Page 1

El diario de Jonathan

Lunes 13 de Julio: Querido diario, hoy fue un día como cualquier otro. Me levanté a la mañana, desayuné chocolatada y galletas. Luego, me fui a la escuela. Lamentablemente, la profesora me dio demasiada tarea. Ahora estoy viendo televisión y hay una emisión de cadena nacional. Es como una reunión con todos los presidentes o por lo menos la gran mayoría. Estoy medio intranquilo por si es importante. Pero yo no debería preocuparme por eso, de eso deberían inquietarse los adultos.


Martes 14 de Julio Querido diario, mi madre me ha levantado para decirme que hoy no iría a la escuela y que ella se estaba yendo. Estoy en mi casa solo porque mis padres están trabajando. La cadena nacional ya acabó, pero hay noticieros en todos los canales. Creo que debería escuchar lo que dicen. Bueno, veré si escribo más tarde. Hola querido diario, estoy en la cama, hoy mis padres llegaron muy agotados y despeinados. Por la ventana veo un misterioso destello rojo y la luz de la Señora Marta, nuestra vecina, está apagada. Es raro ya que le gusta ver películas viejas hasta tarde.


Miércoles 15 de Julio Les pregunté a mis padres lo de la Señora Marta y me dijeron que no me metiera en los asuntos de los demás. Sobre el destello rojo, me dijo que era una fogata para mantener calientes a los vecinos de la guardia. Me dijo que la cuadra se organizó así: los hombres estaban en una guardia, a los extremos de la cuadra protegiendo que nadie de afuera entre. Y las mujeres se encargaban de la comida, ropas y otros quehaceres. Mi papá me dijo que me iban a poner en esa guardia, en la nocturna. En ese preciso instante, me quedé completamente inmóvil y no sé qué sentía, pero sé que felicidad no fue, más bien preocupación o temor al darme un arma y enseñarme a usarla, con solo trece años.

Domingo 19 de Julio Querido diario, lamento no haber escrito en estos días ya que he tenido mucho trabajo. Averigüé que el Sr. Miguel es el líder de la guardia y que hace mucho tiempo había sido director del colegio pero renunció para dedicarse a su jardín. Durante mis turnos de guardia, escucho aviones. Para no aburrirme, exploro casas. Encontré en un patio a una adolescente tirada en el piso. Sentí un gran asco y dolor por esa chica, porque sangraba de un color rojo vivo, tenía un uniforme de un supermercado. Ahora recuerdo que hace algunos días, escuché en un noticiero borroso que un supermercado había explotado a unas diez calles de nuestra cuadra. Toda la gente de ese barrio se fue hace como dos semanas.


Lunes 20 de Julio Estaba en la guardia y empezamos a escuchar aviones, todos miramos y vimos que eran demasiados. Mi papá me dijo que teníamos que ir a casa, entonces salimos corriendo. Un viento empezó a soplar fuerte. Un avión pareció soltar algo en la ciudad y todos los demás salieron rápidamente en la dirección contraria. Entonces, una gran luz se vio en el horizonte dejando un humo en forma de champiñón. Pareció como si fuera de día solo por un segundo. Una gran onda expansiva se dirigió hacia aquí. Pareció acabar con todo a su paso, autos abandonados o sin motor, árboles, piedras, etc. La onda me golpeó a mí y a mi papá. Salimos volando y caímos en un árbol y luego al piso. Estábamos muy doloridos del fuerte impacto. Yo me paré con dificultades y mi papá también se levantó. Vi al Sr. Miguel tirado en medio de la calle, mi papá y yo fuimos a buscarlo. El Sr. Miguel no se movía, no respiraba, sangraba por la boca y la nariz. Su corazón no latía. Parecía que él… estaba muerto.


Miércoles 22 de Julio Ya me he mejorado de mis golpes contra el árbol de hace dos días. Hoy estuve revisando una casa abandonada. Los únicos objetos que encontré fueron unos binoculares y un cráneo de plástico con sangre falsa, papel higiénico, una daga y una botella vacía de vino. Bueno, me iré de guardia, adiós querido diario.

Jueves 23 de Julio

Estaba en la guardia diurna mi querido diario. Todo estaba muy tranquilo… Pero de pronto, vi una sombra negra al final de la carretera, fui a mirar con mis binoculares. ¡Oh por dios! Eran unas personas con heridas graves, supurando algo viscoso de color negro, caminando lento y con sangre por todo el cuerpo. Solo caminaban hacia aquí. Le avisé a mi papá y él se puso los binoculares.


Todos los de la guardia empezaron a luchar. Yo no reaccioné, me quedé paralizado. Un ser asqueroso pasó y se dirigió hacia mí. Yo agarré mi arma y le apunté a la cabeza, el “mutante” siguió avanzando. Disparé. El mutante cayó al piso. En ese momento, me sentí aterrado. Había matado a alguien, o a lo que, alguna vez, fue alguien. Rápidamente fui a mi casa. Los mutantes mordieron a dos voluntarios de la guardia que se cayeron al piso como si estuvieran muertos pero se levantaron convertidos en esos seres repugnantes. Mi padre salió corriendo hacia la casa. Mi mamá le abrió la puerta y la cerró rápidamente.


Sábado 25 de Julio No podemos salir de la casa por los mutantes. Se acaba la comida, ya casi no hay agua. Prendo la tele y se ve un noticiero borroso. Dice que el ejército desapareció. Ciudades destruidas, precaución con los mutantes. Hace mucho terminó la civilización como la conocemos, sin personas, sin lugares a salvo. Acabó todo.

Kevin O. 6to Grado

El diario de jonathan  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you