Page 1

EDICION 306

DOMINGO 21 DE JULIO DE 2013

DOMINGO XVI DEL TIEMPO ORDINARIO

«Señor, ¿no te importa que mi hermana me haya dejado sola con el servicio? Dile que me ayude.»

DENTRO DEL PARQUE DE LA SALUD / 0376782323

santamariadelbosque25@gmail.com / FLORIDABLANCA


PRIMERA LECTURA Lectura del libro del Génesis (18, 1-10a) El Señor se apareció a Abrahán junto a la encina de Mambré, mientras él estaba sentado a la puerta de la tienda de campaña, porque hacía calor. Abrahán levantó la vista y vio a tres personajes de pie frente a él. Al verlos, corrió a su encuentro desde la puerta de la tienda y se postro en el suelo y dijo: «Señor, si he alcanzado tu favor, no pases de largo junto a tu siervo. Haré que traigan agua para que se laven los pies y luego descansen junto a este árbol. Hicieron bien en pasar junto a este su servidor: voy a traerles también un pedazo de pan, para que recobren fuerzas antes de seguir el viaje» ellos respondieron: «está bien; haz lo que dices.» Abrahán entró corriendo a la tienda de campaña, donde estaba Sara, y le dijo: «trae enseguida tres cuartillos de la mejor harina, amásala y haz unos panes.» luego corrió a donde estaba el ganado, escogió un ternero hermoso y se lo dio a un criado que lo preparó inmediatamente, además les ofreció también cuajada y leche, y estuvo atendiéndolos debajo del árbol mientras comían. Después ellos le preguntaron: « ¿Dónde está Sara, tu mujer?» Él les Contestó: «Aquí, en la tienda de campaña» entonces el Señor le dijo: «dentro de un año volveré sin falta a visitarte, y verás que Sara tu mujer te habrá dado un hijo.» Palabra de Dios.

SALMO RESPONSORIAL R. Señor, ¿quién puede vivir en tu morada?

El que procede honradamente y practica la justicia, el que tiene intenciones leales y no calumnia con su lengua. R. El que no hace mal a su prójimo ni difama al vecino, el que considera despreciable al impío y honra a los que temen al Señor. R. El que no presta dinero a usura ni acepta soborno contra el inocente. El que así obra nunca fallara, R.


SEGUNDA LECTURA Lectura de la Carta del Apóstol San Pablo a los Colosenses 1,24-28

Hermanos: yo me alegro ahora de lo que sufro por ustedes: así voy completando lo que Cristo debe aún padecer en mi propia carne por su cuerpo, que es la Iglesia, de la cual Dios me hizo servidor. Como apóstol de ustedes los no judíos, recibí de Dios el encargo de llevar a término la obra de la evangelización. Pues lo que era un misterio escondido desde siglos y generaciones del pasado, nos lo revelo Dios ahora a los creyentes. Y difundiendo esa revelación entre las naciones, nos quiso hacer ver cuánta gloria había estado oculta: ¡ahora está Cristo presente entre ustedes y con él la gloria que anhelamos! Así predicamos nosotros a Cristo; y al hacerlo, los amonestamos e instruimos a todos y a cada uno, con toda sabiduría, con el fin de llevarlos a todos a una perfección digna de él. Palabra de Dios.

EVANGELIO Lectura del Santo Evangelio Según San Lucas 10,38-42 Cuando iban de camino hacia Jerusalén, entró Jesús a una aldea, y una mujer llamada Marta lo recibió en su casa. Ésta tenía una hermana llamada María, que, sentada a los pies del Señor, escuchaba su palabra. Marta, en cambio, se multiplicaba para dar abasto con el servicio; hasta que se acercó a Jesús y le dijo: «Señor, ¿no te importa que mi hermana me haya dejado sola con el servicio? Dile que me ayude.» Pero el Señor le contestó: «Marta, Marta, te afanas y preocupas por demasiadas cosas; sólo una es necesaria. María ha escogido la parte mejor, y no se la quitarán.» Palabra del Señor.


REFLEXIÓN CONTEMPLACIÓN Y ACCIÓN

Esta escena que nos presenta el evangelio es muy conocida, pero a la vez y con frecuencia ha sido mal interpretada. No se trata de oponer ni sembrar controversia entre las dos actitudes, ni de exaltar a una para rebajar la otra; hemos de aprender de los dos personajes para acrecentar nuestra vida espiritual, porque Marta, recibe a Jesús en su casa y busca agradarle con su servicio, a su vez María, se sienta a los pies de Jesús en una actitud de escucha, y ninguna de las dos hace mal, porque cada una a conciencia hace lo que cree agrada a Dios. Jesús en este relato evangélico quiere ponernos en alerta ante las dos dimensiones de la fe: la Contemplación y la Acción; no es que una supere a la otra, es que ambas se necesitan y complementan mutuamente. No es que esté mal la actividad de Marta, el trabajo es necesario, y lo que Jesús quiere enseñarnos es que la oración es indispensable para que nuestra acción sea provechosa, porque con nuestra oración hacemos eficaz nuestra acción. Oración y trabajo son dos momentos inseparables de la vida que deben ser integrados dentro de una auténtica espiritualidad. La contemplación se debe traducir necesariamente en amor, es decir, en servicio hacia el prójimo. Debemos ser contemplativos en la acción. Es la unión de Marta y María. Hay que actuar: no podemos quedarnos sentados, pero unidos a Dios, porque «sin Mí nada pueden hacer» dijo el Señor. Trabajar para Dios, y trabajar con Dios. Esto dará eficacia a nuestro trabajo, acrecentará nuestra fe y nos hará mejores discípulos y misioneros.


PARA MEDITAR EN EL AÑO DE LA FE

“La fe no es algo privado, una concepción individualista, una opinión subjetiva, sino que nace de la escucha y está destinada a pronunciarse y a convertirse en anuncio” (LF 22).

AVISOS PARROQUIALES Invitamos a los lectores o proclamadores de la palabra y a todos los que deseen prestar este servicio en nuestra comunidad parroquial, a una reunión el próximo sábado 27 de julio a las 4:00 pm. Los esperamos.

LITURGIA DE LA SEMANA FECHA

SANTO

LECTURAS

Lunes 22

Santa María Magdalena

Ct 3, 1-4ª o 2Co 5, 14-17/ Sal 63(62) /Jn 20, 1-2.11-18

Martes 23

Santa Brígida

Éx 14, 21-15, 1/ Sal (Éx 15, 8-10.12.17)/ Mt 12, 46-50

Miércoles 24

San Sarbelio Makhluf

Éx 16, 1-5.9-15/Sal 78(77)/ Mt 13, 1-9

Jueves 25

Santiago Apóstol

Hch 4,33;5,12.27-33;12,2 o 2Co 4,7-15/Sal 67 (66)/Mt20,20-28

Viernes 26

San Joaquín y Santa Ana

Éx 20, 1-17/Sal19 (18) / Mt 13, 18-23

Sábado 27

San Celestino I

Éx 24, 3-8/ Sal 50(49)/Mt 13, 24-30

Carta domingo XVI