Page 1

El sagrado coraz贸n de Jes煤s La evoluci贸n visual de una devoci贸n

David Morgan


El sagrado coraz贸n de Jes煤s La evoluci贸n visual de una devoci贸n David Morgan


El sagrado corazón de Jesús La evolución visual de una devoción David Morgan

Traducción de Ander Gondra Aguirre

sans s o le i l ediciones

Chiribitas 2013


Título original: The Sacred Heart of Jesus: the visual evolution of a devotion. -© Amsterdam UniversityPress, Amsterdam, 2008.

Obra editada bajo licencia Creative Commons 3.0: Reconocimiento - No Comercial - Sin Obra Derivada (by-nc-nd) No se permite un uso comercial de la obra original ni la generación de obras derivadas. Siempre que se utilice esta obra tendrá que reconocerse su autoría. -© 2013, del autor (David Morgan). -© 2013, de la traducción (Ander Gondra Aguirre). -© 2013, de la edición, Sans Soleil Ediciones, Barcelona. Se puede por tanto compartir esta obra siempre y cuando se respeten las condiciones de la licencia Creative Commons.

Diseño de la portada: Sans Soleil Ediciones Maquetación: Sans Soleil Ediciones Corrección de textos: Amaia Donés Mendia ISBN: 978-84-940988-5-7 Depósito legal: B. 21911-2013 Imprime: Printcolor (Barcelona) www.ceiss.es www.sanssoleil.es ed.sanssoleil@gmail.com


Índice

1. Los comienzos en la Francia del siglo XVII..... 9 2. Crítica y defensa en el siglo XVIII.................... 24 3. La proliferación de la nueva iconografía du rante el siglo XIX en Francia y Estados Unidos... 39 4. Estatuaria conmemorativa en los Países Bajos durante el siglo XX............................................ 62 5. Crítica y aceptación en el siglo XX.................. 81 6. Listado de ilustraciones..................................... 91


Desde su implantación en el siglo XVII hasta la actualidad, el Sagrado Corazón de Jesús ha sido promovido, atacado y debatido desde dentro y fuera de la Iglesia Católica. Las imágenes del corazón de Jesús han variado de forma considerable, atendiendo a cambios en las prácticas devocionales así como a las diferentes interpretaciones teológicas. Poniendo el foco en las imágenes y sus usos, este ensayo busca trazar la historia de esta devoción entre los católicos de Europa y América. 1. Los comienzos en la Francia del siglo XVII En una recopilación de las cartas escritas por la monja francesa visitacionista Margarita María Alacoque (1647-1690), durante los últimos tres o cuatro años de su vida, se revela mucha información sobre el origen y significado de su devoción al Sagrado Corazón de Jesús. La oposición a dicha devoción surgió ya en su propio convento de Paray-le-Monial, en la década de 1680, por tratarse de una «nueva devoción». Dado que los opositores de la devoción fueron renovando esta acusación en los siglos XVIII y XIX, el discurso que durante largo tiempo ha promovido


DAVID MORGAN

la causa de Alacoque ha buscado subrayar el origen medieval e incluso apostólico del Sagrado Corazón1. Aunque hubo notables influencias de la piedad bajomedieval en Alacoque, los rasgos más destacados de su ferviente dedicación al corazón de Jesús fueron producto de la espiritualidad francesa del siglo XVIII, inspirándose, por ejemplo, en Francisco de Sales, cofundador junto a Juana de Chantal de la Congregación de la Visitación de Santa María (también conocida como Orden de la Visitación) en el año 1610, orden en la que Alacoque ingresó en el 1671. En 1611, de Sales describe en una carta a Chantal una imagen de un corazón y la plantea como el emblema para la nueva orden. Este corazón aparecía anclado a una cruz que contenía una inscripción con los nombres de Jesús y María. Lo atravesaban, además, dos flechas y estaba rodeado de una corona de espinas2. 1  Sobre la oposición en los inicios, véase la carta de Alacoque a su aliado jesuita y confesor, el Padre Jean Croiset, del 15 de septiembre de 1689 en The Letters of St. Margaret Mary Alacoque, tr. Clarence A. Herbst, Rockford, Ill.: TAN Books and Publishers, Inc., 1997, 214. Una selección de sus cartas y su autobiografía aparecen en el original francés en Sainte Marguerite-Marie, Oeuvres Choisies, Paray-le-Monial: Monastère de la Visitation Sainte-Marie, 1962. El corpus completo de sus cartas se encuentra en Marguerite-Marie Alacoque, Vie et Oeuvres, 2 vols., Paris: Éditions Saint-Paul, 1990-93. 2  Carta del 10 de junio de 1618. Para una reproducción del esquema

10


EL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

El corazón de Jesús y María era también de vital importancia para Jean Eudes, otro francés del siglo XVII y fundador de una nueva orden religiosa. Eudes estableció la Congregación de Jesús y María en 1643, y ese mismo año creó una liturgia al Sagrado Corazón de María. Describía el corazón de Jesús como un «horno ardiente de amor»3*, tomando prestadas las palabras de san Bernardino de Siena4. Celebrando la delicada intimidad de los corazones de Jesús y María, Eudes escribió: «¡Con qué incendios y celestiales llamaradas el divino Corazón de Jesús, horno de amor ardentísimo, abrasaría el corazón virginal de su dignísima Madre! Recordemos la unión estrechísima de uno y otro: cuando lo llevó en sus entrañas, lo alimentaba con su sagrada leche, lo llevaba en sus brazos y lo estrechaba contra su pecho»5. tal como se publicó con el sello del Convento de la Visitación en Paray-le-Monial, véase A. Denizot, Le Sacré-Coeur et la Grande Guerre Paris: Nouvelles Éditions Latines, 1994, 19. 3  *N. del T.: Todas las traducciones de las citas han sido realizadas por el traductor, salvo excepciones que serán indicadas expresamente. Las fuentes indicadas en las referencias son por tanto las utilizadas por el autor en la versión original del texto. 4  San Juan Eudes, The Sacred Heart of Jesus, tr. Richard Flower, New York: P.J. Kennedy & Sons, 1946, I. 5  Ibid., 7-8.

11


DAVID MORGAN

Sin embargo, fue Alacoque quien experimentó la revelación mística en la que Jesús le presentó su corazón en dos ocasiones. Y, no menos importante, fue ella quien inició enérgicamente la devoción, carteándose con varias madres superioras de su orden y con algunos sacerdotes jesuitas cercanos entre los que se encontraban sus confesores. Ella captó a todos ellos, incluidos los miembros de su propia casa, para la causa, presionándoles sin descanso para que la ayudaran a establecer la devoción mediante la creación y difusión de manuales de retiro espiritual, guías devocionales e imágenes emblemáticas del corazón que parecen tener su origen en la imagen descrita por de Sales, las cuales pronto serían modificadas para focalizarse de manera particular en la figura de Jesús. En el mes de junio de 1675, mientras contemplaba el Santísimo Sacramento, Alacoque experimentó una visión en la que Jesús le mostraba su corazón. Él le dijo: «He aquí el corazón que ha amado tanto a los hombres…Y en reconocimiento no recibo de la mayoría sino ingratitud». Jesús le pidió dedicar el viernes siguiente a la celebración anual de la fiesta del Corpus Christi (la práctica de origen medieval en la que se adora el cuerpo de Cristo en el Sacramento del Altar) a realizar «una fiesta especial para 12


EL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

honrar a mi Corazón»6. A raíz de esta y otras revelaciones ocurridas en los años siguientes, Alacoque practicó formas especialmente debilitantes de automortificación influida por la ferviente creencia de que el reinado de Cristo en el alma sería absoluto: dependería de la derrota completa, la degradación incluso, del ser humano. El sufrimiento se convirtió en placer, como aseguraba una compañera suya por correspondencia, monja en otro convento visitacionista: «No hay sufrimiento para los que aman ardientemente el Sagrado Corazón de nuestro adorado Jesús». Sufrir era acercarse a la persona amada: «El dolor, la humillación, el desprecio, la contradicción, lo más amargo a la naturaleza, se convierte en amor en este adorable Corazón que desea ser amado más puramente. Él quiere tenerlo todo sin reservas, quiere hacer todo en nosotros sin que nosotros mostremos resistencia alguna. Entreguémonos, por tanto, a su poder»7. Los actos de mortificación de Alacoque fueron asombrosos. Sus superioras durante las décadas de 1670 y 1680 consideraban su régimen extremo perturbador y desafiante. Se negó 6  The Autobiography of Saint Margaret Mary Alacoque, tr. Hermanas de la Visitación. Rockford, Ill.: TAN Books and Publishers, Inc., 1986, 106. 7  Alacoque, Letters, 168-69, #110, 22 de octubre de 1689.

13


DAVID MORGAN

a comer o beber durante semanas y, en un par de ocasiones, grabó el nombre de Jesús en su pecho. La situación era tan desalentadora que en algunos casos Alacoque recibió órdenes explicitas para que comiera y recuperara su salud. Los últimos diecisiete años de su vida, los cuales estuvieron especialmente dedicados al Sagrado Corazón, se suelen dividir en tres períodos. Entre 1673 y 1685 se dedicó a interpretar la experiencia de la revelación, elaborando una respuesta ascética a la afirmación del Sagrado Corazón en su vida. Este periodo culminó con la redacción de su autobiografía. Entre 1685 y 1687 estuvo muy ocupada con la promoción local y comunitaria de la causa, participando en la difusión de la devoción por varios conventos fruto de la promoción realizada mediante una extensa correspondencia con monjas de otras casas visitacionistas y ursulinas. Desde aproximadamente 1688 hasta el final de su vida, consolidó sus ideas a través del diálogo con el Padre Croiset, quien produjo una guía devocional autorizada dedicada al Sagrado Corazón en 1691, el año siguiente a su muerte. En el último período de su carrera, Alacoque recibió una adicional y dramática revelación que estableció un nuevo registro para la expansión 14


EL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

de la devoción: Jesús le reveló que quería que el rey de Francia (Luis XIV) se consagrara a sí mismo y a toda su corte al Sagrado Corazón. A la primera fase pertenece la imagen esencial tal como fue místicamente revelada a Alacoque: el corazón en sí, como se le apareció a ella, «como un horno ardiente», indudablemente vinculado al trabajo de Eudes y a su corpus de publicaciones8. En la segunda fase, una vez establecida la veneración del corazón entre sus hermanas, encontramos la primera fabricación de la imagen pictórica por medio de sencillos grabados para su visualización. Ya en el último periodo comienza la práctica de pintar la imagen para usarla en los altares de las capillas construidas principalmente en honor del Sagrado Corazón. En 1685, Alacoque estaba preparada para presentar su devoción de una forma que esperaba resultara coherente y transmisible. Más tarde explicó a Croiset que, cuando fue nombrada directora de nueve o diez jóvenes novicias, intentó algo nuevo. En la festividad de su tocaya, Santa Margarita, en 8  Alacoque, Autobiography, 95; Oeuvres Choisies, 86: «…il me montra son Sacré Coeur comme une ardente fournaise…». El Sacred Heart of Jesus de Eudes apareció en 1681, el año siguiente a su muerte, como uno de los doce libros bajo el título Le Coeur Admirable de la Très Sainte Mère de Dieu.

15


DAVID MORGAN

D esde su origen en las visiones de mediados del siglo XVII junio de 1685, pidió al grupo que dirigiera su vene-

de la monja francesa Margarita María Alacoque (1647–90), Sagrado hastaración su usoalactual en elCorazón: culto, la devoción al Sagrado Corazón haberme de escuchado de él, elaboraron diseños de JesúsDespués ha sidodemotivo fuerteshablar controversias. Intensamente con gran ardor para honrar este divino Corazón, del cual yo les promovida por los directores espirituales jesuitas, envuelta en las di tan solo un bosquejo trazado sobre un pedazo de papel con polémicas de los escritores jansenistas, estrechamente asociada a una pluma. Hicieron un gran progreso en perfeccionarlo en tan movimientos políticos de la monarquía en en Francia, poco tiempo… Erigieron un pequeño altar Su honoryedifundida intentaron reparar mediante penitencia los daños y ultrajes cometidos por todo el mundo de la mano de la 9religiosa Sophie Barat en contra Él en el Santísimo Sacramento . el siglo XIX, nos encontramos ante una práctica devocional que fue tomando forma a partir la evolución su cultura Afirma también quedealgunas de lasde novicias con-visual y de su iconografía. siguieron dinero para realizar una pintura del Corazón, pero la madre superiora lo prohibió «por teEste mor volumen la biografía visual del sagrado corazón y a quetraza pudieran estar introduciendo una nueva muestra cómo 10las imágenes pueden explicar el singular devoción» . Los actos públicos de devoción a una desarrollo de esta devoción. el autorpor se apoya en los persona fallecida aúnPara no ello, reconocida la Iglerecientes estudios de cultura visual religiosa, abriendo así un sia como digna de veneración, o cualquier nueva campo fértil y lleno de posibilidades dentro de las nuevas práctica de devoción a Jesús o a los santos, estaban corrientes de análisis de la imagen. 9  Carta a Croiset, 15 de septiembre de 1686, en Alacoque, Letters, 214, #132. 10  Ibid. En una carta del 14 de agosto de 1685, Letters, 47, #35, Alacoque mencionó que un visitante masculino al convento, probablemente un miembro de la familia, tuvo noticias de la imagen a través de una de las novicias y se comprometió a obtener una versión pintada de la misma. En una carta del 20 de marzo de 1686, descubrimos, sin embargo, que la madre superiora en Paray-le-Monial se negó a permitir que los planes siguieran adelante porque ella «quiere que nuestra comunidad tenga una capilla que se construirá más adelante, en la cual se va a colocar una bella imagen de este Sagrado Corazón», Alacoque, Letters, 58,IBIC: #44. AGR

Isbn: 978-84-940988-5-7

16

www.sanssoleil.es

Profile for Sans Soleil Ediciones

El Sagrado Corazón de Jesús. La evolución visual de una devoción (David Morgan)  

El especialista en cultura visual religiosa David Morgan, nos invita a realizar un recorrido por la evolución visual de la celebre devoción...

El Sagrado Corazón de Jesús. La evolución visual de una devoción (David Morgan)  

El especialista en cultura visual religiosa David Morgan, nos invita a realizar un recorrido por la evolución visual de la celebre devoción...

Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded