Issuu on Google+


ROMANTICISMO E ILUSTRACIÓN

SANTIAGO HUERTAS GRACIA PAULA CORTÉS JULIANA MEDINA CONDE 1104

LITERATURA UNIVERSAL I LUZ HELENA MAPE

COLEGIO AMERICANO DE BOGOTÁ

4 JUNIO DE 2014


ILUSTRACIÓN Y ROMANTICISMO CONTENIDO 1. Ilustración 1.1. Contexto histórico. 1.2. Contexto social. 1.3. Características. 1.4. Arte en la ilustración. 1.5. Literatura. 1.5.1. Géneros. 1.5.2. Autores. 1.5.3. Principales obras. 1.5.4. Características literarias. 2. Romanticismo 2.1. Etimología. 2.2. Características. 2.3. Contexto histórico. 2.4. Temas. 2.5. Literatura. 2.5.1. Géneros. 2.5.2. Autores. 2.5.3. Principales obras. 2.5.4. Características. 3. Anexos. 4. Bibliografía.


1.1 ILUSTRACIÓN: El término Ilustración se refiere específicamente a un movimiento intelectual histórico. Existen precedentes de la Ilustración en Inglaterra y Escocia a finales del siglo XVII, pero el movimiento se considera originalmente francés. La Ilustración tuvo también una expresión estética, denominada Neoclasicismo. Desde Francia, donde madura, se extendió por toda Europa y América y renovó especialmente las ciencias, la filosofía, la política y la sociedad; sus aportes han sido más discutidos en el terreno de las Artes y la Literatura.

1.1.

Contexto histórico: Según muchos historiadores, los límites de la Ilustración han alcanzado la mayor parte del siglo XVII, aunque otros prefieren llamar a esta época la Era de la Razón. Ambos períodos se encuentran en cualquier caso, unidos y emparentados, e incluso es igualmente aceptable hablar de ambos períodos como de uno solo. A lo largo del siglo XVI y siglo XVII, Europa se encontraba envuelta en guerras de religión. Cuando la situación política se estabilizó tras la Paz de Westfalia (acuerdo entre católicos y protestantes, 1648) y el final de la guerra civil en Inglaterra, existía un ambiente de agitación que tendía a centrar las nociones de fe y misticismo en las revelaciones "divinas", captadas de forma individual como la fuente principal de conocimiento y sabiduría (Iluminismo). En lugar de esto, la Era de la Razón trató entonces de establecer una filosofía basada en el axioma y el absolutismo como bases para el conocimiento y la estabilidad.

1.2.

Contexto social. Ya se ha dicho que, socialmente, la Ilustración se halla inscrita en el ámbito de la burguesía ascendente, pero sus animadores no fueron ni todas las capas burguesas, ni solamente éstas. Por un lado, tuvo sus adversarios en determinados sectores de la alta burguesía comercial (como, por ejemplo, el dedicado al tráfico negrero), y, por otra parte, ciertos elementos del bajo clero o de la nobleza cortesana (caso del Conde de Aranda en España, o de los Argenson en Francia), e incluso el propio aparato estatal de despotismo ilustrado (Federico II, Catalina II, José II). La apoyaron, aunque, en este último caso, en sus manifestaciones más tímidas y, muchas veces, como simple arma de política internacional. Los medios de que se valió el movimiento para su difusión fueron múltiples (entre otros, las sociedades secretas, como la masonería), pero, en primer lugar, hay que señalar las sociedades de pensamiento, específicas de la época, como los Amigos del país en España, o conocidas ya antes, pero potenciadas ahora, como las academias y los salones (éstos en muchas ocasiones, regidos por «femmes de lettres»).


1.3.

Características En la segunda mitad del siglo XVIII, pese a que más del 70% de los europeos eran analfabetos, la intelectualidad y los grupos sociales más relevantes descubrieron el papel que podría desempeñar la razón, íntimamente unida a las leyes sencillas y naturales, en la transformación y mejora de todos los aspectos de la vida humana. 

Antropocentrismo: Hay un nuevo Renacimiento en que todo gira en torno al ser humano; alrededor de su razón material y sensible al mundo que en torno a su espíritu sensible hacia Dios, de forma aún más pronunciada, particularmente, que en el siglo XVI.

Racionalismo: Todo se reduce a la razón y la experiencia sensible, y lo que ella no admite no puede ser creído. Durante la Revolución francesa, incluso se rindió culto a la «diosa Razón», que se asocia con la luz y el progreso del espíritu humano (Condorcet). Pragmatismo: Sólo lo útil merece hacerse; se desarrolla la filosofía del Utilitarismo preconizada por Jeremías Bentham, que haya un principio ético general en la felicidad preconizada por Epicuro, bajo la fórmula de "la mayor felicidad para el mayor número de gente". Imitación: La originalidad se considera un defecto, y se estima que se pueden lograr obras maestras «con receta», imitando lo mejor de los autores grecorromanos, que se constituyen en modelos para la arquitectura, la escultura, la pintura y la literatura. Idealismo: El buen gusto exige rechazar lo vulgar: no se cuenta con los criterios estéticos del pueblo y la realidad que ofrece la literatura es mejor de lo que la realidad es, es estilizada, neoclásica. Universalismo: Los ilustrados asumen una tradición cultural cosmopolita y todo tipo de tradiciones en la horma grecorromana que les sirve de fuente principal. Sienten interés por lo exótico, pero no lo asumen.

1.4.

Arte en la ilustración. En el arte se abre paso el Neoclasicismo tras el que surgirá como rebelión el Romanticismo del siglo XIX. En física, óptica y matemáticas, los avances son impresionantes gracias a las contribuciones de sir Isaac Newton y otros estudiosos. Surge la economía política como ciencia moderna gracias a las aportaciones de los fisiócratas y sobre todo del liberalismo de Adam Smith y su monumental obra La riqueza de las naciones.


1.5.

Literatura en la ilustración.

1.5.1. Géneros 

La prosa: Aunque la narrativa es muy poco cultivada en este periodo (Vida de Diego de Torres y Villarroel, Fray Gerundio de Campazas del Padre Isla), sí que abunda la que podríamos denominar prosa educativa y doctrinal, cuyo fin más importante es la reforma de las costumbres. Lírica: La poesía española del La poesía española del siglo XVIII no es uniforme, sino que muestra diferentes tendencias: Poesía postbarroca. Se da durante toda la primera mitad del siglo. Continúa la poesía del XVII e imita mal que bien a los maestros de esa centuria: Góngora y Quevedo. Poesía rococó. Se cultiva entre 1750 y 1770 y sigue las nuevas tendencias europeas. El teatro: Existen tres tendencias en el teatro dieciochesco español: Tradicional: Está formada por los dramaturgos que se ajustan aún al canon barroco. Especialmente importantes son los epígonos de Calderón. Triunfan -por lo tanto- las comedias de enredo, de magia, de milagros de santos y de historia. Para la aristocracia, se montan zarzuelas y óperas al gusto italiano. Popular: Los sainetes y Ramón de la Cruz son las verdaderas estrellas de esta tendencia.

1.5.2. Autores 1.5.2.1. Poesía.  Fray Benito Jerónimo Feijoo.  Gaspar Melchor de Jovellanos.  José Cadalso. 1.5.2.2. Lírica.  Meléndez Valdéz.  Ramón de la Cruz.  Tomás de Iriarte.  Félix María Samaniego. 1.5.2.3. Teatro 

1.5.4.

Ramón de la Cruz Cano y Olmedilla.

Principales obras     

Cartas eruditas y curiosas (163 cartas publicadas en cinco volúmenes entre 1742 y 1760). Apología del escepticismo médico. olaya o los circasianos. Don Sancho García. Fábulas en verso castellano para el uso del Real Seminario Bascongado.


1.5.5. Características literarias.  

 

 

Racionalismo: la razón se considera la única base del saber. Este hecho favorecerá el desarrollo del pensamiento científico. Empirismo: frente a cualquier forma de imposición intelectual que pretendiera estar en posesión de la verdad, los ilustrados contrapusieron su fe en la experimentación para poder conocer el mundo y conseguir el progreso. Criticismo: el ilustrado aspira a someter a crítica racional todo el conocimiento anterior. Deseo de conocimiento: el ilustrado siente un enorme deseo de conocer por completo el mundo donde habita, de iluminarlo (de ahí el nombre de Ilustración), pero también siente la necesidad de dar a conocer lo aprendido. Esto último explica la aparición de uno de los grandes proyectos de la época: la Enciclopedia Francesa. Utopismo: se cree que la aplicación de la razón a todos los aspectos de la vida humana permitirá una mejora constante de la sociedad y un progreso económico y cultural ilimitado. Progreso y felicidad: Deriva y es la causa del carácter anterior. El ilustrado a lo que aspira como objetivo prioritario es a conseguir la felicidad en este mundo. Reformismo: para lograr el objetivo de conseguir el progreso del ser humano, los ilustrados proponen modernizar la sociedad mediante lentas reformas que serán llevadas a cabo por reyes y gobiernos de carácter absolutista.

2. ROMANTICISMO 2.1. Etimología.. Si bien está clara la relación etimológica entre romántico y el término francés para novela romana, no toda la crítica se pone de acuerdo. En todo caso parece que la primera aparición documentada del término se debe a James Boswell a mediados del siglo xviii, y aparece en forma adjetiva, esto es, romantic o romántico. En su libro de viaje de 1768 An Account of Corsica el término aparece cuatro veces: para calificar la vista de la ciudad de Corti desde el monasterio de los Franciscanos, para describir un agreste valle en el que se asentó la orden de la Iglesia griega de San Basilio, al nombrar el sonido de un instrumento de cuerda parecido a la cítara y en la mención al retiro de Rousseau en Ginebra. Este término hace referencia a lo inefable, aquello que no se puede expresar con palabras. Así, en un principio, se entendería que un sentimiento romántico es aquel que requiere de un roman para ser expresado. El texto de Boswell se tradujo a varias lenguas, llegando a alcanzar especial fuerza en alemán, con la difusión de romantisch, en oposición a klassisch.


2.2. Contexto histórico. A finales del siglo XVIII se produce en Europa una serie de acontecimientos revolucionarios que marcan el inicio del nuevo orden social. La Revolución Industrial asentaba los ideales liberales y significaba el auge burgués, la Americana creaba los derechos individuales y la francesa proclamaba la libertad, igualdad y fraternidad de los pueblos. Por lo que se refiere al mundo de las ideas, es una época donde los pensadores comienzan a minar las reglas y el concepto de la razón, tan utilizado durante años atrás. Kant es quien se encargó de demostrar, a través de “Crítica a la razón pura”, que el motor ilustrado ya no servía. El Romanticismo supuso el fin del orden clásico, sobre todo en la cuestión perspectivista. Acabó con la Monarquía absoluta, con la razón y la regla. Creó una nueva escala de valores donde predominaba el `yo' en detrimento de la realidad exterior. Se produjo una supremacía de lo popular, lo que implicaba un rechazo del Neoclasicismo (que abogaba por un estilo elitista). Se encuentra un fuerte componente nacionalista en contra de las actitudes universalizantes de los ilustrados. Por otro lado, la mayoría de los autores románticos reivindicaron el Cristianismo frente al paganismo grecolatino.

2.3. Características. El Romanticismo es una reacción contra el espíritu racional y crítico de la Ilustración y el Clasicismo, y favorecía, ante todo: 

     

La conciencia del Yo como entidad autónoma y, frente a la universalidad de la razón dieciochesca, dotada de capacidades variables e individuales como la fantasía y el sentimiento. La primacía del Genio creador de un Universo propio, el poeta como demiurgo. Valoración de lo diferente frente a lo común, lo que lleva una fuerte tendencia nacionalista. El liberalismo frente al despotismo ilustrado. La originalidad frente a la tradición clasicista y la adecuación a los cánones. Cada hombre debe mostrar lo que le hace único. La creatividad frente a la imitación de lo antiguo hacia los dioses de Atenas. La obra imperfecta, inacabada y abierta frente a la obra perfecta, concluida y cerrada.


2.4.

Temas. 

2.5.

Romanticismo tradicional.  Romanticismo liberal.  Nacionalismo. Literatura. Con la difusión del movimiento romántico a los demás países de Europa, ciertos temas y actitudes, a menudo entremezclados, se sitúan en el centro de las preocupaciones de los escritores del siglo XIX.

2.5.1

Géneros. 

Lírica.

Rima.

Leyenda.

Novela.

Teatro.

2.5.2. Autores. 

José de Espronceda.

Gustavo Adolfo Bécquer.

Rosalía de Castro.

Sancho Saldaña.

2.5.3. Principales obras. 

El organista.

Rimas y leyendas.

El monte de las Ánimas.

La maría.


2.5.4. Características literarias 

Supervaloración del yo: Cansado de la sujeción a la normativa neoclásica, el hombre romántico necesita expresar sus propios sentimientos y emociones, por lo que sus obras se llenan de subjetivismo y emotividad.

Irracionalismo: Se rechaza el racionalismo ilustrado del siglo anterior y se valoran aspectos que son irracionales, como las pasiones, las emociones, la fantasía, los sueños... Si para el individuo neoclásico la verdad era igual a la belleza, para el romántico sólo la belleza es igual a la verdad.

Rebeldía: Los románticos rompen con los moldes neoclásicos y reivindican la libertad creadora del autor.

3.

Mezclan la prosa con el verso.

Utilizan una versificación muy variada en poesía.

No respetan las tres unidades clásicas de lugar, tiempo y acción en teatro.

Combinan lo cómico con lo dramático.

Sustituyen el didactismo por la imaginación y la sensibilidad.

ANEXOS.

1. IMAGEN DEL TIEMPO SOBRE ROMANTICISMO


2. CARACTERÍSTICAS GENERALES DEL ROMANTICISMO

3. LIBRO ESCRITO POR BÉCQUER

4. IMAGEN CÚSPIDE DEL ROMANTICISMO .

4. BIBLIOGRAFÍA      

http://www.auladeletras.net/material/litsxviii/concepto.htm http://www.wikillerato.org/La_literatura_de_la_Ilustraci%C3%B3n.html#La_prosa http://html.rincondelvago.com/romanticismo_contexto-historico.html http://www.slideshare.net/Amparomm10/contexto-sociocultural-del-romanticismo http://historiadelarte-mery.blogspot.com/2013/02/principales-obras-del-romanticismo-y.html http://www.monografias.com/trabajos17/literatura-romantica/literatura-romantica.shtml#caracter



Ilustración y romanticismo (evista) pdf