Issuu on Google+

145

Nuestra lengua también es un legado del periodo virreinal. El español que se habla en gran parte del territorio nacional es reflejo del mestizaje producido durante esos años. Actualmente, en algunas comunidades encontramos combinaciones del español con lenguas indígenas (como el náhuatl, el maya o el zapoteco), principalmente en los nombres de algunos pueblos y municipios del país. La comida es un ejemplo más de lo que el Virreinato nos dejó y hoy continúa vigente, muestra de ello son platillos como el mole, que se hace con productos venidos de Europa y varias regiones de nuestro país, por ejemplo: almendras, cacahuate, chile, especias, chocolate, entre otras.

Muchos de los platillos tradicionales de nuestro país tienen su origen en el periodo virreinal. Aquí se muestra la cocina del Convento de Santa Rosa, en Puebla, donde las monjas preparaban exquisitos guisos y dulces. Los lebrillos son vasijas de barro vidriado que se usaban para el aseo personal o para lavar ropa. Éste fue hecho en el siglo xviii y tiene múltiples detalles: iglesias, casitas sobre un río, liebres, pájaros y plantas.

Otro legado virreinal es la cerámica poblana conocida como talavera, que es una combinación de la alfarería mesoamericana y la europea.

Comprendo y apliCo 1. Escribe en tu cuaderno qué elementos del Virreinato identificas en tu estado (por ejemplo, edificios, traza de la ciudad, gastronomía, etcétera). 2. En equipo, elaboren una guía turística en la que describan la ubicación de su entidad, cómo llegar, cuál es su importancia y el legado o la herencia virreinal. Dibujen o integren fotografías o recortes para ilustrarla. 3. Con los trabajos de todos los equipos, organicen una exposición para sus compañeros de la escuela.

Consulta en… Para conocer más acerca del periodo virreinal te recomendamos leer: Marta Dujovne y Francisco Reyes Palma, La colonia, México, sep-Conafe, 1987.


Historia 4o. Grado