Page 1

8

Parte de Música | Nº 276 s$OMINGODE!BRILDE

Suplemento dominical del

T/ Ángel Méndez F/ Cortesía

T

res acontecimientos musicales de vital importancia para la salsa marcan el año 1973. El primero de ellos aconteció el 29 de marzo de ese año en Nueva York, cuando el genial músico Lawrence Ira Kahn, mejor conocido como Larry Harlow, presenta la que podría considerarse la carta de triunfo de un género: la ópera latina Hommy. La salsa, música de barrio, murmullo de esquina, se abre paso y logra pisar el sagrado templo de la música: el Carnegie Hall. El montaje de este musical latino ha de traer importantes consecuencias. Alguien podría calificarlo como un hecho aislado, pero no fue así. Hommy, la ópera, formó parte de un movimiento en pleno auge, tanto así que en ese mismo año, el 24 de agosto, ya consolidada como una “macro” agrupación, la Fania All Star logra meter más de 40 mil personas en ese conciertazo celebrado en el Yankee Stadium, el cual sirvió de marco para la película Salsa y en nuestro país, en un local denominado La Distinción, se funda la agrupación que dará que hablar por muchos años y que aún está vigente con sus miembros originales: La Dimensión Latina, con Oscar D’León, César Monge, Elio Pacheco, José Rodríguez, José Rojas y Jesús “Chuíto” Narváez (+). Más tarde entrarán en el roster Wladimir Lozano y –al desertar Oscar– Rodrigo Mendoza.

%LPODERDELARADIO

¡Hommy!

Gracia divina ,AØPERALATINAQUEENMARZODEELEVØDERANGO UNGÏNEROMUSICALALPRESENTARSEENEL#ARNEGIE(ALL

EL REPARTO Junior González Hommy González Justo Betancourt, El Padre Celia Cruz, Gracia, Divina Cheo Feliciano, El Tío José“El Padrino” Pete “El Conde” Rodríguez, El Elemento del Bonche Heny Álvarez, El Heladero Adalberto Santiago, El Doctor

HOMMY Para 1973 ya la salsa había alcanzado el pináculo de la popularidad. En Nueva York y América Latina se conformaban micro movimientos musicales que servían para enaltecer al género. Venezuela, Puerto Rico, Colombia, Panamá, Perú y hasta México se peleaban por presentar lo mejor de la salsa, en tanto Cuba, a la calladita, gracias al absurdo bloqueo económico, comercial y cultural, maceraba sus ritmos sin mucha proyección. Desde 1972, “El Judío Maravilloso”, músico inquieto y por demás creativo, reflexionaba sobre la idea de un novel concepto musical para el mercado musical afroantillano. Inspirado por el éxito en 1969 de la ópera anglosajona, Tommy, de la banda Inglesa The Who, Harlow se preparaba para el lanzamiento de un concepto similar, pero dirigido al mercado salsero. La idea era mez-

Feliciano, Adalberto Santiago, Junior González y Pete “El Conde” Rodríguez. Una nueva figura es introducida en el medio, la dama que sustituiría a La Lupe en el ambiente y que se convertiría en la “Reina de la Salsa”, a partir de ese momento: Celia Cruz. Del álbum, algunos de los temas fueron grandes éxitos y tuvieron gran aceptación entre los melómanos hispanoparlantes. “Es un varón” que interpreta el matancero justo Betancourt, “Quirinbomboro”, “Soy Sensacional” y “Cari Caridad” que canta Junior González, “El día de Navidad” vocalizado por Cheo Feliciano y “Gracia divina” que marca a Celia Cruz como intérprete. Jenaro “Heny” Álvarez hace las narraciones.

clar la esencia de los ritmos latinos en boga con la tradición religiosa que siempre ha tenido Cuba y que se trasladó a Nueva York en la maleta de sus músicos. La idea se concreta al año siguiente con la ópera Hommy. Harlow utiliza la pluma del fallecido sonero, compositor y arreglista, Jenaro “Heny” Álvarez Doménech, a quien conociéramos con el Grupo Folklórico Experimental Nuevayorkino, y a músicos de primera línea. Como es de su-

poner, la dirección corrió por su cuenta con la colaboración de Marty Sheller. Los arreglos fueron realizados por el propio Harlow, Marty Sheller, José Luis Cruz, Papo Lucca y Javier Vázquez. La narración –inigualable– antes de cada canción, estuvo a cargo del recordado “Heny” Álvarez. La carátula estuvo a cargo de un grupo de diseñadores encabezados por Izzy Sanabria, publicista de Fania y creador de la revista Latin N.Y. En ella vemos la fotografía a full color

de las naranjas con la foto en el centro, en blanco y negro, de Larry Harlow cuando tenía dos años; es una obra del reconocido fotógrafo Jan Blom.

LA HISTORIA Y EL LEGADO La trama de Hommy, su historia, es narrada por Heny Álvarez, quien cuenta la historia de un niño que aunque ciego y sordo, tenía un gran talento para la percusión. Es aquí donde se unen los grandes músicos de la época y soneros como Justo Betancourt, Cheo

Participaron en la ejecución de los distintos instrumentos, de manera principal: Larry Harlow, piano Eddie Guagua Rivera, bajo Eddie Colon, timbales Tony Jiménez, conga Pablo Rosario, bongó Larry Spencer y Ralph Castrella, trompetas Sam Burtis y Lewis Kahn, trombones Junior González, vocal y percusión menor Yayo El Indio, Adalberto Santiago y Marcelino Guerra, coros Johnny Pacheco, Bobby Porcelli y Eddie Zervigón, Flautas José Luis Cruz, Piano Ángel “Cachete” Maldonado, percusión. En total, son 43 años de consolidación de la salsa. Treinta y nueve años de haber sido proclamada la SALSA como género de concierto y ópera. En un comentario, un crítico musical señalaba que: “Definitivamente la creatividad afloraba en los músicos de los años 60 y 70. Se producían grandes obras que terminaban en monumentales éxitos. La Musa vivía entre los músicos, arreglistas y compositores”. Luego se pregunta: “¿Dónde se habrá ido esa diosa inspiradora de inspiración?” Caracas

Profile for Angel Méndez

Hommy, gracia divina  

Muy buenos días, Familia. Como todos los domingos, ayer, en la contraportada del Suplemento "Artillería", del Correo del Orinoco, salió nues...

Hommy, gracia divina  

Muy buenos días, Familia. Como todos los domingos, ayer, en la contraportada del Suplemento "Artillería", del Correo del Orinoco, salió nues...

Profile for savinien
Advertisement