Issuu on Google+

Las dos caras del éxito Cuando enfrentarse a uno mismo es el mayor de los desafíos

Miguel Ángel López Rodríguez. Campeón de judo de Madrid.


El ĂŠxito consta de dos caras: La externa, la que todo el mundo ve, compuesta por la de la victoria o la derrota.


La cara oculta la compone el trabajo. Porque detrás de cada victoria hay mil derrotas; en los entrenamientos, en el día a día...


Ante todos los problemas siempre hay que dar la cara. Sin decaer en el intento.


Siempre con humildad y trabajo. Atendiendo a las crĂ­ticas para que ĂŠstas se conviertan en tu fuerza.


Enfrentarse a uno mismo tiene que ser el principal objetivo. La superaci贸n de uno mismo.


El camino al ĂŠxito es oscuro y turbio. La calma debe ser nuestra aliada.


Sin caer en la locura o la desesperaci贸n...


Todo el trabajo y el sacrificio serรก juzgado. Y es por ello por lo que debemos estar tan preparados.


Tras la victoria viene la calma. La liberaci贸n. La satisfacci贸n del trabajo bien hecho.


La paz interior que estabas buscando te domina.


Pero siempre hay que estar preparado para el siguiente asalto.


Scott Adam Spires GarcĂ­a


Las dos caras del éxito