Page 1

UNA VIDA DE

PERROS SARA PIQUER MARTÍ III PERIODISMO FOTO-PERIODISMO


Una vida de perros…

Es la que viven más de 150.000 animales que son abandonados en nuestras calles cada año. Gracias al trabajo de la protectora GAAZ (Grupo Ayuda Animal Zaragoza), todos esos perros tienen la oportunidad de vivir una vida mejor. Treinta voluntarios y cinco socios son los encargados de financiar las necesidades de cada uno de los perros que rescatan de las calles o de la perrera. Actualmente, GAAZ tiene bajo su protección a más de 32 perros repartidos entre los cheniles de la protectora (por los que pagan 400 euros al mes) y los hogares de acogida temporales. Uno de los objetivos principales de la protectora, es difundir y hacer publicidad de cada uno de sus perros para poder encontrar la familia adoptante que mejor se adecue al animal. Gracias a la voluntaria Vanesa Cuenca, puedo adentrarme en el lugar donde GAAZ cuida de sus perros. Cada perro tiene una historia particular, unas más dramáticas que otras, y a pesar de que nunca he sentido especial devoción por los perros, el papel que hace GAAZ por estos animales indefensos acaba conmoviéndome. Pude llegar a conocer de cerca el enorme amor que profesan los voluntarios hacia la labor que desempeñan. Una labor que realizan altruistamente, sin esperar a cambio nada más que el simple bienestar del mejor amigo del hombre. Como periodista siento que el tema tiene una alta carga social. Veo un gancho en el dramatismo que tiene cada una de las historias de los perros. Historias desconocidas, y sí, aunque solo sean perros también he querido darles voz. Y no solo a ellos, también a sus salvadores, los voluntarios de GAAZ.


Encadenado Míster lleva un año y medio con la protectora GAAZ. Era un perro pacífico y cariñoso hasta que le diagnosticaron hernias. Se volvió violento por el dolor, llegando a atacar a dos voluntarias. Desde ese momento, los voluntarios se dividen entre los partícipes del sacrificio de Míster, y los que defienden la vida del animal. Debe vivir enjaulado, sólo una voluntaria es capaz de acercarse a él.


Hogar Más de 150.000 animales son abandonados en nuestras calles cada año. Entre las principales causas de abandono destacan, por orden de importancia, el traslado a un domicilio más pequeño o de alquiler, las camadas indeseadas y la pérdida de interés por el animal, el fin de la temporada de caza, factores económicos, falta de tiempo por el nacimiento de un hijo, alergias y cómo no las vacaciones. GAAZ se reivindica en contra del abandono animal, afirmando que los perros “no son un capricho de un mes, son parte de nuestra familia”.


Mirada Cleo se levanta sobre sus patas traseras apoyándose en la verja que la encarcela. Espera pacientemente que sus cuidadoras la saquen a pasear. Es una perra dócil y tranquila que fue rescatada de la perrera hace más de cinco años. Nadie ha querido adoptarla todavía.


Chenil Los 30 voluntarios y 5 socios de GAAZ tienen que encargarse de financiar todos los gastos de cada uno de los perros, a los que se añaden los 400 euros que cuesta cada chenil (habitáculo donde vive el perro), más los gastos del veterinario (80 euros al mes aproximadamente). Además, los miembros de GAAZ deben encargarse de difundir y promocionar la adopción de los perros que acogen. Todo esto, sin que ellos cobren ni un solo euro al mes.


Amistad Vanesa lleva un aĂąo y medio siendo voluntaria de GAAZ. Su amor por los perros hace que colabore con la protectora altruistamente unos tres dĂ­as por semana. Se encarga de alimentarlos, pasearlos, limpiarlos y sobre todo de darles cariĂąo. En la foto aparece con su perro apadrinado Blue. Vanesa financia personalmente todos los gastos del animal.


Zona de juegos Para que la salud fĂ­sica y psicolĂłgica de un perro sea favorable, debe pasear al menos una vez al dĂ­a. Cuando los voluntarios de GAAZ no tienen tiempo, dejan a los perros en la zona de juegos, donde tienen espacio para correr, defecar y orinar.


Libertad Cuando los voluntarios tienen tiempo, sacan a pasear por los campos pr贸ximos a la protectora a cada uno de los peros. En la foto Blue tiene la suerte de saborear sus veinte minutos de libertad.


Carrera Los perros que pasan mucho tiempo en la perrera acaban siendo sacrificados. Blue tuvo la suerte de ser rescatado de una perrera hace cuatro años. Ha tenido varios adoptantes desde entonces, seguramente porque es un perro de raza pura pastor alemán. Sin embargo, la enfermedad que padece (leishmaniosis), hace que todos sus adoptantes acaben echándose atrás y devolviéndolo a la protectora. Vanesa ha decidido adoptarlo hasta que llegue otro adoptante que lo quiera de verdad.


Juego La complicidad entre Blue y Vanesa salta a la vista. Tengo la oportunidad de fotografiarlos mientras juegan juntos.


Al otro lado En la foto se ve la silueta de un perro que ha sido criado para ser vendido por una cuantiosa suma de dinero. Al lado de la protectora hay una finca que se dedica a comercializar con la crĂ­a de perros. Es paradĂłjico que a solo pocos metros se encuentren mĂĄs de 32 perros que han sido rescatados de las calles o de la perrera, esperando a ser acogidos sin que sus adoptantes tengan que pagar.


Hermanos Yago y Noel son hermanos. Fueron rescatados de una granja en la que malvivían más de cien perros sin ningún tipo de de cuidado. Entre ellos procreaban, vivían entre excrementos y se alimentaban de los cadáveres de otros perros que iban muriendo. Yago y Noel van siempre juntos, cuando se separan son inseguros y tienen miedo de las personas.


Alergia Noel es alĂŠrgico al pienso. Alergia que le causa heridas por todo el cuerpo. Los voluntarios deben curar esas heridas diariamente para que no empeore. Solo puede comer un pienso especial que cuesta mucho mĂĄs caro.


Cariño Noel es más cariñoso que su hermano Yago. Son totalmente diferentes. Yago es rebelde, mientras Noel es dócil y sumiso. Vanesa le tiene un cariño especial a Yago, ella misma lo rescató hace un año aproximadamente de la granja en la que vivía en condiciones precarias.


Miedo Me acerco al chenil de Shasa y se esconde detrás de su caseta. Tras pasar varios minutos con el objetivo pegado a la verja, Sasha decide asomar la cabeza permitiéndome capturarla en esta fotografía. La perra fue maltratada por sus dueños anteriores. Ahora tiene pánico de los seres humanos, un terror que muestran sus impactantes ojos azules.


Te espero Te espero, parece decir Nina a través de la reja. Su dueño es drogadicto y ha pedido a la protectora que se haga cargo de Nina mientras él está en rehabilitación. No quiere que nadie de en adopción a su sharpei, pretende recuperarse pronto para volver a por ella. Mientras tanto, Nina tiene que seguir esperando.


Características técnicas de las fotografías 1. Encadenado Apertura: f/4.7 Longitud de enfoque: 13.6 mm Velocidad ISO: 125 2. Hogar Apertura: f/4 Longitud de enfoque: 4.3 mm Velocidad ISO: 160 3. Mirada Apertura: f/4.8 Longitud de enfoque: 14.8 mm Velocidad ISO: 160 4. Chenil Apertura: f/4.5 Longitud de enfoque: 10.9 mm Velocidad ISO: 100 5. Amistad Apertura: f/4.7 Longitud de enfoque: 13.6 mm Velocidad ISO: 160 6. Zona de juegos Apertura: f/3.9 Longitud de enfoque: 7.4 mm Velocidad ISO: 100


7. Libertad Apertura: f/5 Longitud de enfoque: 17.3 mm Velocidad ISO: 160 8. Carrera Apertura: f/4 Longitud de enfoque: 4.3 mm Velocidad ISO: 160 9. Juego Apertura: f/4 Longitud de enfoque: 4.3 mm Velocidad ISO: 160 10. Al otro lado

Apertura: f/5 Longitud de enfoque: 17.3 mm Velocidad ISO: 100

11. Hermanos Apertura: f/4 Longitud de enfoque: 8 mm Velocidad ISO: 100 12. AlegrĂ­a Apertura: f/4 Longitud de enfoque: 4.3 mm Velocidad ISO: 160


13. Cari単o Apertura:

f/4.5

Longitud de enfoque: 7 mm Velocidad ISO:

100

14. Miedo Apertura: f/4.5 Longitud de enfoque: 10.9 mm Velocidad ISO: 125 15. Te espero Apertura: f/3.9 Longitud de enfoque: 7.4 mm Velocidad ISO: 160

UNA VIDA DE PERROS  

Fotorreportaje sobre la protectora de perros GAAZ

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you