Page 121

REFORMISMO AGRARIO

119

tes de aplicar cada clase, como correctivo, de las propiedades especiales y esclusivas de determinados terrenos. D. Toribio, que no creía en la supuesta necesidad de que decansen las tierras, sometiéndolas á barbecho, comprendió, sin embargo, la teoría de la alteración de las cosechas y allá á su modo tenía establecida una rotación por la que, en períodos determinados, volvían á aparecer las mismas labranzas en los lugares de que habían sido desterradas durante algún tiempo. -No tenía d. Toribio el genio mecánico, y así es que su arado era el mismo que se usa en el país; pero mil veces renegó de su imperfección, que procuró siempre remediar rematando con la azada la labor insuficiente de aquel instrumento. Y debo insistir aquí en una observación, que acabará de dar á conocer hasta qué punto se había elevado Quintero en el rango de buen agricultor. Fuera la que fuere la clase de labranza á que destinaba alguna parte de su terreno, prefería dejar éste sin sembrar, más bien que hacerlo sin la totalidad de requisitos que él juzgaba necesaria para un

Reformismo agrario  

Auteur. Frías y Jacott, F. de. / Ouvrage patrimonial de la Bibliothèque numérique Manioc. Service commun de la documentation, Université des...

Reformismo agrario  

Auteur. Frías y Jacott, F. de. / Ouvrage patrimonial de la Bibliothèque numérique Manioc. Service commun de la documentation, Université des...

Profile for scduag
Advertisement