Issuu on Google+

LINEAS COMUNES EN LA EXPRESION  DE LA FE  1.1.­ LA ORACIÓN. TEXTO ADJ UNTO.  INTRODUCCIÓN  Un creyente del S VI escribía " No se aprende  a ver, porque la visión es efecto  de naturaleza. Tampoco se puede aprender la belleza  de la oración por la enseñanza de  otro. La oración tiene su propio maestro que es Dios "  Iniciar es dar  la  vida al  evangelizar. Introducir  en  la oración  y  acompañar  será  tener siempre  sed de  más. Relativizar casi todo, y presentar casi sin palabras, al único  Dios. Después, no tener  miedo de ser lo que somos, seres humanaos que necesitan ser  amados;  y  que  renuncian  a  vivir  solo  desde  la  razón.  Porque  sabemos  que  hay  otros  lenguajes;  la  injusticia,  la  insolidaridad,  el  desamor,  los  abandonos,  la  hipocresía,  el  fanatismo, etc. Iniciar en la oración es introducir en una " aventura " que durará toda la  vida. 

UNA ORACIÓN PARA HOY  Los jóvenes de hoy deben tener la necesidad de orar, los miembros del M.S.C.,  como movimiento de iglesia, deben tener y buscar esa necesidad, pues es la manera de  encontrarse  y comunicarse con Dios, pilar de nuestra vida Cristiana.  La oración debe hacer posible la experiencia de Dios, debemos notar y sentir a  Dios.  Para  poder  descubrir  a  Dios  en  la  oración  debemos  realizar  un  trabajo  que  permita:  ­ Conseguir calmar el cuerpo, evitando las tensiones, debemos estar relajados.  ­ Debemos lograr expresar nuestras emociones profundas.  ­ Estar " presentes al presente”.  ­ Comprender la palabra de Dios desde nuestra vida.  ­ Liberarse del sentido de la obligación y poder orar por amor.  ­ Sentirse en una búsqueda del espíritu, pero acompañados.  ­ Ser capaces de hablar con Dios desde lo que verdaderamente somos.  ­ Y sentirse vivos al vivir.  En definitiva, necesitamos una oración para hoy, acorde con nuestro tiempo pero  teniendo en cuenta los pilares que sustenta esta forma de comunicación con Dios.  La Iglesia, en su oración, tiene que llegar a ser revelación de Dios para el mundo  joven. Conscientes de que hoy  los  jóvenes no encuentran a Dios donde  lo encontraron  otras generaciones a la hora de orar.

ESCUELA DE FORMACION  SCOUTS CATOLICOS DE ANDALUCIA  C/ Limones, nº 18, 3ª Planta – 11403 Jerez de la frontera (Cádiz). C.I.F.: G­11656519 


En la Iglesia hay búsqueda. Por eso se constata también un intento de responder  ,  y  en  esta  respuesta  debemos  estar  todos,  tanto  la  Iglesia  como  Institución  como  la  Iglesia como pueblo. Es muy fácil decir que la Iglesia no responde a la sociedad actual,  cuando  esa  misma  sociedad  no  es  capaz  de  buscar  y  trabajar  porque  esta  situación  mejore. Los  jóvenes de  hoy ,  los  jóvenes Cristianos, tienen algunas cosas claras, tanto  en lo que rechazan como en lo que aceptan, por ejemplo:  ­ No gustan de Iglesias llenas de fríos bancos.  ­ Ni del ruido del " cura " del " canastillo ", las " sillas”.  ­ Ni de luces abundantes, directas, ni de la "teatralidad" de la liturgia católica.  ­ Los espacios con cierto tono secular aunque no exentos de misterio.  ­ Y destaca la importancia de los iconos.  Para los jóvenes que vamos a educar la plegaría tienen que ser libertad interior,  poética y estética. La oración gusta de vivirla como un espacio abierto, creativo. Y esto  tienen que expresarse incluso en el lugar donde se realiza la oración.  Al  orar  los  jóvenes  de  hoy,  viven  una  expectación.  De  ahí  que  utilicen  formas  muy simples y serenas en las que tienen muchísima importancia el silencio, el cuerpo, la  música, la palabra de Dios y el destino de los hombres y los pueblos en lo cotidiano.  Hemos  de  tomar  conciencia  de  que  está  naciendo  una  oración  para  nuestro  tiempo. Y su medio de expresión ya no será exclusivamente el " alma " sino el cuerpo y  sus sentidos. 

EL CUERPO COMO MEDIO DE ORACIÓN  Si es cierto que nuestros jóvenes viven una sobrevaloración de la sexualidad, no  es  porque  sí,  y  si  un  alto  tanto  por  ciento  de  ellos  están  preocupados  por  su  imagen  corporal,  la  oración  no  puede  ser  ajena  a  la  cultura  física,  a  su  estética  y  al  deseo  de  armonía con lo natural.  Los jóvenes buscan una armonía rítmica entre el cuerpo y la celebración. Saben,  notan,  que  su  forma  de  expresarse  es  su  cuerpo.  También  en  la  oración  esto  tiene  tal  importancia  que  cuando  un  joven  comprende  cómo  lo  importante  no  está  en  lo  que  piensa o en la idea que destila de su reflexión, sino en la expresión amorosa que expresa  su presencia corporal, se le caen los muros que le impedían darse a la oración.  Ayudarles a integrar el cuerpo en la oración es tanto como darles una pista para  el  itinerario  que  tienen  que  hacer  ellos  solos.  Se  capacita  así  para  ir  de  su  cuerpo  al  silencio comunitario y personal. Este silencio es uno de los medios mayores y también  una  de  las  grandes  aspiraciones,  pero  no  es  la  oración.  No  obstante,  cuando  el  joven  entrega  su  cuerpo  en  la  oración,  aumenta  tal  libertad  que  es  desde  su  misma  realidad  material desde donde se canta, danza, bendice y materializa la fe.

ESCUELA DE FORMACION  SCOUTS CATOLICOS DE ANDALUCIA  C/ Limones, nº 18, 3ª Planta – 11403 Jerez de la frontera (Cádiz). C.I.F.: G­11656519 


COMO INICIAR Y ACOMPAÑAR LA ORACIÓN ?   A.­ Desde la realidad del joven.  Pienso  que  ninguna  iniciación  puede  ser  ficticia  ni  forzada;  el  joven  pide  orar  porque necesita una respuesta. El joven va a la oración desde la necesidad.  Iniciar en la oración es poner al joven cara a Cristo, pero desde eso que el joven  necesita.  Los  jóvenes  buscan  eso  que  les  niega  el  mundo  de  los  adultos;  una  fuente de identidad.  El  que  inicia  tendrá  que  asumir,  si  es  adulto,  errores  de  otras  generaciones.  Tendrá que saber recoger violencias que no le pertenecen, incluso, quizá, correr  el riesgo de vivir el desvalimiento ético que sufren tantos jóvenes. Siendo capaz  de comunión con el joven sin dar respuestas cerradas ni completas.  B.­ Desde la actitud creyente.  Entiendo que quien de verdad quiere ser " iniciador " y guía de oración con los  jóvenes tiene que estar dispuesto a dejarse él mismo enseñar por Dios.  Introduces  con  tu  misma  oración,  y  al  acompañar  se  descubre  que  quien  acompaña  es  Otro,  quien  da  el  crecimiento  es  Otro  y  quien  mantiene  en  la  bendición es Otro. Lo tuyo, lo mío es servir gozosamente.  La  realidad  de  la  Fe  no  se  expresa  en  un  saber,  y  la  pedagogía  de  la  Fe  no  se  reduce  a  una  enseñanza,  porque  saber  no  es  creer.  Hacernos  sabios  no  es  hacernos  creyentes.  Es  cierto  que  no  hay  Fe  sin  contenido,  pero  ese  contenido  para quien busca tener por maestro a Dios , es una experiencia de  " revelación ".  El encuentro con esa " revelación " será la vivencia del carisma en esa persona  Cristiana.  C.­ Desde otros aspectos.  Comenzar orando, nunca explicando. O, al  menos, a  la par. La cosa no está en  teorizar  mucho  sobre  la  oración,  sino  en  facilitarles  la  experiencia.  Esto  no  impide  proporcionar  material  con  el  que  poder  comprender  y  transformar  cuestiones.  Ayudar a que se  introduzcan a  la palabra de Dios,  facilitando guías  de  lectura  muy  simples.  Hay  que  introducir  desde  la  búsqueda  de  una  interioridad firme, donde se integran la oración y la vida.  Al  joven  hay  que  facilitarle  momentos  en  que  se  recoja  en  oración,  madure  su  interioridad  y en que el  silencio  se abra paso en  ellos.  La oración  no tiene por  qué ser siempre súplica, tendrá igualmente momentos de alabanza.

ESCUELA DE FORMACION  SCOUTS CATOLICOS DE ANDALUCIA  C/ Limones, nº 18, 3ª Planta – 11403 Jerez de la frontera (Cádiz). C.I.F.: G­11656519 


ALGUNAS  NOTAS  DEL  CATECISMO  DE  LA  IGLESIA  CATÓLICA  CON  RESPECTO A LA ORACIÓN  2591.  Dios  llama  incansablemente  a  cada  persona  al  encuentro  misterioso  con  El. La oración acompaña a toda la historia de la salvación como una llamada recíproca  entre Dios y el hombre.  2596.  Los  salmos  constituyen  la  obra  maestra  de  la  oración  en  el  Antiguo  Testamento.  Presentan  dos  componentes  inseparables;  individual  y  comunitario.  Y  cuando conmemoran las promesas de Dios ya cumplidas y esperan la venida del Mesías,  abarcan todas las dimensiones de la historia.  2620. En el Nuevo Testamento el modelo perfecto de oración se encuentra en la  oración filial de Jesús. Hecha con frecuencia en la soledad, en lo secreto, la oración  de  Jesús entraña una adhesión amorosa a la voluntad del Padre hasta la Cruz y una absoluta  confianza en ser escuchada.  2621.  En  su  enseñanza,  Jesús  instruye  a  sus  discípulos  para  que  oren  con  un  corazón  purificado,  una  Fe  viva  y  perseverante,  una  audacia  filial.  Les  insta  a  la  vigilancia y les invita a presentar sus peticiones a Dios en su nombre. El mismo escucha  las plegarias que se le dirigen.  2646. La oración de petición tienen por objeto el perdón, la búsqueda del reino y  cualquier necesidad verdadera.  2647.  La  oración  de  intercesión  consiste  en  una  petición  en  favor  de  otro.  No  conoce fronteras y se extiende hasta los enemigos.  2648.  Toda  alegría  y  toda  pena,  todo  acontecimiento  y  toda  necesidad  pueden  ser  motivo  de oración  de  acción  de  gracias,  la  cual,  participando  de  la  de  Cristo  debe  llenar la vida entera : " En todo dad gracias ". ( 1 Ts 5,18 ). 

2649. La oración de alabanza, totalmente desinteresada, se dirige a Dios; canta  para El y le da gloria no sólo por lo que ha hecho sino porque El es. 

2694. La familia Cristiana es el primer lugar de educación para la oración. 

2720.  La  Iglesia  invita  a  los  fieles  a  una  oración  regulada:  oraciones  diarias,  Liturgia de las Horas, Eucaristía dominical, fiestas del año litúrgico.

ESCUELA DE FORMACION  SCOUTS CATOLICOS DE ANDALUCIA  C/ Limones, nº 18, 3ª Planta – 11403 Jerez de la frontera (Cádiz). C.I.F.: G­11656519 


A MODO DE RESUMEN  La oración es una actitud específica del  cristiano que requiere una  iniciación  y  aprendizaje; por lo mismo, nosotros, como movimiento de iglesia, debemos presentarla  desde el principio como un elemento constitutivo de toda profundización en la Fe. 

Como  la  oración  se  descubre  y  vive  en  el  seguimiento  de  Jesús,  no  todos  los  estilos de vida posibilitan o facilitan la experiencia de Dios en la oración; el desarrollo  de  determinadas  actitudes,­  gratuidad,  interioridad,  solidaridad,  contemplación  y  la  opción por los valores evangélicos ­ es el ámbito apropiado en que el Dios de Jesús pasa  por la vida de los hombres para que los hombres pasemos al Padre. Llegar a este estado  de  vida  mística  requiere  experiencias  específicas,  métodos,  tiempos  y  espacios  adecuados. En este aprendizaje la orientación del educador de la Fe desde la propia vida  de oración es insustituible. El Responsable y el Kraal deben abrir sus puertas para que el  adolescente y joven rece con ellos y aprenda a orar. 

La oración Cristiana consiste en mantener cada día con el corazón la confesión  de Jesús: " No se haga mi voluntad, sino la tuya " ( Mc. 14, 36 ).Dejar que Dios tome la  iniciativa en la propia existencia es vivir en actitud de respuesta y seguimiento. Esto es  algo difícil de enseñar; únicamente se aprende cuando se experimenta..

ESCUELA DE FORMACION  SCOUTS CATOLICOS DE ANDALUCIA  C/ Limones, nº 18, 3ª Planta – 11403 Jerez de la frontera (Cádiz). C.I.F.: G­11656519 


1.2.­ LA CELEBRACIÓN. TEXTO ADJ UNTO.  INTRODUCCIÓN  El  término  celebración  y  oración  van  íntimamente  relacionados,  pues  cuando  celebramos,  oramos,  dialogamos  con  Dios  y  cuando  oramos  celebramos  nuestra  comunicación con El.  Los cristianos siempre tenemos un motivo de celebración: lo que ha hecho Jesús  por nosotros.  Existen  diferentes  tipos  de  celebraciones:  de  la  palabra,  de  la  Eucaristía,  de  acción de gracias, de penitencia etc. En cada una de ellas  hay un eje central;  ya sea  la  palabra, la cena de Señor, una acción de gracias etc. y también un eje común; siempre  debemos celebrar en torno a la palabra, mientras que podemos orar sin aludir a un texto  bíblico.  Las  celebraciones  son  con  la  Comunidad,  mientras  que  la  oración  puede  ser  tanto individual como colectiva. 

ELEMENTOS A TENER EN CUENTA EN LAS CELEBRACIONES  1. Preparación  Hay que tener en cuenta donde se va a celebrar, la decoración, quien se encarga  de los cantos, que lecturas y lectores vamos a elegir, etc.  2. Motivación  Hay  que  tener  en  cuenta  que  es  lo  que  vamos  a  celebrar  y  porqué  vamos  a  celebrarlo.  Hay  que  dar  una  motivación  previa  para  poner  a  los  celebrantes  en  situación.  3. Celebración activa  Dado el carácter de pedagogía activa que tienen el escultismo , una celebración  debe tener una progresión y un ritmo ágil y que fomente la participación.  4. Simbología  Es un elemento importante a trabajar. Tener en cuenta los símbolos que aparecen  y que estos sean entendidos, por ejemplo: la luz, el agua, la ceniza, etc.

ESCUELA DE FORMACION  SCOUTS CATOLICOS DE ANDALUCIA  C/ Limones, nº 18, 3ª Planta – 11403 Jerez de la frontera (Cádiz). C.I.F.: G­11656519 


5. El lugar  No siempre el templo es el mejor lugar. Debemos estudiar bien la situación de la  celebración para elegir el lugar adecuado, hay miles de posibilidades.  6. La Palabra  Cada  semana  tiene  unas  lecturas  determinadas,  lo  que  no  quiere  decir  que  no  podamos  utilizar  otras  en  nuestras  celebraciones.  Las  lecturas  serán  elegidas  conforme al tema que vayamos a tratar. Jesús nos ha hablado de todos los temas  posibles.  7. Las canciones  Como  habréis  escuchado  "quien  canta  ora  dos  veces".  Las  canciones  son  una  expresión  básica  de  la  alegría  y  un  elemento  integrador  con  todos  los  que  participan  en  la  celebración.  Lo  realmente  importante  es  que  las  canciones  a  utilizar sean conocidas por todos y tengan un mensaje que llegue, que nos diga  algo.  8. Los gestos  En celebraciones  formales, es  bueno que  se conozca  la  liturgia, para saber qué  hay  que  hacer  en  cada  momento  y  su  sentido.  En  las  celebraciones  menos  formales debemos dinamizar con gestos, pues los celebrantes se enterarán mejor  de lo que queremos decir: " una imagen vale más que mil palabras".

ESCUELA DE FORMACION  SCOUTS CATOLICOS DE ANDALUCIA  C/ Limones, nº 18, 3ª Planta – 11403 Jerez de la frontera (Cádiz). C.I.F.: G­11656519 


1.3.­  LOS TIEMPOS LITÚRGICOS. TEXTO ADJ UNTO.  Los tiempos litúrgicos más importantes dentro de la vida de un cristiano son: 

ADVIENTO  El  tiempo  de  adviento  corresponde  a  las  cuatro  semanas  que  preceden  a  la  celebración de Navidad. Nos comunica un mensaje de esperanza. Los profetas anuncian  la venida del Salvador, María lo espera con amor de Madre, Juan Bautista lo señala ya  próximo.  La  enérgica  llamada  a  la  conversión  de  Juan  Bautista,  el  precursor,  y  la  entrañable  y  fiel  actitud  de  María,  la  Virgen,  "  llena  de  gracia  ",  nos  señalan  hoy  ejemplos vivos de como acoger y anunciar al Señor.  Cada año la Iglesia aprende a esperar al Señor:  ­ Con la misma ilusión que un estudiante espera sus vacaciones.  ­ Con la misma íntima emoción con que una madre espera a su hijo.  ­ Con la misma urgencia que el suelo espera a la lluvia.  ­ Con la esperanza con que el labrador espera que brote semilla....  Cada año cobra actualidad el Adviento, porque siempre necesitamos la venida de  Dios  a  nosotros,  y  nos  hace  falta  aprender  a  esperar.  Nuestro  crecimiento  depende  de  esa esperanza. 

NAVIDAD  La  navidad  celebra  el  acontecimiento  histórico  de  la  manifestación  de  la  salvación  de  Dios  en  Jesús  de  Nazaret.  La  Epifanía  es  la  manifestación  de  Jesús  al  mundo, se fija en el sentido de estos acontecimientos.  El canto de la Navidad lo constituye el alumbramiento de Jesús, hijo de Dios en  Belén de Judá.  La Navidad con toda su sencillez, es más que un tiempo ingenuo o explotado por  la sociedad de consumo. La Fe ­a pesar de la debilidad de los signos de la Salvación­, la  contemplación de la palabra de Dios, la ternura ante Jesús ­hermano nuestro­, la alegría  humilde,  la  intensificación de  las relaciones  fraternales, componen el acorde espiritual  de esta sinfonía pastoril.  El  clima  creado  por  la  liturgia  de  estos  días  pretende  provocar  la  Fe  en  la  manifestación  divina,  la  apertura  a  la  gracia  y  las  actitudes  de  adoración  y  acción  de  gracias.

ESCUELA DE FORMACION  SCOUTS CATOLICOS DE ANDALUCIA  C/ Limones, nº 18, 3ª Planta – 11403 Jerez de la frontera (Cádiz). C.I.F.: G­11656519 


CUARESMA  La duración de este tiempo está fundada en el símbolo de la cuarentena bíblica:  Moisés,  Elías  y  Jesús  estuvieron  40  días  por  las  montañas,  40  años  fue  también  la  duración  del  peregrinar  de  Israel  por  el  desierto.  Este  símbolo  nos  sugiere  que  la  Cuaresma  está  pensada  para  intensificar  ese  aspecto  de  la  vida  que  exige  superación,  esfuerzo  penoso,  reconstrucción,  purificación  del  pecado.  Imágenes  o  símbolos  importantes dentro de la cuaresma son;  El  camino,  la  soledad,  el  encuentro  con  Dios,  la  prueba,  la  austeridad,  el  despr endimiento, la oración.  La  pedagogía  de  la  Iglesia  nos  propone  intensificar  durante  la  Cuaresma  el  camino  de  la  propia  conversión:  tanto  como  individuos  cuanto  como  miembros  de  la  Iglesia y de la sociedad.  Siguiendo  a  Cristo,  vamos  muriendo  al  hombre  viejo  desprendiéndonos  del  vestido  antiguo,  remontando  la  situación  de  pecado  y  de  muerte  en  que  nos  encontramos. Todo esto nos ayuda a ir alumbrando, al mismo tiempo, al hombre nuevo,  revistiéndonos de Jesucristo. La Cuaresma, como  la  vida de  los creyentes, está abierta  hacia  la Pascua,  la  fiesta o la  vida. No “morimos” a  las cosas porque la  muerte a algo  nos  produzca  placer,  sino  porque  hemos  optado  por  la  vida,  la  libertad  y  el  amor,  abandonamos la situación en la que nos encontramos.  Los  formularios  litúrgicos  de  la  Cuaresma  tienen  un  claro  sentido  bautismal  y  penitencial. 

TRIDUO PASCUAL  La  Pascua  es  la  fuente  de  toda  la  vida  y  de  toda la  energía  del  cristiano,  y  los  sacramentos son los cauces por los que nos llega esta gracia Pascual. Son los encuentros  que nos incorporan al triunfo de Cristo.  Los  dos  sacramentos  más  esenciales  de  la  Pascua,  son  el  bautismo  y  la  eucaristía. En el bautismo, bajo el signo del agua que purifica nuestro cuerpo, se realiza  la  primera  victoria  de  Cristo  en  nosotros:  vence  al  pecado,  nos  hace  hermanos  suyos,  miembros de su cuerpo. En la eucaristía se conmemora el misterio central de Cristo: su  muerte  y  su  resurrección.  En  ella  realizamos  el  memorial,  la  actualización  del  gran  acontecimiento  salvador  de  Cristo:  la  nueva  alianza  pactada  por  la  sangre  de  Cristo,  entre Dios y los hombres  El triduo Pascual celebra el paso o tránsito del Señor de este mundo al Padre a  través  de  su  muerte,  sepultura  y  resurrección,  que  tuvieron  lugar  en  los  tres  días  del  viernes, sábado y domingo. Por ello, el triduo Pascual está formado por tres días no por  cuatro, como acontecería  si el  jueves se considerara también como parte del triduo. El  carácter  propio  de  la  misa  del  jueves  santo  es  pues,  el  de  constituir  como  una

ESCUELA DE FORMACION  SCOUTS CATOLICOS DE ANDALUCIA  C/ Limones, nº 18, 3ª Planta – 11403 Jerez de la frontera (Cádiz). C.I.F.: G­11656519 


introducción a las celebraciones de los días santos del triduo Pascual. La misa del jueves  santo debe vivirse sobre todo, bajo el prisma de sacramento o signo que recuerda y hace  presente el misterio Pascual de la muerte y resurrección del señor.  Estructura teológica del triduo Pascual.  Jueves 

cena 

Pascua ritual anticipada 

Viernes 

cruz 

inmolación Pascual 

Sábado 

muerte 

silencio­duelo 

Domingo 

resurrección 

Pascua gloriosa 

Cincuentena Pascual.  La  celebración  que  se  inicia  la  noche  santa,  se  prolonga  durante  los  cincuenta  días  del  misterio  Pascual,  coincidiendo  con  el  gran  día  de  Pentecostés.  Durante  este  tiempo  Pascual  conmemoramos  la  resurrección  de  Cristo,  su  estancia  de  cuarenta  días  conviviendo con los discípulos, su ascensión gloriosa a los cielos y la bajada del espíritu  el día quincuagésimo. Con  la  fuerza de  los  sacramentos, sobre todo de la eucaristía  el  cristiano es invitado a vivir su Pascua, durante esta semana de alegría, de alabanza, de  caridad, de “novedad de vida”.  Pentecostés  da  inicio  a  una  época  del  año  (seis  o  siete  meses)  que  celebra  y  alimenta  la  misma  vida  cristiana,  la  historia  de  toda  comunidad  cristiana  que  camina  hacia la salvación.  La cincuentena Pascual fue crucial para los apóstoles y para la iglesia primitiva:  experimentaron  la  presencia  del  señor  resucitado,  comieron  y  bebieron  con  él,  contemplaron  su  gloria  cuando  subió  al  cielo,  esperaron  y  recibieron  la  plenitud  del  espíritu.  También  ahora,  cada  año,  para  la  iglesia  y  para  el  cristiano,  la  cincuentena  Pascual es decisiva para todo el año. 

J ueves Santo. Estr uctur a  Liturgia de la palabra  Pascua proclamada  Lavatorio de pies  Pascua ritualizada  Liturgia eucarística  Pascua memorial  Monumento  Pascua adorada

ESCUELA DE FORMACION  SCOUTS CATOLICOS DE ANDALUCIA  C/ Limones, nº 18, 3ª Planta – 11403 Jerez de la frontera (Cádiz). C.I.F.: G­11656519 


El jueves santo es el día en que Jesús fue entregado, pero es la entrega de Jesús,  el  acto  libre  y  consciente  de  su  voluntad  que  da  origen  a  nuestra  salvación,  lo  que  la  iglesia  no  solo  quiere  conmemorar,  sino,  sobre  todo,  actualizar  y  hacer  presente  en  la  celebración.  Los signos en este día son:  El  lavatorio  de  los  pies;  un  gesto  que  nos  sitúa  ante  las  motivaciones  más íntimas de la conducta de Jesús y ante el significado de la presencia de este rito en  la  liturgia del  jueves santo. La acción de  lavar es prueba del amor  infinito de quien es  capaz de dar la vida por sus amigos. El hecho de que el gesto no solo se anuncie sino  que se realice ritualmente, confiere al lavatorio la categoría de signo sagrado y litúrgico,  es un signo  de servicio, de hospitalidad y de pureza.  El  sacrificio­banquete  pascual;  Jesús  para  perpetuar  su  pascua  de  salvación, ritualiza el  acontecimiento de su muerte  y resurrección  haciendo entrega de  su cuerpo y de su sangre en un nuevo signo memorial, el pan y el vino del banquete y  manda que, en adelante se haga lo mismo. Nace asís la pascua de la iglesia, la eucaristía. 

Los aspectos principales de la liturgia del jueves son:  ­ entrega del señor a su pasión o momento de la hora decisiva;  ­  en  esta  hora  el  señor  nos  da:  el  mandato  nuevo  del  amor;  el  mandato  del  servicio como esencial en la vida cristiana; el pan y el vino hechos eucaristía; la  institución  del  sacerdocio.  Hoy  es  el  día  del  amor  fraterno,  porque  hoy  empezamos  a  ser  todos  hermanos.  Hoy  es  el  día  en  que  nace  la  fraternidad,  desde  que  Cristo  nos  ha  unido  en  su  banquete.  Conviene  que  hoy  se  centre  la  celebración  en  lo  que  es  esencial:  inicio  de  la  pasión  del  señor,  el  gesto  de  la  entrega suprema por amor. 

Vier nes Santo. Estr uctur a.  Pascua proclamada 

Liturgia de la palabra 

Pascua invocada 

Oraciones solemnes 

Pascua venerada 

adoración de la cruz 

Pascua comunicada 

comunicación con Cristo 

La iglesia centra su idea en la muerte de Jesús, hoy el centro de la iglesia es la  cruz,  no  el  monumento.  El  viernes  santo  no  es  un  día  de  tristeza  sino  de  alegría  contenida. En el  fondo de la tragedia  hay una esperanza. El  viernes sin el domingo de  resurrección sería una concepción incompleta del misterio de Jesús.

ESCUELA DE FORMACION  SCOUTS CATOLICOS DE ANDALUCIA  C/ Limones, nº 18, 3ª Planta – 11403 Jerez de la frontera (Cádiz). C.I.F.: G­11656519 


Todo  en  la  celebración  (y  en  lo  que  se  haga  el  viernes  santo),  tiene  que  ser  sobrio,  meditativo,  cargado  de  una  doliente  realidad,  pero,  al  mismo  tiempo,  esperanzado. El clima de silencio y de ayuno, junto con la meditación y la oración, es la  mejor manera de entrar en la pasión del señor. No conviene hacer muchas cosas hoy. Es  día en que debe prevalecer la sobriedad también en ceremonias. La liturgia de las horas  y  la  celebración  de  la  muerte  del  señor,  es  lo  fundamental  y  lo  que  debe  quedar  bien  visible. Es tradicional el vía crucis en este día.  La memoria de la pasión del señor, se realiza en la liturgia de las primeras horas  de la tarde. Es una liturgia sobria y densa, inmensamente significativa: no tiene inicio y  no tiene final. No se saluda, no se despide a la asamblea; todo queda cortado, como en  el aire, indeterminado. Es la manera que la liturgia nos señala: que la pasión del señor es  un  misterio  inteligible  solo  al  lado  de  la  resurrección.  El  ayuno  de  este  día  es  “celebración”,  no  es  solamente  privación  de  algo.  Es  una  manera  de  acercarnos  a  lo  esencial,  rememorarlo  y  meternos  en  ello.  Dejando  cosas,  privándonos  de  alimento,  indicamos que nos queremos centrar en lo importante. 

Sábado Santo. Estr uctur a  Pascua Proclamada 

Silencio 

Pascua contemplada 

oración 

Pascua meditada 

Reposo sepulcro 

Pascua comunicada 

Ayuno 

Durante  el  sábado  santo,  la  iglesia  permanece  junto  al  sepulcro  del  Señor,  meditando su pasión y muerte, y se abstiene del sacrificio de la misa. El sábado santo es  el día de menos liturgia del año. Esta abstinencia litúrgica, es signo de otra abstinencia  que,  quizás,  entre  nosotros  se  ha  perdido:  la  abstinencia  de  comer  y  la  abstinencia  de  palabra. El sábado santo es un día de silencio y de meditaciones. Al mismo tiempo, es  un día de soledad y de dispersión. Será la noticia de la resurrección la que nos vuelva a  juntar para compartir la alegría de la presencia del Señor.  El  sábado  santo  representa  en  la  vida  cristiana,  esos  momentos  de  vacío,  de  niebla, en los que lo único posible, la única salida que existe es la espera y la esperanza.  Que  sea  el  sábado  santo  un  día  vacío  de  liturgia,  no  quiere  decir  que  sea  un  día  sin  sentido. Es el día de la confianza por encima de toda duda.

ESCUELA DE FORMACION  SCOUTS CATOLICOS DE ANDALUCIA  C/ Limones, nº 18, 3ª Planta – 11403 Jerez de la frontera (Cádiz). C.I.F.: G­11656519 


Lineas comunes en la expresion de la fe