Issuu on Google+

MUNICIPIO DE CÓRDOBA

REVISTA

ABRAM Construcciones artesanales del Sinú.

GENETICA

Mejoramiento génetico y de la reproducción animal de Planeta Rica.

PUBLIQUE AQUI P a r a

l o s

q u e

s e

c r e e n

b i e n

i n f o r m a d o s


Invitar a los colombianos a hacer parte de la Revista ABRAM. Es decirles Planeta Rica está presente con dinamismo en este concierto de ciudades colombianas, tenemos más necesidades que la mayoría de los municipios, pero te estamos contando lo nuestro para saber todos como estamos. Para nosotros es un punto de partida, un reto a la comunicación. La revista consta de seis secciones arte, cultura, política, internacional, economía y sociales, un único hilo conductor el municipio de Planeta Rica y una sola razón, el ser. La incertidumbre indica que en nuestro municipio, “hay aires de ciudad” esto quiere decir que un pueblo que trabajaba en pastoreo, tiene que convertirse a fuerza del número de habitantes en una ciudad productiva, utilizando sus recursos humanos culturales, artesanales, manuales, artísticos e industriales, con una infraestructura económica, prospera y productiva, “muchos habitantes del planeta necesitan las cosas que hay en Planeta” las cuales podremos suplir con calidad buscando la sostenibilidad y garantizando nuestra calidad de vida.

Cultura


Construcciones del SINU

La forma dada por los materiales naturales, permite relacionar estéticamente elementos alternativos, la perfección de las formas naturales combina con escogidos materiales hasta los reciclados de la construcción, el trato que se da a la madera es un trato noble y no permite rajar ni clavarla (por lo menos a la vista) lo que da espacio a hermosos y funcionales nudos de texturas ordenadas naturalmente, hechas por el hombre y adoptadas por las construcciones sinuanas; como símbolo de practicidad y elegancia. Por otra parte el sentido de realizar las construcciones utilizando los elementos naturales existentes, da paso a la creatividad de manejar elementos vivos de baja variabilidad como los árboles en los espacios interiores, mimetizando así la arquitectura con la naturaleza que es una de las fortalezas de la artesanía Sinú.


Construcciones del SINU

Así como las ciudades introducen la naturaleza y el concepto al campo con extensos parques dinamizados con sus deportes como el golf, el polo y aficiones como la tauromaquia, las carreras de caballos, tambien los espacios interiores se llenan de una emoción intensa dada por elementos naturales, ya sea por tamaño o ubicación, dinamizan una relación vivas entre el habitante y el espacio que lo guarda resaltando claro la lúdica con el entorno que ofrecen las culturas prehispánicas, que aunque no dormían encerrados tradicionalmente tenían un adentro y un afuera que conjugaban muy bien con los visitantes o se ocupaban con desplazamientos entre hamacas, patio, cocina y tinajera, terraza (puerta de la calle) y pozo proyectando altos niveles de funcionalidad e interacción con la naturaleza haciendo la casa parte del medio ambiente


Construcciones del SINU Utilizar elementos alternativos para la construcción y sistemas de amarres con nudos El oficio que el Señor José Hoyos, ha cultivado en tierras sinuanas, utiliza como materia prima plantas vivas con la posibilidad de usar variados materiales.

Constructor de oficio desde los 14 años ha logrado desarrollar una empatía especial con los arquitectos al punto de hacerme saber en esta entrevista que es en honor a todos los arquitectos, decoradores, diseñadores de interiores, urbanistas. Los que le entregan los planos en programas de computador, las verdaderas obras de arte para ser construidas con palmas y macana, troncos y amarres y el a su vez sin asistir a la universidad, los lee en los lenguajes requeridos aplicando la tecnología a un oficio de carácter artesanal. Esto aunque parezca obvio para algunos en un gran salto laboral para otros.


Introducir dentro del espacio interior elementos vivos Al decorar una habitación confortable que sea atravesada por una gruesa rama de un árbol con hojas y viva, se produce en el habitante una relación estrecha con la naturaleza; bien decía Sergio Arboleda, al referirse a un campesino y un citadino al levantarse, al salir de su casa uno ve plantas crecer, pájaros, naturaleza cambiante, mientras el paisaje citadino se limita a la novedad del ruido y el smok que producen las urbes irónicamente, un paisaje estático el del asfalto. Recuperar tradiciones arquitectónicas Vamos a suponer la situación al entrar en una casa y un niño, se acostumbraba referirse de manera lúdica creando una relación directa entre el elemento y el habitante, reconociéndole una pertenencia, por ejemplo una tinajera con forma de cara llega a la sala el niño y el extraño le pregunta a la tinajera que si el niño habla.

Mimetizar la arquitectura tradicional con la selva cuando el hombre requiere un entorno ecológico es indispensable pensar en el hábitat, la propuesta Europea del siglo XIV es casas espacios cerrados jardines internos, los más osados huertos de hortalizas y verduras en el antejardín, pero la esencia de la tendencia actual es una actitud amigable, cercana de respeto, está claro que entre más vida puedas tener a tu alrededor más alegría puedes lograr, esta propuesta mientras más te involucras con el medio ambiente más rápido podrás canalizar las expresiones naturales hacia el confort y la funcionalidad en el arte que finalmente es la propuesta del Sinú. La sensación de estar en el bosque y en la ciudad al mismo tiempo es posible desde la arquitectura Sinú. Moverse en espacios eco-habitables permite utilizar los entornos de las casas como propios y no como callejeros ya que la intervención de estos da cuenta de una vocación específica y los accesorios de funcionalidad la cual es muy expresiva en este estilo decorativo. Traer el campo a la ciudad-evocar el bosque la selva por la fortaleza de los materiales y funciones de sus construcciones.


REVISTA ABRAM www.abram.com.co Edici贸n, 2012


ABRAM