Page 1

23 - F Pablo Avilés, Mónica Campos, Saúl Meliá, Sara Hevia.


Personajes importantes 23 F - Antonio Tejero Molina, teniente coronel de la Guardia Civil, asaltó el Congreso de los Diputados el 23 de febrero de 1981 al frente de un grupo de agentes. Mantuvo secuestrado durante 18 horas al Gobierno y a los diputados. - Jaime Milans Del Bosch, capitán general de la II Región Militar, fue uno de los principales cabecillas. Sacó los tanques a la calle la noche del 23-F. - Alfonso Armada Y Comyn, general de división del Ejército de Tierra. - Ricardo Pardo Zancada, comandante de infantería.

- Rey Juan Carlos I. El Rey tuvo una intervención decisiva en el intento de golpe de Estado contra el régimen democrático. Su mensaje a los españoles por radio televisión, después de horas de tensión y desconcierto, tranquilizó a los ciudadanos y conjuró a los golpistas. - Sabino Fernández Campo, secretario general de la Casa de Su Majestad el Rey, intervino como coordinador entre Don Juan Carlos y el Congreso de los Diputados en el intento de golpe de Estado. - Adolfo Suárez González primer presidente de Gobierno.


Antonio Tejero Molina.

Jaime Milans Del Bosch

Rey Juan Carlos I

Alfonso Armada Y Comyn

Sabino Fernรกndez Campo

Ricardo Pardo Zancada

Adolfo Suรกrez


- Leopoldo Calvo Sotelo, investido presidente del Gobierno dos días después del intento de golpe de estado. - Manuel Gutiérrez Mellado, vicepresidente del Gobierno y teniente general del Ejército, se enfrentó al teniente coronel Antonio Tejero, quien le zarandeó. El presidente Adolfo Suárez acudió a socorrerlo. -Jose Luis Aramburu Topete, director general de la Guardia Civil. -Francisco Laína García, director de la Seguridad del Estado, tuvo una importante intervención, evitando el vacío de poder al actuar como jefe de Gobierno.

- Jose Gabeiras Montero, teniente general y jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra. -Santiago Carrillo Solares secretario general del PCE, fue el único diputado que permaneció sentado en su escaño en el asalto al Congreso, pese a los disparos.

- Ana Balletbo Puig, diputada y periodista, fue la primera persona que salió, dado su avanzado estado de embarazo.


Leopoldo Calvo Sotelo

Jose Gabeiras Montero

Manuel Gutiérrez Mellado

Santiago Carrillo Solares

Jose Luis Aramburu Topete

Ana Balletbo Puig

Francisco Laína García


Cronología Básica 23-F

17:00 horas: Se abre la sesión de investidura de Leopoldo Calvo Sotelo en el Congreso.


18:00 horas: El teniente coronel de la Guardia Civil Antonio Tejero irrumpe al frente de 200 guardias civiles en el edificio del Congreso.

20:00 horas: Se reúne la Junta de Jefes del Estado Mayor y Tejero comunica al secretario del rey que sólo hablará con Armada. En periodos de cinco minutos, son desalojados del Congreso Gutiérrez Mellado, Felipe González, Alfonso Guerra, Santiago Carrillo y Rodríguez Sahagún.


23:00 horas: Entran en el Congreso los generales Alfonso Armada y Aramburu Topete para entrevistarse con Tejero. Aramburu abandona las Cortes mientras Armada permanece en su interior.

1:14 horas: El Rey dirige un mensaje a los españoles a través de radio y televisión con uniforme de capitán general en el que ordena el mantenimiento del orden constitucional. Minutos después la Armada abandona el Congreso


5:00 horas: Milans abandona el Golpe de Estado y se

12:00 horas: salen todos los diputados del congreso y

entrega.

media hora despuĂŠs se entrega Tejero.


Link a entrevista del 23-F AquĂ­ estĂĄ nuestra entrevista sobre la actividad de historia del 23-F.

https://yo utu.be/gJl HgifUgq8


FIN


Cรณmic 23-F


Adolfo Suรกrez. Adolfo Suรกrez era el principal objetivo de muchas personas importantes. Como los medios de comunicaciรณn, el rey...


Felipe González. El PSOE aprovechó la situación de Adolfo Suárez para fomentar su campaña.


Fernández Miranda. Fernández Miranda tenía a su favor al monarca para elaborar su reforma política para destruir las estructuras franquistas a través de la ley.


PCE. Adolfo Suรกrez legaliza el partido comunista gracias a la participaciรณn de Carrillo.


Pablo Avilés, Saúl Meliá, Sara Hevia y Mónica Campos.


Pregunta más interesante. “ViVivalalibertad (comentarios) Tenía 14 años y estaba con mi abuela. Me puse nervioso porque ella que nunca había criticado a Franco y le daba miedo la democracia no estaba de acuerdo con lo que estaba ocurriendo. Al verme así recuerdo que me dijo, no te preocupes que allí está Gutierrez Mellado y no se va a arrugar (como así fue). El destino quiso que un 15 de diciembre de 1995 que nevaba mucho, volviendo de Guadalajara donde trabajaba, vi un accidente cerca de Alcolea del Pinar y Gutiérrez Mellado murió en dicho accidente.” Nos parece la pregunta más interesante porque es curioso que su madre le hablase de Gutiérrez Mellado y confiase en que les iba a sacar de esa situación y después cuando este hombre creció vió el accidente en el que murió. -

La que nos hubiese gustado vivir. -

Vicky (Mail) Tenia 14 años. Estaba en 1º de Bup del IES Delhuyar estábamos en un examen de historia con un profesor que se llamaba Aurelio entregué el examen y me mandó a secretaria a por folios, de camino entré en el bar del insti y me enteré. Subí a clase le di los folios y se lo dije al profesor, el paró el examen para decir "ha ocurrido algo muy grave... Y lo contó" mientras mis compañeros por lo bajinis decían ¿Que hay que poner en la pregunta 5 y en la 6? Creo que ese día copió todo el mundo menos yo. Cuando llegué a casa mi madre estaba planchando en la cocina, oyendo la radio y llorando muy asustada. Nos hubiese gustado vivir esta para poder copiar en el examen al igual que sus compañeros de clase.

La pregunta más divertida. -

Diego Miguel (Facebook) "Bien calentito en la tripita de mi madre. ¡Con un golpe de estado iba yo a salir!" Nos ha parecido la más divertida por la forma en la que lo cuenta.

La pregunta que nos gustaría grabar. -

Fernando febrero 23, 2011 en 11:36 A ver, el que mandaba el cuartel vecino de RTVE (regimiento de transmisiones, no fuerza operativa), era un tal Coronel Miguel Íñiguez, con el que comparto apellido pues fue él el que me lo dio (sí, a la sazón es mi padre). De ese cuartel no salió ni un solo soldado bajo su autorización a ocupar ni a visitar los pasillos y vestíbulos de Prado del Rey. Mi padre estaba oyendo tranquilamente la radio en casa en zapatillas cuando el famoso “quieto todo el mundo” y “se sienten, coño”. Rápidamente se levantó, se puso el uniforme, llamó a los mandos del regimiento y les convocó urgentemente en la sala de banderas del acuartelamiento. Llegó en poco tiempo (vivía entonces junto al puente de Segovia) y dio órdenes precisas de que su regimiento iba a respetar la constitución, y trasladó el mandato que en esa dirección acaba de recibir del entonces Capital General de Madrid, Quintana Lacacci (no sería más de las 7.00 o 7.30 de la tarde). Dice mi padre que fue la primera vez en su vida militar que por precaución se puso la pistola cerca y con balas. Tenía fama de “rojillo” entre los militares, pues hasta un par de


meses antes era el jefe del gabinete técnico del Guti, y Suárez, y no estaba bien visto por el búnker, que se llamaba entonces. Mi padre llegó a temer por si algún capitán rebelde y bravucón quisiera llevárselo por delante por considerarle obstáculo para el golpe. Los soldados y mandos intermedios que llegaron a Prado, procedían de la Brunete. Puede que al principio, principio, mientras mi padre se dirigía de su casa al cuartel, el oficial de guardia enviara a la tele ese cabo y dos soldados que dice Rodri, pero enseguida regresarían a su cuartel, pues eran las órdenes precisas de ese Coronel que tan bien conozco. El coronel del Regimiento de Prado del Rey (mi padre), curiosamente, pidió ayuda a la Brunete para proteger la tele de los golpistas, que era lo que le había dicho Quintana Lacacci, que Madrid no se iba a unir, que más bien al contrario, y que iba a utilizar la Brunete para defender la constitución. Mi padre, en su propósito de defender la tele, pidió ayuda a la acorazada para esa misión, pues un regimiento de Ingenieros no tiene más armas que los Cetmes reglamentarios asignados a la la tropa y poco más. Desde la acorazada mandaron una compañía al mando de un capitán con ese menester, y con la promesa hecha a mi padre, que ese capitán al llegar, se pondría bajo sus órdenes, por estar en “su territorio”. Mi padre entonces se dio cuenta de la traición. La compañía de la acorazada, nunca le dio novedades al llegar a Prado y el Capitán de marras ni se puso a sus órdenes. A partir de ahí temió de todo, pero confiaba que ese golpe se iba a frustrar, pues era lo que cada rato le transmitía el Capitán General de Madrid y otros mandos superiores (Jefe de Estado Mayor, subsecretario de defensa… si luego fue la noche de los transistores, esa tarde para mi padre fue la de los teléfonos, al fin y al cabo ese era el regimiento de transmisiones, por el que pasaban todos los cables y órdenes y contraórdenes). Temía, por precaución, nada más, por que conocía la existencia de exaltados; pero siempre me ha confesado que desde el principio él sabía que el golpe no iba a triunfar, y achacaba su gestación a los “cuatro” militares nostálgicos que quedaban. En fin. Por mi parte estaba haciendo la mili en el CIR 16 de Camposoto-Cádiz (sí, ser hijo de militar no me libró, al contrario). Estaba de permiso ese día completo, que era lunes y el domingo habíamos tenido faena los abuelos pues había sido jura de bandera y hacíamos los servicios los “mayores”. Sinceramente, pasé la tarde borracho ajeno a lo que pasaba en Madrid, hasta que le escuché a una niña en la calle decir que en Madrid unos guardias habían entrado en las Cortes, y pensé que se refería a una peli de la tele o a algo así. Al llegar al CIR a las 10 de la noche (hora de retreta obligatoria), nos percatamos de la gravedad del tema, máxime cuando el Capitán General de Andalucía, Merry Gordons, tenía fama de ser de los “nostálgicos”. No se sumó, felizmente, y nosotros pasamos en 24 acuartelados, pero poco más. La noche del 23 al 24 la pasamos ciertamente con los transistores, con todos mis amigos preguntándome qué podía pasar, sabiendo que yo podía conocer el tema por ser hijo de alto mando. Les dije que Tejero era un bocazas sin mucho prestigio y sin tirón entre los militares (en mi casa ya le conocíamos por el tema de la Operación Galaxia) y que no iba a triunfar porque nadie le iba a seguir. No me equivoqué mucho. El 24 por la mañana se dobló la Guardia por precaución, y me tocó unas cuantas garitas. Fueron las últimas, días después ascendí a Cabo, que ya te libras de las guardias en garita. Bueno, tenía 23 y ahora tengo 53. 30 años que han pasado como una “insolación”.


Hemos elegido esta pregunta para grabar porque es una forma distinta de ver el 23-F, es desde el lado militar .

23 f (sociales) (3 files merged)  
23 f (sociales) (3 files merged)  
Advertisement