Issuu on Google+

No. 4 / 1 DE SEPTIEMBRE DE 2013

ESPECIAL DE LA GUALDRA EN EL FESTIVAL DE VENECIA

DIR. JÁNEA ESTRADA LAZARÍN

Basada en hechos de la vida real, Philomena es la película del director Stephen Frears en Competición por el León de Oro. Philomena es un film que no pretende juzgar ni crear polémica, según su director, pero que toca temas sensibles de la iglesia católica alrededor de la fe, el pecado carnal y los valores sociales. La interpretación magistral e impecable de Judi Dench, hizo literalmente llorar a todos los espectadores en la primera proyección del filme en la Muestra Internacional Cinematográfica de Venecia.


2

La Gualdra en el Festival de Venecia

La Gualdra en el Festival de Venecia / No. 4 / 1 de septiembre de 2013

Hoy les presentamos en portada a Stephen Frears, director de cine británico nacido en 1941, que el día de ayer proyectó en la categoría de Competición por el León de Oro, su película Philomena. Frears ha dirigido las siguientes películas: Bloody Kids, The Hit, My Beautiful Laundrette, Prick Up Your Ears, Sammy and Rosie Get Laid, Dangerous Liaisons, The Grifters, Hero, Mary Reilly, The Van, Hi-Lo Country, High Fidelity, Liam. Dirty Pretty Things, Mrs. Henderson Presents, The Queen, Chéri, y Tamara Drewe. Philomena causó muy buena impresión y generó excelentes comentarios

entre los integrantes de diferentes medios internacionales de comunicación que se encuentran reunidos en Venecia. Así, esta película se convirtió de inmediato en una de las favoritas para obtener la máxima presea en este 70 Festival Internacional de Cine de Venecia; pero no adelantemos vísperas, porque quedan todavía muchos días de competencia. Que disfrute su lectura.

Crónica

Por Carlos Belmonte Grey / La Gualdra

Jánea Estrada Lazarín lagualdra@hotmail.com

La universidad y las derechas expuestas en Venecia Por Carlos Belmonte Grey / La Gualdra

Fotograma de Con il fiato sospeso

Cartel de Redemption

“[…] la emoción de tener un contrato de una gran empresa farmacéutica para poder hacer un tesis en la Universidad, usando sus laboratorios... te sientes como una verdadera investigadora, y con tus compañeros de investigación, tratas de hacer lo mejor, rápido, de estar presente desde temprano, dormir ahí, no soltar tu experimento hasta que lo compruebes, de otra forma es como si no existiera, y tu tesis está fallada”. El anterior es un extracto del diario personal de Emmanuelle –estudiante de doctorado del Departamento de Farmacéutica en la Universidad de Catania-, encarnada en el personaje de Stella por la actriz Alba Rohrwacher en el mediometraje Con il fiato suspeso (Holding your breath), exhibido en la Sala Grande del Palacio de Lido en el cuarto día de actividades de la Muestra Internacional

Cinematográfica de Venecia. La proyección incluyó un segundo mediometraje, Redemption, del director portugués Miguel Gomes con una fuerte crítica al estado Europeo y a las políticas fascistas, a través de episodios que cuentan historias de separaciones familiares. Ambos aparecen en la selección oficial de la categoría Fuera de Competición. Bien lo había adelantado Bernardo Bertolucci, presidente del Jurado de la Competición, que los filmes seleccionados tendrían, además de una propuesta artística, un compromiso con la realidad para punzar en los asuntos de la crisis social, política, económica y ecológica. La Universidad en cuestión Con il fiato suspeso, de la directora Costanza Quatriglio, está basada en

Hoy empezamos el día con mucho ánimo porque íbamos a ver unos mediometrajes que por la sinopsis pintaban como contestatarios, y las expectativas fueron gratamente sobrepasadas. Después de hora y media en la Gran Sala y como la mañana estaba soleada sin agobiar, aprovechamos para subir a la terraza del palacio para tomarnos un juguito y ver la bahía de Lido. Paola y yo decidimos separarnos para repartirnos el

el diario de Emmanuelle, quien murió en 2003 de cáncer de pulmón causado por las condiciones insalubres del laboratorio de química de la universidad y los experimentos reclamados por la empresa financiadora del proyecto que le permitiría hacer su tesis. La denuncia va dirigida también contra universidades que son las socias de los acuerdos de financiación, pero además son las primeras manipuladoras en la instrucción y formación de los estudiantes, moldeándoles la cultura de la competencia y el prestigio por encima de los principios de sociabilidad y conciencia crítica. Este tipo de críticas han recientemente obtenido más reconocimiento entre los estudiantes franceses en vías de preparar su doctorado porque se dan cuenta de lo encorcetado del reglamento académico que monopoliza el reconocimiento “oficial” de las habilidades en el ejercicio de los diferentes oficios. La izquierda renace Redemption es un recordatorio y un llamado a continuar la redención de los estados democráticos contra los fascismos históricos y contemporáneos.

Carmen Lira Saade / Dir. General Raymundo Cárdenas Vargas / Dir. La Jornada de Zacatecas direccion.zac@infodem.com.mx

Jánea Estrada Lazarín / Dir. La Gualdra lagualdra@hotmail.com Sandra Andrade Trinidad / Diseño Editorial

La Gualdra es una coproducción de Ediciones Culturales y La Jornada Zacatecas. Publicación semanal, distribuída e impresa por Información para la Democracia S.A. de C.V. Prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta publicación, por cualquier medio sin permiso de los editores.

trabajo: ella se fue a ver la película Philomena y yo me lancé a Venecia para ver qué podía encontrar de la Biennale, y caí en la exposición del artista chino Weiwei. Hoy tuve también el fabuloso descuido de olvidar mi cámara, según creía yo, en el baño del palacio y por tanto la daba por perdida; pero no, la dejé en la sala de prensa y al volver ahí, cuatro horas más tarde, sorpresivamente la encontré. Esperamos la información sea de su agrado.

Con historias contadas en voz en off e ilustradas por imágenes de archivo, el mediometraje se centra en los fascismos sufridos en Portugal (1975 y la descolonización), Italia (2011 y el régimen de Silvio Berlusconi), Francia (2012 derrota de Nicolas Sarkozy) y Alemania (1977 y la música de Wagner recargada), en donde sólo falta que caiga la canciller Angela Merkel para completar la liberación de las naciones europeas gobernadas por las derechas nacionalistas. Parece que los movimientos de las alas socialistas en Europa han retomado el poder en los parlamentos, cuestionando la legitimidad de la unidad cultural europea que no corresponde a las necesidades de las naciones en lo individual; de ahí el apoyo a resistencias como la de Grecia. En fin, son dos mediometrajes que aprovechan la plataforma de la ficción cinematográfica para difundir mensajes de crítica política sin el peso de las oratorias del documental o de los noticiarios cotidianos. Deberían ser filmes mostrados en las salas de gran público –se vale soñar-, pero por lo pronto es seguro que estarán por internet. Juan Carlos Villegas / Ilustraciones jvampiro71@hotmail.com


3

1 de septiembre DE 2013

Philomena: lágrimas en la proyección, aplausos en la rueda de prensa Por Paola Marín de Vries para La Gualdra

Rueda de prensa de la película Philomena

La interpretación magistral e impecable de Judi Dench, hizo literalmente llorar a todos los espectadores en la primera proyección del filme en la Muestra Internacional Cinematográfica de Venecia. Basada en hechos de la vida real, Philomena es la película del director Stephen Frears en Competición –Venezia 70- por el León de Oro. Dench encarna el papel de Philomena Lee, una madre irlandesa a quien, en su adolescencia, las hermanas del convento le quitaron a su hijo para darlo en adopción, “por encontrarse en pecado”. 50 años después, la mujer resuelve buscarlo en los Estados Unidos con la ayuda de un periodista cínico (Steve Coogan) que se convierte en su valioso aliado. Para comprender y caracterizar el personaje, Judi Dench se encontró varias veces con la verdadera Philomena, pues considera una “gran responsabilidad interpretar a alguien que está vivo”. Resaltó también, la química que hubo entre ellas gracias al gran sentido del humor de esta mujer de 80 años. Para la actriz, el aporte más importante fue el de mostrar la dignidad y la fe incondicional de una persona sencilla como Philomena. Hay momentos divertidos en la película que sirven para calmar el clima en torno a un tema muy dramático, “el humor era necesario para iluminar -dijo Coogan-. Pero también fue importante no excederme ya que vengo de la co-

media. Fue un difícil equilibrio el aspecto cómico, ya que no tenía que hacer la historia trivial, sólo dar un poco de alivio”. Philomena es una película que no pretende juzgar ni crear polémica, según su director, pero que toca temas sensibles de la iglesia católica alrededor de la fe, el pecado carnal y los valores sociales. “Era un asunto muy interesante y sabía que podía ser controvertido, pero lo que me interesaba era lo complejo que es –la historia de Philomena”, explicó Frears. Además, reconoció, “Mi corazón está más con el periodista cínico, me da vergüenza decirlo... me encantaría que el Papa lo viera”. Dench por su parte consideró que pese a la reacción que pueda haber por parte de la iglesia, es “una historia que tenía que ser contada”, aunque es necesario aclarar que hubo otras mujeres en el mismo centro católico que quedaron embarazadas, tuvieron a sus hijos y fueron capaces de criarlos. No se trataba, precisó Coogan de “criticar el comportamiento de la institución, sino de dignificar a la gente que tiene fe de manera simple. No es un ataque polémico, hubiera sido muy fácil de hacerlo. Es sobre todo, gente que tiene esta fe tan sencilla que puede perdonarlo todo”. La historia deja al público la libertad de identificarse o, con una sencilla Philomena que es capaz de perdonar y continuar su vida, o con un periodista que en su momento hace un juicio contra la manipulación de la iglesia católica.

No se pierda todos los días las cápsulas informativas de Carlos Belmonte desde el Festival de Cine de Venecia. Sólo en el 91.5 FM, 6:00 P.M.

Judi Dench

La Gualdra en el Festival de Venecia

Fotograma de la película Philomena


Especial de La Gualdra en el Festival de Venecia 2013. No. 4