Page 54

CUADERNO DE VIAJE Viaje desde el 31 de marzo al 7 de abril del 2013 a Estrasburgo, Praga, Budapest, Viena y Friburgo. Día 31 de marzo: Nos reunimos todos los que íbamos a asistir al viaje en Santiago Uno y. tras el ajetreo inicial de cargar maletas y provisiones, partimos sobre las 12:00h. Las primeras horas se pasaron rápidamente, la gente estaba animada y entretenida, todos con ganas de conocer nuevos lugares. Partimos hacia San Sebastián, donde algunos atrevidos decidimos meternos en el agua. Al salir muchos me advirtieron de que pronto enfermaría, cosa que, por suerte, no ocurrió. Otra cosa sorprendente fue esa pequeña aventura de convivir y dormir en un bus-litera. Día 1 de abril: Estrasburgo. Pasamos por el Parlamento Europeo y resultó interesante saber que allí se toman decisiones importantes que me afectan a mí también. En la catedral, majestuosa, cabe destacar su altar y la obra de Nicolás Copérnico. Desde allí partimos hacia Baden Baden y nos dirigimos a un balneario para disfrutar de sus aguas termales, saunas y demás, que nos ayudaron mucho a relajarnos. Día 2 de abril: Amanecimos cerca de Praga, empezamos con una visita guiada por el castillo de Praga, era inmenso y se estuvo construyendo durante más de 10 siglos en diferentes etapas. En cada esquina, había una obra de arte. Por cierto, en uno de los edificios residía y ejercía sus funciones el presidente de la República Checa y se dio la casualidad de que en el momento en que nos encontrábamos en frente pasó éste escoltado por varios coches, toda una casualidad. Vimos el reloj astronómico, del que me impresionó no sólo el desfile de los 12 apóstoles, sino el significado de las figuras que tenía al lado (el Turco, la Avaricia, la Vanidad y la Muerte), además observé que también mostraba la posición del Sol, la Tierra y la Luna según el modelo geocéntrico. Día 3 de abril: partimos hacia Budapest. Con visita guiada por la ciudad. A las 17:00 h. teníamos que estar en el embarcadero para dar un paseo por el Danubio en barco. Después de cenar subimos hasta un monte para ver panorámicamente Budapest por la noche: la vista desde allí era impresionante, estar a 3000 kilómetros de tu tierra contemplando aquello era espectacular. El día 4 de abril, continuamos en Budapest, conociendo su historia de guerras y desastres y otros datos de interés como el salario medio de un profesor o médico, que ronda los 600 euros. Tras esto fuimos al balneario, con más de 20 piscinas de todo tipo y unas enormes instalaciones, corrientes de agua y saunas. Al día siguiente teníamos que madrugar mucho para partir a Viena. Día 5 de abril: en Viena nos reunimos con el guía frente a la Ópera. Pudimos admirar el enorme escenario y todo lo que se ocultaba tras él. Las peores localidades costaban entre 3 y 5 euros y las mejores, en la parte de atrás y abajo en los asientos de la ópera, rondaban los 180 euros. Esta ciudad me pareció un poco distinta a las otras en cuanto a cuidados, lujos y demás. Algo destacable que observé en cuanto a la gente que se encontraba pidiendo en la calle, no eran simples vagabundos, sucios y con un cartón al lado, sino que la mayoría de ellos iban perfectamente vestidos, hacían representaciones, tocaban música y daban a las calles un toque de alegría muy particular. Día 6 de abril: En Friburgo, estuvimos en contacto con la naturaleza en la Selva Negra. Subimos una torre con 200 escalones para ver la ciudad desde lo alto. Pasamos un rato allí y bajamos hacia la ciudad. Lo primero que fuimos a ver fue la catedral, de la que aseguraban que en su momento fue la más hermosa de la cristiandad. Fuimos a pasar la tarde a unas piscinas donde había trampolines para saltar, así que lo pasamos muy bien. En este momento ya pude sacar algunas conclusiones sobre el viaje: Hemos recorrido miles de kilómetros juntos y hemos tenido la oportunidad de conocer cientos de lugares totalmente nuevos, hemos podido estar con otra gente, conocer como es la vida fuera de España, admirar inmensas y hermosas construcciones, ser un poco más cultos, hacer otras actividades diferentes e interesantes y, en definitiva, disfrutar. Día 7 de abril: Amanecimos ya muy cerca de España. Llegamos a Salamanca, otra vez aquí, tras más de 6000 kilómetros recorridos, otra vez aquí. Ecos de Santiago 49

Ecos de Santiago  

Curso 2012/13 www.casaescuelasantiagouno.es