Page 71

Ansío que más allá de la felicidad que se alcanza al columpiarse por primera vez, los niños y familias que nos han conocido mantengan la ilusión y alegría que nos transmiten cada año a una panda de acomodados que se sienten seguros por tener pasaporte europeo. Podríamos llenar páginas con detalles grandiosos de estos dos meses pero… quizá sea mejor esperar a que los demás pregunten.

De nuevo: felicidades.

Rebeca Ecos de Santiago 66

Ecos de Santiago  

Curso 2012/13 www.casaescuelasantiagouno.es