Issuu on Google+

INDICACIONES: SUBRAYA TODOS LOS VERBOS CON COLOR ROJO, LOS ADJETIVOS CALIFICATIVOS CON COLOR AZUL, LOS ADVERBIOS CON COLOR VERDE Y LOS PRONOMBRES CON COLOR MORADO. NARRACIONES DE VIAJES Y DESCUBRIMIENTOS GEOGRAFICOS. “Sábado 22 de diciembre.

Al amanecer, las velas se desplegaron para ir a buscar las islas que los indios decían que tenían mucho oro, hasta el punto de que algunas tenían mas oro que tierra. El señor de aquellos lugares envió una gran canoa llena de gente. Entre ella venia un criado suyo a rogar al admirante que fuera con los labios hasta los ricos dominios, donde le darían cuanto tuviesen. A la par de la suplica, le enviaba un cincho que, en lugar de la bolsa acostumbraba para guardar pertenencias, traía una mascara o lengua, nariz y orejas de oro. Al aproximarse, taparon la canoa al barco y subieron a bordo. No fue fácil el entendimiento, pues hablaban idiomas diferentes. Al fin, terminaron por entenderse a señas. Aunque el admirante, por devoción mas que por superstición, no solía navegar en domingo, acordaron que visitarían las islas el día siguiente. Lo haría con la esperanza de que los pobladores de esos lugares se pudieran hacer cristianos y amorosos servidores de los reyes de castilla. Antes de viajar, envió seis hombres a una población muy grande, situada a unas tres leguas en dirección oeste, porque, en días pasados, había venido el señor del lugar ha decirle que tenia allá varios pedazos de oro. Cuando llegaron al lugar el señor tomo de la mano al escribano del admirante. Este había sido enviado allá para que no permitiera que los españoles, codiciosos y desmedidos, hicieran alguna cosa indebida a los indios. Estos, generosos y de franco corazón, por media docena de cuentas de vidrio daba un pedazo de oro. El escribano debía vigilar que nadie recibiera nada, sin dar algo justo en pago. Al tomar de la mano el señor del escribano, lo llevo a su casa, acompañado de todo el pueblo. Allá, le dio de comer a los españoles enviados, mientras los indios les traían regalos. Al atardecer, les dio tres ocas muy grandes y gordas, vario pedazos de oro. Los indios, entre tanto, les trajeron mas cosas y porfiaron por acompañarlos cargándoles los regalos a través de algunos ríos y lugares lodosos.


Elementos de la oracion