Page 1

tap

ANTE V 2009 GABRIEL MAURI I JAVIER LEDESMA I PABLO PLADA I SEBASTIAN TALAMAS


¿Cuál es hoy el significado del territorio? El territorio es una manifestación compleja que involucra distintos elementos, corpóreos e incorpóreos que pueden ser interpretados como distintos layers. Estos pueden estar encendidos o apagados, con mayor o menor transparencia y cada combinación de layers nos arrojan distintas lecturas e interpretaciones sobre el campo. La definición de territorio debería ser multidisciplinar para lograr abordar este desde el multienfoque y la multiescala. Cada disciplina con un enfoque ético en si mismo que permita la sinergia y la potenciación de las posibilidades sobre este. Ético ya que debemos considerar que las acciones sobre el territorio no son lineales, cada acto tiene su consecuencia, acción y reacción y la vuelta atrás no será recorriendo la acción en sentido opuesto. A lo largo del tiempo los avances tecnológicos han cambiado la percepción que tenemos del territorio. Imagines satelitales y programas informáticos (S.I.G.) de acceso masivo permiten tener una escala global de territorio donde las fronteras se desvanecen y dejan de ser un impedimento para moverse a lo largo de este. Estas herramientas nos proporcionan una visión multiescalar a tiempo real. Esta reciente globalidad del territorio se ve favorecida por un creciente flujo tanto migratorio, de mercaderías y sobre todo de información. La globalización nos permite implosionar el territorio pudiendo sincronizar incluso en un nuevo territorio que es el virtual. El territorio se ve afectado por al menos cuatro factores, tres de ellos definen el espacio físico, X, Y, Z y el tiempo como cuarto factor. Este último es el que determina la memoria, tangible e intangible. Trazas materiales que perpetúan las generaciones, trazas intangibles que perduran mientras el conjunto social así lo desea. El territorio es la expresión del imaginario colectivo en cada locación, longitud, latitud y elevación. Es expresión cultural cuando este se encuentra antropizado. Es manifestación cultural de los distintos grupos humanos y se manifiesta libre en los templos aún sin antropizar. La gente hace al territorio, lo modifica, lo acondiciona y se sustenta de este. Es soporte de actividades y brinda sustento para las mismas. En el ocurren diversos fenómenos, materiales e inmateriales como los procesos legales que determinan límites geográficos y distintas nacionalidades. “El territorio es un área definida (incluyendo tierras y aguas) a menudo considerada posesión de una persona, organización, institución, estado o país” Extraído de Wiki pedía. Hay tantas definiciones de territorio como personas en el plantea, tantas definiciones así como distintas visiones sobre el mismo tópico, tal vez… todas ellas correctas.


¿La definición territorial se logra desde la práctica proyectual? Sí y no. ¿Qué queremos responder con esta pregunta? ¿La definición territorial se entiende como territorio construido? De ser así la práctica proyectual construiría un sector del territorio, por lo menos el territorio formal. El cual es el creado bajo las normas municipales y nacionales. Es el territorio creado por los técnicos, y cumple con las garantías legales y códigos que admite una sociedad o al menos la de los organismos encargados de regular la acción en el territorio. La práctica proyectual define parcialmente el territorio, en la medida que surge como instrumento de respuesta para transformar la realidad. Entendemos que la complejidad de los fenómenos no ha encontrado aun en el urbanismo una epísteme solida y propia. Por otro lado no podemos olvidar la construcción informal del territorio, que en nuestro país y en la región, es una parte importante del mismo. Fenómenos informales generan actividad, por omisión del anterior o como reacción a lo impuesto. La informalidad genera nuevas lógicas, en un campo pragmático cargado de actores y eventos, la práctica formal medita sucesos, procesa información y responde. Hoy es impostergable el intercambio dialectico de ambos procesos, en la conformación de respuestas pertinentes a los nuevos fenómenos territoriales. Es entonces la interacción y la dialéctica que se establecen en ambos territorios un campo de acción para los arquitectos, ingenieros, paisajistas, sociólogos, economistas etc. Se podrán hacer nuevos planes y proyectos para regularizar lo informal, el tema es como solucionarlo, con qué propuesta, con qué actitud y con qué valores éticos. ¿No podrá el mundo académico y la sociedad en su conjunto posicionarse y actuar para cambiar los fenómenos que generan los territorios informales en la lógica capitalista? ¿No habrá que actuar con otros valores e incluir otras posturas políticas?; en nuestro trabajo del primer semestre intentamos trabajar con nuevos valores y posturas alternativas a las de la lógica capitalista. La idea principal se enmarca en generar procesos colectivos, con principal énfasis en los temas socioculturales, productivos y así mismo plantear soluciones al tema habitacional en su sentido más amplio. Para esto propusimos un abordaje interdisciplinar que determinara una gestión eficiente, inclusiva y concertada. La gestión entendida como un proceso abierto donde los lineamientos generales enmarcan el accionar colectivo. Este genera información territorial la cual alimenta al sistema. La asociación productiva propuesta se basa en el sistema cooperativista, donde la totalidad no es la suma de sus individuos si no la multiplicación de estos (sinergia). Ante el problema de generar viviendas para determinados sectores sociales, propusimos las unidades productivas, un concepto que trata de resolver varios temas: la falta de vivienda, la generación de trabajo, la forma de ocupar el territorio y construir el paisaje. De esta forma no vemos al territorio desde un proyecto acabado. Son los usuarios los que lo transforman con sus acciones. El sistema de Unidades Productivas se encuadra dentro de la cuenca oceánica. El interés por preservar las cualidades medioambientales de esta zona, nos lleva a plantear una producción agricultura sustentable, orgánica, con una ganadería no extensiva y rotación de cultivos. Sumándole tecnología en riego para potenciar la productividad de las tierras. Esta postura productiva se contrapone a la producción de monocultivo en latifundios que menoscaban el medio ambiente y agotan nuestros suelos. Beneficiando a unos pocos, generando perjuicios a largo plazo para el territorio y la comunidad.


-De esta forma no vemos al territorio desde un proyecto acabado. Son los usuarios los que lo transforman con sus acciones-


-A lo largo del tiempo los avances tecnol贸gicos han cambiado la percepci贸n que tenemos del territorio. Imagines satelitales y programas inform谩ticos (S.I.G.) de acceso masivo permiten tener una escala global de territorio donde las fronteras se desvanecen y dejan de ser un impedimento para moverse a lo largo de este. Estas herramientas nos proporcionan una visi贸n multiescalar a tiempo real-


-Por otro lado no podemos olvidar la construcción informal del territorio, que en nuestro país y en la región, es una parte importante del mismo. Fenómenos informales generan actividad, por omisión del anterior o como reacción a lo impuesto. La informalidad genera nuevas lógicas, en un campo pragmático cargado de actores y eventos, la práctica formal medita sucesos, procesa información y responde. Hoy es impostergable el intercambio dialectico de ambos procesos, en la conformación de respuestas pertinentes a los nuevos fenómenos territoriales-


-El interés por preservar las cualidades medioambientales de esta zona, nos lleva a plantear una producción agricultura sustentable, orgánica, con una ganadería no extensiva y rotación de cultivos. Sumándole tecnología en riego para potenciar la productividad de las tierras. Esta postura productiva se contrapone a la producción de monocultivo en latifundios que menoscaban el medio ambiente y agotan nuestros suelos. Beneficiando a unos pocos, generando perjuicios a largo plazo para el territorio y la comunidad.

territorio  

Ledesma-Plada-Mauri-Talamas

Advertisement