Issuu on Google+

BUENOS AIRES | 21

| Jueves 4 de abril de 2013

el drama de las inundaciones | las huellas del temporal

Miedo y frío en una cobertura muy difícil

Fue la tempestad que dejó más muertos en la historia argentina; el agua comenzó a caer en la tarde del martes pasado y afectó a los barrios de Tolosa, Villa Elvira, La Loma y Ringuelet

Un escenario fatal

la plata

hicos: pasé la noche acá. Tengo miedo. No puedo volver a mi casa.” Esa nota había escrito María José Lucesole, periodista de esta Corresponsalía, que llegó a su casa, en City Bell, al mediodía siguiente. Su esposo, Esteban, había intentado ir a buscarla. incluso nadó en la calle, a oscuras, pero no pudo llegar. Ahora, por suerte, María está bien: había pasado la noche sin luz, en la oficina, con la ropa mojada, escuchando los truenos y la lluvia que acribillaba la calle. Unas chicas del séptimo piso le habían prestado una frazada para pasar la noche. Como en casi toda la ciudad, la Corresponsalía, situada en 45 entre 12 y 13, se había quedado sin luz a las 17 de anteayer. Jesús Cornejo había bajado a controlar su auto y no pudo volver. Quedó aislado hasta las 21.30, sin poder moverse: el agua había cubierto tan rápidamente la calle… En las oficinas estábamos, además de María y Jesús, Valeria Musse, Sebastián Lalaurette y yo. Valeria estaba a cargo de la nota de las inundaciones, y la perdió cuando se cortó la luz. Dictó los datos que recordaba a pablo Morosi por teléfono, bajo la luz de emergencia del pasillo. Él había logrado llegar a su casa, donde tenía luz e internet. igual, le duró poco la conexión. A las 21, Valeria y Sebastián se fueron. parecía que la tormenta había amainado. María y yo nos quedamos un rato más, intentando averiguar un camino seguro para que ella volviera a su casa. A las 21.30, parecía que lo peor de la tormenta había pasado. Subió a su auto y tomó la calle 12, rumbo a 32. pero debió regresar. La tormenta había vuelto a arreciar y las calles estaban cada vez más anegadas. Yo había emprendido una larga caminata hacia casa, en el barrio El Mondongo. No bien salí me encontré con Jesús, que había regresado bajo la tormenta para ofrecer su ayuda. Caminamos cinco cuadras juntos, hasta el departamento de él. Estábamos empapados, como si nos hubiésemos metido en una pileta. La lluvia borroneaba las cosas, apenas iluminadas por el resplandor de un cielo rojizo. Se había cortado la luz en gran parte de la ciudad. Había que caminar con cuidado. La correntada en algunas calles era muy fuerte. Casi no había nadie. Los pocos que caminaban se saludaban: había en las miradas algo parecido a una complicidad. La mayoría de los autos estaban sobre las veredas, cubiertos de hojas. Era una ciudad extraña; como ocurre en los sueños, las calles, las casas, los árboles, todo parecía distinto. De repente, al llegar a 7 y 62, dejó de llover copiosamente. Allí, además, había luz. intercambié mensajes con Valeria. Estaba bien. Le mandé un mensaje a María. No contestó. otro. Nada. María ya debía de estar en su casa, pensé. Los celulares no funcionaban bien. No, no estaba en su casa, sino en la Corresponsalía. A la mañana siguiente, Eduardo D’Argenio, el primero en llegar a la Corresponsalía, encontró la nota de María. La oficina seguía sin luz. Los celulares seguían sin funcionar bien. Así que fue una cobertura accidentada, que se completó con una improvisada redacción en mi casa, donde sí había energía eléctrica y funcionaba internet.ß

tEstimonio Leopoldo Brizuela

LAS CIFRAS

DESPLAZAMIENTO DE LA TORMENTA

LAS LLUVIAS DEL MARTES

En apenas 24 horas la masa de aire frío se desplazó de Norte a Sur y dejó un total de 54 muertos y más de 5000 desplazados. Es la peor tragedia provocada por inundaciones de las últimas tres décadas

Las imágenes de satélite muestran el desplazamiento de la tormenta de Norte a Sur:

El diagrama representa los picos de lluvia recogidos según la estación meteorológica de Quilmes, ubicada en una zona intermedia al núcleo de las dos tormentas

Masa de aire frío (ºC):

Buenos Aires

La Plata

6 muertos

48 muertos

-60 -50 -40 -30

0mm

5.45 AM

2

4

6

pArA LA NACioN

10

8

A 0h

1 A

2 3

2300 evacuados

La primera tormenta descargó durante varias horas

4

3000 evacuados

5

14.45 AM

La peor parte afectó al norte de Buenos Aires entre las 3 y las 5 de la madrugada

6

155 mm

181 mm

7 8

450.000 personas sin electricidad

50.000 personas sin electricidad

9 10

A

11

33 centros de evacuados

Capital

20.45 AM

12

B 13

Au. Buenos Aires La Plata

14 15

B

Au. Riccheri

16

Camino Gral. Belgrano Camino Centenario

17

Ensenada

Berisso

23.45 AM

18

Ringuelet Tolosa

19

N

5 km

B

20

Los Hornos

21

Villa Elvira

La Plata

Entre las 20 y las 21 se produce un pico extraordinario que coincide con los momentos más dramáticos de la tragedia

22 23

Zonas afectadas en La Plata Au.

Bue

nos

Air

es -

0y0

Acceso cortado

Víctima/Esquina

Corte de luz

Hospital afectado

Saqueo

1 km

ENSENADA

La P

lata

2bis y 516 Ca

m

in

o

nt

Cam

BERISSO

7 y 517

Ce

ino G

en

Ringuelet

ar

io

7 y 522

6 y 522

Destilería Repsol YPF incendiada

El Dique

ral. B

522 y 12

elgr ano

13 y 520

23 y 33

El autor, nacido en La Plata, es novelista

Tres días de duelo nacional

12 y 41 12 y 42

22 y 33

14 y 44

528 y 30 17 y 48

49 y 17

35 y 135

19 y 51

San Carlos

^b^b^ La presidenta Cristina Fernández de Kirchner decretó ayer tres días de duelo por las 54 víctimas de las trágicas inundaciones registradas en la Capital, La Plata y el conurbano bonaerense.

Diag. 73

18 y 58

La Plata 92 y 6

43 y 150

131 y 66

49 y 146

Los Hornos

Altos de San Lorenzo

Villa Elvira

INUNDACIONES A TRAVÉS DEL TIEMPO Tipo de tragedia

Año 1985

98

00

01

03

12

2013

Lluvia Desborde de río Viento

Víctimas fatales

V

ivo en una casa de dos plantas en Tolosa, una zona que jamás, desde que vivo acá, se había inundado. Abajo viven mi mamá, que tiene 94 años, y la señora que la cuida. Lo primero que hice fue bajar a buscarlas y lo segundo, cortar la luz; todavía hoy [por ayer] a las seis de la tarde no me animé a bajar ni a dar de nuevo la electricidad. La sensación no es de desesperación ni de desolación, sino de perplejidad absoluta. Me asomé al balconcito que tengo en el primer piso y vi algo que no voy a olvidar jamás: mis ojos se asombraban ante un caudaloso río que corría con fuerza y arrastraba todo a su paso. Me pregunté adónde iría el agua, y lamenté la suerte de quienes iban a padecerla. En el patio trasero, en cambio, tenía una laguna quieta, estancada. Mi colección de 5000 libros, flotando libres por la sala, el comedor y todos los ambientes de la planta baja es otra de las imágenes que mi memoria jamás olvidará. En el piso de abajo la pérdida es total; lo que más lamento es que una situación como ésta desestructura toda una vida; sobre todo lamento la pérdida de los objetos con los que mi madre, muy nerviosa y triste por lo ocurrido, se conectaba. Con este panorama se me ocurrió llamar al seguro. No sé, pensé que tal vez podía encontrar algún consuelo al escuchar que al menos podía recuperar parte de lo material. Me atendieron muy amablemente, con esa cordialidad aprendida y lejana que no dice nunca nada. La respuesta no hizo que me sintiera mejor: sólo se cubren los daños por lluvia caída desde el techo (en el improbable caso de que cayera granizo y agujereara la losa) y no por el agua que emana desde la calle. Con las horas, la perplejidad seguramente dará paso al desconsuelo.ß

Gral. Belgrano y 531

Tolosa

32

CorrESpoNSALíA LA pLATA

A v.

tEstimonio Ramiro Sagasti

C

Radiografía de la peor tragedia

Entre la desolación y la perplejidad

Capital

10

Fuente: Servicio Meteorológico Nacional / LA NACION

Capital

2

Corrientes, Sta. Fe, Entre Ríos y norte de Bs. As.

19

Capital Capital, conurbarno y Santa Fe 4

7

Santa Fe

Capital, conurbarno y Sta. Fe

Capital, conurbarno y La Plata

23

17

54

^b^b^ La Cámara de Diputados de la Nación también tuvo un gesto hacia los damnificados por los temporales que afectaron al área metropolitana y la capital provincial. Con la firma de los 34 presidentes de los distintos bloques políticos, emitieron un comunicado en el que señalan que “ante el desesperante drama que azota a los afectados, todos los diputados nacionales, sin distinción de pertenencias políticas” quieren “solidarizarse con los compatriotas víctimas de la catástrofe” y extender su “mano fraterna” y acompañar a las familias damnificadas “en este difícil y doloroso momento”.


Inundaciones en La Plata