Page 1

Micaela

«Assecar en els seus orígens les fonts del capitalisme dominador»

Feminista i socialista, sòcia de la Cooperativa Model del Segle XX

Chalmeta

Micaela Chalmeta milità en el cooperativisme d’inicis del segle XX. Incentivà la participació de les dones en les cooperatives de consum, que entenia com «una arma per a assecar en el seu orígen una de les fonts del capitalisme dominador». Dona proletària («no pertanyo a la classe de la gent ben nutrida») fou redactora -amb el nom d’Amparo Martí- de La Guerra Social (1903) i de La Internacional (1908). Defensava la incorporació de les dones al treball remunerat, el sufragi femení, el matrimoni civil, però també les unions de fet i el dret al divorci. De posicionaments anticlericals i antimilitaristes, recolzà la vaga general revolucionària de 1909, i liderà assalts a botigues de queviures, resposta de les obreres a l’encariment dels aliments i a l’atur durant la I Guerra Mundial (1914-1918).

Programa de la XIV Festa Internacional de la Cooperació La Federació Local de Cooperatives de Barcelona cel·lebrà el Dia Internacional del Cooperativisme a diferents barris de Barcelona com Sants, Gràcia, Poble Nou, Barceloneta, Poble Sec i Sant Martí, on Micaela Chalmeta hi participà com a conferenciant (1936) Font: Arxiu Històric de Sants

Artífex de l’Agrupació Femenina de Propaganda Cooperatista (1932), organitzà actes com el de Sants, quan les cooperadores es trobaren en la Festa de la Cooperació de 1933. Aquell dia, a la Model del Segle XX, es reuniren Matilde Alonso de la Nova Obrera, Neus Martí de l’Empar de l’Obrer, Maria Mateu de l’Andreuenca, Dolors Abelló de la Unió Cooperatista Barcelonina i Maria Palomera de l’AFPC. Segons Chalmeta, cercaven estrànyer llaços d’amistat i promoure l’associació de les dones dins les cooperatives. Traduí de l’anglès –també parlava francès- «La cesta de la compra» d’Honora Enfield, de la Internacional de Cooperadores, i n’edità 14.000 exemplars. Mare de Joan Coloma Chalmeta, director d’Acción Cooperatista i mort el 1937, i d’Empar Coloma Chalmeta, candidata comunista a les municipals de Barcelona de 1934. Ja gran, Micaela Chalmeta seguí participant en actes cooperativistes, i se li va perdre el rastre el 1943, quan les cooperatives recol·lectaven diners per ajudar-la en la seva precària situació econòmica. Acudit a Acción Cooperatista (1928) Font: SERVICOOP


Paraules de Micaela Chalmeta

«¿ Por qué debemos ser cooperadoras? 1. Porque la asociación cooperativa es una obra orgánica de la clase obrera, en particular y ha sido creada con sus propios recursos; 2. P  orque si ella realiza beneficios, son éstos la propiedad de todos los consumidores; 3. Porque ella devuelve a los socios, en forma de exceso de percepción sobre las compras, muchos miles de pesetas que pasarían a convertirse en capital privado; 4. Porque ella atribuye importantes cantidades a obras de solidaridad para los cooperadores en caso de necesidad; 5. Porque ella acumula recursos para conceder, gratuitamente, pensiones a los socios viejos o que quedan inválidos para el trabajo; 6. Porque con sus reservas y sus fondos colectivos establece la gran propiedad común de edificios, muebles y material, que son de todos los asociados; 7. Porque ella, con su actuación, impide que los intermediarios amasen fortunas a costa de los obreros y consumidores en general;

Entre l’explotació fabril i la domèstica, l’emancipació de la dona «La industria solicita a la mujer para el trabajo manual, el comercio hácela dependienta, cajera, mecanógrafa, empleada de escritorio, etcétera. En estos empleos cada día es mayor el número de mujeres (…). Nada puede impedir que el maquinismo revolucione cuanto se pone en contacto con él. Este agente revolucionario es el que lleva a la mujer a las fábricas a trabajar con el hombre, dominando con idéntico poder el mecanismo de esos monstruos de hierro, que la esclavizan, que la hacen suya; pero que la libertan de los sucios y rutinarios quehaceres del hogar doméstico, y la emancipan de hecho de la tutela de los padres, parientes o marido. Cuantas mujeres, en las poblaciones industriales, son las que aportan el salario que ha de cubrir todas las necesidades de la vida de una família, sin excluir la ropa, calzado y hasta los calcetines del marido!» Martí, A. (1911) La civilización y la mujer, a Vida Socialista 74

La dona proletària: lluitadora i enrabiada «Si la mujer ha de ser factor de riqueza social; si ha de compartir con el hombre un vivir, en el que los medios económicos que conservan nuestra vida desaparecen en ocasiones, por esa ley fatal del mundo burgués que a nadie asegura estos medios de subsistencia; si ha de ser luchadora, valiente y brava, y a esa lucha ha de aportar su actividad y sus energías, toda aquella dulzura y debilidad femenina están de sobras. (…). No son lágrimas, quejas y debilidades el arma más propia para luchar de una mujer que no vive en elegante “boudonir”; es el odio a un sistema social, que la exige sus energías y actividad y la trata injustamente, lo que ha de inspirar a toda asalariada, es el enérgico y viril “ça ira, ça ira” de las revolucionarias lavanderas francesas».

8. Porque ella constituye un ejemplo de la sociedad futura en cuanto a la igualdad de derechos y deberes de todos;

Martí, A. (1911) La civilización y la mujer a Vida Socialista 76

9. Porque ella desarrolla la instrucción económica del pueblo mediante sus publicaciones y el ejercicio de su actuación;

L’associació de la dona cooperadora

10. Porque ella sirve de apoyo a las clases modestas en su lucha por la emancipación social; 11. Porque ella es un baluarte de energías combativas que aspiran a sustituir el régimen de explotación actual por un nuevo orden de cosas; 12. Porque ella nos aparece como el embrión de la sociedad futura, en la que todo será de los que trabajan y a cada cual se le recompensará según su esfuerzo». Chalmeta, M. et alt, (1933) ¿ Por qué debemos ser cooperadoras? a Acción Cooperatista.

«Ahora es también necesario que a las que vamos a la vanguardia de este feminismo cooperatista, nos presten ayuda (…). A las mujeres asociadas, a parte de saber llevar bien su organización, les precisa también que los elementos de mayor cultura, hombres y mujeres, vayan orientándolas en lo posible, con objeto de que al amor a la Cooperativa vaya unida la esperanza de que es un medio para librarnos del servilismo pauperizante en que nos tiene hoy el poder despótico de los que se apoderan de la riqueza social que creamos con nuestro trabajo y con nuestro consumo». Chalmeta, M. (1933) Al asociarse las cooperadoras a Acción Cooperatista

Micaela Chalmeta  

Feminista, socialista i sòcia de la Cooerativa Model del Segle XX

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you