Page 133

BREVE ANTOLOGIA DEL 10 DE OCTUBRE

131

sacio, se lanzó delante de todos, camino del porvenir. Durante la larga y angustiosa jornada se vió una vez sorprendido y rodeado por feroz jauría de enemigos que husmeaban su huella: estaba desamparado, ya viejo, casi ciego, mas no podía consentir que a él, encarnación soberana de la sublime rebeldía, le llevaran en triunfo los españoles, preso y amarrado como un delincuente, y así aceptó solo, aunque por breves momentos, el gran combate de su pueblo, mientras ganaba la selva cercana, envuelto por el humo de sus detonaciones; pero había llegado al borde de alto barranco; acorralado, perdido, no vacila en el instante supremo, se ofrece al porvenir como ejemplo magnífico de fortaleza, se ofrenda a la patria en holocausto, y con el corazón destrozado por su propia mano en el último disparo, desaparece en el foso, como un sol de llamas que se hunde en el abismo. El último rayo de ese eclipse vibró largo tiempo al través de nuestros desastres y en el silencio de la derrota, y fué a encender en el alma ardiente de Martí el ascua de la fe salvadora, que había de crecer más tarde

Breve antología del 10 de octubre  

Auteur. Céspedes, C. M. / Ouvrage patrimonial de la Bibliothèque numérique Manioc. Service commun de la documentation, Université des Antil...

Breve antología del 10 de octubre  

Auteur. Céspedes, C. M. / Ouvrage patrimonial de la Bibliothèque numérique Manioc. Service commun de la documentation, Université des Antil...

Profile for scduag
Advertisement