Page 1

1

PROPUESTAS PARA UN CAMBIO RADICAL Hacia una democracia integradora y una sociedad mas justa. (José Antonio Gómez)

1.- DE LO QUE HEMOS AVANZADO ORGULLOSOS.

ESTAMOS

La Concertación ha transformado a Chile. Sus gobiernos han hecho una efectiva contribución a la prosperidad del país y ha dado pasos decididos para alcanzar el desarrollo, pero no a través de una estrategia excluyente, sino por el contrario con lo que siempre ha sido nuestro énfasis: una especial preocupación por los más pobres. En materia de viviendas cerca del 75% de las familias tienen casa propia, se ha disminuido la pobreza a un 13,7%, el ingreso per capita de Chile se ha más que triplicado, en Educación se ha aumentado la inversión sobre el 350%. En materia macroeconómica Chile también ha dado grandes pasos. Su estabilidad le ha permitido insertarse de manera exitosa en el concierto internacional. El efecto combinado de una estabilidad macroeconómica inédita de la región, junto a un conjunto de políticas públicas de gran impacto en lo Social ha llevado a transformar profundamente la realidad socioeconómica del país. En estos 18 años de democracia se ha dado un giro enorme hacia la diversidad, tolerancia y aceptación. El apoyo al desarrollo cultural es uno de los procesos más importantes para una sociedad, porque constituye la energía creativa de un país. Es en este campo donde se han abierto una infinidad de espacios: prolíficas manifestaciones de culturas juveniles, de movimientos de minorías, de reivindicaciones sociales, de vanguardias artísticas, de paradigmas científicos y discursos intelectuales. Quizás uno de los mayores aportes de la Concertación es justamente la variedad de colores que adquirió nuestra sociedad,


2

bajo una política de tolerancia democrática y aceptación de la diversidad. El Chile del futuro requerirá de nuevas soluciones y respuestas, pues este proceso profundo y renovador, ha modificado las estructuras del país transformándonos en una sociedad más compleja y demandante, que se plantea de manera más activa y segura de sí misma, frente a lo que considera justo o injusto.

2.- HACIA UNA DEMOCRACIA INTEGRADORA. o EN LO SOCIAL

Los logros de los Gobiernos de la Concertación son una realidad efectiva, pero debemos reconocer que algo pasa en nuestra sociedad, que la gente no ve, ni percibe en su vida cotidiana: el progreso que nos muestran los indicadores económicos y sociales. La pregunta que debemos hacernos es: ¿Por qué sucede esto si las cifras dicen lo contrario? Esta claro que los éxitos obtenidos no bastan, y que debemos asumir nuevos desafíos, no podemos quedarnos en el exitismo complaciente. Para ello tenemos que reconocer y abordar con valentía el principal problema de Chile: su segmentación, su fragmentación y profunda inequidad. Chile necesita que seamos audaces, que no nos agotemos en los buenos resultados de las estrategias usadas en el pasado, las que permitieron muchos avances, sino que asumamos el desafío de elaborar una propuesta renovadora que nos permita romper las desigualdades. Chile exige cambios drásticos al modelo de desarrollo que se ha impulsado hasta la fecha. Éste fue útil para los objetivos del pasado, pero no lo es para los objetivos del futuro.


3

Esta necesidad es mayor cuando vemos la arremetida de una inédita crisis mundial que tendrá efectos en la vida de la mayor parte de chilenos y chilenas y que puede acentuar los mayores problemas del país. Para enfrentar esta situación, se tiene que desarrollar una estrategia de crecimiento en que se controle la inflación, se destinen recursos para el apoyo de las pequeñas y medianas empresas y se propongan políticas de empleo. Es necesario movilizar la capacidad de ahorro que tiene el país, tanto en el mundo privado como en el público y que esto se traduzca en inversión y no en mantener el dinero en la especulación. Así al menos debe hacerlo el Estado, adelantando el plan de inversiones en infraestructura, vivienda, subsidios a la mano de obra, etc. Superar la desigualdad, ha sido siempre una tarea difícil. Generar una sociedad que permita efectivamente que sus miembros alcancen oportunidades similares, en la que no importe donde hayan nacido, ni sus contactos, ni sus redes de influencias, es una obligación moral de todo líder político. No es aceptable, que en nuestro país los niños y niñas tengan decidido su futuro desde la cuna sin tener la oportunidad de dar el salto que las familias esperan, sueñan y demandan de acuerdo a sus talentos y capacidades. Nuestro país ha derivado desde una economía de mercado hacia una sociedad de mercado. Donde las antiguas lógicas de unidad, convivencia y generosidad que caracterizaban la vida en nuestras ciudades y barrios, han dado paso a la rivalidad desmedida por el éxito, a la confrontación y la ausencia del diálogo para aspirar a una sociedad más armónica y feliz. Por eso decimos categóricamente que nuestra tarea, lejos de terminar, nos llama a recomenzar para ser capaces de dar el salto que nos lleve a construir: UNA SOCIEDAD DE GARANTIAS CON RESPONSABILIDAD. El debate del proceso de primarias nos ofrecerá una oportunidad para avanzar en este nuevo proyecto. Lo asumimos como una oportunidad, en la que recogeremos las demandas ciudadanas atreviéndonos a superar nuestra propia comodidad, abandonando la lógica que coloca el acento en la competencia por el poder y no en


4

la búsqueda de soluciones a las demandas de amplios sectores de la sociedad que quieren ser parte de los beneficios del desarrollo. Todos los sectores, pero particularmente aquellos excluidos, pueden y deben alcanzar los beneficios del progreso. Para lograrlo, debemos construir las bases de una sociedad inclusiva, integradora y justa, que es lo que anhelan con fuerza las grandes mayorías del país. Declaramos que son nuestros valores social demócratas los que deben orientarnos, porque en ellos encontramos el poder de la sociedad que se expresa en la voluntad de ser solidaria y que nos permite vincular la capacidad colectiva con la promoción de los legítimos intereses individuales. Aceptamos como idea rectora de una democracia social moderna la centralidad de la comunidad, fundada en los principios de la justicia social y la solidaridad. o LOS VALORES NO BASTAN POR SI SOLOS.

La investidura de un nuevo liderazgo de la Concertación tiene un precio: el coraje de ser capaz de escuchar, aprender, razonar y cambiar lo que está preestablecido, lo que aparece como dado, inamovible, aquello que para algunos no merece discusión alguna. Los valores que hemos defendido siempre pueden aplicarse con fuerza y decisión en esta nueva etapa. Hablar con rigor del valor de la solidaridad, del Estado fuerte y protector, de una sociedad inclusiva, con garantías, con responsabilidad, es hablar de los valores del futuro. Hay que tener la decisión de avanzar sin temor a hacer las modificaciones necesarias al modelo de desarrollo que hemos administrado y que no tenemos porque seguir manteniendo. La Concertación ha dejado de lado muchos de sus valores y principios en beneficio de la gobernabilidad, pero en este momento llegó la hora de hacer los cambios que la sociedad requiere y exige.


5

Queremos una sociedad que cumpla con tres condiciones básicas: a) Que procure un crecimiento sostenido. b) Que garantice la inclusión de todos los sectores de la sociedad en los beneficios de este crecimiento por medio de la construcción de una sociedad de oportunidades. c) Que sea una sociedad participativa, democrática, respetuosa de los derechos humanos, de su medio ambiente e inclusiva en el proceso de toma de decisiones políticas. En definitiva, contar con una democracia mas integrada. Sin embargo, esto no es todo, pues del mismo modo que se busca procurar estas condiciones, toda propuesta debe considerar los condicionantes exógenas que le influyen, como la globalización que no es posible evadirla ni detenerla. La globalización debemos administrarla a favor de nuestra comunidad. Para ello proponemos utilizar la fuerza de la sociedad para que este proceso sea justo. Afirmamos que si la globalización beneficia a unos pocos, entonces fracasará. Por el contrario, si se busca en los principios que orientan al mundo social demócrata -que pasan por construir una democracia que disminuya la incertidumbre de las grandes mayorías y dé a todos las posibilidades de desarrollar sus aspiraciones por medio de una sociedad de oportunidades- se habrá logrado que los beneficios de la globalización estén en manos de muchos. Sólo entonces la globalización se puede transformar en una fuente de energía de cambio y desarrollo. o POR UN ESTADO ACTIVO.

¿Cuál es el debate de hoy? ¿Más Estado o menos Estado? ¿Hacer más de lo mismo? ¿Corregir o cambiar el modelo? ¿Más democracia y más participación? La Concertación ha logrado que los debates ahora no sean sobre el déficit en vivienda, sino cuánto mejoramos la vivienda y su entorno. Hoy el debate en Educación no es la cobertura educacional, sino cuánto la mejoramos.


6

Pero no hay duda que los índices de satisfacción y de felicidad de los chilenos, a pesar de estos progresos, son de los más malos de América Latina. Un estudio del BID informaba que “Chile es uno de los países más prósperos de América Latina y el Caribe, pero los habitantes de 10 países con ingresos per capita menores, entre ellos Guatemala, Venezuela, y Brasil, se declaran más satisfechos con su calidad de vida”. El mismo estudio continua diciendo que esto “…es indicativo que la valoración que le dan los individuos a las cosas que cuentan para su satisfacción difieren abiertamente de la valoración que les da el mercado, un nivel de ingreso o de consumo alto no implica necesariamente un mejor nivel de bienestar individual”. Es por esto que hemos planteado la necesidad de avanzar hacia una sociedad que sea capaz de dar protección a los ciudadanos: una sociedad de garantías con responsabilidad. Ésta debe procurarla el Estado, con un Poder Ejecutivo que se conduzca en sus decisiones buscando la protección de la familia y dándole opciones a los chilenos para tomar sus decisiones, disminuyendo la incertidumbre en que nos encontramos hoy, donde más que ciudadanos, somos consumidores y por lo tanto donde la calidad de vida de los chilenos y chilenas queda al arbitrio de su poder adquisitivo. No podemos permitir que todos los beneficios del desarrollo queden supeditados a lo bien o mal que nos vaya en lo económico. Por lo tanto es un error manifiesto plantear una lucha entre estatistas y aquellos que defienden el mercado. Se trata de buscar el justo equilibrio en una sociedad que ha cambiado. Una sociedad a la que no le basta el progreso económico ni la satisfacción de sus necesidades materiales. Esta es una sociedad que busca más y eso se logra si conjugamos los éxitos y beneficios que puede dar el mercado, y la real y verdadera actuación que debe tener el Estado para garantizar la satisfacción de las necesidades básicas de una sociedad sana y segura. Nuestra propuesta no es que el Estado crezca y se transforme en un “monstruo incontrolable”, sino que un Estado suficientemente activo para que garantice el efectivo cumplimiento de sus objetivos.


7

Para ello planteamos que éste debe ser fuerte, con reales capacidades de resolución y fiscalización, protector y regulador en aquellas situaciones en que el mercado abusa de las personas. El Estado debe poder actuar rápido y de manera consecuente con su rol de garante de las oportunidades, cuando se producen las desigualdades. En definitiva, postulamos un Estado que no sea un mero espectador de las actividades que construyen al país, sino un actor relevante en su conducción, para ir cimentando una democracia integradora en todos los ámbitos, que nos lleve hacia una sociedad de garantías, y que como tal, ésta nos entregue las oportunidades que todos los sectores demandan. Para lograrlo se deben dar los siguientes pasos: •

Proponemos la existencia de una AFP estatal que le dé competitividad al sistema y a los chilenos el derecho a opción, entre lo privado y lo público. Fomentamos la existencia de una Universidad Estatal, de manera que sirva de orientación a la planificación de la educación que demanda nuestro país. El Chile del Bicentenario va a necesitar profesores, médicos y otros profesionales de gran calidad. Hacia allá se deben orientar los recursos de una Universidad Estatal. Proponemos un financiamiento directo y completo de la Educación Pública, porque no aceptamos que el Estado haga competir a los más pobres por un subsidio. Proponemos un Banco del Estado de Fomento, porque queremos que los recursos del Estado se entreguen a las PYMES y Microempresas sin beneficios para el Estado, transfiriéndoles todos los beneficios a los emprendedores. Proponemos que los jóvenes universitarios en Chile deben tener asegurado el pago de la Universidad con una devolución de los fondos al Estado en cuotas que no les signifique la frustración de haber estudiado para trabajar para los Bancos. Por eso, postulamos además a la creación de una CORFO joven, para aquellos que siendo emprendedores, que se abren a la oportunidad de un nuevo negocio o una empresa, cuenten con el apoyo técnico del Estado. Proponemos, modificar la carga tributaria porque debemos darle oportunidades a la clase media.


8

• •

Proponemos el desarrollo de una política de protección a nuestra cultura en la música, la artesanía, la pintura etc. Transporte público. El transporte es un bien publico y debe ser garantizado por el Estado.

Del mismo modo estamos convencidos de la necesidad de disponer de una salud pública de calidad para todos, no sólo para los que puedan pagarla; de una política de seguridad que no se limite a la entrega de recursos a los municipios o a la policía. Para ambos objetivos se requiere de la participación organizada de la comunidad para lograrlo. Pero un Estado sin un mecanismo que garantice seguridad a las propias personas frente a éste, es inútil. Por eso, debemos avanzar decididamente en la materialización del DEFENSOR DEL CIUDADANO (ombudsman), como figura que defienda los derechos de los ciudadanos cuando el propio Estado actúe de manera ineficaz. Estamos seguros que una propuesta de esta magnitud hará que los chilenos piensen de verdad que somos capaces de darle un giro a lo que hemos hecho. Que somos capaces de construir una sociedad mejor con la participación de todos. o UNA SOCIEDAD REPONSABLE CON DERECHOS Y DEBERES Propendemos a la construcción de una Sociedad responsable, que sienta que lo aportado por la colectividad no es un regalo, sino que es el resultado del esfuerzo de todos por construir una sociedad mejor. Por eso es indispensable, que los cambios que proponemos, deban ir acompañados de una gran campaña de educación en los valores de una sociedad que favorezca y colabore hacia quienes son responsables en sus compromisos. Si logramos que las políticas diseñadas sean consideradas parte de un acuerdo político y social amplio, de un pacto de garantías que deba ser cumplido por todos, lograremos que todos los componentes de la sociedad se desarrollen.


9

No estamos ni nos gusta el sistema del subsidio y el regalo. Eso no es valorado por la comunidad, menos aún cuando lo que se recibe no demanda ningún esfuerzo. Estamos por la configuración de una sociedad con futuro, colectiva y próspera. Todos los chilenos podemos crecer y estar mejor si tenemos un sentido colectivo del desarrollo y no solo la lógica de lo individual y del mercado. Estamos proponiendo una revolución, lo sabemos, pero eso hacen las grandes sociedades, los movimientos políticos potentes, como la Concertación.

3.-HACIA UN GOBIERNO NACIONAL CIUDADANIA CON PODER REAL.

Y

A

UNA

Declaramos nuestra intención de encabezar un próximo Gobierno de Chile de carácter nacional, pues entendemos que hay temas no resueltos que son de país, son de Estado y que por lo tanto deben ser determinados por toda la ciudadanía, más aún cuando no se alcanzan los acuerdos políticos. Por eso proponemos como medida esencial las modificaciones necesarias que permitan al ejecutivo llevar a plebiscito aquellas transformaciones que no se aprueben por mayorías circunstanciales. Esto permitirá, sin duda, que en aquellos casos en que nos encontremos entrampados políticamente en el desarrollo de Chile, sea la ciudadanía quien decida el camino a seguir. Hablamos de un Gobierno Nacional, porque queremos un gobierno convocante de todos los chilenos y chilenas, un gobierno cuyo norte no sea el sectarismo, sino la amplitud en el trabajo, con el único fin de ser eficientes y efectivos en darle a Chile lo mejor. Queremos que la ciudadanía sepa qué pensamos y cuál es nuestro propósito. No queremos un Gobierno de semi derecha o de semi izquierda, queremos un Gobierno en que todos los chilenos sepan cuál es el programa y que, por lo mismo, se pueda exigir su cumplimiento. Queremos un Gobierno que sea PROGRESISTA Y PLURALISTA, que no deje de buscar los acuerdos, pero que en las instancias donde no exista consenso y que sean materias inclaudicable para este Gobierno-, sea la ciudadanía quién decida.


10 EN CONCRETO UN GOBIERNO DEMOCRATICO DÓNDE SU OPINION Y VALORES IMPORTAN.

o EN LO POLITICO

Afirmamos, que todo esto se logrará, si existe la voluntad de impulsar las renovaciones en el ámbito político. Es necesario vencer la inercia actual convocando a una fuerza social que evite la entrega de las decisiones políticas a las cúpulas de poder. Se requiere de una real voluntad para promover los cambios que se necesitan. De una capacidad de conducción que se atreva a asumir los desafíos que demanda construir una sociedad donde todos estemos incluidos, y donde los grupos que poseen el control del poder político y económico, reconozcan la urgencia de avanzar hacia una sociedad moderna y pluralista en la toma de decisiones. No cabe duda que la gran reforma en el ámbito político es discutir y aprobar una NUEVA CONSTITUCION. La que actualmente tenemos tiene su origen en un acto antidemocrático. Lo que se ha hecho durante los Gobiernos de la Concertación, solamente, ha sido introducirle modificaciones, que todavía no la han transformado en la Constitución de todos. La norma por excelencia es aquella que es valorada y reconocida por todos los chilenos. Tenemos que incorporar a nuestra carta fundamental el concepto de Estado democrático y de bienestar, discutir ahora y en este siglo cuales son los deberes y derechos del ciudadano de esta época., etc. Este es uno de los temas relevantes que debe cruzar el debate político de las próximas presidenciales. No se es demócrata sólo porque alguien se declare como tal, se es demócrata cuando se tiene la convicción que la democracia es el sistema que nos debe regir, el cual se debe perfeccionar aunque signifique perder poder.


11

o LECCIONES DEL 26 DE OCTUBRE

No podemos dejar de reflexionar sobre el mensaje que nos dejaron las elecciones municipales del 26 de Octubre. La luz roja que significó, el llamado de atención que la ciudadanía hizo a la Concertación. Por primera vez en Democracia la derecha gana en Alcaldes y más de cuatro millones de chilenos votan en blanco, anulan o no se inscriben en los registros electorales. Debemos ser capaces de captar estas señales, y si no lo hacemos significa que no entendemos nada, que no estamos atentos a los cambios de la sociedad. La respuesta de los grupos políticos, ha sido agruparse y definir estrategias de posicionamientos electorales, tratar de encontrar a quien nos pueda salvar, a quien sea capaz de asegurar un piso para ganar las próximas elecciones. Ese es un camino equivocado, pues demuestra que no se han tomado en cuenta las demandas que se le hicieron al poder político: que escuche más y que sea más representativo de las demandas ciudadanas La respuesta, en nuestra opinión, deber ser otra, la respuesta esta en decir: ¡¡¡VAMOS PARA ADELANTE!!!! , aceptamos el desafío de futuro que nos han planteado los chilenos. ¡ABRAMOS LAS PUERTAS DE LA CONCERTACION!, a millones de chilenos, para que debatamos ideas y propongamos un cambio profundo a la situación actual. ¡¡¡INCENTIVEMOS A MILLONES DE JOVENES!!! A participen, que decidan y que juntos construyamos el futuro.

que


12

A partir de esta reflexión, el Partido Radical Social Demócrata está dispuesto a romper estas barreras. Manifestamos nuestro deseo de competir en la Concertación, en el espíritu de abrir las puertas, promoviendo, como lo hemos dicho, una democracia integradora y una sociedad de oportunidades. Por eso, en esta nueva etapa que se inicia, proponemos: I. Primarias abiertas de la Concertación. II. Aceptar con entusiasmo la idea de que voten los mayores de 18 años aunque no estén inscritos en los registros electorales, esperando que este ejercicio los motive a inscribirse para decidir quien será el próximo Presidente de Chile. III. Evitar el miedo a llevar más precandidatos. La gente sabrá a quien elegir. Ya pasó la época en que los partidos acarrean gente. Aceptar el desafío del imperio del voto popular.

EJES CENTRALES DE UN NUEVO GOBIERNO. Los programas de Gobierno están estructurados en miles de páginas y propuestas que hacen los candidatos a los electores. Pasado algún tiempo de Gobierno se constata que muy poco de lo allí planteado se cumplió. Por eso queremos dar un giro a esta nefasta costumbre, y proponemos los ejes de un NUEVO GOBIERNO, centrado en velar por el desarrollo de las políticas del Estado desde la familia, pasando por la Región y por el Gobierno Nacional. Los ejes centrales de la propuesta son: I.II.III.-

Políticas de protección a las familias y su entorno. Las Regiones y su autonomía. Modificaciones al Gobierno Central.


13

I.-POLÍTICAS DE PROTECCIÓN A LAS FAMILIAS Y SU ENTORNO. A las políticas de Estado hay que darles la dimensión humana. La dimensión concreta en cuanto al beneficio que reciben los usuarios. No es correcto, ni efectivo basar los resultados simplemente en las estadísticas. Queremos un Estado cuya preocupación parta desde la familia, en su concepto amplio. Cuando se le pregunta a los chilenos ¿qué esperan de su Gobierno? La respuesta invariablemente es: “Queremos protección y seguridad para nuestra familia y para nuestro entorno”. Estamos convencidos que la única manera de romper esta inercia y esta sensación de infelicidad e insatisfacción de los ciudadanos, es por medio de una acción proactiva del Estado. Ésta es la única institución que puede enfrentar las desigualdades, las injusticias y propender al desarrollo del bien común. Es el Estado el llamado a invertir en las familias y en su protección. Estamos por un Estado que cumpla su rol, un Estado que se preocupe de los problemas que realmente enfrentan los ciudadanos. No propiciamos el regalo ni la dádiva, no pretendemos la solución de todos los problemas con la intervención del Estado, sino que éste opere en una relación virtuosa con la comunidad organizada en función de metas y compromisos concretos. Queremos una sociedad Solidaria, queremos un Estado participativo y activo en las soluciones. Un Estado que se haga cargo de las insatisfacciones de la sociedad. Por ello, las preocupaciones centrales de un Gobierno de cuatro años debieran enfocarse principalmente en Educación, en el Barrio y Vivienda, en Salud, en Trabajo y Seguridad. Asimismo, es indispensable abocarse a crear nuevas políticas y mejorar las existentes, en relación a los problemas de la tercera edad, pero no de manera asistencial, sino considerando la dignidad y la experiencia que aportan dichas generaciones. Lo mismo se aplica en relación a los jóvenes, a las políticas de género, a las políticas de fomento y tributarias, como también a


14

los problemas medioambientales y a la recuperación de nuestros recursos naturales. Éstos son los puntos esenciales respecto de los cuales la Sociedad demanda la intervención del Estado, cumpliendo un rol activo y no subsidiario del mercado. a) En relación a la Educación Defendemos el Derecho a la Educación. Los Gobiernos de la Concertación han incorporado grandes sumas de dinero en infraestructura y gestión para la educación, pero el resultado final no ha sido óptimo. La Educación en Chile es otorgada por Colegios Privados, Particulares Subvencionados y Escuelas municipales. Sostenemos que la Educación es obligatoria y el Estado debe financiar un sistema gratuito con tal objeto. Éstas son obligaciones ineludibles que el Estado debe cumplir, puesto que están establecidas en la Constitución Política de la República. Para dar cabal cumplimiento a lo estipulado, es necesario que se tomen decisiones que permitan que en Chile los niños reciban educación gratuita y de calidad, para lo cual el Estado debe otorgar los recursos necesarios, y así terminar con las subvenciones por asistencia de los estudiantes y hacerlos competir entre los más pobres por subvenciones diferenciadas. No compartimos la forma en la que se administra y se financia la Educación en la actualidad. Es un sistema inequitativo, competitivo y poco solidario. Postulamos a una Educación que tenga parámetros nacionales mínimos en infraestructura, tecnología, número de alumnos por curso, número de profesores, etc. Asimismo instamos a que exista la debida autonomía para las Regiones y comunidades, para que éstas puedan establecer criterios propios que sólo son compatibles con su realidad. Ésto es muy relevante para evitar que los jóvenes tengan que emigrar de sus comunidades para buscar un mejor destino. Para ello creemos necesario cambiar la estructura existente y establecer Corporaciones de Derecho Público Regionales o Provinciales con dedicación exclusiva a trabajar por la Educación. En relación a los profesores, nos parece indispensable establecer un sistema de carrera profesional que permita generar educadores


15

dedicados, que posean experiencia y calidad. Para lograr ello debemos tender a que nuestra sociedad incorpore en su cultura a los profesores como una de las profesiones de mayor prestigio en Chile. Esto se puede, siempre y cuando las remuneraciones de nuestros educadores sean las adecuadas, sin estar compuestas de horas de clases que deben ser obtenidas corriendo de sala en sala, de colegio en colegio aumentando la inseguridad, el stress y la insatisfacción como ocurre actualmente. Los profesores deben recibir la remuneración que merece quién esta a cargo de educar a las generaciones que tomarán en sus manos el desarrollo de Chile. Asimismo hay que crear un puente de jubilación para aquellos profesores que ya cumplieron su trabajo. El retiro merecido que deben tener, lo que permitirá el ingreso de nuevos jóvenes a la docencia. Por razones de justicia el Estado debe resolver la deuda histórica de los profesores. En relación a la malla curricular. Planteamos la necesidad de adecuar la Educación de humanista científica a técnico profesional. Pues al salir de cuarto medio nuestros niños salen sin ninguna experticia y no pueden desarrollarse de buena forma en el mundo laboral. Al crear como norma general el currículum técnico profesional, los jóvenes tendrán un oficio, una experticia mediante la cual puedan afrontar el futuro, sin perjuicio que continúen sus estudios profesionales en un Instituto o una Universidad. En el ámbito de las Universidades proponemos que se cree una Universidad Estatal, que reciba los recursos del Estado sin obligarla a competir y autofinanciarse. Universidad que debe planificar las necesidades futuras de nuestro país, aquellas carreras que para el desarrollo de Chile son indispensables, pero que para el mercado no son prioridad. Un ejemplo claro son las pedagogías. No podemos seguir con un sistema Universitario que sólo mira los efectos del mercado. El Estado debe planificar el futuro de Chile. Las Universidades deben ser fiscalizadas por el Estado en cuanto a los fondos que obtienen, en cómo los utilizan, la calidad de la enseñanza de sus profesores, su infraestructura, etc. El Estado no puede desentenderse de las instituciones que están entregando al país profesionales habilitados para ejercer sus carreras dentro de él.


16

b) En relación a la Vivienda (Más que una casa, construyamos un barrio). Se ha avanzado en la construcción de más y mejores viviendas sociales. Pero ahora debemos enfocar nuestros esfuerzos en la clase media y en los más jóvenes que necesitan y quieren hacer de su vida familiar un logro. Ello sólo es posible si se les da una oportunidad en la medida que los recursos que el Estado entrega a los privados, no se transformen en ganancias para éstos últimos, sino que sean prestados y entregados a tasas y plazos que puedan ser cancelados. Hoy no es posible porque el mercado les exige sueldos y garantías que no tienen. El Estado debe apoyar la creación de un fondo de crédito que garantice -sin la óptica de rentabilidad económica propia del mercado- la rentabilidad social de préstamos a tasas bajas y condiciones mínimas, para que la clase media y los más jóvenes también puedan acceder a su casa propia. Hoy los chilenos tienen más acceso a la vivienda, sin duda hay que perfeccionar los instrumentos, sin embargo creemos indispensable enfocar también los esfuerzos en mejorar el entorno en que vivimos. Por eso postulamos a que la construcción de viviendas tiene que estar orientada a construir un barrio en el cual haya seguridad y sea amable para vivir. Se deben contemplar áreas verdes, espacios deportivos, zonas comunitarias de encuentro vecinal, etc. Debemos construir un barrio mas SEGURO Y AMABLE PARA VIVIR. c) En relación a la Salud La Salud ha cambiado, el AUGE ha sido un gran paso, pero la percepción que tiene la comunidad del funcionamiento del sistema de salud no pasa de regular a malo. La salud es uno de los ejes centrales del cambio que proponemos. No hay nada más cercano y necesario de abordar en nuestra sociedad. Debemos continuar el plan de construcción de Hospitales y Consultorios en Santiago y en las regiones del País con fecha de inicio y término, con responsables directos técnicos y políticos, con control ciudadano. Proponemos contar con un sistema de atención vecinal compuesto por médicos especialistas que atiendan en los


17

consultorios y que permitan resolver en las comunas los problemas cotidianos, impidiendo la llegada de todas las dolencias a los hospitales, lo que termina por congestionar y, en muchos casos, colapsar el sistema. La prevención y la promoción de la Salud debe ser la prioridad de un Gobierno que debe ofrecer mejor calidad de vida a su población, por ello es un deber fundamental del Estado garantizar la cobertura de la atención primaria en todo el territorio nacional. Para lo cual se debe estimular el ingreso a las carreras de enfermería, tecnólogo medico, paramédicos y auxiliares, con la debida dignidad para todos los profesionales de la Salud. Un personal bien tratado por el Estado incide en un buen trato para los usuarios. d) Respecto de los Trabajadores. Los trabajadores del sector público y privado tienen derecho a sindicalizarse, al seguro de cesantía, a la negociación colectiva y a la protección de todos sus derechos. Para ello debemos tender a una legislación que colabore en el buen desarrollo de las relaciones laborales, respetando y defendiendo los derechos de las partes. No hay duda que los trabajadores son uno de los sectores sociales más vulnerables, por lo que debemos revisar la legislación laboral. Es importante que la seguridad en el empleo exista y que el Estado y el empleador, también aseguren al trabajador estabilidad en el momento que queda sin trabajo. El seguro de desempleo es una norma indispensable para la seguridad de las familias pero no es suficiente. Por lo tanto, proponemos la existencia de un sistema de colocación laboral, obras del Estado, que garantice a sus ciudadanos la consecución de un empleo o de una actividad remunerada alternativa, que evite exponer a las personas innecesariamente al flagelo del desempleo, ya sea crónico o por largos períodos en momentos de crisis. Los empleadores deben pagar las imposiciones de los trabajadores. Si no lo hacen debe penalizarse como apropiación indebida o estafa. Chile es un país que puede y debe ser más exigente con las políticas de protección a los trabajadores.


18

e) En relación a la Seguridad Pública. Ésta es una necesidad absoluta de quienes viven hoy en nuestra sociedad. Podemos decir que las estadísticas nos favorecen, que Chile es el país mas seguro de América Latina, pero la realidad, es que la percepción de la ciudadanía es otra y eso hace que perdamos la batalla frente a la delincuencia. Hay que desarrollar un trabajo de combate a la delincuencia serio y de verdad. La delincuencia es un flagelo que golpea muy fuertemente a los más pobres y a la clase media. Las poblaciones no cuentan con recursos para contratar guardias, poner alarmas y rejas. Es por eso que es necesario ganarle las calles a las pandillas y a los delincuentes. Los ciudadanos honestos no tienen porque estar encerrados en sus casas y perder la posibilidad de usar su barrio, el espacio público primario. • Prevención La prevención es una de las primeras estrategias que se deben fomentar para la construcción de una sociedad de oportunidades. Siete de cada diez personas que están en la cárcel son hijos de padres que han estado encarcelados. Es decir, un componente importante que explica la delincuencia, se relaciona con un círculo vicioso que deriva en la falta de oportunidades. De ahí que el trabajo con la juventud sea indispensable, hay que dar espacio y tiempo para que los jóvenes desarrollen sus actividades y habilidades. Música, deportes, acciones solidarias, fuerte trabajo en prevención del alcoholismo y la drogadicción, son medios que debemos potenciar para obtener un buen desarrollo de políticas de prevención que, involucren e integren a las familias, padres, amigos y comunidad. Eso es lo que hace un cambio en la sociedad.


19

• Justicia Crear un Sistema Nacional de Defensa de las Víctimas, en la cual esté integrada la figura del defensor vecinal.  Jueces de cumplimiento de penas.  Nueva ley de penas alternativas.  Entregar los recursos necesarios para la existencia de una eficiente justicia juvenil especializada. • Jóvenes en Conflicto Proponemos una división del Servicio Nacional de Menores en uno que tenga a su cargo a los jóvenes infractores, y otro que sea de protección.  Los menores de 14 años que cometan delitos son inimputables y no pueden ser objeto de medidas de prisión, pero si deben ser sancionados con asistencia al colegio, terapia , nombramiento de tutor ,etc.  Los Colegios deben tener un sistema de control de asistencia que pueda dar la alerta roja, si un menor no esta asistiendo porque está en problemas con el uso de drogas, la ingesta de alcohol; o si es objeto de violencia intrafamiliar, abusos, etc. Los que no lleguen a su recinto escolar deben ser informados al sistema que debe inmediatamente reaccionar.  En los Colegios debe existir un plan educativo masivo, con los recursos necesarios, para prevenir la drogadicción y el alcoholismo. • Control y Represión del Delito  Hay que aumentar el número de Policías, carros y elementos tecnológicos, para que exista vigilancia policial en los barrios, en coordinación con los vecinos organizados a través de sus juntas de vecinos. Hay que diseñar un plan de seguridad comunal.  Las remuneraciones de las Policías deben estar acordes a las labores que desempeñan. Es necesario aumentar los recursos para lograr un mayor incentivo e incorporación de policías.  Crear un sistema de fiscalía vecinal que permita sostener las denuncias y la persecución del delincuente. Donde los vecinos puedan hacer las denuncias con máxima protección y que sea este organismo el que se relacione con las fiscalías. Muchas


20





 

veces no es posible castigar a los criminales porque los denunciantes son amenazados. Debemos buscar la protección de los vecinos. Modificar las normas para que los delincuentes encarcelados tengan la obligación de trabajar y el sistema penitenciario deba proveerlos de los lugares en que puedan desempeñar esta labor. La sanción para el delincuente no solo debe ser la cárcel. Hay que buscar la reparación del mal causado, razón por la cual el que está en la cárcel debe trabajar para reparar el daño producido. Si así lo hace, podrá contar con la posibilidad de algún beneficio. El delincuente que no trabaja y no repara el daño, debe cumplir la pena en su totalidad. Destinar los recursos necesarios para establecer un sistema de monitoreo satelital para el delincuente que obtenga beneficios. Modificar el Código Penal. Las penas en Chile deben ser revisadas para establecer criterios claros de sanción, una vez atendida la gravedad del delito cometido.

• Cumplimiento de penas y rehabilitación. Chile es un país que porcentualmente tiene una tasa altísima de personas privadas de libertad. En los recintos penales se debe conjugar la seguridad con los procesos de rehabilitación.  Continuar con el plan de construcción de infraestructura penitenciaria.  Potenciar los planes de trabajo al interior de los recintos penales. Enviar proyecto de ley que obligue a trabajar por su estadía y por reparar el mal causado a las victimas.  Programa de trabajo integrado con la familia para preparar el egreso de los recintos.  Beneficios penitenciarios con control efectivo y con seguridad de trabajo en el exterior.


21

f) Derecho a una Vejez Digna El envejecimiento de la población chilena es un hecho. De acuerdo al censo realizado en el año 1992, el 9.8% de los habitantes de la República alcanzaba o superaba los 60 años de edad. En el último censo realizado el año 2002, esa cifra había aumentado al 11.2% de la población. Las expectativas de longevidad aumentan cada año, y Chile, una vez que alcance el umbral del desarrollo social, tendrá que enfrentar los mismos problemas de protección social que ha asumido el viejo continente. Por tanto, es necesario crear un sistema de seguridad social integral para el Adulto Mayor, que cuente desde una extensa red social que cubra las necesidades más urgentes, pasando por la conformación de organismos que den asistencia psicológica y apoyo a la integración social, hasta la reforma del sistema penal que califique en forma especial la violencia, tanto física, como psíquica, de los mayores de 60 años. Vivimos una Sociedad en la cual la inseguridad y las carencias en la vejez son un síntoma de la gran indefensión que enfrentamos en nuestras vidas. Cuando más lo necesitamos es cuando más solos estamos. Hay que romper esa situación. La Presidenta Bachelet ha dado un tremendo paso con la Reforma Previsional que favorecerá a un gran sector de chilenos que se encontraban efectivamente en la indefensión. Sin embargo, nuevamente se nos queda fuera un segmento de nuestra población muy importante que es la clase media. Por ello hemos propuesto que se cree una AFP ESTATAL. Hay quienes piensan que esto es un golpe mortal al sistema creado por el libre mercado. Al respecto nuestra posición es muy clara y concreta: El sistema de AFP necesita un regulador, una institución que lo obligue a tomar normas que incentiven el beneficio del ahorrante y que no sea un mero cálculo de ganancias. Ésto sólo lo puede hacer una AFP estatal, la que debe tener normas claras respecto a la seguridad y ahorro de sus clientes. Con esta fórmula existirá una oferta de mercado en la cual la rentabilidad estará enfrentada a la seguridad. Queremos, entonces, que los chilenos tengan el derecho a optar.


22

Por otra parte, tenemos que utilizar de manera más eficiente una Institucionalidad que está creada: SENAMA, que es indispensable para los adultos mayores, porque no basta con asegurarles recursos, sino que es necesario contar con ellos en la vida cotidiana por medio de tareas y programas en los cuales puedan hacer su aporte: trabajando, aprendiendo y entregando su valiosa experiencia. Esto permite subir la autoestima, para que nuestros ADULTOS MAYORES terminen su vida dignamente, y nos hace comprobar que hemos sido capaces de integrar a todos los miembros de nuestra sociedad. De la misma forma, es la hora de enfrentar y eliminar la cotización del 7% a los jubilados. Promoveremos que los adultos mayores no pierdan su pensión cuando generan un contrato de trabajo. Ellos pueden seguir siendo un aporte al país. Incentivaremos la construcción de establecimientos y barrios para los adultos mayores. No más ir a dejar a nuestros viejos en ”guarderías”, démosles dignidad a quienes han trabajado toda su vida. No es posible que una sociedad democrática, justa y equitativa siga restando recursos a quienes más los necesitan. Los mismos que anteriormente, dieron todo por este país. En una óptica de convivencia democrática comunitaria, es justo que los más jóvenes apoyen a nuestra tercera edad.

g) En relación a los Tributos En estas reflexiones nos enfrentamos a la pregunta más compleja: ¿cómo financiamos todo esto? Aquí estamos frente al problema mas frecuente de todos los Gobiernos progresistas. La derecha no tiene problemas, ellos siempre propiciarán la baja de los impuestos. Pero nosotros creemos que esto debe ser financiado por quienes tienen más recursos. Afirmamos que la política tributaria redistributiva debe profundizarse. 1

Toda la carga social del Estado es financiada por los impuestos, por ello creemos indispensable revisar y aumentar la carga tributaria de las empresas, acercándonos en este punto a las sociedades más


23

desarrolladas. Debemos propender a la generación de incentivos tributarios a la creación de empresas de tamaño pequeño y mediano, generadoras de empleo, porque ellas son el impulso creativo para el desarrollo y la innovación. 2

Es indispensable sincerar la carga tributaria de las personas. No podemos seguir con la distribución actual. Chile es un país que se caracteriza por la excesiva carga tributaria a las personas y no así a las empresas, esta situación debe ser revisada y corregida.

3

Es necesario utilizar la política tributaria en momentos de crisis. Bajar algunos impuestos temporalmente, que nos permitan reactivar, por ejemplo, el IVA en dos puntos, impuesto especifico, o el de timbres y estampillas. Una fuerte diferenciación a favor de las MIPYMES en materia tributaria y en exigencias del Estado a su tributación y a su pago. Es necesario pensar en un IVA diferenciado. Debe existir en un momento de crisis como el actual una canasta alimenticia básica sin IVA.

4 5

Y debemos además, dar un paso más audaz, que no es sólo una medida tributaria, sino que es un mensaje sobre nuestras prioridades. Hay que terminar con el IVA a la cultura.

h) En relación a la Política de Fomento e Innovación. El Estado no puede seguir entregando recursos a la Banca Privada para que ésta la preste a tasas de interés y de recuperación que hacen imposible el cumplimiento de los afectados. Para ello el Estado debe tener una política de fomento a través del BANCO DEL ESTADO u otra Institución como CORFO, para hacer los préstamos a tasas, cuotas y plazos que permitan su pago. Hablamos de créditos blandos.


24

Lo que al Estado debiera importarle no es la rapidez de la recuperación y la ganancia que se obtenga de este préstamo, sino haberle ofrecido la real posibilidad de pago a quien lo solicita, evitando de este modo que los recursos del Estado sean devueltos en los plazos y las cuotas que señala el mercado. Debe ser un préstamo en cuotas que se pague con sus intereses, para que los recursos no se deprecien, pero no necesariamente debe existir ganancia de esta institución. Lo que el País necesita es Fomento, no negocio de sus instituciones. Lo que el País necesita es que el Estado colabore con el desarrollo de las familias, de los emprendedores. No se trata de regalar, se trata de afianzar una política de apoyo al que es responsable, al que sabe que la colaboración del Estado es importante y tiene que devolverla porque ello ayuda a otras familias. La innovación es la clave del progreso de los países en vías de desarrollo, especialmente los que basan sus economía en la explotación de riquezas naturales como Chile. La promoción de la innovación permite generar recursos al país a través de la producción y venta de productos elaborados que incorporan valor agregado al trabajo nacional. En este aspecto debemos competir como país en el desarrollo de nuevas formas de producción, de elaboración de nuevos productos, nuevas tecnologías, y el Estado debe proveer parte de los recursos para su desarrollo en proyectos que combinen el interés público y privado. i) Empresas del Estado Las Empresas del Estado deberán cumplir un rol relevante en la generación de recursos para él mismo, los cuales serán destinados a financiar los programas sociales. Su administración deberá ser eficiente y rentable en función del capital que el propio Estado ha invertido en ellas, realizándose en forma profesional e independiente ante los distintos ciclos políticos que enfrente el país, de modo de garantizar la generación de los recursos que de ellas se espera. El Estado garantizará su transparencia e independencia en materias de administración y gestión, asegurando los recursos para su desarrollo y programas de inversiones de modo de poder exigir a


25

sus administradores, gerentes y trabajadores la rentabilidad que el país espera. No aceptaremos en las empresas ningún tipo de privilegios y sus sistemas de beneficios y remuneraciones serán transparentadas y definidas en función de la calidad profesional a la que aspiramos en ellas. j) Respecto del Medio Ambiente Chile es un País que estando lejos del mundo desarrollado se encuentra inmerso en el proceso de globalización, inserto de manera activa en las redes del comercio internacional. Algunos inversionistas han generado proyectos que han afectado su medio ambiente y sus recursos naturales. Es necesario, por lo tanto fomentar una política que concilie la protección del medio ambiente con el desarrollo de nuestra Patria. Para ello las exigencias que se deban establecer a proyectos que afecten el medio ambiente, deben ser las mismas que tienen los países desarrollados. No tenemos porqué aceptar que vengan a Chile a instalarse en condiciones que en respectivos países no aceptarían. Hay que potenciar nuestra institucionalidad medio ambiental, establecer criterios de decisión independientes, con consejos autónomos que defiendan y preserven con eficacia nuestro medio ambiente. De igual modo, debemos propiciar una reforma constitucional que garantice a todos, no sólo el derecho a vivir en un medio ambiente libre de contaminación; sino el derecho a vivir en un ambiente libre de inversiones públicas o privadas que en el corto plazo no tienen efectos, pero que al largo plazo generan externalidades y costos irreparables en la población y los ecosistemas. El principio de precaución ambiental1 (fuertemente instaurado en varias constituciones europeas al alero de la carta magna de Alemania, quien la propició hacia fines de los setenta) debe ser una materia a discutir en el parlamento. La era del petróleo, del carbón está llegando a su fin. No cabe duda que sus efectos en el medio ambiente son una preocupación Es decir, mientras no exista certeza científica absoluta y concluyente, toda inversión que potencialmente afecte el medio ambiente debe evaluársele como contaminante.1


26

permanente de cualquier Gobierno responsable. En cierta forma es por eso, que en estos años enfrentemos graves problemas energéticos por no haber pensado en la implementación de una matriz diversificada de acuerdo a las zonas geográficas con energía eólica, solar, geotérmica, mareomotriz, etc. El país debe avanzar en la generación de energías renovables que permitan complementar la actual matriz energética desarrollada fundamentalmente en base a derivados de hidrocarburos, los cuales no existen en nuestro país. Otro punto es trabajar en el desarrollo de la energía geotérmica y en particular de la energía solar, el Norte Grande es una zona inmensa y rica en energía, donde sin duda hay que incentivar a los privados y también invertir en lo público. No hay otra región geográfica en el mundo que tenga una mejor materia prima que nuestro Norte. Chile por sus características geográficas presenta una condición favorable al desarrollo de este tipo de energía limpia y sustentable medioambientalmente, además de ser una fuente inagotable. Tenemos que incentivar que nuestras construcciones y luces públicas se alimenten de energía solar que permita afrontar las necesidades que tendremos en el futuro. Ésto es uno de los grandes temas que debe abordar un Gobierno responsable pensando en el futuro de nuestra patria. Impulsaremos una política agresiva en torno a la Eficiencia Energética y las Energías Renovables No Convencionales.

Por ello, llevaremos adelante las siguientes políticas: 1. 2.

3.

Elaboración de una Estrategia Nacional de Desarrollo Energético. Reformulación institucional que considere la integración y/o coordinación de entes dependientes de diferentes ministerios para el desarrollo de la Política Energética. Plan nacional de diversificación de la matriz energética con fuerte énfasis en fuentes energéticas originarias y renovables, que considere: estudio del potencial o inventario


27

4.

5.

de recursos de generación energético a nivel nacional sostenido y en línea. Subsidios o beneficios indirectos (mayor índice de constructibilidad o la generación de un crédito de renovación energética) a las construcciones que incorporen en el diseño la construcción sustentable, aparatos colectores solares, eólicos, de energía solar térmica o eléctrica, refrigeradores eficientes, etc. IVA de la construcción: Subsidio. Regulación y establecimiento de un sistema de acceso justo y de protección a los consumidores de recursos energéticos desde el punto de vista ciudadano, que incorpore políticas de sinceramiento de costos, manejo tarifario, regulación ante excesos, compra de energía verde, obligación de medición.

k) Respecto de la Recuperación de Nuestros Recursos Naturales Hoy vemos como el Cobre ha bajado en precio a nivel internacional. Todas las presiones que había para privatizar las mineras estatales van a disminuir porque el negocio ya no es tan rentable. Es nuestra obligación buscar formas de recuperar nuestros recursos naturales para Chile y si esto no es posible, tenemos que ser muy cuidadosos en la forma en que nuestro país se asocia con las transnacionales para explotar estos recursos. El principal recurso natural del que dispone nuestro país es el agua y nuestros minerales como el cobre. Chile actualmente es el principal productor de cobre del mundo y su producción genera un tercio de la producción mundial. El mercado de los metales presenta una fuerte condición cíclica, variando fuertemente sus precios de transacción según la evolución de la actividad económica mundial. Es así como luego de un ciclo altamente expansivo en el precio del cobre que hemos vivido los últimos cuatro años, donde el país logró capitalizar más de $ 25.000 millones, enfrentaremos un ciclo restrictivo, en el cual las empresas productoras de cobre deberán ajustar rápidamente sus costos a esta nueva realidad.


28

Chile debe tener una política clara y moderna respecto de la administración de sus principales recursos naturales. Esta política debe garantizar que el beneficio de su explotación beneficie realmente a la ciudadanía y no se traduzca en sobreutilidades a las empresas que explotan los yacimientos. Sin embargo, también debemos mantener una política que favorezca la inversión extranjera como complemento de la inversión que realiza el estado en sus yacimientos. La propiedad minera no se debe otorgar a perpetuidad, si las empresas propietarias no las explotan en un plazo razonable deberán volver a manos del Estado, dando de esta forma, la posibilidad de ser explotadas por otros interesados, lo que a su vez otorgaría dinamismo al sistema de exploraciones nacional. Hoy debemos lograr que el agua sea un bien nacional de uso público, vender el agua es el peor error que se puede cometer en este siglo. Para las próximas generaciones el agua será equivalente al oro y es nuestra obligación preservar el dominio para el Estado. Hoy no es así, por lo tanto aspiramos que se legisle pronto sobre este punto: NACIONALIZAR EL AGUA ES UN IMPERATIVO. Con los impuestos que provengan de nuestros recursos naturales haremos una transformación virtuosa que permita que de recursos agotables, se conviertan en recursos inagotables al invertirlos en educación o innovación. l) Respecto de los Jóvenes, la Cultura y el Deporte Siempre es difícil en un documento de pocas líneas abordar todos los temas en profundidad. Pero sin duda que los jóvenes, la cultura y el deporte son elementos centrales en el desarrollo de una sociedad mejor. De una sociedad que logre mayor felicidad a sus miembros. Nuestra preocupación como políticos pareciera estar destinada a que los jóvenes ejerzan su derecho a voto y que participen en las decisiones de los adultos. Sin embargo hay una dimensión en la actividad juvenil que trasciende: ellos son el futuro. Nuestra obligación como gobernantes es dar oportunidades a quienes están iniciando su vida escolar, universitaria, laboral o familiar. Para ello las políticas desde el colegio, pasando por el barrio y los espacios públicos deben


29

integrarlos como un componente válido, para zanjar el problema de que los espacios de música, deporte, lectura y cultura, que en general son escasos, y los recursos destinados a estas áreas, que son pocos, tengan un mejor uso ante la dispersión que existe de los mismos, lo que los hace más insuficientes aún. Creemos indispensable que esta trilogía sea un componente en el próximo Gobierno de la Concertación. Las formas concretas no son fáciles, pero si se puede actuar a través desde los espacios públicos, los barrios, las regiones -con la participación activa de la comunidad a través de sus artistas y deportistas y el mundo de la cultura en general, contribuyendo a incentivar la participación de los jóvenes en estas actividades-, habremos avanzado sustantivamente en esta tarea. Para ello tenemos que usar a nuestros líderes, nuestros artistas y deportistas. Ellos pueden y deben trabajar con el Estado, pueden y deben ser el puente de desarrollo de los jóvenes. Por todo esto, el Estado tiene que reconocerles su trabajo. Los artistas y deportistas deben tener un reconocimiento provisional que les permita un retiro digno. Su actividad, su participación debe ser valorada especialmente cuando han ayudado al desarrollo de los jóvenes. Esto no termina o empieza con un simple programa, esto es el inicio y desarrollo del gran paso en el crecimiento de la juventud en Chile. Hay que construir espacios para el desarrollo de estas actividades, hay que contratar al mundo del arte, la cultura y el deporte para el desarrollo de estas actividades, hay que involucrar a los padres y apoderados, profesores, en definitiva a la comunidad. Esta es la revolución del futuro que proponemos. El mundo asociado a las nuevas tecnologías de la información se ha transformado en un bien indispensable para los más jóvenes. Internet es un presente que avanza más rápido que nuestro futuro. Ayer nos fascinábamos con páginas personales, hoy interactuamos a través de facebook y blogeamos para comunicarnos. Esta nueva forma de socialización espera una regulación transparente y facilitadora, para que la calidad de los servicios digitales que las personas contraten sea garantizada por una agencia nacional de calidad de la banda y servicios asociados a las tecnologías de Internet.


30

m) Políticas de género. La fuerza laboral en nuestro país es ejercida en un 50% por mujeres, y más del 50% de los hogares chilenos tienen como jefe de hogar a una mujer, siendo el sustento vital de la familia. Mamá, esposa, pareja, cualquiera sea su rol, es el núcleo de la familia.  En esta sociedad debemos luchar contra la discriminación hacia la mujer. Son la mitad de la población y por lo tanto no pueden ser sujeto de la mitad de los beneficios. Tener sueldos más bajos a igual función no es aceptable. Es necesario entonces que nuestra legislación las proteja de la mejor forma, en el trabajo y en la vida cotidiana, por ello promovemos:  Una legislación laboral en la cual no exista discriminación en las remuneraciones a igual función.  Existencia de salas cunas en todos los lugares que existan madres trabajadoras.  Permiso post natal de seis meses cancelado por el Estado o bien por un seguro que el Estado debe pagar al iniciarse la vida laboral.  Preocupación especial por la defensa y protección por Violencia intrafamiliar, abuso sexual o acoso laboral.  El desarrollo de un plan de capacitación que pueda ser compatible con su rol de jefa de hogar.

II.- LAS REGIONES Y SU AUTONOMIA. Luego, hay otra dimensión del desarrollo y de las acciones que la familia espera que se resuelva bien, puesto que de ésto depende que su futuro esté bien construido. Se requiere de UNA REGIONALIZACIÓN DE VERDAD. Que existan los recursos y las autonomías necesarias para que se puedan desarrollar las regiones y sus familias con sus particularidades, respetando las identidades regionales y territoriales, además de sus vocaciones productivas. Proponemos que los chilenos y chilenas sean escuchados, que la familia sea cuidada desde un entorno protegido y lo que suceda en su territorio o en su región no le sea indiferente. Con este tipo de fórmulas tenderemos a evitar la migración forzosa que se realiza desde las regiones hacia Santiago y otras ciudades, para que los profesionales puedan quedarse y trabajar donde nació si así lo


31

quieren. Esto sólo se logra en la medida que el centralismo dé paso a un mayor poder de las regiones. Proponemos entonces, una mayor descentralización de las decisiones que impactan en las regiones. Que estas decisiones no les sean entregadas desde el poder central. La descentralización parece un lugar común que se olvida luego de las elecciones. En esto queremos ser muy concretos y precisos, porque para nosotros es un tema de principios. Chile es un país unitario y el desarrollo debe ser equitativo para todos sus habitantes. Es inaceptable que la mayoría de la población esté sometida al tutelaje centralista. Por ello proponemos la existencia de:  Mayores recursos. Para que exista autonomía de verdad en las Regiones, éstas deben recibir un porcentaje del PIB, que les permita a sus autoridades regionales decidir sus inversiones sin interferencia del Gobierno Central. No es posible, ni aceptable que las Regiones tengan que concurrir todos los años al Ministerio de Hacienda a defender proyectos. Las Regiones aportan al país recursos y por lo tanto deben contar con sus recursos para el desarrollo de sí mismas. El desarrollo regional pasa por entregar a las regiones autonomía en sus decisiones de inversión, dotándolas de recursos que permitan generar actividad económica independiente del órgano central. Universidades, empresas, industrias, centros culturales, deben ser prioridad regional. Las empresas del estado que tengan sus fuentes de producción en regiones o que realicen sus principales actividades en ellas, deben tener sus casas matrices y principales ejecutivos en ellas. Esto permitirá la generación autónoma de un desarrollo sustentable y descentralizado, proporcionando un hábitat atractivo para vivir.  Elección de autoridades. La elección de las autoridades regionales permite una mayor democratización de la Región y la toma de decisiones.


32

III.- MODIFICACIONES AL GOBIERNO CENTRAL. Por último y como el conductor de cada uno de los procesos de cambio y de avanzar en la construcción de una sociedad más segura para las familias, está el Gobierno Central con todas sus estructuras, las cuales deben ser modificadas y reestructuradas para cumplir con el objetivo de ser eficientes en el desarrollo de las políticas nacionales. Creemos indispensable que tratemos en forma clara y precisa un flagelo que afecta hoy a nuestra sociedad: la corrupción y la desidia en el ámbito publico y privado. Esto exige una serie de reformas necesarias entre las que proponemos: A.- PERIODO CUMPLIR.

PRESIDENCIAL

Y

TAREAS

POR

Para nosotros es claro que el periodo que actualmente tiene el mandato Presidencial es muy reducido, pues impide concretar las realizaciones y promesas que realizan los candidatos -muchas de ellas superan los cuatro años-. Esto es así, por situaciones muy concretas: Al iniciarse el periodo, el Presidente se encuentra con un presupuesto ya definido, que sólo le alcanza para trabajar los dos años intermedios, ya que el último está enfrentando las elecciones Presidenciales. El panorama se complica si sumamos la presencia de comicios municipales. ¡Así nadie puede trabajar eficientemente! Proponemos subir el mandato a 5 años, además de fijar las elecciones parlamentarias y municipales en períodos de inicio y fin de los Gobiernos. B.- MODERNIZACION DEL ESTADO. De una vez por todas el Estado debe ser modernizado. Cuando hablamos de modernización estamos hablando de una propuesta concreta.


33

• Eficiencia es la Consigna Para ello se requiere:  Reestructurar los Ministerios y Subsecretarías. No es posible que hoy se dupliquen o tripliquen los esfuerzos del Estado malgastando los recursos en las mismas funciones. (Solo como ejemplo: Ministerio de Vivienda, Ministerio de Obras Públicas, Ministerio de Transporte tienen funciones en diversos organismos que se confunden entre sí). No es posible continuar con un Estado disperso en funciones, con cuatro ministerios, o instituciones que estén gastando recursos en las mismas tareas.  Ministerio de Seguridad Pública. La Seguridad es primera prioridad.  Ministerio del Deporte. Si hay una actividad que debe ser elevada en un próximo Gobierno es el Deporte. Los beneficios son múltiples. Hoy esta tarea esta disminuida.  Capacitación real y efectiva para los funcionarios públicos. A través de convenios con Universidades que les otorgue un grado académico en su especialidad. Hacer del servicio público una carrera en que la meritocracia sea el punto relevante. No más funcionarios a Contrata o a honorarios por 10 años.  Hay que establecer un puente de jubilación digno para los actuales funcionarios públicos que cumplieron su etapa laboral. Esto permite el ingreso de gente joven al servicio público.  Mejorar sustantivamente las remuneraciones y asociarlas a metas de cumplimiento de tareas. • Nombrar a los Mejores Respecto de quienes trabajan en el mundo público, proponemos buscar a los mejores, a aquellos que cumplan con los objetivos y el programa de Gobierno planteado por el Presidente. Cada ministro, Subsecretario, Intendente debe tener tareas claras y precisas en el ejercicio de su cargo. Éstas deben ser conocidas por la comunidad


34

y cada tres meses deben rendir cuenta al Presidente, quien debe disponer de un sistema de control y seguimiento para que éstas se cumplan. ¡Basta de promesas o tareas globales! No es lo que espera la ciudadanía. Se requiere EFICIENCIA Y RESPONSABILIDAD. Debe contarse con la capacidad de nombrar a los mejores en una virtuosa relación de renovación y experiencia. Ésto debe ser así, atendido al corto plazo de Gobierno que enfrenta un Presidente. Las otras maneras de Gobernar solo producen frustración en la ciudadanía. • Funcionarios de Confianza El Presidente de la República debe contar con FUNCIONARIOS DE CONFIANZA que le permitan llevar a cabo su programa de Gobierno, personas comprometidas con sus valores y principios, por eso debe haber un rango de funcionarios responsables de la ejecución y cumplimiento de las metas gubernamentales. Todos los demás funcionarios deben estar en la planta de los ministerios sometidos a procesos de evaluación objetivos, respecto de su desempeño. • Responsabilidad Política En relación a la RESPONSABILIDAD POLÍTICA de los funcionarios, ésta debe ser plena. Basta de resquicios y de buscar justificaciones a la ineficiencia. Si un funcionario, del rango que sea, no cumple con sus tareas y no cumple con los objetivos planteados, debe salir del Gobierno. No estamos de acuerdo con la práctica permanente de que cada vez que hay cambio de gabinete se produce una crisis. El Presidente está para Gobernar y cumplir su programa, para ello sus colaboradores son los primeros responsables, por lo tanto se le deben entregar metas y plazos para sus cumplimientos. Si no cumplen hay que nombrar a otro que sea más eficiente, que cumpla el compromiso de Gobierno. Que sirva al Estado, no a otros intereses. Pero debemos avanzar en ir más allá. La preocupación por nuestros funcionarios del Estado es importante, pero aún lo es más la necesidad de vigilar la calidad de las políticas públicas que hace todo gobierno. Hoy, nuestra institucionalidad carece de una agencia


35

evaluadora de la calidad de las políticas como sí la tienen España y Francia por mencionar algunos modelos exitosos que debiéramos seriamente estudiar. Políticas como los tribunales de familia o el sistema de transporte metropolitano (Transantiago) podrían haberse discutido mejor en el seno de un organismo que evaluara técnicamente las implicancias sociales de una decisión que respetamos siga siendo de políticos. La información sobre las externalidades y consecuencias que acarrea una decisión deben ser materia de análisis ex ante en el Estado. C.- REFORMAS AL REGIMEN POLÍTICO El cambio definitivo al Régimen Político, es buscar un mayor equilibrio entre el Ejecutivo y el Parlamento, para eso debemos dar los pasos para avanzar hacia un Régimen Semi Presidencial. El objetivo debe ser la efectividad del gobierno, es decir, dotarlo de capacidad para tomar decisiones y llevarlas a cabo cumpliendo con los objetivos que se tuvieron en cuenta cuando se tomaron estas medidas. Hoy, desde el punto de vista de la legitimidad, no existe alternativa a la democracia. Por eso debemos avanzar en su profundización instaurando el plebiscito como norma general, permitiendo que la ciudadanía se exprese realmente. No existe hoy ninguna razón para tener un Parlamento con dos Cámaras. Los tiempos requieren llevar a nuestra legislatura a un sistema unicameral. En las actuales condiciones podemos innovar en el debate político, incorporando alternativas en el proceso de decisión que hoy le están entregadas exclusivamente al ejecutivo. Por ejemplo, una señal política importante puede ser liberar una de las sesiones semanales de sala en ambas cámaras, tendiente a discutir proyectos que sean sólo de iniciativa parlamentaria. En este mismo sentido, las discusiones presupuestarias deben responder a un período de tiempo más holgado e informar a los parlamentarios de los debates previos que ha sostenido cada sector y Región con la Dirección de Presupuesto (Dipres), para preparar el anteproyecto de Ley Anual, antes de entrar a estudiar en mérito dicha iniciativa, como se realiza cada mes de octubre.


36

De igual modo, parece recomendable introducir modificaciones a las materias exclusivas de ley del Presidente. Podría estudiarse la posibilidad que un grupo de parlamentarios pertenecientes a una misma región, junto a la concurrencia del consejo regional respectivo de cada territorio, presenten proyectos de ley que signifiquen un gasto, pero a través de instrumentos regionales, sin vulnerar el necesario manejo del erario fiscal por parte del presidente.

D.- DEMOCRATIZAR AL PAIS. 1.- Democracia Participativa. Se han prolongado por décadas los debates en torno a los beneficios o defectos del sistema denominado “binominal” que rige en el país para la elección de senadores y diputados. Ésto, por oposición de la derecha no ha sido posible de modificar. Pero el Binominal no sólo afecta la representatividad, sino que también impide que normas que deben ser aprobadas por mayorías, no sea posible legislarlas porque el parlamento se encuentra empatado. También está el ejemplo nefasto de proyectos de ley que han podido perjudicar a la clase política y éstas no son aprobadas. ¿Cómo puede prosperar una enmienda que perjudica a la propia clase política? En la actualidad sólo nominalmente la ciudadanía elige a sus candidatos, en la realidad designa a los que imponen las cúpulas políticas. Las democracias europeas y americanas, a fin de vigorizar la participación ciudadana y lograr una presencia más inmediata de la misma en temas de interés de la comunidad, han introducido instituciones como el plebiscito, el referéndum, la iniciativa popular, el mandato revocatorio y otras con buen éxito. Estas consideraciones invitan a reflexionar acerca de la conveniencia de incorporar en nuestro ordenamiento constitucional alguna de las instituciones que contempla la denominada democracia participativa o semi-directa. En nuestro país, donde se advierte una manifiesta apatía para participar en los problemas colectivos, particularmente en el caso de la juventud, y donde permanentemente se hacen presente ante la opinión pública los temas llamados “valóricos”, pensamos lo importante que resultaría impulsar la auténtica vida democrática con los siguientes instrumentos institucionales:


37

• Modificar el Capitulo III de los Derechos y Deberes de la Constitución para que exista iniciativa popular de ley. • Modificar el Capitulo XV de la Constitución para que el ejecutivo pueda llamar a plebiscito cuando hay discrepancia en una ley con el Congreso. • Facultar a los ciudadanos para que con un porcentaje de firmas pueda solicitar al ejecutivo realizar un plebiscito sobre materias que le sean importantes. 2.-Limitación a la reelección en los cargos de elección popular a los periodos máximos. Perpetuarse en los cargos hace que no exista interés en participar de la política. 3.-Cambio del sistema electoral a uno proporcional en el cual se encuentren representadas todas las fuerzas políticas del país. 4.-Inscripción automática y tienen deberes y derechos. El más que la obligación debe Tenemos que lograr que la participación.

voto voluntario. Los ciudadanos votar se compone de ambos, pero existir la voluntad de participar. ciudadanía valore su decisión y

5.- Voto de los chilenos en el extranjero. Chile es nuestra Patria, hoy nosotros tenemos la fortuna de estar y vivir en esta tierra. Hay chilenos que por diversas razones están lejos, eso no los hace ser menos chilenos. Todo chileno, donde esté tiene derecho a participar en las decisiones de su país. 6.- Reconocimiento de los Pueblos Indígenas. Nuestra Patria se forjó en la conjunción de etnias diferentes. El respeto por los pueblos originarios es esencial y el reconocimiento Constitucional es obligación del Estado concretarlo. 7.- Modificar la Ley de Partidos Políticos. Todas las democracias del mundo cuentan con el sistema de Partidos Políticos para su desarrollo. Chile no puede quedarse atrás y no puede ser aceptable que la valoración pública sea tan baja. Es por eso que se debe modificar. Algunas propuestas:  Los cargos directivos y de representación deben ser elegidos por votación universal de sus militantes.  Obligación de dirigentes políticos de publicar intereses y bienes.


38

 Obligación de rendir cuenta de sus ingresos y egresos en la página Web.  Financiamiento público de los Partidos Políticos. Las democracias cuentan con los Partidos. Su financiamiento debe ser transparente y el Estado debe propender a un aporte que le permita su funcionamiento regular en todo el país. El financiamiento no debe ser por votos obtenidos, sino lo estrictamente necesario para su marcha. Los recursos para programas, capacitación etc deben ser concursables. CAPITULO ESPECIAL PROBIDAD Y TRANSPARENCIA. (Combatir la corrupción y la desidia) Para que los ejes de Gobierno que hemos señalado tengan éxito, tenemos que luchar contra un fenómeno mundial que es la corrupción. Asimismo debemos combatir un mal que ataca a los Gobiernos y a los Estados: la desidia. En relación a la corrupción hemos avanzado de la forma normal que lo hacen los Estados: se han dictado leyes de transparencia, se aumentan las penas por los delitos, se acentúa la sanción social, etc. Todo esto es un paso, pero en nuestra opinión no es la solución. Las leyes pueden ser vulneradas, pues el delincuente siempre encontrará la forma de hacerlo. De este modo adquiere especial relevancia la Educación, pero no sólo enfocada a lo que sucede en el Estado, sino también a lo que pasa en el mundo privado, donde miles de millones también se pierden y miles de trabajadores no cuentan con sus cotizaciones -las que son recursos que le han sido usurpados-, existan miles de evasores tributarios. El síntoma de la corrupción no es opera solamente respecto del Estado, sino de toda la sociedad que, debe buscar mecanismos más allá de las leyes, para darles una formación íntegra a las nuevas generaciones. La cultura del exitismo por sobre todo, es lo que lleva muchas veces a cometer estos graves errores. En relación al Estado, nuestra propuesta va por más educación, y algo que parecerá simple, pero que es determinante en un


39

Gobierno, contar con los controles anteriores a los hechos y no posteriores. Nuestra propuesta es trabajar estrechamente con la Contraloría General de la República, como un organismo colaborador en el control de la inversión de los recursos. Queremos un Contralor que ayude al Estado a desarrollarse, no que sólo se dedique a investigar lo que se ha hecho incorrectamente. Es indispensable entonces, dotar de mejores condiciones a la Contraloría para evitar actos de corrupción en el mismo Estado. Hay que combatir con mucha fuerza la desidia. Si hay algo grave en el Estado es la falta de compromiso y la irresponsabilidad de los actos realizados. Se cae un puente y no hay responsables, se implementan mal las políticas públicas y no pasa nada. Lo que también es una tarea indispensable en un próximo Gobierno, así como la eficiencia en el desarrollo de las políticas públicas. PALABRAS FINALES Hemos querido en estas líneas bosquejar algunas ideas que deben ser debatidas en el transcurso de la decisión sobre qué Candidato Presidencial presentara al país la Concertación para enfrentar a la derecha. No cabe duda que los avances en los Gobiernos de la Concertación han sido muchos, basta ver las cifras y el desarrollo que el país ha tenido. Sin embargo creo que llegó el momento de pensar más que en las cifras, en la dimensión humana del Gobierno. Es indispensable que los ciudadanos cuando elijan no sólo lo hagan por las promesas de cambio o de nuevos aires, sino que tengan claro cuales son los caminos que plantean, cada uno de los candidatos que pretenden llegar a ser Presidente de Chile. En nuestra opinión, lo relevante es que tengamos un Gobierno capaz de hacer los cambios que el país espera, que no son otros que lograr un país en el cual la protección de la sociedad y la familia sea abordada con mucha fuerza por el Estado, sin que el mercado deje de cumplir su función. Para ellos los chilenos y chilenas deben tener y poder ejercer un derecho de opción respecto de las actividades en las cuales perfectamente el Estado puede intervenir. Hoy, estamos frente a la paradoja de que existe un mercado asentado y nosotros planteamos que ello puede existir, pero que el Estado no puede ser un mero árbitro y observador del mercado,


40

sino que tiene que intervenir en aquello que es necesario para proteger a las familias. Esa es la labor del Estado, esa es la labor de la Institución que eligen todos los chilenos y así se avanza hacia una democracia integradora. Nuestros valores y principios garantizan la construcción de un país mejor. Uno en que se reconozca el poder de los ciudadanos, el valor de la solidaridad, la apuesta por la capacidad colectiva de promover los intereses individuales. Ideas rectoras de una democracia integradora y de una sociedad de oportunidades en la cual postulamos, que la participación y el desarrollo debe estar fundado en los principios de justicia social. Pues la gente tiene que prosperar en función de sus méritos y no de su origen social. Declaramos que el objetivo de toda sociedad no es la satisfacción de los ricos y poderosos, sino su compromiso con los pobres y los débiles. Estamos convencidos que el debate de ideas y propuestas nos hará nuevamente ganar las elecciones porque será una oportunidad de renovación y profundización de los lazos creados con la ciudadanía. Así Chile confiara en la Concertación para seguir avanzando. Tenemos la certeza que para que ganen nuestras propuestas de Gobierno, éstas no pueden ser etéreas y deben asumirse compromisos que deben firmar todos los Partidos de la Concertación y todos los parlamentarios, dándole gobernabilidad al próximo Gobierno. Debemos terminar con las agendas propias y para ello no basta sólo con la disciplina, sino que es necesario convenir el programa entre todos y comprometerse con convicción.

¡ASÍ GANAREMOS LAS ELECCIONES PRESIDENCIALES!

Propuestas para un cambio radical  

Programa de Gobierno del Senador y Presidente Radical, José Antonio Gómez