Page 5

En el pensamiento de William Booth “el sacramento del Buen Samaritano” era parte integral del sacrificio ofrecido por la redención de la humanidad, sólo que era éste un sacramento en que el pueblo de Dios podía -y lo que es más, debía- participar activamente. No era sorprendente, pues, que no hubiera apenas ni una sola necesidad comunal a que no procurara hacer frente el proyecto de la “Oscura Inglaterra”. PERO ¿CÓMO NACIÓ Y QUIÉN FUE SU GESTOR? Estos pioneros del servicio social del siglo diecinueve tenían que ser maestros en el arte de la improvisación. El General Booth acostumbraba a celebrar grandes reuniones, trayendo a ellas tanto gente de la más alta influencia, como de las clases trabajadoras: de vez en cuando el General que no descansaba en sus trabajos para desarrollar su Obra, aprovechaba la oportunidad de exponer sus planes ante aquel complejo auditorio, solicitando al mismo tiempo ayuda para sufragar el costo de ellos, tiras de papel impresas eran distribuidas entre la congregación las cuales por el color que tenían eran llamadas humorísticamente “Canarios”. Los Amigos que simpatizaban con los planes expuestos escribían en ellas las sumas que estaban dispuestos a dar. En una de estas reuniones un Oficial sintiéndose profundamente impresionado por el pedido que se hacía, deseo contribuir con su parte, pero su escaso salario le dejaba un margen demasiado pequeño para una cosa semejante: revolviendo en su cabeza dio con un plan que le haría posible ayudar, estos es lo que escribió: “Dejando de comer mi plato de postre durante un año entero, yo calculo que podre ahorrar 50 chelines, estos haré, y remitiré la suma citada lo antes posible”. Este gesto interesó profundamente al General, más que las grandes sumas que habían sido sugeridas y lo leyó emocionado a la congregación. Esto ocurría en 1886, poco después se anunciaba en toda Gran Bretaña la Primera Semana de Abnegación. Esfuerzos de esta índole, que variaban de acuerdo con la necesidad local, se comenzaron en muchos de los países donde el Ejército de Salvación ya se hallaba en plena labor y son el recuerdo de lo que nos legaron ellos, y que debemos mantener. ¡Y TU! si tú qué harás en este Esfuerzo de Abnegación por amor a los hombres, mujeres y niños de Ruanda y Burundi. Mayor Francisco L. Paredes Hernández Secretario Territorial de Comunicaciones

EXISTE UNA DIFERENCIA SIGNIFICATIVA ENTRE EL ESFUERZO TERRITORIAL (Ver pag. 3) Y EL ESFUERZO DE ABNEGACIÓN. La diferencia del Esfuerzo de Abnegación: es un esfuerzo de cada oficial (Pastor), soldados, reclutas, adherentes, CCLL y JJSS realizan a nivel personal, de que cosas YO me abstengo para aportar económicamente para RUANDA Y BURUNDI, por ejemplo un día de salario o más, no tomar mi bebida (refresco) favorito, dejar de comprarme un helado, no ir al cine, etc. y el dinero que me ahorre lo doy para Ruanda y Burundi.

Grito de Guerra  

Amor en Acción

Grito de Guerra  

Amor en Acción

Profile for sawweb
Advertisement