Page 1

Monterrey, N. L ., México.

Junio de 2011

No. 69

mucho cariño.

M

UY queridos hermanos y hermanas en el Señor: Reciban un atento y cordial saludo, con el deseo de que el Señor los siga bendiciendo.

Junio se terminó y hemos llegado al inicio de la mitad del segundo semestre del año 2011. Dios nos ha permitido ir caminando hasta este momento, en medio de dificultades y circunstancias violentas, pero llenos de esperanza, porque sabemos que EL va con nosotros y nuestra fe nos ha de llevar a orar con más confianza y a aportar lo propio para ser fermento cristiano de la transformación social. En este mes que ha terminado, culminó el año jubilar con el que nos preparamos a celebrar el sacerdocio de nuestro Señor Jesucristo, confiado al Padre Eusebio Lozano Martínez, quien hace 50 años recibió el sacramento del orden sacerdotal, para servir a Dios y al prójimo. Durante el año oramos y reflexionamos sobre el sacerdocio, compartimos testimonios, anécdotas y momentos del sacerdocio del Padre Eusebio, particularmente vividos en esta Parroquia de Santa Beatriz de Silva, que la Divina Providencia le permitió venir a promover, a fundar y a forjar, pues bien sabemos el Padre Eusebio fue su primer Párroco.

Pbro. Eusebio Lozano Martínez

Las cinco décadas de su sacerdocio, de su entrega y amor hoy nos alegran y nos unimos a su acción de gracias, que proclama que el Señor ha realizado grandes cosas a través de su sacerdocio. Un servidor agradece a todos los que de una o de otra forma colaboraron en este año jubilar a su vivencia y pide a Dios que todas las oraciones y trabajos realizados, den abundante fruto evangelizador, nos bendiga Dios con el don de las vocaciones sacerdotales, nos haga mejores discípulos misioneros de Jesús y al Padre Eusebio le conceda salud y fortaleza y le permita muchos años más entre nosotros.

El día 29 de Junio de 1961 el Padre Eusebio fue ordenado sacerdote, en la Catedral Metropolitana de Monterrey, por el Arzobispo D. Alfonso Espino y Silva (+) siendo sus compañeros de ordenación los Padres Amancio Olmos, Raúl Morales y Monseñor Héctor Peña.

Que la Virgen María, especialísima Madre del Sacerdote, lo siga acompañando en su caminar.

Desde entonces el Padre Eusebio se ha prodigado para bien de los fieles de las diversas comunidades parroquiales donde ha vivido su ministerio sacerdotal. Aquí con nosotros lleva casi 25 años de ser puente entre Dios y las Comunidad, a la que sirve con

Párroco

Padre Eusebio: ¡Felicidades!

P. Juan Carlos Castillo Ramírez


imagen de la Virgen María meditando en su importante papel en la Historia de la Salvación.

Por su reportero Capsulito 

1) Hola queridos lectores de nuestra sección. Espero que este mes haya sido muy lleno de bendiciones para todos ustedes.

2) Un saludo a todos los papás que en este mes celebraron su “Día” y cuenten con que le pedimos a Dios los siga bendiciendo para que sean padres ejemplares y esposos modelos, para que en la familia se viva la unidad, la armonía y la felicidad.

10) El día 29 tuvimos la gran celebración de cinco décadas de sacerdocio del Padre Eusebio Lozano Martínez, a quien con cariño llamamos el Padre Chebo (o Chebito, según el caso). Muy impactante la celebración, con más de 20 sacerdotes que acudieron a acompañar al Padre Chebo y mucha, mucha gente.

11) Estupendo el Coro, preciso el servicio de altar, muy bien

3) El día cuatro tuvimos el Retiro para los niños y niñas que

arreglado el templo y sobre todo el Padre Eusebio muy contento, con su casulla nueva y seguramente evocando el bendito día en que, como decía el Santo Cura de Ars, se arrodilló consciente de su nada y se levantó sacerdote para siempre.

se están preparando para hacer su Primera Comunión en agosto.

12) Ah, se me olvidaba el libro que la señora Tessy se

4) Y el día cinco y seis los niños y niñas presentaron su examen oral para ser aceptados a recibir por primera vez a nuestro Señor Jesucristo en la Eucaristía.

5) Los Ministros Extraordinarios de la Sagrada Comunión tuvieron su Retiro de preparación para su renovación de ministerio el día siete.

6) Muy animada la Tardeada Bohemia del día diez y con mucho entusiasmo se efectuó el sábado once la Vigilia de Pentecostés.

7) Nuestro Párroco presidió la renovación del ministerio, por un año, del grupo de Ministros Extraordinarios de la Sagrada Comunión, que después se reunieron para compartir un almuerzo.

8) La Asociación del Santísimo Sacramento organizó un triduo de pláticas sobre Jesús los días 20, 21 y 22 y organizó la procesión del Jueves de Corpus el 23.

9) Luego el 24 se tuvo la Tardeada Bohemia y el 25 y el 26 los papás, mamás, padrinos y madrinas de los niños y niñas que harán la Primera Comunión, en la Casa de la Iglesia. Reflexionaron sobre la institución de la Eucaristía, el 2 amor de Jesús, vivieron la Santa Misa y oraron ante la

encargó de realizar con los testimonios de muy variadas personas, la bendición del Papa para el Padre Chebo, el saludo del Cardenal, la carta de Monseñor Guadalupe Galván, Obispo de Torreón, y muchos detalles más. Todavía hay libros para que los adquieran, en la oficina parroquial.

13) Muchos colaboraron en este festejo de oro y así todo salió muy bien, bueno, al menos eso pienso yo y he oído de muchas otras personas.

14) Cerramos el mes con el inicio del jubileo de adoración al Santísimo Sacramento para pedir especialmente por el Papa que cumplió 60 años de sacerdote, por el Padre Eusebio que cumplió 50, nuestro Arzobispo que cumplió 20 de Obispo y cumplirá 35 de sacerdote, por la Paz en la Ciudad , las familias y las necesidades propias de los fieles.

15) Finalmente el 30 se efectuó la Misa por los enfermos que cada mes se celebra para pedir por los enfermos de la Parroquia y en esta Misa se agradeció a la señora Alicia Arroyo la labor que por seis años realizó al frente de la Unión de Enfermos Misioneros y se dio la bienvenida a la señora Lety Peña como nueva coordinadora. Good bye! se despide Capsulito, su reportero favorito 


50 AÑOS DE SACERDOCIO

E

L día 29 de Junio celebramos las Bodas Oro Sacerdotales del Padre Eusebio Lozano Martínez.

Una solemne Misa de acción de gracias, se celebró en el templo parroquial de Santa Beatriz de Silva, bellamente engalanado para la ocasión. Más de 20 sacerdotes concelebraron la Eucaristía con el P. Eusebio. Mucha, pero mucha gente acompañó al Padre Eusebio en esta Eucaristía, en la que el Coro “....” antes Coro Metropolitano de Monterrey, dirigido por la señora Luz María.... y que el Padre Eusebio apoyó en su nacimiento, guió los cantos de la asamblea eucarística. Los fieles le ofrecieron al Padre Eusebio un Ramillete Espiritual, que se elaboró con la participación de los integrantes de los grupos de apostolado y de las familias que asisten a Misa cada domingo. También se le entregó una Bendición Papal, que se consiguió con motivo de este aniversario. Para este día se preparó un libro que reúne testimonios, anécdotas y recuerdos del ministerio sacerdotal del Padre Eusebio, muchos de ellos vividos aquí en esta Parroquia de Santa Beatriz, que el Padre Eusebio vino a impulsar en 1979, después fue su primer Párroco por 17 años y después se reintegró a la Parroquia para ser un excelente confesor por las tardes y celebrar cada día la Eucaristía vespertina. La señora Tessy González de Puente se encargó de la recopilación, edición y publicación del libro, que es un homenaje de afecto y gratitud por estos primero 50 años de

sacerdocio del Padre Eusebio. Los ejemplares del libro se pueden adquirir en la oficina parroquial. Después de la Misa se ofreció al Padre una comida, donde familiares y representantes de los grupos parroquiales y de la comunidad en general, compartieron el pan, la sal y la fraternidad. Las acciones de gracias a Dios por el sacerdocio de Cristo confiado al Padre Eusebio, la gratitud al mismo Padre, y las palabras de felicitación, fueron la constante expresión de la comunidad reunida en la Eucaristía y la convivencia, para el que por gracia de Dios promovió, fundó y se encargó de atender como buen pastor desde su inicio a esta Parroquia a la que ha servido por 25 años. En su homilía el Padre Eusebio Lozano Martínez agradeció a Dios el don del sacerdocio, al que lo llamó desde su infancia, y le pidió su gracia para seguir sirviendo hasta que EL lo llame a su presencia, sirviendo a la comunidad. Nosotros le pedimos a Dios nuestro Señor y particularmente a Jesús, Sumo y Eterno Sacerdote, que bendiga al Padre Eusebio, que le fortalezca en su salud, para que su ánimo y generosidad sigan siendo un testimonio claro y elocuente del mismo amor y misericordia de Dios, que el Padre Eusebio deja sentir en la confesión que diariamente administra a los fieles y en la Eucaristía, en la que actualiza el sacrificio redentor de Cristo por la humanidad. Que su ejemplo sacerdotal anime a muchos jóvenes de esta Parroquia y de otras Comunidades a darle un sí generoso al Señor, si a ellos también los llama al sacerdocio.

¡Felicidades, Padre Chebo! 3


EL PLACER DE SERVIR

T

ODA la naturaleza es un anhelo de servicio. Sirve la nube, sirve el aire, sirve el surco. Donde haya un árbol que plantar, plántalo tú; donde haya un error que enmendar, enmiéndalo tú; donde haya un esfuerzo que todos esquiven, acéptalo tú. Sé el que apartó la estorbosa piedra del camino; sé el que apartó el odio de entre los corazones y las dificultades del problema. Existe la alegría de ser sano y de ser justo; pero hay, sobre todo la hermosa, la inmensa alegría de servir. ¡Qué triste sería el mundo si todo él estuviera hecho, si no hubiera un rosal que plantar, una empresa que acometer! Que no te llamen solamente los trabajos fáciles. ¡Es bello hacer lo que otros esquivan! Pero no caigas en el error de que sólo se hace mérito con los grandes trabajos; hay pequeños servicios que son buenos servicios; adornar una mesa, ordenar unos libros peinar una niña. Aquél es el que critica, éste es el que destruye, sé tú el que sirve. El servir no es faena de seres inferiores. Dios, que da el fruto y la luz, sirve. Pudiera llamársele así: El que sirve. Y tiene sus ojos fijos en nuestras manos y nos pregunta cada día: ¿Serviste hoy? ¿A quién? ¿Al árbol, a tu amigo, a tu madre?

UN SEMBRADOR

S

IEMBRA sin mirar la tierra donde cae el grano. Estás perdido si consultas el rostro de los demás. Tu mirada, invitándoles a responder, parecerá una invitación a alabarte, y aunque estén de acuerdo con tu verdad, te negarán por orgullo la respuesta. Di tu palabra, y sigue tranquilo, sin volver el rostro. Cuando vean que te has alejado, recogerán

4

tu simiente; tal vez la besen con ternura y la lleven a su corazón. No pongas tu efigie reteñida sobre tu doctrina. La enajenará el amor de los egoístas, y los egoístas son el mundo. Habla a tus hermanos en la penumbra de la tarde, para que se borre tu rostro, y vela tu voz hasta que se confunda con cualquier otra voz. Hazte olvidar. Harás como la rama que no conserva la huella de los frutos que ha dejado caer. Hasta los hombres más prácticos, los que se dicen menos interesados en los sueños, saben el valor infinito de un sueño, y recelan de engrandecer al que lo soñó. Haz como el padre que perdona al enemigo si lo sorprende besando a su hijo. Déjate besar en tu sueño maravilloso de redención. Míralo en silencio y sonríe. Bástete la sagrada alegría de entregar el pensamiento, bástete el solitario y divino saboreo de esa dulzura infinita. Es un misterio al que asiste Dios y tu alma. ¿No te conformas con ese inmenso testigo? El supo. El ya ha visto. El no olvidará. También Dios tiene ese recatado silencio, porque El es pudoroso. Ha derramado sus criaturas y la belleza de las cosas por los valles y colinas, calladamente, con menos rumor del que tiene la hierba al crecer. Vienen los amantes de las cosas, las miran, las palpan y se están embriagando con la mejilla sobre sus rostros. ¡Y no lo nombran nunca! El calla, calla siempre. Y sonríe.

Textos originales de Gabriela Mistral, considerada la más distinguida escritora de la América contemporánea. En 1945 recibió el premio Nobel de Literatura.


LA CONSTRUCCIÓN DE LOS SALONES PARROQUIALES.

H

EMOS iniciado ya la construcción de los salones para el catecismo infantil y reuniones de estudio , reflexión y oración de los grupos parroquiales.

Gracias a Dios y a la colaboración de los miembros de la comunidad parroquial, bienhechores y amigos, se ha podido empezar la segunda etapa, pues la primera fue poner una placa de concreto sobre las oficinas parroquiales. Sobre ella se construirán cuatro salones y baños. Después, sobre el techo del actual salón parroquial y antigua capilla, irán ocho salones. Esperamos que para noviembre próximo esté realizada esta etapa. Con parte de los sorteos anuales que se han realizado, con donativos en especie, con colaboración en efectivo, hemos recibido el apoyo para esta obra. Esperamos en Dios y en la generosidad de la Comunidad Parroquial, de sus bienhechores y amigos , sigan apoyando la realización de este proyecto, que se había venido quedando pendiente y que es muy necesario, pues con dos salones, y el anexo de la sacristía, vamos realizando todas las reuniones de adolescentes, jóvenes y adultos, y aprovechamos el templo, dichos salones, los jardines cualquier sombrita para el catecismo. Las meriendas para damas y el recién celebrado “Canta, Baila y Coopera”, la Mini Kermesse de los niños del catecismo organizada por las catequistas, la barbacoa que ofrecen las socias del Santísimo cada domingo, son algunas iniciativas que se han ido generando y que han apoyado el fondo de construcción.

INVITACIÓN Me permito hacer una cordial invitación a ayudar a esta construcción, que se quedará aquí como expresión de la preocupación de una Comunidad que hoy se quiere formar y quiere dejar para el mañana, para los que vengan mañana, unas instalaciones sencillas pero funcionales. Necesitamos 940 bultos de cemento, con un costo de $ 90.00 cada uno. ¿Con cuántos se apunta? Necesitamos varilla y alambrón, tabla roca, aluminio, mosaico, azulejo, pintura, y tantas otras cosas que van en la construcción. El Consejo de Asuntos Económicos ha iniciado la campaña de ofrecer que si Usted da un donativo de $6,500.00 (Seis mil quinientos pesos) su nombre se grabará en una plaquita individual que se colocará en el salón parroquial. En el nombre de Dios, lo invitamos a apoyar esta obra. Si desea apoyar, comuníquese con un servidor al 11-58-25-88, Dios, que no se deja ganar en generosidad, le recompensará. Al acercarnos al 30° aniversario del nacimiento oficial de nuestra Parroquia de Santa Beatriz de Silva, el próximo 18 de octubre del presente año, aprovechemos este proyecto para hermanarnos en su realización y así lo podamos ofrecer a Dios y a nuestra Santa Patrona, la mujer eucarística, la mujer del silencio y la adoración a Cristo, y que quiere que nosotros también tengamos a Cristo como centro de nuestra vida. ¡Agradecemos su ayuda!

P. Juan Carlos Castillo Ramírez Párroco

Con el Consejo de Asuntos Económicos (que integran Alicia Arroyo, María Emilia Treviño de Chaveznava, Mario Ramírez y Flor Botello de Ramírez, Rebeca González de Ayala y Jesús González Treviño, así como el Padre Eliezer Israel Sandoval Espinosa) para asesorar a un servidor, habremos de ver la acción inmediata para recabar fondos para que el proyecto no se tenga que detener.

5


LA IMPORTANCIA DE

LA VIRGEN MARIA EN LA FAMILIA

E

STAMOS siendo testigos de una de las situaciones más tristes del ser humano, la peor pesadilla y la más dolorosa, ésta es la agonía del matrimonio, y lo más increíble son las soluciones que le estamos dando, que lo único que hace es aumentar la pena y el sufrimiento angustioso de todos sus miembros. Si fuéramos capaces de mirar cómo ha tratado Dios a la familia, y seguir ese modelo familiar en forma consecuente, podríamos recuperar la salud del matrimonio y ser testigos del fin de la angustia y del temor de muchos hombres, mujeres y niños. Cuando Dios preparó el plan de salvación de los hombres, nos envió a su Hijo y lo hizo como parte de una familia y como hijo de María. María nos muestra su humildad, su respeto y amor a Dios con su obediencia, y lo hizo a través de toda su vida, y acompañó a su Hijo con lealtad y amor en todos los momentos , allí estuvo ella al pié de la Cruz, hasta el último segundo, a pesar de que muchos ya habían abandonado a su Hijo. María participó en el plan de Dios para nuestra salvación al ser madre de Jesús. Por qué no ver en ella la ayuda necesaria para la salvación de los males de la familia, como esposa y madre modelo, acompañado de un ejemplo de esposo, San José, también ejemplo de padre con su hijo. Los esposos María y José están siempre unidos; cuando su hijo corre peligro porque Herodes va a matar a los niños, José le da protección a su familia y huye a Egipto y cuando muere Herodes, él los trae de regreso a Nazareth ; cuando hay que cumplir lo dispuesto en las leyes lo hacen juntos, como lo narra el rito de la presentación (cfr. Lc. 2,22).

6

La tarea de María como madre, fue siempre abnegada, generosa, nunca pensando en sí misma, dio a luz, crió y formó a Jesús por tres décadas, y cuando su Hijo partió a la Casa de Padre, su presencia fue de gran relevancia y ella asume un nuevo papel de importancia, ser nuestra Madre (cfr. Jn 19, 25-27). María es hecha nuestra Madre espiritual, esposa ejemplar, ejemplo de vida familiar, y como Madre nuestra ella nos cuida y está con nosotros sus hijos de la misma forma como hizo con Jesús, y está dispuesta y siempre lista para oír nuestras súplicas, cada una de nuestras peticiones y elevarlas a su Hijo. Un ejemplo claro es lo sucedido en las Bodas de Caná (cfr. Jn. 2,3-8), donde María intercede para que Jesús haga el primer milagro a favor de los nuevos esposos. “Hagan lo que él les diga” (Jn 2,4), es lo que debemos recibir de María, esto es, sigan las enseñanzas de Jesús, hagamos lo que nos dice Cristo en los Evangelios, es la respuesta inmediata y es la forma más segura de caminar por buenos caminos y así ella nos indica cuál es la salvación que necesitamos; María nos muestra y nos pide ir al Hijo y El nos lleva al Padre. Toda buena madre es buena esposa, dos requisitos importantes en la familia, y María nos lo enseña, y además es el medio para llevarnos a Jesús, ella cuidó a su Hijo y nos cuidará a nosotros, así María adquiere gran importancia en nuestras vidas, especialmente en nuestra vida familiar y la debemos tener en cuenta. No podemos ir a venerar a nuestra Madre, si estamos por otra parte siendo permisivos con la crianza de nuestros hijos, no podemos ir a María si estamos alentando la separación de los esposos, así no podemos ir a ella, y no tomarla como modelo de vida familiar. Con todo, podemos ir a María para pedir su intercesión por nuestras necesidades. Recemos a la Virgen María y pidámosle por la recuperación de la vida familiar y por la unidad de la familia, nos traerá mucha paz y amor a nuestros corazones. (Extracto del texto de Pedro Sergio Antonio Donoso Brant). Aporte de la Pastoral Familiar.


EL SACRAMENTO DEL ORDEN SACERDOTAL

E

L Orden Sacerdotal es un sacramento que, por la imposición de las manos del Obispo, y sus palabras, hace sacerdotes a los hombres bautizados, y les da poder para perdonar los pecados y convertir el pan y el vino en el Cuerpo y en la Sangre de Nuestro Señor Jesucristo. El sacramento del orden lo reciben aquellos que se sienten llamados por Dios a ser sacerdotes para dedicarse a la salvación eterna de sus hermanos los hombres. Esta ocupación es la más grande de la Tierra, pues los frutos de sus trabajos no acaban en este mundo, sino que son eternos. La vocación al sacerdocio lleva consigo el celibato, recomendado por el Señor. La obligación del celibato no es por exigencia de la naturaleza del sacerdocio, sino por ley eclesiástica . La Iglesia quiere que los candidatos al sacerdocio abracen libremente el celibato por amor de Dios y servicio de los hombres . La Iglesia quiere a sus sacerdotes célibes para que puedan dedicarse completamente al bien de las almas, sin las limitaciones, en tiempo y preocupaciones, que supone sacar adelante una familia. El sacerdote debe estar libre para dedicarse, cien por cien, al cuidado de las almas. Aunque es verdad que en algún caso una esposa podría ayudarle, también es verdad que en otros muchos, una esposa podría absorberle su tiempo por estar enferma física o psíquicamente, o por exigir de él mayor atención, etc. Y por supuesto, los hijos exigirían de él, no sólo tiempo, sino destinos en los que la educación de ellos fuera más fácil, o evitar atender a enfermos contagiosos, etc. Es decir, el sacerdote sin familia está más libre para el apostolado; y la Iglesia, en dos mil años de experiencia, así lo ha advertido, y por eso exige el celibato a sus sacerdotes.

Pero, sobre todo, el celibato sacerdotal tiene un fundamento teológico: Cristo fue célibe, y el sacerdote es "alter Christus", es decir, otro Cristo . El amor de Jesucristo es universal, igual para todos; sin los exclusivismos propios del amor matrimonial. Así debe ser el amor del sacerdote. La vocación no consiste en recibir una llamada telefónica de Dios. Si un muchacho tiene buena salud (no es necesario ser un superman ), es capaz de hacer estudios (no es necesario ser un genio), puede vivir habitualmente en gracia, con la ayuda de Dios (no hace falta ser ya un santo), tiene buena intención (no se trata de buscar el modo de ganarse la vida ) es decir, busca su propia perfección y la salvación de las almas, debe preguntarse si Dios le llama al sacerdocio. No se trata de preguntar me gustaría ser sacerdote? sino, me querrá Dios sacerdote? . En caso de duda preguntar a persona imparcial y formada. Hay que pedirle a Dios que haya muchas vocaciones sacerdotales y religiosas, pues hacen falta muchos párrocos, muchos misioneros, predicadores, confesores, maestros, etc., y también muchas Hermanitas de los Pobres, de la Caridad, en los hospitales, en los asilos, religiosas en las escuelas, colegios etc.; y otras en los conventos de clausura que alaben a Dios y pidan por los pecadores. Por eso es un gran apostolado ayudar económicamente a la formación de futuros apóstoles, y a los conventos de clausura. Todos debemos pedir a Dios que sean muchos los jóvenes que sigan la voz de Dios, pues hacen falta muchos y buenos sacerdotes y religiosos. Los padres tienen obligación grave de dejar en libertad a sus hijos que quieran consagrarse a Dios . Pero también sería pecado -y gravísimo- el inducir a sus hijos, por motivos humanos, a abrazar, sin vocación, el estado eclesiástico. Los padres deben cuidar de no presionar a sus hijos en la elección de una profesión y estado de vida . (P. Jorge Loring, Para Salvarte) Tomado de: http://www.aciprensa.com/sacerdocio/ sacerdocio.htm

7


60 ANIVERSARIO SACERDOTAL DEL SANTO PADRE

E

L pasado 29 de junio de 2011, S. S. Benedicto XVI, celebró en la Basílica de San Pedro el 60° aniversario de su ordenación sacerdotal. La solemnidad de San Pedro y San Pablo adornó como en otras ocasiones esta fecha tan importante en la vida de Joseph Ratzinger, pero en esta ocasión fue diferente, ya que sesenta años es una cifra que nos habla de la providencia sin igual de Dios nuestro Padre. Sesenta años de ministerio sacerdotal en la vida de nuestro actual Papa, significan sobre todo una acción de gracias elevada a Dios desde el solio de San Pedro, y adornada con un servicio sencillo pero importantísimo, hecho desde el más profundo amor a Dios y a la Iglesia. Sí, el ministerio de Su Santidad, nos habla de una vida entregada al servicio de los hermanos desde la sencillez de la oración, del estudio, de la enseñanza y de la defensa de la fe. Joseph Ratzinger fue ordenado sacerdote junto a su hermano y a otros diáconos el 29 de junio de 1951. Desde ese momento Jesús Buen Pastor, le entregó al futuro Papa, una encomienda ardua, ser imagen de Él en medio de su pueblo santo, la Iglesia. Y desde esa fecha hasta el día de hoy el esfuerzo decidido de ser pastor a imagen de Cristo Buen Pastor ha puesto en la vida de Benedicto XVI, el sello indeleble del servicio evangélico que aquellos que son elegidos por Dios están obligados a dar como consecuencia de este don precioso, el sacerdocio de Cristo. Su figura ya no es la del joven sacerdote alemán que junto con el desempeño de su ministerio, conjugaba los estudios de especialización teológica que ahora lo han consagrado como una de las mentes más brillantes de la segunda mitad del siglo XX y principios del XXI, ahora su figura es la del sumo pontífice que necesita la Iglesia para estos tiempos de turbulencia ideológica y moral. Su ministerio sacerdotal, ha entregado a la Iglesia innumerables obras de gran altura intelectual, así como la defensa siempre decidida del depósito de la fe católica. Él mismo al dirigirse por primera vez ya revestido como Sumo Pontífice, al pueblo reunido en la plaza de San Pedro, se definía como un “humilde trabajador de la viña del Señor”, y de verdad que la voluntad de Dios y su eterna sabiduría se manifestaron al elegirnos a semejante “trabajador de su viña” para pastorearnos a todos los que formamos este “pequeño rebaño” que es la Iglesia

8

Católica, Benedicto XVI, ha llegado en el momento oportuno en el que la Iglesia después del fructífero y prolongado pontificado del beato Juan Pablo II, necesitaba a un pastor con su mente lúcida e inamovible convicción. El aniversario sacerdotal número sesenta de Su Santidad Benedicto XVI, ha sido celebrado en la Iglesia Universal sobre todo con oración. En nuestra parroquia se ofreció una prolongada adoración a Jesús sacramentado en acción de gracias por el ministerio sacerdotal de Su Santidad. Sigamos haciendo oración por nuestro Santo Padre el Papa, que tiene su confianza en que todos los miembros de su Iglesia lo respaldamos con nuestras plegarias. Pidámosle al Espíritu Santo que lo siga iluminando y sosteniendo en la ardua labor de ser el Pastor de la Iglesia Universal. ¡Felicidades Su Santidad! Ad multos annos vivas!

P. Eliezer Israel Sandoval Espinosa Vicario parroquial


Periódico Parroquial "COMUNIDAD" #69  

Periódico Parroquial de Santa Beatriz de Silva de la Arquidiócesis de Monterrey, México.

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you