Page 1


Índice

1.

LA RED LABORAL POR EXCELENCIA: LINKEDIN _______________ 3

1.1. REDES DE CONTACTOS PROFESIONALES ______________________ 3 1.2. LINKEDIN _________________________________________ 4 2.

TUENTI, LOS CLIENTES DEL FUTURO _______________________ 6

3.

REDES SOCIALES DE CONTENIDOS: YOUTUBE, FLICKR,

SLIDESHARE, ETC. __________________________________________ 9

3.1. REDES PARA COMPARTIR IMÁGENES _________________________ 9 3.2. PUBLICACIÓN DE VÍDEOS EN YOUTUBE______________________ 11 4.

REDES SOCIALES DE NOTICIAS O AGREGADORES DE CONTENIDOS:

MENÉAME, DELICIOUS, DIGG, ETC. ____________________________ 12

4.1. MARCADORES SOCIALES: DELICIOUS _______________________ 12 4.2. WEBS DE INTERCAMBIO DE NOTICIAS: MENÉAME, CULTURÍZAME, WIKIO, ETC.

5.

_______________________________________________ 14 REDES SOCIALES DE OCIO (MÚSICA, LITERATURA, CINE Y TV):

LAST FILM, LIBROFILIA, MISO, ETC. ___________________________ 16

5.1. LAST FILM ________________________________________ 16 5.2. LIBROFILIA _______________________________________ 18 5.3. MISO: UNA RED SOCIAL PARA AFICIONADOS A LAS SERIES _________ 19


1. LA RED LABORAL POR EXCELENCIA: LINKEDIN 1.1. Redes de contactos profesionales Este tipo de redes sociales profesionales ha tenido un gran éxito en los Estados Unidos y, poco a poco, van consolidándose en otros mercados. Xing, LinkedIn, Viadeo son las redes sociales de contactos profesionales con mayor número de usuarios en España. Las redes profesionales han ayudado mucho al desarrollo del concepto de networking entre las PYMES y mandos intermedios de las empresas españolas, lo que era, hasta hace poco, un coto reservado de los altos directivos. Las redes virtuales nos permiten crear y gestionar

una

amplia

agenda

de

contactos

profesionales

que

utilizaremos

posteriormente, según nuestro objetivo de presencia en la Web social. Aunque estas redes permiten extender nuestros esfuerzos de networking tradicional al mundo virtual, que nadie se engañe, puesto que uno no sustituye al otro. Hay que seguir asistiendo a eventos, ferias y conferencias para estar al día sobre el sector al que pertenecemos y ampliar la red de posibles contactos en el mismo. Son muchas y diferentes las razones que motivan a una persona a participar en este tipo de redes sociales: algunos buscan contactos profesionales para cambiar de trabajo, otros quieren rescatar viejos contactos de antiguos empleos para mantenerlos de forma virtual, unos pocos tienen un verdadero interés altruista por compartir conocimientos, y los más comerciales quieren buscar nuevos canales de comunicación y marketing para vendernos sus productos y servicios. Todas las redes de contactos profesionales ofrecen, más o menos las mismas funcionalidades,

aunque,

como

veremos

posteriormente

en

las

descripciones

individuales, cada una de ellas tiene un enfoque diferente. Tras haber seleccionado la versión gratuita y otra de pago, el usuario debe elaborar un perfil con sus datos personales, académicos y trayectoria profesional. En este apartado los usuarios describen las empresas donde han trabajado, el número de años durante los cuales han ocupado un cargo, las responsabilidades que tenían, los idiomas que conocen, etc. En otras palabras, se elabora una versión digital del tradicional currículum vitae. Una vez que el usuario ha rellenado sus datos personales y profesionales, empieza a buscar posibles conocidos en esa comunidad virtual.


Todas las plataformas cuentan con un buscador interno que nos permite rastrear la base de contactos por el nombre de la persona que buscamos o por el nombre de la empresa o universidad. Los usuarios dedican bastante tiempo a leer los perfiles de otros miembros, buscar personas con inquietudes similares, forman parte de grupos de interés, etc. Cuando encontramos a alguien que conocemos y queremos que forme parte de nuestra red de contactos, podemos enviarle un breve texto a través de un sistema de comunicación personal que ofrecen todas las redes sociales. Este sistema impide que cualquier usuario añada nuestro perfil a su red de contactos sin nuestra autorización. Las personas con la que queremos contactar reciben en su cuenta un mensaje nuestro solicitando que forme parte de nuestra red de contactos. El receptor decide si acepta la solicitud o la rechaza. Este tipo de redes sociales, al dar visibilidad a miles de perfiles profesionales, fomenta el empleo a través de la interacción entre profesionales y empresas interesadas en detectar talento, pero no todas las redes son iguales ni ofrecen los mismos servicios. Paulo Saffo, Director del Institute for the Future, argumentaba en un artículo de The Economist que “el valor de una red social se define no por quien está en ella, sino por quién está excluido”.

1.2. LinkedIn

La página Web de LinkedIn cuenta con más de 225 millones de usuarios con perfiles de profesionales de todo el mundo. Desde que Reid Hoffman fundara esta compañía en 2003, el desarrollo de esta red social es vertiginoso. Su ritmo de crecimiento es imparable: cada día capta una media de 43.000 nuevos perfiles. Según el informe de Nielsen de abril de este año, esta red social ha crecido un 361% si la comparamos con el año anterior. Al igual que todas las otras redes profesionales, LinkedIn ofrece a sus usuarios la posibilidad de contactar con antiguos compañeros de trabajo, establecer nuevas relaciones profesionales, buscar perfiles para un proceso de selección, recibir propuestas profesionales de otras compañías, etc. volviendo a la teoría de los seis grados explicada en la unidad 2, los cerca de 200 contactos que tengo hoy en día en esta red social me permitirán acceder a más de 1.500.000 personas, que son, supuestamente, amigos de mis amigos.


Modelo de negocio Según estimaciones de varios analistas sectoriales, LinkedIn está valorada en cerca de mil millones de dólares y, además, ha logrado convencer a varios inversores institucionales para que inviertan 53 millones de dólares en la compañía. Las redes sociales de contactos profesionales cuentan con varias vías de ingresos. La principal vía de ingresos de estas plataformas se deriva de la venta de suscripciones de pago para particulares. La versión Premium de la plataforma ofrece una amplia gama de servicios de valor añadido que son muy valorados por sus usuarios. Por otro lado, la inversión publicitaria representa, en la mayoría de los casos, entre el 20% y el 30% de los ingresos de estas comunidades. Paralelamente, estas redes ganan mucho dinero a través de la inserción de anuncios de trabajo por parte de las empresas interesadas en captar el talento a través de la Web social. Por último, estas redes profesionales apuestan firmemente por la venta de soluciones privadas de su plataforma para las grandes empresas. Es interesante analizar el perfil de los usuarios que compran las licencias de servicios Premium en este tipo de redes sociales. Un profesional con un alto número de contactos en su vida real probablemente no necesite una licencia de pago, dado que tiene muchas maneras para llegar directamente a esas personas, mientras que un profesional con pocos contactos en el mundo empresarial estará dispuesto a pagar una tarifa Premium si ésta le permite acceder a una serie de personas que no conoce directamente. En otras palabras, los usuarios menos conectados en la vida real son los que hacen SPAM en las redes sociales. Esta plataforma permite a sus usuarios Premium contactar al día con tres personas que no conocen pero con quienes les gustaría establecer algún tipo de relación empresarial. Valor añadido de estas plataformas Muchos usuarios desconocen los servicios gratuitos de valor añadido que ofrece esta plataforma a sus usuarios. La mayoría sólo utiliza el servicio de creación de su perfil de captación de contactos, pero olvida que la plataforma también le puede servir para buscar perfiles de personas o servicios concretos, responder a dudas a través del panel de expertos o informarse de noticias del sector. Por ejemplo, el panel de noticias sectorial permite al usuario mantenerse gratuitamente al día sobre noticias, nombramientos y datos clave del sector donde trabaja sin salir de la plataforma. Para mejorar este


servicio, LinkedIn ha llegado a un acuerdo con The New York Times a través del cual los usuarios de esta plataforma recibirán de forma personalizada la información publicada por este periódico, según las materias y sectores mencionados en sus perfiles. Como contrapartida a este servicio gratuito, el periódico tendrá acceso, de forma agregada, a los datos personales publicados por los usuarios en la plataforma –edad, sexo, cargo en la empresa, temas de interés, estudios realizados, grupo a los que pertenece- , una información muy valiosa para el departamento de publicidad del The New York Times. Una de las secciones más interesantes, pero menos utilizadas por los usuarios de esta red social, es el servicio de Respuestas de Expertos. Este servicio permite consultar gratuitamente a una amplia gama de expertos sobre cualquier duda que tengamos. Al crear nuestro perfil en LinkedIn manifestamos las áreas de interés y la experiencia que tenemos en diversos sectores o habilidades empresariales y, si queremos, nos ofrecemos para compartir este conocimiento con el resto de la comunidad. Desgraciadamente, la mayoría de los usuarios sólo acude a las redes profesionales para añadir nuevos contactos en su perfil, rara vez vuelcan o comparten su conocimiento con el resto de los miembros. Los usuarios que colaboran aportando artículos de opinión o dando respuestas a las preguntas de los usuarios son los que mayor beneficio obtienen de su participación en las redes sociales, realizando su contribución con un claro objetivo profesional y en línea con sus necesidades. No buscan notoriedad ni amiguismos, sólo quieren gestionar de una manera más ordenada y eficaz sus relaciones laborales y personales.

2. TUENTI, LOS CLIENTES DEL FUTURO A la hora de desarrollar el plan de marketing y comunicación, muchas empresas se preguntan dónde están los jóvenes consumidores y cómo llegar a ellos. Son conscientes de que este público ha dejado de ver la televisión, sobre todo las películas con anuncios, no lee prensa escrita, menos la gratuita, y tampoco escucha la radio, sólo a través de postcasting. No le dé más vueltas. La gran mayoría está en Tuenti, la red social que mayor interés ha despertado en el mercado español. Para muchos analistas es un fenómeno sociológico, y para otros,


un caso de éxito en la Web social. Para sus usuarios es uno de los lugares de la Web social, junto con YouTube y Messenger, donde más cómodos se sienten. Tuenti es la red social por excelencia para los estudiantes de secundaria, los universitarios y la gente joven en general. Si su empresa tiene productos o servicios dirigidos a estos públicos objetivos, no espere más tiempo, ésta es la red social donde debe estar. En apenas un par de años, esta empresa española ha logrado atraer la atención de los medios de comunicación y de varias empresas que han empezado a publicitar sus productos en esta red social, pero sobre todo ha conseguido enamorar a sus miles de usuarios de habla hispana, que visualizan más de 100 millones de páginas al día en la plataforma. El objetivo de Tuenti es permitir que sus usuarios puedan estar al día de todo lo que hacen o comentan sus amigos en la Web social. No obstante, los gestores de esta plataforma hacen un gran esfuerzo por convencer a sus usuarios de que establezcan relaciones con personas que realmente conocen, o desean conocer, a fin de que su experiencia sea lo más fructífera posible. Y parece ser que esta filosofía ha calado, puesto que el 57% de sus usuarios regresan todos los días para actualizar su perfil y conversar con sus colegas, dedicando más de 60 minutos al día en la plataforma, el doble que los usuarios de Facebook. Estos altos índices de fidelidad y permanencia en la Web son atributos a tener en cuenta por las empresas a la hora de determinar su presencia en la Web social. Con el fin de diferenciarse de su competencia (Facebook y My Space), Tuenti aspira a convertirse en la red social donde tus amigos son los mismos que tienes en la realidad, en vez de coleccionar un montón de perfiles de personas que nunca has conocido y nunca conocerás en la vida real. Y así, es significativo que entre los usuarios de Tuenti, la media de amigos añadidos a sus perfiles ronde las 25 personas, mientras que en otras redes sociales supera en muchos casos el centenar y otros aspiran incluso a tener un millón de amigos… Existe un buen número de usuarios de las redes sociales que coleccionan perfiles de supuestos amigos en la Web social con el fin de transmitir una imagen de persona muy conectada. Estos individuos aceptan todo tipo de solicitudes de amistad, conozcan o no a la persona. Saben que nunca conectarán con ella ni seguirán las actividades y recomendaciones de su perfil; sólo aceptan la solicitud con el fin de aumentar el número de contactos en su portafolio de conexiones. A aquellos lectores interesados

en

profundizar

en

este

tema,

les

recomendamos

“Comportamiento de los usuarios en las redes sociales”.

leer

el

artículo


Con el fin de limitar este tipo de comportamientos “extraños”, Tuenti restringe la entrada de nuevos socios a través de un proceso de invitación personal. Cada miembro de Tuenti puede invitar hasta 10 personas a formar parte de la red social. De esta manera, cada vez que un nuevo usuario llega a la red social, tiene por principio un amigo real, la persona que le ha invitado. Esta política de entrada restringida ha generado que el 80% de los perfiles publicados en esta red social sean reales: los usuarios se dan de alta con su nombre y dos apellidos y con su foto personal. Parece ser que los usuarios de Tuenti han llegado a la conclusión de que no tiene sentido participar en esta plataforma con un identidad falsa si van a compartir fotos, vídeos y experiencias con sus amigos de verdad. Muchos ven esta decisión de limitar la entrada por invitación una estrategia de marketing viral, de la misma manera que Google realizó el lanzamiento de su correo electrónico Gmail. Sin lugar a dudas, limitar la entrada por invitación ha generado mucha cobertura e interés por formar parte de esta comunidad entre el público objetivo, pero los gestores de Tuenti mantienen que es la mejor forma de garantizar que los amigos que entran son los mismos que tienes en la vida real. Debido a su escasez en el mercado, las invitaciones se cotizan muy altas en la Web social, sobre todo entre padres que quieren conocer con quién y de qué hablan sus hijos. Hoy por hoy, no tiene necesidad de cambiar su política de acceso –la plataforma registra más de 8.000 usuarios al día-, pero si en un futuro Tuenti abre el acceso a cualquier interesado, los actuales usuarios verán cómo se incrementa el SPAM social (invitaciones de supuestos amigos que no se conocen de nada, centenares de eventos que no les interesan, etc.) El futuro dirá si esta postura es puro marketing o realmente forma parte de la cultura corporativa de esta singular red social. La plataforma de Tuenti tiene un diseño muy austero, que responde fielmente a la cultura corporativa de sus gestores. Atendiendo a esta filosofía de reflejar la vida real de los usuarios de la plataforma, los criterios de filtro de perfiles son mucho más simples: colegio o instituto donde supuestamente estudian, zonas de marcha por las que se mueven o empresa en la que trabajan. Aunque la mayoría de las empresas define esta plataforma como un lugar de ocio y punto de encuentro entre universitarios y adolescentes, se sorprenderán al saber que los miembros de Tuenti han dado de alta a cerca de 16.000 pequeñas y medianas empresas en esta plataforma. Son las empresas donde trabajan como “mileuristas” o donde han llevado a cabo prácticas o desarrollado alguna beca. Aquí no encontrarán directores generales ni mandos intermedios como en LinkedIn, Xing o Viadeo, pero sí está la próxima generación de ellos. El presidente y cofundador

del

portal,

Zaryn

Dentzel,

está

estudiando

sinergias

con

empresas


interesadas en detectar talento en la Web social. Dado que el perfil de los usuarios es mayoritariamente universitario, varias empresas están muy interesadas en utilizar los servicios de esta plataforma para llevar a cabo sus procesos de selección de personal. Probablemente, muy pocos usuarios pensaron que al darse de alta en esta Web social iban a encontrar su primer empleo en esta plataforma. El futuro de Tuenti está en Internet móvil. Además, al igual que otras redes sociales, su modelo de negocio se basa en los potenciales ingresos publicitarios, pero a diferencia de sus inmediatos competidores, Tuenti ofrece a las empresas un target comercial muy definido, un tráfico Web muy alto y unos niveles de fidelidad envidiables. Empresas como Tommy Hilfiger, J&B, Sony Ericson o la compañía telefónica Orange han utilizado Tuenti para llegar a sus públicos objetivos. La plataforma ofrece criterios de segmentación y servicios de geolocalización que han permitido a estas empresas anunciantes lanzar campañas de comunicación con resultados muy por encima de los ratios obtenidos en el sector. Los gestores de Tuenti entienden que los usuarios están hartos de las campañas de publicidad online que son muy intrusivas, que molestan al usuario con páginas que se abren y se cierran, con objetivos que no nos dejan leer el contenidos que realmente nos concierne, etc. Las empresas interesadas en posicionar su producto o servicio en la Web social deben entender que el modelo de comunicación ha cambiado y que el usuario quiere contenido relevante, no publicidad.

3. REDES SOCIALES DE CONTENIDOS: YOUTUBE, FLICKR, SLIDESHARE, ETC. 3.1. Redes para compartir imágenes Las empresas invierten mucho dinero en el diseño de su imagen corporativa, pero les cuesta

rentabilizar

esta

inversión

en

los

tradicionales

canales

de

marketing

y

comunicación, donde el texto ocupa más lugar que las imágenes. Estas nuevas Webs sociales especializadas en el intercambio de todo tipo de imágenes ofrecen un canal único para comunicar los valores y atributos de una marca o un determinado producto a través de la comunicación visual. Teniendo en cuenta que nos dirigimos hacia un mundo cada día más audiovisual, no nos extraña el tremendo éxito que tienen las plataformas sociales de intercambio de fotografías como Flickr, Picasa o Panoramio, entre otras. Siguiendo la misma filosofía de


los marcadores sociales, estos sitios Web ofrecen a sus usuarios un servicio gratuito para almacenar, etiquetar y compartir imágenes realizadas por ellos mismos o que encuentran en la Web social. Flick Indiscutiblemente, es la Web de referencia para almacenar e intercambiar fotografías en la Web social. Sus cerca de 22 millones de usuarios suben alrededor de 4.200 imágenes cada minuto a esta plataforma, etiquetando más de 3 millones de fotografías al mes. Al igual que en las otras redes sociales, existe un pequeño grupo de usuarios entusiastas que, al parecer, se pasan el día subiendo y compartiendo su obra visual. Según Quantcast, uno de los principales mediadores de audiencias en Internet, el 1% de los usuarios de Flickr sube el 23% de las fotografías, mientras que un 32% de los miembros de esta comunidad genera casi la mitad del contenido publicado. Los usuarios menos activos, que representan a un 67% de la plataforma, aportan un 28% de las fotografías. Remendamos a las empresas abrir una cuenta en este tipo de Webs sociales y subir fotos relacionadas con las actividades (encuentros de empleados, presentaciones de productos, portadas de libros, etc.). Al igual que en Delicious, sólo es necesario registrarnos para abrir una cuenta: nombre de usuario, contraseña, email, y ya podemos empezar a compartir imágenes. Al subir cada foto, el usuario deberá añadir una serie de palabras clave y una breve descripción que ayudará al buscador a clasificar correctamente el contenido. A través de esta plataforma, las empresas pueden medir el nivel de popularidad de sus productos y marcas y conocer cómo son etiquetados por los clientes. Los responsables de marketing se pasan horas definiendo mensajes clave y mensajes corporativos para cada lanzamiento; pues bien, esta Web social nos aporta una gran cantidad de información sobre qué mensajes han calado, cuáles son utilizados por los usuarios y cuáles no, cómo clasifican los productos, bajo qué etiquetas, etc. En otras palabras, es una herramienta de Business inteligente no sólo gratuita, sino además con información real de mercado.


3.2. Publicación de vídeos en YouTube YouTube se ha convertido en uno de los iconos de referencia de la Web Social. La plataforma fue fundada en febrero de 2005, y en menos de un año fue adquirida por Google por más de 1.600.000 dólares. Al anunciarse esta operación, a mucha gente le sorprendió que Google pagara tal cantidad de dinero por miles de vídeos caseros de bodas, comuniones y gatitos… el valor de la plataforma no está en el contenido; al igual que en las otras herramientas sociales descritas anteriormente, su potencial reside en las relaciones que se establecen entre las personas. Así, Google tiene acceso al perfil y al comportamiento de millones de individuos en esta plataforma: qué les gusta ver, qué recomiendan, a quién lo hacen, cuáles son las palabras más buscadas, cuál es el contenido más comentado, etc. Esta información es de incalculable valor para los anunciantes. YouTube posee uno de los índices más altos de permanencia en la Web, cerca de 11,5 minutos por usuario, un factor clave y decisivo para cualquier anunciante en Internet. Según Quantcast, YouTube cuenta con más de 80 millones de usuarios mensuales, pero al igual que en las otras redes sociales, el 3% de los usuarios representa el 30% de las visitas, mientras que un 45% de los miembros de esta comunidad aporta el 56% del tráfico. Crear un vídeo “casero” y publicarlo en YouTube es un proceso tan sencillo que sus usuarios suben cada minuto cerca de 10 horas de vídeo a esta plataforma. Además, la plataforma permite la traducción con subtítulos de los contenidos de los vídeos publicados con más de 120 idiomas. A través de esta nueva funcionalidad, cualquier persona podrá disfrutar de los contenidos de los vídeos publicados en cualquier idioma. Otros miden la dimensión de este fenómeno a través del siguiente cálculo: la publicación de vídeos en un día en YouTube genera un volumen de tráfico en la Red equivalente al envío de 75.000 millones de e-mails. Con estos datos, no es de extrañar que varios sociólogos hablen ya de la Generación YouTube. Cuando los miembros de esta generación ven algo en la Web social que les gusta, lo comparten inmediatamente con sus amigos en Twitter, Facebook, MySpace.com, etc.


4. REDES SOCIALES DE NOTICIAS O AGREGADORES DE CONTENIDOS: MENÉAME, DELICIOUS, DIGG, ETC. 4.1. Marcadores sociales: Delicious Estos sitios Web ofrecen a sus usuarios un servicio gratuito para almacenar, etiquetar y compartir la información que encuentran relevante en la Red. Antes de la aparición de los marcadores sociales, las personas que querían guardar artículos de su interés publicados en prensa recortaban el mismo y lo archivaban en una carpeta que rara vez volvían a consultar…Con la llegada de los PCs, los usuarios tenían en el ordenador una carpeta de sitios favoritos donde conservaban todo aquello que encontraban interesante en Internet. Pero este listado cada día se hacía más inmanejable debido a su creciente tamaño y a la dificultad para encontrar rápidamente ese sitio que nos había gustado. Afortunadamente, varios promotores de la Web social han creado una serie de herramientas gratuitas que nos ayudan a guardar y rescatar esa información de forma eficaz y rápida. Gracias a esta labor de archivo comunitario, cualquier persona que esté interesada en un determinado tema puede encontrar mucha información sobre el mismo de forma rápida y sencilla. Es importante recordar que la marcación social es la esencia del modelo de negocio de muchas

redes

sociales

anteriormente

descritas,

como

11780,

Menéame

y

Culturizarme.net, que facilitan a sus usuarios poder compartir información con otros y determinar el grado de popularidad que tiene un determinado enlace o sitio Web. Delicious Sin lugar a dudas, Delicious es la plataforma líder en esta área, pero existen otras muchas herramientas de marcadores sociales como StumpleUpon –que cuenta con casi 6 millones de usuarios-, Mister Wong, Blinklist o Furl, entre otras. Delicious fue creada en 2003 por Joshua Schachter, pero a finales de 2005 fue adquirida por Yahoo!, convirtiéndose en la joya de la corona de este buscador junto con la red social de fotografías de Flickr. En 2008, su fundador salió del proyecto al no estar de acuerdo con la postura de los dueños de Yahoo! ante la oferta de fusión con Microsoft. Aunque la plataforma sólo se ofrece en inglés y no hay planes anunciados para futuras traducciones a otros idiomas, goza de una alta popularidad en España. Según el estudio tendencias Web 2.0 en el sector editorial, la red social que cuenta con el mayor número de menciones editoriales españolas es Delicious, con un 76%. En el sector asegurador, el estudio Visibilidad del sector asegurador en la Web 2.0 (BPMO, 2008) indica que la red social que cuenta con el mayor número de menciones de entidades aseguradoras es la


red de perfiles profesionales Xing, con un 95% de menciones, seguida de Delicious, con un 59% de las mismas. Participar en esta plataforma es muy sencillo, sólo hace falta darse de alta con un correo electrónico de Yahoo! Y su correspondiente contraseña. Una vez dados de alta, abrimos la cuenta con el nombre que deseemos y ya podemos subir enlaces para compartirlos con otros lectores. Los marcadores sociales no sólo nos permiten archivar cualquier tipo de direcciones Web (texto, audio, o vídeo) en su plataforma, sino también poder clasificarla a través de etiquetas o tags, lo que también se denomina folcsonomías. Según Wikipedia, “folcsonomía es un neologismo que da nombre a la categorización colaborativa por medio de etiquetas simples en un espacio de nombre llano, sin jerarquías ni relaciones de parentesco predeterminadas”. El uso de estas etiquetas permite al usuario clasificar los contenidos según sus propios criterios personales y, a la vez, le facilita su posterior búsqueda a través de los mismos. Uno de los fallos de las Intranets radica en que un grupo reducido de personas, que generalmente no tienen nada que ver con el día a día del negocio, decide las categorías y palabras clave del archivo interno de una empresa. Esta estructura limitada hace que su uso se convierta en un suplicio para los empleados y que nadie consiga encontrar nada en la memoria histórica de la empresa. Si la entidad combina estas estructuras tradicionales con un software de marcación social, experimentará un mayor uso de su Intranet. Recomendamos a aquellas empresas que deseen poner en marca un sistema interno de marcación social de sus contenidos y documentación conocer las plataformas basadas en código libre como De.lirio.us, Connotea, Loturak, Scuttle y Sabros.us. La categorización colaborativa que nos ofrecen estas redes sociales es, en esencia, el proceso de creación de la Web semántica. Aunque en estos momentos este proceso está liderado por los usuarios con un enfoque de abajo-arriba, varios expertos indican que la Web

3.0

complementará

este esfuerzo de

“etiquetado ciudadano” con

criterios

profesionales de diseñadores y programadores para mejorar el proceso de búsqueda y resultados.


Otras alternativas A pesar de que Delicious sea una de las redes sociales de enlaces y etiquetado más conocidas,

existen

varias

alternativas

similares,

aunque

cada

una

aporta

sus

peculiaridades. En España, Gennio y Minter Wong son dos plataformas que permiten la marcación social en castellano. Gennio fue creada en 2005 por el emprendedor tecnológico José Mercader y nos permite beneficiarnos de la inteligencia colectiva a la hora de almacenar y clasificar nuestros enlaces. Esta plataforma cuenta con más de 3.500.000 usuarios únicos, de los cuales cerca de 150.000

están registrados.

Recomendamos a los lectores que prefieran utilizar plataformas en inglés visitar StumbleUpon, Blinklist, Furl y Simpy.

4.2. Webs de intercambio de noticias: Menéame, Culturízame, Wikio, etc. Los miembros de estas comunidades votan y comentan las noticias ya publicadas en diversos lugares en Internet (medios digitales, blogs, revistas especializadas, etc.). Antes de que aparecieran estas webs sociales, cuando una persona encontraba algo interesante en la red, copiaba la dirección Web en ese sitio y lo enviaba a través de un correo electrónico a sus contactos con el típico mensaje: “no dejes de leer esto; pincha en este enlace; creo que te interesará…”. Esta manera de intercambiar y valorar noticias pertenece al siglo pasado. Con la llegada de las Webs sociales de intercambio de noticias, como Menéame, Culturízame, Digg, Wikio, entre otras, las personas pueden compartir esa información de forma más dinámica y eficaz con miles de usuarios. La Web de recomendación de noticias más conocida en España es Menéame, creada en 2005 por Ricardo Galli en colaboración con Benjamín Villoslada. Aunque nace a imagen y semejanza de la plataforma Digg, la principal Web de intercambio de noticias del mundo anglosajón, Menéame aporta un enfoque diferente y varias funcionalidades clave. En primer lugar, se permiten los votos anónimos, y la publicación de la noticia en portada no sólo está basada en el número de votos que recibe, “meneos”, sino que el algoritmo también tiene en cuenta el karma de los usuarios que han votado. El volumen de tráfico que genera a diario esta Web, así como el nivel de fidelización de los usuarios, son sólo dos de sus atributos. Menéame recibe una media de 450 noticias al día y unas 200.000 visitas diarias. Desde su fundación ha logrado atraer y retener cerca de 80.000 usuarios. Estas personas han compartido más de 380.000 artículos en la


plataforma, han emitido cerca de 3 millones de votos y han escrito alrededor de 2.500.000 de comentarios. Del total de artículos subidos a esta comunidad, sólo 40.591 han logrado ser publicados y casi 73.000 han sido descartados por diferentes motivos. Si alguien pensaba que estas plataformas eran unos sitios Web donde sólo unos cuantos chavales freaks compartían sus opiniones, estos datos demostrarán que se trata de herramientas esenciales, y muy a tener en cuenta en cualquier estrategia de comunicación online. Para entender la posible aplicación de esta herramienta en su empresa, es importante conocer su funcionamiento. En la prensa tradicional, el director del periódico y los redactores jefe de cada sección deciden cada noche qué noticias se publicarán en la portada del periódico y qué información se quedará fuera del mismo. En la Web 2.0 estas decisiones las toman los lectores. A través de sus votos, éstos deciden qué noticias se publican en la portada de Menéame y qué noticias se quedan en la larga cola de la invisibilidad. Para publicar noticias en esta plataforma tenemos que estar registrados; sólo se necesita una dirección de correo electrónico y una contraseña. Cuando navegamos por la Red y encontramos algo interesante que queremos compartir con otras personas en Menéame, cortamos y pegamos la URL de esta información y subimos a la Red. Una vez cumplimentado el formulario de la noticia (titular, breve descripción y palabras clave), se publica en la plataforma con un solo voto. Si la información publicada es considerada muy interesante por los usuarios, recibirá un buen número de votos que hará que termine en portada. En cambio, si los usuarios piensan que esta información es poco relevante, con burdos fines comerciales o con un enfoque negativo, acabará en la cola siendo olvidada. Al igual que en la mayoría de las redes sociales, unos pocos usuarios generan la mayor parte del contenido en la Web social. Según Quantcast, uno de los principales mediadores gratuitos de audiencias en internet, los usuarios más activos de Menéame, que sólo representan el 3% generan el 44% de las visitas, mientras que quienes participan en la plataforma muy de vez en cuando representan un 56% del total de usuarios, pero sólo generan un 12% de las visitas.


5. REDES SOCIALES DE OCIO (MÚSICA, LITERATURA, CINE Y TV): LAST FILM, LIBROFILIA, MISO, ETC. 5.1. Last Film El mundo de la social web es cada vez más amplia y nos logra acercar a distintos usuarios alrededor del mundo de distintas maneras. Aquí es donde entra Last.fm, una red social que -a diferencia de Facebook-, que sólo nos sugiere a amigos de nuestros amigos-, nos relaciona a personas según los gustos musicales propios, y por lo demás, ofrece distintas funciones para aquellos cibernautas aficionados a la música. Last.fm ya lleva más de diez años funcionando, pues fue lanzado el año 2002 por sus fundadores Felix Miller, Martin Stiksel, Michael Breidenbruecker y Thomas Willomitzer. Hasta marzo de 2012, ya contaba con 43 millones de usuarios registrados en todo el mundo. Este número si bien no se compara a los mil y tantos millones de Facebook, sin embargo las características que esta página ofrece son suficientes y muy ventajosas para aquellos que la ocupan activamente. Hay distintas formas de crear un perfil musical en last.fm, y cada una complementar a la otra: Se puede entregar una lista de artistas preferidos durante el registro. Hacer uso del plug-in de Last.fm, denominado Audioscrobbler, que registra los datos de la música escuchada en el reproductor musical personal.

Cómo utilizar Last.fm 1. Registro Para registrarte accede a la página Web de Last.fm (www.last.fm) y pulsa en "registrarse". Rellena los campos solicitados, escribe las palabras que se muestran en la imagen y acepta las condiciones generales de uso si estás de acuerdo con ellas. A continuación escribe los nombres de los artistas que más te gusten para que Last.fm vaya memorizando tus preferencias musicales y te puede recomendar artistas similares que estén en sintonía con tu gusto musical. Como ellos mismos dicen "cuanto más sepa Last.fm de la música que escuchas, mejor hará su trabajo".


2. Perfil En tu perfil de usuario aparecerán los temas que has escuchado recientemente, la colección de artistas que has seleccionado, así como los temas y los artistas que más has reproducido. En la parte derecha de la página puedes leer sobre tu actividad reciente así como la de los usuarios que has agregado a tu red. Puedes modificar tu perfil y subir una foto, dar tu nombre real y fecha de nacimiento o describirte: los datos privados que publiques son voluntarios. 3. Personalización Cada vez que seleccionas un artista, Last.fm abre un reproductor musical que emite canciones del artista elegido y de otros similares, además de ofrecer una descripción biográfica, fotografías, videos y los conciertos de la gira en el caso de que exista tal. También podrás conocer cuántos oyentes tiene el artista y el número de veces que ha sido reproducido. La fórmula que utiliza esta red para crear estaciones de radio personalizadas para el usuario es el scrobbling: cada perfil memoriza el número de veces que un tema ha sido escuchado por el usuario, ya sea en Internet o a través del PC (Itunes, Winamp, Windows Media Player), Ipod o Iphone de forma sincronizada. Para esto último deberás descargar (www.lastfm.es/download) e instalar un software de Last.fm en el ordenador. Además, cada vez que se reproduce una canción, el usuario tiene la posibilidad de marca el tema como favorito o, por el contrario, vetarlo. 4. Comunidad Además de tener la posibilidad de crear una radio personalizada, Last.fm permite interactuar con otros usuarios y compartir grupos, canciones, listas, emisoras o eventos musicales. Si quieres saber si un usuario tiene los mismos gustos musicales que tú, tan sólo tienes que entrar en su perfil y comprobar cuál es tu compatibilidad musical con él, que será mayor cuantos más artistas tengáis en común en vuestros respectivos perfiles (aquellos que hayas reproducido previamente). Otro aspecto de participación popular es el sistema de etiquetado de las canciones, que permite buscar y seleccionar grupos en función del estilo musical preferido. Además, los usuarios pueden escribir la descripción de un artista a través de una wiki, es decir, perfiles de artistas editados por la comunidad.


5.2. Librofilia Tal y como ocurre con las películas, muchas veces el éxito o no de un libro depende en gran medida de ese boca a boca del entorno. En este caso Librofilia parece un buen lugar donde puntuar y escribir críticas constructivas de los libros que nos hayamos leído. Una red social centrada en los libros puede ser un buen escaparate donde buscar a usuarios con gustos similares y, viendo sus puntuaciones y opiniones, decantarte por un libro. Todos conocemos que, al igual que ocurre con la música o el cine, encontrar personas del estilo de uno mismo ayuda a descubrir nuevas obras. Una de las mejoras que han implantado recientemente esta red social ha sido la posibilidad de compartir en Twitter o Facebook aquellas obras que leemos. De forma que podemos compartir nuestras opiniones con nuestros amigos, estén o no registrados en Librofilia. Funcionalidades Damos por hecho que podemos buscar entre un montón de libros, e incluso añadir títulos nuevos. De cada libro podremos escribir una opinión, puntuarlo e incluso compartirlo con nuestros amigos dentro y fuera de Librofilia. Especialmente útil parece la gestión de listas de Librofilia. Hay un montón de listas predefinidas para cada usuario que no tenemos más que ir completando. Además podemos añadir listas nuevas y compartirlas de forma fácil y rápida. Si nos registramos en una red social de libros es muy probable que una de las funcionalidades que busquemos sea la recomendación de libros. En Librofilia podemos encontrar nuestras Almas Gemelas que no son otra cosa que usuarios con gustos similares. El lugar perfecto para descubrir libros que posiblemente nos gustarán. Por último destacar la posibilidad de añadir notas personales (y privadas) a cada libro. De forma que puedes ver agrupadas todas tus notas en tu perfil. Una forma de, por ejemplo, anotar desde citas interesantes del libro hasta escribir si has prestado el libro, o sí, por el contrario, te lo quieres leer.


Novedades Si bien Librofilia lleva abierta unos cuantos años (desde 2008), después de la última remodelación aparece como una Web totalmente nueva y visualmente mucho más atractiva. El uso de tecnologías como Ajax hace que la gestión de las listas o notas sea rápida y fácil de utilizar. Así mismo, visualmente ha adquirido un aspecto renovado y actual que sorprende gratamente la primera vez que lo visitas. Parece que este proyecto español ha vuelto a nacer, con mucha fuerza. Pero no sólo se ha mejorado el diseño y la interfaz. El buscador resulta mucho más preciso, y se han eliminado libros que salían duplicados o triplicados en la versión anterior.

5.3. Miso: una red social para aficionados a las series Si os gusta descubrir series nuevas para ocupar vuestras horas nocturnas en el sofá, echad un vistazo en gomiso.com. Se trata de una red social en la que los usuarios recomiendan series al estilo microblog. Con un ranking de las series más visitadas de la semana e integración con Facebook para que no sea necesario crear cuenta de usuario, es una buena opción para informar a los contactos lo que estáis viendo, clasificando los datos para el bien común. Disponible para dispositivos móviles y con APi para usar los datos en aplicaciones terceras, es una aplicación que no ha parado de crecer.

Otras redes sociales  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you