Page 1

Diseño

Inteligente

R E P O RTA J E :

Año 1 / Nº1 / diciembre de 2011

¿Qué es el

Diseño

Inteli

gente?

E N T R E V I STA :

INFOGRAFÍA: Có m o f u n c i o n a e l

Flagelo Bacteriano

Michael

Behe: El D.I. está basado en datos

empíricos


ño Diseño

Inteligente

In

Inteligente

Inteligente

se

Diseño

Inteligente

Di Diseño

ño

Diseño

Dise Inteli

teli

gen

Inteligente

Diseño

gente

t

ñ


te

単o


E Ditorial

Daniel Raveau Morales Director Revista “Diseño Inteligente”

Si bien no es una inquietud reciente en la historia del hombre, la idea de que nuestro mundo y la vida que en él habita es obra de una causa inteligente y no del mero azar ha ido cobrando muchos adeptos en las últimas décadas, sobre todo desde el ámbito de las Ciencias, en particulas la Bioquímica, donde se han levantado voces estudiosas del tema, mostrándonos funcionamientos celulares de increíble ingeniería y complejidad, verdaderas máquinas microbiológicas compuestas de un sinnúmero de piezas interconectadas, donde la ausencia de cualquiera de ellas produciría la inutilidad total de dichos sistemas. Los teóricos del fenómeno has coincidido en llamar a esta teoría Diseño Inteligente. En contraposición, defensores acérrimos del evolucionismo y de las ideas de Darwin han salido al paso, cada vez con más vehemencia, acusando al D.I. de ser una pseudociencia, con fines religiosos, o simplemente un disfraz o vuelta de tuerca del pensamiento creacionista. El debate cobra cada vez más intensidad. No se trata, sin embargo, de tomar partido por una idea o por otra, sino más bien de estar informados y conocer los fundamentos de ambas corrientes de prensamiento. Al final, ambas son teorías acerca del origen y la diversidad de la vida. La verdad sigue durmiendo en el ancho mar del misterio.


ÍnDice E N T R E V I STA :

Michael Behe:

El

D.I. está basado

en datos empíricos

8

pág.

pág.

15

SECCIÓN

Videos

“La clave del Misterio de la Vida”


POP-UP

Info grafía págs.

12-13

Có m o f u n c i o n a e l

Flagelo Bacteriano


R E P O RTA J E :

¿Qué es el

Diseño Inteligente? pág.

16

Un nuevo libro basa el Diseño inteligente en el

ADN celular pág.

22

Revista Diseño Inteligente año 1/ nº 1 / diciembre de 2011 Director General: Daniel Raveau Morales Editor de contenidos: Eduardo Vargas Dirección de Arte: Rodolfo Gutiérrez Diseño y diagramación: Daniel Raveau Morales Redacción: Cristián Raveau Fotografía: Rafael Grau Ventas y RRPP: Lila Calderón

Revista Diseño Inteligente es una publicación mensual. Se prohibe su reproducción total o parcial, sin autorización de Revista Diseño Inteligente. Las opiniones vertidas en este medio son de exclusiva responsabilidad de quienes la emiten y no representan necesariamente el pensamiento de Revista Diseño Inteligente.

Revista Diseño Inteligente se imprime en Larrea Impresores Los Leones 2896, Ñuñoa, Santiago de Chile. www.larrea.cl

7


Michael Behe:

El

D.i.

está basado en

Michael Behe es un bioquímico estadounidense que ha ganado popularidad por su defensa del Diseño Inteligente (DI). En la entrevista que hoy ofrecemos el doctor Behe nos comenta que el DI es más fácil de falsar que el darwinismo y que es ciencia y no religión. Entrevista original realizada por el equipo de www.lacienciaysusdemonios.com Selección: Revista Diseño Inteligente / Ilustración: Daniel Raveau Morales

.

8

M

ichael J. Behe es doctor en bioquímica y defensor del llamado Diseño Inteligente (DI). En la actualidad el doctor Behe es profesor de bioquímica en la universidad Lehigh University y es un miembro senior del Center for Science and Cultura del Discovery Institute, organización que reside en Seattle y que promueve la difusión del DI, intentando introducir la enseñanza del DI en clase de ciencia de las escuelas públicas de EEUU, ya sea junto, o bien sustituyendo, la evolución. Behe defiende la idea de acuerdo a la cual existen algunas estructuras demasiado complejas en un nivel bioquímico para explicar su origen como el resultado de mecanismos de la Teoría Sintética de la evolución. Él fue quien desarrolló el concepto de “Complejidad Irreducible”, de la cual nos hablará a lo largo de esta entrevista. El DI ha chocado de frente contra la comunidad científica.


datos em pĂ­ ri cos 9


Foto superior: Michael Behe en conferencia sobre Evolución Teística y Diseño Inteligente, junio 2007, Birgminham, Inglaterra. Foto superior derecha: Michael Behe firmando libros luego de su charla “Darwin o Diseño” en la Capilla Westminster, Londres, noviembre 2010. Foto inferior: Portada del libro “Ciencia y Evidencia del diseño en el Universo”, la segunda publicación de Michael Behe (1999).

10

El doctor Behe ha participado como testigo experto en defensa del DI en los tribunales para promover su enseñanza en las escuelas públicas. Sin embargo no ha conseguido en ningún caso convencer a los jurados de la validez científica del DI. No sólo eso, sino que en el famoso juicio del condado de Dover la sentencia afirmaba que “el DI no era más que creacionismo, o lo que es lo mismo, una materia religiosa”. Los filósofos de la ciencia advierten que una disciplina para poder ser considerada ciencia ha ser falsable. ¿Qué experimentos podrían plantaearse para falsar el DI? Behe: Algunos filósofos de la ciencia piensa que la falsabilidad es necesaria para que una teoría sea científica, pero otros no. En cualquier caso el DI es fácilmente refutable. El DI afirma que se precisa de una inteligencia para construir un sistema funcional complejo. Por tanto todo lo que hay que hacer es ir al laboratorio, crecer bacterias durante muchas generaciones y observar que algunos nuevos sistemas irreduciblemente complejos han aparecido por mutación al azar más selección natural. Si eso pasa, el DI


habrá sido falsado. De hecho algunos experimentos de ese tipo se han intentado (especialmente por Lenski), pero no ha aparecido ningún sistema complejo nuevo. Ahora dejadme preguntaros alguna cosa acerca del Darwinismo. ¿Cómo falsaríais la afirmación de que por mutaciones al azar y selección natural es posible construir un flagelo bacteriano? Suponed que un investigador entra en su laboratorio y crece una bacteria que

Cada vez que vemos componentes íntimamente organizados para cumplir un propósito, como en una maquinaria, o letras formando un párrafo, siempre hemos descubierto que detrás hay una inteligencia organizadora. Nosotros hemos encontrado ahora esa misma maquinaria en la célula. no presenta flagelo a lo largo de muchas generaciones. Después de transcurrir un largo período de tiempo se para el experimento y se observa que no ha aparecido un flagelo, ni ningún otro sistema complejo. ¿Eso falsea el Darwinismo? Si no lo hace, ¿por qué no? Resulta que el DI es fácilmente falsable por experimentos de laboratorio, pero el Darwinismo no lo es. ¿Ha llegado a considerar que el DI está siendo utilizado por los algunos movimientos religiosos para introducir la enseñanza de la religión en las escuelas? ¿Está enterado que ese hecho desacredita al D.I. como movimiento científico? Behe: Estados Unidos tiene una población de alrededor de 300 millones de personas. Yo no puedo controlar todo lo que hacen. Yo siempre manifiesto en todo lo que escribo que el DI no tiene ninguna relación con lo que puede afirma alguna religión en particular. Usted ha definido algunos sistemas como irreduciblemente complejos. Y hasta ahora, la biología evolutiva puede explicar el origen de varios de estos sistemas a partir de la suma de sus partes entonces, o bien encontramos ejemplos donde tales sistemas son funcionales sin estar “completos”. Luego, ¿podríamos decir que este concepto está equivocado? ¿Cómo podríamos separar aquellos que son “realmente” irreductiblemente complejos, de aquellos que simplemente desconocemos su origen?

continúa en pág. 14

11


Foto superior: Portada de “Los límites de la Evolución” (2007), la última publicación realizada por Behe en torno al DI. Foto inferior: aparición de Michael Behe en el documental sobre el Diseño Inteligente “La Clave del Misterio de la Vida” (2002)

Behe: Hasta donde yo sé, ningún científico ha demostrado cómo un sistema irreduciblemente complejo, de los que describo en mi libro “La caja negra de Darwin”, ha surgido mediante mutación y selección natural. Normalmente las explicaciones “alternativas” son vagas, historias que no pasarían el menor control estricto y que he rechazado en multitud de ocasiones en mis escritos. En el mejor de los casos señalan proteínas homólogas en sistemas diferentes. Pero homología, en el mejor de los casos, indica un ancestro común, no un mecanismo darwiniano de mutación al azar y selección. Por tanto pienso que el concepto de complejidad irreducible es apropiado y crece convenciendo a más científicos cuando tratan de una forma honesta con él. Podemos distinguir los sistemas irreduciblemente complejos de los que no lo son aplicando el análisis que indico en mi libro “La caja negra de Darwin”: si un sistema necesita múltiples partes para funcionar, y la función se pierde al eliminar una de esas partes, entonces estamos ante un sistema irreduciblemente complejo. Según sus planteamientos la Teoría Sintética no puede explicar la diversidad actual en el planeta.

14

Aparte de este mecanismo otros investigadores han planteado otros mecanismos alternativos para explicar el origen de los cambios bruscos que aparecen en la naturaleza. ¿Cuál es el mecanismo que usted propone para explicar, por ejemplo, la especiación? Behe: Sí, estoy de acuerdo en que la Teoría Sintética de la evolución no puede explicar la actual biodiversidad del planeta. Pero pienso que sí puede explicar parte de esa diversidad. Como explico en mi último libro “Los límites de la evolución”, pienso que los procesos darwinianos pueden explicar la diversidad de especies, de género y tal vez de las familias. Pero no el de órdenes mayores, como clases o superiores. La razón de esta distinción se debe a que se han descubierto en la última década que se precisan sistemas de regulación complejos para distinguir entre clases, y es poco probable que esos circuitos complejos, en mi opinión, hayan surgido por procesos darwinianos. Por otra parte, pueden aparecer nuevas especies por mecanismos muy simples como por ejemplo inversiones cromosómicas, que lo provoca que esos mutantes puedan entrecruzarse con los organismos parentales. Por tanto, los mecanismos darwinianos pueden explicar los niveles biológicos inferiores, pero no las categorías superiores.


“La clave del Misterio de la Vida”

I

D

Título original: “Unlocking the Mistery of life” Año de realización: 2002, Estados Unidos Guión: Stephen Meyer, director del Centro para la Ciencia y la Cultura del Discovery Institute. Producción: Illustra Media, rama del Discovery Institute.

En 1859, Charles Darwin publicó El origen de las Especies. En él argumentó que toda la vida en la tierra es producto de procesos naturales no dirigidos: Azar, Tiempo, y Selección Natural. Desde Darwin, los biólogos han dependido de tales procesos para explicar el origen de los seres vivos. Sin embargo, hoy, este enfoque está siendo cuestionado como nunca antes. Descubriendo el Misterio de la Vida cuenta la historia de los científicos contemporáneos que están avanzando en una idea poderosa, pero controversial, la teoría del Diseño Inteligente. Esta película es resultado de más de tres años de investigación, fotografía y post-producción. Sobre la base de la labor intelectual de Stephen C. Meyer, Michael Behe, William Dembski y otros, este documental presenta el caso científico para el Diseño Inteligente basado en recientes descubrimientos en bioquímica, genética y biología molecular.

V

E O S 15


D

iseño inteligente es el término utilizado para describir a la corriente que sostiene que el origen o evolución del Universo, la vida y el hombre, son el resultado de acciones racionales emprendidas de forma deliberada por uno o más agentes inteligentes.

¿Qué es el

Diseño

Si bien sus partidarios proclaman que se trataría de una propuesta científica legítima, capaz de sustentar un programa de investigación metodológicamente riguroso, el diseño inteligente es considerado por la comunidad científica de las ciencias naturales afines al tema sólo como una justificación a posteriori de la creencia en un creador determinado (el Dios de las religiones monoteístas), presentada como una versión de creacionismo contemporáneo anti-evolución que trata de buscar la respetabilidad intelectual que el creacionismo clásico no ha sido capaz de obtener.

Nacimiento y desarrollo Desde el nacimiento del ID podríamos decir, de modo muy esquemáti16


El D.I. postula que el modelo científico de la evolución por selección natural sería insuficiente para explicar el origen, la complejidad y la diversidad de la vida actual y que el universo está demasiado bien apto para las criaturas vivientes como para pensar que aquello se produjo por puro azar. Selección de artículos recopilados desde Internet: http://es.wikipedia.org - http://www.philosophica.info http://www.gotquestions.org - http://www.elmanifiesto.com

Inteligente? co, que la todavía breve pero densa historia del ID recorre tres fases. Cada una de ellas la podemos asociar a un personaje que asume en ese momento el protagonismo dentro del movimiento. La primera es la de formación del movimiento: Phillip E. Johnson es su protagonista. Johnson, abogado de prestigio en la década de los 80, ve en las explicaciones darwinistas que se hacen en las publicaciones de entonces –“El relojero ciego” de Dawkins, especialmente–, argumentos más propios de estrategias jurídicas que del ámbito científico. Johnson decide escribir un libro en el que se propone hacer justicia a los argumentos darwinistas: su título es “Juicio a Darwin” (Darwin on Trial). El libro se publica en 1991 y alcanza un gran éxito editorial. Durante esta primera y breve fase

de formación, que se inicia el año en que Johnson conoce en Londres al resto de los principales miembros del grupo –1990–, se formulan los objetivos y las estrategias principales del Intelligent Design y se organiza formalmente el movimiento. Los componentes asumen el papel de ser la “cuña” que debería romper la hegemonía de la cultura materialista en la ciencia contemporánea. El inicio del segundo período puede situarse en el año 1996, el momento de la publicación del libro Darwin’s Black Box [Behe 1996], escrito por el profesor de bioquímica en la Universidad de Lehigh,

Michael Behe. El éxito del libro impulsó la difusión del movimiento y sus ideas en amplios sectores de la sociedad norteamericana. La supuesta cientificidad de los argumentos esgrimidos por Behe y el modo cuidado y persuasivo de presentarlos en su libro es, sin duda, 17


clave del éxito y de la amplia difusión que el movimiento experimenta a partir de ese año. Podría decirse que la tercera fase de la historia del ID comienza con el final de siglo, y se caracteriza como “la búsqueda de la identidad científica del Intelligent Design”. En este intento está desarrollando también un papel muy activo, desde el punto de vista de la epistemología, Stephen C. Meyer. En sus escritos ha intentado determinar el estatuto científico del ID y ponerlo en relación con el del Evolucionismo. En esta fase del movimiento, los primeros años del siglo XXI, en los Estados Unidos se ha producido una verdadera explosión de publicaciones a favor y en contra del ID. También esta etapa tiene un nombre: William Dembski. La intensa actividad desarrollada por el omnipresente Dembski le ha permitido salir al paso de prácticamente todas las objeciones que en estos años se han puesto al Intelligent Design. Esta fase ha visto resurgir la guerra legal por la enseñanza de la evolución y sus supuestas alternativas: ahora la principal alternativa la constituye el ID.

“The Design Revolution”, texto de William Dembski sobre el D.I.

La obra de Dembski responde a la pregunta de cómo podemos identificar un suceso ocasionado por una causa inteligente y distinguirlo de uno ocasionado por causas naturales no dirigidas. En otras palabras, si carecemos de una teoría causal, ¿cómo podemos determinar si actuó o no una causa inteligente? La respuesta que da Dembski es en realidad una filosofía de la probabilidad. En su libro Dembski introduce lo que él denomina el “filtro explicativo”, es decir, un método por el cual el azar es descartado cuando un suceso altamente improbable se ajusta a un patrón discernible, que se da independientemente del evento en sí. Según Dembski, un patrón se da indepen-

dientemente de un suceso si podemos formular ese patrón sin información del suceso en sí. Dembski denomina probabilidad “específica” a la probabilidad concomitante con un patrón determinado, y formula en consecuencia la Ley de las Pequeñas Probabilidades: un suceso específico de baja proba-

Esto no es

“Juicio a Darwin”, obra de Phillip Johnson, unos de los iniciadores del movimiento del Diseño Inteligente.

“Crea cio nismo” Por Eduardo Arroyo http://www.elmanifiesto.com

18


Para Dembski, el “diseño” quiere decir que no hay “ni regularidad ni azar”. Si encontramos algo que no podemos explicarnos aplicando una ley natural, y que tampoco tiene sentido explicar como mero producto del azar, entonces eso debe obedecer al “diseño”.

Resulta necesario subrayar, contra lo que se ha dicho en múltiples ocasiones, que la teoría del Diseño Inteligente no es “creacionismo”, sino simplemente un esfuerzo para detectar empíricamente si el “diseño aparente” que se ve en la naturaleza, admitido virtualmente por todos los biólogos, es en verdad diseño (el producto de una causa inteligente) o simplemente el producto de un proceso no direccionado, como la selección natural. El creacionismo está enfocado a la defensa de una interpretación literal del relato del Génesis, incluyendo la creación de la tierra por el Dios Bíblico hace unos

cuantos miles de años. A diferencia del creacionismo, la teoría científica del Diseño Inteligente es agnóstica con respecto a la fuente del diseño y no pretende defender la literalidad del Génesis, la Biblia o cualquier otro texto sagrado. Los críticos honestos del Diseño Inteligente reconocen la diferencia entre éste y el creacionismo. Pese a que el Diseño Inteligente no está comprometido con textos religiosos ni tampoco con la defensa de un credo específico, ha conseguido reintroducir la teleología en la ciencia, abriendo así las puertas a la presencia del Dios creador.

William Dembski, matemático, filósofo y teólogo estadounidense, uno de los más importantes teóricos del Diseño Inteligente.

Hoy la teoría del Diseño Inteligente afirma cada vez más su poderío en los escritos de multitud de científicos, principalmente norteamericanos, y en la red de contactos tejida por el Discovery Institute, a través de sus oficinas centrales en Seattle y en Washington D.C. Por todo ello, el conocimiento del Diseño Inteligente es una de las grandes aventuras intelectuales del siglo XXI, algo que, en definitiva, todo aquel que manifieste una mínima curiosidad intelectual no podrá dejar de conocer. 19


bilidad no sucede por azar. Según Dembski, este concepto es útil a la hora de detectar diseño y por tanto resulta de utilidad en múltiples campos, como las ciencias forenses, la investigación policial o del fraude en los seguros, los criptógrafos, los investigadores del programa de búsqueda de inteligencia extraterrestres, y también para los teólogos que afirman que la fina regulación del universo busca posibilitar la vida humana. Para Dembski, el “diseño” quiere

decir que no hay “ni regularidad ni azar”. Si encontramos algo que no podemos explicarnos aplicando una ley natural, y que tampoco tiene sentido explicar como mero producto del azar, entonces eso debe obedecer al “diseño”. En general, la obra de Dembski concluye que la vida misma es un suceso altamente improbable, que se ajusta a un patrón discernible y que sirve por sí misma como evidencia del Diseño Inteligente.

Principios centrales del

20


COMPLEJIDAD ESPECÍFICA

El principio antrópico establece que el mundo y el universo están “finamente ajustados” para hacer posible la vida en la tierra. Si la proporción de los elementos en el aire de la tierra fuera alterada en lo más

mínimo, muchas especies dejarían de existir rápidamente. Si la tierra estuviera unas pocas millas más cerca o más lejos del sol, muchas especies dejarían de existir. La existencia y el desarrollo de la vida en la tierra

requiere de que muchas variables estén perfectamente armonizadas, de manera que sería imposible que todas estas variables llegaran a existir a través de la casualidad o de eventos fortuitos no coordinados.

P R I N C I P I O A N T RÓ P I C O

COMPLEJIDAD IRREDUCIBLE

La complejidad irreducible es definida como “… un solo sistema, el cual está compuesto por varias partes interactivas bien integradas que contribuyen a la función básica, en donde el retiro de cualquiera de las partes causa que el sistema deje de funcionar con efectividad.” Por ejemplo, el ojo humano es obviamente un sistema muy útil. Sin el globo ocular (el cual es en sí mismo un complejo sistema irreducible), el nervio óptico, y la corteza visual; una mutación fortuita del ojo, sería en realidad contraproducente para la supervivencia de una especie, y por lo tanto sería eliminada a través del proceso de la selección natural. Un ojo no es un sistema útil, a menos que todas sus partes estén presentes y funcionando apropiadamente al mismo tiempo.

La complejidad específica es el concepto de que, puesto que patrones complejos específicos pueden ser encontrados en organismos, alguna forma de guía debe haber actuado para su aparición. El argumento de la complejidad especifica, establece que es imposible que a través de un proceso fortuito puedan desarrollarse estos complejos patrones. Por ejemplo, un cuarto lleno con 100 monos y 100 máquinas de escribir pueden eventualmente producir algunas palabras, o quizá aún hasta una oración, pero jamás producirán una obra Shakesperiana. ¿Y qué tanto más compleja es la vida que una obra de Shakespeare?

21


Un nuevo libro basa el

Diseño inteligente en el

ADN

E

l diseño inteligente es una corriente que sostiene que el origen o la evolución del Universo, la vida y el hombre, son el resultado de acciones racionales emprendidas de forma deliberada por uno o más agentes inteligentes. Sus partidarios afirman que este concepto es una propuesta científica legítima, capaz de sustentar un programa de investigación metodológicamente riguroso, pero lo cierto es que la comunidad científica sólo ve en él una justificación de la creencia en un creador determinado. Desde esa perspectiva científica, una de las principales críticas que se hacen al diseño inteligente es que no es una teoría científica real (como la teoría de la evolución ), ya que no sustenta sus bases en el método científico. Recientemente, uno de los fundadores de la corriente del diseño inteligente ha publicado un libro en el que intenta contrarrestar este aspecto de las críticas. Se trata de Stephen C. Meyer, investigador de la Universidad de Cambridge, filósofo de las ciencias académico, y director del Discovery Institute’s Center for Science and Culture.

22

celular

Energía, materia, información Bajo el título “Signature in the Cell: DNA and the Evidence for Intelligent Design” (“Firma en la célula: ADN y la evidencia del diseño inteligente”), el texto de Meyer ha sido descrito por sus seguidores como la base para el desmoronamiento del materialismo científico. En el libro, Meyer señala que el código digital o numérico del ADN sería la prueba de la existencia de una inteligencia diseñadora en el origen de la vida. A diferencia de argumentos anteriores sobre el diseño inteligente, la intención de esta obra sería presentar evidencias científicas de que existe un constituyente fundamental en el universo, hasta ahora no considerado como tal: la información. Meyer defiende que el universo está compuesto por materia, energía, y por la información, que

es la que ordena la materia y la energía y, por tanto, la que sería responsable de la aparición de la vida.

Análisis probabilísticos ¿Pero cómo puede la información ordenar a los otros dos componentes fundamentales del universo? En el caso de las células, esa información es portada por el ADN, que funcionaría como un programa informático o software, un programador maestro de vida. Según se explica en la web del Center for Science and Culture, para explicar


Stephen Meyer, uno de los fundadores de la corriente del diseño inteligente en Estados Unidos, ha publicado recientemente un libro en el que trata de aportar evidencias científicas de la presencia y efecto de la información en el ADN celular. Por Yaiza Martínez para http://www.tendencias21.net

Portada “Firma en la célula”, el libro de Stephen Mayer que vincula el ADN celular con la teoría del Diseño Inteligente.

esta “acción” de una inteligencia sobre las células, el enfoque de “Signatura in the Cell” se acerca a las investigaciones previas en la “detección” del diseño inteligente, realizadas en la última década por el matemático William Dembski. Tanto Dembski y Meyer se han basado, al menos en parte, en el análisis probabilístico para determinar si ciertos fenómenos podrían ser mejor explicados como productos aleatorios del “azar y de la necesidad” o como fruto de un diseño inteligente. Meyer ha aplicado estas herramientas estadísticas en su obra para buscar y sustentar su examen de la na

turaleza de la información codificada en el ADN, cómo ésta es procesada en la célula, y cómo pudieron surgir esa información y su sistema de procesamiento. Es decir, que el libro aborda la cuestión del “origen de la vida”, desde la perspectiva de la bioquímica molecular del ADN y del ARN, los procesos celulares por los que las moléculas se replican, y los mecanismos por los cuales los millones de proteínas necesarias para la función celular son producidas.


“La caja negra de Darwin” Completa reseña del controversial libro de Michael Behe

todo esto y más

En el próximo número de Revista

Diseño Inteligente

E N T R E V I S TA :

Richard Dawkins:

Desde

Darwin,

no

se sostiene

ser superior que un

haya creado

el mundo

Diseño Inteligente  

Proyecto editorial: revista de divulgación científica en torno a la Teoría del Diseño Inteligente y la evolución del ser humano.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you