Page 49

Proyecto Educativo Institucional I.S.C

El Afecto: Expresado desde la comprensión del maestro de los intereses, expectativas y dificultades de sus alumnos con una idea clara de lo que desea lograr en él, mediante la motivación, la buena disposición, la participación y la entrega de estímulos positivos. Además, la empatía constituye otra variable pedagógica de este principio que articula la razón con el corazón, lo cognitivo con lo afectivo, sin confundir la suavidad con el dejar hacer y desorientar su formación. Para el fundador el trato afectuoso con los alumnos indica que la educación es un proceso de relación interpersonal, donde el maestro es un mediador y un facilitador del aprendizaje. La experiencia natural: Se trata de reconocer los intereses y talentos de los educandos que se despliegan de manera espontánea en las clases, en sus relaciones con los demás, desde su condición socio-cultural, acorde con su desarrollo psicológico, el maestro apoya y estimula este proceso con nuevas experiencias, pero, no lo inhibe, al contrario lo potencia reconociendo los estilos y ritmos de aprendizaje. Diseño del medio ambiente: Todo lo que rodea al educando en el colegio puede y debe prepararse como un entorno de aprendizaje, para influenciar su estructura cognitiva y valorativa en la perspectiva de su formación respetando su creatividad, empleando preguntas, expresiones sencillas y fáciles de entender, buscando que ellos se sientan satisfechos y felices en la clase y en la institución. El desarrollo progresivo: Entendiendo que la humanización del alumno hacia su mayoría de edad se desarrolla durante toda su vida, mediante un proceso constructivo, interior, progresivo y diferenciado que es preciso conocer y respetar en la actividad educativa. El orden: Interiorizado mediante el silencio como un elemento importante en la escuela Lasallista que contribuye a la organización, favorece la comunicación, y el cumplimiento de las jornadas escolares, evitando la desescolarización, salvo por una necesidad evidente y apremiante. La actividad: De manera consciente individual y colectiva, el estudiante se apropia de herramientas conceptuales y procedimentales para orientar su propio aprendizaje y el de sus compañeros, para la escuela de La Salle es muy importante el desarrollo de actividades en grupo y de pequeños proyectos mediante el trabajo en equipo, que favorezcan la socialización, el desarrollo intelectual y moral de sus estudiantes en la medida que la interacción, el diálogo y la comunicación propicien su avance hacia etapas superiores en la formación autónoma. La coeducación: “Juntos y por asociación”: Implica una construcción colectiva de la propuesta pedagógica entre hombres y mujeres, contando con los padres de familia y acudientes, para crear una escuela de calidad al servicio de los más necesitados, no solo por carencia de recursos económicos sino por el abandono y la orfandad que padecen algunos niños y jóvenes. Aprendizaje para la vida: Es decir, una educación orientada hacia los desempeños sociales básicos, enseñando cosas útiles para la vida, poniendo mayor interés en la promoción de los valores humanos: Respeto, solidaridad, interioridad, cortesía y urbanidad, compromiso social, favorecimiento de la paz y la convivencia. 49

Pei 2015 2  
Pei 2015 2  
Advertisement