusti: Su misión en la Colonia es promover el servicio a los demás. Es el hijo menor de la Familia Jones. Los castores le dan este nombre por el color de su pelo, (Pelirrojo). Burbuja: Su misión en la Colonia es el desarrollo de la creatividad y de la habilidad manual. Es la hija de la Familia Jones. Los castores le dan este nombre porque al acercarse al agua hizo tanto chapoteo que formó unas burbujas enormes. Malak: Gracias a su sabiduría guía a los castores por el buen camino para formar su propio carácter. Es el búho de los Amigos del Bosque.


Tic-Tac: Debido a su agilidad enseña a los castores nuevos y divertidos juegos. Es la ardilla de los Amigos del Bosque. Gran castor marrón: Es el castor más sabio de la Colonia, conoce todo acerca del bosque y el estanque. Todos los animales y aves son sus amigos. Debido a su sabiduría, conoce todo lo relativo al entorno de la naturaleza. Keeo debe ser un personaje fijo, ya que desempeña las funciones de coordinador de la rama, y en el resto de personajes se deben priorizar los cuatro nombres de la familia Jones, respetando el género.

Es muy importante que los responsables y las responsables piensen y actúen de forma positiva en relación a las relaciones personales y afectivas, y que tengan una serie de valores positivos: • Lo primero que deben apretar las personas que van a realizar la tarea de responsables es motivación, entusiasmo, deseos auténticos de ayudar al resto de los scouts a crecer como personas. • Justo al lado del anterior punto debe estar el compromiso y cuanto más claro y preciso mejor. La educación no es algo trivial que se toma y se deja, se inicia y no se acaba. Comprometerse debe ser una conjunción de programación de metas y el trabajo diario para conseguirlas. • El sentido del equilibrio es necesario en su personalidad y en sus relaciones. • La actitud debe ser respetuosa, tolerante y afable. • La educación en democracia pide a cada responsable una actitud acorde a este principio. • Deben vivir el sentido de la realidad y estar integrados en su entorno, en contacto y conexión con la realidad social en la que viven. • La responsabilidad que se ejerce en cada unidad debe tener ciertas dosis de iniciativa. • De cara a los padres y de cara a los scouts se le pedirá capacidad de diálogo. • Se le pedirá también a cada responsable objetividad en sus relaciones, autonomía afectiva que les coloque por encima de discriminaciones en el trato. • Las responsables y los responsables deben ser personas conscientes de que también están creciendo como personas, que también necesitan estar en formación continua, no lo saben todo, y por lo tanto necesitan enriquecerse con nuevas aportaciones formativas.


En general todos y todas las responsables scouts deben esforzarse por adquirir la titulación necesaria para actuar con garantías de cara a los scouts que están bajo su responsabilidad, en nuestro caso, en Andalucía, la titulación de monitores de tiempo libre que imparte nuestra Escuela de Formación. Es muy positiva la voluntariedad de la persona que decide trabajar a favor de los demás pero también es cierto que a eso voluntariedad le deben acompañar unas condiciones suficientes para ejercer la labor de responsables conforme a las expectativas que la sociedad tiene sobre nuestro escultismo. Consideramos que la consecución del titulo de monitores de tiempo libre garantiza unos niveles de formación pero a pesar de todo enumeraremos algunos rasgos a tener en cuenta: • Conocimiento de la metodología de la rama en la que ejercerán su responsabilidad. • Conocimientos sobre la forma estudiar la realidad de los niños y niñas. • Conocimiento de la psicología conforme a las edades de las y los scouts. • Dominio de las técnicas de planificación. • Capacidad para trabajar en equipo. • Conocimientos de las distintas técnicas scouts y de aire libre en general. • Conocimientos adecuados sobre animación sociocultural.

Responsables, educadores, animadores. Tres palabras que deben conjugarse a la perfección en cada scout que decida asumir la tarea de formar a los demás. Principalmente las funciones del responsable podemos decir que son: • Conocer el entorno, el ambiente y las características de su grupo. • Dominar los recursos necesarios, materiales y técnicos para la educación de los scouts. • Facilitar el clima positivo en el grupo y las relaciones interpersonales. • Posibilitar la participación de todos los scouts en la vida del grupo. • Potenciar la creatividad a todos los niveles. • Favorecer un ambiente distendido y agradable que cumpla con el propósito de educarse y divertirse. • Buscar siempre la colaboración y participación de todos. • Estimular la vida en los pequeños grupos que formamos en cada rama. En la rama de castores es esencial que los responsables conozcan a la familia de los niños y que los padres gocen de plena confianza en ellos.


“El libro de los Amigos del Bosque” Es una novela de la escritora británica A.H. McCartney que se utiliza como marco simbólico para a la Rama de Castores. LA FAMILIA JONES El Gran Castor Marrón tenía algo muy importante que anunciar; para llamar la atención de los castores, chapoteó con su cola sobre el agua tres veces: “Plas, plas, plas” (“Castores, castores, castores”).

Todos los castores oyeron la señal y acudieron a la llamada del Gran Castor Marrón: ¿Qué ocurre? – preguntó un pequeño castor. Creo que es algo sobre la nueva familia del bosque – dijo uno de los castores gemelos. Sí, – le dijo otro – porque el Gran Castor Marrón los estaba observando esta mañana.

El Gran Castor Marrón estaba sentado sobre un leño y parecía un sabio castor. ¡Él conocía tantas cosas sobre el bosque y el estanque! Además, todos los animales eran sus amigos. Golpeó dos veces sus patas delanteras para ordenar silencio. Los castores que formaban que formaban el círculo alrededor de él prestaron atención: Pequeños y grandes castores, – dijo – tengo que deciros algo muy importante. Cerca del estanque, en el claro, cuatro humanos están construyendo un refugio. Hay dos pequeños y dos grandes. Seguro que os alegrareis de conocerles porque parecen muy simpáticos. El niño me miró y me señaló, todos miraron y, cuando chapoteé mi cola, se rieron mucho. De regreso hacia el lago, me encontré con la ardilla que me dijo más cosas. Me contó que se llamaban Familia Jones y que serían nuestros amigos. Os he llamado para ponerles nombre, ya que todos los amigos del bosque deben tener uno. ¿Cómo lo haremos? – preguntó un castor – nunca los hemos visto y antes de darles nombres tendremos que verlos. Bien – dijo el Gran Castor Marrón –, esta tarde podemos ir al estanque a verlos. Cuando los castores llegaron donde estaban los Jones, se colocaron al lado de la orilla. Papá Jones los vio y dijo: ¡Mirad esos castores! Mira mamá, creo que tenemos compañía; no te vuelvas demasiado rápido o los espantaremos.

Todos los Jones se volvieron y vieron a los castores. Estaban muy impresionados. ¿No te dije que tendríamos muchos amigos en el bosque? – dijo mamá. Creo que arriba, en el estanque, hay una colonia de castores –dijo papá Jones.


uno.

Los castores miraban con curiosidad, intentando encontrar un nombre apropiado para cada

La niña bajó hacia la orilla del estanque mientras se quitaba los zapatos. Los castores, cautelosos, se escondieron en un pequeño hueco y la niña empezó a chapotear. El niño, mamá y papá paseaban despacio por la orilla observando cómo nadaban los castores. Creo que están tratando de ver si somos simpáticos – dijo el niño. El Gran Castor Marrón dio una gran palmada para indicar que debían regresar. Ya en el estanque, se reunieron para decidir cómo iban a llamar a los humanos. Con gran sabiduría, el Gran Castor Marrón dijo: Castores, el padre nos vio el primero y por eso lo llamaremos Ojo de Halcón. ¡Oh, es un nombre espléndido! – dijeron todos los castores. ¿Visteis los colores tan brillantes de la ropa de la madre? Eran realmente bonitos. La llamaremos Arco Iris – comentaron los castores gemelos. ¡Bien por vosotros, gemelos! – dijeron todos – ese es el nombre. La llamaremos Arco Iris. Yo era el castor que más cerca estaba de la niña, cuando se acercó a la orilla chapoteó de tal forma que hizo unas burbujas enormes – dijo el castor de la colita más corta – ¿y si la llamamos Burbuja?. Nos gusta mucho – dijeron todos –, es un buen nombre para ella. Y el niño, ¿visteis el color de su pelo? – dijo el Gran Castor Marrón – Vamos a llamarle Rusti (Pelirrojo). Así los llamaremos y todos juntos seremos amigos.

Y así fue cómo la colonia de castores llamó a sus cuatro nuevos amigos humanos.

LA TORMENTA En el cielo había truenos. Parecía que todo estaba balanceándose cuando Rusti se despertó. La luz de un relámpago iluminó la habitación; eran las cuatro de la mañana. Por la ventana podía verse la lluvia, que caía fuertemente golpeando el marco de la ventana. Él sabía que por la mañana todo estaría inundado; se preocupaba por lo que les ocurriría a los castores de la presa, con tanta agua corriendo por el estanque. Intentó dormirse, pero pensó que debía levantarse temprano e ir a ver lo que estaban haciendo los castores.

Por la mañana no brillaba el sol. Mientras la Familia Jones desayunaba, Ojo de Halcón dijo: Vaya nochecita hemos tenido, ¿eh?. Todo el estanque debe estar inundado. Me preocupan los castores de la presa. ¿Por qué no damos un paseo y nos acercamos a ver qué hacen nuestros amigos castores?.

Después de lavar rápidamente los platos, Arco Iris, Burbuja y Rusti se pusieron sus botas de agua y sus impermeables. Enseguida se encaminaron hacia el río.


Cuando llegaron a la presa se dieron cuenta de lo mucho que había llovido. La presa más cercana se había roto y el agua salía con fuerza a través de la grieta. ¡Mira papá! –dijo Rusti – la presa está rompiéndose, ¿qué podemos hacer?. No creo que debamos hacer nada por ahora. – dijo Ojo de Halcón – Sentémonos sobre esta piedra y observemos con cuidado, el agua está demasiado alta en el estanque. Creo que cuando el agua vuelva a su nivel, veremos a nuestros amigos salir y empezar a arreglar la presa. Era quizás una hora y media más tarde cuando el agua empezó a bajar. Burbuja fue la que vio al primer castor. Como un pequeño ingeniero, el castor parecía estar buscando los daños. Pronto empezaron a salir los demás miembros de la colonia y le ayudaron a reparar la presa. Poco a poco, la corriente del agua fue perdiendo fuerza. Mientras, las ramas y los leños se iban colocando como un rompecabezas para construir otra vez la represa. Los castores no paraban. Trabajar era una necesidad, pero también una diversión para ellos. Ya sé por qué dicen que los castores trabajan con alegría – dijo Rusti. Sí – sonrió Ojo de Halcón – se les ve muy activos. ¡Mirad aquel pequeño Kit! – dijo Arco Iris. ¿Qué es un Kit, mamá? – preguntó Burbuja. Cariño, se llama Kit a un pequeño castor, pero creo que éste pronto será un verdadero castor, porque está aprendiendo muy rápido. Por fin, la represa estaba arreglada. Los castores, cansados pero satisfechos, hicieron un descanso y volvieron a su madriguera. Sabían que, en casa, estaría a salvo de cualquier peligro, y que con la represa reparada todo volvería a la normalidad.

Mientras regresaban por la orilla del estanque, Rusti tuvo una idea: Oye hermanita, ¿por qué no construimos nuestra propia casa de castores? Podría ser nuestro escondite secreto.

A Burbuja le gustó la idea de su hermano. Y mientras regresaban al campamento, los niños empezaron a planear cómo hacerse su propia madriguera; debía ser fuerte y segura como la vivienda de un castor. COMPARTIENDO Tic-tac, la ardilla, no podía creerlo. Estaba sobre el hueco del gran roble, en el borde del estanque. Más abajo, los castores estaban ocupados ayudándose unos a otros a abrir una puerta en su madriguera para guardar los alimentos para el invierno. ¡No puedo entenderlo! No puedo comprender por qué comparten el trabajo. ¿Por qué recogen el alimento para todos y no para ellos solos?.


Tic-tac pensó que debía comentarlo con alguien y fue a visitar a Malak, el gran búho. ¡Eh, Malak! – dijo despertándole – ¿por qué están haciendo eso? Cuando yo recojo nueces para el invierno, las guardo en pequeños montones por todo el bosque, en sitios que yo sólo sé, y lo mismo hacen las demás ardillas. Nosotras guardamos nuestra propia comida, pero estos castores no. Ellos trabajan juntos, compartiendo el trabajo, y supongo que también compartirán la comida. Estos castores son muy listos – dijo Malak –. Obsérvales de cerca, verás a alguno de ellos trabajando en la presa, otros enseñan a los jóvenes a nadar más rápido; mira allí, observa cómo el Gran Castor Marrón enseña a los castorcitos a llevar un abeto a través del estanque. Los castores comparten su trabajo, las responsabilidades, su madriguera y, durante el invierno, su comida. Viven felices ayudándose unos a otros. No me gusta – dijo Tic-tac – no me gusta nada. Lo que pasa – dijo Malak – es que las ardillas sois animalitos muy independientes. Pero si os organizaseis, podríais recoger las nueces entre todas. Estoy seguro de que tú olvidas algunos de los lugares donde dejas almacenada tu comida. Tienes razón –dijo Tic-tac – a veces se me olvida. Fíjate – dijo Malak – si compartieseis vuestro alimento tendríais un montón de nueces durante todo el invierno para todas. ¡Buena idea! – exclamó Tic-tac –. Iré a decírselo a las demás ardillas. Y se fue corriendo.

Malak, que conocía muy bien a las ardillas, pensó que su propuesta no tendría mucho éxito. Antes de volverse a dormir, miró a los castores: Sí, los castores son muy listos. Saben cómo trabajar y jugar juntos. Tendrán un buen invierno y mucha comida. Creo que si no fuera búho, sería un castor. KEEO Keeo era el castor más grande del estanque. Ese día, nadaba con fuerza y levantaba olas que llegaban hasta la orilla del estanque. Plis, plas, no sabía por qué nadaba en esa dirección, pero pensó que tendría que estar relacionado con el color grisáceo del cielo. Justo entonces empezó a notar grandes relámpagos y truenos. Vamos a ver lo que pasa – dijo –, otra vez tormenta, seguro. El viento paró y se hizo un gran silencio. Aún no lo había terminado de decir cuando estalló una gran tormenta. Las hojas dejaron de moverse. La lluvia comenzó a caer y todos los animales, excepto Keeo, buscaron refugio. Keeo se sentó en el leño más grande del estanque. Ningún castor entendía por qué Keeo permanecía allí. De pronto, la luz de un relámpago le envolvió. Al principio, los otros castores pensaron que la luz les había cegado a todos, porque mientras miraban a Keeo, sentado sobre el leño, parecía como si fuera de plata. Estaban preocupados porque pensaban que Keeo se había quemado.


Pero más tarde se dieron cuenta de lo que en verdad había pasado: ¡Keeo se había vuelto plateado!. Ni él mismo se lo creía. Se notaba extrañísimo; sabía que algo había cambiado en él. Decidió llamar a los otros castores para comunicarles la noticia. Les dijo que, igual que podía hablar el lenguaje de los castores, también podía hablar el de los humanos. A continuación, pronunció unas palabras en lenguaje humano para probar su nueva habilidad. ¡Qué gran responsabilidad la tuya, Keeo! – dijeron los otros castores – Podrás ayudar a todos los animales del bosque y en especial a los castores. Podrás aprender tanto... Tú hablarás por todos nosotros. ¿Seré capaz? – se preguntó Keeo. Keeo sabía que tenía una misión muy importante, que estaba relacionada con el relámpago que lo convirtió en plateado. Se preguntó cómo reaccionaría la Familia Jones cuando le hablara en su propio idioma: Será una sorpresa para ellos. Pensó que primero hablaría con los niños. Así que se levantó del leño y partió hacia donde estaba la familia de humanos. EL CASTOR PARLANTE: KEEO Keeo estaba asustadísimo; no sabía cómo empezar la conversación con los niños humanos. Mientras buscaba por el estaque el refugio de Burbuja y Rusti pensaba en qué iba a decirles. ¿Qué les diré? – se preguntó – Supongo que lo primero que debo hacer es decirles quién soy y esperar a ver qué dicen ellos. Pensó que los tenía que llamar antes, pero recordó que sus nombres no eran los verdaderos sino aquellos que los castores les habían dado. Imaginaos la sorpresa en el rostro del niño cuando miró al estanque y escuchó una voz diciendo: Hola Rusti, mi nombre es Keeo, soy el castor parlante. Keeo observó la cara de asombro de Rusti. Oh, perdonamé – dijo – Rusti es el nombre que te hemos puesto mis amigos y yo. Y a tu hermana la llamamos Burbuja. Rusti volvió de nuevo a sorprenderse. Era normal, pues era la primera vez que veía a un castor hablándole. Estoy sorprendido de verte, quiero decir, de oírte... – dijo Rusti – Pero encantado de haberte conocido. Rusti extendió su mano y Keeo le dio la patita delantera. Voy a llamar a mi hermana para que te conozca.


Muy contento, Rusti llamó a Burbuja. La niña estaba en la cocina con su madre, ayudándole a hacer tortitas para la cena. Al oírle, corrió hacia su hermano con dos tortitas en las manos. ¿Qué te pasa? ¿por qué estás tan nervioso? – preguntó. Te va a encantar lo que te voy a enseñar – dijo Rusti – Keeo te presento a mi hermana Burbuja. ¿Quién es Burbuja? – preguntó ella extrañada. Es el nombre que los castores del estanque te han puesto – le contentó Rusti. Estoy muy contento de conocerte Burbuja – dijo Keeo. Yo también me alegro, pero realmente no sé qué decir – dijo Burbuja. La niña le ofreció a Keeo las tortitas. Era la primera torta de maíz que Keeo veía en su vida. La probó y la saboreó. No estaba tan buena como la raíz de sauce que aquella mañana había tomado, pero era deliciosa. Burbuja y Rusti se sentaron en el césped, enfrente de Keeo. Keeo – dijo Rusti – ¿nos puedes decir por qué nos llamais así?. Keeo comenzó a contarles la historia y se dio cuenta que era fácil hacerse amigo de ellos. La próxima vez se verían en el estanque, para que así conocieran al resto de los castores. Keeo fue a contarle todo a los demás castores. Por otro lado, Burbuja y Rusti hicieron lo mismo con Ojo de Halcón y Arco Iris. Y quedaron en verse al día siguiente. RUSTI VISITA LA MADRIGUERA Había tanto alboroto entre los castores del estanque, que Keeo tuvo que llamarlos para calmarles. Pequeños y grandes castores – dijo – son sólo las siete de la mañana. Rusti y Burbuja no vendrán hasta dentro de dos horas. Así que sentaos tranquilamente y cuidad que todo esté listo. Todo está preparado – dijo uno de los gemelos. Estoy seguro de que sí – dijo Keeo –, pero será mejor revisarlo. Ahora veamos: ¡Número uno!, la madriguera ¿está limpia y preparada para recibir a nuestros visitantes?. Sí – respondieron todos. ¡Número dos!, ¿tenemos manzanas para ofrecer a nuestros invitados? – preguntó Keeo. Sí – respondieron. Bien, entonces creo que estamos listos para recibirlos –dijo Keeo.


No eran sólo los castores los que estaban nerviosos. Rusti se levantó muy temprano y se puso a hacer café, despertando con el aroma a Ojo de Halcón, Arco Iris y Burbuja. ¿Por qué estás tan nervioso? – preguntó Ojo de Halcón. Hoy voy a visitar a los castores – contestó – Después del desayuno iré a buscar mis gafas de buceo y mis aletas. Creo que seré el primer ser humano que visite una madriguera de castores. Ten cuidado, hijo – dijo Arco Iris – El estanque es muy profundo. No te preocupes mamá – dijo Rusti – Sólo tendré que bucear hasta la entrada. Y Keeo me dijo que la habían arreglado para que yo entrara fácilmente. Además, una vez dentro hay mucho aire para respirar. Así que ¿veis cómo no es tan peligroso?. Da lo mismo – insistió Arco Iris – ten cuidado. A mí me gustaría saber nadar como tú – dijo Burbuja –, pero me quedaré encima de la presa, jugando con los castores gemelos. Desayunando vieron cómo se iba haciendo rápidamente de día; el sol empezaba a salir y el cielo, completamente azul, era algo maravilloso. Los dos hermanos, después de desayunar, se dirigieron por el sendero a la madriguera. Rusti estaba listo, con sus gafas de buceo y sus aletas puestas para sumergirse y entrar en la madriguera. Bien, voy a meterme en el agua. Tomaré mucho aire y te seguiré, Keeo. Espero que el camino no sea muy largo porque no puedo estar tanto tiempo como tú sin respirar. Con esto, Rusti se metió en el estanque, tomo aire y se sumergió. Con sus gafas podía ver a Keeo, que con su pelaje plateado brillaba en la oscuridad del agua. No sabía donde iba, solamente se limitaba a seguir a Keeo. Fueron sumergiéndose y, en pocos segundos, llegaron a la entrada de la madriguera. Unos segundos más y Rusti estaría dentro. Entonces vio una luz, nadó hacia arriba y entró en la casa de los castores. Un gran castor aplaudió cuando Rusti llegó y los demás le dieron la bienvenida. Keeo, entre todos los castores, le expresó su alegría de tenerle allí, visitando su casa. Rusti les agradeció la invitación. Con esto, los castores se dispusieron a cumplir sus tareas. Uno de los castores le llevó una manzana a Rusti. Muchas gracias – dijo el niño. Bien – dijo Keeo – queríamos regalarte algo y pensamos que una manzana sería lo mejor... aunque esté mojada. Desde luego que sí, es un bonito detalle. Mientras miraba a su alrededor, Rusti quedó maravillado al ver lo grande que era la madriguera. Podía ponerse de pie y tumbarse a todo lo largo. Estaba muy limpia y las paredes eran muy fuertes. Olía a humedad y también descubrió el especial olor de los castores.


Bueno, gracias otra vez por haberme invitado y por la manzana. Estaba deliciosa ¿Podéis oír los ruidos del bosque cuando estáis aquí? – preguntó Rusti. No – dijo Keeo – pocas veces oímos algo. En ocasiones, sabemos cuando tú o Burbuja nadáis por el estanque o cuando Ojo de Halcón y Arco Iris suben a la canoa. Aquí sólo podemos escuchar los sonidos del agua, no los del bosque. Entonces estaréis muy tranquilos en la madriguera – dijo Rusti. Rusti tomó aire y, siguiendo a Keeo, nadó otra vez a la entrada. Fue tan recto hacia arriba que su cabeza dio en el tronco y se hizo daño. Una vez fuera le contó a Burbuja cómo era la casa de sus amigos. Está limpia y ordenada y es más grande de lo que suponíamos. Es demasiado grande para construir nosotros una igual. Dejaron el tronco en la orilla y, con un último saludo de Keeo, se despidieron y se fue cada uno a su casa. Sabes, Burbuja, debo ser el único humano que ha entrado en una madriguera – dijo Rusti. La próxima vez – sugirió Burbuja – entraré yo, así que ya puedes estar enseñándome a nadar bien para que te pueda acompañar. Hagamos un trato – dijo Rusti – si me haces un pastel bien grande, esta tarde te enseñaré. Y se fueron sonriendo hacia la casa. COMPARTIR Debía ser el calor de la primavera lo que hacía que los castores tuvieran algo de sueño. Estando en la madriguera, recordaron los días felices y le pidieron a Keeo que le contara historias. Uno de los castores gemelos le preguntó a Keeo: ¿Todas las colonias de castores son tan felices como nosotros lo somos?. Bien, joven castor – respondió Keeo – no sé si lo serán, pero estoy seguro de que podrían serlo si quisieran. Mira, en esta colonia debemos aprender lo que significa “compartir”. Juntos tenemos que aprenderlo. Tenemos que crecer, construir, explorar, jugar y ayudarnos unos a otros para llegar a ser buenos castores. Tenemos que aprender también la importancia de trabajar juntos en equipo. Y no olvidad que cada uno tiene su función en la colonia. También nuestros amigos los humanos han aprendido lo que significa compartir y por eso son una familia feliz. Tienen mucho que hacer, pero siempre trabajan juntos para descubrir algo nuevo. Ellos también nos han enseñado. ¿No os parece que Ojo de Halcón y Arco Iris nos han dado nuevas ideas sobre actividades, la naturaleza y el mundo que nos rodea? Y, ¿no creéis que debemos agradecer a Burbuja y Rusti que nos hayan enseñado a jugar todos juntos y a cuidarnos unos a otros? Y ¿no hemos aprendido de ellos, al verles jugar y compartir sus experiencias, al ayudarse mutuamente y gozar cuando el otro era feliz? Con todo lo que hemos aprendido podemos enseñar a otras colonias a ser felices”.


NUEVA FRONTERA Los dos castores gemelos apenas sabían si estar contentos o tristes. De hecho a ambos les iba a ocurrir algo importante, sabían que dejarían la Colonia por la tarde. Había sido un tiempo maravilloso, con sus amigos. Les entristecía un poco el decirles adiós, pero estaban tremendamente contentos porque por otra parte, entraban en un mundo nuevo y desconocido, donde aprenderían nuevas cosas y conocerían nuevos amigos. El Gran Castor Marrón había hablado con ellos y les había dicho que dentro de poco, tendrían una maravillosa sorpresa que solamente la tendrían aquellos castores que habían llegado a ser los mejores castores. Cuando le preguntaron de qué se trataba, el Gran Castor Marrón les respondió: A su tiempo los descubriréis – el Gran Castor Marrón sabía que esta tarde habría cierta magia en el aire, y que estos jóvenes castores llegarían a ser parte de un grupo diferente de Amigos del Bosque. El Gran Castor Marrón recordó también el día en que Keeo aprendió a pensar y a hablar como los humanos y pensó que en el aire habría la misma magia. Mientras la colonia observaba como nadaban los dos pequeños, se ponían de acuerdo en que sus amigos saldrían del mundo. Era una vuelta al estanque. Los gemelos la realizaron porque no habían ido al otro lado, y ellos querían ir rápidamente para observar el cielo, que pronto se estaba ennegreciendo, y algo raro parecía que iba a ocurrir. Empezaron a saltar por el agua, y como le ocurrió a Keeo, un gran relámpago los alcanzó. De pronto se vieron cambiados. Sus patas habían cambiado y sus colas habían desaparecido. ¡Eran diferentes!. Increíble, ellos habían pasado de ser castores, a ser jóvenes lobatos. Asombrados todavía vieron a una manada de lobos que se les acercaban para darles la bienvenida. El lobo más sabio se les acercó Y les dijo: Yo soy Akela, el guía de la manada. Vosotros mientras estabais en la colonia de castores habéis aprendido a conocer la naturaleza, además tanto Keeo como los Amigos del Bosque, os han enseñado todo lo referente a Dios Y los hombres. Ahora os damos la bienvenida a la Manada, en donde habréis de vivir una nueva experiencia de hermandad, colaborando con vuestros hermanos lobos en la misma forma que os ayudarán a vosotros. Ahora veréis que el mundo es muy grande y lo conoceréis durante nuestras cacerías en la selva. Con nosotros aprenderéis muchas cosas, algunas de las cuales compartiréis con toda la manada pero la mayoría de ellas habréis de realizarlas vosotros solos. El mundo es más grande ahora para vosotros, y mientras no estéis muy preparados, no entraréis por completo en el bosque. Los gemelos no estaban asustados. Ellos sabían que serían amigos. Sentían una alegría tan grande que eran capaces de correr por todo el bosque maravillados por su inmensidad. ¡Había tanto por explorar!. La manada les aguardó, y con un gran clamor final de bienvenida, ellos entraron dentro del maravilloso mundo de la Manada.


Manual de la colonia de castores  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you