Issuu on Google+

revista católica

www.lafamiliacristiana.com.mx

CARTA DEL MES

Al borde de la desesperación AMANC

Año 59 No. 3 Marzo 2011 $15.oo ISSN 1405-6445

Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer

Cine en casa La versión mexicana de

Marcelino pan y vino

SAN JOSÉ,

Patrono de Zapotlán el Grande


EDITORIAL

L

“Pesáj” en familia

a Iglesia católica está marcando en todo este mes de marzo y parte de abril, un tiempo litúrgico llamado Cuaresma. Cuarenta días para preparar una de las fiestas más solemnes, y efectivamente la mayor, que es la Pascua o fiesta de la Resurrección de Jesús, Hijo de Dios, salvador de la humanidad. La Iglesia caracteriza la Cuaresma con oración y sacrificio (llámese penitencia, ayuno o abstinencia) como un signo de que los seres humanos están dispuestos a acoger la misericordia que Dios tiene con la humanidad, manifestada con amplitud en la donación de su Hijo que se entrega cruentamente el viernes santo y en justicia es vuelto a la vida el primer día de la semana. ¿Por qué la Iglesia habla de salvación y de misericordia no sólo en este tiempo sino permanentemente? La salvación hace referencia a la adopción que Dios hace de todo ser humano en su amado Hijo Jesús, llevándolo del reino de las tinieblas de Satanás, padre de la mentira, al reino de su Hijo querido, Jesucristo el Señor. Ese pasaje en hebreo se llama pesáj y tiene un símbolo vivo en el paso del mar Rojo que experimentó Israel al salir de Egipto, tierra de esclavitud, para ingresar a la tierra prometida, la que mana leche y miel. El nuevo y definitivo pesáj o pascua, es la resurrección de Jesucristo que derrota todo mal, el pecado y su precio mismo que es la muerte, como certeramente dice san Pablo. En Cuaresma y Pascua se hace mención de la misericordia en cuanto que la salvación otorgada por el Padre Dios en Cristo, es un gesto de amor y compasión. Dios mira con infinito amor a los seres humanos y, al

ver sus desvaríos y desaciertos, no reacciona con castigo o desprecio sino con misericordia, entregando a la humanidad su tesoro más precioso, el Hijo, quien a su vez se entrega sin reservas ni medida al sufrimiento y a la muerte por la humanidad. Pero el Padre le hace justicia y lo levanta no sólo vivo sino vivo y glorificado: “Y muerto el que es la vida, triunfante se levanta”, dice uno de los himnos pascuales. Para vivir la realidad de lo que pudiera sonar simplemente como una hermosa historia o leyenda, es preciso que toda familia entre en la dinámica de la compasión y la misericordia de Dios, buscando —aunque con sacrificio— la reconciliación y la paz en la propia familia y en las familias cercanas. Qué absurdo sería ofrecer la felicitación “Felices pascuas de resurrección” de dientes afuera, sin comprometerse en un perdón de corazón, en una compasión activa con obras de misericordia corporales y espirituales. El ser humano seguirá bregando con sus pasiones y pecados y, aunque Dios hará justicia, la aplicará con clemencia y caridad. Habría que recordar que para estar dentro de la dinámica pascual de la Iglesia y de la familia, cada uno de sus miembros tiene que vivir su propio pesáj, alejándose de comportamientos negativos, disolutos o pecaminosos; aceptando con fe el amor misericordioso de Dios; y asumiendo la compasión, la ternura y el perdón con cada uno de nuestros seres queridos, como Dios lo hace con nosotros.

La Familia Cristiana - MARZO 2011

1


contenido AMANC, Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer Once mil es la cifra de menores que muere cada año debido al cáncer. Ofrecemos una entrevista a las directivas de la Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer. Hace 28 años que esta asociación no sólo brinda ayuda económica, sino que exalta los valores familiares de la unión ante la adversidad. Pág. 8 TRANSFORMA TU FAMILIA CON LA PALABRA DE DIOS En el marco de la Cuaresma, tiempo de conversión, proponemos a las familias entronizar, venerar y asimilar la Palabra de Dios en sus hogares. Pág. 12 MÚSICA PARA EL ALMA: UN CAFÉ CON JESÚS Robert León, ecuatoriano que tuvo una fuerte experiencia de Dios en el año 2004, nos comparte cantos de su inspiración que nos invitan a acercarnos a Jesús sin prejuicios, con la confianza de que, lejos de condenarnos por nuestras actitudes negativas, nos dará el trato de un amigo. Pág. 37

1

CARTA DEL MES Al borde de la desesperación

3

ECO DE LA CARTA DEL MES Acopio de energías y recursos para superar un problema ENTREVISTA AMANC, Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer UN MENSAJE DE JUAN PABLO II A LAS FAMILIAS Por su propio bien, la sociedad ha de proteger a la familia ORAR EN FAMILIA Transforma tu familia con la Palabra

NOTICIAS Y FAMILIA Ejemplo de terapia anti violencia

24

SANTUARIOS DE LA FE San José, patrono de Zapotlán el Grande

26

HABLANDO SE ENTIENDE LA GENTE El latín: lengua de cultura y de actualidad 30 6

8

10 12

FAMILIA Y DERECHO CANÓNICO El matrimonio y la familia fundamentados en la Biblia y en el Derecho 16 CULTURA JUVENIL La primavera: algo más que una festividad

ÉCHALE UNA MIRADITA

20 22

CINE EN CASA La versión mexicana de Marcelino Pan y Vino

34

MÚSICA PARA EL ALMA Un café con Jesús

37

Tercer encuentro familiar de la 5ª Vicaría de la Arquidiócesis de México La familia defensora de la vida

39

TERRAZA DE LETRAS La abuela del poeta

41

HOGAR Recibamos la primavera con platillos frescos y sencillos

PROPIETARIO E IMPRESOR: Ediciones Paulinas, S.A. de C.V. DIRECTOR RESPONSABLE: LCC. Gregorio Hidalgo Chávez, S.S.P. EDICIÓN: Alberto Hernández Ruiz REDACCIÓN Y CORRECCIÓN: Nancy Herrera Balderas PUBLICIDAD: Cl. Jesús Gómez DISEÑO GRÁFICO: DCG María del Carmen Gómez Noguez DCV Mariana Olvera González DG Alejandro García Gómez PORTADA: © Fotolia FOTOGRAFÍA: Carlos Saliá / Jesús Rosario Fuentes Archivo Digital-Jupiter Images / Notimex PAGOS Y SUSCRIPCIONES: Ediciones Paulinas, S.A. de C.V. Apdo. Postal: COM-066 / 04460 México, D.F. Tel.: (01.55) 56 46 10 52, 56 46 10 53 56.46.10.56 Fax: (01.55) 55.81.46.69 atencionalcliente@sanpablo.com.mx CARTAS A LA REDACCIÓN: Calz. Taxqueña, 1792 - Apdo. Postal COM-042 Col. Paseos de Taxqueña, Deleg. Coyoacán, 04250, México, D.F. Tel./Fax: 55.82.09.25 E-mail: redaccion@lafamiliacristiana.com.mx DE VENTA En todas las Librerías San Pablo de la República Mexicana, centros de difusión y distribuidores locales.

revista católica CARTA DEL MES www.lafamiliacristiana.com.mx

Al borde de la desesperación

AMANC Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer

44

ESPIRITUALIDAD PAULINA Las Hermanas Paulinas en México

46

INTENCIONES DE MISA

48

Año 59 No. 3 MArzo 2011 $15.oo ISSN 1405-6445

EDITORIAL “Pesáj” en familia

Año 59 - No. 3 - MARZO 2011 ISSN 1405-6445 $15.00

Cine en casa La versión mexicana de

Marcelino pan y vino

S A N JO S É ,

Patrono de Zapotlán el Grande

SAN JOSÉ, PATRONO DE ZAPOTLÁN EL GRANDE COLABORADORES: José Félix López / Julio C. Hernández Rueda / Édgar Meléndez/ Yumín Montfort K. / Heli López / Arturo Suárez / Salomón Domínguez / Eugenio Pablo Leyva / Juan Carlos Espinoza González / Sergio Argüello / Érika Castellanos Moreno / Verónica Maldonado / Aldonza Jimena Aldama / Enrique González Cano / Karina Aguirre. Los artículos firmados son responsabilidad de sus autores.

Hace 263 años los habitantes de Zapotlán el Grande juramentaron venerar, cuidar y celebrar anualmente a san José, esposo de la Virgen María y padre Adoptivo de Jesús, en agradecimiento a su protección ante catástrofes naturales y espirituales. Este juramento continúa muy vivo en este lugar.

Aparece el primer día de cada mes. Autorizada como correspondencia de Segunda Clase en la Administración de Correos número 1 de México, D.F. el 8 de JULIO de 1954. Registro D.G.C. PQ09-0002 Sepomex pp 09-0115 Características 228641212. Derechos Reservados © por Ediciones Paulinas, S.A. de C.V. Calz. Taxqueña, 1792 Col. Paseos de Taxqueña, Deleg. Coyoacán, 04250, México, D.F. Certificados otorgados por la Comisión Calificadora de Publicaciones y Revistas Ilustradas, Licitud de Título No. 1121 CERTIFICADO DE LICITUD DE CONTENIDO con Exp. 1/432“81”/2317. Dirección General de Derechos de Autor No. de Reserva 04-1999-072009520800-101. Impresión: Talleres Gráficos de Ediciones Paulinas, S.A. de C.V., Taxqueña, 1792, México, D. F., Distribución y Venta: Taxqueña 1792, Librerías San Pablo y distribuidores locales. Los artículos firmados son responsabilidad de sus autores.

www.lafamiliacristiana.com.mx

2

La Familia Cristiana - MARZO 2011


CARTA DEL MES

Al borde de la desesperación

Estimado padre:

N

o suelo escribir, pero hoy necesito ayuda urgentemente. Comienzo por decirle que no soy una buena católica, me he alejado de mi fe. Por favor lea mi escrito y respóndame cuando pueda. Tengo 24 años y estoy en un punto donde me siento sin ganas de vivir. Mi familia es como todas, con sus problemas pero nada especial. El asunto es que cualquier pleito o discusión me deprime, sólo me pongo a llorar y me siento sin ganas de seguir adelante. Yo quisiera estar lejos de mi casa; darme un tiempo y un espacio para mí porque lo que veo

es que he dejado de quererme; siento que de no salir de esta situación voy a quitarme lo único que tengo, que es la vida, porque he perdido la fe. Sé que Dios pone pruebas pero yo no encuentro fuerzas para soportarlas. Antes yo le contaba mis problemas a una persona muy querida pero lamentablemente falleció y sin ella no encuentro el camino a seguir. He estado buscando el apoyo en personas equivocadas. Me salí de mi casa varias veces y lo único que yo quisiera ahora es darme el tiempo para reencontrarme a mí misma. Mi pareja, que es el único que sabe cómo estoy, me ha dicho que busque ánimos y fuerzas; pero ¿dónde? Ésa es mi pregunta. ¿De dónde sacar fuerzas si estoy por los suelos? Quisiera volver a ser esa persona feliz de la vida que era antes. Padre, necesito la ayuda a gritos, dígame qué hago. Una lectora

Estimada lectora: En La Familia Cristiana te agradecemos que nos des la oportunidad de atenderte hasta donde nuestros recursos nos lo permiten. En el esfuerzo por tratar de entender la situación que estás viviendo, iré destacando algunas de las frases de tu carta, comentándolas con alguna breve orientación para que tú misma reflexiones o te veas como en un espejo y, en ese ejercicio, puedas ver alLa Familia Cristiana - MARZO 2011

3


guna pista más para ayudarte a ti misma. Percibo que quieres ayudarte pero, como suele suceder en estos casos, encontrar el cómo es lo difícil. Lo primero que distingo de tu carta es que dices que te has alejado de tu fe. La frase es importante porque nos recuerda que los creyentes disponen de una ayuda especial en su fe, ayuda que no tienen quienes carecen de ella. Con frecuencia, las personas se abandonan a sus propias fuerzas para resolver sus crisis y a veces en lo último que piensan es en la ayuda divina. Aquí una primera recomendación: acude y suplica al Señor aunque sientas que tu fe es tibia o llanamente fría. Y recuerda que la Sagrada Escritura nos dice que Dios no permitirá que seamos tentados por encima de nuestras fuerzas. Lo que hacen las pruebas es sacar la casta del ser humano y evidenciar la asistencia del cielo. Dices que ya sabes que Dios pone pruebas, pero el asunto es que te sientes sin fuerzas para soportarlas. En todo caso te diría que, más que de soportar, se trata de superarlas. Soportar es resistir estoicamente resignado como si no hubiera medios para luchar; superar quiere decir hacer acopio de fuerzas y recursos para vencer las dificultades. Le has preguntado a tu pareja que de dónde vas a sacar esas fuerzas si estás por los suelos. La sabiduría oriental afirma que en nuestro cuerpo y en el interior de nosotros mismos está la fuerza que puede curarnos; el punto es que confíes en ti misma. ¿Y crees tú que Dios no está alentando tu espíritu? Cuando dices que has dejado de quererte estás dando una de las causas de tu derrumbamiento anímico. Aquí está otra recomendación: hay que trabajar anímicamente

4

La Familia Cristiana - MARZO 2011

para recuperar una autoestima lesionada, y para esa recuperación hay medios como la lectura, el consejo, los ejercicios o dinámicas y, por supuesto, la oración. Al principio de tu carta comentas que cualquier discusión en tu hogar te deprime y te deja sin ganas de seguir adelante; enseguida confiesas que has tenido la tentación de quitarte la vida. Aquí está uno de los puntos centrales de tu carta: estás sumida en una fuerte depresión y por ello te sientes sin voluntad de nada. Mientras me preguntaba cuál podría ser la causa de tal depresión me encontré con la pérdida que tuviste, esa persona muy querida a la que contabas todas tus vivencias. Sin ella, dices, no encuentras el camino a seguir. Una pérdida es siempre una experiencia dolorosa y no todas las personas reaccionan igual. Como puedes ver, para ti ha resultado severa. Si reconocemos que es el nudo de tu historia en este momento, es ahí donde hay que poner el mayor esfuerzo:


busca ayuda para elaborar el duelo, aceptar la pérdida y aprender a vivir por ti misma, e incluso tener la disposición para encontrar otra amistad que sea de tu confianza. Fíjate que dije “otra”; no cometas el error de querer que sea la misma que ya tenías, pues ella ahora ya no está físicamente contigo. Sólo debes recordarla con amor y en nombre de ese amor sobreponerte; creo que es lo que a ella le hubiera gustado. Rescato una de las últimas frases de tu carta y es que quisieras irte lejos y tener la oportunidad de darte un tiempo y un espacio para ti. Eso es muy importante, aunque no necesariamente irte lejos (como huyéndole al problema) sino hacer una especie de retiro para la reflexión y el trabajo de tus sentimientos, de modo que logres sobreponerte a la pena que te embarga por la pérdida de esa persona tan significativa para ti. Te repito los instrumentos: lectura

de un buen texto que te sirva, orientaciones de un sacerdote, una religiosa, un buen cristiano o cristiana que estén dispuestos a ayudarte. Una charla con un profesionista te será de mucha utilidad. No me resta sino recordarte que cada primer martes de mes, muy de mañana, presentamos a Dios las intenciones de todos nuestros lectores; cuenta con ello y no te dejes caer más, por el contrario, ¡levántate y anda!, como decía el Señor Jesús cuando curaba a un paralítico. Y cuando sientas el alivio da gracias al Señor de la vida, Señor de la paz, causa de nuestra alegría. Padre Emmanuel (Paulinos de México)

Si deseas recibir los consejos del padre, envía tu historia al correo electrónico redaccion@lafamiliacristiana.com.mx o envía tu carta a Calz. Taxqueña 1792, col. Paseos de Taxqueña, delegación Coyoacán, C.P. 04250, A.P. COM-042, México, D.F. (Señala si autorizas la publicación de tu carta).

PROMUEVA LA MEJOR REVISTA CATÓLICA DEL PAÍS

Descuento para difusores: Nombre:

revista católica

www.lafamiliacristiana.com.mx

Martín Valverde É0(16(

&$57$'(/0(6 4POPQHX\PLYLH`\KHY HZ\HTPNHWLYVZ\MHTPSPH

UVSVWLYTP[L

Año 58 No. 2 Febrero 2011 $15.oo ISSN 1405-6445

Datos del difusor

3(,+<*(*0Ô5

,54i?0*6  HQWUHPXURV\EUHFKDV

Costo de la revista $15.00 (más gastos de envío)

10 a 20 ejemplares 21 a 50 ejemplares 51 a 100 ejemplares 101 a 500 ejempl. 501 en adelante

15% 20% 25% 30% 35%

Comunícate con nosotros:

Ediciones Paulinas S. A. de C.V. Tels. (0155) 5646-1052 / 53 y 56 (0155) 5670-8675

Envíanos tus datos al fax: (0155)5581-4669 O también por correo ordianrio:

Calzada Taxqueña 1792, Col. Paseos de Taxqueña Deleg. Coyoacán - CP 04250 - México DF mail: atencionalcliente@sanpablo.com.mx

Calle: Colonia: Municipio: Estado: C.P.: Mail: Fecha y nombre de quien realizó la suscripción:

ver más información en: www.lafamiliacristiana.com.mx La Familia Cristiana - MARZO 2011

5


ECO DE LA CARTA DEL MES

Acopio de energías

y recursos para superar un problema Por: José Félix López S. Estimada lectora:

P

rimero que nada le agradecemos la confianza y la gran esperanza que pone en nuestros comentarios a su estado de ánimo actual. Intentaremos serle útiles de alguna manera, a pesar de las limitaciones del espacio con el que contamos en estas páginas. Usted nos cuenta que tiene veinticuatro años; que su estado de ánimo ha bajado tanto que ha llegado a pensar en quitarse la vida; que la persona con la que tenía una comunicación de cariño y confianza falleció y que sin ella no encuentra el camino a seguir; que ha estado buscando el apoyo en personas equivocadas; que existe un ambiente incómodo para usted en su casa con su familia por lo cual ha salido de ella varias veces, acción que desea repetir de nuevo; que cualquier pleito o discusión la deprime y se pone a llorar; que su pareja es la única que sabe cómo se siente; que quiere un tiempo para reencontrarse a sí misma y que ahora no tiene de dónde sacar fuerzas para ser la persona feliz que era antes. Revisemos cada uno de sus comentarios. Ciertamente hay ocasiones en las que uno necesita dos situaciones que usted ya ha conseguido y tenido en el pasado, y que parece que le han sido útiles cuando se ha sentido desorientada y descorazonada como ahora: la primera es un tiempo para pensar a solas lejos del contexto en el que se vive cotidianamente, para poder tomar distancia

6

La Familia Cristiana - MARZO 2011

y perspectiva, y aclarar hacia dónde y cómo dirigir los pasos siguientes de nuestra vida. La segunda es encontrar a una persona confiable, sincera y sensata que nos escuche y nos comprenda, sin interés y con sabiduría. El tomar distancia de la familia puede ser una experiencia muy positiva si se planea de manera que ningún familiar resulte incomodado por ello. En cuanto a encontrar a una persona que la acompañe y la lleve de la mano para que usted reencuentre su camino, existen muchas posibilidades, desde la terapia profesional hasta el consejero pastoral, pasando por agrupaciones civiles y religiosas de apoyo, desinteresados y con buen juicio para ayudar a personas como usted. La facultad de Psicología de la Universidad de las Américas, así como la de la UNAM, el Instituto de la Mujer, el departamento de apoyo social de cada delegación política del gobierno del D.F., y muchos otros lugares. Asimismo, la persona que la escuchaba y que falleció, ¿no seguirá escuchándola y acompañándola desde el fondo de usted, de tal manera que usted pueda seguir conservándola en lo privado? ¿Acaso usted ha sepultado ya a esa persona tan hondo como para que haya desaparecido de su memoria? En relación a que su pareja sea la única que sabe cómo está usted ahora, quizás sea una sabia decisión de usted porque nos hace suponer que tiene en quién confiar. Seguramente ella la


apoya en la medida de su experiencia. Por nuestra parte nosotros queremos plantearle las siguientes preguntas: ¿Qué puntaje se daría usted en la comprensión de sí misma, de su llanto y su desánimo? ¿Pertenecerá usted al grupo de las jóvenes que se dan un descanso de las tensiones a través del llanto, el desánimo y la desorientación? ¿O pertenecerá al grupo de las esforzadas que deciden seguir luchando sin descanso porque son más fuertes que sus problemas? Por otro lado, las discusiones y los pleitos que nos cuenta que la deprimen y la hacen llorar, nos hacen preguntarnos: ¿qué discusiones y qué pleitos? ¿Está en juego algo muy grave en tales pleitos o son de los que sirven para descargar las múltiples tensiones cotidianas de cada persona de su familia? ¿La deprimen o la hacen sentir desesperada o frustrada de momento? ¿Quizás su sensatez la ha conducido legítimamente a buscar ahora ayuda porque ciertamente en el fondo sabe que no está sola en su lucha para reencontrar su camino?

Por nuestra parte pensamos que agraciadamente y con seguridad ha resuelto ya muchas situaciones semejantes a las que ahora está viviendo, y eso le dará experiencia para usar los mismos recursos de los que ya ha echado mano antes y que le han dado buenos resultados. Al mismo tiempo estamos seguros de que encontrará otras alternativas útiles y novedosas para seguir escribiendo una animosa historia de sí misma. Finalmente, nos quedamos con la curiosidad de saber cuáles son los interesantes caminos que va a elegir para ganar más fortaleza, partiendo de estas experiencias suyas en su lucha contra todo lo que intenta desalentarla. Tenemos la esperanza de que nos vuelva a escribir y nos cuente cómo le fue en sus nuevos caminos, dándonos así otra vez el gusto de seguirla acompañando en sus búsquedas vitales. El autor es terapeuta de la Universidad de las Américas, campus Cd. de México. Comentarios y preguntas: redaccion@lafamiliacristiana.com.mx

Este espacio puede ser tuyo... Anúnciate con nosotros

Si deseas que tu negocio lo conozcan más, anuncia tus productos o servicios en La Familia Cristiana. Estamos en toda la República Mexicana y nos hemos convertido en la guía espiritual de muchos lectores. revista católica

SUPLEMENTO

¡Colecciónalo!

Por medio impreso

www.lafamiliacristiana.com.mx

¢delatumisión vida"

Sabes cuál es

Los retos de la

vocación sacerdotaL

8QUHFRUULGRSRU HO6DQWXDULR GH

Año 58 No. 8 Agosto

de

2010 $15.oo IssN 1405-6445

7LS·VSDUDFRPSUDU ORVŽ‡•‡•…‘Žƒ”‡• HirosHima,

no se olvida

6DQ)UDQFLVFR GH$VtV

Por Internet

Carta del mes “Mi matrimonio

nunca se consumó”

Otra vez a clases

Consúltanos y con mucho gusto te haremos llegar por correo electrónico nuestras tarifas. publicidad@sanpablo.com.mx / Tel. (0155) 5646-8919 La Familia Cristiana - MARZO 2011

7


Entrevista

AMANC Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer Por: Arturo Suárez

E

n nuestro país, el cáncer representa la segunda causa de muerte en menores de 18 años. Once mil es la cifra estimada de decesos de infantes que, lamentablemente, crece cada año. Debido a los altos costos de los medicamentos y tratamientos para combatir este terrible flagelo, así como el sufrimiento que atraviesan las víctimas y sus familias, grupos de personas ofrecen su ayuda para atenderlas sin distingos de clases. La Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer (AMANC), no sólo presta ayuda económica, sino que exalta los valores familiares de unión ante la adversidad. De esta manera, Guadalupe Alejandré, su presidenta y fundadora y Yolanda Rodríguez, coordinadora de desarrollo, nos yudan a comprender la importancia de colaborar en este proyecto concreto.

¿Cuáles son los objetivos que persigue AMANC? Para comenzar, las siglas quieren decir: Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer, y tenemos dos programas principales: el primero, de apoyo y vigilancia al tratamiento; el segundo contempla el desarrollo humano, que complementa un apoyo integral a los niños y sus familias para superar la enfermedad de modo que lleguen a la completa recuperación del cáncer; y cuando por desgracia ocurre el fallecimiento del niño se les brinda a los miembros de la familia ayuda psicológica para que puedan soportar el impacto de este acontecimiento.

8

La Familia Cristiana - MARZO 2011

¿Cuál es el proceso para que un niño con cáncer pueda ser atendido en AMANC? Los servicios de trabajo social, que son eficientes y arduos en los hospitales, detectan a los niños con cáncer, principalmente a los que vienen de otras comunidades y que no tienen suficientes recursos, por ejemplo, que no tienen en dónde pasar la noche. Entonces se establece una cadena de ayuda. Cada hospital se encarga de canalizarlos con nosotros, envían sus estudios, diagnósticos, requerimientos e indicaciones sobre el apoyo que debemos brindar.

¿Cuáles son las actividades en el albergue de AMANC? A los niños que llegan al albergue se les asigna habitación para ellos y un acompañante; se les da un reglamento y un horario para que lleguen a tiempo a sus consultas, buscando siempre mantener una disciplina. Se les ayuda con el transporte para que un chofer los lleve a los distintos puntos donde reciben atención médica y si viven cerca se les lleva a casa.

¿Cómo ayuda AMANC a la recuperación de los niños? Además del apoyo con los medicamentos y el hospedaje se está cerca de los niños, de modo que éstos se sientan protegidos


y reconfortados. En esto básicamente consiste nuestro trabajo: en acompañar a los niños y no sólo ayudar en los tratamientos. Nuestra ayuda es integral porque, además de su condición física, nos preocupa que estén bien en lo afectivo y emocional, por eso le apostamos a la unión familiar que resulta básica en momentos de tanta tensión.

¿En qué se diferencia la labor que realiza AMANC de la de otras instituciones que también brindan esa clase de ayuda? La diferencia radica en que otras instituciones sólo compran equipos médicos. Desde luego esto es bueno, pues son equipos muy caros; sin embargo, ellos no brindan el acompañamiento, no están cerca de los niños como lo estamos nosotros, que tenemos un centro especial con cuarenta habitaciones para que se sientan como en casa. Además brindamos apoyo psicológico, primaria con reconocimiento oficial, pues afortunadamente el 70% de nuestros niños se cura. Los mantenemos ocupados para que aprendan algo, que cuando Dios les permita terminar sus tratamientos puedan poner en práctica lo que les enseñamos para lograr una mejor calidad de vida.

¿Están recibiendo algún tipo de apoyo para poder sacar adelante a estos pequeños? En realidad no. Sabemos que existen otras organizaciones que piden y reciben ayuda; eso es bueno porque así más niños tienen la oportunidad de recuperarse, y las familias pueden enfrentar esto sin sentirse des-

amparadas. Lamentablemente, algunas de estas instituciones hacen pensar a los que donan que se hace todo por los pequeños, pero no siempre es así.

En el caso concreto, ¿cómo podrían ayudar nuestros lectores? Tenemos varias cuentas de depósito, cargos a tarjetas, o nosotros vamos hasta donde estén por los donativos. Toda ayuda es importante porque genera un cambio. Ustedes nos permiten a nosotros la posibilidad de ayudar y cambiar la vida de cientos de niños que viven en una situación difícil, como es el cáncer. Es importante que ellos sientan nuestro apoyo, que les digamos que no están solos en su lucha contra esta enfermedad. Con la ayuda de Dios, nosotros y ustedes, que donan, podemos cambiar su realidad. Pueden, si así lo desean, comunicarse con nosotros al teléfono 5513 7111. Estamos ubicados al sur de la ciudad de México en la delegación Tlalpan, donde con todo gusto los atenderemos. Recuerden que hay muchas formas de ayudar; lo único que se necesita es la iniciativa de hacer algo por nuestros semejantes.

Por último, ¿algún mensaje para los lectores de La Familia Cristiana? Que piensen que lo más importante de donar es hacerlo por ayudar, y que lo más importante de tener a cargo una institución de ayuda es destinar todos los recursos, no sólo los económicos sino también los humanos, a quienes más los necesitan.  Mayores informes sobre AMANC: www.amanc.org El autor es jefe de información del periódico El punto crítico y conductor de radio. Comentarios: redaccion@lafamiliacristiana.com.mx

La Familia Cristiana - MARZO 2011

9


un mensaje de juan pablo II a las familias

Por

su propio bien,

la sociedad ha de proteger a la familia

C

omo en un tejido vivo, la salud y la fuerza de la sociedad depende de la salud y fuerza de las familias que la integran. Por ello, la defensa y promoción de la familia es también defensa y promoción de la sociedad misma. Consiguientemente, ha de ser ésta la primera interesada en el desarrollo de una cultura que tenga como base la familia. Son muchos los campos en que la sociedad civil puede favorecer la institución familiar, reforzando su estabilidad y tute-

10

La Familia Cristiana - MARZO 2011

lando sus derechos. En particular, desearía referirme al derecho de los padres a educar libremente a sus hijos, de acuerdo con sus propias convicciones y a poder contar con escuelas en que se imparta esa educación. En contraste con este derecho humano natural —reconocido en la Declaración Universal de los Derechos Humanos—, en


Marzo 2011