Issuu on Google+

EDICION 315

SEPTIEMBRE 22 DE 2013

DOMINGO XXV DEL TIEMPO ORDINARIO

No es posible servir a Dios y al dinero

DENTRO DEL PARQUE DE LA SALUD / (7) 6782323

Santamariadelboque25@gmail.com / FLORIDABLANCA


PRIMERA LECTURA Lectura de la profecía de Amós 8, 4-7 Escuchen esto, los que explotan al pobre, y quieren acabar con los humildes. Con impaciencia esperan que termine la fiesta de la luna nueva para vender el trigo, y no ven el momento de que pase el sábado para abrir los almacenes. Disminuyen la medida, aumentan el precio, usan balanzas con trampa y venden hasta el desecho del trigo. ¡Los necesitados tienen que venderse a ustedes por dinero, compran al pobre por un par de sandalias! El Señor, que es la gloria de Israel, lo jura: jamás olvidare todo lo que han hecho. Palabra de Dios.

Salmo responsorial 113(112) R. El Señor no olvida jamás al pobre. Alaben, siervos del Señor, alaben el nombre del Señor. Bendito sea el nombre del Señor, ahora y por siempre. R. El Señor se eleva sobre todos los pueblos, su gloria sobre los cielos. ¿Quién como el Señor, Dios nuestro, que se eleva en su trono y se abaja para mirar al cielo y a la tierra? R. Levanta del polvo al desvalido, alza de la basura al pobre, para sentarlo con los príncipes, los príncipes de su pueblo. R.

SEGUNDA LECTURA Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a Timoteo 2, 1-8 Querido hermano: Mi primera recomendación es que hagas oraciones, plegarias, súplicas, acciones de gracias por la humanidad entera, por los reyes y por todas las autoridades, para que podamos llevar una vida tranquila y en paz, con todo lo que ello implica de piedad y de nobleza. Cosa buena es esta y agradable ante los ojos de Dios nuestro Salvador, que quiere que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la verdad. Porque no hay sino un solo Dios, y un solo hombre para mediar entre Dios y los hombres, Cristo Jesús: él fue quien pago con su propia vida el precio de la libertad para todos, y dio con ello el testimonio definitivo del querer de Dios. Para dar y pregonar ese mismo testimonio he sido constituido apóstol —digo la verdad, no miento—, maestro de los gentiles en la fe y la verdad. Así pues, quiero que los hombres oren en todas partes, alzando al cielo unas manos puras, libres de iras y divisiones. Palabra de Dios.


EVANGELIO Lectura del Santo Evangelio según san Lucas 16, 1-13 En aquel tiempo siguió Jesús hablando en parábolas y les dijo a sus discípulos: «Había una vez un hombre rico que tenía un administrador. Y un día le avisaron que el administrador le estaba derrochando sus bienes. Entonces lo llamó y le dijo:"¿Qué hay de cierto en lo que me cuentan de ti? Entrégame el balance de tu gestión, porque quedas despedido."El administrador se puso a pensar:"¿Qué voy a hacer ahora que mi patrón me quita el empleo? Para echar azadón no tengo fuerzas; mendigar me da vergüenza. ¡Ya sé lo que voy a hacer para que, cuando me echen de la administración, encuentre quien me reciba en su casa!" entonces empezó a llamar a cada uno de los que tenían deudas con su patrón. A uno le pregunto: "¿Cuánto le estas debiendo a mi patrón?"Éste respondió: "Cien garrafas de aceite." Él le dijo:"Aquí está tu recibo; aprisa, siéntate y escribe cincuenta."Luego dijo a otro:"Y tú, ¿cuánto debes?" Él contestó: "Cien sacos de trigo."El administrador le dijo:"Aquí está tu recibo, escribe ochenta."Y el patrón no pudo menos que reconocer que el administrador aunque de mala fe, había procedido astutamente. «En realidad, dijo Jesús, los hijos de este mundo son más astutos en sus negocios que los hijos dela luz. Por eso yo les digo: aprovechen esta falsa riqueza para ganar amigos; y así, cuando se acabe, tendrán quien los reciba en las moradas eternas. El que es digno de confianza en lo más pequeño, lo es también en lo grande; y el que es de mala fe en lo más pequeño también es de mala fe en lo grande. Si no mereces confianza en el manejo de la falsa riqueza, ¿quién les confiará lo que vale de verdad? Y si no mereces confianza en el manejo de los bienes ajenos, nunca recibirán nada en propiedad. Ningún siervo puede servir a dos señores. Pues despreciará a uno por querer al otro, o al menos atenderá a uno y al otro lo descuidará. No es posible servir a Dios y al dinero.» Palabra del Señor.


Reflexión "SE NECESITAN MÁS PROFETAS QUE HABLEN POR LOS POBRES” De vez en cuando la vida nos regala personas en las cuales vemos reflejado de manera concreta el mensaje que Jesús nos transmite en su Evangelio y por eso se convierten en modelos y referencia para hablar de ciertos temas como el de la pobreza, la justicia, la igualdad y el bienestar para todos, porque a la inmensa mayoría de los cristianos se nos hace difícil su puesta en práctica. Estas personas que nos regala la Providencia tales como: Madre Teresa de Calcuta, El Obispo Oscar Romero, Monseñor Isaías Duarte Cansino y probablemente gente de nuestros barrios que de una manera callada está poniendo su granito de arena para poder contribuir al bienestar, a la felicidad, a la esperanza, de tanta gente que no tiene esperanza, que no puede salir del pozo de la miseria, la pobreza, la injusticia, en el que se ven metidos, nos hacen pensar en que debemos despertar y tomar más en serio la Palabra de Dios. En las lecturas de hoy, y en tantos otros lugares donde se nos habla de pobreza, de opresión, de necesidades, de marginados, de enfermos y necesitados; cada uno puede nombrar personas que no se han callado, que no se han dormido, que no han pasado de largo ante la pobreza o la injusticia, como es el caso de Amós, uno de los personajes proféticos más interesantes del Antiguo Testamento. Dios le va a escoger a él, un hombre del campo y sin escolarización, para sacudir la conciencia social de los líderes de su tiempo. El será la voz de los sin voz, la voz de los Pobres de Yahvéh, que una vez más se sienten explotados por los ricos y poderosos. Amós va a levantar su voz, para que cesen las prácticas injustas, o por lo menos, para denunciar la opresión y explotación de los pobres. Como en aquellos tiempos, el cristiano, el Profeta de hoy, debe elevar un grito frente a los que atentan contra la integridad personal, contra la vida, contra la justicia y están causando muerte, desolación y pobreza en el mundo. No hay que ir muy lejos para darnos cuenta que cada vez hay más dificultades para pagar los gastos de cada día, cada año hay más pobreza en el mundo, cada vez hay más distancia entre la clase pudiente, la clase rica y la clase pobre, cada vez hay más opresión y explotación del pobre, hoy se ofrece un salario mínimo a veces sin acceso a la seguridad social, a seguros de vida, de educación, de enfermedad; día por día el pobre sigue siendo más pobre, porque los que tienen el poder y la riqueza, siguen aprovechándose de su posición y explotan al necesitado, contribuyendo así a ser más injusta la vida y la sociedad. Amós levanta su voz contra la explotación y nos invita a todos nosotros a hacer lo mismo en nombre de Dios, quien a través de su Evangelio, orienta nuestro caminar. La parábola del "Administrador Deshonesto" que hoy nos plantea, es un texto un poco difícil de leer y de interpretar, porque da la impresión de que Jesús está alabando a este administrador a pesar de su irresponsabilidad y engaño. Pero sin duda hay una mayor profundidad en la esencia de ésta parábola; en realidad Jesús no aplaude al hombre deshonesto, lo que Jesús hace es admirar la sagacidad y astucia de los malos para resolver problemas conforme a los parámetros del mundo que obra sin principios ni valores. La parábola nos crea un cierto misterio, pero de lo que sí nos damos cuenta es que ha habido un fraude, una malversación de fondos, y de que llegara la hora de rendir cuentas. Por eso el Señor dice “aprovechen esta falsa riqueza para ganar amigos; y así, cuando se acabe, tendrán quien los reciba en las moradas eternas”. Es decir, que el dinero no lo es todo y en comparación al Reino de los Cielos, es nada, es secundario, vil y despreciable, pero éste se puede


orientar hacia algo bueno, “el buen uso de las riquezas”, que no es equiparar sino administrar, usarlas para hacer el bien, para instaurar la justicia, para ayudar al pobre y necesitado. Y "solamente se administran bien las riquezas, cuando estas son puestas al servicio de la perfección y del bien de los hermanos" Solo así nuestras posesiones, nuestros bienes, se transforman en instrumento de salvación personal y social, a ejemplo de Jesucristo, quien siendo rico, se hizo pobre, para enriqueceros con su pobreza.

Para meditar en el año de la fe

“Creo que una persona que está apegada a sus riquezas, que vive preocupada por sus riquezas, es en realidad muy pobre. Sin embargo, si esa persona pone su dinero al servicio de los demás, entonces se vuelve rica, muy rica. “ Madre Teresa de Calcuta

Avisos parroquiales Del 22 al 28 de septiembre nuestra Arquidiócesis estará celebrando la semana de la Biblia, los invitamos a leer, meditar y orar la palabra de Dios. El próximo sábado 28 de septiembre estaremos realizando en nuestra parroquia la lectura continua de la Palabra de Dios durante todo el día, invitamos a toda la comunidad para que se inscriban y regalemos 5 minutos de lectura de las sagradas escrituras.

LITURGIA DE LA SEMANA Septiembre 23 al 28 FECHA

SANTO

LECTURAS

Lunes 23

San Pío de Pietrelcina

Esd 1, 1-6/ Sal 126(125) / Lc 8, 16-18

Martes 24

Nuestra Señora de las Mercedes

Esd 6, 7-8.12b.14-20/ Sal 122(121)/ Lc8, 19-21

Miércoles 25

San Vicente María Strambi

Esd 9, 5-9/Tb 13, 2-4.6/ Lc 9, 1-6

Jueves 26

Santos Cosme y Damián, Mártires

Ag 1, 1-8 /Sal 150 (149 /Lc 9, 7-9

Viernes 27

San Vicente de Paül

Ag 2, 1-9/ Sal 43(42) / Lc 9, 18-22

Sábado 28

Santos Lorenzo Ruiz y compañeros, Mártires

Za 2, 5-9.14-15a/ Jr 31, 10-12ab.13 /Lc 9, 43b-45


Carta del Párroco Domingo XXV