Page 1

Cristianos

En Marcha

Una revista de discipulado cristiano del Ejército de Salvación Año 16 No. 2

¡Es cierto!


¡Es cierto! “¡Es cierto! —decían—. El Señor ha resucitado y se le ha aparecido a Simón” (Lucas 24:34, NVI).

Cristianos

EN MARCHA Año 16 Número 2

Cristianos en Marcha es preparado por Hispanic Word y publicado por el Departamento de Programa del Ejército de Salvación, Territorio Este de Estados Unidos.

Comisionados Barry C. y E. Sue Swanson Líderes del Territorio

Coronel William Bamford III Secretario en Jefe

Mayor Manuel de los Santos Editor

Brenda Lotz

Directora de producción

Marisol Lalut Diseño gráfico

Nuestro propósito

El propósito de Cristianos en Marcha es proporcionar material cristiano que inspire, informe y desarrolle a los salvacionistas de habla española para que continúen en su tarea de honrar a Dios, salvar almas y servir al prójimo.

Declaración Internacional de Misión

El Ejército de Salvación, movimiento internacional, es una parte evangélica de la Iglesia Cristiana Universal. Su mensaje está basado en la Biblia. Su ministerio es motivado por amor a Dios. Su misión es predicar el Evangelio de Cristo Jesús y tratar de cubrir las necesidades humanas en Su nombre, sin discriminación alguna.

Fotos de thinkstock.com


7 Artículos

10

22

27

4 “Superior a todos los que vinieron antes”: Un estudio sobre la Epístola a los Hebreos, por el Coronel Geoffrey Perry. Una epístola para los creyentes. 8 “Leamos nuestra Biblia” (Parte XIII): Los grandes pasajes de las Escrituras, por Manuel O. de los Santos, Mayor (R). 10 “Abrumado por la insuperable gloria de Dios”: Una lectura bíblica, por Mayor Bryden. Pablo, en su Carta a los Efesios, dice que lo que es tan asombroso de la gracia no es que Dios nos da algo, sino que se nos da a sí mismo. 14 “Dios siempre tiene la última palabra”, por Coronel Frank Payton. 18 “Estudios sobre la santidad”(Capítulo 5), por Ed Read. ¿Qué clase de hombres son los “naturales”, los “carnales” y los “espirituales”? 23 “En el camino del Señor” (Capítulos 27 y 28), por el Tte. Coronel (OF) Jorge Nery T. (P). La obra del Ejército de Salvación en el mundo es una lucha sin cuartel, de la cual no está exenta Bolivia.

Para meditar 2 Es cierto

22 ¿Lo vieron más de quinientos?

6 ¿Por qué no creer?

31 Para qué fueron escritas

9 ¿Por qué buscan?

32 La Palabra está cerca de ti

16 ¿Crees esto?

Hispanic Word 58 Steward Street, Mifflintown PA 17059 hispanic@en-marcha.org


Superior a todos los que vinieron antes Un estudio sobre la Epístola a los Hebreos Por el Tte. Coronel Geoffrey Perry Últimamente ha sido interesante, aunque algo desconcertante, ver cómo se está usando la palabra ‘salvación’ fuera del contexto del significado bíblico. ‘Frentes’ de salvación han aparecido aquí y allá y algunos recientemente creados grupos gobernantes han incluido ‘salvación’ en sus nombres. “Una salvación tan grande” es una frase que encontramos en Hebreos 2:3 y obliga al lector a prestar atención, después de una introducción que se remonta a la historia. Las primeras palabras de este libro, el más absorbente del Nuevo Testamento, rápidamente nos llevan a considerar al Hijo de Dios como el pionero y perfeccionador de esa salvación tan grande. Esto, sin embargo, es después de recordarnos que Dios siempre ha estado hablando al hombre, especialmente a través de los profetas del Antiguo Testamento. De inmediato se establece un lazo con el Evangelio de Juan, pues en el primer capítulo de ambos libros se hace referencia a Jesús como el resplandor o la imagen de la gloria de 4 CRISTIANOS EN MARCHA

Dios (Hebreos 1:3 y Juan 1:14). Uno de los grandes temas de Hebreos es la superioridad de Jesús sobre todos los que vinieron antes que él: profetas, sacerdotes, patriarcas y también ángeles. Para todos los cristianos, por lo tanto, Hebreos debe ser un libro importante de leer y digno de un estudio más profundo. Tal vez algunos de nosotros somos culpables de pasar muy rápidamente aquellos libros de la Biblia que introducen explicaciones de la doctrina cristiana. Parecemos preferir historias que aluden a la sustancia en vez de interesarnos por lo que es la esencia misma. Todos los creyentes concuerdan con la afirmación que hace el desconocido autor de la Epístola a los Hebreos de que Jesús es superior. Diariamente comprueba la superioridad de Cristo sobre ‘otros dioses’. La pregunta clave de Hebreos es: “¿Cómo escaparemos nosotros si descuidamos una salvación tan grande?” Notemos que la fuerza de esta frase no tenía por objeto amedrentar a los pecadores y llevarlos a arrepentirse


y aceptar la salvación por medio de Jesús. Era más bien una advertencia para los creyentes que eran tentados a ‘deslizarse’ o volver atrás (ver 2:1). La Iglesia de hoy, incluyendo el Ejército de Salvación, tiene su cuota de retrógrados. Pero, gracias a Dios, tiene también una maravillosa hueste de miles y miles que se afirman en la pelea contra viento y marea. Lo que este texto revela es que, mientras los que retroceden consideran poco importante pertenecer a los salvados y ven un escape a la libertad al apartarse de esa comunidad, hay un precio que pagar. Es el precio del juicio de Dios. Y no hay forma de escapar a ese juicio. El autor se refiere a la firmeza de los mensajes divinos entregados a los hombres por ángeles y a la retribución (o sea el castigo) que estos recibirían al desobedecer dichos mensajes. ¡Cuánto más fuerte es el mensaje de salvación que nos trajo Jesús, ratificado con su propia sangre. Nuestra posesión personal de la gran salvación de Cristo debería hacerse cada vez más preciosa, de modo que nada ni nadie pueda reemplazarla. El gran mensaje de Cristo no sólo fue “confirmado por los que oyeron (al Señor)” (2:3); lo que indica que el autor de la Epístola a los Hebreos no fue testigo presencial de lo que Jesús dijo e hizo, sino que fue confirmado también por Dios a través de milagros y señales. Más aun, el Espíritu Santo confirmó la obra de Cristo al repartir sus dones entre aquellos que aceptaban a Jesús como Señor. Este mensaje confirmado es identificado como el mensaje de salva-

ción. Cuando es oído y obedecido, reconocido y aceptado, el resultado es una transformación personal. La salvación presentada en las enseñanzas de Jesús y comprada para todos por su muerte redentora en la cruz, se convierte en una experiencia personal profunda que cambia la vida de todo aquel que cree y recibe. Erróneamente limitamos la sagrada familia a María y a José acunando y cuidando del pequeño Jesús. Durante los años de adolescencia de Jesús en Nazaret, al nacer otros hijos, su familia debe haber sido considerada tan normal como cualquier otra. Pero el libro de Hebreos invita a todos los que han sido hechos santos por Jesús a considerarse miembros de la misma familia a la cual él pertenece (2:11, 12). Jesús, aquel que fue “coronado de gloria y de honra a causa del padecimiento de la muerte” (2:9), el que fue “perfeccionado por el sufrimiento” (2:10), considera a aquellos en los cuales su gracia obra como sus propios hermanos y hermanas. Somos miembros privilegiados y honrados de la familia de Jesús. Pertenecemos a la sagrada familia. El tema de la muerte se toca al principio del libro. Es lógico que las Escrituras que se refieren al sistema sacrificial judaico no puedan dejar de referirse a la muerte de Jesús. ¡Nuestra muerte también es mencionada! “Por la gracia de Dios, la muerte que él sufrío resulta en beneficio de todos” (2:9). Al pasar por esa experiencia, Jesús ha librado a los creyentes del temor de la muerte (2:15). Continuará CRISTIANOS EN MARCHA 5


¿Por qué no creer? Manuel O. de los Santos

Cada día, y de muchas maneras, recibimos una gran variedad de demandas para tomar posiciones, adherir a ideas o aceptar hechos sin haber sido testigos de ello. En los momentos en que escribo estas notas, doscientos mil creyentes del “Gauchito Gil” se congregan ante el santuario de este (es decir: un santo popular no reconocido por la Iglesia Oficial) celebrando el aniversario de su muerte y los milagros que le son otorgados por la imaginería popular. Miro la televisión y sigo atentamente un programa que habla de alienígenas que desde tiempos prehistóricos visitan nuestro planeta interviniendo periódicamente para comunicar sus conocimientos y guiar así el desarrollo de nuestra civilización. El programa es seguido por un número indefinido de creyentes de la ufología. Todavía no sé si es una neociencia o una elaborada superstición creída por miles, tal vez por millones de personas en el mundo. En épocas de elecciones escucho a decenas de políticos emitir consignas y promesas repetidas vez tras vez, y las masas de “creyentes” que las repiten como eco, sin pensar que son las mismas de años anteriores y que pocas o ningunas se cumplieron. ¿Y qué decir de gente que cree en los horóscopos, la quiromancia, el ta6 CRISTIANOS EN MARCHA

rot?, ¿qué más? Faltaría espacio para seguir añadiendo. Pero también encuentro a muchas personas que aceptan fácilmente muchas de las creencias mencionadas, pero que rechazan de plano, o con ciertas vacilaciones, el hecho de un Cristo resucitado. Con todo, me parece maravilloso que, a dos mil años de sucedido, el hecho de la Resurrección continúa en la mesa de las discusiones. Pero, ¿por qué es tan difícil creer en la Resurrección de Jesucristo? Alguien respondió rápidamente: “Porque es imposible. Los muertos no resucitan”. ¡Es verdad; de otra manera no sería noticia! Aun para Tomás, el mellizo discípulo de Jesús, le resultaba imposible de creer, a menos que lo tuviera frente a frente y pudiera palpar su cuerpo y sus heridas. Su duda no tardó en ser resuelta de una manera dramática con la presencia misma del Señor aparecido delante de Tomás y en medio de los demás asombrados discípulos. A Tomás le correspondió apenas un cariñoso reproche del Señor: “No seas incrédulo, sino hombre de fe”.


Entre muchos, tenemos el testimonio de un enemigo acendrado del cristianismo: Saulo de Tarso, que perseguía con personalísimo furor a los cristianos por la blasfemia que predicaban anunciando la resurrección del odiado Galileo. Para Saulo, transformado luego en Pablo y convertido al cristianismo y en apóstol a los gentiles, fue ni más ni menos que un encuentro con el Cristo resucitado y que confirma al hacer la lista de todos aquellos que tuvieron similar experiencia: “y por último, como a uno nacido fuera de

tiempo, se me apareció también a mí” (1 Corintios 15:8, NVI) Gracias a Dios por todos aquellos hermanos que aportan con sus escritos, libros y comentarios, distintas percepciones o interpretaciones del hecho más grandioso de todos los tiempos. Mi vida ha sido enriquecida por todo lo que pude recibir a través de ellos. Para mí, Su Palabra es suficiente para creer de tal manera que, con casi 70 años de experiencia cristiana exclamar: ¡Cristo resucitó, verdaderamente resucitó! CRISTIANOS EN MARCHA 7


Leamos nuestra Biblia Parte XIII

Manuel O. de los Santos, Mayor (R)

Si calificábamos de “grato” el estudio anterior debido a la comprobación bíblica de las profecías cumplidas, en el de esta edición pasamos a otro, no tan grato, pero sí necesario. Es muy bueno el acercamiento entre creyentes de distintas denominaciones, pero debemos estar alerta sobre creencias no tan sanas y que se infiltran sutilmente en nuestra fe cristiana fundamental. El surgimiento de movimientos unipersonales, en que la boca del líder es “fuente de toda sabiduría”, y rector inapelable de la “verdad”, ha servido para arrastrar a creyentes inocentes a distintos errores y tergiversaciones de las Escrituras y, por lo tanto, trayendo confusión, a veces a crueles discrepancias y divisiones entre creyentes de una misma fe. En nuestro Ejército de Salvación no somos inmunes a esos sutiles ataques, pero la firmeza de nuestras doctrinas —y el buen conocimiento de ellas— son la base de una fe inconmovible y verdaderamente firme en el Evangelio de nuestro Señor Jesucristo. ¿Qué dicen las Escrituras sobre…? (Respuestas bíblicas a algunos pro8 CRISTIANOS EN MARCHA

blemas que presentan diversas doctrinas.) Dios es un ser personal (Juan 4:24; 1 Timoteo 2:5). Debe adorarse sólo a Dios y no a santos ni ángeles (Mateo 23:8–9; Apocalipsis 19:10;). Divinidad y preexistencia de Cristo (Juan 1:1–14; 1 Juan 1:1). Cristo es el único Mediador entre Dios y los hombres (Hechos 4:12; 1 Timoteo 2:5–6; 1 Juan 2:1–2). No deben adorarse imágenes (Romanos 1:21–25; 1 Corintios 10:14– 15; 1 Juan 5:21). No debe adorarse a María (Lucas 11:27–28; 1 Timoteo 2:5). Cristo fue sacrificado una vez y no cada vez en la misa (1 Pedro 3:18; Hebreos 7:26–27; 9:25–28; 10:11– 12, 14). La justificación es por la fe (Efesios 2:8–10; Romanos 5:1; Gálatas 2:16).


Por qué buscan… “¿Por qué buscan ustedes entre los muertos al que vive? No está aquí; ¡ha resucitado! Recuerden lo que les dijo cuando todavía estaba con ustedes en Galilea: ‘El Hijo del hombre tiene que ser entregado en manos de hombres pecadores, y ser crucificado, pero al tercer día resucitará’. Entonces ellas se acordaron de las palabras de Jesús” (Lucas 24:5–8, NVI).

CRISTIANOS EN MARCHA 9


Abrumado por la insuperable gloria de Dios Lectura bíblica: Efesios 1:3–23 Tomado del estudio bíblico: El insuperable poder de Dios Por Mayor Bryden Traducción de Mary Salvany

10 CRISTIANOS EN MARCHA


Al leer esta porción de las Escrituras, prepárense para ascender a las alturas y caminar en lugares celestiales. No llegamos a nuestro destino porque planificamos la ruta. Dios solo hizo que eso sucediera. Antes que existieran los planetas y la gente, Dios fijó nuestro camino al ‘hogar’. Solamente aquellos que están dispuestos a seguir la ruta establecida llegarán a su destino. Dios lo hizo mediante su Hijo, y por su Espíritu nos guía él mismo. Pablo está explayándose en alabanza. Está tan abrumado por el Dios de gloria que apenas se detiene para respirar. El pasaje en griego consiste de una frase (es una oración, un himno de alabanza a Dios, ¡algo que no nos extraña!): Dios nos ha abierto su hogar. Nuestro nombre está en la puerta. Somos sus hijos e hijas adoptados. Derramó abundantemente su amor sobre nosotros a gran costo: “La sangre de su Hijo unigénito… en la cruz” (v. 7). ¿Por qué? Para destruir el pecado, para salvarnos y para hacernos uno con él. Ahora estamos listos para

recibir bendición tras bendición — todo por la gracia de Dios. Lo que es tan asombroso de la gracia no es que Dios nos da algo, sino que Dios se nos da a sí mismo. Lo inmenso de nuestra salvación y el llamado a vivir para Dios en el mundo nos quitan el aliento. El hecho de que Dios ha revelado el misterio de su voluntad —juntar todas las cosas en Cristo— es totalmente asombroso. En Cristo somos la familia elegida por Dios, somos pecadores perdonados. Dios nos ha escogido para la especial atención del Espíritu Santo. La increíble obra del Espíritu Santo, que se ve en el nivel de amor y de compromiso práctico entre los creyentes, hace que la oración de Pablo escale a lo alto. No puede dejar de agradecer a Dios por ellos. Arde con un poderoso anhelo de que el Espíritu de Dios les permita conocer a Cristo profundamente con mente y corazón; con una inteligente, práctica y espiritual consciencia, para que el Espíritu pueda abrir sus ojos y puedan ver su llamado divino, esperanza y promesa en Cristo. CRISTIANOS EN MARCHA 11


Toda la experiencia es inmensa y gloriosa para el creyente. Y Dios mismo está detrás de todo ello. Su propio poder todopoderoso que levantó a Cristo de los muertos es el mismo poder que obra en todos los que confían en él. Este asombroso poder de Dios ha sido colocado en Cristo para que está “muy por encima de todo gobierno y autoridad, poder y dominio… Dios sometió todas las cosas al dominio de Cristo” (v. 21 y 22). No importa lo que podamos pensar acerca del estado de nuestro mundo —sus regímenes corruptos, sus atrocidades contra la humanidad, el aumento de la cultura de la droga y 12 CRISTIANOS EN MARCHA

de abuso de mujeres y niños— Dios es soberano. “Dios sometió todas las cosas al domino de Cristo” (v. 22). Está claro lo que esto significa. Los gobiernos, las autoridades, los poderes —todos tienen que responder ante Cristo. Solamente él está a cargo de todas las gentes y lugares (Colosenses 1:15–20). No tiene rival ni igual. Cristo también está a cargo de la Iglesia. La comunidad de creyentes en toda su rica variedad debería añadir a la riqueza de la Iglesia. Aun cuando esa comunidad no siempre ‘es un mismo cuerpo’, el bálsamo curativo es derramado sobre las heridas de rivalidades y abre puertas al respe-


to y la reconciliación. El camino hacia delante en estos tiempos inciertos es conocer mejor a Cristo. Vivimos en un mundo caído y al mismo tiempo en un mundo libre. Dios no creó robots, sino seres humanos. Si existe alguna programación, es un comportamiento aprendido. Si las cosas son buenas o malas, generalmente es porque existe el libre

albedrío. Sí, Dios corrió un riesgo al hacernos como somos. Pero también él provee un increíble poder cambiador de vida que puede salvar y recrearnos en su Hijo, Jesucristo. Él nos permite elegir. Lo que tenemos ahora es asombroso; lo que tendremos en gloria es indescriptible. CRISTIANOS EN MARCHA 13


Dios siempre tiene la última palabra Coronel Frank Payton

Habían transcurrido sólo cinco años desde la finalización de la Segunda Guerra Mundial cuando tuve el privilegio de visitar unos parientes en Inglaterra. Todavía se podían observar los resultados de los impactos de las bombas alemanas. Ver tanta destrucción era deprimente. Sin embargo, la visita a una de las ciudades más afectadas por esta destrucción, me sirvió de inspiración. Se dice que Alemania quiso demostrar en una ciudad lo que podía hacer en todas. Esta ciudad era Coventry. El centro fue destruido completamente y la catedral también recibió los efectos de los ataques. Cuando llegué en 1950, todo lo que quedaba de ella eran sus muros. Habían desaparecido sus hermosos vitrales y se habían quitado los escombros y sembrado césped. Pude escuchar de labios de uno de sus sacerdotes acerca de los esfuerzos que se estaban realizando para establecer por medio de esa catedral, una her14 CRISTIANOS EN MARCHA

mandad con otras ciudades alemanas. En 1967 regresé a Coventry, y esta vez pude ver a la hermosa y nueva catedral, levantada junto a los muros de la antigua catedral, que permanecían tal como lo recordaba de mi primera visita. Estando allí adquirí un pequeño libro titulado Fuego en Coventry que, contrariamente a lo que uno podría suponer, no se refería al desastre de los bombardeos, sino a los resultados de hacer de la consagración de la nueva catedral un acontecimiento verdaderamente espiritual. El libro narraba como por un año antes de este acontecimiento hubo una unión en oración de todos los cristianos de la zona, y el fuego del Espíritu Santo sobrevino como resultado. Lo que el diablo quiso utilizar para derrota, Dios lo utilizó para el bien espiritual de muchos. Satanás quiso tener la última palabra en Coventry, pero en realidad la tuvo Dios.


Las cosas no son lo que parecen Durante estos días estaremos pensando en los acontecimientos de Semana Santa, y en particular, lo que ocurrió el Viernes Santo. Según la vista humana, el enemigo parecía tener la última palabra. La muchedumbre estaba en contra de Cristo, los dirigentes religiosos conspiraban contra él, los líderes políticos carecían de la autoridad suficiente para oponerse a esa conspiración y los apóstoles se apartaban de Jesús llenos de temor. El relato bíblico dice que muchos se burlaban de Jesús mientras estaba en la cruz diciéndole cosas tales como: “A otros salvó, a sí mismo no se puede salvar”. “Si es el rey de Israel, que descienda ahora de la cruz”… Sin embargo Satanás no tuvo la última palabra ese día. Pilato dijo a Jesús: “¿A mí no me hablas? ¿No sabes que tengo autoridad para crucificarte, y que tengo autoridad para soltarte?” Jesús respondió: “Ninguna autoridad tendrías contra mí si no te fuese dada de arriba”. Lo que Jesús dijo mientras estaba en la cruz, también nos comprueba que tenía la última palabra. Frases como: “Hoy estarás conmigo en el paraíso” y “Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu”. Por más que no parecía a la vista humana, Jesús estaba a cargo de los acontecimientos del Viernes Santo. Pero la prueba mayor de que Jesús estaba a cargo de estos sucesos, son los hechos del Domingo de Resurrección. Algo que Jesús había estado pro-

fetizando durante su tiempo con los apóstoles se había cumplido y hubieron pruebas concluyentes durante ese día y los siguientes. Dos mujeres y dos apóstoles encontraron la tumba vacía. Otros dos discípulos que caminaban hacia Emaús lo vieron, también se apareció a otros once reunidos en un aposento. Más tarde se apareció a siete discípulos, también a los once en un monte de Galilea, y en otra ocasión fueron más que quinientos los testigos. La lista es larga e incluye a apariciones después de la ascensión. La evidencia continúa Pero lo más importante es lo que Jesús continúa haciendo aún en el día de hoy. El sacrificio y la muerte de Cristo en la cruz es el camino por el cual Dios ha provisto para nosotros la posibilidad de nacer de nuevo. Es el cumplimiento de la promesa de Dios de socorrernos en nuestra necesidad. Los que nos hemos entregado a Cristo sabemos que él tiene la última palabra, porque la ha tenido en nuestras vidas. A menudo nos vemos rodeados por circunstancia que dan la impresión que el diablo está teniendo la última palabra, que no tenemos poder para vencer, que el futuro es negativo. Recuerda: ¡Dios siempre tiene la última palabra! En estos días en que estamos pensando en los acontecimientos de la Semana Santa, les invito a decirle a Jesús: “Quiero que tengas desde ahora, la última palabra en mi vida”. CRISTIANOS EN MARCHA 15


¿Crees esto? “Entonces Jesús le dijo: ‘Yo soy la resurrección y la vida. El que cree en mí vivirá, aunque muera; y todo el que vive y cree en mí no morirá jamás’” (Juan 11:25–26, NVI). ¿Crees esto?

16 CRISTIANOS EN MARCHA


CRISTIANOS EN MARCHA 17


Estudios sobre la santidad Ed Read Publicado por el Ejército de Salvación en Canadá con el título: “Studies in Holiness” Traducción por David H. Gruer Impreso en Argentina, 1980

18 CRISTIANOS EN MARCHA


Capítulo V Cristianos a medias Los salvacionistas se cuentan como herederos espirituales de Juan Wesley. El avivamiento evangélico en el que él fue tan prominente, tuvo muchos resultados de gran alcance. Uno de ellos es el Ejército de Salvación. El hecho de que una reunión de cada domingo haya sido dedicada a la enseñanza de la santidad, se deriva del poderoso movimiento del Espíritu que hubo en Inglaterra en el siglo XVIII. Naturalmente, la raíz verdadera es mucho más profunda y para descubrirla hay que considerar la Iglesia del primer siglo. Wesley sólo dijo lo que Pablo ya había expresado; ambos condenaron una respuesta débil, indiferente, ante la gracia maravillosa de Dios. El gran apóstol tuvo que escribirles a los corintios: “No pude hablaros como a espirituales, sino como a carnales, como a niños en Cristo” (1 Corintios 3:1). Carnalidad Se percibe, inmediatamente, el tono de reproche. No es satisfactoria la condición “carnal” de los cristianos corintios. Pero, ¿por qué? ¿Qué es esa condición? Aquí será provechoso examinar el contexto. Pablo acaba de diferenciar entre tres clases de hombres: naturales, carnales y espirituales. “El hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura” (1 Corintios 2:14). Claramente, esta es una descripción del ser humano que no responde positi-

vamente ante la gracia divina, porque no conoce ni se interesa en conocer a Dios. Tal persona es un pecador, en la manera que por naturaleza lo son todos los hombres, y se encuentra espiritualmente dormido. Pero si este hombre natural se arrepiente, volviéndose a Cristo, humildemente, ocurrirá un cambio inmediato, una conversión que es descrita en términos que vibran de entusiasmo. “A todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios” (Juan 1:12). “Si alguno está en Cristo, nueva criatura es” (2 Corintios 5:17). De esta manera, el hombre natural ha llegado a ser un hombre cristiano y, como muestran estos versículos, posee ahora una nueva vida. Ha comenzado a comunicarse con Dios y su espíritu; esa capacidad de estar consciente de Dios se ha despertado. Ahora, si tal persona se orienta de forma total hacia Dios, puede en verdad denominarse “espiritual”; pero, desafortunadamente, muchas veces no sucede así. A veces el alma no alcanza ese ideal y queda en un estado de carnalidad. Anormalidad Ser carnal significa estar influenciado por lo que Pablo llama “la carne”. Utiliza este término frecuentemente y, por regla general, para indicar algo en el hombre o acerca del hombre que se opone a Dios y a lo bueno. Un párrafo en la Epístola a los Gálatas CRISTIANOS EN MARCHA 19


describe vívidamente la maldad de la carne: “Y manifiestas son las obras de la carne que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgías y cosas semejantes a estas” (Gálatas 5:19-21). Ahora, esto representa serios problemas tanto de orden intelectual como moral. El problema intelectual me lo planteó un sargento primero salvacionista al decirme: “Ciertamente, un hombre que actúa así no es cristiano de ninguna manera. Evidentemente la ‘carne’ está completamente corrompida y como un individuo no puede ser a la vez cris20 CRISTIANOS EN MARCHA

tiano sincero y corrupto, es un disparate hablar de ‘cristiano carnal’. Son términos contradictorios”. Tenemos que aceptar que tenía toda la razón al insistir que nadie puede cometer esos pecados deliberadamente y continuar llamándose cristiano. Tal persona está “en la carne” y bajo el dominio de la misma y “los que viven según la carne no pueden agradar a Dios” (Romanos 8:8). Los creyentes genuinos son librados de tales cosas. Pero —y aquí está el punto vital— la tendencia a todos esos males persisten en aquel que no es santificado. Aparece esa tendencia hacia abajo que trata de contrarrestar el impulso elevador, fruto de la conversión. No es acaso eso lo que se


infiere en la aseveración realista del apóstol cuando dice: “Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne; y éstos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis” (Gálatas 5:17). Así que, aun cuando no sea el cristiano ideal, existe el cristiano carnal. Es un hombre con un intenso conflicto interior entre la luz y las tinieblas, lo bueno y lo malo. Puede ser un nuevo convertido, o tal vez ha sido creyente por mucho tiempo. No está “en la carne” pero “la carne” aún está en él. Puede ser que su carnalidad sea una etapa por la cual está pasando hacia la espiritualidad, como afirman algunos intérpretes; o tal vez después de haber conocido lo que es andar cerca de Dios se haya descuidado retrogradando a tal condición. En cualquier caso, esta es siempre una condición lamentable. Falta de madurez Miremos otra vez los creyentes en Cristo con los ojos perceptivos de Pablo; veamos algunas características de la carnalidad. Menciona primeramente la infancia espiritual: “os di a beber leche y no vianda, porque aún no erais capaces, ni sois capaces todavía” (1 Corintios 3:2). Esta persona no se ha desarrollado, no ha crecido. En algunos casos nunca lo hace; su infancia se prolonga durante años. Nada trae mayor alegría a un matrimonio que la llegada al hogar de una nueva vida que les es confiada; pero ¡cuánta tristeza embarga el corazón de los padres si la criatura permanece en su estado infantil, sea este mental o físico! Dios

tiene a veces que soportar la angustia de tal anormalidad en sus hijos. Los infantes espirituales subsisten con una dieta de “leche” porque no pueden digerir “vianda”. No les gusta otra cosa que las verdades elementales. A eso se refería el Comisionado Brengle cuando escribió su mensaje titulado: “¿Tenéis que ser alimentados con cucharita?” Felizmente, había entre sus salvacionistas conocidos que no precisaban de esa ayuda. Habían llegado a la madurez espiritual y eran capaces de disfrutar alimento sólido; si su oficial no podía alimentarlos, encontraban su propio alimento para el alma en la Biblia. Si nadie les era medio de bendición, se elevaban en su espléndida madurez espiritual para serlo a otros, inclusive hasta para los que habían sido enviados para guiarlos en los asuntos del Espíritu. “Le aseguro”, dijo un Comandante Divisional, “que puedo mandar al oficial más retrógrado al Cuerpo de W.… y en tres meses los soldados de aquel Cuerpo habrán orado por él y lo habrán ayudado; lo habrán amado y bendecido de forma tal, que estará candente de amor a Dios y a las almas”. Ciertamente un ejemplo espléndido del hombre “espiritual” que menciona Pablo, adorando la doctrina de la santidad. Cuestionario 1. ¿Cuál es el origen de la reunión de santidad de los salvacionistas? 2. ¿Qué clase de hombres son los “naturales”, los “carnales” y los “espirituales”? 3. Describa la “inmadurez” y la “madurez espiritual” en lo religioso. CRISTIANOS EN MARCHA 21


Lo vieron más de quinientos “Después se apareció a más de quinientos hermanos a la vez, la mayoría de los cuales vive todavía, aunque algunos han muerto” (1 Corintios 15:6, NVI).

22 CRISTIANOS EN MARCHA


En el Camino del Señor Capítulos 27 y 28

Tte. Coronel (OF) Jorge Nery T.

Staveland, como Jefe Territorial, llegó a nuestro país acompañado por una delegación de Oficiales desde Santiago de Chile. Entre ellos estaban los esposos Lalut. Desde Estados Unidos, como visitantes especiales, En el mes de septiembre de 1970 ce- llegaron el Comisionado Ray Gealebrábamos el cincuenta aniversario ring y su señora. Además de las muy del Ejército de Salvación en Bolivia, concurridas reuniones para Oficiales motivo por el cual el Coronel Peter y el público, hubo también festivales Capítulo 27 Nuevos cuarteles “Jehová está conmigo; entre los que me ayudan...” (Salmos 118:7).

CRISTIANOS EN MARCHA 23


24 CRISTIANOS EN MARCHA


de canto y música. En la ciudad de La Paz se realizaron dos importantes ceremonias: Una, el sábado 12 a las horas 15:00, en la que fue declarada oficialmente la residencia para señoritas universitarias y normalistas. En ella, la esposa del Comisionado Gearing descubrió la placa conmemorativa, en memoria de la que en vida fue la soldada “Remedios Asín”. La otra ceremonia se efectuó al día siguiente, a las 16:00 horas, cuando fue declarada como Cuerpo la Avanzada de El Tejar, en memoria de los pioneros suecos Ahlm (luego promovidos a la Gloria, como Ttes. Coroneles), se hizo flamear la bandera tricolor salvacionista en la calle Recreo, en la ciudad de La Paz. La ceremonia fue presidida por el Jefe Territorial, Coronel P. Staveland. Los misioneros norteamericanos, Capitán Stanley Melton y su señora, fueron presentados como oficiales directivos del flamante tercer Cuerpo de la ciudad de La Paz. Ambas ceremonias fueron realzadas por la interpretación de la Brigada de Canto Unida, bajo la dirección del Mayor Eduardo Ringle. El resto de la década de los setenta fue de mucha actividad. En la bella ciudad de Tunan, en Cochabamba, los capitanes Johanson ya contaban con una próspera Avanzada en la zona de Villa Montenegro. En una de mis visitas, ellos me comunicaron su inquietud de establecer un Cuerpo y una guardería infantil en aquella zona. Desde ese momento, diligentemente buscamos algún predio que fuera adecuado para la obra a realizarse, aunque sin éxito; pero, como dice el Señor Jesús: “Buscad y

hallaréis” (Mateo 7:7). Los capitanes Johanson buscaron hasta encontrar un sitio adecuado, contando además con la base económica, la cual fue provista por amigos salvacionistas de Suecia, con lo que les fue posible adquirir un terreno. Una vez puestos en regla los planos de construcción, no hice otra cosa que seguir golpeando a “fierro caliente” a los capitanes para que el plan se realizara a corto plazo. Los capitanes y yo orábamos fervorosamente para que la Organización Gubernamental de Suecia viabilizara el financiamiento, pues ante ella, los mencionados capitanes gestionaban el mismo. El gobierno sueco dio una respuesta favorable, y así fue que el mes de enero de 1976 se inauguró el Segundo Cuerpo de Cochabamba. Para esa fecha, la Avanzada ya contaba con varios soldados adultos y jóvenes. El acto fue presidido por el Jefe Territorial, así también, se inauguró la guardería infantil con la presencia de las autoridades de la zona. La guardería lleva el nombre de “Evangelina Booth”, en memoria de la hija del General William Booth. Este edificio se construyó con todas las comodidades mismo que, por razones de fuerza mayor, después de varios años se convirtió en el Hogar para niñas. Otro interesante suceso surgió por causa de la ruptura de relaciones diplomáticas entre Bolivia y Chile, debido al desvío de las aguas del río Lauca, por lo que no fue fácil para nuestros jóvenes viajar a Santiago de Chile para ingresar a la Escuela de Cadetes. Por esa razón, nuestro Jefe Territorial, con la debida autoCRISTIANOS EN MARCHA 25


rización del Cuartel Internacional de Londres, me instruyó establecer la Escuela de Cadetes en la ciudad de La Paz. Este fue instalado en el edificio del Cuerpo de El Tejar en la calle Juan Gutiérrez. Con la gracia de Dios y los buenos colaboradores y profesores oficiales, se llevó adelante con buen éxito, por más de cuatro años, en que los jóvenes oficiales que de ahí egresaron fueron fieles guerreros y predicadores del Santo Evangelio, tanto que algunos de ellos surgieron como misioneros en Guatemala y Ecuador. La Escuela de Cadetes, con sus campañas y visitas a los diferentes Cuerpos de La Paz y el interior del país, despertó la vocación y el entusiasmo entre la juventud salvacionista. Los esfuerzos de los Cadetes dieron como fruto la apertura de nuevas Avanzadas en las ciudades y los campos. Como fruto de mi experiencia adquirida en el exterior, aprendí que no se debían dar pasos apresurados sin antes obtener una base firme, como lo es el hecho de poseer un inmueble propio a fin de evitar estancamientos o cierres de los Cuerpos. Por ello, logramos adquirir una propiedad en la zona de Villa Fátima, de la ciudad de La Paz, gracias a la valiosa cooperación del misionero sueco, Capitán Bert Jacobson. Así se pudo inaugurar una nueva Avanzada, donde más tarde se instaló un Centro Social del Niño Escolar. El Capitán Jacobson era Oficial Directivo del Cuerpo Central y Oficial de Finanzas de la División de Bolivia. Su esposa cooperó con toda eficiencia en la Brigada 26 CRISTIANOS EN MARCHA

de Canto de la Escuela de Cadetes, además de otras necesidades de la obra. La abogada Josefa Saavedra, respetable dama apreciada por las autoridades y la sociedad paceña, amiga y simpatizante de la obra salvacionista, me escrituró en calidad de donación un lote de terreno en la zona “8 de diciembre”, en Sopocachi, para realizar la obra de evangelización y establecer un hogar femenino para personas de escasos recursos. El Capitán Jacobson, entusiasmado con la obra, se comprometió a gestionar la ayuda de los camaradas de Suecia. Gracias a Dios, a medida que llegaban las pocas donaciones pudimos construir un local amplio que en lo futuro sería el comedor del hogar. La tarea no era fácil al principio, pero con perseverancia y la ayuda de Dios, en las zonas de Villa Fátima y Sopocachi, los vecinos se dieron cuenta del valor, del poder y los beneficios que aporta a la vida del Santo Evangelio. El flamante Teniente Fortunato Echeverría, en su calidad de Auxiliar de la División, se hizo cargo de la Avanzada “8 de diciembre” y logró realizar una excelente obra entre los niños, jóvenes y adultos del barrio. Por su parte, la Teniente Selva Camacho, en la Avanzada Villa Fátima, también realizó una fructífera obra, por la cual se organizaron las reuniones de compañías, la Liga de Jóvenes y la Obra femenina o Liga del Hogar. El Señor añadía nuevas almas al redil y las reuniones se efectuaban regularmente. ¡Aleluya!


Capítulo 28 ¡Adelante Ejército de Salvación! “Os haga aptos en toda obra buena, para que hagáis su voluntad” (Hebreos 13:21). Entre los años de 1975 a 1980, los camaradas oficiales se esforzaron muy especialmente para extender y consolidar la obra salvacionista en todo el país. Los mayores Jacobson, además de cumplir sus funciones como directivos de la obra, cooperaron entusias-

mados con la Escuela de Cadetes, dictando clases sobre diferentes materias; coadyuvaron también y decididamente, buscando financiamiento para las construcciones del Hogar para Mujeres, para el Cuerpo y centros escolares en Villa “8 de diciembre” de Sopocachi y en Villa Fátima de la ciudad de La Paz. El Oficial Directivo del Cuerpo de El Tejar, Sargento Teodocio Quispe estableció una Avanzada en la comunidad de Lacaya que se encuentra cerca del Lago Titicaca. Los campesinos CRISTIANOS EN MARCHA 27


abrazaron de todo corazón las buenas nuevas de salvación. A eso coadyuvó la Escuela de Cadetes, mediante sus visitas y campañas de evangelización. El encargado de la obra campesina, Capitán Ángel Huanca, realizó varias concentraciones para la gente de habla aymara avivando espiritualmente a las comunidades. El Capitán Morales, responsable de la Avanzada, realizó un programa navideño para cuarenta ancianos, a quienes se les sirvió un almuerzo especial acompañado de un regalito. Terminado el ágape, me emocionó escuchar de labios de un anciano lo siguiente: “Tengo más de noventa años, no recuerdo haber tenido un agasajo como el de este día, aparte del de mis hijos; gracias a Dios y al Ejército de Salvación”. Más tarde, bajo la dirección del Sargento Laruta, de profesión alba28 CRISTIANOS EN MARCHA

ñil, secundado por los convertidos, reclutas y soldados se impulsó la construcción de un salón de reuniones sobre un lote de terreno donado por uno de los creyentes. Además, la División a mi cargo cooperó con puertas y ventanas, material eléctrico y un motor generador para iluminar el salón y sus alrededores. También la Liga del Hogar, con el resultado de los talentos, compró bancas para la Avanzada. En Cochabamba, los capitanes Johanson continuaban abriendo nuevas Avanzadas y centros escolares en Huayra Kassa, con una posta sanitaria a cargo de la misionera inglesa, Capitana y Enfermera Davies, secundada por la Tenienta Vargas. En “El Temporal”, la Avanzada y el Centro Escolar, se desarrollaban a cargo del Teniente Walter Gutiérrez.


Con el Capitán Johanson viajamos varias veces a la ciudad de Santa Cruz con el propósito de extender la obra hacia el oriente. Al principio, nos fue difícil conseguir una edificación adecuada en una zona conveniente que posibilitase realizar una eficiente y práctica obra espiritual y social. En el año de 1977, lastimosamente, la ciudad de Santa Cruz se vio inundada por las constantes y torrenciales lluvias, resultando que las más afectadas fueron las familias de escasos recursos, que vivían en precarias construcciones en las zonas periféricas de la ciudad. La División a mi cargo se movilizó para prestar socorro a los damnificados. Las autoridades y la Asociación de Damas Cruceñas nos recibieron gozosos y nos confiaron la responsabilidad de

atender a quinientas personas que se encontraban alojadas en el local de un colegio. Por espacio de veinte días proporcionamos desayuno, almuerzo y cena, efectuando cada noche reuniones de evangelización, a las que, en su mayoría, la gente acudía voluntariamente. También nos dimos a la tarea de repartir frazadas y colchones a los más necesitados. En esta obra estuvieron presentes algunos cadetes bajo la dirección del Mayor Siefried Clausen que, a la sazón, era el nuevo Director de la Escuela de Cadetes. También estuvo presente el Capitán Johanson. Como una bendición de Dios logramos encontrar una propiedad en la zona Nazareto, la cual consideramos como una dádiva divina para estimularnos por la labor desarrollada en Santa Cruz en favor de los damniCRISTIANOS EN MARCHA 29


ficados. Esta Avanzada se estableció bajo la dirección del Sargento Fabián Vargas misma que, a su debido tiempo, fue declarada Cuerpo de Santa Cruz bajo la supervisión del Oficial Directivo del Cuerpo de Cochabamba. Nos extendimos hacia la ciudad de Sucre, merced a frecuentes visitas que allí efectuamos, escuchando el clamor de amigos de la obra salvacionista, tal cual lo hicieron los macedonios: “Pasa a Macedonia y ayúdanos” (Hechos 16:9). Decidimos adquirir una propiedad en la calle Batallón Colorados No. 114, en el barrio Municipal o Noria Alta. El Teniente Fortunato Echeverría fue nombrado para empezar la obra, bajo la dirección de los capitanes Johanson del Cuerpo de Cochabamba. Sucre es una ciudad tradicionalmente católica y, sin embargo, las Buenas Nuevas se proclamaron progresivamente y las almas se rendían a los pies de Cristo Jesús. “Así será mi palabra que sale de mi boca, no volverá vacía” (Isaías 55:11), dijo Dios por boca del profeta. Ante las necesidades apremiantes, sociales y económicas, existentes en los diferentes barrios, se estableció un centro social para los niños escolares. De esa manera, la División de Bolivia ya contaba con siete centros escolares. A esta altura de mis memorias, creo conveniente aclarar para los lectores lo que es un Centro Social del Niño Escolar que actúa bajo la sigla CESONIES: A estos centros asisten los niños durante el año escolar que, por razones obvias, no pueden hacer sus tareas en sus propios domicilios. 30 CRISTIANOS EN MARCHA

Los niños asisten en los turnos de la mañana y la tarde, similar al de un Colegio. Además de cumplir con sus tareas escolares, realizan trabajos manuales y reciben orientación religiosa. También son alimentados gratuitamente, con un menú que comprende desayuno, almuerzo y por la tarde una merienda. Cada centro escolar cuenta con un personal capacitado para ayudar y orientar al niño en el cumplimiento de sus temas escolares. Los profesores de los colegios están agradecidos por esta cooperación que se brinda al niño. Yo digo que los centros son como una escuela auxiliar. Viendo que la obra se afianzaba progresivamente sobre bases sólidas, los estudiantes de la Escuela de Cadetes de la ciudad de La Paz se sintieron inspirados para extenderla a la ciudad de Trinidad, en el Beni y a Potosí, por lo que se ofrecieron voluntariamente para iniciar esos trabajos donde la gente reclamaba la presencia del Ejército de Salvación. Por los progresos en Cochabamba, Santa Cruz y Sucre, vi la necesidad de crear el Distrito Oriental. Para dar efectividad a ese proyecto, realicé trámites ante el C.G.T. y el Comisionado Edmundo Allemand, que elevó mi solicitud ante el Cuartel Internacional de Londres. Luego llegó la autorización para la creación del mencionado Distrito y al mismo tiempo, el nombramiento como Oficial de Distrito en la persona del Capitán L. Johanson. Todos cantamos: ¡Adelante, pues, Ejército de Salvación! Continuará


¿Para qué fueron escritas? “Una semana más tarde estaban los discípulos de nuevo en la casa, y Tomás estaba con ellos. Aunque las puertas estaban cerradas, Jesús entró y, poniéndose en medio de ellos, los saludó. —¡La paz sea con ustedes! Luego le dijo a Tomás: —Pon tu dedo aquí y mira mis manos. Acerca tu mano y métela en mi costado. Y no seas incrédulo, sino hombre de fe. —¡Señor mío y Dios mío! —exclamó Tomás. —Porque me has visto, has creído —le dijo Jesús—; dichosos los que no han visto y sin embargo creen. Jesús hizo muchas otras señales milagrosas en presencia de sus discípulos, las cuales no están registradas en este libro. Pero éstas se han escrito para que ustedes crean que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que al creer en su nombre tengan vida” (Juan 20:26–31, NVI).

CRISTIANOS EN MARCHA 31


“La palabra está cerca de ti…” “…la tienes en la boca y en el corazón.” “Ésta es la palabra de fe que predicamos: que si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor, y crees en tu corazón que Dios lo levantó de entre los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para ser justificado, pero con la boca se confiesa para ser salvo. Así dice la Escritura: ‘Todo el que confíe en él no será jamás defraudado’” (Romanos 10:8–11, NVI).

Cristianos en Marcha  

¡Es cierto!

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you