Page 1

Dimensión: Ambiente propicio para el aprendizaje

1. Equidad en el aula: A continuación se presentan fotos que evidencian una convivencia armónica donde propicio oportunidades de aprendizaje a todos(as) los(as) estudiantes de la clase. Presentando evidencias de inclusión en el aula las cuales evitan discriminación y atienden a la diversidad en relación a género, etnia, religión, creencias, nacionalidad, discapacidad, condición económica, y talentos.

Evidencia Nº 1: la docente da a oportunidad de participar y dar sus a todos los estudiantes.


Evidencia N潞 2: David da su opini贸n con respecto de los tipos de afiches.

Evidencia N潞 3: Pablo da su opini贸n.


2. Dominio del grupo curso A continuación presento evidencias de mecanismos que permiten un control favorable para el aprendizaje, sin caer en prejuicios, amenazas, rotulaciones o estigmas. Por ello, es posible tener evidencias que demuestran haber establecido de manera conjunta con los estudiantes una serie de normas y hábitos consistentes y consensuados que favorecen el ambiente de aprendizaje. Evidencia Nº 1: Los estudiantes al comienzo de su Proyecto de Aula de manera conjunta establecieron normas y responsabilidades, las cuales sostuvieron cumplirían a lo largo del proyecto. Al comienzo de cada clase o cuando fuese necesario se recordaban.

Yo me comprometo a: 1) 2) 3) 4) 5) 6)

Portarme bien. Hacer las tareas. Participar. No hacer rabiar a las tías. Escuchar a las tías. Guardar silencio cuando sea necesario 7) Respetar los turnos. 8) Estudiar día a día.


Evidencia Nº 2: Al comienzo de la clase todos pronuncian en voz alta las normas y responsabilidades que se deben tener presentes durante la clase.

Evidencia Nº 3: Durante la clase se recuerdan las normas cuando no están cumpliendo. Profesora: “¿Cuál era la regla número cinco? Es que no la recuerdo…Haber usted” (le da la palabra al estudiante que señala con el plumón) Ao: Guardar silencio…


Evidencia Nº 4: Se hace tomar conciencia de las normas que se deben tener presentes en el aula. Profesora: “Estamos esperando porque Pablo quiere hablar” (aguardan hasta que exista silencio). Ao: (da a conocer su opinión cuando sus compañeros se disponen a escucharlo)


3. Organización del aula En esta dimensión se presentan evidencias de una estructura de organización del aula acorde a las actividades planificadas, dando un adecuado uso al espacio físico, al equipamiento y recursos de aprendizaje procurando condiciones de higiene y seguridad para los estudiantes. Evidencia Nº 1: Se evidencia que el espacio físico del aula es acorde a las actividades que durante la clase realizarán.


4. Reflexión sobre el ambiente de aprendizaje El ambiente propicio para el aprendizaje de los estudiantes es uno de los factores determinantes en el aula, puesto, influye directamente en la construcción y posterior logro de aprendizajes en los estudiantes. No hay duda que el clima que se pueda llegar a generar en una sala de clases va influir positiva o negativamente en los aprendizajes que puedan lograr los estudiantes, lo cual hace necesario que en lo posible se cree un ambiente acogedor, equitativo, afectivo con cada uno de los educandos. En este sentido, se puede establecer que si se logró establecer una interacción efectiva con todos los estudiantes, no se presentó ningún problema o conflicto grave. Pudo haber ayudado a esto, las destrezas de comunicación, puesto que estuvo constantemente presente la sonrisa, la gestualidad y una expresión alegre por parte de la docente, sobre todo en el desarrollo de la clase, cuando se monitoreó y retroalimentó a los niños y niñas. Según Santrock (2002) el docente, debe enfatizar más su papel como una persona de confianza dispuesta a guiar y apoyar los esfuerzos de aprendizaje de sus alumnos que el de una figura de autoridad que controla todo. Con respecto a esto, la docente en formación se sintió como un guía de los estudiantes tratando en todo momento transmitir confianza y no autoridad. Por lo tanto, se logró propiciar un clima de equidad, confianza, con todos los niños para que tuvieran la confianza de opinar y participar, en el desarrollo de la clase. No se demostró favoritismo por algún estudiante en especial, preocupándose de tomar en cuenta a todo el grupo curso, para que tuvieran la posibilidad de ser parte de la clase y sentirse considerados a la hora de obtener alguna respuesta o participación. Nunca se llevó a cabo un trato discriminatorio, puesto que el profesor debe aceptar todo tipo de alumnado sin discriminar a ninguno (Gómez y Serrats, 2000). En el decir de los autores Gómez y Serrats (2000) “el maestro debe mantener un trato cordial con todos, evitando las preferencias que a veces parecen inevitables. Acepta todo tipo de alumnado sin discriminar por su condición social, dificultades de


aprendizaje, aspecto físico” (p. 42). Tomando en cuenta esto, es importante además, mantener un clima de respeto al interior del aula, para poder generar buenas relaciones, teniendo cuidado de no caer en la discriminación de ningún tipo, puesto los y las estudiantes se dan cuenta y se pueden sentir mal y frustrados, preocupándonos por lo tanto, de nuestras acciones y de que estas no vayan a afectar a nuestros estudiantes. La clase fue de una constante interacción profesora estudiantes y entre alumnos en el desarrollo de la clase. Las interacciones constantes que se mantuvieron durante la mayor parte de la clase fueron adecuadas, pero en varias ocasiones los estudiantes hablaban unos tras otros, por lo cual el respeto por los demás se perdía. Debido a lo anterior, en reiteradas ocasiones se les recordó las normas de comportamiento, y tomando las palabras de Santrock (2002) “el manejo efectivo del aula aumenta al máximo las oportunidades se aprendizaje de los niños” (p. 472). Las actividades propuestas, y las preguntas que les realizaba con respecto a los temas tratados, a medida que la clase se iba desarrollando, los estudiantes sí demostraron gran participación, trabajaron en las actividades realizadas, se motivaron por ser partícipe del proceso de enseñanza aprendizaje y demostraron interés y conformidad por lo realizado. Por otra parte, Henson y Eller (2005), proponen que “los estudiantes están más dispuestos a aprender en un ambiente que sea cómodo, desde el punto de vista fisiológico y psicológico” (p. 389). Por lo tanto, es necesario tener muy en cuenta lo anterior, para lograr los estudiantes puedan sentirse bien al momento de llevar a cabo la realización de una clase y su proceso de construcción de aprendizajes. Finalmente, es esencial que cada profesor(a) planifique cómo conducir a su clase hacia el verdadero aprendizaje a través del uso eficiente de las actividades y materiales (Adams y Garrett, 1970). Esto me indica que una forma de lograr mejores y verdaderos aprendizajes es utilizando diferentes recursos, pero estos deberán ser escogidos con anterioridad analizando su factibilidad y el tipo que se utilizará en una


determinada clase. En este caso, el material escogido para esta clase fue adecuado, porque favorecía una mejor participación de los educandos, su actitud era mucho más activa ante la actividad, puesto que, una de las características del grupo curso es que presentan una actitud positiva ante trabajos manuales. De la misma forma, es muy importante mantener normas de comportamientos al interior del aula, esto permite que las clases se desarrollen de forma adecuada, la buena disciplina permite trabajar armónicamente y favorece un clima más cálido y acogedor. Por ende, el docente deben estar atento al quiebre de las normas para poder conversar y analizar el problema para poder resolver las diversas situaciones que se dan al interior de cada sala. Para esto, es necesario utilizar palabras adecuadas que no vayan a dañar a ninguno de los o las involucrados. El profesor o profesora, como plantean los Estándares de desempeño debe ser capaz de explicar “por qué es necesario un comportamiento positivo”, puesto es importante que los estudiantes lo tengan claro. Las normas de convivencia dentro el aula deben ser una herramienta educativa que nos permita resolver conflictos (Notó, 2002). Es por esto que la profesora debe abordarlas de manera positiva, al momento de que se realicen las faltas a las normas establecidas, porque estas están provocando en el niño hábitos de comportamiento, son aprendizajes muy importantes para toda la vida, además. Creo que este criterio fue logrado gracias a las participaciones activas de los alumnos, ya sea aportando con ideas, queriendo participar en las actividades u ofreciendo su ayuda, demuestran sus buenos aportes y disposición para ayudar. Es el docente el encargado de incentivarlos a que estas actitudes se mantengan, además de fortalecer sus características personales.

Ambiente propicio para el aprendizaje  

material de análisis

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you