Page 1

/ apuntes de MAURICIO BEJA R A NO

Catálogo de la exposición Trazos en la Galería sb-: http://www.sebastian-bejarano.com/galeriasb.html del 13 de mayo al 15 de julio de 2012

TRAZOS

1

# 1 sbE D I C I O N E S


2


/ apuntes de MAURICIO BEJA R A NO

Catálogo de la exposición Trazos en la Galería sb-: http://www.sebastian-bejarano.com/galeriasb.html del 13 de mayo al 15 de julio de 2012

TRAZOS

3

#1

sb-

E D I C I O N E S


4

texto introductorio de la colección

[SUEÑOS BREVES] Galería sb- es un espacio dedicado a la muestra de trabajos invitados. La escogencia de éstos, se debe a que encuentro en ellos un lugar literario... un lugar de sueños breves. El origen de este nombre se halla en la lectura de Jean Cocteau, quien escribió: El desintoxicado experimenta sueños breves, y despertares que quitan las ganas de volver a dormirse. Parece que el organismo salga de una hibernación, de esa extraña economía de las tortugas, de las marmotas, de los cocodrilos. Nuestra ceguera, nuestra obstinación en juzgarlo todo según nuestro ritmo, nos hacían considerar la lentitud de las plantas, como una serenidad ridícula. Nada ilustra mejor el drama de la desintoxicación que esas películas aceleradas que revelan las muecas, los gestos, las contorsiones del reino vegetal. Sin duda el mismo progreso en el terreno auditivo nos permitirá oir los gritos de una planta. sebastián


5

Para ver exposiciones anteriores, por favor sigan la siguiente direcci贸n: http://issuu.com/sb_ediciones

y busquen las ediciones que tengan en la car谩tula las letras sb-. Para ver la exposici贸n actual, por favor sigan el siguiente enlace: http://www.sebastian-bejarano.com/galeriasb.html


6

a partir de Mauricio Bejarano y sus Trazos

[SOBRE LAS LÍNEAS QUE DESCANSAN EN LA ESCUCHA, UNA VISITA A LOS DIBUJOS DE MI PADRE]

Estos sueños vulnerados se levantan, levemente, en dolor, para caminar frágilmente junto a muros de sonido marmóreo y, después, recostarse una vez más. William Faulkner

Trazos sucede en un lugar al cual no podemos llegar. Sucede allá, en una visita a estos dibujos misteriosos. Algunos de estos trazos resultan directamente de la escucha, de una escucha prolongada y detenida, suspendida. Otros dibujos nacen en circunstancias poco placenteras como pueden llegar a ser las insoportables esperas en las estaciones de tren, los trayectos aéreos o las interminables conversaciones telefónicas. En mi caso particular, prefiero imaginar las sesiones de escucha detenida. Sesiones de trabajo sonoro en París, en los años noventas: largos procesos de cortar y pegar, de unir y separar, que se cruzaron a la vez con el GRM*, la música concreta, la Fête de la Musique, le Cycle Acousmatique y un extraño insecto que sobrevuela el papel.

* GRM: Groupe de Recherches Musicales.


7


8


9


10

Por ejemplo: el oído percibe el sonido. El sonido siguiendo una graduación hacia una gran cantidad de vibraciones llegaría a lo que los hombres llamarían calor en vez de sonido. Entonces esto lo percibirían con otro sentido que sería el tacto en vez del oído. Ya la suma de estos dos sentidos estaría en favor de la graduación. Felisberto Hernández


11


12


13


14


15


16

Lo que dice el trueno, lo comprende el bosque. Octavio Paz


17


18


19


20

[A SIMPLE VISTA, UNA ESCUCHA SIMPLE] Te hablaré un lenguaje de piedra, respondes con un monosílabo verde. Te hablaré un lenguaje de nieve, respondes con un abanico de abejas. Te hablaré un lenguaje de agua, respondes con una canoa de relámpagos. Te hablaré un lenguaje de sangre, respondes con una torre de pájaros. Octavio Paz

Acá, en este texto, resultan engañosas las expresiones: a vista de pájaro, o lo vi de soslayo. Lo visual se esconde tras las orejas. Es como si mi padre se convirtiera por un momento en un pájaro parlante que dialoga con ese otro ser sonoro, ciego. Un murciélago tal vez, o un monstruo imperceptible. La forma de los sonidos… ¿Cuál es la forma de un trazo o de un nudo? ¿Un nido de pájaros se transforma en un nudo de pájaros? Y si es así, así es como suena:


21


22


23


24


25


26

[LO QUE RESUENA EN LA HOJA] Este trazo, y su forma, tienen un nudo de lĂ­neas en la garganta, uno que quiere gritar y caer a la tierra. Pero el aire es silencioso y no se sabe entonces lo que es alzar la voz. Son un trueno suicida que disfruta de la vista mientras su cuerpo entero se derrumba en el cielo. El cielo es negro, sĂ­, pero el bosque sabe comprender, y el dibujo retumba sobre la hoja.


27


28


29


30


31


32

Retumba el trueno y se derrumba el cielo. Se derrumba un trueno y retumba el cielo. Derrumbar el cielo y retumbar un trueno. Tronar un derrumbe y elevar su retumbar. La hoja, inc贸moda, removi贸 la mano. Retumb贸 el trueno. Derrumb贸 el cielo.


33


34


35


36

Las estalactitas lloraban is贸cronamente, llenando las sombras fr铆as de un ruido de relojes. Alejo Carpentier


37


38


39


40

Lo importante es salir, abrirse paso, embriagarse de ruido‌ Octavio Paz


41


42


43


44


45

Y cuando tomó asiento para escuchar más de cerca, el sonido ya no se dejaba oír. Dylan Thomas


46

Sonidos negros detrás de los cuales están ya en tierna intimidad los volcanes, las hormigas, los céfiros y la gran noche apretándose la cintura con la Vía láctea. Federico García Lorca


47


48


49


50


51


52


53


54


55


56

Estos sonidos negros son el misterio, las raĂ­ces que se clavan en el limo que todos conocemos, que todos ignoramos, pero de donde nos llega lo que es sustancial en el arte. Federico GarcĂ­a Lorca


57


58


59


60

Aquí está, en pie, mientras la eterna noche desciende como un sueño entre muros grises cayendo frágilmente, frágilmente cayendo entre dos muros de mermada piedra tan altos que la vista no puede alcanzar, entre dos muros cubiertos de silencio. William Faulkner


61


62


63


64


65


66


67


68

Oyó el reloj por vez primera. No había oído hasta entonces otra cosa que el viento del exterior y los claros sonidos de invierno del mundo nocturno. Sin embargo, el ligero tictac se sentía como el corazón de un ser que allí estuviera oculto. Ya no oía a los pájaros de la noche. El sonoro reloj ahogaba su llanto, o acaso el viento conmoviera gélidamente los entresijos de sus plumajes. Dylan Thomas


69


70

[PARÍS] Negro el cielo, amarilla la tierra, el gallo desgarra la noche, el agua se levanta y pregunta la hora, el viento se levanta y pregunta por ti. Pasa un caballo blanco. Octavio Paz

Conviven, por un lado, la composición musical, y por otro, la respuesta visual. Pero con esto no quiero decir que en toda escucha que mi padre ejecuta, algo visual se asome. No, solo en algunos casos específicos, como ocurrió en París. En París tenía a la mano un esfero morado y con él me puse a dibujar. Esta es la razón por la cual mi padre usó tan vibrante “tono”. No le desagradaba, el amarillo tampoco, pero ningún color competía con el negro. Ni el negro de la noche ni el profundo oscuro de una sombra. Octavio, el caballo ha debido de ser negro, y nada más. Es más, ni siquiera ha debido pasar el caballo. Pero bueno, no hay que ponerle más tiza al viento que pregunta, o al agua que se levanta.


71

Aunque frecuentemente la escucha sonora se practique con los ojos bien cerrados, a veces sucede con la vista muy atenta, y estos dibujos son la prueba. Porque, a pesar de ser evidentemente visuales, son, en todo caso, imágenes sonoras. Son una especie de respuesta a la textura, a lo granulado, a la velocidad, a la intensidad, a la densidad, al ataque, a la resonancia, al movimiento y a la masa del sonido. Ahora bien, existen grandes diferencias entre la escucha detenida y la escucha reducida. La primera escucha es una (re)escucha que espera, que se suspende, que se aplaza extendida en el tiempo. La segunda es una escucha cruda, sin re-, separada, analítica y morfológica. Pero, cuando se unen ambas escuchas, forman una nueva escucha paralizada en las estalactitas de un pasaje estático, preso en la sonoridad, encarcelado y diferido. Todas estas palabras, diferido, paralizado, detenido, me hacen pensar en la verdadera duración de los dibujos o de la creación musical, que son lo mismo. La duración imponente de una torre de pájaros en una estación del metro francés, esa que se extiende en el lugar de la espera, y no aquella que describe en números el tiempo que le tomó al lápiz trazar estos dibujos. El reloj de un dibujo se acaba cuando termina la escucha.


72


73


74


75


76


77


78


79


80


81


82


83


84

Entro por tus ojos, sales por mi boca. Octavio Paz


85


86


87


88


89


90


91


92


93


94


95


96


97


98

biografía

[MAURICIO BEJARANO] Profesor asociado en el Conservatorio de Música en el área de composición, y en las Maestrías de Artes Plásticas y Visuales y Musicoterapia en la Facultad de Artes de la Universidad Nacional de Colombia. Investigador y creador en música concreta y arte sonoro. Ha participado en más de un centenar de eventos artísticos de música contemporánea y artes plásticas a nivel nacional e internacional, individual y colectivamente. Invitado a estudios de creación y festivales de música electroacústica y arte sonoro en Alemania (Berlín), Argentina (Buenos Aires), Austria (Viena), Bélgica (Bruselas), Brasil (Recife, Säo Paulo), Canadá (Montreal, Winnipeg), España (Baeza, Chodes, Madrid), Francia (Arras, Bourges, Crest, Lyon, París, Perpignan), Holanda (Ámsterdam), México (México DF, Puebla), Uruguay (Montevideo) y Estados Unidos (Denton, Nueva York, Stanford); y en Colombia en Bogotá, Cali, Ibagué, Manizales, Medellín, Mariquita, Pasto, Sasaima, Sutatenza, Tunja, etc. Se han publicado trabajos suyos sonoros, musicales y escritos en Canadá (DIFFUSION i MéDIA), Ecuador (Centro Experimental Oído Salvaje), España (UNIA), Francia (INA-GRM), Holanda (Mind the Gap) y Colombia (Ministerio de Cultura, Universidad Nacional, Fundación Gilberto Alzate Avendaño, DAMA, etc.). En 1998 funda “Murciélago, museo sonoro” dedicado a la investigación, colección, conservación, creación y diseño de sonidos y paisajes sonoros. Ha recibido premios en el 4º Concurso Internacional de composición de música acusmática Noroit 95, Francia; en el Primer Salón del juguete, Bogotá, 1996; recibió Beca Nacional de creación en arte sonoro, Ministerio de Cultura, 1996; el Premio Nacional de Composición, Ministerio de Cultura, 2003; y premio en Arte Sonoro, convocatoria internacional Madrid Abierto 2007; nominado al VI Premio Luis Caballero, Bogotá, 2011.

[CONTACTO Y MÁS INFORMACIÓN] objetosonoro@gmail.com http://issuu.com/mauriciobejarano/docs/mauricio_bejarano_cv http://www.electrocd.com/en/bio/bejarano_ma/ http://www.banrepcultural.org/node/65418 http://www.goethe.de/hn/bog/ruido/spcd.htm http://www.goethe.de/hn/bog/ruido/sppsonor.htm


99


100

agradecimientos especiales

[MAURICIO BEJARANO y GALERÍA sb- agradecen a:] Daniel Teruggi François Bayle Julia Bejarano Pilar López Sebastián Bejarano las ciudades de París, Madrid, Lyon, Arras y Bogotá

sb-

E D I C I O N E S

- T . ART . A . MU . DO -

Murciélago Museo Sonoro


101

ediciones: [SUEÑOS BREVES] Dibujos: Mauricio Bejarano Diseño: Sebastián Bejarano www.sebastian-bejarano.com

Textos: Sebastián Bejarano Bogotá, 2012 Todos los derechos reser vados c.


102


103


104

sb-

E D I C I O N E S

Mauricio Bejarano - Trazos - Sueños Breves 1  

Catálogo de la exposición Trazos (apuntes de Mauricio Bejarano) en la Galería sb-: http://www.sebastian-bejarano.com/galeriasb.html - del 13...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you