Page 1

EJERCITO DE SALVACION Territorio Oeste de Sudamérica Avda. España 46 – Teléfono 26957005 – Santiago de Chile (Circulo de la Amistad – www.ejercitodesalvacion.cl)

octubre 2017 Queridas amigas, El pasado mes hemos conocido de muchos y graves desastres en diferentes áreas de nuestro mundo, huracanes violentos, terremotos y destrucción; dando la impresión que la naturaleza se ha salido de control. La situación mundial en general es de inquietud y de preocupación, pero para los que tenemos fe y que hemos confiado nuestras vidas a Dios, podemos estar seguros en su cuidado y protección. Oremos por cada uno de los países afectados, en cada uno de ellos hay camaradas salvacionistas involucrados como víctimas o como ayudadores y en ambas formas necesitan de nuestro apoyo. “En su mano estoy, en su mano estoy, No importa el porvenir, en su mano estoy. Los días que vendrán planeados ya están, Según su voluntad; en su mano estoy” (Cancionero salvacionista) &&&&&&&&

Ancianidad: En Chile se ha designado Octubre como el mes del anciano o de la tercera edad. Pero ¿qué es la vejez? Desearía compartir algunos conceptos extraídos de un libro por Jacques Leclercq: “La alegría de envejecer” Nos dice: La vejez es una cima. No hay muchos que lleguen a ella, la mayor parte cae en el camino; su vida no acabó, fue cortada. Podemos morir a cualquier edad. Tener una vida completa es uno de los mayores privilegios que uno puede tener. En esta tierra el hombre debe llenar un ciclo que termina en la vejez; niño, adolescente, adulto, viejo. Cada edad tiene su belleza pero la mayor es tenerlas todas. Se saborea la flor de la vejez cuando se ha gustado de la infancia, de la adolescencia, de la madurez. Un viejo hermoso ha comenzado por ser un niño hermoso y a lo largo de toda la vida el hombre prepara al viejo que va a ser. Toda la vida no es más que una ascensión hacia la vejez. La vejez corona la vida en todo el sentido de la palabra. Lo que hay más bello en la vejez es que no hay posibilidad de ser viejo sin haber sido joven. Todos los viejos han sido jóvenes, pero no todos los jóvenes han tenido el privilegio de ser viejos.

Nos envejece más la cobardía que el tiempo. Los años solo arrugan la piel, pero el miedo arruga el alma. (Facundo Cabral)

Sonría:

Cuando tenía 15 años no veía la hora de tener 40 años… ¡¡¡Ahora que tengo 40, no veo ni la hora!!!


Rincón casero. Espuma de café: En un bowl a baño maría bata 3 yemas con 1 cucharada de mantequilla. Añada 1 tarro de leche condensada y 4 cucharaditas de café instantáneo y cucharadita de gelatina sin sabor previamente disuelta en 2 cucharadas de agua tibia. Bata las claras a nieve e incorpore suavemente a la preparación anterior. Vacié en pocillos individuales y lleve al refrigerador para cuajar. Decore a gusto con crema chantilly o merengue y chocolate granulado y sirva &&&&& Meditación: ¿Te sientes insignificante? Estamos entre los 7 billones de personas que coexisten en un pequeño planeta que reside en una ínfima fracción de un sistema solar bastante poco importante. Nuestra tierra, en realidad es solo un minúsculo punto azul entre millones de cuerpos celestes que Dios creó. En el gigantesco lienzo que es nuestro universo, nuestra hermosa y majestuosa Tierra es solo una pequeña partícula de polvo. Esto nos podría hacer sentir extremadamente faltos de importancia y consecuencia. Sin embargo, la Palabra se Dios sugiere totalmente lo contrario. Nuestro gran Dios, que “midió las aguas con el hueco de su mano y los cielos con su palma” (Isaías 40:12) ha identificado a cada persona en este planeta como supremamente importante, porque somos hechos a Su imagen. Por ejemplo, Él ha creado todo y nos lo da para que lo disfrutemos (1º Timoteo 6:17). Dios ha dado un propósito a cada uno que ha confiado en Jesús como Salvador. Y aún más, a pesar de la amplitud de este mundo, Dios se preocupa específicamente de cada uno de nosotros. En Salmo 139 se nos dice que Él conoce lo que vamos a decir y lo que estamos pensando. No podemos escapar de Su presencia, y Él ha planeado nuestra vida terrenal antes de que naciéramos. No podemos sentirnos poco importantes cuando el Dios del universo está interesado en nosotros.

Oración:

Señor, miro a la vastedad de los cielos y veo la grandeza de tu infinito poder, y aun así me miras y ves en mí a alguien que conoces, amas y cuidas. Gracias por demostrarme que soy importante para ti El Dios que creó el universo es el Dios que te ama &&&&&&&

Para recordar: Si te lastiman, Dios te restaura Si te desprecian, Dios te valora Si te traicionan, Dios te es fiel Si te maldicen, Dios te bendice Si te ofenden, Dios pelea por ti Si te hieren, Dios te sana Si te dejan, Dios está contigo Saludos afectuosos,

M. Angélica Salvany Secretaria Corresponsal

Circulo de la amistad octubre 2017  
Advertisement