Page 1


FACULTAD DE HUMANIDADES CARRERA DE ARTE Y DISEÑO EMPRESARIAL

Tesis “Campaña comunicativa para informar a las víctimas de acoso sexual callejero en Lima Metropolitana sobre los diversos recursos legales que las amparan”

Autor: Bachiller Samantha Andrea Núñez Andrade Asesor: Victoria Avalos Carrillo

2016


Agradecimientos A Karla Díaz, a Giuliana Bisso y a Rosa Vásquez por sus esclarecedoras entrevistas. Al colegio Scipión Llona, a la señora directora Silvia Barrera, a la señora psicóloga Luz María Campos, por brindarme las facilidades y el apoyo constante para llevar este proyecto a las aulas. A Sergio Morales Inga, por su desinteresada asesoría epistemológica y por creer en el valor investigativo y en el espíritu independiente de esta tesis. A Ximena Lozada, por el todo el apoyo logístico y moral en todos mis proyectos antiacoso. A “Carlos Rodríguez” del blog “Quién se beneficia de tu Hombría”, porque con sus valiosas investigaciones e incansable difusión ha colaborado directa e indirectamente al carácter moderado y prudente de esta tesis. Y un agradecimiento muy especial a Branko Slavko Yvancovich Vasquez, por apoyar, confiar, creer, ayudar a construir esta tesis con su asesoría legal en los temás más álgidos del presente proyecto.


Título “Campaña comunicativa para informar a las víctimas de acoso sexual callejero en Lima Metropolitana sobre los diversos recursos legales que las amparan”

5


ÍNDICE

09 12

Abstract Introducción

CAPÍTULO 1: EL PROBLEMA

15

Descripción del problema encontrado Problema Principal Problemas Secundarios

16 17 17

CAPÍTULO 2: EL OBJETIVO

19

6

Justificación e importancia del proyecto Objetivo Principal Objetivo Secundario Descripción del proyecto

20 20 20 21


CAPITULO 3: MARCO TEÓRICO

23

Acoso Sexual Callejero Definición El llamado “Piropo” La Proxémica Manifestaciones

24 26 27 29

¿Por qué el acoso es un problema de género? Concepto de “género” Factores sociales y biológicos Reivindicación de la mujer Situación de los varones en el problema

30 32 33 35

Estadísticas del acoso en el Perú

36

Después del Acoso Reacciones Usuales Doble Victimización

46 48

Legislación Peruana Ley N° 30314 Regulación en el Código Penal Otros conceptos legales importantes

57 61 65

Leyes anti-acoso en otras legislaciones del mundo

66

Herramientas visuales útiles para el proyecto El video animado La infografía

68 71

Antecedentes Nacionales

72

Antecedentes internacionales

78

7


CAPÍTULO 4: EL PROYECTO

81

Nombre del Proyecto Público Objetivo Levantamiento de información

82 84 86

CAPÍTULO 5: EL DISEÑO

93

Análisis semiótico del diseño en general Diseño de Comunicación

94 96

CAPÍTULO 6: RESULTADOS

117

8

Análisis de resultados Registro de Implementación

118 130

137

Conclusiones y recomendaciones

142

Bibliografía


ABSTRACT en Castellano

El proyecto “Mi Defensa” constituye una campaña comunicativa visual destinada a brindar información a las víctimas de acoso sexual callejero sobre los diversos recursos legales a los que pueden recurrir para obtener amparo legal. La autora aborda esta problemática desde un punto de vista legal objetivo, basado en argumentos jurídicos y sociales. Sobre la base de investigaciones psicológicas, esboza una explicación del por qué la gravedad de esta práctica suele ser subestimada o ignorada por la sociedad en general. Asimismo, repasa un desarrollo histórico de la violencia de género como antesala al estudio de la situación actual en el Perú. En tal sentido, partiendo de la información estadística recabada sobre acoso callejero en la sociedad peruana, desarrolla una comparación entre las cifras de acosos reales estimados, basados en encuestas, y el número de denuncias por delitos vinculados a esta actividad, obtenidas del Ministerio Público; lo que le ha permitido comprobar que existe una diferencia abismal entre ambas. Además, sostiene que uno de los factores determinantes para el bajo número de denuncias podría ser la falta de información sobre las leyes que sirven para defenderse del acoso, lo que se ha hecho de manifiesto en este trabajo mediante el levantamiento de información a través de entrevistas. Sobre la base de ello, elabora un plan comunicativo que incluyen gráficas que exponen, entre otros datos, las normas que regulan y sancionan las conductas constitutivas de acoso, haciendo énfasis en los delitos regulados en el Código Penal.

El resultado es una campaña dirigida a las víctimas de estos delitos: un público principalmente femenino, joven y urbano; sin descartar al público masculino que también es víctima de este tipo de conducta pero que presenta el problema que suele ser invisibilizado al encasillársele en el papel del agresor. Se ha tomado en cuenta su perfil, gustos, preferencias y necesidades especiales, como el carácter sencillo y directo para comunicar normas legales de naturaleza compleja y hacerlas accesible a un público joven sin formación jurídica. Las piezas gráficas constan principalmente de infografías que a través de un diagrama de flujo indican qué hacer en casos de acosos verbales o tocamientos indebidos. También un video animado que narra qué normas legales se pueden utilizar para defenderse en determinadas situaciones de acoso y otro que ejemplifica qué es el acoso callejero en general. Ha implementado la gráfica a través de diferentes actividades orientadas a sub-grupos dentro del público objetivo, con el fin de tener un acercamiento más efectivo a las víctimas. Además, aparte de otros medios, hace uso de las redes sociales para difundir el material gráfico informativo, noticias relacionadas y brindar un trato directo y personalizado, el cual inspira a los usuarios la confianza necesaria para contar episodios como los de acoso sexual callejero.

9


ABSTRACT in English

The project “Mi Defensa” (My defense) is a visual and communicative campaign directed to victims of sexual street harassment to bring information about legal resources that can protect them. The author makes an approach to this problem from an objective legal point of view, based on social and legal arguments. Based on psychological researches, she sketches out an explanation about why the seriousness of this problems are usually socially underestimated or ignored. Likewise, she reviews the historical development of the gender violence as an introductory to Peru´s current situation. Also, starting from Peruvian statistics, the author compares the number of estimated real harassments in Peruvian society, based on surveys, and the number of reported crimes, obtained from Ministerio Público (prosecution), that has shown a huge gap among them. Furthermore, she claims that one of the determining factors for the low number of reported crimes could be the lack of information about the laws that can protect victims of harassments, that has been shown in this research through the gathering of information through surveys. Based on that, she elaborates a communicative plan that includes graphics that exposes, among other data, the laws that regulate and punished the harassment, emphasizing the crimes regulated in the Criminal Law.

10

The result is a campaign directed to the victims of this crimes: a mainly feminine, young and urban public; without dismissing the male public, that is also victim of this kind of criminal behaviors but that are usually not visible in society because men are marked as aggressors. It has taken in consideration profiles, likes, preferences and special needs like the simple and direct character in order to communicate the complexity of the laws and become them accessible to a young public with no legal instruction. The graphic designs contain mainly by infographics that, through a flowchart, indicates what to do in cases of oral harassment or improper touches. It also contains one first animated video that, as if it were a story, expose which laws can be used by anybody to defense himself in situations of harassment. And another one that explain what it is street harassment. The designs have been implanted through many activities oriented to groups based in the target audience, in order to get a more effective approach to victims. Furthermore, besides other media, the author uses the social media to spread informative graphic material, related news and to bring a personal and direct services of counseling that inspires the necessary confidence to users to talk about its personal experiences in street harassment.


ABSTRACT

en Quechua

“Mi defensa” sutiyuq llamkayqa callepi warmi qari kaypi mana munachkaq qatikachaymanta qawachispa riqsichinapaq willakuymi, chaymanta Leywan waqaychakunampaq tukuy kamachikuykunatapas riqsichinmi. Kay sasachakuymanta qillqaqmi, Leyta allinta riqsin hinaspam Leypa nisqanan hina qillqamun. Kay sasachakuypi ñakariyta yachaspam nin, imaynampitaq warmi qari mana munakuchkaq qatikachayqa ancha hucha kanman, hinaptin lliw runakuna mana kaqpaqpas hapinkuchu nispa. Hinallataq, ñawpaqmantaraq kay sasachakuywan warmi qari ñakarisqanta huqarispa yachapan kunan Perú suyu kasqanta tupachispa. Chaynapim, Perú suyu callepi ñakariqkuna yupasqata qawaspa, tupachin yupaspa huqarisqata, Ministerio Públicopi tarikuq kay sasachakuymanta willakusqakunatawan; chay iskaynin willakuymi qalay tupanchu. Chaymantapas, nichkanmi Leykunata mana riqsisqankuraykum pisilla willakuykuna kachakan kay sasachakuymanta nispa, hinaspam kayta qillqamurqa llapa runakunata tapurikamuspa. Chaywanmi, allin willakuyta ruwarqa qillqakunawan qawachispa, tukuy yachaykunata churamun, imaynam mana munachkaq warmi qarikuna qatikachymanta Ley rimasqanta, Codigp Penalpi huchakuna kasqan nisqanman hina qawachispa.

Kaymi huchawan qanrachasqakunapaq kachakan: aswan warmikunapaq, llaqtapi sipaskunapaq; qarikunatapas manam qunqanchu, paykunapas qari kaypi mana munakuchkaq qatikachasqam ñakarinku, ichaqa qari kasqankuraykum upallasqam kanku. Kay runakunapa imayna kasqankuman hinam, munayninku, akllakuyninkuman hinam, mana sasachakuspa Leykuna yachanankupaq, leymanta mana yachaq wayna sipaskuna hapirinankupaqmi kay ruwasqa kachkan. Qillqakunam qawaspa yachanapaq kachkan, yachaykunam puririchkan imatam ruwana warmi qari kaymanta qanrata rimapayawaptinchik utaq mana munakuqta llapchapayasqa kaspa. Qawanapaq videom yachachin warmi qari kaypi qatikachasqa kaspa ima leykuna hapirinapaq kasqankunata . Tukuy ruwaykunamanta qawanapaqmi kachkan runakunapaq hina, mana munachkaq qatikachasqakuna hapirinankupaq. Chaymantapas, huk niraq yachachiykunapas kachanmi, Internetpim willakuykuna kachkan, kikinchikpuni willarikunapaq, kaykunawanmi mana manchakuspa warmi qari kaypi mana munachkaq qatikachasqa ñakarisqankuta willakunmanku.

11


E

l Acoso Sexual Callejero es un problema social que hasta antes del 2012 en el Perú carecía de un nombre específico para ser designado. Sin embargo, según el estudio sobre Acoso Sexual Callejero del Instituto de Opinión pública de la PUCP, a nivel nacional siete de cada diez mujeres y tres de cada diez hombres han sido víctimas de acoso sexual callejero en un periodo de seis meses.

INTRODUCCIÓN

A partir de ese año, se han venido dando diversas iniciativas ciudadanas para afrontarlo, entre las que destaca el colectivo Paremos el Acoso Callejero y APALA, entre iniciativas de otras ONG. Es así cómo se ha generado un debate que se ha propalado principalmente por redes sociales y que ha llegado a calar en la opinión pública. Gracias a la difusión de este debate, se ha logrado que entidades del Estado se interesen en crear políticas para concientizar sobre el acoso callejero, siendo la más notoria la Ley de Sanción y Prevención del Acoso Sexual en espacios públicos, promulgada en marzo del 2015. Aun asi, quedan muchos otros aspectos en los cuales ahondar para que las medidas sociales, tanto de prevención como de sanción, sean efectivas en un tema que recién viene siendo tratado de manera consiente. En el aspecto sancionador, se ha detectado un número muy bajo de denuncias contra el acoso respecto a la cantidad real estimada de eventos al año. Comparando las cifras obtenidas de la Encuesta de Acoso Callejero del Instituto de Opinión Pública de la PUCP y aquellas del Ministerio Público, solamente con respecto al artículo 183 del Código Penal, sobre tocamientos Indebidos, estas no alcanzan ni al 0.01% del total. Es por ello que urge la difusión de los canales de denuncia como medida de defensa para las víctimas de acoso sexual callejero.

12


13


CapĂ­tulo 1 El Problema

15


DESCRIPCIÓN DEL PROBLEMA ENCONTRADO

E

l acoso sexual callejero es un fenómeno que ha acompañado a la civilización probablemente desde su nacimiento, aunque recién desde hace pocos años se le ha dado un nombre específico para hablar de él. En la década del 2010, gracias al debate público, se han visibilizado casos de jóvenes que relatan sus experiencias como víctimas de acoso en la vía pública. Según los resultados de la primera Encuesta de Acoso Callejero del Instituto de Opinión Pública de la PUCP (2013), a nivel nacional siete de cada diez mujeres de entre 18 y 29 años de edad han sido acosadas en un periodo de seis meses, mientras esta cifra aumenta a nueve de cada diez en Lima Metropolitana. Sin embargo, la diferencia con el número de denuncias presentadas al año es abismal. Las cifras de denuncias que consigna el Ministerio Público sobre Ofensas al Pudor Público no llegan ni al 0.01% de los casos reales estimados. Las quejas públicas son constantes, según datos de la plataforma virtual de participación ciudadana Datea, cuya división para reportar episodios de acosos sexuales callejeros se inauguró en Febrero del 2013, en los primeros once meses se reportaron más de ochocientos incidentes de acoso, y esto contando solamente la fracción de mujeres que conocían de esta plataforma. Es este último dato el que evidencia que existe una tremenda diferencia con las 411 denuncias presentadas

16

en todo el año 2014 según el Ministerio Público. Aunque este año fue aprobada la Ley para la Prevención y Sanción del Acoso Sexual en Lugares Públicos, en la práctica es muy poco el avance, debido a que esta ley es de carácter preventivo, ya que no ha conseguido modificar el Código Penal y más bien ha complicado la definición de lo que es el “acoso sexual callejero” exigiendo supuestos que pueden volverse en contra de las víctimas. Desde hace más de veinte años existen leyes que, sin ser específicas sobre el acoso callejero, sirven perfectamente para que las víctimas de este delito se defiendan. Sin embargo, han tenido una difusión casi nula de parte del Estado, de ONG’s y colectivos ciudadanos que luchan contra el acoso. Otro de los factores que hacen que las víctimas desconfíen de los recursos legales es la atención deficiente que reciben de las autoridades. Según el estudio “Acoso Sexual Callejero: La violencia Invisible” (VALLEJO RIVERA, E. y RIVAROLA MONZÓN, M. 2013), las víctimas suelen desconfiar de los policías ya que debido a su experiencia, también los consideran potenciales acosadores. Como resultado de este desconocimiento y sensación de indefensión, el número de denuncias respecto al número real que se calcula de acosos, es ínfimo.


PROBLEMA PRINCIPAL La escasez de medios comunicativos para informar a las víctimas de acoso sexual callejero sobre los diversos recursos legales que los amparan.

PROBLEMA SECUNDARIO 1 El desconocimiento sobre cómo denunciar el acoso sexual callejero por falta de medios comunicativos para informar a las víctimas sobre los diversos recursos legales que los amparan.

PROBLEMA SECUNDARIO 2 El bajo índice de denuncias respecto al número de casos de acoso sexual callejero debido a la falta de medios comunicativos para informar a las víctimas sobre los diversos recursos legales que los amparan.

17


CapĂ­tulo 2 El Objetivo

19


JUSTIFICACIÓN E IMPORTANCIA DEL PROYECTO

T

ratándose de un fenómeno que afecta el libre desarrollo de la personalidad del individuo, cabe calificarlo como un atentado contra los derechos humanos. La proporción entre casos de acoso sexual callejero en Lima y la cantidad de denuncias al respecto sentada en un año es muy dispar: Diez millones y medio de mujeres afectadas en el Perú (según cálculos basados en los resultado de la Encuesta de Acoso Callejero de la PUCP), y sólo 411 denuncias al año sobre Ofensas al Pudor, según el Ministerio Público. Y a pesar de que disponen de los recursos legales para ellos, no se llega a denunciar ni el 0.001% de estos casos, lo que indica que las víctimas los desconocen en gran medida.

Las instituciones del Estado generan desconfianza porque las víctimas de acoso sexual callejero por mucho tiempos o no han percibido una auténtica preocupación por ellas, y aunque han existido leyes para asistirlas, no han existido políticas de difusión concientización para defender los derechos propios del fenómeno de acoso callejero. En consecuencia, las reacciones violentas ante las agresiones expone a las víctimas a afrontar problemas judiciales si tratan de hacer justicia “por sus propias manos”, tanto como por reaccionar violentamente y herir a algún acosador, como por exhibir su identidad en alguna denuncia pública sin pruebas del acoso cometido. Es por ello que urge difundir la información que permita a las víctimas conocer los procedimientos para realizar una denuncia, evitando así un accionar airado y/o la sensación de indefensión, impotencia y desconfianza del Estado.

20

OBJETIVO PRINCIPAL Crear medios de comunicación para informar a las víctimas de acoso sexual callejero sobre los diversos recursos legales que las amparan.

OBJETIVO SECUNDARIO 1 Dar a conocer cómo denunciar el acoso sexual callejero con medios comunicativos para informar a las víctimas sobre los diversos recursos legales que las amparan.

OBJETIVO SECUNDARIO 2 Señalar el bajo índice de denuncias con respecto al número de casos de acoso sexual callejero debido a la falta de medios comunicativos para informar a las víctimas sobre los diversos recursos legales que las amparan.


DESCRIPCIÓN DEL PROYECTO

E

ste proyecto es una campaña educativa sobre las vías legales para denunciar el acoso sexual callejero. Comprende una serie de actividades enfocadas al público joven para informar de manera sencilla y didáctica sobre las leyes y normas vigentes que pueden servir para defenderse del acoso sexual callejero. La campaña informativa comprende el diseño y difusión de una serie de infografías explicativas apoyadas con cortos animados en formado 2D de entre 20 y 40 segundos que podrán presentarse juntos como un solo corto, o por separado para poder ser utilizados como spots. Las infografías señalarán la ruta a tomar por las víctimas de acoso en caso de sufrir uno. Los cortos tratarán de diversas circunstancias de acoso sexual callejero en la que se verá cómo suelen reaccionar las víctimas que ignoran los mecanismos a los que pueden recurrir para defenderse. Estas infografías y cortos será presentados en un primer momento en colegios secundarios, ya que las adolescentes son el grupo humano más afectado por el problema del acoso callejero. En paralelo se lanzará su difusión via web, y posteriormente se buscará que sean transmitidos en TV pública a modo de spots publicitarios.

21


Cap铆tulo 3 Marco Te贸rico

23


3.1.

¿Qué es el

Acoso Sexual Callejero? S

e puede defini acoso sexual callejero como una serie de conductas de carácter sexual llevadas a cabo de una persoona hacia otra en la vía pública que resultan intimidantes, incómodas, invasivas y no bienvenidas por quien las recibe. Según la Ley N° 30314, el acoso sexual callejero se define como “la conducta física o verbal de naturaleza o connotación sexual, realizada por una o más personas en contra de otra u otras, quienes no desean y/o rechazan estas conductas por considerar que afectan su dignidad, sus derechos fundamentales como la libertad, integridad y libre tránsito, creando en ellas intimidación, hostilidad, degradación, humillación o un ambiente ofensivo en los espacios públicos”.

El acoso sexual callejero es considerado un problema de género en tanto suele darse en mucho mayor parte de hombres hacia mujeres, que de mujeres hacia hombres (52.8% y 31.6% en los pasados seis meses, respectivamente, según encuesta del IOP) , siendo así que la gran mayoría de víctimas son mujeres y los agresores varones. Otro de los problemas más persistentes es la culpabilización de la víctima de acoso, responsabilizándola por su forma de vestir en el momento de la agresión, aduciendo que la ropa muy reveladora o llamativa es la que provoca el inevitable acoso sexual por parte de hombres. (VALLEJO RIVERA, E. y RIVAROLA MONZÓN, M. 2013)

El acoso sexual callejero incluye: • Comentarios de tipo sexual. • Silbidos, ruidos de beso • Gestos que resulten humillantes o insoportables para quien estén dirigidos. • Tocamientos indebidos, roces, frotamientos. • Exhibicionismo o masturbación públicaes. Algunas de estas conductas, como se verá más adelante, son objeto de minimización por parte del público, en su mayor parte masculino (VALLEJO RIVERA, E. y RIVAROLA MONZÓN, M. 2013), dado que los acosos usualmente vienen camuflados en halagos, piropos, o incluso saludos.

24

MUJERES 52.8% HOMBRES 31.6%

Fuente: Encuesta de acoso callejero (2013) IOP - PUCP


Comentarios acerca del físico o con un lenguaje “cariñoso” cuando no hay confianza.

Tocamiendos indebidos.

Exhibicionismo o masturbación pública.

Silbido

25


EL LLAMADO “PIROPO”

E

l “piropo” se define según la tercera acepción de la RAE, como lisonja o requiebro, esto significa alabanza exagerada hacia una persona para conseguir un favor o ganar su voluntad. El término piropo proviene de la palabra latina “pyropus”, que era una ‘aleación de cobre y oro de color rojo brillante’, y este nombre a su vez provenía de la palabra ”pyropos” se utilizaba en Grecia para describir a todo aquello de color encendido o parecido al fuego (DRAE). El piropo, es conocido como la palabra de connotación positiva que algunas personas suelen decir a otras para halagar su belleza. En el Perú, son por lo general los varones quienes suelen decir piropos a mujeres desconocidas en la calle.

Definir cuándo una apreciación sobre la apariencia de un extraño en el espacio público es un halago (piropo) o es un acoso, es algo que, obedeciendo al principio de libertad personal, sólo puede decidir quien recibe dicha apreciación. Y si además vemos que los llamados “piropos” gozan de un margen de aceptación relativamente amplio por quienes los reciben, pero también, por parte de muchas de ellas, un fuerte rechazo por quienes lo encuentra molesto, entonces

26

Definir cuándo una apreciación (emitida por un extraño) sobre la apariencia es un halago o un acoso, es algo que, obedeciendo al principio de libertad personal, solo puede decidir quien recibe dicha apreciación. “… En el caso de los silbidos y “piropos”, aunque resultan molestos para muchas, se encuentra, en general, una mayor tolerancia, indiferencia o en algunos casos inclusive agrado. Los hombres, por su parte, no tienen problemas tampoco para aceptar que alguna vez han silbado o dicho un “piropo” a una mujer desconocida”). (VALLEJO RIVERA, E. y RIVAROLA MONZÓN, M. 2013 p. 16.)

encontramos que las palabras que se pronuncien no pueden servir como herramienta definitoria para decidir cuándo es que resultan halagadoras o invasivas. En todo caso, para desligar al acoso de cualquier connotación positiva, decidimos no utilizar el término “piropo” para referirnos al acoso, este último con una clara connotación negativa.


LA PROXÉMICA

L

a proxémica es la rama de la comunicación que estudia la forma en que los sujetos utilizan y perciben el espacio. (VALLEJO RIVERA, E. y RIVAROLA MONZÓN, M. 2013 p. 8.) Explica por qué podemos deducir la relación entre dos o más personas a nuestro alrededor sólo viendo el espacio entre ellos al caminar, pararse o interactuar. Es deducible cuando se trata de una pareja sentimental, amigos, familiares, colegas de trabajo, si es que existe una relación de respeto jerárquica o si son dos perfectos desconocidos. También explica el protocolo social que existe entre desconocidos en un espacio público y cómo es que al romper este acuerdo tácito se genera una situación excepcional que suele derivar en conflicto entre los desconocidos. Goffmann sostiene que “el espacio en torno a un individuo, en cualquier punto dentro del cual la entrada de otro hace que el individuo se sienta víctima de una intrusión, lo que le lleva a manifestar desagrado y, a veces, a retirarse”. (GOFFMAN 1971, en Moral e Igartua, 1994, p. 169)

El código no verbal espacial varía dependiendo del contexto y la cultura. En países nórdicos o anglosajones, existe menor contacto en las relaciones sociales, a diferencia de países mediterráneos o latinoamericanos, donde el contacto físico entre desconocidos suele ocurrir con mayor frecuencia, como en Lima. Sin embargo, no por ello el protocolo de espacio personal a respetar está ausente en esta ciudad. Existen pautas en la interacción entre desconocidos en las grandes ciudades y Lima, por su densidad poblacional, relaciones anónimas, multiculturalidad y heterogeneidad califica como una. Estas pautas imponen una distancia entre los individuos que aproximadamente podemos medir como lo propone José María Bonnemaison (Bonnemaison, J.). Los tipos de distancia que pueden darse son:

Distancia pública Empieza a partir de poco más de tres metros, sin límites. Es la usual en conferencias, discursos, toda comunicación con un gran público. Generalmente aplica para grupos de personas y requiere de un tono de voz más alto de lo normal.

TIPOS DE DISTANCIA FÍSICA

Distancia social De 1.20mt en adelante, es la distancia con la que conversamos con personas que no son amistades, como un médico o un albañil. Con frecuencia esta es una afirmación un tanto exagerada, pues se supone que para poder conversar con una persona debemos acercarnos a ella un poco más. Distancia personal Para hablar con nuestros conocidos, amigos, parientes. Nos separamos de ellos unos 45 cm. aproximadamente. Es fácil medir la distancia personal, pues equivale grosso modo a la longitud del brazo. Distancia íntima La reservamos para personas de nuestra (íntima) confianza, por ejemplo, la pareja. Separados entre nosotros por menos de 45 centímetros es fácil utilizar varios recursos de comunicación: El habla, los gestos, y el tacto. De 15 cm a 0 se considera zona sub-íntima.

27


Una encuesta llevada a cabo entre la universidad de Oxford y la universidad Aalto de Finlandia (Suvilehto, J. 2015), ha encontrado que las mujeres se sienten más incómodas que los hombres en contacto con desconocidos. Pero son los hombres los que se sienten más incómodos con el contacto con familiares y amigos. Esto coincide con el hecho de que el porcentaje de quejas de acoso callejero proviene en mucho mayor medida de mujeres que de hombres. Aunque también hay que tomar en cuenta que todos los encuestados provinieron de lo que se considera “países occidentales”, por lo que no se puede afirmar que este sea un mapa universal que funcione en otros países con culturas diferentes.

28


Manifestaciones de acoso • • • • •

Miradas invasivas Silbidos, siseos, sonidos de beso Gestos obscenos Comentarios de connotación no sexual Exhibicionismo/masturbación pública

• • • •

Comentarios de connotación sexual Seguimientos Acorralamientos Tocamientos indebidos/frotamientos

29


3.2.

¿Por qué el acoso es un

Problema de Género? E

l acoso sexual callejero está entendido como un “problema de género” debido a que afecta mucho más a un género que al otro, en este caso las mujeres, y además porque esta afectación mayoritaria, tendría causas sociológicas.

CONCEPTO DE GÉNERO El significado del término “género” respecto a lo sexual ha sido objeto de controversias a lo largo de la historia. Como instrumento analítico de la sociedad es relativamente reciente. En el mundo anglosajón, donde a diferencia del catellano, tiene una sola acepción: las categoría sexuales. Empezó a usarse por las teóricas feministas en la mitad del siglo XX. El empujón académico del término se debió a antropóloga Gayle Rubin en “El trafico de mujeres: Notas sobre la ‘economía política’ del sexo” como: “El conjunto de disposiciones mediante las cuales una sociedad transforma la sexualidad biológica en productos de actividad humana, y mediante las cuales se satisfacen estas necesidades sexuales transformadas” (Rubin, G. 1975).

30


TEORÍA DE GÉNERO La definición de género de Rubin fue produto de una evolución conceptual que había partido deesde le año 1945, con la publicación del libro “El Segundo Sexo” de Simone de Baeuvoir, donde la filósofa francesa cuestionaba el concepto de mujer como una condicion natural. Con la frase “Una no nace, se hace mujer”, señala que la diferencias sociales entre sexos no son de origen biológico, sino una construcción puramente socia. Este es el cimiento teórico de la conocida como Teoría de Género. Teoría que comparte la mayor parte de científicos sociales del mundo anglosajón (Lamas, M. 1996). Según la Teoría de Género, los conceptos de “hombre” y “mujer” trascienden las diferencias biológicas, anatómicas, es decir, el sexo. Las personas nacen como una “tabula rasa” y su carácter, intereses, gustos y expectativas personales son moldeados por el entorno. Todo esto, como dijo Rubin, para satisfacer sistemáticamente las necesidades de cada sexo creadas mediante dicho adoctrinamiento. Esta teoría funcionó como respuesta liberadora al llamado determinismo biológico, que autores como Talcott Parsons en los años 60 pregonaba. Según decía, las diferencias entre hombres y mujeres tenían causas exclusivamente biológicas, pero además, al ser esta la “naturaleza” debían ser la pauta a seguir del comportamiento humano según su sexo, y de no seguirlas, la humanidad corría el peligro de colapsar. Su explicación apoyaba la rigidez de los roles de género, pero ahora en un mundo que sufría muchos cambios importantes a niver social. Con las corrientes de pensamiento liberadoras de la época, que protestaban contra la opresión social en la coyuntura de la Segunda Guerra Mundial, la Teoría de Género se acopló fácilmente al discurso reivindicativo femenino y encontró mucha aceptación entre las teóricas feministas, y pronto se expandió entre los teóricos sociales ajenos al feminismo. Sin embargo, experimentos posteriores han rebatido la Teoría de Género en su postulado de que los comportamientos, preferencias e identidades de las personas sean un constructo puramente social. Es famoso el caso de David Reymer, un canadiense que nació en 1965 como varón, pero que a raíz de una circuncición mal hecha que le deformó los genitales, y por recomendación de un psicólogo que quería probar la Teoría de Género, llamado John Money, fue criado como una niña. El psicólogo decía que si era el entorno el que moldeaba la personalidad de os individuos, su paciente no tendría problemas al vivir como una mujer con los geni-

tales que le corresponden. En la adolescencia Reymer decidió que no quería vivir más como niña y adoptó la identidad de varón, con la misma con la que había nacido. Esto rebatió la Teoría de Género. Más adelante, con la llegada de la neurociencia, se han hecho muchos experimentos que estudian la influencia que tiene la conformación cerebral de niños y niñas en sus conductas, inclinaciones e intereses. Uno de los experimentos más recientes, llevado a cabo por el doctor Simon Baron-Cohen en el 2005, ponía a prueba las preferencias visuales de bebés de un día de nacidos de ambos sexos. Se encontró que los niños tendían a preferir mirar objetos mecánicos y las niñas preferían los rostros humanos. Resultado que confirma la tendencia de los varones por las profesiones que requieren habilidad para la ubicación espacial y las mujeres por aquellas que involucran trato humano. (BARON-COHEN, S. 2005) Es muy importante resaltar que la teoría que atribuye el género a la biología no justifica ni busca justificar algún imperativo moral que intente delimitar la manera de ser de los individuos. Al tener los resultados una forma de distribución de “campana” se entiende que estamos frente a una tendencia de los sexos a comportarse de una determinada manera, más no a una “norma” que de no cumplirse le acarree enfermedades o disfuncionalidades al individuo o a la sociedad.

31


FACTORES SOCIALES Y BIOLÓGICOS PRESENTES EN EL ACOSO

E

l problema de acoso callejero suele ser abordado como un problema de violencia de género, es decir, como un producto de las relaciones desiguales y la discriminación entre hombres y mujeres, donde existiría una jerarquía de los primeros sobre las segundas. Esta opresión se traduciría en un comportamiento invasivo y agresivo de hombres sobre mujeres en el espacio público. Así lo dice la socióloga Elizabeth Vallejo en su estudio: “Sociológicamente el fenómeno del acoso sexual callejero tiene su base en la violencia de género y en los roles de género impuestos socialmente, que presiona a los varones a reafirmar su masculinidad invadiendo el espacio y tratando como “propiedad” al considerado “débil”, en este caso las mujeres, lo que causa el retraimiento y dificultad para desarrollarse plenamente estas últimas.” (VALLEJO RIVERA, E., Rivarola, M.P. 2013.). Según esta definición, el acoso, como violencia de género, tendría su origen en un adoctrinamiento social en el que la sociedad y la familia presionan a los niños varones a ser siempre más violentos que las niñas, y así moldearían a hombres adultos abusivos y maltratadores. Sin embargo, esta definición sociológica no toma en cuenta otros factores que podrían explicar, al menos en parte, el fenómeno, como el factor biológico y evolutivo. De acuerdo con el antropólogo Thiago Pérez Bernardes de Moraes, los hombres presentan en general un comportamiento más agresivo que las mujeres debido a la mayor presencia de testosterona en su organismo, hormona que diferencia los sexos desde la etapa prenatal y responsable, también, de la exacerbación de la líbido. “En muchas especies, así como el hombre, es apuntada una alta correlación entre niveles de testosterona y comportamiento agresivo.” Además, como característica evolutiva que favorece la selección natural, las mujeres tienden a ser más selectivas sexualmente que los hombres debido al alto costo mucho más alto que supone un embarazo. “A cerca de los recursos sexuales, podemos afirmar que en alguna medida o costo parental y biológico del embarazo es mucho más grande para la mujer que para el hombre. Y también es posible decir que las mujeres pueden tener un

32

número limitado de hijos, mientras los hombres si tuviesen muchas compañeras, pueden tener un número absurdamente más grande. En este caso, la presión de la selección natural ha estructurado a los hombres como más propensos a relacionarse con un numero más grande de compañeras y a las mujeres como a ser más selectivas” (Perez Bernades de Moraes. T, 2013) Esto nos demuestra que el tratamiento que se le ha estado dando a la violencia de género como mero producto del adoctrinamiento social y de la educación, está incompleto. No se tataría de abandonar los intentos educativos, sino de trata de entender el origen de ciertos compotamientos agresivos más presentes en un género que en el otro y desde ese entendimiento, abordar las políticas educativas y sociales para erradicarlo. Esta alusión a factores biológicos no debería ser entendida como la indicación de una “solución radical” que implique manipulación hormonal en los hombres, ni mucho menos como un estigma a la naturaleza masculina. Sino como parte de una explicación coherente del fenómeno de la violencia como característica principalmente asociada al sexo masculino.


REIVINDICACIÓN DE LA MUJER En la sociedad occidental tradicionalmente se considera al machismo como la principal forma de sexismo en el mundo, es decir a la creencia infundada de que el varón es cualitativamente superior a la mujer. Esta actitud es una tradición producto de circunstancias que permitieron que el rol tradicional del varón padre de familia como proveedor y su mayor manejo de la vida pública encontrara dominancia del aspecto político. Durante la Edad media, el clero convirtió este orden social en un dogma inamovible, en la que el hombre tenía el rol obligatorio de proveedor y jefe de familia, y la mujer el rol obligatorio de madre y obediente al esposo. A esta estructura social, se le conoce comúnmente como “patriarcado”, es decir “el gobierno del padre”. Como institución, la estructura “patriarcal” pasó de ser un orden social tradicional a ser una norma reglamentada por la Iglesia Católica durante la Edad Media, ya que en esta época, los gobiernos se regían por la religión y la autoridad del Papa. Esto convirtió los roles de género tradicionales en un dogma inamovible producto del designio divino. Así, las capacidades femeninas para desenvolverse en la vida pública o en oficios no domésticos quedaron oficialmente invisibilizadas. El valor del trabajo de la mujer se medía exclusivamente por su calidad como madre, cuidadora, ama de casa, y capacidad para mantener la estabilidad del hogar. Existían, incluso, leyes que les prohibían a las mujeres acceder a la educación superior, a la práctica de las artes como profesión y así a muchas otras esferas diferentes a la doméstico. Sin embargo, esta actitud paternalista del Estado hacia las mujeres, no implicaba que la violencia física contra éstas fuera bien vista. De hecho ésta siempre ha sido condenada y ha sido símbolo de vergüenza para el hombre que la practique. Es por ello que el valor del varón se medía exclusivamente por su capacidad para proveer sustento al hogar, ser fuerte para defenderlo de atacantes externos, ser fuerte para defender a los considerados “débiles”: mujeres y niños, pactar alianzas con otras familias con fines políticos (al ser la familia la célula de la sociedad). A partir de la época de la Ilustración, surgieron ideas humanistas, entre las que proclamaban que las mujeres eran tan individuos como los varones y que por ello tan valiosas como ellos. Defendían la postura de que el destino de nadie debería estar amarrado a un designio divino o biológico. La violencia contra la mujer está ampliamente estudiada y tratada en los países occidentales. Existen incluso organiza-

ciones internacionales dedicadas a luchar contra esta, como ONU Mujeres, Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (CEDAW), que hacen diversos estudios de campo, recogen estadísticas de tratos violentos hacia las mujeres por serlo, llevan a cabo estudios antropológicos y dan recomendaciones a gobiernos diversos de países sobre políticas de protección a los derechos de la mujer, que incluyen derechos reproductivos, derechos laborales (brecha salarial), y todo tipo de aspecto que en el que las mujeres se encuentre en desventaja social respecto al varón. Fruto de este trabajo se cuenta con amplia data de hechos que configuran violencia de género contra la mujer en diversos países. Desde aquellos cuya cultura, religión o creencias se caracteriza por ser especialmente violenta contra el sexo femenino, como la islámica, hasta el sexismo más sutil y menos frecuente delos países desarrollados, como EEUU o Europa occidental. Inicialmente la reivindicación de la mujer como sujeto merecedor de todos los derechos humanos y civiles, nació de las ideas reivindicativas de la Ilustración luego de la Revolución Francesa en el siglo XVIII, aunque fracasó en su instauración en la era napoleónica. Más tarde se consolidó gracias los movimientos políticos feministas en favor de los derechos civiles en EEUU en el siglo XX. Uno de los avances más significativos fue el logro del sufragio femenino, respondiendo al cada vez más cambiante orden social, que da prioridad a la voluntad del individuo y ya no considera a la familia como un ente unitario donde solamente el jefe de familia (el varón) era al que le correspondía emitir su voto político. El otro gran avance que trastocó para siempre los roles de género en el mismo siglo fue la industrialización y comercialización libre de los anticonceptivos modernos, con los cuales ahora las mujeres podían tener un control mucho mayor sobre su maternidad, y con esto poder elegir caminos tradicionalmente masculinos, como el tener una carrera profesional. La violencia del varón contra la mujer también es un tema muy tratado a nivel gubernamental y no gubernamental. Las estadísticas demuestran que en una relación de pareja son las mujeres usualmente las víctimas mortales de alguna riña sentimental motivada por los celos o el sentido de posesión enfermizo. Estas muertes, que se consideran motivadas por la misoginia (odio a la mujer por serlo), han sido denominadas “feminicidios”. En varias legislaciones del mundo (entre ellas la peruana) se ha tipificado el feminicidio como un agravante del homicidio, por lo el homicidio de una mujer por parte de un varón con quien ha sostenido una relación

33


sentimental tiene una mayor pena que si la figura fuera a la inversa. En el caso del acoso sexual callejero, existen países, como Japón, la India o México, cuyas políticas para combatir el fenómeno han incluido la separación de buses o vagones de transporte público en razón de sexo, según dicen para evitar frotamientos o tocamientos indebidos de los varones a las mujeres. Esta medida también ha recibido numerosas críticas por perpetuar la imagen del varón como potencial acosador y por ser una medida “facilista” que encubre la falta de acción para combatir el acoso sexual a través de la educación. Según los datos que ha recopilado en su edición del 2009 la revista noteamericana especializada en los derechos de la mujer, Ms. Magazine, los cursos y programas de educa-

34

ción superior especializados en reivindicar los derechos de la mujer pueden ser encontrados en más de 40 países, incluido el Perú. Sólo en EEUU existen más de 900 programas sobe Estudios de Mujeres en las instituciones de educación superior, más de 10 mil cursos y más alumnos matriculados que en cualquier otro campo interdisciplinario. Se imparte diversas asignaturas enfocadas en el casi exclusivamente en la reivindicación de la mujer en diversos campos, entre las que se encuentran “Women Studies”, “Women’s Global Health”, “Women’s and Gender Studies”, “The African American Woman”, “Women of Color: Cross-Cultural Perspective”, “ Representing Women and Gender in Literature, Art and Popular Cultures “, “Women and the American Experience”, “Contemporary Feminist Theories”, “Women in Modern History”, “Women Writers “, “Global Feminism”, entre muchas otras.


LA SITUACIÓN DE LOS VARONES EN EL PROBLEMA Prácticamente todas las campañas contra el acoso sexual callejero en el mundo llevan un enfoque de género. Es decir, buscan la solución al problema a través de cuestionar los comportamientos sociales de hombres y mujeres. La teoría enfocada en el género cuestiona lo que se conoce como “masculinidad tóxica”, o el imperativo social con el que se educa a los varones para ser considerados como tales. Se dice que se basa en dos tipos de autoconcepto: el conseguir ser considerado importante por alguna acción en concreto, o para compensar esta carencia, el ejercer la violencia contra los considerados más “débiles” y en presumir el poder que se obtiene. Así lo describe Humberto Abarca, director de Asuntos Estudiantiles de la universidad de Chile: • Ya soy importante. Aquí, el sujeto se lee a sí mismo como afortunado de haber nacido del lado adecuado, saboreando las posibilidades y privilegios que se le reservan. (Abarca Paniagua, H. 1999)

otras disciplinas que cuestionarían, por ejemplo, el concepto de género como una construcción puramente social. De la misma manera, es reticente a disociar el comportamiento agresivo de la masculinidad hegemónica, y se invisibiliza otros factores, que pueden ser biológicos, de clase social, de edad, etc. por lo que se termina reforzando un estigma en base a sexo que afecta a todos los hombres al verlos siempre primero como posibles victimarios que como posibles víctimas. Debido a esto, el presente proyecto no se ha basado en lo que comúnmenete se conoce como “perspectiva de género” vinculada a los llamados “estudios de género” que defienden la ya explorada Teoría de Género, por los motivos ya expuestos: limitaciones en su explicación del fenómenos de los típicos comportamientos sociales de los sexos. Sin embargo, dado que este estudio tiene un público objetivo mayoritariamente femenino, refiero a una perspectiva de género más como recurso técnico que como principio disciplinar.

• Debo ser importante. Esto es, el varón asume que debe actualizar permanentemente su derecho a ocupar un lugar en el universo masculino (Vicent-Marqués, en Valdés y Olavarría: 1997). Suele ser considerada el tipo de masculinidad hegemónica en la sociedad. Esto explicaría que violencias como el acoso sexual callejero se deban a este sexismo educativo, es decir, a la masculinidad tradicional, que resultaría siempre “tóxica”, ya que si no está al acecho de ejercer violencia contra las mujeres, entonces está buscando protegerlas como entes indefensos, y cualquiera de sus dos formas serían una forma de conseguir el título de “hombre”. Es por ello que quienes defienden la Teoría de Género suelen terminar catalogándo a los hombres como “la clase opresora” y a las mujeres en las mismas circunstancias como “la clase víctima” (se dice que estas son educadas para ser sumisas y complacientes). Si bien este enfoque encuentra sustento en las estadísticas que muestran que son las mujeres jóvenes las mayores víctimas de acoso de parte de varones, no termina de explicar por qué el fenómeno se da más en tre determinadas clases sociales que otras, o afecta más a mujeres de cierta edad que a otras. Al estar tan difundida esta perspectiva y también avalada por académicos de las ciencias sociales, suele mantenerse como una teoría que por lo general rechaza nutrirse de

35


3.3.

Estadísticas del Acoso en el Perú A

partando la explicación sociológica-ideológica del origen histórico de los estereotipos de género, tenemos un modelo válido de la dinámica de relaciones que se dan en el presente en la cultura occidental. Específicamente para la sociedad limeña se han llevado estudios que diseccionan el fenómeno social del acoso sexual en espacios públicos identificando diferentes comportamientos según sectores demográficos. Según los resultados de la Encuesta de Acoso del IOP (Diciembre 2013), el acoso sexual callejero afecta principalmente a las mujeres en el rango de edad entre los 18 a 29 años y de éstas, las que pertenecen al estatus socieconómico A-B, principalmente de ocupación estudiantes y de zonas urbanas (ver cuadros). Los acosos suelen comenzar alrededor de los nueve años, y se extiende durante todo el período de fertilidad de la mujer, aunque es más frecuente en la adolescencia y juventud. Los acercamientos sexuales invasivos de desconocidos hacen que muchas mujeres no gocen de la libertad del espacio público de la misma manera que los varones. Muchas optan por evitar ciertas zonas, no salir a avanzadas horas de la noche, no salir solas a la calle o llevar instrumentos que podrían utilizar como armas para defenderse.

36


Frecuencia de eventos de acoso sexual callejero en la calle o en el transporte público en Lima Metropolitana y Callao según el sexo.

“En los último seis meses, ¿le ocurrió alguno de los siguientes eventos en la calle o el transporte público, con personas desconocidas del sexo opuesto? *Porcentaje de entrevistados a los que sí les ocurrió.

Encuesta del Instituto de Opinión Pública (2013), PUCP.

37


Porcentajes de mujeres entrevistadas a las que “sí les ocurrió”. Por ámbito de residencia.

Encuesta del Instituto de Opinión Pública (IOP), PUCP.

38


En los últimos seis meses, ¿le ocurrió alguno de los siguientes eventos en la calle o en el transporte público, con personas desconocidas del sexo opuesto? Porcentajes de entrevistadas a las que “sí les ocurrió” - Mujeres por grupos de edad.

39


Indicador de la ocurrencia de eventos de acoso sexual callejero en mujeres de Lima Metropolitana según el grupo de edad

Encuesta del Instituto de Opinión Pública (IOP), PUCP.

Porcentaje de mujeres que fueron víctimas de un acto de acoso sexual callejero en los últimos seis meses según la ocupación principal - Interior urbano y Lima

Encuesta del Instituto de Opinión Pública (IOP), PUCP.

40


El perfil de la principal víctima de acoso es ser mujer, de 18 a 29 años, de ocupación estudiante y de entorno urbano.

41


Frecuencia de eventos de acoso sexual callejero en mujeres de Lima Metropolitana por Nivel Socioeconómico

Encuesta del Instituto de Opinión Pública (IOP), PUCP.

Así, tenemos a Falú que dice: “El temor de las mujeres a transitar libremente por la ciudad produce una suerte de “extrañamiento” respecto del espacio en que circulan, al uso y disfrute del mismo. En tales circunstancias, algunas mujeres desarrollan estrategias individuales o colectivas que les permiten superar los obstáculos para usar las ciudades y participar de la vida social, laboral o política. En otros casos, simplemente se produce un proceso de retraimiento del espacio público, el cual se vive como amenazante, llegando incluso hasta el abandono del mismo, con el consiguiente empobrecimiento personal y social” (Falú, 2009, p. 23).

42

Según la Encuesta de Victimización 2012, sobre la percepción de la inseguridad ciudadana, se encontró que las mujeres se sienten un poco más inseguras que los varones con respecto a la vía pública, con casi cinco puntos porcentuales de diferencia. Aunque es de destacar que con respecto a la seguridad en los hogares, la evaluación hacia el personal de Serenazgo y la Policía, son las mujeres las que se sienten ligeramente más seguras que los varones.


Fuente: En cuesta de Victimizaci贸n en Lima Metropolitana 2012

43


Efectivamente, como se ven en el cuadro estadístico de la En cuesta de Victimización en Lima Metropolitana 2012, son las mujeres el grupo genérico que más amenazado se siente en las calles de la ciudad. Aunque la diferencia con respecto a los hombres no llega a cinco puntos porcentuales.

En las encuestas llevadas a cabo por el Instituto de Opinión pública de la PUCP, se obseva que son las mujeres las que más manifiestan haber sido víctimas de acercamientos intimidantes e invasivos de parte de varones desconocidos en la vía pública.

Aún con esta salvedad, es innegable que son las mujeres el grupo humano que menos seguro se siente en las calles. Los científicos sociales, como se ha visto, suelen atribuirlo al machismo en la sociedad que pretende mantener a las mujeres fuera del espacio público y para ello se valdría de diferentes mecanismos de violencia. Sin embago, sería recomendable tomar en cuenta factores evolutivos y biológicos que condicionan las respuestas en hombres y mujeres ante las agresiones sexuales de maneras difentes.

Se observa, además, que son los silbidos el tipo de acoso sexual más frecuente en las calles. Y son las mujeres el grupo humano que más reporta este tipo de acoso del sexo opuesto, con una dizferencia de más del 20% con respecto a los varones. La proporción diferencial se va estrechando en los reportes de otros tipos de acoso, revelando que si bien los varones son menos acosados que las mujeres, la cantidad de acoso contra ellos tampoco es insignificante, y solamente tratando de acosos provenientes de otras mujeres, ya que el cuadro no recoge los reportes de acosos provenientes de personas del mismo sexo.

Según la misma Encuesta de Victimización, esta sensación de las mujeres de inseguridad en la vía pública se agudiza al máximo en las horas de la noche y en zonas oscuras o descampadas.

Es necesario tener en cuenta que estos cuadros solamente registran el testimonio de quienes se han sentido víctimas de acoso, más no testimonios de quienes han hecho gestos o comentarios que pudieron resultar incómodos a terceros.

Seguridad en Lima Metropolitana según sexo “¿Qué tan segura o insegura se siente una persona en la calle a cualquier hora del día, en la noche, por zonas oscuras o descampadas?”

Hombre

100%

Mujer

80% 60% 40% 20% 0% Muy seguro/seguro A cualquier hora del día

Muy seguro/seguro En la noche

Muy seguro/seguro Por zonas oscuras o descampados

Encuesta del Instituto de Opinión Pública (2013), PUCP.

44


Se podría interpretar como que es porcentaje recogido da cuenta de gestos que han sido intencionalmente invasivos, pero no se descartan los casos en que la persona afectada pueda haber malinterpretado un gesto o que haya podido ocurrir algún incidente por el choque cultural de personas que tienen diferente código social para dirigirse a desconocidos. Que el fenómeno se dé con mayor frecuencia contra mujeres puede tener una explicación antropológica. Según el estudio de Pérez-Bernardes (2013) existe un mayor sentido de selectividad sexual de las mujeres hacia los hombres que en sentido inverso debido al costo reproductivo que implica para la primera al apareamiento (embarazo). Ello podría explicar el que las mujeres tiendan a rechazar los avances sexuales masculinos en mucha mayor proporción que los segundos, a quienes el costo vital del apareamiento les resulta ínfimo. El instinto cazador del varón y autoprotector de la mujer es un patrón que se repite en todo el mundo y por ello las civilizaciones tienden a controlar socialmente los avances de éste último. Es por ello que romper el pacto tácito de no abordar mujeres desconocidas, genera un gran malestar. A esto le sumamos que en ciudades la postura a la defensiva también podría deberse a la constante y ya larga experiencia de las mujeres siendo víctimas de manifestaciones sexuales no deseadas en espacios públicos en Lima las hace especialmente sensibles a cualquier tipo de acercamiento de parte de un varón desconocido en los mismos espacios, lo que hace que permanezcan a la defensiva ante cualquier gesto inesperado de parte de los mismos. Es así como sientan un gesto sexual no deseado no como un hecho anecdótico o aislado, sino como un ataque constante y sistemático. De allí proviene el concepto de “acoso” para denominarlo. En los varones, quienes también son ocasionalmente víctimas de alguna forma de acercamiento sexual indeseado, éste se suele hacer más tolerable debido a su menor frecuencia, o al instinto sexual de búsqueda de experiencias sexuales y disminuido sentido de la autoprotección en este campo. Por ello es menos común que perciban este tipo de experiencia como “acoso”. Aún así, se debe tratar los casos individuales dándoles la misma importancia, le ocurran a hombres o a mujeres.

45


3.4.

Después del acoso REACCIONES USUALES

E

n el Perú, una de las reacciones más comunes ante el acoso sexual callejero es el ignorar al acosador. Es además una práctica que ha sido aconsejada por la misma población y se basa en la creencia de que la finalidad del acoso es captar la atención de la víctima, por lo que ignorarlo haría que se dé cuenta de que no la pueden conseguir por ese medio y dejaría de acosar (Vallejo Rivera, E., Rivarola, M.P. 2013).

46

vista como “loca” o “escandalosa” por los presentes, quienes suelen no entender la molestia de la persona acosada por palabra sin una clara connotación sexual. (Hagerty, T. 2013)

Sin embargo, el ignorarlos no haría más que reforzar la conducta del acoso, ya que el acosador recibe el mensaje de que a las víctimas no les molesta y por ello continúa. Aun así, esta reacción es completamente válida si es que a la persona receptora del gesto no le ha molestado, no cree que merezca su tiempo o también porque prefiera ahorrarse problemas.

Sin embargo, siempre que sea posible, la mejor reacción es la respuesta ante cualquier gesto recibido que produzca incomodidad o rechazo. Usualmente ante comentarios que pretenden ser halagadores pero que no sean bienvenidos como “linda” o “preciosa”, se debe reaccionar con asertividad. Mostrar al sujeto que los emitió que sus comentarios no caen bien, que no son halagadores y que no hay una relación de proximidad, familiaridad o confianza que permita usarlos. Muchas veces se consigue que el emisor lo entienda y se disculpe con la víctima.

Otra de las razones por las que las víctimas no reaccionan ante un acoso puede ser el miedo a lo que el acosador pueda llegar a hacerles físicamente, lo cual es un peligro real, así que si la víctima presiente que algo así podría suceder, lo aconsejable es no exponerse y alejarse de la amenaza. Otro de los motivos para no reaccionar es el temor de ser

En caso persista la acción que la persona afectada considera una falta de respeto, se puede proceder a grabar el episodio con la cámara de un celular. Hay que resaltar el aprovechamiento de la tecnología que ahora permite registrar hechos que en el pasado eran muy difíciles de probar. De tratarse de personal de una empresa o una constructora, se pueda for-


mular un reclamo a la misma empresa y con ello conseguir una amonestación para el acosador. De no pertenecer a una empresa, siempre se puede emplear el video para hacer una denuncia pública en redes sociales y si la víctima se siente demasiado afecta, una querella judicial por injuria (artículo 130 del Código Penal). En los casos en que los acosos verbales sean mucho más agresivos o injuriantes se recomienda tratar de guardar la calma y pasar de frente a grabar al acosador, de ser posible recabar los datos de testigos que hayan presenciado el hecho, como medios probatorios para conseguir sanciones administrativas y penales a través de la ley contra la injuria. El mismo procedimiento se emplea para casos más graves como tocamientos indebidos, exhibicionismo, seguimiento, etc. De ser posible, pedir la ayuda de algún efectivo policial o serenazgo que se encuentre cerca.

47


DOBLE VICTIMIZACIÓN

C

uando una víctima de acoso sexual callejero acude a una instancia para denunciar o solicitar ayuda.suele estar en un estado emocionalmente sensible por el incidente recién ocurido. Y no es poco frecuente que que el personal de, por ejemplo, una comisaría, no la reciba o trate de culpabilizarla de ocurrido, consiguiendo así, que la víctima se sienta doblemente agredida. Torreblanca Gonzales explica que “cuando la persona que ya viene dañada vuelve a ser victimizada mediante la incomprensión o la incredulidad de las personas o instituciones a las que acude para ser ayudada”. (Torreblanca Gonzáles, L. 2011)

Esta doble victimización (también llamada victimización secundaria) se diferencia de la victimización primaria porque ésta última se da por el hecho de haber padecido directamente el delito y la perduración en el tiempo de los efectos físicos y morales como consecuencia. (Bautista Velásquez, W. Velásquez Quesquén, G). Se ha identificado muchas causas para esta doble victimización, producto y causa de que las víctimas de acoso sexual callejero no concreten denuncias policiales.

48

MINIMIZACIÓN DE LA GRAVEDAD DEL PROBLEMA Aunque el fenómeno del acoso sexual en espacios públicos ha acompañado a la civilización desde los inicios, es hasta hace pocos años que recién se le ha señalado como un fenómeno en sí mismo. Los individuos que menos pasan este tipo de situaciones suelen no ver la gravedad que encierra algo que para ellos no pasa de una simple coquetería. Quienes no son las principales víctimas del acoso callejero, suelen condenar conductas muy agresivas como tocamientos indebidos, pero en cuando a “piropos” les es difícil entender que una palabra que se supone es “halagadora” puede resultar invasiva o incómoda. Probablemente es por ello que cuando una víctima de acoso verbal le cuenta sobre el episodio, es muy probable que reciba la respuesta de que exagera o que debió sentirse halagada. Al respecto Elizabeth Vallejo comenta sobre los resultados de la encuesta del IOP sobre el tema: “Los entrevistados difícilmente identifican punto común entre todas estas prácticas y son vistas, más bien, como de distinta especie: en un extremo, los tocamientos son visto como actos de “gente enferma”; mientras que los silbidos o piropos pueden llegar a ser valorados como “galantería”.” (Vallejo Rivera, E., Rivarola, M.P. 2013.)


SEXISMO E INACCIÓN POLICIAL Según la encuesta de Victimización 2012, la desconfianza ciudadana hacia las autoridades que se supone deben darles protección contra la inseguridad en las calles ha ido en aumento en algunos distritos, aunque son las mujeres quienes tienen una evaluación más positiva respecto a la policía y al personal de Serenazgo que los varones. Aun así, hay testimonios que dan cuenta que hay un recelo difundido entre las mujeres al pedir ayuda a las autoridades del orden cuando se trata de agresiones sexuales, ya que aseguran haber sido también acosadas sexualmente por éstos o que sus quejas han sido desestimadas sin mayor investigación o no tomadas en serio. Asimismo, Vallejo Rivera: “En el caso de las mujeres, la presencia de personal de seguridad, público o privado, no necesariamente genera tranquilidad, pues ellos son vistos también como potenciales hostigadores callejeros, como es el caso de Maribel (26 años, San Juan de Miraflores): ‘Prefiero ir por avenidas principales y no por callecitas (…) Evito pasar por donde está la caseta de Serenazgo que son personas mayores que en vez de cuidar molestan si pasas por ahí’”. (Vallejo Rivera, E., Rivarola, M.P. 2013.) Aquí podemos volver a citar el caso del policía que en una comisaría de Chaclacayo se negó a recibir la denuncia de unas jóvenes atacadas verbal y físicamente. Atribuir la responsabilidad del ataque a las víctimas por haber estado éstas en la vía pública a altas horas de la noche, denota poca voluntad de considerar seriamente el problema del acoso. También el creer que porque se trata de mujeres éstas tienen la responsabilidad de no salirse de “su lugar”, es decir, sus hogares. Situaciones similares viven las víctimas de acoso, cuando al querer hacer la denuncia en una comisaría, los policías cuestionan su forma de vestir, aduciendo que si la víctima iba de forma “provocativa”, entonces es su culpa por inducir a que la ataquen. De la misma forma cuestionan si el lugar donde se encontraba era una zona “peligrosa”, si la hora en la que sucedió el hecho era apropiada para que “señoritas estén en la calle”, si habían bebido y otros diversos factores que no cambian la responsabilidad del acoso sexual.

49


CULPABILIZACIÓN DE LA VÍCTIMA Y PREJUICIO SEXISTA SOBRE LOS VARONES En La violencia invisible: acoso sexual callejero en Lima Metropolitana y Callao (2013) se ha podido identificar una situación recurrente que resulta perjudicial para la víctima, que es la culpabilización de ésta por lo ocurrido. Vallejo escribe “La culpabilización femenina frente a cualquier agresión sexual que pudiera sufrir está muy arraigada en las sociedades latinoamericanas, y se sostiene en el estereotipo de irresponsabilidad sexual masculina: la imagen de un hombre incapaz de controlar sus deseos sexuales.” Y añade “...en un contexto en el que se asume a los hombres como incapaces de controlarse, se espera que sean las mujeres quienes deban poner los límites.” (p.16)

Es por ello que la culpabilización de las mujeres se debe a un prejuicio sexista acerca de la sexualidad de los varones, a la que se considera siempre exacerbada e incontrolable ante el más mínimo estímulo, prejuicio contra los hombres que, finalmente, termina perjudicando a las mujeres. Este sería otro de los factores que hacen que las agraviadas por acoso sexual callejero finalmente no se decidan a encartar o denunciar a sus atacantes, ya que temen ser culpadas por lo ocurrido. Entonces es que este tipo de agresión se vuelve un mecanismo que victimiza dos veces a la víctima, una por la agresión en sí y otra porque ésta tiene que cargar con la sensación de culpa por haberlo provocado.

¿Y cuáles cree usted que son las principales causas de esas conductas? Porcentaje de respuestas múltiples.

Encuesta del Instituto de Opinión Pública (2013), PUCP.

50


TOLERANCIA SOCIAL En el caso del acoso sexual callejero, en los casos más graves, como los tocamientos indebidos, la psiquis de la agraviada entra en un lapso de estrés al cual se suma el prejuicio social acerca de su responsabilidad como ser quien “ha provocado” al acosador por la forma en que iba vestida. Esto genera que el sentimiento de culpa de la ya mellada autoestima de la víctima encuentre una justificación lógica en la sociedad que, si bien condena al agresor, también responsabiliza a la víctima por lo ocurrido. (Vallejo Rivera, E., Rivarola, M.P. 2013.) Rosa Guillén Flores (2014) también recoge la opinión de varios expertos en la materia, que tratan sobre lo que han denominado “sexismo ambivalente”. Uno de los principales efectos sociales de la violencia hacia un grupo humano determinado, es que en el intento por combatirla, se suele incurrir en una conducta paternalista y la aceptación social de ésta. Es lo que algunos expertos llaman “sexismo bene-

volente” que surge como aparente respuesta al “sexismo hostil” que se supone intenta combatir, pero que en el fondo es una expresión del poder protector-dominante tradicional, que esta vez no agrede, pero sí pretende dictar el comportamiento que debe adoptar la víctima para evitar ser atacada de nuevo. Entre las expresiones más graves del llamado “sexismo benevolente” está el aceptar que el acoso sexual callejero es una conducta condenable, pero cargando parte de culpabilidad a la víctima, a la que se le suele aconsejar no vestir de manera “provocadora” si no quiere que le falten el respeto. Esta es una forma sutil de justificar la violencia sexista, pero con el añadido de ser de más fácil asimilación psicológica por parte de las víctimas, que encuentran en el “consejero” una especie de protector que compensa su “indefensión aprendida”, complejo arrastrado de los estereotipos sexistas que establecen que las mujeres son “el sexo débil” por antonomasia y que deben ser siempre protegidas.

Modalidades de acoso sexual callejero en la calle o en el transporte público en Lima Metropolitana según porcentaje de encuestados que respondieron que sí deberían ser castigados con una multa “¿Usted considera que las personas que realizan los siguientes actos en la calle o en el transporte público, deberían ser castigadas, por ejemplo con una multa?”

Encuesta del Instituto de Opinión Pública (2013), PUCP.

51


Modalidades de acoso sexual callejero en la calle o en el transporte público en Lima Metropolitana que sí deberían ser castigados con una multa por sexo del encuestado “¿Usted considera que las personas que realizan los siguientes actos en la calle o en el transporte público, deberían ser castigadas, por ejemplo con una multa?”

Encuesta del Instituto de Opinión Pública (2013), PUCP.

Como se aprecia en las estadísticas, son los tocamientos indebidos, que incluye roces y frotamientos, aquellos en los que tanto hombres como mujeres en su gran mayoría (95%) están de acuerdo en que deberían ser sancionados, cuanto menos con una multa. Llama la atención la diferencia de opinión por género con respecto a acosos como ruidos de besos, silbidos y miradas persistentes e incómodas. Como ya se señaló anteriormente, el sancionar las miradas es algo jurídicamente imposible mientras no se determine objetivamente qué tipo de mirada es aquella que incomoda. Sin embargo, gestos como silbidos o sonidos de besos sí cabrían dentro de los llamados “delitos de injuria a través de la vía de hecho”. Aun así, un porcentaje significativamente menor de varones está de acuerdo en sancionarlos. Esto proba-

52

blemente en correspondencia con la menor proporción en que éstos suelen ser víctimas de acoso. Otros resultados llamativos son las opiniones que tiene el público acerca de aquello que provoca el acoso, justificándolo en ocasiones o echándole la culpa a la vestimenta de la víctima. Por ejemplo, el 75.3% de los peruanos piensa que las mujeres que se visten “provocativamente” están pidiendo que se les falte el respeto en la calle. Idea que nace del prejuicio sexista de que los hombres son incapaces de controlar sus instintos sexuales y que reaccionan ante cualquier estímulo. También se aprecia que se le resta importancia a actos que, sin ser tocamientos indebidos, muchas víctimas perciben como invasivos e intimidantes.


Hablando sobre situaciones que viven hombres y mujeres, ¿qué tan de acuerdo está con las siguientes afirmaciones? Porcentaje de personas encuestadas “de acuerdo” o “muy de acuerdo”.

Encuesta del Instituto de Opinión Pública (IOP), PUCP.

CAUSAS PROCESALES El Dr. Luis Torreblanca, en su artículo “El fiscal imparcial y la doble victimización”, señala qué aspectos del Nuevo Código Procesal Peruano acarrean una doble victimización hacia los denunciantes de delitos en general y delitos sexuales en especial. Se refiere al artículo 61 donde se establece que: “el Fiscal es quien conduce la Investigación Preparatoria debiendo indagar sobre las circunstancias que permitan comprobar la imputación del delito; pero además, debe indagar sobre las circunstancias que permitan eximir o atenuar la responsabilidad del imputado, es decir, según estas normas, el fiscal debe buscar los medios de prueba que acrediten que el imputado es el autor del delito que se le imputa y además, debe buscar los medios de prueba que acrediten que el imputado no es el autor del delito que se le imputa”.

pruebas fehacientes contra el presunto agresor, ve cómo su denuncia queda archivada, generando así frustración en ella y una sistemática deslegitimización del Poder Judicial en la sociedad. Este tema genera un debate que se encuentra presente entre los abogados, y si bien por su naturaleza no puede ser abarcado en la presente investigación, sus consecuencias afectan la aplicación de las normas que protegen a las víctimas de acoso y violencia sexual. Por lo que sólo se expone la existencia de este cuestionamiento para futuros debates.

Para Torreblanca, este establecimiento genera una contradicción porque hace pensar al fiscal que su función es ser “imparcial” a la hora de juzgar si hay o no indicios suficientes para formular la denuncia contra el acusado. Lo pone en una posición de “juez” del caso, cuando en realidad su única función debería ser juzgar si el caso amerita ser llevado a juicio. Entonces la víctima, al no poder mostrar suficientes

53


EL POR QUÉ DE TAN POCAS DENUNCIAS Según un informe obtenido del Ministerio Público (Fiscalía de la Nación), hubo en total 411 denuncias sobre el delito previsto en el artículo 183 del Código Penal (Actos contra el Pudor) durante el año 2014 (ver anexo 1).

En el Perú, a pesar que su jurisprudencia sí sanciona los llamados “actos contra el pudor” como tocamientos indebidos, exhibicionismo, masturbación pública, y gestos obscenos, existe aún mucho desconocimiento entre la población sobre los recursos legales que existen para denunciarlo.

Asimismo, solo en el distrito fiscal de Lima ha habido únicamente 30 denuncias por el delito de ofensas al pudor público. Lo que resulta preocupante, pues teniendo presente que, como se ha expuesto, en Lima 9 de cada 10 mujeres afirma haber sido víctima de acoso, y que la población limeña según el censo del 2007 es de 8,473 millones de habitantes, siendo las mujeres la mitad de la población, significa que 3’812,850 mujeres fueron acosadas y el número de denuncias no llega, ni siquiera, al 0.001%. Esto sin contar los casos donde han sido varones las víctimas.

Según la encuesta que llevó a cabo Guillén, entre 135 mujeres y 60 hombres (anexo 2), sólo el 11.1% de las mujeres afirma haber denunciado alguna situación de acoso sexual que experimentaron, mientras ninguno de los hombres declaró haber denunciado las que vivieron ellos.

Guillén, R. (2013) señala que en diversos estudios alrededor del mundo se evidencia el bajo porcentaje de denuncias policiales que las víctimas de acoso callejero llegan a efectuar. Este bajo porcentaje se debe, por un lado, a la dificultad de la denuncia por no existir legislaciones claras que sancionen esta práctica si es que no llegan a la invasión física; por otro lado, a la falta de consideración de parte de las autoridades encargadas de recoger las denuncias y finalmente la dificultad propia de la probanza del delito, que al ser furtivo y no dejar huellas, resulta muy difícil de probar. De un estudio estadounidense llevado a cabo por el centro de investigaciones Woodrow Wilson en EEUU sobre la inseguridad ciudadana en varios países de Latinoamérica, se concluye que gran parte de la percepción de inseguridad y poca confianza en las autoridades del orden, es que existe una gran falta de información sobre los recursos legales y políticas públicas destinados a amparar y salvaguardar la seguridad de los ciudadanos. “Desinformación sobre temas de seguridad pública y ciudadana. La ignorancia y la falta de información adecuada sobre la naturaleza y extensión de los problemas de inseguridad promueve la utilización de soluciones simples. La falta de información adecuada sobre diversos aspectos del problema impide, además, instrumentar soluciones aún en aquellos casos en los cuales existen oportunidades políticas para hacerlo”. (Varat, J. Garland, A. 2006).

54

No ha sido recién hasta el año 2012 que en el Perú se comenzó a hablar mediáticamente del tema gracias al colectivo Paremos el Acoso Sexual Callejero y el colectivo Apala. Sin embargo, si bien se ha promovido el debate social sobre el fenómeno, la información sobre las leyes existentes que sancionan el acoso callejero ha sido insuficiente. Como se ve en la página web del colectivo Paremos el Acoso Callejero (paremoselacosocallejero.com) al 9 de febrero del 2016, en ésta se informa sólo sobre uno (N° 183) de los tres artículos en el Código Penal que pueden ser utilizados a favor de las víctimas de acoso sexual callejero. Los otros dos artículos que no menciona son el 176 y el 130. Y si bien recomienda a las víctimas denunciar los incidentes, tambien desalienta el uso de la denuncia aduciendo que al ser el acoso callejero difícil de probar, en la práctica las denuncias resultaría inútiles la mayor parte de las veces. “No obstante, debido a la naturaleza del acoso sexual callejero, resulta muy difícil acreditar pruebas de haber sido víctimas de actos de este tipo, por lo cual, la vía legal puede ser muy pocas veces utilizada.” Página web del colectivo Paremos el Acoso Callejero. Esta afirmación aunque bien intencionada, es inexacta, ya que si bien las víctimas no suelen contar con pruebas contra sus agresores que puedan entregar al momento de la denuncia (debido a la naturaleza fortuita del acoso callejero), el hecho de sentarla ante las autoridades y consignar en ella datos clave como la descripción del agresor, lugar y hora del incidente, modalidad de acoso, etc. sí brinda herramientas muy útiles para, con el cruce de información de futuras denuncias sobre el mismo individuo, dar con su identidad y de ser posible, con su condena en un futuro. La difusión de información inexacta, incompleta sobre las leyes y normas que pueden ayudar a denunciar el acoso, juega un papel importante en la gran falta de denuncias, como se evidencia en la información obtenida de fuentes oficiales.


55


3.5.

Legislación Peruana Anti-acoso D

esde hace más de veinte años existen leyes en el Perú que sancionan el acoso sexual callejero. Por desgracia, no ha habido políticas para crear conciencia entre la población sobre estos recursos legales que podrían usar en su defensa. La mayor parte de gente intuye que actos muy invasivos como los tocamientos indebidos deberían estar legalmente sancionados, más no conoce exactamente cuál es la ley que los defiende de estos actos. Esta falta de conocimiento acarrea que las denuncias no progresen debido a que los denunciantes no saben exactamente qué recurso legal utlizar. Por otro lado, acciones como piropeos, silbidos o sonidos de besos no forman parte de los acosos que la gente cree que están sancionados. Su carácter menos invasivo y hasta cierto punto, aceptado socialmente, no permite imaginar que tales acciones podrían lastimar el honor e integridad moral de una persona al punto que constituya un atentado a sus derechos.

56

En el año 2015, gracias al trabajo social de colectivos contra el acoso, se consiguió que se consigne este tema en la agenda política, resultando en el mes de Marzo con la promulgación de la llamada Ley de Prevención y Sanción contra el Acoso Sexual en Espacios Públicos. Esta ley en un principio fue propuesta para hacer sentir a la población la preocupación del Estado por este tema, más no ha reemplazado ni mejorado las leyes ya existentes.


LEY DE LA PREVENCIÓN, ATENCIÓN Y SANCIÓN DEL ACOSO SEXUAL CALLEJERO EN ESPACIOS PÚBLICOS (LEY N° 30314) El 26 de Marzo del 2015 se publicó la Ley que previene y sanciona el acoso sexual en lugares públicos. Esta ley fue propuesta por la congresista Rosa Mavila y contó con el apoyo de diversas instituciones civiles comprometidas con los derechos de la mujer. El proyecto original de esta ley incluía una parte preventiva, donde se conminaba a los ministerios de Educación, Salud y de la Mujer a adoptar políticas en contra del acoso sexual. Además existía una parte punitiva que proponía la modificación del Código Penal en varios artículos. Se buscaba endurecer las penas contra los acosadores sexuales, llegando inclusive a proponer hasta doce años de cárcel. Durante el debate en el Pleno del Congreso se cuestionaron muchos de los puntos en el aspecto punitivo, como la

propuesta de sancionar miradas invasivas dado que no estipulaba parámetros objetivos con los cuales determinar qué miradas debían ser sancionadas. Este tipo de observaciones hizo que se devolviera la parte punitiva a la Comisión de Justicia del Congreso, mientras se aprobó la parte preventiva y la que establecía los elementos constitutivos para definir qué tipo de actos constituían un acoso sexual en la vía pública. Su aprobación acarreó gran repercusión mediática. Los principales medios de comunicación del país informaron por todo lo alto sobre la nueva ley que iba a defender a las víctimas de acoso sexual callejero. Aunque algunos proporcionaron grave información inexacta.

En la leyenda de la noticia online de El Comercio se lee una gran inexactitud, ya que la parte punitiva de la ley no fue aprobada, por lo que no existe por el momento, ninguna sanción de prisión de 12 años.

“El Ejecutivo publicó norma que previene y sanciona estos actos con una pena de prisión efectiva de hasta 12 años”.

57


La noticia en la página de La República también incurre en el error de mencionar los doce años de prisión efectiva.

“Con 76 votos a favor, cero en contra y dos abstenciones, el Pleno aprobó sancionar con penas de entre 3 a 12 años de prisión el acoso sexual callejero.”

Algunos medios sí proporcionaron información más exacta.

“El Ejecutivo publicó este jueves en el diario oficial El Peruano la ley para pre-venir y sancionar el acoso sexual en espacios públicos que fuera aprobado por el Congreso de la República, con el objeto de defender los derechos de las personas, en especial los derechos de las mujeres.”

58


LA CRÍTICA

Sin embargo, un medio advirtió que esta ley sería más bien perjudicial para las víctimas. En el portal web de periodismo jurídico, LaLey.pe, advirtieron sobre las posibles consecuencias negativas que tendría esta nueva norma

“Pese a las buenas intenciones, la Ley para prevenir y sancionar el acoso se-xual en espacios públicos (Ley Nº 30314) no permitirá cumplir con la finalidad de la norma. Por el contrario, generaría mayores perjuicios para las víctimas de estas conductas, quienes podrían estar condenadas a la indefensión.“

La nota señala que al menos uno de los dos elementos constitutivos que la ley indica como requisitos para que se configure un acoso sexual, el tener que haber existido rechazo expreso de la presunta víctima, sería perjudicial para esta. Esto porque en muchos casos las víctimas suelen no expresar su rechazo en el momento debido a diversos factores como

el miedo, la vergüenza o el no ser vista como “escandalosa”. La salvedad que hace la ley para no requerir el rechazo expreso no engloba estos motivos, sino aquellos en los que el silencio no dependa de la voluntad de las víctimas. Lo que acarrearía que su denuncia no sea estimada por el juez.

59


También se hizo un informe en la revista La Ley (año 1, número 10) (Yvancovich, B. 2015) donde se detalla más ampliamente diversos aspectos negativos de la ley, como por ejemplo: 1) La edad de consentimiento. La ley establece que la exigencia de rechazo expreso sólo se aplica a mayores de edad. Mientras que cualquier presunta víctima menos de 18 años queda exenta de esta exigencia a la hora de denunciar. Sin embargo, en nuestro ordenamiento jurídico, los menores de 18 y mayores de 14 años, gozan de la misma libertad sexual que un adulto. Esto fue reconocido por el Tribunal Constitucional y la Corte Suprema. Esto implica quelos jueces en materias de delitos sexuales, tratarán a los menores de edad igual que a los adultos. Por lo que no exigir rechazo explícito ante el acoso sexual a los menores de 18 y mayores de 14 sería dejarlos desprotegidos. 2) La connotación sexual. Es sabido por las víctimas usuales de acoso sexual que para que una palabra pueda resultar incómoda o intimidante, no es necesario que ésta tenga una clara connotación sexual. Es decir, no es necesario que aluda a los genitales o que evoque algún acto sexual. Palabras como “linda”, “preciosa” o inclusive un simple saludo como “hola”, dependiendo de la forma en que sean dichas pueden tener un significado muy diferente al de un halago. Muchas de las víctimas de acoso refieren sentirse intimidadas por palabras provenientes de desconocidos que, sin tener una connotación sexual, se siente como si la tuvieran. Es por ello que este requerimiento en la ley haría que todos aquellos casos dejen de calificar como “acoso sexual”. 3) Como ya se dijo, el requisito de “rechazo expreso” que estipula la ley haría que muchas denuncias por acoso sexual callejero no progresen al no contar con este elemento constitutivo. Esto entorpecería la llegada de la justicia ya que ya impedirían que las denuncias sean procesadas por las leyes penales que ya existían en el Código Penal Peruano y que han sido las utilizadas hasta ahora por quienes se decidían a denunciar acoso sexual en la vía pública. A continuación, pasamos a detallarlas.

60


REGULACIÓN EN EL CÓDIGO PENAL ACTOS CONTRA EL PUDOR Definición “El pudor público es protegido como un bien social que consiste en el concepto medio de decencia y buenas costumbres, en cuanto se refiere a cuestiones sexuales, y debe ser analizado de acuerdo con los hábitos sociales que varía según la sociedad, y aún de pueblo en pueblo, dentro de una misma sociedad completa” (Casuística de Jurisprudencia Penal).

Regulación en el Código Penal Peruano Artículo 183.- Exhibiciones y publicaciones obscenas Será reprimido con pena privativa de libertad no menor de dos ni mayor de cuatro años el que, en lugar público, realiza exhibiciones, gestos, tocamientos u otra conducta de índole obscena.

Artículo 176.- Actos contra el pudor El que sin propósito de tener acceso carnal regulado por el artículo 170, con violencia o grave amenaza, realiza sobre una persona u obliga a ésta a efectuar sobre sí misma o sobre tercero, tocamientos indebidos en sus partes íntimas o actos libidinosos contrarios al pudor, será reprimido con pena privativa de libertad no menor de tres ni mayor de cinco años.

aquella que simula una masturbación. (GALVEZ VILLEGAS, T. y DELGADO TOVAR. W p. 595)

Tocamientos indebidos Los tocamientos típicos indican la acción de tocar o palpar alguna parte del cuerpo, que realiza el agente sobre sí o sobre un tercero con el cual participa en dicha conducta. (GALVEZ VILLEGAS, T. y DELGADO TOVAR. W. p. 596)

Gestos Los gestos, son una forma de comunicación no verbal, también conocido como lenguaje corporal en la que la persona comunica pensamientos, deseos, sensaciones, etc., utilizando alguna parte del cuerpo. La expresión corporal típica es aquella que contiene un carácter sexualmente provocador, dirigido a terceros. (GALVEZ VILLEGAS, T. y DELGADO TOVAR. W. p. 596)

Exhibicionismo La exhibición jurídico-penalmente relevante será aquella acción en la que el sujeto pretenda involucrar a terceros en un contexto sexual. Aun cuando un acto propio de exhibición obscena lo constituye mostrar los genitales, no debe limitarse a la exhibición de la desnudez del cuerpo, sino a la presentación pública de actos de contenido lujurioso o lascivo, aun cuando el agente se encuentre vestido; por ejemplo, una persona que simula tener un orgasmo en plena calle, o

Otras conductas de índole obscena “Se ha entendido, mayoritariamente, que lo obsceno es lo torpe y lujurioso, que tiende a excitar los apetitos sexuales. Lo obsceno es la manifestación torpe de lo sexual que condensa la lascivia en el modo indecoroso de expresarla, o sea, la manifestación que nos choca por la manera cómo expresa la sexualidad ante las nociones que tenemos de cuáles deben ser los límites de esa expresión, como integrantes de determinada sociedad en que vivimos”. (GALVEZ VILLEGAS, T. y DELGADO TOVAR. W p. 593.)

61


INJURIA Definición “El delito de injuria constituye una forma atenuada de calumnia. El fundamento de la atenuación reside en la menor lesión del honor que tiene la manifestación del menosprecio en la que el sujeto pasivo no es tratado como un delincuente. En el delito de injuria el bien jurídico protegido es el honor de la persona; específicamente el honor en su aspecto subjetivo…” (TERREROS VILLAVICENCIO, F. 2014).

Regulación en el Código Penal Peruano Artículo 130.- Delito de injuria El que ofende o ultraja a una persona con palabras, gestos o vías de hecho, será reprimido con prestación de servicio comunitario de diez a cuarenta jornadas o con sesenta a noventa días-multa.

OTRAS LEYES PERUANAS ÚTILES PARA LAS VÍCTIMAS DE ACOSO DENUNCIA Definición Cubas Villanueva define la denuncia como “el acto de poner en conocimiento de una autoridad la comisión de un hecho delictivo, a fin que se practique la investigación pertinente” (CUBAS VILLANUEVA, Víctor. El nuevo proceso penal peruano. Teoría y práctica de su implementación, Palestra, Lima, 2009, p. 419). Conforme expone San Martin Castro, juez supremo y ex presidente del Poder Judicial, “la denuncia es el acto de transmisión de la notitia criminis cumplido por el denunciante, que éste puede realizar verbalmente bajo su firma en el acta correspondiente, o efectuar directamente por un escrito complementado por la identificación del denunciante o, en su caso, de quien lo represente” (SAN MARTIN CASTRO, Cesar. Derecho Procesal Penal, Tomo I, 2ª edición, Grijley, Lima, 2003, p. 464). San Martin Castro sostiene que “la denuncia, asimismo, no tiene que dirigirse contra una persona determinada. Ello se explica por el hecho de que uno de los primeros pasos en la investigación es, precisamente, la averiguación de la persona a quien ha de imputarse los hechos” (SAN MARTIN CASTRO, Cesar. Derecho Procesal Penal, Tomo I, 2ª edición, Grijley, Lima, 2003, p. 465).

Regulación en el Código Procesal Penal del 2004 Artículo 326: Facultad y obligación de denunciar 1. Cualquier persona tiene la facultad de denunciar los hechos delictuosos ante la autoridad respectiva, siempre y cuando el ejercicio de la acción penal para perseguirlos sea público. 2. No obstante, lo expuesto deberán formular denuncia: • Quienes están obligados a hacerlo por expreso mandato de la Ley. En especial lo están los profesionales de la salud por los delitos que conozcan en el desempeño de su actividad, así como los educadores por los delitos que hubieren tenido lugar en el centro educativo. • Los funcionarios que en el ejercicio de sus atribuciones, o por razón del cargo, tomen conocimiento de la realización de algún hecho punible.

62


ARRESTO CIUDADANO EN CASO DE FLAGRANCIA Definición Conforme lo expone Cubas Villanueva, profesor de derecho procesal penal en la UNMSM, el artículo 260 del Código Procesal Penal de 2004 “reconoce como derecho de cualquier ciudadano practicar la aprehensión de una persona sorprendida en flagrante delito, pero establece la obligación de entregar inmediatamente al arrestado y las cosas que constituyan cuerpo del delito a la Autoridad Policial. Se entiende por entrega inmediata el tiempo que demanda dirigirse a la dependencia policial más cercana o al policía que se encuentre por inmediaciones del lugar” (CUBAS VILLANUEVA, Víctor. El nuevo proceso penal peruano. Teoría y práctica de su implementación, Palestra, Lima, 2009, p. 375).

Flagrancia

Artículo 260: Arresto Ciudadano 1. En los casos previstos en el artículo anterior, toda persona podrá proceder al arresto en estado de flagrancia delictiva. 2. En este caso debe entregar inmediatamente al arrestado y las cosas que constituyan el cuerpo del delito a la Policía más cercana. Se entiende por entrega inmediata el tiempo que demanda el dirigirse a la dependencia policial más cercana o al Policía que se halle por inmediaciones del lugar. En ningún caso el arresto autoriza a encerrar o mantener privada de su libertad en un lugar público o privado hasta su entrega a la autoridad policial. La Policía redactará un acta donde se haga constar la entrega y las demás circunstancias de la intervención”.

Existe flagrancia cuando la realización del hecho punible es actual y, en esa circunstancia, el autor es descubierto, o cuando es perseguido y capturado inmediatamente de haber realizado el acto punible o cuando es sorprendido con objetos o huellas que revelen que acaba de ejecutarlo.

Artículo 259.- Flagrancia delictiva La Policía Nacional del Perú detiene, sin mandato judicial, a quien sorprenda en flagrante delito. Existe flagrancia cuando: 1. El agente es descubierto en la realización del hecho punible. 2. El agente acaba de cometer el hecho punible y es descubierto. 3. El agente ha huido y ha sido identificado durante o inmediatamente después de la perpetración del hecho punible, sea por el agraviado o por otra persona que haya presenciado el hecho, o por medio audiovisual, dispositivos o equipos con cuya tecnología se haya registrado su imagen, y es encontrado dentro de las veinticuatro (24) horas de producido el hecho punible. 4. El agente es encontrado dentro de las veinticuatro (24) horas después de la perpetración del delito con efectos o instrumentos procedentes de aquel o que hubieren sido empleados para cometerlo o con señales en sí mismo o en su vestido que indiquen su probable autoría o participación en el hecho delictuoso”.

63


Regulación en el Código Procesal Penal del 2004 Artículo 327: No obligados a denunciar 1. Nadie está obligado a formular denuncia contra su cónyuge y parientes comprendidos dentro del cuarto grado de consanguinidad o segundo de afinidad. 2. Tampoco existe esta obligación cuando el conocimiento de los hechos está amparado por el secreto profesional.

Artículo 328 Contenido y forma de la denuncia 1. Toda denuncia debe contener la identidad del denunciante, una narración detallada y veraz de los hechos, y -de ser posible- la individualización del presunto responsable. 2. La denuncia podrá formularse por cualquier medio. Si es escrita, el denunciante firmará y colocará su impresión digital. Si es verbal se sentará el acta respectiva. 3. En ambos casos, si el denunciante no puede firmar se limitará a colocar su impresión digital, dejándose constancia en el acta del impedimento.

OMISIÓN DE FUNCIONES Regulación en el Código Penal Peruano Artículo 377.- Omisión, rehusamiento o demora de actos funcionales El funcionario público que, ilegalmente, omite, rehusa o retarda algún acto de su cargo, será reprimido con pena privativa de libertad no mayor de dos años y con treinta a sesenta días-multa.

Modalidades de comisión del delito Omitir Rehusar Retardar

Caso ejemplo de omisión de funciones El día 4 de junio de 2015 se difundió la noticia sobre un caso de omisión de funciones grabado en video. Unas jóvenes (que prefirieron no identificarse) denunciaron ante la prensa el maltrato y desatención recibidos de parte de un policía (George Limaylla Rojas) en la comisaría de Chaclacayo a la que acudieron a denunciar un caso de tocamientos indebidos y violencia física.

64

El policía que se negó a tomar su denuncia las responsabilzó a ellas de lo que les sucedió por “estar en la calle a las 3 am”., hecho que fue grabado en video. En la misma grabación se escucha que ellas le piden fotografiar sus evidentes heridas y moretones en el cuerpo como evidencia para sustentar su denuncia, a lo que el policía respondió que “ellas debían tomarse las fotos a sí mismas y llevarlas debido a que él no tenía cámara”. Hasta donde se supo por la nota, las agraviadas no han recurrido a alguna defensa legal para hacer justicia tanto en el caso de su agresión física como en la omisión de funciones del policía de la comisaría. Esta es una situación que, por los testimonios que vimos, sabemos que se repite con regularidad.


OTROS CONCEPTOS IMPORTANTES DERECHO A LA INTIMIDAD Es común escuchar que quienes agreden a otras personas en la vía pública traten de evitar ser grabados aduciendo que esto “viola su intimidad”. Esto puede hacer dudar a la persona que legítimamente recoge evidencia de su agresión en video. Por lo que es necesario hacer saber que el derecho a la intimidad protege la vida íntima o familiar de las personas. El grabar a alguien transitando por la calle no es atentar contra su vida familiar o íntima, ya que es una escena perteneciente a la esfera pública, a vista de todos. La única manera de considerar esto una invasión o acoso sería que al grabarlo se le impida el libre tránsito o que se grabe partes “no públicas” de esta persona, como debajo de la falda o enfocando insistentemente alguna zona pudenda.

CRITERIO JUDICIAL La prensa como formadora de opinión pública suele buscar siempre la indignación y sensacionalismo en la manera de hacer llegar la información que proporciona. Por lo general, cuando se trata de un caso judicial sobre delitos como asesinatos, violaciones, atropellos, asaltos, las presuntas víctimas acarrean un alto grado de identificación en el público. Es por ello que si un fallo judicial no favorece a la presunta víctima, inmediatamente se culpa a la ineficiencia, mala fe o supuesta corrupción del juez. Un ejemplo reciente de esto es el caso de la actriz nacional Magaly Solier (Resolución N°05 recaída en el Expediente 11997-2014).

A fines de mayo del 2014 la actriz Magaly Solier denunció públicamente el haber sido víctima de tocamientos indebidos en un bus del Metropolitano. Su versión consistió en que un desconocido frotó su miembro contra la espalda de ella, mientras ambos viajaban parados en un bus. Su caso fue tomado por la fiscalía, que le proporcionó una defensa legal de oficio. El ciudadano sindicado como autor de la agresión, llamado Daniel Durand Tenazoa, ya tenía denuncias por hechos similares en años anteriores, hecho que fue difundido por la prensa. Debido a la existencia de medios probatorios como la declaración de Magaly, la existencia de un video que muestra instantes inmediatamente posteriores al hecho donde ella le recrimina al acusado, y la denuncia previa al mismo por el mismo delito, todo hacía presagiar un fallo favorable a la denunciante. Sin embago, la jueza encargada del caso emitió una resolución en la que sostenía que el acto denunciado no encajaba con los delitos 183 y 176, y que más bien le correspondía una querella, por lo que la fiscalía no tenía por qué intervenir. La jueza sustentó su fallo con razones apegándose a los estipulado en el código penal, pero con su propia interpretación y criterio, facultad que tienen los jueces. Tanto la denunciante como la opinión pública se sintieron defraudados, sin embargo es prerrogativa del juez aplicar su propia interpretación a las leyes.

65


LEYES ANTIACOSO EN OTRAS LEGISLACIONES EN EL MUNDO CHILE

BOLIVIA

Artículo 373 del Código Penal:

Artículo 323 del Código Penal

“Los que de cualquier modo ofendieren el pudor o las buenas costumbres con hechos de grave escándalo o trascendencia, no comprendidos expresamente en otros artículos de este Código, sufrirán la pena de reclusión menor en sus grados mínimo a medio”.

“El que en lugar público o expuesto al público realizaré actos obscenos o los hiciere ejecutar por otro, incurrirá en reclusión de tres meses a dos años”.

Actualmente existe un proyecto de ley que busca derogar el artículo anterior debido a su carácter tan poco claro y conceptos tan indefinidos como el “pudor” y “las buenas costumbres”. El Observatorio de Acoso Sexual Callejero en Chile también se encuentra elaborando otro proyecto de ley específico contra el acoso sexual callejero.

GUATEMALA Artículo 195 del Código Penal “Quien, en sitio público o abierto o expuesto al público, ejecutare o hiciere ejecutar actos obscenos, será sancionado con multa de doscientos a dos mil quetzales”.

ESPAÑA Artículo 185 del Código Penal “El que ejecutare o hiciere ejecutar a otra persona actos de exhibición obscena ante menores de edad o incapaces, será castigado con la pena de prisión de seis meses a un año o multa de doce a veinticuatro meses.”

VENEZUELA Artículo 382 del Código Penal “Todo individuo que, fuera de los casos indicados en los artículos precedentes, haya ultrajado el pudor o las buenas costumbres por actos cometidos en lugar público o expues-to a la vista del público será castigado con prisión de tres a quince meses. El que reiteradamente o con fines de lucro y para satisfacer las pasiones de otro, induzca, facilite o favorezca la prostitución o corrupción de alguna persona, será castigado con prisión de uno a seis años. Si este delito se cometiere en alguna persona menor, la pena se aplicará entre el 65 término medio y el máximo”.

BRASIL Artículo 233 del Código Penal “Práctica de acto obsceno en lugar público o abierto o ex-puesto al público: Pena – detención de 3 (tres) meses a 1 (un) año o una multa. Escrita u obsceno objeto”

66

ECUADOR Capítulo II del Código Penal Art. 505.- Se da el nombre de atentado contra el pudor a todo acto impúdico que pueda ofenderlo, sin llegar a la cópula carnal, y se ejecute en la persona de otro, sea cual fuere su sexo. Art. 506.- Todo atentado contra el pudor cometido sin violencias ni amenazas en otra persona menor de catorce años, será reprimido con prisión de uno a cinco años. La pena será de tres a seis años de reclusión menor, si el ofendido fuere menor de doce años. Art. 507.- El atentado contra el pudor, cometido con violencias o amenazas en otra persona, será reprimido con reclusión menor de tres a seis años. Se asimila al atentado con violencia el cometido en una persona que, por cualquier causa, permanente o transitoria, se halle privado de razón.

MEXICO Artículo 258 bis del Código Penal Federal “Al que con fines lascivos asedie reiteradamente a persona de cualquier sexo, valiéndose de su posición jerárquica derivada de sus relaciones laborales, docentes, domésticas o cualquiera otra que implique subordinación, se le impondrá sanción hasta de 40 días”. Pero no dice qué se prevé en caso el hostigador sea un desconocido. En el D.F. en el 2008 entró en vigor la ley llamada “Ley de Acceso a las Mujeres a una Vida libre de Violencia”, que como su nombre lo dice, se enfoca exclusivamente en mujeres, perdiendo así su objetividad. Esta ley no contempla penas para los acosadores. En su artículo 6, define Violencia Sexual como “Toda acción u omisión que amenaza, pone en riesgo o lesiona la libertad, seguridad, integridad y desarrollo psicosexual de la mujer, como miradas o palabras lascivas, hostigamiento, prácticas sexuales no voluntarias, acoso, violación, explotación sexual comercial, trata de personas para la explotación sexual o el uso denigrante de la imagen de la mujer”.


POLÍTICAS DE DIVISIÓN EN RAZÓN A GÉNERO EN EL TRANSPORTE PÚBLICO ARGENTINA Artículo 52 del Código Contravencional “Quien intimida u hostiga de modo amenazante o maltrata físicamente a otro, siempre que el hecho no constituya delito, es sancionado con uno (1) a cinco (5) días de trabajo de utilidad pública, multa de doscientos ($ 200) a un mil ($ 1.000) pesos o uno (1) a cinco (5) días de arresto. Acción dependiente de instancia privada.” Se contempla, además, agravantes en determinadas circunstancias: Artículo 53 Agravantes. En las conductas descriptas en los artículos 51 y 52 la sanción se eleva al doble: 1. Para el jefe, promotor u organizador. 2. Cuando exista previa organización. 3. Cuando la víctima es persona menor de dieciocho (18) años, mayor de setenta (70) o con necesidades especiales. 4. Cuando la contravención se cometa con el concurso de dos (2) o más personas. Han surgido proyectos de ley que proponen añadir entre los agravantes el que el hostigamiento haya tenido connotación sexual.

EEUU La legislación aquí es diferente en cada Estado. En la gran mayoría se sanciona el acoso verbal, el exhibicionismo y los tocamientos indebidos. La agrupación Stop Street Harassment elaboró una extensa recopilación de las leyes de cada estado explicando los alcances de cada una. Según su criterio, los estados que mejores leyes tienen respecto al acoso verbal son Arizona, California, Colorado, Florida, Hawaii, Iowa, Louisiana, Massachusetts, Michigan, Montana, Nevada, New Jersey, New York, North Dakota, Ohio, Oklahoma y Pennsylvania.

El acoso sexual callejero es un fenómeno que afecta a todos los grupos humanos de la sociedad. Sin embargo, su faceta de problema de género por desgracia ha llevado a la sobre-simplificación del problema y ha acarreado que se tomen medidas que suelen ser criticadas como salidas fáciles del problema o incluso, contraproducentes. Por ejemplo, en varios países, las autoridades han dispuesto que se instale la separación por género en diversos medios de transporte públicos, como buses y vagones de tren. Naciones como Japón, Egipto, México, Brasil, India, Malasia, Indonesia y Jerusalén han instaurado la separación del transporte público en razón a sexo para frenar los casos de acoso. Sin embargo, en varios casos se ha visto que en lugar de aliviar la situación, ésta se ha visto agravada. Por ejemplo, en México luego de la toma de la medida, las denuncias por acoso aumentaron en 14%, esto porque muchos acosadores varones aprovechaban el tumulto formado solamente por mujeres en los llamados “buses rosa” para realizar tocamientos indebidos en ellas. También se ha creado la idea entre los usuarios que las mujeres que decidan no tomar las unidades exclusivas para uso femenino, están buscando que las acosen en los buses mixtos. En el Perú, a raíz del caso de acoso sexual en un bus del Metropolitano, sucedido a la actriz Magaly Solier, surgió la idea de implemente la separación de buses también aquí. Esta iniciativa tuvo partidarios y detractores, pero en el debate se descartó su implementación debido a las críticas sustentadas en su contra y a que el Metropolitano no contaba con el presupuesto para este tipo de medidas.

En lo que respecta a fotografía y grabación ilegal, son Hawaii, New Hampshire, New Mexico, New York y Virginia. Sobre exhibicionismo, los estados con las mejores leyes, según SSH, son Alabama y Colorado. En Seguimiento, está Arkansas, Arizona y Washington. En cerrar el paso está California y Delaware. En seguimiento, Arkansas, Arizona, Colorado, Georgia, Kentucky, Minnesota, Maryland y Missouri. Adicionalmente en varios otros estados están penalizados los llamados “crímenes de odio” que funcionan como agravantes en situaciones de acoso sexual si éstos se basan en razón de sexo, etnia, orientación, sexual, religión, origen o discapacidad.

67


3.6.

Herramientas visuales útiles para el proyecto El video animado La animación es el proceso por el cual se da la ilusión visual de movimiento a imágenes estáticas u objetos inanimados. Existen muchos tipos de animación, que han evolucionado desde la animación clásica, con fenakitiskopio, hasta las técnicas más avanzadas que usan softwate en 3D.

HISTORIA Existe evidencia que desde la antigüedad hubo experimentos de crear la ilusión de movimiento usando imágenes estáticas. Pero el primero aparato que llevaba a cabo tal fin de manera óptima fue el “Phenakistoscopio”, creado en 1831 en Francia por Joseph Antoine Plateau. Más adelante, con la llegada del cinematógrafo, el arte de la animación se refinaría y pasaría a tener un valor añadido cuando en 1888, Emile Reyaurd empezó a proyectar ante un público películas animadas con argumento, música y efectos de sonido. Más tarde, otros pioneros del cine de la animación , también franceses, como Émile Cohl o George Méliès aportaron

68

gran cantidad de cortos animados y diversificaron las técnicas animadas. La animación como industria se comercializó con las creaciones de Walt Disney y otros estudios. Paralelamente se desarrolló la animación experimental.

TIPOS 1. Tradicional Dibujos a mano y animación cuadro a cuadro. Es la típica técnica usada de los estudios de animación como Walt Disney. Permite una gran cuota artística ya que suele tener el sello “personal” del animador a través de los dibujos y diseño de personajes. Suele tener menos presupuesto de producción, aunque también exige bastante más tiempo y trabajo minucioso. 2. Stop Motion Consiste en crear un movimiento de objetos estáticos o dibujos fotografiados por el animador. Las fotos se graban de manera sucesiva a modo de que se cree la ilusión e movimiento. Son usuales las animaciones stop motion con obje-


tos de plastilina, que representan personajes y escenarios. Se suele aplicar un proceso de post-producción a través de un software especializado. 3. Animación Digital 2D Sigue los mismos principios que la animación tradicional, con la diferencia de que el trabajo se ve mucho más agilizado gracias a la tecnología de la computación y el software especial para animar, como Flash, Toon Boom, Afet Effects, etc. Ahora existe la opción de crear interpolaciones de movimiento para animaciones sencillas que en otros tiempos hubieran requerido un trabajo de dibujo a mano alzada cuadro a cuadro

Stop Motion . “Wallace and Gromit”

4. Animación tipográfica También conocida como “motion graphics”. Consiste principalmente en cortos que se valen de “texto en movimiento” para expresar una idea en particular, la combianciónd e texto y animación le permite dar énfasis a ideas concretas, darle un carácter visual particular al texto y combinarlo con personajes u objetos. 5. Animación 3D Nació en los años 90 gracias al software que lo permitía. Consiste en darles la sensación de movimiento a figuras modeladas en volumen a través del software. Permite utilizar rápidamente una gran variedad de texturas, volúmenes y escenarios. Tiene como principal ventaja el permitir que la animación adopte un aspecto muy realista, y también la rapidez con la que los movimientos son conseguidos una vez modelados los personajes y demás objetos.

Animación 2D Digital “Caveman”

Stopmotion “Care to Click Infographic Animation”

Animación 2D tradicional. Arriba: “The Bear and The Hare”. Abajo: “Kronk’s new Groove”

Stopmotion “The Chase”

69


LA ANIMACIÓN COMO HERRAMIENTA EDUCATIVA Como herramienta educativa, su utilidad ha quedado ampliamente demostrada gracias al estudio “Animation as an Aid to Multimedia Learning” de Richard E. Mayer y Roxana Moreno publicado en la revista Educational Psychology Review, (2002). En él se demostraba la utilidad de la animación estudiantes de educación superior para memorizar, atender, almacenar y recuperar información adquirida. (Viñas, M. 2012). Su conclusión es que la animación mejora el aprendizaje en el aula siempre que vaya acompañada de una narrativa informal y que narración y animación se presenten de forma simultánea.

da, se podría tratar de uno propagandístico, informativo, publicitario, educativo, ornamental o híbrido. Además de la forma en que es presentado, si se trata de un corto, mediometraje, largometraje, serie de capítulos de 30 minutos o una serie de “cápsulas” animadas de unos 30 segundos que guardan relación entre sí. (Esquivel, C. 2010).

Esta conclusión también se puede aplicar al ambiente pedagógico infantil. En la era de los nativos digitales, los jóvenes y en especial los niños, están más inmersos en un mundo audiovisual con el qu tienen mayor contacto desde más temprano en sus vidas, por lo que les es más fácil entenderlo que un adulto de mediana edad. Sin embargo, así como el lenguaje, también se puede aprender a leer adecuadamente un mensaje visual ya que su significado para cada quien depende en gran parte de la experiencia, cultura, contexto y memoria (Rojas Lozada, R. 2014)

Segundo nivel: El niño sólo imita lo que ve en la pantalla sin cuestionar el contenido ni los personajes. Aún no distingue la realidad de la ficción.

Aparte de estos factores, en niños pequeños también interviene el desarrollo cognoscitivo que va a permitir aprehender la mayor cantidad de información de lo que visualizan y de forma adecuada. La decodificación e interiorización de la imagen también depende del discurso con el que fue crea-

70

Los diferentes niveles cognoscitivos se dividen en cinco: Primer nivel: El niño es un simple espectador, no hay interacción con lo que ve en la pantalla.

Tercer nivel: El niño inicia un proceso crítico sobre lo que ve, lo compara con su experiencia y con lo que ya conoce. En este nivel se inicia la decodificación de la imagen. El niño filtra la información que recibe, se queda con lo que reconoce y deshecha lo que no le es necesario. Si ha sido ayudado con una pre-conceptualización, captará mejor el mensaje del video. Cuarto nivel: El niño puede codificar completamente lo que ve. Elige lo que reconoce como relevante, lo cuestiona y actúa conforme a lo que considera correcto.


La infografía La infografía es una herramienta gráfica que, usando imágenes sintéticas y texto, explica de forma rápida, clara y concisa datos complejos. Las primeras infografías que existieron fueron los gráficos de barras que explicaban estadísticas. Con el tiempo, este sistema se ha ido diversificando y evolucionando hasta llegar a formas mucho más ágiles y orgánicas que los clásicos gráficos de barras. Richard Curtis, el fundador y ex-director visual del diario estadounidense USA Today, afirmó que los lectores de un diario siempre leen primero los gráficos (infografías) y a veces, es lo único que leen. Esta herramienta es especialmente útil para el presente proyecto, ya que las leyes suelen utlizar conceptos técnicos que suelen ser objeto de desconocimiento para quienes no tienen formación en Derecho, más aún si son jóvenes o menores de edad.

Fuente: pictoline.com

Esto ha quedado demostrado en el proyecto Pictoline, una página de Facebook que constantemente publica inforgrafías con una estética juvenil y colorida, explicando diversos hechos de interés público, como investigaciones científicas, sociales e inclusive acontencimientos políticos. El proyectoPictoline, que fue lanzado en el 2015, ha tenido gran éxito y a Febrero de 2016 cuenta con más de 465 mil seguidores que constantemente siguen, comentany discuten cada nueva infografía publicada en su página. Cabe reslatar que las infografías de Pictoline luego fueron adaptadas al formato de video en gif, y son también constantemente publicadas en su página, con gran éxito.

Fuente: pictoline.com

71


Antecedentes Nacionales Observatorio de Acoso Sexual Callejero (2012) Colectivo ciudadano formado el 2012 con patrocinio del a PUCP en sus inicios, y en el presente autogestionado. Tiene el fin de estudiar, concientizar e impulsar iniciativas en contra del acoso callejero. Ha tenido una difusión bastante amplia en redes sociales, en especial Facebook. Uno de sus logros más notables fue el impulso de la Ley de Prevención y Sanción contra el Acoso en Lugares Públicos, que entró en vigor en Marzo del 2015. Visible en: http://paremoselacosocallejero.com/ Colectivo APALA (2012) Agrupación de jóvenes universitarias por los derechos de las mujeres y niñas. Originalmente nació con el nombre Colectivo P.U.T.A.S. ya que comenzaron siendo las organizadoras en el Perú de la mundialmente conocida “Marcha de las Putas”, evento que busca reivindicar la libertad sexual femenina. Junto con el colectivo Paremos el Acoso Callejero fueron las pioneras en el Perú en difundir la el debate sobre acoso sexual callejero. Stritviu (2014). Corto animado contra el acoso sexual callejero. De Samantha Núñez con el auspicio de la Municipalidad de Miraflores y el Colectivo Paremos el Acoso Callejero. Video cuyo propósito es la visibilización del acoso sexual callejero así como el cuestionamiento a muchas actitudes de quienes lo presencian y no hacen nada por evitarlo y optan por ignorarlo o por culpar a la víctima. Visible en http://youtu.be/v6PtZxX9Ygc Hostigamiento sexual (2008). Pseudónimo de autor “Roenov11” Corto animado en 2D donde se explica qué es el acoso sexual en general, dónde se da (trabajo, colegio, calle, etc.) y que se puede dar de cualquier persona a cualquier persona. Visible en: http://youtu.be/RvoSTBE2epM

72

Tú no eres un espectáculo (2014) Corto ganador del primer lugar en el Concurso Mejor Spot Universitario. Imagen real, b/n. Muestra cómo se siente una chica cuando sale a la calle y es vista por los acosadores como un espectáculo y no como una persona. Convenio MIMP - PUCP “Violencia basada en género 2014-2”. Productora: Cristina Trujillo. Visible en: http://youtu.be/UdD_QZjj6gI Sílbale a tu madre (2014) Video viral que lanzó la marca de artículos deportivos Everlast. Utilizando la figura mediática de la voleibolista Natalia Málaga el video, de tono humorístico, muestra mediante actuaciones cómo se sentirían los aco-sadores si sus víctimas fueran sus propias progenitoras. Ha tenido mucha difusión nacional e internacional. Visible en: http://youtu.be/RDpaX_KhWSk Yo viajo segura en el Metropolitano (2013) Campaña de la Municipalidad de Lima que responde a las múltiples quejas de usuarias del servicio de transporte Metropolitano. Consiste en la implementación de un protocolo de respuesta ante denuncias de acoso y paneles informativos sobre cómo proceder en las estaciones. Warmi Wasi - Centro de Servicios contra la Violencia de Género. Campaña del Programa de Equidad de Género de la Municipalidad Metropolitana de Lima. Son centros que cuentan con tres áreas: legal, psicológica y social, que brindan asesoría sobre temas relacionados con violencia de género y en especial con acoso sexual callejero.


STRITVIU (2014)

73


74


Presentaci贸n de Stritviu en el Sal贸n de Actos de la Municipalidad de Miraflores. 20 de noviembre del 2014

75


ANTECEDENTE DIRECTO “Esto no se queda así” (2015) Video animado que dio origen al presente proyecto. Contó con el auspicio de la Municipalidad de Miraflores y fue presentado el 15 de abril del 2015 en el colegio estatal femnino Juana Alarco de Dammert, ubicado en Miraflores. Se le dió una extensa charla a casi doscientos estudiantes que contó con la intervención de un abogado penalista. Se terminó con una ronda de preguntas donde varias estudiantes expusieron sus dudas. Al finalizar la charla algunas se acercaron a contar personalmente algunos episodios de acoso en el pasado. Visible en: https://www.youtube.com/watch?v=uegp4QWqxzU

76


77


Know your Rights Toolkit – Street Harassment and the Law. Stop Street Harassment (2013). Autora principal: Talia Hagerty. Con: Holly Kearl, Rickelle Mason y Whitney Ripplinger. Extenso documento en PDF descargable, que recopila las leyes de cada estado de EEUU, que pueden servIr contra el acoso callejero. Además da consejos sobe como reaccionar ante el acoso.

Antecedentes Internacionales

Not Your Baby App (Canadá, 2012) Aplicación virtual creada por METRAC (Metropolitan Action Committee on Violence Against Women and Children ) de Toronto. Esta herramienta descargable desde iTunes ofrece ayuda a los usuarios para responder ante diversos tipos de acoso, entre ellos el acoso sexual callejero. También permite que los mismos usuarios envíen sus testimonies de respuesta para así poder ayudar a quienes se encuentren en la misma situación que ellos. 10 horas de Acoso Callejero en Nueva York (EEUU, 2014) Una mujer filmada con una cámara oculta, recibe más de 100 acosos callejeros en 10 horas de transitar por la vía pública en Nueva York. Video altamente viralizado en el mundo. Producción de Rob Bliss Creative. Visible en: http://youtu.be/b1XGPvbWn0A Por la Calle (Argentina, 2010) Corto donde se muestra cómo los roles de género se invierte y un chico es acosado por varias chicas en la calle. Kamikaze Producciones. Visible en: http://youtu.be/MFBYZ0H6vBY Acoso es violencia. (Chile, 2014) Corto animado en 2D auspiciado por el Observatorio de Acoso Sexual Callejero – Chile y varias otras entidades, entre ellas la ONU. Informa sobre qué cómo reconocer el acoso y qué hacer en caso ser acosada. Transporte libre de acoso. (Argentina, 2014) Serie de viñetas elaboradas por alumnos de la Universidad Kennedy en forma de stickers para autobús donde por medio del humor “sarcástico” evidencia el acoso sexual dentro del transporte público. Antichikan Stickers (Japón 2015) Se trata de stickers que se colocan en el dorso de los celulares para “marcar” a los acosadores con un sello de tinta y avergonzarlos ante el público. El acoso sexual en el metro de Tokio es una práctica muy conocida.

78


10 horas de Acoso Callejero en Nueva York (EEUU, 2014)

Acoso es violencia. (Chile, 2014)

Know your Rights Toolkit – Street Harassment and the Law. Stop Street Harassment (2013).

Transporte libre de acoso. (Argentina, 2014)

79


CapĂ­tulo 4 El Proyecto

81


A) NOMBRE DEL PROYECTO

“Mi Defensa: Información legal contra el acoso callejero” I) FUNDAMENTACIÓN

III) CONCEPTO DEL PROYECTO

El proyecto busca que las víctimas de acoso sientan que tienen el poder para defenderse a través del sistema jurídico actual. Por lo que es pertinente la utilización de la primera persona para expresarlo. La frase “Mi Defensa” se utiliza en primera persona singular, para denotar que el sujeto agraviado se ha apoderado de las armas legales para defenderse, y no depende de la buena voluntad de las autoridades, sino que es capaz de exigir sus derechos.

Se pretende que los jóvenes sientan que tienen el poder para defenderse por las vías legales en caso de acoso sexual. El saber que las agresiones que sufren son consideradas delitos o faltas por el Estado, les daría mayor seguridad para hacer respetar sus derechos y dejarían de pasar por alto estos episodios. Tampoco sentirían que su única alternativa es el ignorarlos o que sus denuncias se verán limitadas las redes sociales o el castigo a la condena social.

II) EN QUÉ CONSISTE

A diferencia de las campañas sociales que dominan el escenario de la lucha contra el acoso callejero, este proyecto también se ha tomado el enfoque de incluir al público masculino como receptor del mensaje y no como sólo el responsable de las agresiones sexuales.

El proyecto consiste en informar a través de una serie de cortos animados y de infografías, la información legal sobre el acoso callejero que existe en el Perú. Este material está destinado a exhibirse en colegios de nivel secundaria y a viralizarse por medio de una página en Facebook donde además se brindará información legal gratuita y a donde el público podrá recurrir para obtener consejería. Además se dispondrá de material gráfico de apoyo para seguir difundiendo las normas y consejos a modo de “pastillas”.

82

Estos conceptos, tanto el de empoderamiento como la inclusión del género masculino deben reflejarse en el diseño y lenguaje del proyecto, pero a su vez combinándose con la energía e irreverencia propia de la adolescencia.


83


I) ACTORES INVOLUCRADOS EN EL PROBLEMA Las víctimas. Los agresores. Las autoridades policiales.

II) FUNDAMENTACIÓN DEL PÚBLICO OBJETIVO ELEGIDO

B) PÚBLICO OBJETIVO

El proyecto, al estar principalmente dirigido a las víctimas de acoso sexual callejero, se basa en los datos de las encuestas y estadísticas existentes en el Perú sobre el fenómeno. Según estos estudios, el perfil común de las víctimas lo hacen mujeres jóvenes de 18 a 29 años, de clase socioeconómica media, de ocupación estudiantes, y habitantes de zonas principalmente urbanas, cabe señalar que las encuestas han sido llevadas a cabo exclusivamente entre un público mayor de edad, por lo que no se ha contabilizado a los menores. Sin embargo, como se ve en la data oficial del Ministerio Público, éstos últimos representan un porcentaje mayoritario de presuntas víctimas de denuncias por el delito de ofensas al pudor público (66.6%), por lo que están incluidos dentro del público objetivo de este proyecto. Auqnue al ser nuestro objetivo el comunicar conceptos legales, se ha escogido el sector de chicos mayores de 13 años de entre los menores, ya que han alcanzado la capacidad de comprender y retener conceptos abstractos más complejos.

84


III) DESCRIPCIÓN DEL PÚBLICO OBJETIVO Al ser el público objetivo bastante amplio, se ha escogido comenzar dirigiéndose al sector adulto de clase sociedonoómica B-C a través del fanpage de Facebook. Son usarios habituales de diferentes dispositivos informáticos, como PC’s, tablets, smarphones, etc. Utilizan fluidamente las herramientas de internet y suelen relacionarse entre ellos a través de redes sociales como Facebook, Twitter o Youtube. Suelen consumir cultura popular, aunque tienden a gustar más de la cultura anglosajona tanto en música, películas, series, etc. Son también bastante influenciados por corrientes de pensamiento social de países desarrollados, como EEUU u otros países de Europa. En una segunda instancia, nos hemos dirigido al sector menor de edad a través de charlas en aulas de colegios. Este secot restá conformado por adolescentes de entre los 13 y 17 años hombres y mujeres de nivel socioeconómico B-C y económicamente dependientes de sus padres. Entre sus actividades recreativas están el salir con amigos a centros comerciales, cines, restaurantes al paso, etc. Consumen bastante cultura popular en forma de música, películas, series de TV, programas de espectáculo y realities. Uno de los productos visuales que más consumen son las series de anime, que transmiten energía, fantasía y valores. Son nativos digitales y pueden pasar varias horas al día interactuando entre sí en el universo virtual, en especial a través de redes sociales como Facebook, Twitter, o Youtube, lugares de donde también se nutren de la cultura popular propia de estos medios. En un tercer lugar, nos acercaremos al sector de adultos mayores de 30 con niños pre-adolecentes. Pertencen a un secot B-C urbano. Los padres suelen preocuparse bastante por la seguridad de sus hijos, aunque tambipen suelen desconocer el detalle de las leyes que pueden defenderlos de delitos como acoso callejero. Suelen salir en familia los fines de semana para llevar a los niños a diversas atracciones de la ciudad pero tratando de no excederse en los gastos por lo que suelen escoger actividades de costo moderado.

85


C) LEVANTAMIENTO DE LA INFORMACIÓN ENTREVISTAS Karla, 29 años ¿Alguna vez has recibido por parte de extraños palabras o gestos que te hayan hecho sentir incómoda? Si, uff, uff.. un montón de veces. ¿Alguna en especial que recuerdes? La que me ha pasado más veces ha sido en los micros. Cuando tratas de bajarte el cobrador se acerca a olerte “uf, mamita, qué rico” ... antes me asustaba más, ahora soy recontra fresca y pongo el brazo y le digo “tu arrímate”. Uno cuando es adolescente por un tema de pudor, y más en una sociedad machista como la que vivimos, la mujer tiende a retraerse. ¿De todas esas situaciones, qué tantas han sido de contenido sexual, tocamientos, piropos ya más fuertes? Claro, eso me ha pasado unas cuatro veces. La primera vez que me acuerdo fue cuando tenía unos 18 años. Estaba caminando en la calle y en una esquina habia un montón de hombres de 50 para arriba. Estaba con mi polo normal y me dijeron de todo.... Me fui corriendo a mi casa que estaba a unas cinco cuadras. Llegué llorando. Fue muy explícito lo que me dijeron. ¿Qué leyes o delitos conoces que regulen el acoso callejero? De verdad que no conozco. O sea, ley como tal… O sea si yo te dijera “hay una ley que te defiende..” no. O sea, solamente por el tema de la coyuntura que hubo hace unos dos meses... por el tema de que hay personas mediáticas... salieron a denunciar estas cosas.. pero no conozco ninguna ley. ¿Tu crees que solemente los acosos con connotación sexual tienen algún tipo de protección legal para la víctima? Eso es circunstancial. No, no creo que esté regulado, no conozco la ley, pero por lo general las leyes lo circunstancial no lo penan.

86


ENTREVISTAS Rosa, 25 años ¿Alguna vez has sufrido un acto de acoso? Yo creo que la sociedad en la que estamos toda mujer ha recibido alguna vez en su vida ha sufrido alguna situación incómoda de acoso sexual. ¿Cómo sueles reaccionar? Yo soy una persona muy tímida, entonces a mi sí me cuesta hacer escándalo en situaciones de ese tipo. Entonces yo suelo retirarme o apartarme o empujar a la persona y o bajarme del carro.. Pero no suelo increparlo o levantar mi voz frente a este tipo de situaciones. ¿Qué crees que te ayudaría a poder increparle? A mi lo que me solía pasar antes de ver todo este tema de acoso callejero era que no sabía mucho hasta qué punto la ley me podía amparar o hasta qué punto era mi derecho a reclamar. Y el temor a pasar una vergüenza frente al público. ¿Sabías que desde hace más de veinte años existen normas y delitos que regulan los actos de acoso? Si, si sabía. O sea, tenía mas o menos noción, pero nunca pensé que se aplicaba. O sea, era como que tu sabes que existen porque mi mammá me decía “eso no puedes pasar”, desde chica, “eso no puede pasar porque hay una ley”. Pero yo dije, es una ley que nunca he visto que nadie la cumpla y que ningún hecho haya sido visibilizado. ¿Qué delitos denunciarías en la comisaría si sufres acoso? Tocamientos, masturbación pública... ¿Tu sabías que podías denuncar a alguien que te silba en la calle por injuria? Mmmm, no. ¿Qué tan útil sería para ti al momento de ir a la comisaría saber concretamente qué norma vas a denunciar? Creo que igual me limitaría un poco. me pasaría a un plano legal y no tengo tanta confianza en que vaya a salir airosa de todo el plano legal por todo el tema engorroso que hay. Yo siento que si voy por un tema de injuria de un silbido de una persona ¿Qué es lo que podría ganar? ¿Que tenga algúntipo de sanción? Yo lo denunciaría, sí, pero cuando sepa que hay una concientización un poquito más fuerte. Que no sea la primera que va a denunciar eso.

87


ENTREVISTAS Giuliana, 25 años ¿Alguna vez has sufrido algún tipo de acoso callejero? Si. Digamos que me digan algo en la calle. ¿Alguna de esas veces ha sido con connotación sexual? ¿Cuáles no? Porque la mayoría de las cosas que te dicen es “qué rica estás” o “qué buena”. Al final todas esas cosas tienen connotación sexual. La forma en que lo dicen, haciendo algún tipo de gesto... o el tono en que lo dicen. ¿Una vez que recuerdes en especial? Bueno, alguna chocante no recuerdo ahorita. Pero sí recuerdo que hace unas dos, tres semanas sí me dijeron algo. Recuerdo que justo estaba hablando con mi enamorado por celular y yo sí reaccioné. Eran un grupo creo de unas 4 o 5 personas, hombres. Yo paso caminando hacia mi trabajo, paso por una fábrica de ladrillos. Y siempre salen obreros, a veces en la mañana tomando su desayuno y un grupito estaba sentado justo en la esquina y uno de ellos me dijo algo así como “Hola linda, ¡qué rica estás!” Yo en ese momento dejé de hablar con mi enamorado y le increpé “¿Oye, qué te pasa, por qué tienes que decirme eso, no eres hombre? ¿Por qué me hablas así?” simplemente con decirle eso, él ya se puso así sumiso, miró hacia otro costado, sus amigos simplemente lo miraban. En los casos más graves, ¿pensaste en denunciar o has puesto una denuncia en la policía? No. Siento que no es ayuda. no se hace algo al respecto. Si se hace es como que tienes que tener a la persona ahí, el nombre. Para poder hacer la denuncia completa hacia la persona. Porque si simplemente haces la denuncia a la ligera es como algo que pasó y se quedó en el aire. ¿Sabías que hace más de veinte años existen leyes? No. (Aún sabiéndolo) la verdad siento que al final es lo mismo, como tantas otras leyes que existen y al final no se ejecutan. ¿Qué tan grave debe ser el acto de acoso para que tu decidas denunciar? Tocamientos. ¿Tu sabías que existe el delito de injuria, que regula precisamente ese tipo de silbidos, ese tipo de insultos yque puedes poner una querella por ese delito? Mmm no. ¿Sabías que existe el delito de tocamientos indebidos, que es cualquier tipo de roce con intención obscena? Creo que ese fue promulgado hace poco, ¿no?

88


Ya tiene más de veinte años. La que fue promulgada hace poco fue la ley anti-acoso. ¿Qué tan útil crees que sea que no sólo se difunda el problema, sino también los recursos legales? Si, también me parece importante que se difundan los recursos legales. Pero.. sigo sintiendo que el hecho de que se difundan y el llegar a utilizarlos es lo complicado. Porque al final por ejemplo, uno pone la denuncia sólo con lo que uno dice, no tienes evidencia. Ese es el problema cuando uno coloca una denuncia, porque la final no suele suceder nada.

89


ENTREVISTAS Branko Yvancovich V.

(Opinión de especialista)

Abogado penalista Reg. CAL N° 62731 ¿Existe una legislación en el Perú para defenderse del acoso? Actualmente hay varios tipos de acosos que están regulados en la legislación tanto penal como extra-penal. En el caso laboral, por ejemplo, tenemos el hostigamiento sexual y hay una ley específica que se encarga de regular todo lo que es los actos que atentan el pudor, la libertad sexual en el trabajo. Ahora en el campo ya penal, que es mi especialidad, hay una gama de delitos que pueden proteger lo que es la libertad sexual de una persona. Por ejemplo, en el caso del acoso callejero, que es lo que me has comentado, existe una variedad de delitos, temas de delitos contra el honor: difamación, injuria, calumnia. En casos de silbidos, de palabra soeces, están completamente regulados. Los tocamientos a una persona están regulados en el mismo código penal en “tocamientos indebidos”, “actos contra el pudor”, “actos contra el pudor de menores”, es decir, hay una gama inmensa de delitos actualmente que pueden ser utilizados para proteger a la víctima en casos de acoso sexual. ¿Cuál es su opinión sobre la Ley Anti-acoso? Bueno, esa ley de la prevención del acoso que salió hace un año, en un inicio paracía algo bastante bueno. Yo siempre fui esceptico de esa ley porque le contenido que tiene era muy poco técnico, muy poco preciso. Y lamentablemnte la fórmula final que se aprobó fue un desastre para mi, porque requería como un requisito propio del acto de acoso el rechazo expreso de la víctima. ¿Esto qué implica? Que legalmente, en todo del ámbito nacional, si la víctima no rechaza el acto, no va a ser acoso. Un claro ejemplo, una chica de 16, 17 o 18 años, qu es tocada en sus partes por cualquier persona, y que por la sorpresa, por el temor, por el miedo, va a ser condiserado un acto cualquiera, no va a ser acoso, no va a entrar dentro de la categoría de acoso. Y eso para mi es peligriosísimo. De hecho eso pasó con otro fundamento en el caso de Magaly Solier. ¿Qué pasó en ese caso? Pone una denuncia por un acto de acoso, pero era tan poco técnica esta ley, tiene tan poco fundamento técnico que la jueza en una interpretación feliz o infleiz, que puede uno estar de acuerdo o no, pero al final una interpretación judicial a mi parecer válida. ¿Qué es lo que dijo? Dado que recién se ha regulado desde tal día los actos de acoso, significa que desde ese día para atrás no se encontraba regulado por la ley penal. Ha interpretado que si recién lo está regulando, era imposible que ese acto constituya acoso. No comparto la interpretación, sé que tiene muchos defectos, pero considero que dentro de la lógica de la jueza era válida. Y ese era uno de los grandes defectos que tenía la ley de prevención del acoso callejero. ¿Qué tan útil es el delito de injuria? El delito de injuria, dentro del marco de lo que se llaman “delitos contra el honor”, en los que tenemos también la difamación, la calumnia, protege lo que es, valga la redundancia, el honor. ¿Qué es lo útil del delito de injuria en casos de acoso sexual callejero? Que es la propia víctima la que va a definir qué es lo que afecta su honor. Por ejemplo, un niño, una niña, un joven,m una jovencita, que va caminando por la calle y le dicen una palabra soez de connotación sexual o no, puede denunciar como injuria este acto porque quien va a determinar la afectación a su bien jurídico es ella misma.

90


ENTREVISTAS

¿Y si las palabras recibidas no tienen conntación sexual como “linda” o “preciosa”? Es una pregunta interesante. Se suele pensar que el contenido injuriante o difamatorio siempre debe ser vinculado a algo negativo, algo peyorativo para la víctima, pero no necesariamente es así. Antes de usar el ejemplo del acoso, una palabra como “bello” o “hermoso” a una persona que ha sufrido una desfiguración por un accidente de tránsito o que sufrió una quemadura de niño, obviamente tiene un contenido altamente injuriante. Lo mismo pasa en el caso de las palabras “linda”, “preciosa”. Quien determina la afectación del honor es la propia víctima. Ahora, usualmente, no siempre, lo común es que en los casos de acoso se lo digan gritando, se lo digan de un momento a otro, en un taxi o caminando por la calle. La forma misma en que se dice, la forma en que se está desarrollando el acto, impide siquiera considerar la posibilidad de que sea halago, porque no hay ni siquiera una aceptación del halago por parte de quien recibe la palabra, ni un vínculo de confianza o si quiera de interés de interacción social entre uno y otro. En ese caso es altamente comprobable con testigos, en casos un poco más graves, con pericias psicológicas, que hay una afectación al honor de la víctima. En su opinión, ¿qué desalienta a las víctimas a denunciar? Yo creo que hay dos motivos principales que desalientan a una persona a denunciar. La falta de recursos es un componente bastante importante. A menor cantidad de recursos, menor capacitación tienen los operadores. Y entonces tenemos casos de un policía que obviamente no es penalista, no sabe cómo redactar esa denuncia, o problemas de competencia, por ejemplo, delitos de injuria, de difamación se ven por vía privada, es decir, por querellas. Esto no es algo absolutamente malo, tiene un fundamento lógico. Una querella la interpone directamente el ofendido, porque quien determina cómo se afecta el honor es el mismo ofendido. Una palabra puede significar una afectación insoportable para alguien, pero para otro simplemente le da igual. Es decir, en este caso, por ejemplo, el fiscal no determina si se ha afectado o no tu honor. Ese es un primer motivo, la falta de capacitación de los operadores del sistema. El otro punto es la falta de conocimiento de las normas. Se asume que uno siempre está desprotegido, que está apartado de cualquier amparo legal, pero basta una investigación como la que está haciendo tu, por ejemplo, para darse cuenta que hay un abanico de posibilidades. Y me comentabas por ejemplo, que hiciste una actividad en un colegio miraflorino donde los datos que me mostraste eran sorpredentes. La gran cantidad de niños que se sometieron al control, después de ver la información, no solo estaban dispuestos a denunciar y exigir que se tome su denuncia, sino que estaban dispuestos a ayudar a otros a denunciar. Ese es un segundo punto: la falta de conocimientos de las normas que las protegen a las persona.

91


Capítulo 5 El Diseño

93


A) ANÁLISIS SEMIÓTICO DEL DISEÑO EN GENERAL

I) SINTAXIS

III) SIMBOLOGÍA

El proyecto utilizará como recursos videos animados e infografías didácticas que indiquen las rutas a seguir en caso de ser víctima de acoso sexual callejero.

Las formas goemétricas se diferenciarán entre rectilíneas y enérgicas, y redondeadas y estables. Las primeras serán utilizadas para denotar energía, aplomo, pero también rebeldía adolescente. Las segundas denotarán la calma necesaria para proceder ante un incidente de acoso, ante el cual se debe reaccionar de la forma más ecuánime sabiendo que se cuenta con leyes que defienen nuestros derechos.

El objetivo es hacer comprensible conceptos jurídicos a los jóvenes con casi nulo conocimiento en Derecho. Se expresa las leyes textualmente para darle el peso y seriedad que necesita una defensa jurídica, pero al mismo tiempo se ejemplifica su uso con la utilización de la narrativa, tanto en video como en imagen estática, donde los personajes viven situaciones de acoso y reaccionan de manera similar a las víctimas comunes de los mismos. Se sigue un desarrollo de la acción claro y directo que se enfoca en las leyes y recursos que los protagonistas pueden usar en su favor y conseguir justicia.

II) ESTÉTICA Al ser el público objetivo adolescente, se utilizarán colores enérgicos y planos, como tonalidades de cyan y rojo frío, que transmiten energía y frescura. Será equilibrada con el mayor uso del tono azul y en menor medida el rojo, para transmitir más control que alerta. En el imaginario colectivo, ambos representan también la masculinidad y la femineidad que deben conjugarse armoniosamente para tratar el problema. Se utilizará personajes estilo anime para lograr mayor identificación con el público elegido, que es gran consumidor de este tipo de material (Cohen. K, Pichihua, S. 2007)

94

IV) PRAGMATISMO El proyecto está diseñado para difundir entre los adolescentes información jurídica sobre acoso útil y aplicable en la vida cotidiana. Para ello se busca la identificación con los personajes protagonistas de los cortos y demás material gráfico, que deben pasar por situaciones similares a ellos en la vía pública. Los colores son brillantes y vivos, pero utilizados de forma que hagan preponderante la calma y el control. La gráfica deberá, primero, llamar la atención por la utilización de la estética juvenil, en segundo lugar conseguir la identificación de los jóvenes con el problema del acoso y en tercer lugar hacer comprensible la ruta que pueden seguir los jóvenes cuando se encuentran en la vida real con situaciones tan estresantes.


GrĂĄbalo, si puedes.

En un contexto estresante y dificil de manejar emocionalmente como un acoso sexual, las formas redondeadas ayudan a inspirar seguridad, estabilidad y control.

El uso de figuras geomĂŠtricas que enmarcan a los personajes le da un aspecto de comic o hitorieta, lo que refuerza el carĂĄcter narrativo de las situaciones.

95


B) DISEÑO DE COMUNICACIÓN I) FUNDAMENTACIÓN DEL DISEÑO Este proyecto tiene como público objetivo a jóvenes de entre 14 y 30 años que son constantemente acosados sexualmente en la vía pública, y que buscan justicia y castigo para sus agresores, tanto de parte del Estado como de la sociedad. La estrategia de comunicación planteada busca: Llamar la atención del P.O. Darle información simple y clara; doble función: comunica la existencia de las leyes y se le induce a informarse más sobre su utilidad a través de la fanpage donde además se resuelven otras dudas que puedan tener sobre el tema. Uso de piezas gráficas y videos cortos que expliquen rápidamente en qué situaciones se pueden usar determinadas leyes para defenderse del acoso. Al ser piezas directas, breves y atractivas, se les llama la atención para seguir indagando y obtener consejería para su caso personal. Se propone hacer partícipes del proyecto dando su testimonio, expresando sus dudas, comentarios al interactuar en las cuentas sociales.

96


II) ANÁLISIS CONCEPTUAL DEL DISEÑO

EMPODERAMIENTO. Las figuras con los brazos arriba sugieren poder, energía y fuerza. Características propias de quien sabe que tiene el control de la situación. Los colroes y las formas evocan figura masculina y femenina. El diseño es en extremo estilizado para ser fácilmente reconocibles en un logotipo.

El texto curvo sugiere movimiento y energía, propias de la juventud y adolescencia. La vista frontal recuerda a un “escudo”, símbolo propio de los superhéroes y/o de las fuerzas del orden.

Los colores son fríos pero combinados desprenden energía positiva. invocan, además, la masculinidad y femineidad.

97


III) PROPUESTA GRÁFICA (IMAGEN DE MARCA) LOGOTIPO Arte final

Area Clara

8x + 2⁄3x

7x + 1⁄4x

98


Positivo

Negativo

99


Tamaño mínimo

4.8cm

4.3cm

A un solo color

100


COLORES CORPORATIVOS

Serenidad / Masculinidad

C: 76 R: 036 M: 28 G: 137 Y: 26 B: 165 K: 07

#2489A5

Alerta / Femeneidad

C: 05 R: 210 M: 88 G: 045 Y: 50 B: 071 K: 00

#D11F14

Electronalidad / Juventud

C: 66 R: 072 M: 00 G: 171 Y: 33 B: 164 K: 00

#48ABA4

101


TIPOGRAFÍA

Fuente del nombre del proyecto. Propia y original. La fuente es gruesa, y sin serifa para facilitar su comprensión. Ha sido dibujada a mano para poderla encajar en una forma curva que le dé movimiento e impacto al logotipo.

Fuente del slogan. Impact La fuente es gruesa, y sin serifa para facilitar su comprensión. Funciona como descriptor en un arco cuya forma se acopla al acto formado por las letras dibujadas del nombre del proyecto.

102

abcdefghij klmnñopqr stuvwxyz


ABCDEFGHIJ KLMNテ前PQR STUVWXYZ

abcdefghij klmnテアopqr stuvwxyz

Fuente: Agency FB Regular

ABCDEFGHIJ KLMNテ前PQR STUVWXYZ

abcdefghij klmnテアopqr stuvwxyz

Fuente: Agency FB Bold

103


PERSONAJES

104


105


PIEZAS GRÁFICAS Infografía sobre qué hacer en caso de acoso verbal (versión web)

Infografía sobre qué hacer en caso de tocamientos indebidos (versión web)

106


Infograf铆a completa (versi贸n para imprimir)

107


Corto animado de 1:37 minutos

108


Tarjetas de presentaci贸n

109


InfografĂ­as en paraderos de bus

110


InfografĂ­as en postales

111


Vi帽etas con informaci贸n puntual

112


Mapas de comisarĂ­as por distrito

113


IV) ETAPAS Problemas El principal problema para comunicar información legal a los jóvenes es la “fama de aburrido” que tienen las leyes y el Derecho como tema debido a los términos técnicos y conceptos complejos propios del mismo. Es por ello que es necesario el uso de gráficos simples y personajes empáticos para acercar el tema a la juventud y presentarlo de forma interesante. Las infografías son una herramienta muy útil para explicar con sencillez las normas que descritas solamente en texto pueden resultar densas y aburridas. El uso de ejemplos concretos de casos de acoso en los cortos animados genera empatía con el espectador, lo que lo predispone a tratar de entender las leyes que lo pueden defender en situaciones similares.

Objetivos El objetivo principal es crear un diseño, estética y narrativa que capte rápidamente la atención de adolescentes y que transmita jovialidad pero también empatía con las víctimas de acoso sexual callejero. El diseño debe poder hacer fácilmente comprensible todos los conceptos legales que exponga, infundiendo seguridad a las víctimas y posibles víctimas y alentándoles a denunciar la próxima vez que sufran un incidente de acoso callejero.

114


Metodología El proyecto comenzará con la creación de un fanpage en Facebook donde se expondrá las leyes y su texto a modo de “meme” con los colores propios del proyecto. Además, se publicarán los cortos animados y dos infografías, una sobre qué hacer en caso de acosos verbales y otra sobre qué hacer en caso de tocamientos indebidos. Una vez ganado al menos doscientos seguidores, se procederá a la implementación en colegios. Esta consistitrá en una serie de proyecciones y charlas en varias aulas de 4to y 5to de secundaria del colegio estatal mixto Scipión E. Llona, que se encuentra en el distrito de Miraflores. Se comenzará con una encuesta a los alumnos para sondear el conocimiento que éstos tienen sobre las leyes contra el acoso. Seguidamente se les invitará a contar si es que alguna vez han pasado por una situación de acoso donde no hayan sabido cómo denunciar.

Luego se les proyectará los cortos que, con ejemplos concretos, enseñan didácticamente qué hacer en situaciones de acoso. al finalizar los cortos se procederá a una ronda de preguntas para resolver todas las dudas que los alumnos puedan tener sobre las leyes. Finalmente se tomará una encuesta más pequeña para saber qué tanto la información recibida incrementó su nivel de confianza para denunciar acoso callejero. A los alumnos se les dejará una infografía completa sobre qué hacer en casos de acoso verbal y de tocamientos indebidos, impresa en tamaño A2 para ser pegada en las paredes de sus aulas. Se continuará con la difusión de la página web a través de tarjetas personales y de las infografías a través de tarjetas postales que se repartirán en diversos centros culturales donde podrán ser tomadas gratuitamente por jóvenes.

115


Cap铆tulo 6 Implementaci贸n y resultados

117


ANÁLISIS DE RESULTADOS La aplicación del proyecto se llevó a cabo en dos campos: el área virtual, a través de una fanpage, y el área física, a través de charlas en un colegio.

FANPAGE EN FACEBOOK En mayo del 2015 se creó la fanpage llamada “Mi Defensa: Información legal contra el acoso callejero”. Se comenzó difundiéndola entre el público más próximo, el adulto joven de clase socioeconimica A-B-C, que domina el uso de dispositivos informáticos. las primeras publicaciones constaron de carteles a modo de memes que sólo contenían las leyes textuales del código penal. Se intercalaban con noticias relacionadas al acoso sexual. En esta etapa el crecimiento fue lento y hubo muy poca interacción. Más adelante, en noviembre, sucedió el punto de inflexión hacia arriba con la publicación de la infografía sobre qué hacer en casos de acosos verbales. Esta publicación fue acompañada de un nuevo logotipo, más dinámico y sintetizado. La cantidad de suscriptores se triplicó y siguió aumentando con la publicación de la segunda infografía, esta vez sobre qué hacen en caso de tocamientos indebidos. La actividad tomó fuerza y comenzaron a llegar comentarios tanto del Perú como del extranjero preguntado qué leyes podían ser útiles en sus países. También hubo usuarios que enviaron sus consultas vía mensaje prIvado para obtener asesoría sobre casos de acoso callejero que habían sufrido, uno de ellos de una usuaria venezonala y otro de una peruana. Paralelamente se continuó publicando noticias sobre temas legales que podrían ayudar a las víctimas de acoso.

118


facebook.com/MiDefensa

119


“¿Quieres saber cóno denunciar un acoso verbal?”

120


FANPAGE

PREGUNTAS “Hola quiero denunciar , esto es en México ?”

“Y si es un hombre al que lo tocan?”

“Me ha pasaba que me querían grabar algunos chicos mientras quería hacer ejercicio en la plaza, que puedo hacer?”

COMENTARIOS “Qué orgullo que al menos 1 país latinoamericano ya dió este primer paso de hacer ley contra el acoso. Espero que los demás nos sumemos pronto para erradicar esa lacra social.”

“En Mexico estamos en pañales con esto, los acosos son demasiados, ojala algun dia tomen en cuenta como su pais lo hizo. Felicidades!”

“Bien por Perú. Felicidades.”

121


“¿Quieres saber cóno denunciar tocamientos indebidos?”

122


FANPAGE

123


AL 25 DE DICIEMBRE DEL 2015 SEGUIDORES TOTALES: 400 ME GUSTA, COMENTARIOS Y CONTENIDO COMPARTIDO El pico de actividad que cuenta suscripciones, comentarios y contenido compartido, en TOTAL 76, fue el 3 de Diciembre, fecha que coincide con los primeros comentarios del público extranjero.

ALCANCE TOTAL El número de personas a las que se mostró alguna actividad de la página, como las publicaciones, publicaciones de otras personas en la página, anuncios sobre personas a las que les gusta la página, menciones y visitas, alcanzó su pico máximo el 3 de diciembre, con 3690.

124


AL 29 DE DICIEMBRE DEL 2015 FANPAGE

PUBLICACIONES QUE HAN TENIDO EL MAYOR ALCANCE INFOGRAFÍAS 6917 Personas alcanzadas

211 Me gusta, comentarios y veces que se compartió 133 Me gusta 36 En la publicación 97 En el contenido compartido 26 Comentarios 11 En la publicación 15 En el contenido compartido 52 Veces que se compartió 47 En la publicación 5 En el contenido compartido 1665 Clics en publicaciones 992 Visualizaciones de fotos 673 Otros clics

4891 124 70 27 43 23 8 15 31 28 3 1001 590 2 409

Personas alcanzadas Me gusta, comentarios y veces que se compartió Me gusta En la publicación En el contenido compartido Comentarios En la publicación En el contenido compartido Veces que se compartió En la publicación En el contenido compartido Clics en publicaciones Visualizaciones de fotos Clics en el enlace Otros clics

125


“DENUNCIA DE TOCAMIENTOS INDEBIDOS A UNA MENOR EN BUS INTERPROCINCIAL”

3299 27 7 6 1 1 1 2 2 17 11 6 254 80 174

Personas alcanzadas Reacciones, comentarios y veces que se compartió Me gusta En la publicación En el contenido compartido Me enoja En el contenido compartido Comentarios En la publicación Veces que se compartió En la publicación En el contenido compartido Clics en publicaciones Clics en el enlace Otros clics

“VIDEO ANIMADO INFORMATIVO SOBRE ALGUNOS RECURSOS LEGALES PARA DEFENDERSE DEL ACOSO ”

1507 249 29 19 5 14 10 6 4 100 34 66

126

Personas alcanzadas Reproducciones de video Me gusta, comentarios y veces que se compartió Me gusta En la publicación En el contenido compartido Veces que se compartió En la publicación En el contenido compartido Clics en publicaciones Clics para reproducir Otros clic


AL 27 DE ABRIL DEL 2016 FANPAGE

SEGUIDORES TOTALES: 1197

“BUENA MANERA DE DEFENDERSE SIN TENER QUE RECURRIR A LAS LEYES”

9266 99 72 13 59 4 1 3 6 1 5 17 17 0 1301 2 743 556

Personas alcanzadas Reacciones, comentarios y veces que se compartió Me gusta En la publicación En el contenido compartido Me encanta En la publicacion En el contenido compartido Comentarios En la publicación En el contenido compartido Veces que se compartió En la publicación En el contenido compartido Clics en publicaciones Visualizaciones de fotos Clics en el enlace Otros clics

127


CHARLAS EN EL COLEGIO SICIPIÓN LLONA DE MIRAFLORES La segunda etapa fueron las charlas presenciales a alumnos de secundaria de un colegio estatal ubicado en Miraflores. El 30 de Octubre de 2015 se envió una carta de presentación a la directora del plantel, la señora Silvia Barrera, presentandole el proyecto y solicitando la facilidad de implementarlo en aulas de 4to y 5to de secundaria. La propuesta fue aceptada en dos días y el colegio ofreció las horas de tutoría de los alumnos de turno tarde. Los días elegidos fueron el 1, 9, 14 y 15 de Diciembre del 2015. Se dio charlas a un total de cinco aulas, tres de 5to de secundaria, una de 4to de secundaria y una adicional a un aula de 2do de secundaria, la cual fue sugerida por la psicóloga del planteL, la señora Luz María Campos. Fueron un total de 65 alumnos encuestados, entre los cuales no se contó a los alumnos de 2do de secundaria al haber sido una charla que se presentó de improviso.

128


COLEGIO

DATOS DE LA IMPLEMENTACIÓN Días Elegidos: Total de alumnos encuestados: Método de sondeo: Aulas a las que se le dio las charlas:

1, 9, 14 y 15 DE DICIEMBRE DEL 2015 68 ENCUESTAS PRE Y POST IMPLEMENTACIÓN 3 DE 5to DE SECUNDARIA 1 DE 4to DE SECUNDARIA 1 DE 2do DE SECUNDARIA.

129


REGISTRO DE LA IMPLEMENTACIÓN

130


COLEGIO

131


COLEGIO

132


LAS ENCUESTAS QUE RESOLVIERON LOS Jテ天ENES

ENCUESTA DE ENTRADA

ENCUESTA DE SALIDA

DATOS DE LA ENCUESTA Total de de estudiantes de 4to y 5to grado: 180 Total de encuestados: 68 Aulas: Tres de 5to y una de 4to. Turno tarde.

133


ENCUESTA 1

ENCUESTA 1 ¿QUÉ SABES DEL ACOSO SEXUAL CALLEJERO? Sexo: Hombre / Mujer

Edad:

1.- ¿Alguna vez has sido víctima de alguno de estos actos? (Puedes marcar varias opciones) a) b) c) d) e) f) g) h)

Miradas persistentes e incómodas. Silbidos Ruidos de besos Gestos vulgares Comentarios de tipo sexual Frotamientos Exhibicionismo Tocamientos indebidos

2.- Sabes si existen leyes que castiguen “piropos” o acosos verbales. a) Sí

b) No

c) No sé

De ser afirmativa su respuesta, por favor, indica cuales:

3.- Sabes si existen leyes que castiguen los tocamientos indebidos a) Sí

b) No

c) No sé

De ser afirmativa su respuesta, por favor, indica cuales:

4.- Si te acosan o intentan acosarte o ves a alguien siendo acosado pero no hay un policía cerca, ¿qué haces? a) Prefiero dejar ir al agresor o alejarme b) Lo confronto o pido ayuda para atraparlo si no puedo solo c) Otra: 5.- Si alguien te acosa y lo quieres denunciar pero no sabes su nombre, ¿qué haces? a) b) c) d)

Denuncio el hecho aún sin saber sus datos Investigo quién es para poder denunciarlo Lo dejo pasar Otra:

6.- ¿Qué haces si un policía se niega a recibirte la denuncia en la comisaría? a) b) c) d)

134

Voy a otra comisaría. Le exijo que tome mi denuncia No insisto Otra:


RESULTADOS DE LA ENCUESTA 1 (de entrada)

70% No sabe si existen leyes que sancionen los acosos verbales 60% No sabe si existen leyes que sancionen los tocamientos indebidos 76.6% Afirma que confrontaría a su acosador

MUJERES

53.4% Afirma que denunciaría al acosador aún sin saber su nombre 90% Afirma saber dónde denunciar 76.6% Afirma que exigiría a las autoridades policiales recibir su denuncia

!

El 100% fue acosada.

57.8% No sabe si existen leyes que sancionen los acosos verbales 60.5% No sabe si existen leyes que sancionen los tocamientos indebidos 47.3% Afirma que confrontaría a su acosador

HOMBRES

42.1% Afirma que denunciaría al acosador aún sin saber su nombre 60.5% Afirma saber dónde denunciar 50% Afirma que exigiría a las autoridades policiales recibir su denuncia

!

El 94.74% fue acosado.

135


ENCUESTA 2

ENCUESTA 2 ¿DENUNCIARÍAS UN ACOSO SEXUAL CALLEJERO? Sexo: Hombre / Mujer

Edad:

1.- Ahora que has sido informado(a) sobre los diferentes recursos legales para denunciar el acoso, marca tu nivel de confianza para denunciar un episodio así, siendo 1 = No denunciaría, 10 = de todas maneras lo denunciaría. 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

2.- ¿Sientes que con esta información podrás ayudar a otras personas víctimas de acoso? a) SI

b) NO

c) NO SÉ

RESULTADOS DE LA ENCUESTA 2 (de salida)

73.6%

De los hombres tiene un nivel alto de confianza para denunciar (7-10)

26.3% De los hombres tiene un nivel medio de confianza para denunciar (5 y 6)

100%

136

86.6%

De las mujeres tiene un nivel alto de confianza para denunciar (7-10)

13.3% De las mujeres tiene un nivel medio de confianza para denunciar (5 y 6)

De los hombres y mujeres cree que podrá ayudar a otras personas con la información recibida en la charla.


CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES Conclusiones de la implementación en colegio Según los resultados de la encuesta de entrada, sólo el 30% de las mujeres sabe de la existencia de leyes que sancionen los llamados “piropos” o acosos verbales, frente al 42.2% de los varones que también lo sabe. Esta diferencia se podría deber a que las mujeres suelen considerar como acoso palabras que no necesariamente tienen connotación sexual (Encuesta IOP, 2013), por lo que verían más difícil que este tipo de prácticas sean sancionables. Sin embargo en otros aspectos cognitivos que no dependen de la subjetividad, la proporción de los porcentajes se invierte. En otras se evidencia paridad, como el que la diferencia entre hombres y mujeres que saben que existen leyes que castigan los tocamientos indebidos es estadísticamente insignificantes (0.05%). Este dato coincide con aquellos de la encuesta IOP 2013. El 76.6% de mujeres afirma que confrontaría a su agresor. Aunque no se especifica si verbal o físicamente, la marcada diferencia con el 47.3% msculino podría deberse a las mismas razones que explicarían el primer resultado: las mujeres suelen ser más sensibles a los comentarios con connotación sexual provenientes del sexo opuesto. Casi la mitad de hombres y mujeres piensan que es necesario conocer el nombre del agresor para sentar una denuncia.

Esto podría explicar en gran parte el bajo número de denuncias por este y otros delitos. En el resto de preguntas, son las mujeres las que demuestran estar más informadas sobre cuáles son las medidas más acertadas. La diferencia más resaltante se manifiesta en el conocimiento del lugar a dónde sentar denuncias. Podría deberse a que otras campañas de la violencia contra la mujer informan más a éstas sobre a dónde recurrir en caso de violación o violencia doméstica, mientras los varones no suelen recibir esta información de manera tan específica. Aunque si bien durantes las charlas no se evidenció que los alumnos supieran exactamente qué leyes son las que obligan a policías a tomarles las denuncias, sí demuestran la actitud de hacer prevalecer sus derechos con un 76.6% de mujeres y 50% de hombres que lo exigirían. Una de las características más saltantes de las charlas fue el hecho de que la mayoría de los alumnos por salón, eran varones. Esto se debe, probablemente, a que todas las aulas objeto de implementación eran de turno tarde. Si tomamos en cuenta los datos de la Encuesta de Victimización 2012, veremos que son las mujeres quienes manifiestan sentirse más inseguras en la calle por las noches, lo que podría haber hecho a la mayor parte de ellas escoger (a ellas o a sus padres) asistir al colegio en turno mañana.

137


CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES De la implementación en redes sociales

Las publicaciones propias de mayor popularidad fueron las dos infografías, con 6966 y 5049 personas alcanzadas cada una. La mayor interacción con los usuarios se alcanzó también con estas publicaciones con 50 comentarios totales y 83 compartidos entre las dos. Los mensajes privados de dos jóvenes que pedían asesoría para denunciar a sus agresores llegaron también gracias a estas publicaciones. Usuarios extranjeros comentaron y enviaron mensajes privados preguntando qué leyes de sus países podían servirles. La publicación con mayor alcance total a la fecha tuvo 9,3K y fue sobre un caso que ejemplificaba cómo defenderse de acosos cibernéticos sin necesidad de llegar a juicio. El tercer grupo de publicaciones con mayor alcance fueron aquellos sobre denuncias de acoso locales con 6,9K de personas alcanzadas en total. El cuarto grupo de publicaciones con mayor alcance fueron las viñetas que escenificaban situaciones para explicar qué leyes podían ser útiles en casos específicos. Las publicaciones en inglés están entre las que menos alcance tuvieron. Además, fueron de carácter científico.

138

De los puntos arriba expuestos, se concluye que: Las redes sociales de internet ayudan a eliminar distancias entre usuarios que necesitan cercanía y confidencialidad para hablar de temas sensibles y personales. Se recomienda abrir la posibilidad de ser contactados a través de mensajes privados prometiendo discreción. En un tema sensible como el acoso, la mayor cantidad de atención suele obtenerse apelando a las emociones del espectador. Es por ello que publicaciones sobre denuncias que describen detalladamente casos de acoso generan mayor empatía y solidaridad desde el público, lo que se refleja en su gran alcance. Se recomienda que cuando se trate de temas sobre afrentas al honor sexual siempre se genere contenido que despierte esta empatía. El público está ávido de soluciones claras y efectivas para enfrentar el acoso sexual. Eso se ha visto reflejado en el mayor alcance de las infografías, que a diferencia de publicaciones que plasmaban textualmente las leyes, son directas, didácticas y fáciles de entender. Se recomienda evitar los textos largos carentes de imágenes. El hecho de que la publicación con mayor alcance de todos haya sido una recomendación para defenderse del acoso sin tener que llegar a instancias judiciales, podría indicar que el público prefiere afrontar este tipo de incidentes de manera directa, rápida y efectiva, y sobre todo teniendo el control de la respuesta sin depender de la burocracia judicial para obtener justicia. Acercas soluciones simples y efectivas al público genera una sensación de utilidad inmediata del proyecto.


ANTES

DESPUÉS

139


DOCUMENTOS QUE ACREDITEN PERMISOS

140


141


POTENCIAL ACUERDO CON LA GERENCIA DE LA MUJER DE LA MUNICIPALIDAD METROPOLITANA DE LIMA A finales de Enero del 2016, se le envió una carta a la Municipalidad Metropolitana de Lima solicitándole un auspicio a cambio de poner su logo en los diseños de las infografías. Se les sugirió, con montajes gráficos, que fueran instalados como anuncos de paradero y stickers para buses. Luego de dos semanas, la carta fue derivada a la Gerencia de la Mujer, que se mostró muy interesada en el proyecto. Pactamos una reunión donde reiteraron su interés, pero nos comunicaron que por desgracia el proceso de la instalación de paraderos luminosos tomaría mucho tiempo ya que requería la aprobación de Protransporte, además de un presupuesto especial para ello, que debería ser aprobado de un año para otro.

142

Por el mismo motivo, un auspicio económico tampoco sería posible. Nos sugirieron que sí se podría imprimir volantes tamaño A5 con las infografía y repartirlas durante el evento de la Muniferia por el día del a mujer, que se iba a llevar a cabo el día 6 de Marzo en una plaza central. Además, se podía exhibir las infografías enun panel de dos metros de alto en la plaza. Acordamos esta implementación. Sin embargo, la aprobación del departamento de Comunicaciones de los diseño con los logos municipales no llegó a tiempo, por lo que no se pudo llevar a cabo la implementación en la actividad. Aún así, la Gerencia ha comunicado que su interés en difundir las infografías sigue en pie para un futuro cercano.


143


EVALUACIÓN DE PARES “Los personajes representan una diversidad de rasgos, eso me parece bien, más el tipo de ojos mangas, que es característico de los chicos de esta generación”. Rocío Castillo, licenciada en Arte con mención en Diseño Gráfico. “Las infografías están muy claras, yo no les cambiaría nada.” Rafael Bellido. Diseñador Gráfico en la Municipalidad Metropolitana de Lima. “Las infografías están bien prácticas porque permiten identificar rápidamente la ruta que se debe seguir para denunciar. No hay trabajos así de gráficos”. Carmen Bravo Tuesta, subjegenta de Equidad e Igualdad de Género de la Gerencia de la Mujer de la Municipalidad Metropolitana de Lima. “La campaña “Mi Defensa” es realmente muy informativa y diseñada de una forma muy fácil de entender para cualquier persona. A través de infografías, videos e información subida en su página de Facebook, nos dan explicaciones detalladas y precisas sobre qué es lo que podemos hacer si somos víctimas de él, cuales son las leyes y cómo denunciarlo.” Karyna Morales Salinas. licenciada en Diseño Gráfico. “Buena información, incluyendo el canal de denuncias que siempre es útil. Súper importante en particular tener información legal, porque muchas veces las persona no sabemos qué hacer. La infografía está muy buena. Me parece que es súper atractivo, enparticular para las jóvenes.” Mónica De Las Casas. Abogada de la GIZ en el programa COMVO Mujer.

144


145


Referencias Libros Artículos web Estudios Estadísticas

147


LIBROS BRAVO RAMOS, Juan Luis. (2000) El Video Educativo. Instituto de Ciencias de la Educación. Universidad Politécnica de Madrid. España.

MAYER, R.y MORENO, R. (2002) “Animation as an Aid to Multimedia Learning”. En Educational Psychology Review Vol 14. N°1.

CALLIRGOS, J.C. (1998). Sobre héroes y batallas: los caminos de la identidad masculina. Lima.

RHEA NEMET-NEJAT, Karen (1999). Women’s roles in ancient civilizations. Women in ancient Mesopotamia. Ed. Bella Vivante.

CUBAS VILLANUEVA, V. (2009). El nuevo proceso penal peruano. Teoría y práctica de su implementación, Palestra, Lima.

RUBIN, Gayle (1975). The Traffic in Women. En: REITER, Rayna Ed., Toward an Anthropology of Women, New York: Monthly Review Press.

ESQUIVEL OVIEDO, J. (2010) Casuística de Jurisprudencia Penal. (Ed.) Gaceta Jurídica S.A. Lima.

SAN MARTIN CASTRO, Cesar. (2003) Derecho Procesal Penal, Tomo I, 2ª edición, Grijley, Lima.

FALÚ, A. (Ed.). (2009). Mujeres en la ciudad. De violencias y derechos. Santiago de Chile: Red Mujer y Hábitat de América Latina. Ediciones SUR

STEVENS, E. (1997). Marianismo: La otra cara del machismo en Latinoamerica. En: Pescatello, A. (Ed.) Macho y hembra en Latinoamérica. México DF: Diana.

GALVEZ VILLEGAS, T. y DELGADO TOVAR. W. (2012) Derecho Penal, parte especial, Tomo II, Jurista Editores; Lima.

TERREROS VILLAVICENCIO, Felipe. (2014) Derecho Penal - Parte especial, Volu-men I, Grijley, Lima,

KEARL, H. (2010). Stop Street Harassment: Making Public Places Safe and Welcoming for Women. California: Greenwood.

MARQUÉS, J. Varón y Patriarcado. En: Masculinidad/es, Poder y Crisis; (1997.) Teresa Valdés y José Olavarría (Eds.). FLACSO-Ediciones de las Mujeres Nº 24, Santiago,

LAMAS, M. (1996) El Género, la construcción cultural de la diferencia sexual. Universidad Nacional Autónoma de México.

148


WEB ABARCA PANIAGUA, H (1999) Discontinuidades en el modelo hegemónico de masculinidad. Universidad de Chile. Disponible en: http://www.carlosmanzano.net/articulos/abarca.html BAZO REISMAN, Ana. (2015) Ley para prevenir el acoso sexual callejero sería perjudicial para las víctimas. Disponible en: http://laley.pe/not/2268/ley-para-prevenir-el-acoso-sexual-callejero-seria-perjudicial-para-las-victimas/ BONNEMAISON, José María. La importancia de la proxémica en el lenguaje corporal. Disponible en: http://lenguajecorporal.org/importancia-proxemia-lenguaje-corporal/ EL COMERCIO. Comisaría no quiso recibir denuncia de acoso sexual callejero, Publicada el 04/06/2015. Disponible en: http://elcomercio.pe/lima/ciudad/comisaria-no-quiso-recibir-denuncia-acoso-sexual-callejero-noticia-1816273 ESQUIVEL, C. Avances de la investigación: La animación como material didáctico para la educación ambiental y el desarrollo sustentable. Publicado el 30/01/2010. Disponible en https://cristabelesquivel.wordpress.com/2010/01/30/primer-ensayo-la-animacion-como-material-didactico-para-la-educacion-ambiental-y-el-desarrollo-sustentable/

MAVILA LEÓN, R. (2014) “Proyecto de Ley de Prevención, Atención y Sanción del Acoso Sexual en los Espacios Públicos y de Reforma del Código Penal”. Disponible en: http://www2.congreso.gob.pe/Sicr/TraDocEstProc/Contdoc02_2011_2. nsf/0/8cd3342f3034a74905257ceb006cef66/$FILE/PL03539020614.pdf PARIHK, S. “Psicología detrás del acoso en el hogar, la escuela y el centro laboral” (2013). Disponible en: http://www.fortishealthcare.com/blog/psychology-behind-harassment-home-school-workplace/ PNUD (2012). Estrategia de igualdad de género. Disponible en: http://www.pe.undp.org/content/dam/peru/docs/Empoderamiento/Estrategia%20de%20Igualdad%20de%20Genero%20de%20PNUD%20Peru.pdf ROSE CAVANAGH, Sarah. “Female Sexual Desire: An Evolutionary Biology Perspective”. Entrevista a Dr. Kimberly Russell. Disponible en: https://www.psychologytoday.com/blog/once-more-feeling/201306/female-sexual-desire-evolutionary-biology-perspective VIÑAS, M. (2012). La animación como ayuda en el aprendizaje multimedia. Disponible en http://www.totemguard.com/aulatotem/2012/05/la-animacion-como-ayuda-en-el-aprendizaje-multimedia/

HAGERTY, T. (2013) Know Your Rights Toolkit. Disponible en: http://www.stopstreetharassment.org/wp-content/uploads/2013/12/ SSH-KnowYourRights-StreetHarassmentandtheLaw-20131.pdf

149


ESTUDIOS Y ARTÍCULOS ESPECIALIZADOS BARON-COHEN, Simon, KNICKMEYER, Rebecca y BELMONTE, Mathew (2005). “Sex differences in the brain: Implications for explaining autism”. En: Science, Academic Research Library, 2005. Disponible en: http://www.researchgate.net/publication/7496220_Sex_differences_in_the_ brain_Implications_for_explaining_autism BAUTISTA VELÁSQUEZ, W. y VELÁSQUEZ QUESQUÉN, G. “La Víctima en el Proceso Penal Peruano”. Universidad Señor de Sipán. Disponible en: http://www.uss.edu.pe/uss/RevistasVirtuales/Egresados_Derecho/1edicion/articulos/LA_VICTIMA_EN_EL_PROCESO_PENAL_PERUANO.doc COHEN, K. PICHIHUA, S. (2007) Consumo de Anime en Lima – Perú PUCP. Disponible en https://es.scribd.com/doc/88655632/Consumo-de-anime-en-Lima-Peru DYBLE, M., SALALI, G. D.; y otros. Sex equality can explain the unique social structure of hunter-gatherer bands. Disponible en: http://www.sciencemag. org/content/348/6236/796 GUILLÉN FLORES, R. (2014) “Acoso Sexual Callejero y Sexismo Ambivalente en Jóvenes y Adultos Jóvenes de Lima”, Tesis, Pontificia Universidad Católica del Perú. Lima PEREZ BERNARDES DE MORAES, T. (2013) ¿Por qué los hombres presentan un comportamiento más agresivo que las mujeres? Por una antropología evolutiva del comportamiento agresivo. Universidad Argentina John F. Kennedy. Disponible en: http://revistas.ucm.es/index.php/NOMA/article/view/42561

150

ROJAS LOZADA, R. (2014) “La Magia de mi Casera. La mala administración de los préstamos por parte de los comerciantes minoristas del mercado “Hatun Kouri” por el desconocimiento de las relgas del Sistema Fnanciero.” Tesis . Universidad SanIgnacio de Loyola. SUVILEHTO, Juulia; GLEREAN, Enrico et als (2015). Topography of social touching depends on emotional bonds between humans. Disponible en: http://www.pnas.org/content/112/45/13811.abstract TEZANOS, Patri. Transexualidad, homosexualidad y cerebro. Disponible en: http://antroporama.net/transexualidad-homosexualidad-y-cerebro/ TORREBLANCA GONZÁLES L. (2011) “El fiscal imparcial y la doble victimización”. Segundo lugar del I Concurso de Artículos de Investigación Jurídica del Poder Judicial del Perú. ”Aciertos y desaciertos en la aplicación del nuevo Código Procesal Penal” Disponible en: http://www.pj.gob.pe/wps/wcm/connect/2c01bb004829e2038e3f9ebc1ff91669/DOC003.pdf?MOD=AJPERES&CACHEID=2c01bb004829e2038e3f9ebc1ff91669 VALLEJO RIVERA, E. y RIVAROLA MONZÓN, M. “La violencia invisible: acoso sexual callejero en Lima Metropolitana y Callao”. (2013). Cuadernos de Investigación. Pontificia Universidad Católica del Perú. Lima. Disponible en: http://textos.pucp.edu.pe/texto/Cuadernos-de-Investigacion-N-4---La-violencia-invisible-acoso-sexual-callejero-en-Lima-Metropolitan YVANCOVICH vásquez, Branko. ¿Están protegidas las víctimas de acoso callejero?. En: La Ley N° 11, Gaceta Jurídica, Lima, 2015, pp. 50-52. Disponible en http://issuu.com/samanthaandrea/docs/victimas_desprotegidas_acoso_sexual


ESTADÍSTICAS FISCALÍA DE LA NACIÓN (2014) Denuncias registradas por delitos de ofensas al pudor público, en fiscalías provinciales penales y mixtas. Disponible en: http://issuu.com/samanthaandrea/docs/denuncias_por_delito_de_ofensas_al_?workerAddress=ec2-54-173-175-36.compute-1.amazonaws.com INADI (2012). Género y discriminación, 2ª Edición, Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, Buenos Aires. Disponible en: http://inadi.gob.ar/wp-content/uploads/2012/05/Documento-Tem%C3%A1tico-GENERO-segunda-edici%C3%B3n.pdf

VARAT, J. y GARLAND, A. (2006) Latinamerican Program Special Report. Woodrow Wilson International Center for Scholars. Disponible en: http://www.wilsoncenter.org/sites/default/files/LAP_August.pdf VICTIMIZACIÓN (2012). Segunda Encuesta ciudadana de Victimización en Lima Metropolitana. Realizada por Ciudad Nuestra. Lima Disponible en: http://www.ciudadnuestra.org/facipub/upload/cont/3222/cont/files/encuesta_victimizacion_2012_cn_2.pdf

SULMONT, David (dir.) Estado de la Opinión Pública. Acoso Sexual Callejero. Boletín del Instituto de Opinión Pública, año VIIII, Pontificia Universidad Católica del Perú (2013). Disponible en: http://textos.pucp.edu.pe/pdf/2678.pdf

151


Tesis "Mi Defensa contra el acoso sexual callejero"  

"Campaña comunicativa para informar a las víctimas de Acoso Callejero en Lima Metropolitana sobre los diversos recursos legales que las ampa...

Tesis "Mi Defensa contra el acoso sexual callejero"  

"Campaña comunicativa para informar a las víctimas de Acoso Callejero en Lima Metropolitana sobre los diversos recursos legales que las ampa...

Advertisement