Page 32

“Somos lo que hacemos, para cambiar Taller de Rugby lo que somos” El programa Taller de Rugby es una propuesta alternativa físicorecreativa para adolescentes de ambos los sexos. Es un programa de recreación que brinda actividades acordes con las necesidades e intereses de las y los adolescentes, de manera tal, que busca como objetivo contribuir a elevar y a mejorar la calidad de vida. El juego por medio de sus reglas está orientado a consolidar los aspectos éticos y sobre todo del juego limpio. Los fundamentos del rugby tienen un efecto positivo enorme en las personas que lo practican; el rugby es difícil y es hábil, es físicamente y mentalmente exigente, es dinámico y emocionante, y saca lo mejor de todas las personas de todas las edades. Una de las cualidades únicas del rugby es que jugadores y jugadoras de todas las formas y tamaño, destreza y habilidades, tienen diferentes roles para jugar en el campo. El rugby es inclusivo. El Taller de rugby es un medio y no un fin en si mismo, es un medio para formarse, para relacionarse y para divertirse. Los principios de esta actividad están sujetos a la conducta en la que destaca la importancia del auto-control de las personas que participan. Se entiende este taller como un medio libre para la consecución de otros objetivos más altos y supremos, aportando a la conducta una serie de atributos que ayudan a mejorar la personalidad de las y los adolescentes: respeto, igualdad de género, solidaridad, amistad, compañerismo, honestidad, humildad, sacrificio, superación, creatividad, compromiso. Después de tres años trabajando juntos y juntas en esta actividad, todas las personas que participamos directa o indirectamente, somos conscientes que hemos logrado avanzar mucho, pero también sabemos que nos quedan muchos aspectos por mejorar. Centrándonos en lo positivo del presente curso, dos han sido los ejes principales en los que hemos centrado nuestro trabajo: El primero ha sido el respeto por la esencia del mismo aprendizaje, confiando en la posibilidad de que las chicas y los chicos pueden construirse a sí mismos en dicho proceso. Hemos acompañado a las y los adolescentes en el proceso de crecimiento, interfiriendo lo menos posible en la toma de decisiones del grupo. Las chicas y los chicos proponen en asamblea y deciden los objetivos de las actividades. Nuestro papel como entrenadores/as-educadores/as consiste en proponer y aconsejar, nunca en dirigir.

Ecos de Santiago 27

Ecos de Santiago  

Curso 2012/13 www.casaescuelasantiagouno.es

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you