Page 1

Proyecto Institucional: "Niños en contexto de vulnerabilidad” Destinatarios: Tercera sección. Duración: Anual Fundamentación: A lo largo de nuestras prácticas docentes pudimos observar que muchos de nuestros alumnos viven en un contexto de vulnerabilidad, siendo ellos los que presencian muchas veces situaciones de violencia. Esto es llevado al jardín por ellos, no solo en sus relatos personales, sino que también se manifiestan mediante su comportamiento en la sala, en relación con sus pares o con los docentes y directivos; siendo ellos los que se aíslan o por momentos se tornan agresivos. Frente a situaciones donde el niño tiene que resolver y negociar con los otros o con el docente, no puede llegar a acuerdos y su frustración generalmente la manifiesta de forma violenta. Es importante que la institución en su conjunto cuente con espacios para plantear y realizar acciones pedagógicas con un sentido preventivo; para esto, es necesario que toda la comunidad educativa participe en la elaboración de un diagnóstico inicial en el que puedan explorarse cuales son las necesidades y preocupaciones que percibe el jardín como emergentes para trabajar de manera formal y sostenida en el tiempo a través de un proyecto integral preventivo. El maltrato infantil es un problema que impregna a toda la sociedad, que a menudo ejerce un impacto negativo devastador en los niños, no solamente durante la infancia, sino que durante toda la vida. Un campo de investigación cada vez mayor sugiere que el daño emocional que acompaña a los actos abusivos o negligentes, y no solamente el daño físico, pueden traducirse en los efectos dañinos más significativos y de largo plazo para el niño. El maltrato que se infiere en los primeros cinco años de vida, puede ser especialmente dañino, debido a la vulnerabilidad de estos pequeños y al hecho de que los primeros años de vida se caracterizan por un crecimiento neurobiológico y psicológico más rápido que en los años siguientes. Como futuras docentes encargadas del cuidado y del desarrollo intelectual de los niños en esta etapa, proponemos este proyecto siguiendo los criterios del Diseño Curricular vigente. El mismo plantea que el cuidado de la salud integra la incumbencia de diferentes niveles de responsabilidad tanto individuales, como familiares, institucionales, gubernamentales, entre otros. Estos temas, en su mayoría, plantean un nivel de dificultad que excede las posibilidades de los niños pequeños. Sin embargo su ingreso y su tratamiento en el jardín resulta pertinente atendiendo tanto a la relevancia que la sociedad les otorga como a la importancia que asume que los niños desde pequeños comiencen a construir ciertos conocimientos, actitudes y hábitos que favorezcan una formación responsable en el cuidado de sí mismos. Para que esto sea posible, resulta necesario tratar los contenidos vinculados con el cuidado de la salud, en una escala en la cual conserven su complejidad y que, a la vez, sean posibles de ser


abordados por los niños pequeños. Es decir, se trata de que los niños puedan construir ciertos hábitos con autonomía. Lo que se busca lograr con este proyecto es que los niños puedan manifestar lo que les sucede y lo canalicen a través de lo lúdico, teniendo un espacio donde el interactuar con los otros no genere más violencia, por lo contrario, encuentre un espacio de contención y de afecto. Propósitos: -

-

Expresar, reflexionar y valorar las emociones y los sentimientos presentes en las relaciones humanas en relación con la sexualidad, reconociendo, respetando y haciendo respetar los derechos humanos. Favorecer en cada niño el desarrollo de la propia identidad y de la confianza y seguridad en sus capacidades, para defender sus derechos y para expresar pensamientos, sentimientos y emociones.

Contenidos: Actividades: “Nuestra voz, nuestros deseos, nuestro títeres” El uso de los títeres, como técnica expresiva da la posibilidad a los niños de abrir canales de comunicación y puede transformarse en un medio para tramitar su propia realidad. Muchas veces un objeto, o muñeco, un títere puede ser el canal para que los niños actúen eso que les esta pasado, y encuentren otras respuestas posibles. Ellos que por su edad dependen de otros y a veces son “manipulados como títeres”, encuentran la oportunidad de ser protagonistas de escenas que viven como espectadores, por ejemplo retar al títere que se portó mal en lugar de ser retados, llorar, o manifestar alguna preocupación. Paralelamente la participación de las familias produce un enriquecimiento mutuo, ya que muchas veces los adultos no sabemos a qué jugar o como jugar y la utilización de los títeres puede ser una gran puerta a ese código infantil que responde más a las capacidades propias de los niños que a las que el mercado hace pasar como necesarias y efectivas. Posibles actividades: 

La docente les contará a los chicos que trajo al jardín unos amigos para jugar con ellos. Les mostrará una caja que contenga los títeres de la canción “Los exploradores” de Mariana Baggio (león y serpiente) hechos con cartulina pegados en palitos de helado. Presentará a cada personaje y luego les propondrá realizar su propio títere a cada niño. Le entregará a cada niño un palito de helado con un círculo de cartón pegado, y en la mesa colocará diferentes tipos de ojos, narices, bocas, pelos, hechos de cartulina. Los niños crearán el títere de la forma que más les guste. Luego la docente incentivará a los niños que le den un nombre al títere e inventen algún tipo de escena. Ella comenzará primero presentando a su títere con el nombre y luego contará que a su títere le cuesta hablar en público, así que se presentará con cada títere por ratitos, así recorrerá el ambiente y dialogará a través del títere con los niños. Se les mostrará a los niños diferentes tipos de títeres (de dedos, de medias, de palitos de helado, de goma espuma) presentándolos con nombre y con lo que les gusta hacer en su tiempo libre. Luego, la docente dejará que exploren a los títeres en su materialidad y


prueben distintos movimientos, guiando en la colocación de los títeres y promoviendo el manejo de la voz y la iniciación de diálogos entre los niños. De esta forma, será el títere quién se acerque a los compañeros y podrán interactuar a través de ellos. Se invitará a los padres a participar del proyecto, se les contará mediante una nota en el cuaderno de comunicados que para resolver situaciones conflictivas que se dan en la sala entre compañeros, la institución decidió realizar un proyecto de integración entre los niños. Mediante el títere el niño interactúa indirectamente con los otros. Un día de la semana serán citados para poder ir a jugar al jardín con los niños y los títeres. Al finalizar el encuentro, se les entregará a cada familiar una nota comentando la fragilidad que tienen nuestros niños a lo largo de su infancia y la importancia que tiene el cuidar su salud psicológica.

“Aprender jugando…” Para el niño el juego ocupa un lugar importantísimo en su vida, le da la posibilidad de representar con otros lenguajes lo que aún no puede representar a través de mecanismo cognitivos más complejos. Es un vínculo para transitar situaciones que lo atemorizan, que lo alegran, que le generan tristeza. El juego no debe ser planteado como un medio, para que el niño preste atención, se entretenga y no moleste, aprendan contenidos, sino que pueda ser comprendido como un canal para que el niño cree fantasee, imagine y produzca. Posibles actividades: 

 

La docente creará un grupo de “islas” formadas con aros, cuadrados de alfombra o trozos grandes de papel pegados al piso. Los niños deberán moverse entre las islas mientras escuchan música. Cuando la música para, todos tienen que encontrar una isla. La docente animará a los niños a compartir las islas. Como variación, eliminará una isla, y les dirá que cada vez tienen que ir a una isla diferente o hará que todos los que tienen ropa o zapatos de un color dado vayan a la misma isla. Paseo por el lago encantado: Se delimitará un determinado espacio dentro del cual se colocarán todos los aros disponibles. Es un lago encantado que nadie puede pisar ya que si alguien cae a él, se le congela el corazón. Sólo se puede pisar en el interior de los aros, que son piedras que sobresalen en la superficie del lago. Si alguien cae al lago queda congelado en el mismo lugar donde cayó y no puede moverse hasta que otro jugador lo rescate. Para ello un jugador debe deshelar el corazón del compañero encantado dándole un fuerte abrazo. El objetivo del grupo es procurar que no haya jugadores encantados.

“Los derechos de los niños…” En el nivel podríamos pensar en proveer sus derechos y concientizar a las personas de la importancia de estos. Pensar en los niños desde las perspectivas de derecho constituye a una producción de subjetividad diferente a la del adulto. El trabajo sobre el derecho de niños y de niñas pueden abordarse desde distintos lugares, una propuesta puede ser trabajar con cuentos, películas, poesías, entre otros.


Posibles actividades: 

El docente leerá a los niños el poema “Mariel y los cuentos”, de Luis Rivera López. Se pedirá a los niños que nombren a los personajes que aparecen en el poema mientras se los registra en un afiche. Se pedirá a los niños que relaten de que se trata el cuento al que pertenece cada personaje la maestra podrá mostrar un ejemplar de cada cuento para ir mostrando las imágenes y facilitar el relato. En el caso de no conocer alguno de ellos, será la propia maestra la que lo contará. Se volverá a leer el relato para que los niños reflexionen sobre su significado. En esta actividad con el grupo total, la docente les mostrará preguntara a los niños alguien sabe ¿Qué son los derechos? ¿Para qué son? Luego les mostrará el video “Zamba pregunta: los derechos de los niños” ¿Qué pasa en el video? ¿De qué habla Zamba? ¿Para qué son los Derechos? ¿Cuáles son los derechos de los niños? Para finalizar se les leerá un folleto, se les mostrará imágenes y se armará una cartelera de las respuestas que den los niños, escrita por ellos. Se realizará un taller abierto en el cuál los padres podrán asistir. Verán el video nuevamente y luego los niños podrán contarle a su familia lo conversado en clase. Para finalizar la docente les contará a los padres la importancia que tiene el cuidado de la infancia, y que los adultos no subestimen a los niños por ser lo que son, niños. Y aunque los subestimen por su edad, ellos comprenden todo lo que sucede, ellos son el reflejo de lo que ven en su casa, si les mostramos que las cosas se arreglan a los gritos o pegando, ellos se van a relacionar así con las personas que se cruzarán en su vida. El adulto es encargado de velar por la salud psicológica del niño. Para cerrar el taller la docente leerá para todos el poema de “Mariel y los cuentos”.

Era una tarde aburrida y lluviosa, de esas en las que el tiempo se hace lento, buscaba yo en mi libro hoja por hoja: ¿A dónde están los niños de los cuentos? Se fueron de sus letras enojados, de que siempre les toque sufrir tanto, y escucharon mis padres extrañados, mientras miraban las hojas en blanco. -No quiero sufrir más- dijo la rubia Alicia, -Quiero crecer en paz entre mis maravillas-. -¡No quiero trabajar! dijo la Cenicienta, y los Tres Chanchitos: -¡Una vivienda! -Tener para comer sin tener que encontrar un tesoro escondido- les dijo Pulgarcito. -Yo quiero ir a estudiar con mi hermana Gretel y no tener papás que me abandonen siempre. -Un tamaño normal- pedía Almendrita. -O que me quieran aún más siendo tan chiquita.


Caperucita habló de no sentir más temores, para poder al sol, juntar tranquila flores. Entonces yo les dije la noticia: También los niños de éste planeta son muchos los que sufren injusticias Y no tienen nadie que los defienda. Y así los personajes decidieron a los chicos volver a divertir, pero antes dejaron un gran sueño: ¡LOS DERECHOS DE LOS NIÑOS A CUMPLIR!

Proyecto salud  

proyecto para nivel inicial

Proyecto salud  

proyecto para nivel inicial

Advertisement