Page 115

REFORMISMO AGRARIO

113

nes más elementales de letras y cuentas. Para él no había domingos ni días feriados en que ausentarse de la finca á gallos y changüíes, ni entonces, ni después ni nunca montó caballos rifosos, como tampoco usó machete a la cintura, que siempre consideró como un estorbo o una tentación, jamás como una arma de defensa. Decir que era sobrio, económico y guardador está de más porque ya se adivina. Lo que no tan claramente se manifestaba por entonces era ese espíritu asaz silencioso, de observación rural, que le facilitaba el ir atesorando nociones que más tarde habían de realizarse en la práctica con un brillo tal, que le valió, andando el tiempo, el renombre de brujo que le dieron los vecinos, asombrados con las maravillas de que fueron testigos. No quisiera equivocarme, pero me parece que fué por los años 29 á 30 que pidió su retiro, habiendo antes comprado con sus ahorros un cuarto de tierra en los mismos linderos del cafetal; tierra desmontada desde el principio del siglo, y tan pobre y tan maltratada por sus antiguos poseedores, que ya ni pasto producía.

Reformismo agrario  

Auteur. Frías y Jacott, F. de. / Ouvrage patrimonial de la Bibliothèque numérique Manioc. Service commun de la documentation, Université des...

Reformismo agrario  

Auteur. Frías y Jacott, F. de. / Ouvrage patrimonial de la Bibliothèque numérique Manioc. Service commun de la documentation, Université des...

Profile for scduag
Advertisement