Page 1

EJERCITO DE SALVACION Territorio Oeste de Sudamérica Avda. España 46 – Teléfono 26957005 – Santiago de Chile (Circulo de la Amistad – www.ejercitodesalvacion.cl)

noviembre 2017 Queridas amigas, En el pasado mes de octubre tuve el privilegio de tomar algunos días de vacaciones y de recorrer la hermosa naturaleza del sur de Chile, paisajes majestuosos, glaciares y nieve, montañas imponentes, caudalosos ríos y frondosos bosques y al hacerlo no pude más que agradecer en mi corazón la creación de Dios para nuestro mundo. Así mismo ver la responsabilidad que como residentes de esta tierra tenemos frente a la naturaleza, los animales y el medio ambiente. Como no, agradecer también la oportunidad de conocer nuevas personas que al inicio del viaje eran perfectos desconocidos pero que al finalizar los días podíamos llamarles “amigos”. Recordé pasajes de los Salmos al ver muchos árboles creciendo a orillas de corrientes de agua, la grandeza de las montañas, el espléndido sol que iluminaba todo y la juguetona lluvia, el mar con su quietud y fuerza. Agradezco a Dios por esos días de renuevo y plenitud.

Noviembre nos recuerda a quienes han partido de nuestro lado y que aunque no les vemos, llevamos siempre en nuestros recuerdos y sentimientos, nuestros padres, hijos y amigos de la vida. Nunca dejo de pensar en la muerte, siempre la pienso como a una amiga que eventualmente llegará a mi vida y será bienvenida. Lo que da dignidad, tragedia, significado y belleza a la vida es el hecho de que vamos a morir. Si no sabemos que vamos a morir no hay en la vida nada lo suficientemente valioso. El hombre no ha sido hecho para vivir siempre en la tierra sino para realizar una tarea humana y luego partir. La muerte puede ser un drama cuando la vida se trunca bruscamente, pero una vida que acaba después de dar sus frutos es hermosa. Poema para despedir a un ser querido Puedes llorar porque se ha ido O puedes sonreír porque ha vivido Puedes cerrar los ojos y orar para que vuelva O puedes abrirlos y ver todo lo que ha dejado Tu corazón puede estar vacío porque no lo puedes ver O puede estar lleno del amor que compartiste. Puedes llorar, cerrar tu mente, sentir el vacío y dar la espalda O puedes hacer lo que a él le gustaría, sonreír, abrir los ojos, amar y seguir. Puedo llorar por lo que vivimos, llorar por lo que dejamos pendiente O dejo de llorar porque nos volveremos a encontrar No lloremos por haberlo perdido Demos gracias por haberlo tenido Sonría:

Dos mujeres estaban conversando: - Fíjate que a mi marido no le gustaba su anterior trabajo y lo dejó. - ¿Y ahora, cómo está? - Como pez en el agua. - ¿Y qué hace? - Nada


Rincón casero. Brownies doble chocolate: Precalentar el horno a temperatura media. Enmantequillar una fuente cuadrada de vidrio o metal. En una olla derretir ¾ taza de mantequilla sin sal. Retirar del calor agregar 2/3 taza de chocolate amargo, batiendo hasta obtener una mezcla suave, añadir 1 ½ taza de azúcar y ¼ cucharadita de sal y batir hasta incorporar. Agregar 2 huevos y 1 cdta. de esencia de vainilla batiendo hasta integrar. Añada 1 taza de harina sin polvos de hornear con movimientos envolventes. Agregar 120 grs. de chocolate amargo picado grueso y mezclar. Vierta la mezcla al molde preparado y espolvoree con ½ taza de nueces picadas. Cocinar en horno de 25 – 30 minutos o hasta que al insertar un palillo salga aún húmedo y con migas pegajosas pegadas. No sobre cocer el Brownie para que no quede seco. Retirar del horno, dejar enfriar ligeramente y desmoldar sobre rejilla. Dejar enfriar completamente para cortar en trozos y servir.

Para Pensar: Nadie tiene la vida comprada; Se muere el enfermo y el que está sano, El joven y el viejo, el rico y el pobre. El poderoso y el humilde, el inteligente y el bruto. El bueno y el malo, el que ama y el que odia, En fin nos morimos todos. Lo único que queda es tratar de ser feliz mientras nos queda tiempo. (Anónimo) &&&&& Meditación: Deja la luz encendida Una cadena de moteles tenia vez una serie de comerciales en radio que terminaban con estas tranquilizadoras palabras: “Le vamos a dejar la luz encendida”. A muchos de nosotros nos decían lo mismo cuando éramos pequeños y teníamos miedo a la oscuridad. A veces yo trabajaba por la noche o regresaba de la universidad tarde; pero independiente de la razón o la hora, la luz del pórtico estaba prendida. Sus calurosos rayos parecían decir: “Este es tu sitio, alguien aquí te ama. Estás en casa”. Jesús dijo que nosotros los que le conocemos como Salvador y Señor somos luces en este mundo oscurecido por el pecado (Mateo 5: 14 – 16). Somos reflejos de Cristo, el cual es “la luz verdadera”. (Juan 1: 9) Así como Juan el Bautista fue “testigo de la luz” y condujo personas a Cristo (Juan 1: 7), nosotros podemos serlo también. Nuestro andar fiel en obediencia a Él es un rayo de amor y la verdad de Dios. Nuestras vidas y palabras son rayos de calurosa luz que penetran la fría oscuridad de este mundo. Somos como una luz encendida en el pórtico tarde en la noche, atrayendo incrédulos a Cristo, asegurándoles que Alguien los ama y espera darles la bienvenida a casa. Tal vez un miembro de tu familia esté todavía en la oscuridad. Quizás estés preocupado por un amigo o compañero de trabajo. No dejes de orar por esa persona. Sigue buscando formas de llamar su atención al Señor. Asegúrate de dejar la luz encendida. Podrás atraer gente a Cristo cuando tengas Su luz en tu vida. Saludos afectuosos,

M. Angélica Salvany Secretaria Corresponsal

Circulo de la amistad noviembre 2017  
Advertisement