Page 1

Nº 1 Verano 2011

Sal Y Pimienta magazine

Yo me lo guiso, yo me lo como.

Gazpachos&Compañía Prueba los platos más refrescantes del Sur.

productos de temporada Sabrosas recetas con berenjenas, frambuesas, calamares y sardinas.

albaricoques Sorprendentes recetas con fruta.

deliciosas ensaladas Nuevas y originales recetas

Yo m e lo guiso yo m e lo com o

Además

5 vinos x menos de 5 €, fiesta del Arroz en el Delta del Ebro, La Malcontenta...


Sal y pimienta Magazine •

Días de verano 2


Índice •

3


Sal y pimienta Magazine •

22

Unas palabras

7

¿Qué hay en el mercado? 8

Apuesta por los productos de tempor

Gazpachos y compañía 14

Prueba los platos más refrescantes del

30

Frescas ensaladas 22

Originales ensaladas para dar c

El aroma del albaricoque 30 Sorprendentes recetas con fruta.

¿Qué tienes en la nevera? 42

Aprovecha esos productos que s

Dulces tradicionales 44

Redescubre las recetas tradicion

De la uva a la copa 46

5x5 Una excelente selección de vinos

Nuestros productos 50 La torta del Casar de Extremadura.

Fiestas gastronómicas 52

60

Disfruta en las fiestas tradicionales de

Escápate 60

La Malcontenta, un delicioso ho

Aquellos momentos... estos recuerdos 7

Dulces momentos que vuelven a la m

Tablas de medidas 71 Índice de recetas 72

4


Índice •

14

rada.

l sur.

color y sabor al verano.

siempre quedan en la nevera.

nales más dulces.

s de menos de 5€.

el arroz en Deltebre.

44

52

otel en el Empordà.

70

memoria.

5


•

6

Sal y pimienta Magazine •


Unas palabras D

esde pequeña siempre he pensado que las cosas interesantes ocurrían en la cocina, allí es donde se reunían mi madre, mis tías y mi abuela en fechas señaladas para hacer alguna comida especial o dependiendo de la época del año, dulces como prestiños, roscos o buñuelos. Desde fuera se oían voces animadas y risas, muchas risas. Así que lo único que yo quería durante esos momentos era estar allí con ellas, y quedarme en un rincón sin molestar, como me pedían, para formar parte de la magia que en aquella cocina se estaba produciendo. Ya han pasado unos cuantos años desde entonces. Me he hecho mayor y tengo mi propia cocina. Pero aún así sigo pensando que todo lo que ocurre en ella es realmente mágico: es la habitación más animada cuando hay fiestas, donde comparto confidencias con mi madre y donde intento infundir en mi sobrina el amor por la comida, aunque por ahora sólo preparemos polos y cafés. Al crecer, la vida me llevó por un camino alejado de mis primeras inclinaciones y casi por casualidad me convertí en fotógrafa. Durante años he tenido la suerte de trabajar para diferentes revistas, lo que me ha permitido viajar y conocer personas de lugares muy diferentes. En todas esas salidas he mantenido siempre una costumbre: nunca ha faltado una buena comida y la ocasión de probar los productos de cada región y degustar alguno de sus platos tradicionales. Finalmente, con esta revista he conseguido aunar mis dos grandes pasiones, la fotografía y la gastronomía. Es un emocionante proyecto que me llena ilusión y que os haremos llegar al inicio de cada estación. En ella no sólo encontraréis recetas, también vinos, productos, experiencias y lugares, porque creo que el amor por la comida va más allá de las paredes de nuestra cocina. Creo no equivocarme al pensar que sois muchos los que compartís mi afición por el buen comer y beber, así que deseo que os resulte tan apetitoso leer esta revista como para mi ha sido cocinarla.

Marian Montoro Directora

7


productos de temporada

¿Qué hay en el mercado?

Sardinas El verano es la mejor temporada para degustar las sardinas ya que al estar mejor alimentadas acumulan más grasa, lo que les proporciona un intenso aroma y sabor. Compra las que sean firmes al tacto y con ojos brillantes. No las dejes más de un par de días en el frigorífico porque se estropean con facilidad. Como todos los pescados azules, debido a la cantidad de grasa de su carne es preferible no congelarlas mucho tiempo porque se altera su sabor y textura. 8

Berenjenas Aunque ahora podemos encontrar berenjenas en las tiendas todo el año, la mejor época para consumirlas es durante los meses de mayo, junio y julio. Escoge las que no tengan manchas en la piel y sean firmes, brillantes y pesadas en proporción a su tamaño. Guárdalas en el nevera dentro de una bolsa de plástico y así podrás llegar a conservarlas casi una semana. Recuerda que si las comes con su piel tendrás un aporte extra de fibra


Productos de temporada •

Comprar los productos de temporada siempre es un acierto para el paladar y para el bolsillo.

Calamares El principal problema a la hora de cocinar el calamar es que en ocasiones queda duro. Puedes evitarlo haciéndolo frito o a la plancha dejándolo sólo un minuto al fuego, o también cociéndolo durante 30 o 40 minutos. Existe un pequeño truco para conseguir que esté aún más tierno: sumergirlo en leche dos horas antes de prepararlo. Son ideales para las dietas bajas en calorías ya que tienen un contenido graso muy bajo.

Frambuesas Estos frutos agridulces podemos encontrarlos en el mercado durante todos los meses de verano e incluso los primeros del otoño. Es recomendable comprarlos ya dulces porque sólo maduran en la planta. Para conservarlas en casa hay que guardarlas sin lavar en el frigorífico distribuyéndolas en una sola capa sobre una bandeja, porque con el roce se estropean. Debes consumirlas enseguida pues sólo se conservan en la nevera entre 1 o 2 días. 9


Sal y pimienta Magazine •

BERENJENAS REBOZADAS CON MIEL Para 6 personas: 2 berenjenas 4 huevos 150 g de harina de garbanzos 4 cucharadas de cerveza (60 ml) Miel de caña Aceite de oliva y sal

Corta las berenjenas en rodajas finas y sumérgelas en agua y sal durante 20 minutos, así conseguirás que pierdan su amargor. Bate los huevos en un bol y añade poco a poco la harina de garbanzos hasta conseguir una mezcla muy espesa y sin grumos. Incorpora la cerveza y mezcla suavemente intentando no crear demasiada espuma. En una sartén grande calienta el aceite. Seca las rodajas de berenjena y rebózalas en la mezcla de huevos y harina. Fríelas en el aceite bien caliente hasta que estén doradas. Antes de servirlas añádeles un poquito de sal y la miel de caña.

10

MILHOJAS DE BERENJENAS, PIQUILLOS Y QUESO DE CABRA 2 berenjenas 2 latas de pimientos del piquillo 150 g de queso rulo de cabra 50 ml de crema de leche Cebollino Vinagre balsámico reducido Aceite de oliva y sal

Corta las berenjenas en rodajas y sumérgelas durante 20 minutos en agua y sal. Escúrrelas y sécalas con papel. Calienta un poco de aceite en una sartén y fríe las berenjenas por las dos caras hasta que estén tiernas. Mezcla el queso de cabra con la crema de leche hasta que logres una crema espesa, añádele el cebollino cortado con unas tijeras y la sal. En un molde comienza a colocar por capas la berenjena, el queso y los pimientos, empezando y acabando con las rodajas de berenjena. Déjalo reposar en la nevera al menos una hora antes de servirlo. En el momento de emplatar añade el balsámico reducido.


Productos de temporada •

SARDINAS ESCABECHADAS CON CÍTRICOS

TARTA DE SARDINAS Y REBOZUELOS

½ kg de sardinas 3 naranjas, 1 lima, 1 mandarina, medio limón 100 ml de vino blanco Mezcla de diferentes pimientas en grano. Harina para el rebozado Aceite de oliva y sal

300 g de sardinas 200 g de rebozuelos frescos u otro tipo de seta de sabor fuerte. 3 cebollas tiernas 1 lámina de pasta brisa 3 huevos 200 ml de crema de leche Aceite de oliva y sal

Limpia las sardinas dejando la cabeza, sálalas y rebózalas ligeramente en harina. Fríelas en aceite bien caliente para que se doren, porque se acabarán de cocer con el escabeche. Exprime el zumo de todos los cítricos y déjalos cocer junto con el vino durante 5 minutos. Añade al escabeche la mezcla de pimientas y las sardinas, deja cocer todo junto durante 10 minutos. Hay que conservarlas en la nevera pero están más sabrosas si las sacas del frigorífico un rato antes de comerlas para que se atemperen.

Precalienta el horno a 200º. Pon la pasta en un molde y pincha con un tenedor toda la superficie; hornéala durante 15 minutos. Corta las cebollas en juliana y dóralas en una sartén con aceite. Corta los rebozuelos en trozos medianos y saltéalos. Limpia las sardinas quitándoles tanto la cabeza como la tripa y fríelas. Cuando se hayan enfriado separa los lomos quitando todas las espinas posibles y aparta seis de para la decoración. Coloca las cebollas en el fondo, sobre ellas extiende las setas y las sardinas troceadas. Mezcla los huevos batidos con la crema de leche y rellena la tarta. Hornéala durante 30 minutos a 200º o hasta que esté cuajada.

11


Sal y pimienta Magazine •

ARROZ CON CALAMARES, GUISANTES Y SALCHICHAS 500 g de calamares 200 g de salchichas de cerdo 200 g de guisantes 400 g de arroz 1 docena de huevos de codorniz ½ litro de caldo de pescado 2 dientes de ajo, 4 tomates maduros 1 cebolla grande, 1 pimiento rojo Aceite de oliva y sal

Limpia los calamares y córtalos en aros. Fríe las salchichas y trocéalas, aprovecha el aceite para sofreír los calamares a fuego bajo unos minutos. En una cazuela de barro echa aceite y sofríe la cebolla, el pimiento y el ajo picados. Cuando esté cocido añade los tomates rallados y cuécelos hasta que se reduzcan. Incorpora los calamares y la mitad caldo dejándolo cocer a fuego suave durante 15 minutos. Añade el arroz, las salchichas y el resto del caldo a medida que lo vayas necesitando. Cuécelo durante 20 minutos o hasta que esté a tu gusto.

12

CALAMARES ENCEBOLLADOS 1 kg de calamares 2 cebollas grandes 2 dientes de ajo 150 ml de vino blanco 400 ml de caldo de pescado 500 ml de agua

En una sartén pon dos cucharadas de aceite, la cebolla y el ajo picados. Déjalo dorarse durante 2 o 3 minutos. Incorpora los calamares y sofríelos durante cinco minutos más, añádele el vino blanco y déjalo cocer un par minutos para que se evapore al alcohol, entonces incorpora el agua y el caldo de pescado. Deja que cueza a fuego medio durante media hora hasta que el calamar esté tierno. El caldo debe haber reducido y haberse convertido en una salsa un poco espesa, ideal para mojar pan.


Productos de temporada •

TRIFLE DE FRAMBUESAS

TARTA DE LIMÓN Y FRAMBUESAS

4 madalenas o cualquier otro tipo de bizcocho 300 g de frambuesas El zumo de dos naranjas Un chorrito de brandy Nata montada Para las natillas: 750 ml de leche 3 yemas de huevo 3 cucharadas de azúcar vainillado 1 cucharada de maizena

200 g de frambuesas 1 lámina de pasta brisa 150 ml de nata líquida 125 ml de crema de coco El zumo de un limón 4 huevos 125 g de azúcar

Trocea las madalenas y colócalas en el fondo de las copas. Remójalas con la mezcla del zumo y el brandy y Añade una capa de frambuesas. Lleva la leche a ebullición y apártala del fuego. Mezcla en un bol las yemas de huevo, el azúcar y la maizena. Añade poco a poco la leche sin dejar de remover. Pon la mezcla en el cazo y mantén las natillas a fuego bajo removiendo hasta que aparezca espuma en los bordes, repártelas entre las copas. Cuando se enfríen guárdalas en la nevera al menos 6 horas. En el momento de servir coloca sobre las natillas una capa de nata montada y un puñado de frambuesas.

Precalienta el horno a 200º. Pon la pasta brisa en un molde y pincha con un tenedor toda la superficie. Espolvoréala con un poco de azúcar y métela en el horno durante 15 minutos. En un bol bate los huevos y añade el zumo del limón, la nata líquida, la crema de coco y el azúcar. Vierte la mitad del contenido en el molde y, para no verterlo, acaba de rellenarlo hasta el borde con un cucharón cuando ya esté dentro del horno. Hornéalo durante 30 minutos o hasta que haya cuajado. Cuando esté frío coloca las frambuesas por encima. Al servirlo puedes acompañarlo de helado de vainilla o nata montada.

13


14


Gazpachos y compañía •

Gazpachos y Compañía Cuando llegan los días de calor no existe ningún plato más refrescante y saludable que el gazpacho. Para este verano te proponemos algunas opciones menos conocidas pero igual de sabrosas.

Fotos Marian Montoro

Texto Blanca Rodríguez

15


•

Sal y pimienta Magazine •

Ajo colorado 16


Gazpachos y compañía •

En estos platos es mejor no excederse con el ajo. Comienza con una cantidad pequeña y añade más al final si fuese necesario.

Salmorejo

17


•

Porra Antequerana

18

Sal y pimienta Magazine •


Gazpachos y compañía •

Ajoblanco

19


Sal y pimienta Magazine •

sal y pimienta magazine GAZPACHO DE MONTÁNCHEZ

1 manojo grande de espárragos trigueros (si no son demasiado grandes es mejor que compres dos) 4 huevos ½ diente de ajo 4 cucharadas de aceite ½ cucharada de vinagre

20

Cuece los huevos y déjalos enfriar. Corta los espárragos en trozos de unos dos centímetros (sólo la parte tierna) y sofríelos en una sartén con dos cucharadas de aceite a fuego medio para que se ablanden pero no se tuesten. Reserva algunas puntas para la decoración. Pela los huevos y separa las yemas de las claras.

Tritura en una batidora las yemas, los espárragos, el vinagre, la sal y el resto del aceite. Ve añadiendo agua muy fría hasta que consigas la consistencia de un gazpacho. Guárdalo en el frigorífico hasta el momento de servir. Antes de llevarlo a la mesa decóralo con las puntas de los espárragos y clara de huevo picada.


AJO COLORADO

Este es un plato tradicional de la cocina de Almería que puede adaptarse a todas las estaciones, está delicioso frío en verano y caliente en invierno. 600 g de patatas 2 ñoras (pimientos rojos secos) 2 tomates 1 cebolla 1 diente de ajo 1 cucharadita de pimentón dulce ½ cucharadita de comino en grano 3 cucharadas de aceite 1 cucharada de vinagre bacalao desalado desmigado para acompañar Pela y parte las patatas en trozos grandes, ponlas en una olla junto con la cebolla partida en dos, el tomate y las ñoras, a las que previamente les habrás quitado las pepitas y el rabo. Cúbrelo con agua y deja que cueza hasta que las patatas estén bien tiernas. Cuélalo y reserva parte del caldo de cocción porque se necesitará más adelante. Mientras, haz un majado muy fino con el diente de ajo, el pimentón y el comino. Tritura todos los ingredientes de la cocción hasta conseguir una pasta muy fina, añádele la picada del ajo y las especias, el aceite y el vinagre. Añade poco a poco a la mezcla el agua de la cocción que habías reservado, hasta que consigas la consistencia de un gazpacho. El ajo colorado está más sabroso si no está demasiado

Gazpachos y compañía •

frío, siempre se acompaña de bacalao desalado y, tradicionalmente, de bollitos hechos con harina de maíz y fritos en aceite de oliva en el momento de servirlos. SALMOREJO

800 g de tomates maduros 120 g de miga de pan del día anterior ½ ajo 8 cucharadas de aceite 1 cucharada de vinagre virutas de jamón ibérico 2 huevos Pela y trocea los tomates. La forma más rápida de hacerlo es marcando una cruz con la punta de un cuchillo en su base e introduciéndolos durante 30 segundos en agua hirviendo, la piel se desprenderá sola. Trocea también la miga y humedécela con agua, debe quedar húmeda pero sin deshacerse. Mezcla los tomates, la miga y el ajo en un cuenco y deja reposar 15 minutos. Tritura la mezcla junto con el aceite y el vino en una batidora, al final puedes colarla si prefieres que quede más fina. Guárdala en la nevera hasta la hora de servir. Se acompaña muy frío son virutas de jamón y huevo picado. AJOBLANCO

150 g de almendras crudas 150 g de pan de del día anterior 1/2 diente de ajo 6 cucharadas de aceite 2 cucharadas de vinagre de vino blanco

Añade agua a la miga de pan troceada para que se ablande. Tritura las almendras, el ajo y el pan hasta que quede una pasta muy fina. Entonces añade el aceite, el vinagre y la sal; cuando esté bien mezclado comienza a añadir agua hasta conseguir una textura espesa. Guárdalo en la nevera hasta el momento de servir. Para seguir la tradición de este plato malagueño debes acompañarlo de uvas dulces o melón, aunque también hay quién lo acompaña de jamón o patatas asadas. PORRA ANTEQUERANA

4 tomates 1 pimiento verde ½ diente de ajo 125 g de miga de pan del día anterior 4 cucharadas de aceite 1 cucharada de vinagre huevo cocido y atún en conserva para acompañar Trocea la miga de pan y remójala para que se ablande. Pela los tomates, trocéalos y tritúralos junto con el ajo y el pimiento verde picado en una batidora. Añade la miga de pan y continua triturando hasta conseguir una pasta bien fina. Incorpora el aceite, el vinagre y la sal. Déjalo reposar en la nevera al menos media hora para que esté bien frío. A la hora de servir acompáñalo de huevo cocido picado y atún desmigado. La pipirrana es un plato muy similar a la porra, se usan los mismos ingredientes pero troceados en ensalada.

21


Sal y pimienta Magazine •

frescas

ENSALADAS Pon color y sabor en tu plato Fotos Marian Montoro

22

Texto Blanca Rodríguez


Gazpachos y compañía •

Ensalada de salmón, naranjas y apio 23


Sal y pimienta Magazine •

Ensalada de puerros, setas y fresas

1 lechuga trocadero 200 g de queso brie 100 g de gírgolas o setas de cardo 150 g de fresas 2 puerros no muy gruesos 150 g de bacon picatostes aceite, vinagre de módena y sal Sala y trocea las setas en pequeñas porciones. En un sartén a fuego medio saltéalas con un poco de aceite hasta que queden doradas. En esa misma sartén, y sin añadir aceite, dora los taquitos de bacon hasta que hayan soltado parte de su grasa y queden tostados. Resérvalos junto a las setas y los puerros que también habrás troceado y dorado. Lava la lechuga y colócala en el plato. Sobre ella distribuye las fresas troceadas, el brie en taquitos, los picatostes y el resto de los ingredientes. Alíñalo con una sencilla vinagreta de vinagre de módena.

24


Gazpachos y compañía •

Ensalada de puerro, setas y fresas 25


Gazpachos y compañía •

Ensalada de rúcula con queso, jamón y tomates secos

26


Gazpachos y compañía •

Si te sobra un poco de ensalada puedes aprovecharla para hacer un sandwich o bocadillo, como hemos hecho en la foto con la de rúcula y queso. Otra combinación deliciosa sería añadir un poco de pasta a lo que te haya sobrado de la ensalada de salmón y naranjas y crear así un plato más consistente.

27


•

Sal y pimienta Magazine •

Ensalada de espinacas y patatas con salsa de naranja 28


Ensalada de salmón, naranjas y apio.

Hojas tiernas de apio 2 naranjas 200 g de salmón 8 huevos de codorniz 3 chalotas Aceite de oliva, vinagre, mostaza a la antigua y alcaparras. Escoge las hojas más tiernas del apio, lávalas y colócalas en un costado del plato. Cuece los huevos de codorniz 3 minutos desde que comience a hervir, pélalos y pártelos en cuartos. Pela las naranjas y extrae los gajos (te explicamos como hacerlo al final de la página). Para emplatar la ensalada extiende el salmón junto a las hojas de apio y coloca la naranja a su lado, reparte la chalota y el huevo sobre el salmón. Haz una vinagreta con el aceite, el vinagre, la mostaza y las alcaparras y baña el salmón y el apio. Ensalada de espinacas y patatas con salsa de naranja

200 g de espinacas 2 patatas 3 zanahorias 100 g de anacardos parmesano rallado 1 naranja, mayonesa y crema agria

Gazpachos y compañía •

Trocea las patatas en láminas muy finas. Colócalas sobre un papel para el horno, añádeles sal y un poco de aceite y déjalas dentro del horno precalentado a 200º durante 20 minutos o hasta que comiencen a estar tostadas. Lava las espinacas y colócalas en un plato, sobre ella extiende tiras de zanahoria cortadas con el pelador y las láminas doradas de patata. Añade los anacardos y espolvorea abundantemente con el parmesano. Para la salsa solo tienes que mezclar tres cucharadas de mayonesa, tres cucharadas de crema agria y el zumo de la naranja.

encima de la rúcola. Trocea el queso en forma de pequeñas cuñas, y los pimientos secos en dos trozos cada uno. Distribuye el jamón serrano, el queso y los pimientos junto a la ensalada. Haz una vinagreta con el aceite, el vinagre y el perejil picado y aliña con ella la ensalada de rúcola. como pelar y extraer los gajos de las naranjas.

Corta la parte superior y la inferior de la naranja para ver la pulpa, así también conseguirás una base estable para trabajar sobre la tabla. Corta la piel y

Ensalada de rúcola con queso, jamón y tomates secos.

200 g de hojas de rúcola 200 g de queso curado 150 g de jamón serrano 1 cebolla de Figueras 12 pimientos secos en aceite Perejil rizado Aceite de oliva y vinagre de módena Lava bien las hojas de rúcola y colócalas en un costado del plato. Corta las cebollas en láminas muy finas y repártelas

la membrana blanca siguiendo la forma curvada de la fruta, desde la parte superior hasta la inferior. Ahora ya puedes ver donde comienza y termina cada gajo. Coge la naranja con una mano y con un cuchillo afilado extrae los gajos cortando junto a la membrana desde el exterior hasta el corazón de la fruta, se desprenderán limpiamente. Intenta dejar la menor cantidad posible de pulpa pegada a la membrana. 29


•

30

Sal y pimienta Magazine •


Albaricoques •

El aroma del

albaricoque Albaricoque, albérchigo, damasco, chabacano... son muchos los nombres que se le dan a esta fruta aterciopelada que durante los tres meses de verano nos regala su delicioso sabor agridulce y su perfumado aroma. Parece ser que en China ya conocían sus excelencias hace 5.000 años y que, gracias al comercio con esta zona, primero los griegos y luego los romanos apreciaron su delicadeza y extendieron su producción por Europa. En nuestro pais se cultiva a lo largo de la costa mediterránea, principalmente en Murcia, Valencia, Albacete y Baleares, ya que se trata de un árbol que necesita climas templados para poder florecer y dar su fruto. Es habitual comer el albaricoque como postre, ya sea como fruta fresca o como ingrediente de alguna tarta. Si embargo, en este número queremos ofreceros algunas propuestas diferentes para redescubrir esta fruta tan veraniega, como el cóctel de albaricoques, el exótico tajine de cordero con tomate y albaricoques o el borret, un plato tradicional mallorquín que combina la carne con diferentes frutas. Y como no podía ser de otra manera terminamos con tres dulces postres que harán las delicias de los más golosos.

Fotos Marian Montoro

Texto Blanca Rodríguez

31


32


Albaricoques •

Cóctel de albaricoques 33


•

Sal y pimienta Magazine •

Chuletas adobadas con mermelada de albaricoque y naranja

34


Albaricoques •

Tajine de cordero y albaricoques


•

Borret

36

Sal y pimienta Magazine •


Albaricoques •

Albaricoques en almibar

37


Tarta Tatín de albaricoques

38

Sal y pimienta Magazine •


Albaricoques •

Albaricoques braseados con almendras y cardamomo

39


CÓCTEL DE ALBARICOQUES

10 albaricoques muy maduros el zumo de una naranja grande 150 ml de vodka 50 ml de Licor 43 200 ml de agua muy fría 2 cucharaditas de miel Pela y trocea los albaricoques. En una batidora pon la miel con el zumo de naranja, el agua y los albaricoques, pícalo todo hasta que quede muy fino. Cuélalo y viértelo en un recipiente con hielo, añade el vodka y el Licor 43. Agítalo hasta que la bebida esté muy fría. Cuélalo antes de servirlo. CHULETAs adobadas CON MERMELADA DE ALBARICOQUES Y NARANJA

Para el aliño: 1 cucharada de azúcar moreno 1 cucharada de orégano 1 hoja de laurel Nuez moscada rallada 1 diente de ajo 150 ml de vino blanco Para la mermelada: 800 g de albaricoques los gajos pelados de 2 naranjas el zumo de una naranja 10 g de piel de naranja 150 g de azúcar 4 chuletas de cerdo gruesas

40

Sal y pimienta Magazine •

puré de patatas para acompañar En un bol mezcla el azúcar moreno y el vino, agítalo hasta que se disuelva el azúcar. Pica en un mortero el ajo con la hoja de laurel, el orégano y la ralladura generosa de nuez moscada. Mézclalo con el vino y añade medio litro de agua. Cubre las chuletas con la mezcla y déjalas reposar en la nevera al menos 4 horas. Pela y trocea las naranjas y los albaricoques. Reserva parte de la piel de la naranja y córtala en trozos pequeños. Pon en un cazo todos los ingredientes y déjalo cocer a fuego lento aproximadamente 45 m o hasta que la mermelada esté espesa. Remuévelo con frecuencia para evitar que se pegue. Saca las chuletas del adobo y sécalas con papel de cocina. Salpiméntalas y ásalas en una sartén con un poco de aceite. Acompáñalas con la mermelada y el puré de patatas. TAJINE DE CORDERO CON ALBARICOQUES

1,5 kg de pierna de cordero deshuesada y cortada en trozos 1 kg de tomates 500 g de albaricoques 500 g de cebolla 50 g de azúcar

100 g de pistachos 1 cucharadita de jengibre en polvo azafrán y cilantro Esta carne se hace tradicionalmente en un tajine, pero si no tienes en casa puedes utilizar una fuente de barro cubierta con papel de aluminio. Salpimenta la carne y saltéala a fuego fuerte en una sartén con aceite. Trocea la cebolla y dórala con el azúcar en la misma sartén. Mezcla la carne con la cebolla, el jengibre y el azafrán y colócala en la fuente, tápalo con el papel de aluminio y déjalo en el horno durante 60 m a 200º. Cuando falten 20 m para acabar añade el tomate pelado y troceado en cuartos y agua si el estofado se está quedando seco. 10 m antes de retirarlo del horno añade los albaricoques pelados y partidos por la mitad. Al servirlo espolvoréalo con el cilantro picado y los pistachos pelados y troceados. BORRET

800 g de carne de ternera para estofar 100 g de cerezas 150 g de albaricoques 200 g de garbanzos cocidos 1 cabeza de ajo ½ cucharada de mejorana ½ l de caldo


Albaricoques •

Trocea la carne, salpiméntala y sofríela en una sartén con aceite de oliva. Cuando esté dorada añade el caldo y la cabeza de ajos y deja cocer durante 40 minutos. Mantén la olla tapada y añade agua si crees que el estofado se está quedando demasiado seco, debe quedar una salsa espesa. Mientras, pela los albaricoques, córtalos en cuartos y saca los huesos de las cerezas. Cuando haya pasado el tiempo añade la fruta, los garbanzos y la mejorana y deja cocer durante 10 minutos a fuego suave.

TARTA TATÍN DE

ALBARICOQUES

ALBARICOQUES

BRASEADOS

1 kg de albaricoques maduros pasta brisa 75 ml de agua 100 g de azúcar moreno pistachos y helado de vainilla para acompañar

8 albaricoques 3 granos de cardamomo 30 g de mantequilla 60 g de azúcar 30 ml de ron 400 ml de nata para montar 100 g de azúcar glass vainillada

Para pelar la fruta pon agua a hervir en un cazo, sumerge los

Para pelar los albaricoques

albaricoques durante un minu-

pon agua a hervir en un cazo,

to, cuando se enfríen quítales la

sumerge los albaricoques du-

piel, pártelos en dos y retira los

rante un minuto, pártelos en

huesos. En un cazo pon a cocer

dos y retira los huesos. Funde

el agua y el azúcar moreno

la mantequilla a fuego bajo en

hasta que haya caramelizado.

una sartén grande, añade los

ALBARICOQUES EN

Vierte el caramelo en el molde

albaricoques, el ron y espolvo-

ALMíBAR

y coloca los albaricoques con la

rea el azúcar. Abre las vainas

parte curvada hacia el carame-

del cardamomo y extrae los

lo, intenta que queden apreta-

granos, pícalos en un mortero

dos y sin demasiados huecos.

y añádelos a la fruta. Déjalo

Cubre los albaricoques con la

cocer durante 10 minutos a

pasta brisa, asegúrate de que le

fuego suave. Con unas varillas

Para pelar los albaricoques pon

pasta recubre completamente

o una batidora bate la nata

agua a hervir en un cazo, su-

los bordes y llega hasta el fondo

hasta que adquiera consisten-

merge los albaricoques durante

del molde. Pincha con un tene-

cia firme (ha de estar muy fría

un minuto y cuando estén fríos

dor toda la superficie para que

antes de montarla), en ese mo-

quítales la piel. En ese mismo

no se infle con el calor. Introdú-

mento añade el azúcar y bate

cazo pon el agua con el azúcar

celo en el horno a 200º durante

un poco más hasta que quede

a fuego lento y agítalo hasta

30 minutos o hasta que la pasta

mezclado.

que se haya disuelto, añade la

esté dorada. Deja enfriar la

Para servirlos pon en una copa

vaina de vainilla y deja cocer 5

tarta para poder darle la vuelta

una buena base de nata y

minutos. Incorpora los alba-

con más facilidad. Puedes

encima coloca los albaricoques,

ricoques y déjalos cocer hasta

acompañarla con pistachos o

añade un poco del jugo de la

que estén tiernos. Una vez fríos

almendras laminadas y helado

cocción y las almendras lami-

guárdalos en la nevera.

de vainilla.

nadas.

750 g de albaricoques ½ litro de agua 8 cucharadas de azúcar 1 vaina de vainilla

41


Sal y pimienta Magazine •

¿Qué tienes en la nevera? En estos días tan que corren sería recomendable intentar desaprovechar lo menos posible en la cocina y aprender a reciclar las sobras de las comidas del día anterior. Echando mano de nuestra imaginación podemos convertir una monótona comida recalentada en un plato delicioso y original. En muchas ocasiones, algunos productos que usamos en pequeñas cantidades acaban quedándose en un rincón del frigorífico. Como ejemplo os diré que en mi casa siempre ocurre esto con el tomate frito, nos encanta, pero sólo somos dos y nunca aprovechamos el bote entero. Así que cada vez que abro la puerta de la nevera me encuentro con el solitario envase al fondo del estante y sin saber que hacer con él. El propósito de esta sección es reciclar y dar nueva vida a la comida y a los productos que siempre sobran. En este caso, y siguiendo las recetas de la revista, prepararemos un delicioso plato con el que aprovechar la leche de coco que sobró al hacer la tarta de limón y frambuesas de la página 13. En la tarta no se usa demasiada cantidad, así que si no se aprovecha y dejamos que se estropee malgastaríamos casi medio bote. Aquí tenéis una receta sencilla y sabrosa que ya se ha convertido en una habitual de mi cocina.

GARBANZOS CON COCO Y CURRY

400 g de garbanzos 3 cebollas grandes 8 dientes de ajo 4 clavos la leche de coco que sobró en la receta de la página 13 curry, aceite y sal Deja los garbanzos en remojo durante toda la noche. En una olla expréss introduce los garbanzos junto con los ajos enteros, el clavo, aceite y sal y déjalo cocer durante 30 minutos. Pica la cebolla y sofríela en una sartén con un poco de aceite hasta que esté dorada. Añade los garbanzos cocidos, la carne de los ajos, cuatro cucharas del caldo de cocción, dos

42


Albaricoques •

cucharadas de curry y la leche de coco. Deja cocer diez minutos o hasta que se espese un poco la salsa. Si lo prefieres puedes utilizar garbanzos ya cocidos y convertirlo en un plato mucho más rápido. En ese caso tendrías que cortar los ajos en láminas y freírlos junto a la cebolla y el clavo, y en la cocción añadir un poquito más de agua a la leche de coco para conseguir un poco más de caldo.

43


Sal y pimienta Magazine •

Flores Las flores son un dulce tradicional de origen manchego que se ha extendido al resto de regiones españolas, aunque son especialmente típicas en Extremadura, Andalucía y en Galicia, donde se preparan durante la semana de Carnaval. Son unos dulces delicados, ligeros y muy crujientes ideales para tomar acompañando el café de media tarde. Como ocurre con la mayoría de los platos tradicionales la receta a variado y en cada casa se prepara de una manera distinta, cada una con sus particularidades y todas deliciosas. En algunas zonas se añade anís o ralladura de limón a la masa, y para el acabado final existen dos opciones: espolvorearlas con azúcar y canela o humedecerlas con miel aligerada en agua, opción que además de aportar dulzor ayuda a su conservación. En esta ocasión nosotros nos decantaremos por el azúcar con canela, aunque en casa podéis probar las dos opciones, porque siguiendo las cantidades que indicamos en la receta os saldrán alrededor de 25 flores. 250 g de harina 4 huevos 200 ml de leche 50 g de aceite de oliva aceite de girasol para freírlas y azúcar y canela para rebozarlas Algo imprescindible para poder hacer las flores es tener un molde especial (el que aparece en la foto) que podéis encontrar fácilmente en ferreterías y tiendas especializadas. Para preparar la masa mezcla la harina, los huevos, la leche y el aceite de oliva. Pon una buena cantidad de aceite de girasol en una sartén pequeña (ten en cuenta que el aceite debe cubrir la flor), introduce el molde en la sartén desde el primer momento y deja que se caliente con el aceite. Cuando esté bien caliente saca el molde e introdúcelo inmediatamente en la masa, sin que ésta llegue al borde superior (sino podrían no desprenderse), devuelve el molde al aceite y agítalo ligeramente para ayudar a que la flor se desprenda. Deja que tomen un color dorado, retíralas del aceite y resérvalas sobre un papel absorbente. Antes de que se enfríen, rebózalas con la mezcla de azúcar y canela que has preparado.

44


Dulces tradicionales •

45


•

46

Sal y pimienta Magazine •


De la uva a la copa •

5x5

Cinco vinos para disfrutar de su sabor y de su precio.

Saborear un buen vino siempre es una experiencia agradable. Que además pueda acompañarnos en nuestras comidas diarias sin desfondarnos el bolsillo es una práctica recomendable. Esta pequeña selección de vinos de menos de 5€ procura conjugar calidad, precio y disponibilidad en unos vinos que para muchos seguramente pasan desapercibidos en el extenso escaparate de caldos más populares. Son pequeñas joyas que por uno u otro motivo merecen ser destacadas. Pero lo más importante es que los que aquí están son sólo un ejemplo del esmerado trabajo de muchos viticultores en su afán por demostrar que la calidad no siempre está reñida con el precio, lo que brinda una magnífica oportunidad para lanzarse a probarlos y descubrirlos.

Fotos y Texto José Luis Sánchez

47


Sal y pimienta Magazine •

Valpincia Verdejo 2010. Un verdejo nacido en Rueda que no defrauda al paladar. De color amarillo pajizo brillante, con un aroma muy afrutado y con presencia de frutas tropicales y heno. En boca es suave y sabroso con una ligera acidez natural que le proporciona frescura. Y como no, el ligero amargor final característico de esta fascinante uva.

Raimat Clamor 2010. Tres variedades de uva, Chardonnay, Sauvignon Blanc y Xarel.lo se emplean para elaborar este blanco fresco fácil de beber. De aroma floral, con cierta acidez en boca que le aporta frescor y final persistente y agradable. Un vino refrescante para los días más calurosos.

Borsao Garnacha Mítica 2010. Garnacha: es todo y suficiente para este vino que nace junto al Moncayo. De un bonito color rojo picota. Su aroma es penetrante y frutal, propio de esta variedad de uva. En boca expresa su juventud; fresco, amplio y con taninos redondos. Un vino sincero que saca gran partido de esta vigorosa uva.

Finca la Estacada, roble 6 meses. Un vino moderno y joven 100% Tempranillo, de la D.O. Uclés en Cuenca, que ha pasado por barrica para añadir complejidad y los matices propio de la madera. En nariz su aroma es potente y afrutado, destacando aromas a mora y compota. Su paso por boca es carnoso, cálido y con final frutal.

Castillo de Perelada Tres Fincas 2008 Crianza. Garnacha, Cariñena y Cabernet Sauvignon procedentes de terruños diferentes, crean un vino complejo de aroma intenso con recuerdos a frutas rojas maduras y cedro. En boca es redondo con taninos suaves y un postgusto envolvente. 48

4,05


De la uva a la copa •

4,95€

4,99€

1,60€

5€

4,45€

49


•

50

Sal y pimienta Magazine •


Nuestros productos •

La Torta del Casar Hay veces en las que las equivocaciones son más provechosas que los aciertos. Esto podría aplicarse a los quesos extremeños de los alrededores de Casar de Cáceres, unos quesos que sin saber el porqué no cuajaban como esperaban los pastores. Por alguna razón la pasta quedaba cremosa, casi líquida, lo que hacía que los quesos se aplanaran, dándoles una curiosa forma de torta. Estos quesos “atortaos”, que hace años se reservaban para ser consumidos en casa de los propios pastores, se han convertido hoy en uno de los productos queseros más valorados de nuestra gastronomía, especialmente por su deliciosa textura y por su intenso sabor ligeramente amargo. Su proceso de producción no es complicado. Las principales protagonistas de la historia son las ovejas merinas que se encargan de dar la leche, y acompañadas en importancia por las flores de cardo que la cuajan y, de paso, dan al queso su sabor característico. Tras esto, el quesero corta la cuajada, la introduce en unos moldes donde se prensa y se deja madurar al menos dos meses. Al final de esta casi mágica transformación, se consigue un queso de leche cruda con una corteza de color anaranjada y una pasta amarilla clara muy muy cremosa. Para degustarlo hay que seguir un pequeño ritual, con un cuchillo de punta afilada hay que quitar cuidadosamente la parte superior de la corteza dejando al descubierto el delicioso queso. Es importante evitar que esta parte de la corteza se rompa, porque luego la utilizaremos como tapa para conservar el queso que no hayamos consumido. Tras esto lo único que resta es coger un cuchillo y untar la suave crema sobre pan y acompañarlo de un buen vino y, si es posible, también de una buena compañía. En los últimos años muchos cocineros han incluido en su carta platos elaborados con Torta del Casar, combinándolo tanto con productos salados, para crear platos principales, como con frutas y dulces, creando deliciosos postres. Si te apetece probar en casa alguna receta más elaborada prueba a hacer esta sabrosa salsa: pocha una cebolla o un puerro muy picado, vierte en la misma sartén un chorrito de cognac y deja que se evapore. Añade 200 gramos de queso, 25ml de nata líquida y una pizca de sal, mézclalo todo bien y ya está lista. Es ideal para acompañar carnes o pescados como el salmón o el bacalao. Otra posibilidad es tomar el queso con verduras preparando una bechamel bien espesa a la que se le añade queso al gusto; con esta pasta se rebozan trozos de coliflor hervida que se fríen en aceite muy caliente.

Es mejor conservar este tipo de quesos fuera de la nevera para que la pasta esté lo más cremosa posible. Si aún así prefieres guardarlo en la nevera deberías sacarlo al menos una hora antes de comer para que tenga tiempo de atemperarse.

51


•

52

Sal y pimienta Magazine •


•

Fiestas tradidionales del arroz •

Campos de arroz en fiestas Con la llegada del verano los campos del Delta del Ebro se visten de fiesta para rememorar la siembra y la recogida del arroz a la manera tradicional.

Fotos Marian Montoro

Texto Blanca RodrĂ­guez

53


Sal y pimienta Magazine •

Amanece en el Delta del Ebro y antes de que el calor se deje sentir los jornaleros se dirigen a los campos inundados que a esta hora de la mañana reflejan los cálidos colores del cielo. Comienza la siembra del arroz y tendrán que pasar muchas horas con los pies hundidos en el barro, plantando uno a uno los pequeños manojos del cereal. Así se iniciaba tiempo atrás la jornada de trabajo en los campos arroceros del Delta del Ebro y, aunque estos recuerdos parezcan un poco lejanos, no han transcurrido tantos años desde que esta labor se realizaba manualmente o con la ayuda de animales. Hoy en día la mayoría de estas faenas agrícolas se han mecanizado dejando atrás aquellas largas jornadas de trabajo. Los mayores que viven en estas fértiles tierras todavía recuerdan lo duro que era trabajar los campos, los días en los que llegaban hasta el Delta gente desde todos los rincones del Mediterráneo para trabajar en la siega y en los que hasta la última de las barracas, casetas y pajares se llenaba de jornaleros buscando un lugar en el que descansar al final del día. Desde hace unos años los vecinos de la localidad de Deltebre se han propuesto que ni sus recuerdos ni sus tradiciones se olviden, y por esa razón celebran Las Fiestas Tradicionales del Arroz durante los meses de junio y septiembre. En junio, cuando los campos ya han sido inundados con el agua dulce del río Ebro, se recrea la tarea de

54


Fiestas tradidionales del arroz •

la siembra: con la ayuda de un caballo se reparten los fardos a los sembradores que previamente se han colocado en línea esperando el momento de empezar el trabajo al unísono. Comienzan la tarea los más experimentados, tras ellos se incorporan los más jóvenes, y finalmente llega el momento más divertido, cuando los visitantes más aventurados se remangan los pantalones y prueban también la dura tarea. Ya entrado el verano, durante los meses de julio y agosto, el paisaje del Delta cambia rápidamente, primero los campos se convierten en un manto verde intenso, que con la llegada de los calores del mes agosto se transforman en un sosegado mar dorado. En septiembre las tierras se preparan para la recogida del cereal, es el momento en el que se permite la salida del agua que las ha bañado desde la primavera, para culminar el ciclo del arroz con la siega. En la actualidad todo es más fácil, las cosechadoras son las que hacen todo el trabajo duro, recogen el arroz y lo llevan hasta los molinos donde se dejará secar y se preparará para su consumo. Pero durante un día del mes de Septiembre, en el que se celebra la Fiesta de la Siega, todo vuelve ha hacerse a la manera tradicional: los segadores con el barro casi hasta las rodillas y la hoz en la mano, van recogiendo el cereal cuidadosamente evitando que el agua que aún queda humedezca el grano. Mientras, una vieja barca de madera 55


•

56

Sal y pimienta Magazine •


Fiestas tradidionales del arroz •

se encarga de llevar los fardos hasta la orilla, y allí entre los curiosos asistentes, se hacen demostraciones de trillado con caballo y otras labores tradicionales. Y como no podía ser de otra manera, al trabajo duro debe seguirle una buena comida, y eso en el Delta del Ebro lo saben muy bien, porque poco después de finalizar las demostraciones agrícolas comienza a extenderse un delicioso aroma por los campos que rodean las Barraques de Salvador. Pero aún queda tiempo de visitar el pequeño mercado de productos gastronómicos y artesanales antes de que se comiencen a servir los platos y las bebidas en las largas mesas al resguardo del veraniego sol. Poco a poco las mesas empiezan a llenarse de platos rebosantes de mejillones que se han recogido en el mismo delta. Tras este sabroso aperitivo los comensales pueden disfrutar del "recapte", un plato de arroz típico que se acompaña de col, carne y alubias blancas. Con el estómago ya casi lleno faltan por aún llegar las butifarras con sanfaina, el postre y el café. Al llegar los postres, los más veteranos sacan de sus neveras las botellas de cava bien frías y los licores para acompañar los dulces, al tiempo que dan comienzo los bailes tradicionales y el concurso de jotas improvisadas. La música y la compañía en este espléndido paisaje son el mejor cierre posible para las Fiestas Tradicionales del Arroz que este año celebrarán su décimo aniversario. 57


Sal y pimienta Magazine •

Fiestas tradicionales del arroz Las jornadas de la siembra y de la siega comienzan con un desfile de carros y carretas tradicionales que finaliza en las Barraques de Salvador, el lugar donde se desarrollarán la mayor parte de las actividades. Durante los dos días se pueden ver demostraciones de las labores tradicionales relacionadas con cultivo del arroz en el Delta, como la siembra, la siega o el trillado con caballo. El colofón de las fiestas es una comida popular en la que se degustan algunos platos típicos de la zona, dando especial importancia al arroz. Durante esos días también se realizan visitas guiadas y gratuitas al Molí del Rafalet un molino de arroz artesanal construido en el año 1935. Para poder asistir a la comida popular de Festa de la Sega del día 18 de setiembre, es necesario reservar las plazas con dos semanas de antelación, para hacerlo hay que contactar con el ayuntamiento de Deltebre, tel. 977 489 309.

Recapte (arroz caldoso con col y judías blancas)

200 g de judías blancas 1 col mediana 300 g de arroz 1 hueso de cerdo 1 pie de cerdo Tomate, cebolla y ajo para el sofrito. Sal y azafrán Deja las alubias blancas durante toda la noche en remojo. Haz un sofrito con el tomate cortado en daditos, la cebolla picada y el ajo triturado. Añade la col troceada, el hueso y el pie de cerdo y rehógalo todo junto unos minutos. Cúbrelo con agua fría y llévalo a ebullición dejando que cueza lentamente. Cuando la carne esté tierna sácala de la olla y, una vez que se haya enfriado, trocéala en pedazos medianos. Deja que las judías sigan cociendo un poco más, y cuando creas que faltan unos 15 minutos para que estén cocidas añade el arroz y las hebras de azafrán. Un par de minutos antes de que el arroz esté en su punto añade las carnes troceadas, deja que se caliente junto con el arroz y a servir.

58


Síguenos en Facebook y déjanos tus comentarios. Queremos hacer una revista abierta donde los lectores podáis participar, hacer consultas, opinar sobre nuestos artículos y proponer nuevos temas.


•

60

Sal y pimienta Magazine •


La Malcontenta En una antigua masía muy próxima al mar y envuelta por la naturaleza de la Costa Brava, se levanta este espectacular y relajante hotel que otorga tanta importancia a la comodidad del huesped como al deleite de su paladar.

fotos Sánchez y Montoro

Texto Blanca Rodríguez

Estilismo Marian Montoro 61


•

62

Sal y pimienta Magazine •


La Malcontenta •

Entre los encantadores pueblos de Palamós y Palafrugell nace una pequeña carretera, que discurre serpenteando entre un denso pinar hasta la playa de Castell, una de las últimas playas vírgenes de Gerona. Antes de llegar a ella, se descubre la impresionante masía fortificada que acoge al hotel rural la Malcontenta. El curioso nombre escogido para este lujoso alojamiento, proviene de una leyenda que cuenta que durante el siglo XIX vivió en estos parajes un gran hombre llamado “Pere el Tigre”, que nació del romance entre un pastor y una sirena. Éste desposó a una mujer cariñosa y alegre que pretendía que su hogar reflejara la gracia y la perfección de los campos y el mar que la rodeaban, pero a pesar de su dedicación nunca se mostraba satisfecha con el resultado de su empeño, y fue así como los lugareños comenzaron a llamarla la Malcontenta. Hace pocos años, los actuales propietarios del hotel compraron esta antigua masía, en ella llevaron a cabo una profunda rehabilitación tras lo que la decoraron con un estilo

63


•

64

Sal y pimienta Magazine •


La Malcontenta •

depurado, creando el lugar en el que seguramente a la exigente Malcontenta le hubiera gustado vivir. Idearon numerosos espacios, con el color blanco como protagonista, en los que se fusionan diferentes estilos y materiales. Además consiguieron que todas las estancias rebosaran luminosidad y que la atmósfera llamara a la relajación y a la placidez. Las habitaciones están dispersas por diferentes puntos de la casa. En la planta baja, junto a la mayoría de espacios comunes como el bar o la antigua biblioteca acristalada, se ubican dos suites abovedadas que disponen de terraza privada. Pero es en la segunda planta y en la torre donde se encuentran el resto de las suites con magníficas vistas a los extensos campos que circundan la casa. 65


•

66

Sal y pimienta Magazine •


La Malcontenta •

67


Entre la masía y la gran piscina de caprichosas formas se ubican, cobijados por los pinos, varios bungalows que ofrecen mayor independencia e intimidad. Junto a la casa se levanta un palacete acristalado donde está emplazado el restaurante que elabora cocina creativa mediterránea y algunas especialidades empordanesas, como los excelentes guisantes de Calonge con espardeñas. Además, todo el pescado que llega hasta su cocina proviene de la cercana lonja de Palamós, lo que garantiza su frescura y calidad. De sus fogones y de la mano del chef Lluís Planas, surgen deliciosos platos como los filetes de berenjena con queso de cabra, ricotta y jamón o su reconocido solomillo de ternera. Pero de entre todos ellos, destaca el bacalao confitado con all i oli de peras y mermelada de tomate, que no ha desaparacido de su carta desde que abriera el restaurante, y es que siempre hay quienes se acercan a la Malcontenta sólo para poder degustarlo.

En los alrededores... Playa de Castell Muy cerca del hotel se encuentra esta cala rodeada de una gran pineda y que es una de las pocas playas vírgenes que quedan en el litoral de Gerona. Además en uno de sus extremos se han encontrado recientemente restos de un poblado ibérico que puede visitarse. Calella de Palafrugell Éste es uno de los pueblos más pintorescos de toda la Costa Brava. En su paseo marítimo se conservan las casas de los antiguos pescadores que originariamente se asentaron en la cala. En sus playas repletas de pequeñas barcas se celebra la popular Cantada de Habaneras cada primer sábado del mes de julio.

LA MALCONTENTA www.lamalcontentahotel.com Tel. 972 312 330 Paraje de Torre Mirona Playa de Castell, 12.

68


La Malcontenta •


Sal y pimienta Magazine •

Aquellos momentos... estos recuerdos.

Recuerdo aquellos domingos por la mañana en los que mi madre nos levantaba a mi hermana y a mi para ir “al terreno”, y cargados de bolsas nos subíamos al coche: un por entonces un moderno SEAT 131 Supermirafiori de color naranja. Nuestro terreno no era más que una agradable parcela en la que mis padres, mis tíos y mis abuelos, plantaban patatas, garbanzos y todo lo era capaz de crecer en aquella tierra no demasiado fértil. Después de recorrer una sinuosa carretera, plagada de ciclistas tempraneros, llegábamos a nuestro destino. Como siempre, ya nos esperaban allí los más madrugadores, mí tía Maruja y mi tío Rogelio, que además de ser los primeros en llegar habían tenido tiempo de ir a recoger a mis abuelos y de encender la hoguera. En ella se preparaba el café, se calentaba la leche y se tostaba el pan con aroma a leña, que a esas horas de la mañana nos sabía delicioso. Los niños nos pasábamos el resto del día corriendo entre las tomateras y jugando a trabajar en el huerto, porque a duras penas podíamos levantar la azada. Mientras tanto, los mayores se dedicaban a plantar, regar, quitar malas hierbas y a recoger todo lo que ya estuviera maduro. Mucho trabajo para el fin de semana, pero lo que crecía en aquel pedazo de tierra nos sabía a gloria. Al llegar la esperada hora de la comida, se montaba una gran mesa improvisada con unas maderas y en ella se iban colocando las fiambreras, la ensalada, la tortilla de patatas, la ensaladilla rusa, la botella de vino… Mientras, en las brasas que alguien se había encargado de mantener vivas a lo largo de la mañana, se asaba carne de cordero, morcilla y sabrosa chistorra. Recuerdo también los días fríos, en los que se cocinaban a fuego lento unos suculentos potajes que nos hacían entrar en calor y disfrutar más aún de aquellos días tan especiales.

Cuéntanos tu experiencia y envíanos tu foto, publicaremos los recuerdos más evocadores y entrañables. Escríbenos a revista@salypimientamagazine.com

70


Tabla

Nuestras recetas están calculadas para 4 personas, salvo en el caso de las tartas y en los que se indique un número diferente de comensales.

de equivalencias Temperaturas de horno

Cº Celsius Fº Farenheit Nº Gas 110 . . . . . . . . . . . . . 225. . . . . . . . . . . 1/4 130 . . . . . . . . . . . . . 250. . . . . . . . . . . 1/2 140 . . . . . . . . . . . . . 275. . . . . . . . . . . . 1 150 . . . . . . . . . . . . . 300. . . . . . . . . . . . 2 160 . . . . . . . . . . . . . 325. . . . . . . . . . . . 3 170 . . . . . . . . . . . . . 350. . . . . . . . . . . . 4 180 . . . . . . . . . . . . . 375. . . . . . . . . . . . 5 200 . . . . . . . . . . . . . 400. . . . . . . . . . . . 6 220 . . . . . . . . . . . . . 425. . . . . . . . . . . . 7 230 . . . . . . . . . . . . . 450. . . . . . . . . . . . 8

1 taza de azúcar . . . . . . . . . . 200g 1 taza de harina. . . . . . . . . . . 120g 1 taza de arroz. . . . . . . . . . . . 150g 1 taza de líquido. . . . . . . . . . 250 ml Dependiendo de los paises pueden existir pequeñas diferencias en las medidas que no llegan a afectar a las recetas.

1 cucharadita de café . . . . . . 1 cucharadita de postre. . . . . 1 cucharada. . . . . . . . . . . . . . 1 taza. . . . . . . . . . . . . . . . . . .

1 onza. . . . . . . . . . 28g 1 libra . . . . . . . . . . 450g 1 pinta. . . . . . . . . . 568 ml

teaspoon. . . . . . . . . . . . 5ml dessertspoon . . . . . . . 10 ml tablespoon. . . . . . . . . 15 ml 16 cucharadas. . . . . . 240ml

71


Índice

de recetas

Ajoblanco . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Ajo colorado . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Albaricoques braseados. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Albaricoques en almibar. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Arroz con calamares, guisantes y salchichas. . . . . . . . . . . . . . . . . Berenjenas rebozadas con miel. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Borret . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Calamares encebollados . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Cóctel de albaricoques . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Chuletas adobadas con mermelada de albaricoque y naranja. . . Ensalada de espinacas y patatas con salsa de naranja. . . . . . . . . . Ensalada de puerro, setas y fresas. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Ensalada de rúcula con queso, jamón y tomates secos. . . . . . . . . Ensalada de salmón, naranjas y apio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Flores. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Garbanzos con crema de coco y curri. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Gazpacho de Montanchez . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Milhojas de berenjenas, piquillos y queso de cabra . . . . . . . . . . . Porra antequerana. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Salmorejo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Sardinas escabechadas con cítricos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Tajine de cordero y albaricoques . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Tarta de limón y frambuesas. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Tarta de sardinas y rebozuelos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Tarta tatín de albaricoques. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Trifle de frambuesas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Recapte (arroz caldoso con col y judías blancas). . . . . . . . . . . . . .

72

21 21 41 41 12 10 40 12 40 40 29 24 29 29 44 42 20 10 21 21 11 40 13 11 41 13 58


La Malcontenta •

Próximo número... en otoño. 73

Verano Sal y Pimienta Magazine  

Revista de gastronomía: recetas, vinos, productos, hoteles, viajes, experiencias y más

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you